Museo Etnológico de Herreruela.

Apuntes semánticos sobre el término herreruelo o Ferrezuelo: Introducción semántica y presencia del término en los tratados ecuestres.

Autor: Antonio Camacho Rodríguez.

 

RESUMEN: Este artículo es un intento de clarificar el concepto de “el herreruelo” o “el ferreruelo”, que tiene muchas connotaciones semánticas en diversas ciencias que van desde la Zoología hasta la Genealogía y la Heráldica. Como prenda o vestidura que identifica socialmente a los estamentos del Siglo de Oro, desde nobles, pobres, abades y pícaros a los Austrias, se hace un recorrido de su presencia en la Literatura Española. Como apellido se intenta hacer un recorrido histórico de algunos personajes y su presencia en los Reinos de España y de Ultramar. Y se hace un recorrido de la presencia en los Manuscritos de la Biblioteca Nacional de la Heráldica de la familia Herrezuelo, Ferrezuelo o Ferregüelo.

ABSTRACT: This article is an attempt to clarify the concept of "el herreruelo” or "el ferreruelo", which has many semantic connotations in different sciences, ranging from zoology to the genealogy and Heraldry. As a garment or clothing; that identifies socially the estates of the “Siglo de Oro”, from nobles, poor, “abates” and “pícaros” to the Hapsburgs, we make a tour of his presence in the Spanish literature. As a surname tries to make a historical tour of some of the characters and their presence in the kingdoms of Spain and overseas. And we have a tour of the presence in the manuscripts of the National Library of Heraldry about the family Herrezuelo, Ferrezuelo, or Ferregüelo.

RÉSUMÉ: Cet article est un essai d’éclaicir le concept de “el herreruelo” ou “el ferreruelo”, qui a de diverses  connotations sémantiques dans les différentes sciences qui peuvent aller de la Zoologie jusqu’à la Généalogie et l’Héraldique. En tant que vêtement, ce terme qui revient  dans la littérature espagnole tout au long du Siècle d’Or jusqu’à l’arrivée des Austrias,  identifie les différentes classes sociales, aussi bien la noblesse, que le peuple, le clergé, les coquins… En tant que nom de famille on essaye de faire un parcours historique de quelques personnages ainsi que de leur présence dans les Royaumes d’Espagne et d’Outremer.
On fait aussi un parcours de la présence de la famille Herrezuelo, Ferrezuelo ou Ferregüelo à travers les manuscrits de l’héraldique de cette famille dans les Manuscrits de la Biblioteca Nacional.

RESUMO: Este artigo é uma tentativa de esclarecer o conceito de "el herreruelo" ou "el ferreruelo", que tem muitas conotações semânticas em diferentes ciências que variam de zoologia para a genealogia e Heráldica.Como peça de vestuário ou roupa que identifica o estratos sociais do “Siglo de Oro”, de nobres, pobres, “abates” e “pícaros” para os Habsburgos, temos um tour de sua presença na literatura espanhola. Como sobrenome tentou fazer um passeio histórico de alguns personagens e sua presença nos Reinos de Espanha e no exterior. E nós estudamos a presença nos Manuscritos da Biblioteca Nacional de Heráldica de Herrezuelo, Ferrezuelo ou familiar Ferregüelo.

RIASSUNTO: Questo articolo è un tentativo di chiarire il concetto di “el herreruelo” o “el ferreruelo”, che ha molte connotazioni semantiche in diverse discipline, che spaziano dalla Zoologia alla Genealogia e all’Araldica. Come indumento o abito che identifica socialmente le istituzioni del “Siglo de Oro”, dai nobili, poveri, abati e canaglie fino alla dinastia asburgica, si fa un percorso della sua presenza nella Letteratura Spagnola. Come cognome, si cerca di fare un percorso storico di alcuni personaggi e della loro presenza nei Regni de Spagna e di Oltremare. E si fa un percorso della sua presenza nei Manoscritti della Biblioteca Nazionale dell’Araldica della famiglia Herrezuelo, Ferrezuelo o Ferregüelo.

Introducción semántica.

H

erreruelo, como bien sabemos aparte de usarse como un gentilicio, referido a los habitantes de la localidad de Herreruela, también tiene connotaciones como sustantivo masculino, refiriéndose a las aves, (y como veremos más adelante evocando a una prenda de vestir antigua[1]) Se llama también un paxarito pequeño por la figura Onomatopeya, porque el sonido de su canto parece al de los golpes del herrero. Canta ordinariamente quando quiere llover, y se viene a poblado. En algunas partes le llaman Cerrojillo[2].

Y en Diccionario actual de la Lengua española publicado por la Real Academia de la Lengua aparece como Pájaro de doce centímetros de largo desde la punta del pico hasta la extremidad de la cola, y 17 de envergadura. El plumaje del macho es negro en el dorso, cabeza y cola, y blanco en la frente, pecho, abdomen y parte de las alas; la hembra es de color aplomado por el lomo y blanquecino por el vientre[3].

http://4.bp.blogspot.com/-qzGXVI50SrY/U_k0KnBn5VI/AAAAAAAAGnA/pktJkU3A4xo/s1600/herreruelo.png

http://consdesapo.blogspot.com.es/2014/10/los-muchos-significados-del-herreruelo.html

Los herreruelos, reiters o coraceros.

En el ámbito militar los Herreruelos o también llamados reiters o coraceros era un cuerpo de caballería armado, que evoluciona del uso de la lanza poco efectiva ante la infantería armada de picas, al sistema de rueda o chispa, es decir la incorporación de armas de fuego portátiles cortas como son las pistolas, y seguirán usando las protecciones metálicas aportando el poder hacer daños a distancia[4].

Resultado de imagen de herreruelo

Herreruelo en 1560 y hombre de armas a caballo

En la legislación surgen los Herreruelos en diciembre de 1560, a través de una ordenanza firmada por Felipe II, que organizo la Caballería, transformando las compañías de Estradiotes, que se suprimen y se convierten en Herreruelos.  Estos se vestían con calzas acuchilladas de negro y rojo, esclavina o manto muy corto con forro de lanilla encarnada llamada: Herreruelo o Ferreruelo y sus armas defensivas fueron el coselete, las grebas para proteger el centro del cuerpo y el chapelete, pavonado de negro, con un buen número de agujeros a modo de criba, destinado a cubrir la cabeza y ofensivas: la espada y la pistola-tercerola[5].

Según el tomo I del Diccionario de etimologías de la lengua castellana de 1837,  el herreruelo: es un Soldado de la antigua caballería alemana, cuyas armas defensivas reducidas a peto, espaldar y una celada con tres crestas que no les cubría el rostro, todas ellas eran de color negro; las ofensivas eran arcabuces de pedernal muy pequeños, venablos y martillos de puntas agudas a manera de hachas de armas, que se llevaban pendientes de los arzones de las sillas.[6]

Y en Diccionario actual de la Lengua española publicado por la Real Academia de la Lengua aparece de forma similar como Soldado de la antigua caballería alemana, cuyas armas defensivas, es decir, peto, espaldar y una celada que le cubría el rostro, eran de color negro, y las ofensivas eran venablos, martillos de agudas puntas y dos arcabuces pequeños colgados del arzón de la silla.[7]

http://3.bp.blogspot.com/-yu9fvNn84po/UI_EtXBu5II/AAAAAAAACEc/KE0DiKdXQ2A/s200/eques+hispanus.jpg

Herreruelo español.

En 1610 Ginés Pérez de Hita (Mula, Murcia, 1544 - 1619) publica su Historia de las guerras civiles de Granada o  Historia de los bandos de los zegríes y abencerrajes, caballeros moros de Granada, de las civiles guerras que hubo en ella... hasta que el rey don Fernando quinto la ganó… su primera parte; y la segunda parte aparece en Cuenca en 1619; en su capítulo XXIII, de la segunda parte titulado El señor don Juan llego a reconocer el castillo fuerte de Serón, y allí lo mataron los moros cuatrocientos soldados , entre ellos a su ayo don Luis Quijada. Tocan se otras cosas dignas de memoria, sucedidas a la parte del poniente, aquí ya aparece el aspecto militar de los herreruelos:

El Maleh llevaba consigo unos cincuenta hombres de a caballo, armados de muy buenas escopetas, a modo de herreruelos de Flandes, los cuales acometieron con furia, y dieron una buena descarga de arcabucería[8] .

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/0/0c/Gines_Perez_de_Hita_Titul.jpg

Portada de Historia de los bandos de los zegríes y abencerrajes

El uso del ferreruelo en el Siglo XVII a través de la tratadística ecuestre.

E

n el Libro de exercicios de la gineta, (1600) de Bernardo Vargas Machuca (1557, Simancas (Valladolid) – 1622, Madrid), militar en Italia y en las Indias, realizó estudios de historia natural y veterinaria, y nos define en esta obra las posturas de las capas, y cuales debe usar o vestir el caballero, aunque no deja de ser un tratado de equitación, que trata sobre la condición del caballo y otra parte de albeitería:

Resultado de imaxes para libro de exercicios de la gineta

Las Posturas de capas son muchas las que se podrian dezir para que el cauallero passe su carrera, pero con gracia y donayre son pocas: y destas posturas pondre seys que seran las que mejor me han parecido: y vistas estas el Cauallero podra elegir la que mas a proposito le fuere al habito que lleuare, y mas le aficionare: y demas destas, cada vno podra fabricar nueuo modo, que vn buen entendimiento todo lo puede y alcança, que como se le de gracia, todas seran buenas posturas.

Resultado de imaxes para libro de exercicios de la gineta

Deuese considerar, que se podria el Cauallero hallar con vna de tres capas, o capa corta, o capa de luto larga, o ferreruelo: si se hallare con capa corta, sea capa terciada, que es mejor: y soy de parecer, que no le ponga fiador al cuello, porque parece muy mal en la carrera, sino que cada vno en lugar del fiador (en su casa) debaxo de la capilla se de sobre el ombro yzquierdo vnas puntadas con seda negra, para que la capa no resbale: y hecha esta preuencion quando se vea en la carrera y quiera correr, se pondra su capa ygual en los ombros, y en el término, como quando passea por el pueblo a pie: y desta manera passeara la carrera a su cauallo, auiendo antes que entre en el passeo leuantado sobre el ombro yzquierdo la falda de la capa, que en aquella parte cae sobre la mano yzquierda, y el cabo y punta de la capa metera debaxo del proprio braço por cima de la guarnicion de la espada: y aduierta a que apriete bien la gorra en la cabeça, porque en entrando en el passeo parece muy mal qualquier mouimiento que se hiziere, demas de que se inquieta…

Resultado de imaxes para libro de exercicios de la gineta

Con ferreruelo dire otras dos maneras de carreras diferentes, aunque de las referidas capas se pueden aprouechar, siendo corto el ferreruelo: pero mas propriamente se acomodan las posturas que diremos

Resultado de imaxes para libro de exercicios de la gineta

La primera es, que puesto el ferreruelo en la postura del passeo de a pie, echese sobre el ombro izquierdo la buelta, y metase el cabo debaxo del mismo braço, y con la mano derecha tendido el braço se cogera el ferreruelo por la parte de la cayda de adelante, y de adentro al parejo de la mano, sin que se eche de ver: y en esta postura yra su passeo y boluera partiendo: y en la misma postura, su braço firme passara la carrera: y en queriendo parar, leuantara el braço con presteza, arrojando atras el ferreruelo, dexando el braço y puño en la altura referida.

Resultado de imaxes para libro de exercicios de la gineta

Este modo de carrera y parar, tiene mucha gracia, y tambien le puede soltar y derribar atras, descubriendo todo el cuerpo al partir, porque es mucha mucha bizarria, y parece bien.

La otra suerte de carrera con ferreruelo, es, tendido el dicho ferreruelo, y derribado la mitad del por por detras, y echando por debaxo del braço derecho al ombro yzquierdo, lo más llano que pudiere por escusar volumen, y luego arrojara toda la parte y punta del lado yzquierdo sobre la espalda y ombro, y con la mano derecha por detras asira la punta y la tirara hasta que lo asga en la pretina del lado derecho, por debaxo del braço. Este modo sirue tambien para las bueltas en escaramuça, más que otra alguna con ferreruelo. … Carrera de capa y espada.

Resultado de imaxes para libro de exercicios de la gineta

La Carrera con capa y espada se deue correr en vna de tres maneras, o sacando la espada de la bayna los dos tercios della, y boluiendola a meter, y parando con su braço, o acabandola de sacar parando con ella en la mano, y tambien desembaynandola de todo punto, y a la mitad de la carrera boluiendola a embaynar.

Pero en qualquiera de las tres maneras que el Cauallero la corra, aduierta, que ha de lleuar la capa tendida y puesta en el passeo: en esta forma, la buelta sobre el ombro yzquierdo, y recogida la punta de aquella parte debaxo del mismo braço, y asida en la pretina, mas atras de donde se asen los tiros, porque este tirante, para que no embarace al desembaynar y embaynar: y la parte y punta derecha, lleuando tendido su braço, la lleuara asida con su mano (como diximos) en la primera postura y carrera del ferreruelo todo lo que durare el passeo de la carrera, hasta auer dado la buelta al cauallo: y partido y auiendose assegurado en los trancos, dara buelta con capa y braço, por detras de la cabeça, hasta poner el cabo de la capa sobre el braço yzquierdo, y asido con la mano de la rienda, y luego pondra mano a su espada.

Mss 9351 Biblioteca Nacional de Madrid.

Algunos son de parecer que se meta mano por encima del braço, y yo soy de contraria opinion: y digo, que se meta por debaxo del, porque lo hara con mas liuertad, y sin el embaraço que la capa haze puesta sobre el braço: y tambien, para que se abitue a ello, para quando pusiere mano con el adarga embraçada, que con ella no se puede en ninguna manera poner mano por cima del braço, sino por debaxo, con que se escusara la tardança que la capa puede causar, que es vna cosa muy fea, y es fuerça queriendo embaynar, que embayne por debaxo del braço: y assi se deue desembaynar por aquella parte [9].

Mss 9351 Biblioteca Nacional de Madrid.

En 1605 Luis Bañuelos y de la Cerda, señor de la casa de su apellido en Córdoba, y poseedor de los mayorazgos y cortijos de Peralta, Peraltilla, Las Pinedas y Estebanía Baja en la misma provincia, y caballero de Calatrava cuando edita su Libro de la jineta y descendencia de los caballos Guzmanes, avisa sobre el hábito que tiene que llevar puesto el caballero, habiendo un claro rechazo al ferreruelo:

Resultado de imaxes para Libro de la jineta y descendencia de los caballos Guzmanes

Tambien es menester aduertir que se sepa qué áuito se a de poner el cauallero para hacer mal á la gineta: calças, rropilla, capa y gorra éste es el áuito perfecto, y todo lo que fuere fuera desto es ympropio, como es calçones, coleto, ferreruelo, sombrero[10].

Mss 1844 Biblioteca Nacional de Madrid.


BIBLIOGRAFÍA.

BAÑUELOS Y DE LA CERDA, Luis.: Libro de la jineta y descendencia de los caballos guzmanes, José Antonio de Balenchana, Sociedad de Bibliófilos Españoles (Madrid), 1877.

CABRERA, Ramón.: Diccionario de etimologías de la lengua castellana, Madrid, Imprenta de Marcelino Calero, 1837, Tomo I.

  http://dle.rae.es/?id=KFa40WU|KFbiM8y

  http://foro.elgrancapitan.org/viewtopic.php?p=413104

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Diccionario de la lengua castellana en que se explica el verdadero sentido de las voces, su naturaleza y calidad con las phrases o modos de hablas, los proverbios o refranes y otras cosas convenientes al uso de la lengua dedicado al Rey, Nuestro Señor, Don Phelipe V. (que Dios guarde), a cuyas reales expensas se hace esta obra, Madrid, Imprenta Herederos de Francisco del Hierro, 1734, Tomo IV.

  RODRÍGUEZ, Antonio José y MESA, Eduardo de.: “Del Gran Capitán a los tercios: La herencia de Gonzalo Fernández de Córdoba en los ejércitos de los Austrias (Siglo XVI y XVII)”, en Revista Historia Militar, año LIX, 2015, II número extraordinario, p. 175.

SOSA CONGOSTO, Francisco de.: Introducción a la Historia de la indumentaria en España., Madrid, editorial Istmo, 2007.

VARGAS MACHUCA, Bernardo.: Libro de exercicios de la gineta., Pedro Madrigal (Madrid), 1600.



________________________________________________________________

[1] SOSA CONGOSTO, Francisco de.: Introducción a la Historia de la indumentaria en España., Madrid, editorial Istmo, 2007, p. 459.Herreruelo: Sobretodo corto masculino, sin mangas, presente en el traje en la segunda mitad del Siglo XVI, de forma semicircular con el escote ribeteado. Este sobretodo estará en uso en el Siglo XVII, utilizándose la voz “ferreruelo”.

[2] REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Diccionario de la lengua castellana en que se explica el verdadero sentido de las voces, su naturaleza y calidad con las phrases o modos de hablas, los proverbios o refranes y otras cosas convenientes al uso de la lengua dedicado al Rey, Nuestro Señor, Don Phelipe V. (que Dios guarde), a cuyas reales expensas se hace esta obra, Madrid, Imprenta Herederos de Francisco del Hierro, 1734, Tomo IV, p. 147. Ambrosio Morales, libro 16, capítulo 17. Escipión lo mandó vestir un rico fago al uso de España.., y era al modo de un herreruelo de los de agora. QUEVEDO. Tacaño. Capítulo 13. De noche nos apartamos de las luces: porque no se vean los herreruelos calvos, y las ropillas lampiñas.

[4] RODRÍGUEZ, Antonio José y MESA, Eduardo de.: “Del Gran Capitán a los tercios: La herencia de Gonzalo Fernández de Córdoba en los ejércitos de los Austrias (Siglo XVI y XVII)”, en Revista Historia Militar, año LIX, 2015, II número extraordinario, p. 175.

[5] http://foro.elgrancapitan.org/viewtopic.php?p=413104

Las compañías de Herreruelos actuaban siempre en vanguardia en cometidos de exploración y seguridad, siendo muy frecuente el contacto con las avanzadillas enemigas. La maniobra rápida y el continuo movimiento era algunas de sus características más acusadas, efectuando primero una descarga con sus armas de fuego, conocida como “ rociada” en la época, y luego pasaban la tercerola a la mano izquierda, sirviéndose de la espada en la mano derecha ( la llevaban ya desenvainada y colgada del pulgar ) cargaban por oleadas contra el adversario. El 4 de julio de 1579 una Real disposición estableció que en cada compañía hubiesen 12 arcabuceros, contando el total de la compañía con 62 plazas. Iban los Herreruelos provistos de coselete y grebas, espada de cazoleta y pistola tercerola, también conocida como pistolete. Los Arcabuceros, aparte del arcabuz, contaban con una espada corta. En lugar del frasco de pólvora llevaban una funda de cuero sobre el muslo derecho con 12 cargas, además de otro estuche en el armazón de la silla con otras 6.Los Hombres de Armas siguieron con el mismo equipamiento y armamento, espada de 2 manos y lanza de ristre con manija. A las compañías de Caballos Ligeros se las doto de una pistola, colocada en la lado izquierdo de la silla.

[6] CABRERA, Ramón.: Diccionario de etimologías de la lengua castellana, Madrid, Imprenta de Marcelino Calero, 1837, Tomo I.

[8] Ídem., p. 672.

[9] VARGAS MACHUCA, Bernardo.: Libro de exercicios de la gineta., Pedro Madrigal (Madrid), 1600, fol. 21 v. – 30 v.

[10] BAÑUELOS Y DE LA CERDA, Luis.: Libro de la jineta y descendencia de los caballos guzmanes, José Antonio de Balenchana, Sociedad de Bibliófilos Españoles (Madrid), 1877, p. 75.