Museo Etnológico de Herreruela.

Apuntes sobre el herreruelo en la Tratadística Matemática, en tiempos de Felipe II: El Libro de geometría, práctica y traça el qual lo tocante al oficio del sastre..., por Juan de Alcega (1580).

Autor: Antonio Camacho Rodríguez.

Xilografía con el retrato de Juan de Alcega.

RESUMEN: Este artículo es un intento de clarificar el concepto de “el herreruelo” o “el ferreruelo”, que tiene muchas connotaciones semánticas en diversas ciencias que van desde la zoología hasta la genealogía y la heráldica. Como prenda o vestidura que identifica socialmente a los estamentos del Siglo de Oro, desde nobles, pobres, abades y pícaros a los Austrias, se hace un recorrido de su presencia en la Literatura Española. Como apellido se intenta hacer un recorrido histórico de algunos personajes y su presencia en los Reinos de España y de Ultramar. Y se hace un recorrido de la presencia en los Manuscritos de la Biblioteca Nacional de la heráldica de la familia Herrezuelo, Ferrezuelo o Ferregüelo.

 

ABSTRACT: This article is an attempt to clarify the concept of "el herreruelo” or "el ferreruelo", which has many semantic connotations in different sciences, ranging from zoology to the genealogy and Heraldry. As a garment or clothing; that identifies socially the estates of the “Siglo de Oro”, from nobles, poor, “abates” and “pícaros” to the Hapsburgs, we make a tour of his presence in the Spanish literature. As a surname tries to make a historical tour of some of the characters and their presence in the kingdoms of Spain and overseas. And we have a tour of the presence in the manuscripts of the National Library of Heraldry about the family Herrezuelo, Ferrezuelo, or Ferregüelo.

 

RÉSUMÉ: Cet article est un essai d’éclaicir le concept de “el herreruelo” ou “el ferreruelo”, qui a de diverses  connotations sémantiques dans les différentes sciences qui peuvent aller de la Zoologie jusqu’à la Généalogie et l’Héraldique. En tant que vêtement, ce terme qui revient  dans la littérature espagnole tout au long du Siècle d’Or jusqu’à l’arrivée des Austrias,  identifie les différentes classes sociales, aussi bien la noblesse, que le peuple, le clergé, les coquins… En tant que nom de famille on essaye de faire un parcours historique de quelques personnages ainsi que de leur présence dans les Royaumes d’Espagne et d’Outremer.

On fait aussi un parcours de la présence de la famille Herrezuelo, Ferrezuelo ou Ferregüelo à travers les manuscrits de l’héraldique de cette famille dans les Manuscrits de la Biblioteca Nacional.

 

RESUMO: Este artigo é uma tentativa de esclarecer o conceito de "el herreruelo" ou "el ferreruelo", que tem muitas conotações semânticas em diferentes ciências que variam de zoologia para a genealogia e Heráldica.Como peça de vestuário ou roupa que identifica o estratos sociais do “Siglo de Oro”, de nobres, pobres, “abates” e “pícaros” para os Habsburgos, temos um tour de sua presença na literatura espanhola. Como sobrenome tentou fazer um passeio histórico de alguns personagens e sua presença nos Reinos de Espanha e no exterior. E nós estudamos a presença nos Manuscritos da Biblioteca Nacional de Heráldica de Herrezuelo, Ferrezuelo ou familiar Ferregüelo.

 

RIASSUNTO: Questo articolo è un tentativo di chiarire il concetto di “el herreruelo” o “el ferreruelo”, che ha molte connotazioni semantiche in diverse discipline, che spaziano dalla Zoologia alla Genealogia e all’Araldica. Come indumento o abito che identifica socialmente le istituzioni del “Siglo de Oro”, dai nobili, poveri, abati e canaglie fino alla dinastia asburgica, si fa un percorso della sua presenza nella Letteratura Spagnola. Come cognome, si cerca di fare un percorso storico di alcuni personaggi e della loro presenza nei Regni de Spagna e di Oltremare. E si fa un percorso della sua presenza nei Manoscritti della Biblioteca Nazionale dell’Araldica della famiglia Herrezuelo, Ferrezuelo o Ferregüelo.

E

n tiempos de Felipe II, 1580, se publica la obra impresa, Libro de geometría, práctica y traça el qual trata de lo tocante al oficio del sastre, para saber pedir el paño, seda o otra tela que será menester para mucho género de vestidos, así de hombres como de mujeres: y para saber cómo se han de cortar los tales vestidos: con otros muchos secretos y curiosidades, tocantes a este Arte, por Juan de Alcega[1].

Esta obra se la dedica a un teólogo llamado Peralta y confirmada por Hernán Gutiérrez, sastre de la princesa de Portugal, y Juan López de Burgette, sastre del duque de Alba, quienes el 21 de agosto de 1579 recomiendan que se le de licencia para publicarlo. Felipe II otorgó la licencia el 13 de septiembre de 1579, y el libro se imprimió en Madrid en 1580. En un tiempo en que comienzan a proliferar este tipo de tratados profesionales[2];  hasta el punto de que el humanista valenciano Juan Luis Vives, considera la sastrería uno de los principales saberes que ha de difundirse entre la sociedad y la compara con otras artes manuales como la cocina, la construcción, la agricultura o la navegación, en un momento en que sus maestros empiezan a considerarse artistas y no artesanos.

LA PERSONA.

Hijo de Juan de Alcega, general de la flota de Indias y de los Mares del Sur, capitán de Tierra y Mar y caballero de la Orden de Santiago (1566)[3]. Nació en Fuenterrabía en 1523  y muere en 1573). Su madre fue Catalina Alquiza. Pertenece a una dinastía de generales y almirantes de flotas navales y mercantes, Pedro (tío Almirante), Diego (tío Almirante de Indias), Juan (primo Almirante), y Cristóbal, así su abuelo fue general en la Armada de Isabel la Católica[4].

https://1.bp.blogspot.com/-vlDKGTY_M8E/WnRXDYlB-5I/AAAAAAAAHPo/BggdmH-aGt05KxOpHnLEfM3-KzcZ37aZACLcBGAs/s200/Juan%2Bde%2BALCEGA_escudo.jpg

Escudo de la familia Alcega.

Su padre empezó a dedicarse al comercio desde joven, debido a sus conocimientos en matemáticas, astronomía y náutica. En 1554 trasladó a Felipe II a Londres, para casarse con María Tudor; posteriormente se le nombra lugarteniente del capitán general del señorío de Vizcaya, Juan de Acuña. Actuó en los desembarcos de tropas de la defensa de Bayona. Su carrera se cerró entre dos grandes hitos de la Flota hispana: la batalla de Lepanto y el principio de la decadencia oceánica con la pérdida de la Armada Invencible[5].

El 2 de enero de 1572, los licenciados Martín Pérez, Juan de Iparraguirre, Juan de Benito y Miguel de Leguía, le describen como:

«... persona de mucha cristiandad y gobierno, y que en cualquiera ocasión de importancia que Su Majestad se sirviese dél, tendrá séquito de personas de mar y de tierra para servirle, por la buena opinión en que le tienen todos en general y en particular en la dicha provincia de Guipúzcoa»[6].

 

En 1573, su madre Catalina se lamenta al Consejo de Guerra que por los servicios de su difunto marido y de su hijo Diego las arcas reales le dieron de pensión 8 ducados mensuales, pero las pagas se demoraban demasiado[7].

SU OBRA.

A su obra se la considera como el primer tratado humanista de sastrería, donde los patrones de moda pasan a ser los protagonistas a través de su objeto de estudio a través de la Aritmética y la Geometría. Se considera una clara aplicación de las matemáticas a la práctica artesanal textil, donde se combina la idea abstracta con la praxis, traducida a lengua vernácula.

Su obra será muy criticada porque se enfrentó a una estructura nacional gremial cerrada, donde la práctica artesanal y el oficio hereditario se consideraban un secreto muy bien guardado, y donde varía según los talleres situados en el ámbito geográfico nacional.

El libro se divide en tres apartados: las cartas, el prólogo y el manual de sastrería propiamente dicho. Entre las cartas se incluye la correspondiente a la valoración acerca de la calidad del libro por los examinadores Hernán Gutiérrez, sastre de la princesa de Portugal, y Juan López de Burgette, sastre del duque de Alba.

Tales sastres tenían un nivel cultural y estamental muy inferior al del hidalgo Juan de Alcega, ya que no saben ni leer ni escribir. Sin embargo, su cercanía a los círculos de poder de palacio y su acreditada experiencia no les impide reconocer la utilidad del libro tanto para los oficiales y aprendices de sastrería en el ejercicio y práctica de la profesión, así como para cualquier otra persona que se quisiera confeccionar su propia ropa, siendo también sus patrones muy útiles para ahorrar género[8], en un periodo en que hay una inflación económica como nunca hasta la fecha.

La obra se estructura en tres partes. La primera parte se dedica al origen de la vara como medida, e incluye cálculos aritméticos, sobre esta medida. Su origen el grano hasta llegar al pie romano, aplicándose submúltiplos, así cuatro granos forman un dedo; cuatro dedos, un palmo y cuatro palmos constituyen un pie, que equivale a la sexta parte del cuerpo humano.

Los Reyes castellanos legislarán a través de fueros y pragmáticas, ante la diversidad de medidas en los distintos reinos, unificarán en Castilla la vara, cambiando de modelos, según transcurra el tiempo:

 

AÑO

MONARCA

MEDIDA

1261

Alfonso X

vara de Toledo

1348

Alfonso XI

vara de Burgos

1435

Juan II

vara de Toledo

1496

Reyes Católicos

vara de Toledo

1568

Felipe II

vara de Burgos

 

La unidad usada será la vara, de origen castellano, que tiene sus divisores sobre la base 12. El sistema duodecimal fue usado por aritméticos y comerciantes para obtener un cálculo rápido y fácil de fraccionar: media (lat. media), tercia (lat. tertiam), cuarta (lat. quarta), sexma (de seximus, analógico de septimus), ochava (lat. octava) y dozavo (derivado de doce).

Y esta bara castellana está dividida en dozavo, y ochava,  sesma, y quarta, y tercia y media bara, porque todos estos números d’esta bara son números perfetos acerca de la dicha bara, porque en los dichos números se halla mitad y tercia entera, y en algunos mitad y quarta parte entera[9].

 

Medio, media. Lo que contiene la mitad de alguna cosa, como medio real, media cebolla, etc. Lat. Medius, a, um. Dimidius.

Tercia. Una de tres partes en cualquier cosa, aunque por lo regular se entiende sólo en la medida por la tercera parte de una vara. Lat. Tertia pars in mensura.

Quarta. Una parte de cuatro en que se divide cualquier cosa. Regularmente se entiende por la cuarta parte de una vara en la medida, y de una onza en el peso. Lat. Quarta pars.

Sesma. La sexta parte de cualquier cosa. Tómase regularmente por la de la vara. Lat. Sexta pars, maxime ulna.

Ochava. La octava parte de la onza y de la vara, y también lo era en algunas monedas antiguas. Lat. Octava pars unciae vel mensura.

Dozavo, va. Cualquiera de las doce partes en que se divide un número u otra cosa. Úsase absolutamente en la terminación másculina, pero en la femenina es por lo regular diciendo la dozava parte”[10].

 

La segunda parte incluyen 135 patrones de varias prendas o trajes, vestidos para hombre, mujer, clérigos, comendadores de órdenes militares, y trajes para justas y juegos de cañas y hasta banderas de guerra. Las trazas de sus dibujos se centran en: jubones de hombre y mujer de seda, diferentes modelos de capas solas o a juego con sayos. Anteriormente, la saya se caracterizaba por ser traje entero compuesto por el cuerpo y la falda. En la segunda mitad del siglo XVI, la saya al estilo cortesano se forma de dos piezas independientes hechas de la misma tela que Alcega llama sayuelo o cuera de la saya[11], y ropillas, mantos, herreruelo con ropilla, ropillas, ropas, sayos, monjiles (prenda de vestir femenina muy semejante al hábito, de moda en la segunda mitad del siglo XVI)[12] y banderas de guerra[13].

Alcega propone en su obra un método para cortar patrones, dado el precio de las sedas y los paños que eran muy caros, y así obtener el mayor ahorro de tejido posible. Las piezas de patrón de su obra aparecen como pequeños diagramas dibujados manualmente, más o menos a escala, con muy pocas medidas y basadas en la vara castellana (88,32 cm).

Destacamos los párrafos dedicados por Juan de Alcega en su obra al herreruelo:

HERRERUELO Y ROPILLA DE PAÑO. bbbo / bb /.  [3 varas y ochava y 2 varas]

Para cortar este herreruelo y ropilla de paño, se advertirá que la delantera está doblada sobre la trasera, y demás de los largos del herreruelo, sale por el lomo del paño la espalda de la ropilla y el collar del herreruelo, y por las orillas salen las mangas y faldamentos delanteros, y en los medios salen los quartos delanteros de la ropilla, y en las despuntaduras salen las camas con unas pieças; y estas depuntaduras no están figuradas en esta traça por causa de que el herreruelo está doblado. Lleva de largo este herreruelo una bara, y entra de paño en este vestido tres baras y una ochava, y del paño que queda en los medios se echará ribete en la ropilla, y el herreruelo yrá repulgado. Las mangas d'este vestido van pelo arriba, y todo lo demás pelo abaxo, como en esta traça está figurado[14].

HERRERUELO Y ROPILLA DE PAÑO. bbbQ / bb / . [3 varas y cuarta y 2 varas]

Para cortar este herreruelo y ropilla de paño, se entenderá que está la delantera del herreruelo doblada sobre la trasera, y demás de los largos del herreruelo, sale por el lomo del paño la espalda y faldamentos delanteros, y por las orillas salen los quartos delanteros y mangas, y en los medios salen las camas con unas pieças; y del paño que sobra en los medios y de las despuntaduras del herreruelo se echará el ribete en la ropilla y lo demás necessario. El herreruelo yrá repulgado por esta traça, lo qual va todo pelo abaxo. Las camas llevan unas pieças pequeñas; las despuntaduras d'este herreruelo no están aquí figuradas por causa que el herreruelo está doblado[15].

HERRERUELO Y ROPILLA DE PAÑO. bbbQQQ / bb / . [3 varas y 3 cuartos / 2 varas]

Para cortar este herreruelo y ropilla, se entenderá que la delantera del herreruelo está doblada sobre la trasera, y demás de los largos del herreruelo, sale por el lomo del paño la espalda y quartos delanteros de la ropilla, y por las orillas salen las camas del herreruelo y mangas de ropilla, y en el medio salen faldamentos delanteros y recado necessario para este vestido. El herreruelo yrá repulgado, y la ropilla con ribete, por esta traça[16].

HERRERUELO Y SAYO DE PAÑO. bbbt / bb /.  [3 varas y 1 tercia / 2 varas]

Para cortar este herreruelo y sayo de paño de tres baras y tercia, se cortará del lomo del paño el herreruelo y mangas y las camas que lleva en este herreruelo y de las orillas salen los faldamentos traseros y delanteros y la espalda del sayo, y en el medio salen los quartos delanteros y los demás recados a este vestido necessarios. Hase de advertir que está la delantera del herreruelo doblado sobre la trasera, y puede este vestido salir cumplidamente d'este paño[17].

HERRERUELO DE SEDA. SV / tt. / [1 baras menos sesma /  2 tercias]

Para cortar este herreruelo de seda, será necessario doblar la tela a lo ancho, poniendo la mitad de las baras sobre la otra mitad; y de la parte de nuestra mano izquierda se cortará el herreruelo, y después se desdoblará la seda que sobra y se cortarán las camas enteras sin pieça alguna; y en el medio sobra el cabeçón d'este herreruelo y todo adereço, y si le quisieren echar una pieça en una cama, le pueden echar más largo, por esta traça[18].

HERRERUELO DE SEDA. Vtt / tt /. [7 varas / 2 tercias]

Para cortar este herreruelo de seda, se doblará la tela a lo ancho, poniendo la mitad de las baras sobre la otra mitad, y de quatro baras se cortará el herreruelo, y la seda que sobra se desdoblará a una hoja, y cortarse han las camas cada una de por sí, y assí llevará la una cama una pieça y la otra cama yrá entera; y en los medios d'esta seda ay cabeçón y el demás adereço para este herreruelo[19].

HERRERUELO DE SEDA A UNA HOJA. SV / tt /. [Vara por menos de sesma / 2 tercias]

Para cortar este herreruelo de seda, será necessario poner la seda a lo ancho, de suerte que esté senzilla, y cortar todo el herreruelo senzillo, cortando de nuestra mano izquierda la mitad del herreruelo; y luego se cortará la otra mitad, poniendo los ruedos de los medios herreruelos juntos, y de la seda que resta se cortarán las camas a una hoja, sacando la una cama entera y la otra con una pieça pequeña, la qual yrá en la cama del lado izquierdo; y en el medio sale cabeçón y lo necessario para este herreruelo. Hase de advertir que si este herreruelo fuesse de damasco, yría a pospelo y se cortará de otra manera, trocando la seda y poniéndolo a pelo y labor y doblado, y llevará en las dos camas un poco de pieça, cortándole a seda doblada, como dicho tengo. Entran en este herreruelo cinco baras menos sesma de seda, y lleva de largo una bara menos un dozavo, y está todo el dicho herreruelo senzillo, el qual después que esté cortado se doblará[20].

HERRERUELO DE SEDA POR OTRA TRAÇA. Vtt / tt /. [7 varas / 2 tercias]

Para cortar este herreruelo de seda, será necessario poner la tela a lo ancho y senzilla, y de la parte de nuestra mano izquierda se cortará la mitad del herreruelo, y luego se cortará la otra mitad, poniendo los ruedos juntos, como está figurado; y de la seda que resta se cortarán las camas cada una de por sí, echando en la una cama una pieça pequeña, y ha de ser la pieça en la cama del lado izquierdo; y en los medios salen la pieça que lleva la cama, y el cabeçón sale de dos medios y queda adereço de dobladillos y lo necessario para este herreruelo. Hase de advertir que si este herreruelo fuesse de damasco, no yría a pelo ni labor, y siendo de otra tela sale bien, porque lleva una pieça pequeña en la una cama. Y si de otra manera se cortasse, llevaría pieça en las dos camas. Lleva de largo este herreruelo una bara, y entra de seda en él cinco baras y dos tercias, como arriba está figurado[21].

HERRERUELO DE SEDA. Vbb / tt /. [7 varas / 2 tercias]

Para cortar este herreruelo de seda, es necessario doblar la tela a lo ancho, poniendo la mitad de las baras sobre la otra mitad; y de la parte de nuestra mano izquierda se cortará el herreruelo, y luego se cortarán las camas con unas pieças. El cabeçón va al hilo, y el que le quisiere al través podrá sacar d'esta seda a una hoja una sesma; y en los medios ay recado para este herreruelo, el qual lleva de largo bara y ochava, y entran en él siete baras de seda y las camas llevan unas pieças. Hase de advertir que en estos herreruelos de seda se cortarán las camas cumplidas, porque es mejor acortar un poco las camas[22].

HERRERUELO DE SEDA. VbbbQQQ /tt /. [7 varas / 3 tercias]

Para cortar este herreruelo de seda, se doblará la tela a lo ancho poniendo la mitad de las baras sobre la otra mitad, y de la parte de nuestra mano izquierda se cortará el herreruelo, y de la seda que resta se cortarán las camas con unas pieças pequeñas que llevan, y en los medios sale cabeçón y el demás recado necessario para este herreruelo. Entran de seda en este herreruelo ocho baras y tres quartas, y de largo lleva una bara y quarta. Las pieças de las camas salen en la parte de nuestra mano derecha donde están figuradas. El aforro del cabeçón será de otra cosa. Y si este herreruelo fuere de damasco, se trocará la seda y se pondrá a pelo y labor[23].

HERRERUELO DE PAÑO. bbb /bb /. [3 varas / 2 varas]

Para cortar este herreruelo de tres baras y que tenga bara y quarta de largo, se ha de entender que la delantera del herreruelo está doblada sobre la trasera, y demás de los largos del herreruelo, sale por el lomo del paño el collar, y por las orillas salen las camas con unas pieças y sobrepieças. Las pieças grandes salen junto a las camas principales, y las sobrepieças salen de las despuntaduras de la delantera d'este herreruelo, y en el lomo del paño a la parte de nuestra mano derecha queda un pedaço de paño de que se cumplirá este herreruelo de recado. Y si quisieren aforrar el cabeçón d'este herreruelo, del mismo paño se podrá aforrar, pues ay recado para todo, como parece figurado por la presente traça d'este herreruelo. Puede este herreruelo hazerse más largo, y llevará las pieças mayores, y el paño ha de tener dos baras de anchura, como está figurado. Entra de paño en este herreruelo os largos de trasera y delantera, y más media bara, que es por todo tres baras, por manera que el herreruelo lleva de largo bara y quarta, y por esta razón entra en el cuerpo del herreruelo dos baras y media[24].

HERRERUELO DE PAÑO. bbbm / bb /. [3 varas y media / 2 varas]

Para cortar este herreruelo de paño, se advertirá que la delantera está doblada sobre la trasera, y demás de los largos del herreruelo, sale del lomo del paño unas pieças que llevan las camas, y de la parte de las orillas salen las camas principales, y en el cabo del paño por el través sale el cabeçón, y queda en los medios lo necessario para cumplir este herreruelo. También se puede cortar este herreruelo un poco más largo, a trueque que lleve las pieças mayores, y la costura que lleva en la cama yrá en medio de la misma cama, si se corta más largo de como aquí está señalado; y las puntas que llevan las pieças serán mayores. Hase de advertir que las camas se han de cortar cumplidas, de manera que antes aya que cortar d'ellas que no del cuerpo del herreruelo, que ay muchos que por cortar las camas cortas suelen después cortar el herreruelo o manteo. Entra de paño en este herreruelo los largos de trasera y delantera, y más cinco sesmas, que es por todo tres baras y media, como parece figurado[25].

HERRERUELO DE PAÑO. bbbbt / bb /. [4 varas y tercia / 2 varas]

Para cortar este herreruelo de quatro baras y una tercia de paño, y que el paño tenga dos baras de anchura, se entenderá que la delantera del herreruelo está doblada sobre la trasera, y demás de los largos del herreruelo, salen por el lomo del paño unas pieças que llevan las camas y el collar del herreruelo, y por las orillas salen las camas por esta traça. Hase de advertir que el paño de que se ha de hazer este herreruelo ha de tener dos baras de anchura. Podrase aforrar el collar con el mismo paño, si lo quisieren[26].

BALANDRAN DE PAÑO. Vtt / Btt. [5 varas y dos tercias y 1 vara y 2 tercias]

Para cortar este balandran  de paño, se ha de entender que la delantera del herreruelo está doblada sobre la trasera, y demás de los largos del herreruelo sale por el lomo la capilla, y los quartos delanteros, y unos cuchillos que llevan los dichos quartos delanteros, y de la parte de las orillas salen las camas enteras. Ha se de advertir, que los quatros delanteros se han de pegar en el herreruelo por los ombros y costados, y el herreruelo queda del mismo largor que los quartos delanteros, y algunos dejan el herreruelo más corto por los lados, que loa quartos; lo qual se hará a la voluntad del dueño para quien huviere de ser el dicho balandrán: y de opinión de muchos es, que vaya el herreruelo, y los quartos delanteros de una misma largura, como está figurado por esta traça. Lleva de largo este balandrán bara y tercia[27].

La tercera parte son tablas ilustrativas sobre medidas aplicados a los modelos anteriores de ropa, en las que se explican cómo usar las tablas para reducir anchos y largos de las telas que forman los vestidos. Se especifica las cantidades de tela necesarias para realizar cada uno de los trajes, entre ellos el herreruelo, mediante unas tablas que combinan tres posibles largos del traje por 14 posibles anchos de las telas que podrían usarse[28].

Tabla de Herreruelos y manteos de clérigos[29].

Tabla de Herreruelos y manteos de clérigos[30].

Tabla de Herreruelos y manteos de clérigos[31].

Tablas de Herreruelos y ropillas[32].

Tabla de herreruelos y sayos[33] .

El definitiva, el autor de este tratado práctico sobre sastrería es pionero es catalizar el cambio de mentalidad en una época en que ya no se trata de preservar los secretos de un oficio de rancia raigambre sino de incorporar lo experimental al mundo científico y artístico, codificándose los saberes existentes tradicionales en provecho de la mejora en la calidad de la enseñanza y aprendizaje de quienes pretendían llegar a ser maestros de sastre.

No obstante, los sastres no detallan a lo largo de sus discurso los pasos a seguir para realizar un patrón, es decir, por donde se empieza a tirar las líneas y cómo se suceden unas a otras, entre otras cosas porque no se trata de auténticos geómetras[34]. En todo caso, tratados como el que nos ocupa vienen a poner de relieve la importancia de los métodos de representación gráfica en la enseñanza y aprendizaje de la sastrería en la España Moderna, constituyendo documentos de capital importancia para el conocimiento del proceso artesanal en pleno Siglo de Oro español.

 

Bibliografía.

ALCEGA, JUAN DE.: Libro de geometría, práctica y traça el qual lo tocante al oficio del sastre..., Madrid, Casa de Guillermo Drovy, 1589.

ÁLVARO OCARIZ, José Andrés.: “Presencia vasca en la Armada Española”, Revista de Historia Naval, Instituto de Historia y de cultura naval armada española, 2016, nº 135, p. 30.

http://vascongados.blogspot.com.es/2015/01/juan-de-alcega.html

https://hidalgosenlahistoria.blogspot.com.es/2018/02/juan-de-alcega-matematico-y-sastre.html

https://revistadehistoria.es/el-vestido-y-la-industria-textil-el-gremio-de-los-sastres-en-el-siglo-xvi/

https://www.wdl.org/es/item/7333/

PUERTA ESCRIBANO, Ruth de la.: “Los tratados del Arte del vestido en la España Moderna”, Archivo Español de Arte, 74/293 (2001), pp. 45-65.

SÁNCHEZ MARTÍN, Francisco Javier SÁNCHEZ ORENSE, Marta.: “La metrología en el primer tratado de sastrería español del Siglo XVI: cuestiones terminológicas sobre la voz vara”, Sintagma 23 (2011), pp. 78-79.

SÁNCHEZ ORENSE, Marta.: ”Particularidades del léxico de la moda renacentista: dificultades en su análisis”, Cuadernos del Instituto Historia de la Lengua, 1(2008), p. 69.


________________________________________________________________

[1] ALCEGA, JUAN DE.: Libro de geometría, práctica y traça el qual lo tocante al oficio del sastre..., Madrid, imprenta de Guillermo Drovy, 1589.

[2] Como el de Diego de Freyle: Geometría y trazas para el oficio del sastre (1588), dirigido al conde de Orgaz. Ver “El vestido y la industria textil: El gremio de los sastres en el siglo XVI”, Revista de Historia Digital, 2015, https://revistadehistoria.es/el-vestido-y-la-industria-textil-el-gremio-de-los-sastres-en-el-siglo-xvi/

[3] AJN. OM. Caballeros de Santiago, exp. 247.

[6] ÁLVARO OCARIZ, José Andrés.: Presencia vasca en la Armada Española, en Revista de Historia Naval, Instituto de Historia y de cultura naval  armada española, 2016, nº 135, p. 30.

[7] Archivo General de Simancas, Guerra y Marina, leg. 508, exp. 32.

[8] RUTH DE LA PUERTA ESCRIBANO: “Los tratados del Arte del vestido en la España Moderna”, Archivo Español de Arte, 74/293 (2001), pp. 45-65.

[9] Ídem., fol. IV r.

[10] SÁNCHEZ MARTÍN, Francisco Javier SÁNCHEZ ORENSE, Marta.: “La metrología en el primer tratado de sastrería español del Siglo XVI: cuestiones terminológicas sobre la voz vara”; Sintagma 23, pp. 78-79.

[11] SÁNCHEZ ORENSE, Marta.: ”Particularidades del léxico de la moda renacentista: dificultades en su análisis”, Cuadernos del Instituto Historia de la Lengua (2008), 1, p. 69.

[12] Idem., p. 72.

[13] PUERTA ESCRIBANO, Ruth de la.: “Los tratados del Arte del vestido en la España Moderna”, Archivo Español de Arte, 74/293 (2001), p. 49.

[14] ALCEGA, JUAN DE.: Op. cit., fol. 28 v.

[15] ALCEGA, JUAN DE.: Op. cit., fol. 29 r.

[16] ALCEGA, JUAN DE.: Op. cit., fol. 29 v.

[17] Ídem, fol. 31 r.

[18] Ídem, fol. 32 v.

[19] Ídem fol. 33 r.

[20] Ídem, fol. 33 v.

[21] Ídem, fol. 34 r.

[22] Ídem, fol. 34 v.

[23] Ídem, fol. 35 r.

[24] Ídem, fol. 35 v.

[25] Ídem, fol. 36 r.

[26] Ídem, fol. 36 v.

[27] Ídem, fol. 54 r.

[29] Ídem, fol. 79 r.

[30] Ídem, fol. 79 v.

[31] Idem, fol. 80 r.

[32] Ídem, fol. 83 v.

[33] Ídem, fol. 84 r.

[34] Cuando Juan de Alcega explica cómo realizar una bandera de tafetán utiliza la palabra dibujarán: debuxaran encima cualquier obra que quisieren. Ídem, fol. 76.