Museo Etnológico de Herreruela.

Escudo de la villa de Herreruela

 

Colección diplomática de Herreruela (Siglos XVI-XIX)

 

Número 2.

 

FICHA CATALOGRAFICA

1618, junio, 09. Valladolid

Ejecutoria de Felipe III [1598-1621] a petición de los Concejos de los lugares de Lagartera y Herreruela (Toledo), contra el Concejo, justicia y regimiento de la villa de Oropesa (Toledo) sobre una causa civil sobre los aprovechamientos del ganado y la bellota, el usufructo y la propiedad de la dehesa boyal de Lagartera.

Sentencia dada por los oidores de la sala de lo civil de la Chancillería de Valladolid, Miguel de Carbajal y Mejía, Roque de Vargas y Antonio de Camporredondo y Río en grado de revista y definitiva a favor de los concejos de los lugares de Herreruela y Lagartera, excepto en su propiedad. Incluye las Ordenanzas de la tierra del Conde de Oropesa, firmadas en Savona, el 25 de septiembre de 1602 que atañen a La Calzada de Oropesa, Carrascalejo, Lagartera, Torralba de Oropesa, Alcañizo, Navalcán, Guadyerba alta y baja, La Corchuela , La Bobadilla, San Julián, Malhincada, Caleruela y Herreruela.

Papel, [18] folios, letra procesal, libro registro de cartas ejecutorias, registro del sello, estado de conservación regular.

Signatura: ES.47186. Registro de ejecutorias, caja 2242,47.

Procedencia: Real Audiencia Chancillería de Valladolid.

 

Transcripción del documento: Ana Naseiro Ramudo y Antonio Camacho Rodríguez.

Estudio del documento: Rubén Esteban López y Raquel Herranz Hernández.

Diseño y montaje del documento: Cristina Salas Santillana y Javier Tomeo Amate.

 

[Cruz]

 

Executoria en forma a pedimiento / de los conçexos y vecinos de Lagartera y Erre- / ruela.

 

Escrivano Mateho de Varçeña.

 

Don Phelipe, etc.

 

A nuestro / justicia mayor y a los del nuestro Consejo, Presi- / dente y oydores de las nuestras audiencias, al- / caldes, alguaçiles de la nuestra casa e corte e chançillería y a todos los corregidores /asistentes, governadores, alcaldes mayores y hordinarios e otros jueces e justicias / qualesquier de todas las ziudades, villas e lugares de los nuestros reynos y se- / ñoríos así a los que aora son como a los que serán de aquí adelante y a cada uno e qual- / quier dellos en buestros lugares e juridiciones ante quien esta nuestra carta executoria e su / traslado signado de escrivano público sacado con autoridad de justicia en pública forma en manera que / aga fe fuere mostrada.

 

Salud e graçia.

 

Sepades que pleito pasó en la nuestra corte e chancillería ante / el presidente y oydores de la nuestra audiencia de la ciudad de Valladolid y era el dicho pleito entre / los concexos e vecinos de los lugares de Lagartera y Erreruela, jurisdizión de la dicha villa de Oropesa. /

 

E Pedro de Vallexo, su procurador, de la una parte, y el concexo, justizia he regimiento de la dicha villa de / Oropesa, e Diego de Villalovos, su procurador de la otra.

 

E se comenzó a tratar sobre racón que pareze / que la ciudad de Valladolid a diez y siete días del mes de octubre del año pasado de mill y seiscientos y / trece.

 

Estando los dichos nuestro Presidente e oydores en audiencia pública pareció ante nos Pedro de Vallexo, / en nonbre de los dichos concexos e vecinos de Lagartera y Erreruela, juridición de la dicha villa / de Oropesa.

 

E presentó ante ellos una petición e demanda contra el ayuntamiento e vecinos de la dicha villa / de Oropesa, en que dixo que teniendo como avían tenido e tenían los dichos qonçejos sus partes / propia suia de tiempo mui antiguo e inmortal, aquella parte la de(he)sa que se avía nonbrado / y nonbraba de Lagartera que estava entre los dichos lugares de la qual siempre se avía apro - / vechado e aprovechavan para el pasto de sus ganados de lavor e mulas e rocines / y vestias de arada mayores e menores.

 

Apacentándolos en ellas por los meses y tienpo / que les parecía, coteando los que querían y penando a los demás ganados forasteros / que estavan en ella.

 

E a los demás que entravan en ella en nombrando e non usando / personas que las vedasen e guardasen echando rraya en cada un año, como a- / cienda propia de sus partes, todo en saviduría.

 

E vista de las contrarias, estan- / do no solo en la dicha posesión quieta e pacífica de tiempo ynmemorial aquella / parte pero tanvien tuviendo uso e costumbre de vender la vellota de la / dicha deessa e arar los pedacos que le parecia para las necesidades y aprovechamientos / de los dichos qonçejos e sin quel dicho aprovechamiento tuvieran las partes contra ninguna per- / sona alguna sino solamente las partes por ser suya propia de dicha de[h]esa.

 

Sy era ansí que las / partes contrarias sin causa ni racón ni fundamento alguno que para ello / oviese les avian tratado e tratavan de ynpedir e inquietar a las nuestras / perturvándoles el uso e aprovechamiento de la dicha de[h]esa.

 

Ansí en vender la vellota / y erva como en poner guardas castigando e molestando ynjustamente a las que sus / partes ponían estorvándoles que no llevaren penas de las denunciaçiones e la su- / plicasen a los propios de los dichos qonçejos como lo tenían de costumbre todo lo qual ha- / çían las partes contrarias violentamente y con la mano poderosa que tenían (fol. 1 r.) // prendiendo e molestando a los justicias ordinarias de los dichos / lugares e veçinos dellos.

 

Aciendo les gastar sus aciendas saviendo e constándoles / por cosa çierta e verdadera que no lo podrían hacer por ser la dicha de[h]esa propia / de sus partes.

 

Y aunque por ella se les avia dicho e rrequerido muchas veces a las contrarias / no les ynquietsasen ni perturvasen en la dicha posesión, uso e costunbre de aprovechar / la dicha de[h]esa.

 

E demás cosas rreferidas no lo avían querido ni querían acer por todo lo qual y lo / demás que acia o acer podía en favor de sus partes nos pidio e suplicó que avida esta / relaçión por verdadera en la parte que va este les mandamos / amparar e amparasemos en la posesión que a- / vian tenido e tenian de los dichos aprove- / chamientos.

 

Y en quanto uviesen decaido dellos / los mandare rrestituir e rreyntegrar condenando a las partes contra - / rias devaxo de graves penas que no ynpidiesen ynquietasen e perturvasen / a las suias en el acer e usar de los dichos aprovechamientos como lo avían echo an- / tes, entonces ya que les volviesen e rrestituiesen a sus partes todos los maravedíes e vienes / e prendas que se les avian llevado por la dicha rracon con más los yntereses justos de / los dañios e menoscavos que se les avian seguido e siguiesen.

 

Y quando lo susodicho / lugar no oviese declarasemos en quanto era necesario ser la dicha de[he]sa de suspender e tener en ella / los aprovechamientos rreferidos y ninguno las partes contrarias y sobre todo pedia cun- / plimiento de justizia, costas e rrestitución e juraría en forma que la dicha demanda no era / de malicia.

 

E por un otrosi de la dicha petición decía que el conocimiento de la dicha causa nos / pertenecía por ser sus partes concexos e lo propio las contrarias por lo qual / nos pidió e suplicó que avido el casso de corte por notorio e vastante mandamos dar a sus / partes carta e provisión de enplaçamiento en forma sobre quien pedia justicia e juntamente con / la dicha demanda presento los poderes e sostituçión del tenor siguiente:

 

Sepan quantos esta / carta de poder vieren como nos, el Qoncejo, justicia, he rregidores y hombres buenos del lu- / gar de Lagartera, juridicción de la villa de Horopesa, estando ayuntados en nuestro qoncejo /a campana tanida según que lo avemos de uso e constumbre de nos ayuntar para en- / tender en cosas tocantes e cunplideras al dicho qoncejo.

 

Especialmente estando presente Domingo He- / rrero, alcalde e Pedro García Calderón e Favián Arroyo, rregidores e Sevastián de Amor e Nicu- / las Rruvio, e Juan Varroso y Ernando Moreno, Francisco Espuela e Juan Espuela del Pino / e Juan Ximénez, el biexo, Juan Moreno e Francisco Garçia de Pedro García e Pedro García Sachristan / e Tomé Errero, e Mateo Lozano, e Florián Muñoz e Xristobal Rrubio, e Matia Locano, vecinos del / dicho lugar de Lagartera.

 

Decimos por esta presente carta por nos mismos y en nombre del / dicho qoncejo e por los demás vecinos e moradores ausentes por quien prestamos e acemos cau- / ción de rato grato judicatun solvendo que estarán e pasarán por lo que nos en nonbre del / dicho qoncejo hicieremos.

 

E lo avían por bueno e firme otorgamos e conocemos que en la me- / jor forma e manera que aya lugar de derecho damos todo nuestro poder conplido lleno de las / sustancia e solenidad que se rrequeriría a vos Juan Muñoz Cano, vecino de la villa de Belada,/ persona honrrada, e que tenemos por persona buena, astuta, e ynformada de la cau- / sa e pleito que queremos tratar con el qoncejo e ayuntamiento de la villa de Horopesa.

 

Y estamos / creidos que teneis entera noticia del dicho pleito e generalmente para en todos nuestros / pleitos e causas zeviles y criminales que este dicho qoncejo tenga o expresa tenor con qua- / lesquier persona o qoncejos ansí en demandando como en defendiendo y es- / pecialmente para el dicho pleito que queremos mover con el dicho qoncejo e ayuntamiento de la / dicha villa de Oropesa.

 

En rracón de la livertad e sacar libre la de[h]esa boyal deste / dicho lugar de Lagartera e sobrello e cualquier pleito dello podáis parecer e parezcais en la / primera revista por ser pleito de cortes en la Real Chançillería de Valladolid e / ante otras qualesquier justizias del rey, Nuestro Señor y otras qualesquieres e a las justi- / cias que de nuestros pleitos pueda conocer y qualesquier defensiones, (fol. 1v.) // poner e acer qualesquier provancas que an te derecho convengan, poner tachas en las con- / trarias.

 

E presentados quales quier escrituras que nos convengan aunque esté el pleito conclusso. / E pedir publicación de estas provancas e escrituras y concluir y los tales pleitos a su passado / un tanto cuia sentencia como definitiva de consentir las que en nuestro favor se dieren o / e apelar e suplicar de las en contra e seguir los tales pleitos en todas las yntancias que per- / sonalmente nos podriamos.

 

E para que ansí mismo podrais pedir tasación / de las costas de dichos pleitos y rrecevir los mandamos en que las otras partes fueren condenadas / e para rrecusar qualesquier escrivanos, e juezes, letrados que sea necesario e acer qua- / lesquier juramentos que necesarios / sean e nos fueren pedidos e acer cargar todas / las deligencias y autos juiciales y otra / judiciales que nos mi villa ariamos presentes / siendo e para que podais en nuestro nonbre sostituir un procurador dos o más, para / viages, rrevocar e otros de nuevo criar.

 

Porque para todo vos damos este poder cun- /plido, con todas sus yncidencias con libre e igual administración.

 

E para efecto de lo dichos nuestros pleitos / e no más e vos relevamos de caución e fianca en forma según de derecho.

 

E obligamos / vuestras personas e vienes e los propios e rentas deste dicho qoncejo los que tenemos e tuviere /- mos de aquí adelante e damos poder cunplido a quales quier justizias del Rey Nuestro Señor.

 

A cuyo / fuero e juridición nos sometemos para que nos agan cunplir lo susodicho y guardar / como se por sentencia difinitava contra vos el dicho qoncejo fuere juzgado e determinado en todas instancias. /

 

Y rrenunciamos qualesquierer leyes de que nos podamos aprovechar en hordenamiento de lo qual / otorgamos este dicho poder, ante el escrivano público y del dicho qoncejo.

 

Que fue fecho e otorgado en este lugar de Lagar- / tera, término y jurisdizión de Oropesa en quince dias del mes de septienbre de mill y seisicientos y quince / años digo trece años.

 

Y testigos que a ello presentes. Pasqual de la Rosa Calderón , e Vartolomé Hernán- / dez e Francisco de Santillana, vecinos deste dicho lugar de Lagartera y de los otorgantes que / doy fe conozco lo firmaron los que supieron e por los que no supieron firmó un testigo / a su rruego en el reverso desta carta dicen las firmas Don Martín de Errero, Pedro García Carderón, Fa / vian Arroyo, Ernando Moreno, Niculas Rruvio, Juan Moreno, Florián Muñoz, / Xristoval Ruvio, Sebastián de Amor, por los que no saven firmaron Francisco de Santillana, passó an- / te mí Juan Minguez, escrivano aprovado en supremo e rreal consejo del Rey, Nuestro / Señor, público en este lugar de Lagartera y del qoncejo que fue presente al otorgamiento del dicho poder / con los testigos e otorgantes a quien yo el dicho escribano doy fee conozco en fe de lo qual / fice a quí mi signo a tal.

 

En testimonio de verdad. Juan Minguez escrivano en la / ciudad de Valladolid a diez y seis dias del mes de octubre de mill y seiscientos y diez (tachado) trece años

 

Ante mí / el escrivano e testigos yusoecriptos pareció, Juan Núñez Cano, vecino de la villa de Velada, a / quien doy fe conozco e dixo que usando del poder de arriva del dado por el qoncejo / justicia e rreximiento y ombres buenos de la villa de Lagartera, le sostituirá e / sostituio para todo lo en el contenido, sin ecepción ni reservas en cosa alguna, en Pedro / de Vallejo, procurador del número de la Real audiencia y Chancillería de esta dicha ciudad / de Valladolid.

 

El qual dixo que dava e dio el mismo poder que tiene de sus partes y / le rrelevo según es rrelevado. Y obligo los vienes por el dicho poder obligados, / y otorgo sustitución en forma quan vastante de derecho se rrequiere. Y lo firmó de su nonbre. /

 

Siendo testigos Diego de la Cámara e Juan de Maca Olero e Juan de la Sierra , estantes en esta ciudad / Juan Muñoz Cano, e Francisco Díaz de Medina, escrivano el Rey nuestro señor, vezino desta dicha ciudad pre- / sente fue, otorgue en testimonio de verdad Francisco Díaz de Medina.

 

Sepan quantos / esta carta de poder vieren como nos Pedro de Rey, alcalde y justizia y Juan García de / Melchor García regidor vezino del lugar de Herreruela, jurisición de la villa de Oro- / pesa por nosotros y nonbre del qoncejo e vecinos del dicho lugar por quien prestamos cau- / ción otorgamos e conocemos por esta presente carta que damos todo nuestro po- / der cunplido a vos Juan Muñoz Cano, vezino de la villa de Velada, especialmente ( fol. 2 r .) // para que por nosotros y en nonbre del dicho qoncejo e vecinos del dicho lugar de Erreruela / podais parecer y parezcais a tomar la voz y el pleito que esta pendiente entre este dicho / lugar de Erreruela y el lugar de Lagartera con el qoncejo de la villa de Oropesa que sobre la de[h]esa boyal / que tienen los dichos lugares.

 

E sobre el dicho pleito e qualesquier parte del podais parecer e parezcais an- / te qualesquier justizias e juezes de Su Magestad y ante otras qualesquier eclesiásticas, que deste / pleito puedan conocer qualesquier defensiónes poner y acer qualesquier provanças que / a nuestro derecho convengan y poner tachas.

 

Y las contrarias presentar qua- / lesquier escrituras quanto derecho conven- / gan aunque esté el pleito concluso e pedir publicacion - / de las tales provancas y escrituras. /

 

E concluir los tales pleitos assi para senterciarlo yn- / terjecurias como definitivas. E consintieren las partes que en nuestro / favor dieren y apelar e suplicar de las en contra y seguir el tal pleito en todas las / ynstancias que personalmente podamos acer presentes siendo y para que ansi mismo po- / dais pedir tasación de las costas del dicho pleito e rrecevir los maravedies en que la otra parte / fuere condenada.

 

E para rrecusar quales quier escrivanos e juezes que bieredes necesario (tachado) sean / necesarios y acer qualesquier juramentos que necesarios sean que os fueren pedidas.

 

E acer / e agais todas las deligencias y autos judiciales y costas judiciales que no entrega- / ariamos presentes siendo para que podais en nonbre sostituir procurador o / dos o más y aquellos revocar y otros de nuevo crear porque para todo damos / vuestro poder cumplido con todas sus yncidencias con libre general administración / para efecto deste dicho pleito.

 

E no para más e vos relevamos de caución e fianca / en forma según de derecho se rrequiere, e obligamos nuestras personas y vienes y del dicho qoncejo / para guardar e aver por firme todo lo que en nuestro nonbre y en nonbre del dicho qoncejo e vecinos del / dicho lugar y dieredes que para otorgamiento del se juntaron los vecinos del dicho lugar / a campana tañida y lo dieron por vien fecho en el lugar de Herrerruela a diez / y seis dias del mes de septienbre de mill y seiscientos y trece años.

 

Siendo testigos Domingo González / y Juan Martín y Miguel Lopez, escrivano del dicho lugar e yo Martín Ruvio, escrivano aprovado / en el qonsejo Real del Rey, Nuestro Señor, e público en los lugares de Herreruela e Cali- / ruela por merced del Conde Oropesa, mí señor que presente fui en uno con los testigos / doy fe conozco a los otorgantes y por no saver firmar a su rruego lo firmó / un testigo en el reverso e esta carta e yo el escrivano que ante mí passo dicen las firmas / Domingo Gonzalo a parte Martín Ruvio, escrivano en fe e testimonio de verdad Martín Ruvio, escrivano. /

 

En Valladolid a diez y seis dias del mes de octubre de mill y seiscientos y trece / años ante mí el escrivano y testigos yusoescriptos pareció Juan Muñoz Cano, vecino / de la villa de Velada a quien doy fe conozco.

 

E dijo que usando del poder que es de / la justizia e rregimiento e vecinos del lugar de Herreruela le sostituia para ver / el qontenido sin aceptar ni rreservar cosa alguna en Pedro de Vallejo, procurador del / número de la Real Audiencia e Chancillería desta dicha ciuda el qual dixo que dava y / dio el mismo poder que tiene de sus partes i el rrelevo según es rrelevado.

 

E o- / bligó los vienes por el dicho poder obligados e otorgó sustitución en forma quan / vastante de derecho se rrequiere e lo firmó siendo testigos Diego de la Cámara / e Juan de Maya, clérigo e Juan de la Sierra asistentes en esta ciudad, Juan Muñoz / Cano e yo Francisco Díaz e Medina escrivano del rey, Nuestro Señor, e vecinos desta / dicha ciudad presente fui e lo signé en testimonio de verdad Franciso / Díaz de Medina.

 

E visto por los dichos nuestro Presidente y oydores hicieron / el caso de corte en la dicha petición e demanda e legado por notario e mandaron / se diese el emplazamiento que por ella se pedia el qual se dio.

 

E por el pa- (fol. 2 v.) // reze se notificó al licenciado Narvaez, alcalde mayor e Don alonso de Guevara, alcalde / ordinario e a Juan de Frías, regidor y a Lucas de Aguillanes, procurador general, y a Juan Geral,/ alguacil maior de la dicha villa de Oropessa, estando en ayuntamiento después de lo qual parece / que Diego de Villalovos, en nonbre del dicho qoncejo, justizia e rregimiento de la dicha villa de Oropessa / respondiendo a la dicha demanda presentó ante los dichos nuestro Presidente / y oydores una petición en que dixo que sus partes devían ser absueltos e dados por li- / bres della

 

Lo primero por lo qual e por que la rrelación / de la dicha demanda no era cierta ni verdadera / y la negava como en ella se contenía porque la dicha / de[h]esa era propia de sus partes y estava yn- / clusa dentro de sus propios términos e porque de tiempo ynmemorial aquella / parte los dichos sus partes avian tenido e poseido por suya e como suya propia la dicha / de[h]esa que se decia de Lagartera la avian puesto guardas en ella, para penar e prendar / los que en ella avian entrado e entraren a hacer daño así en la yerva como en los arvo- / les e vellotas e matas de ella.

 

E avian llevado e llevavan de cada revaño las ovexas, / carneros o cabras que en ella avian entrado tres rreales de cada revaño, que se enten- / dia de cien caveças.

 

Y siendo terzera vez a la quarta e todas la demás que entravan / en la dicha de[he]ssa por todo el año a seis rreales.

 

E no llegando e ato a cient caveças a mara- / vedi de noche por cada caveça y a blanca de dia y de cada caveza de puerco a tres maravedis / y en los dos meses de octubre en nonbre que era montanera a dos maravedís, y de cada cabeca de ganado / bacuno y vestias mayores cavallares y mullares a seis maravedís y de la asnales a quatro maraveíes / y de cada buei o vestia de lavor en el tiempo que no pueden andar que desde San Miguel, / asta seis de mayo, a quatro maravedíes.

 

Y de cada personal que se allare coxiendo a vellota, / cuatrocientos y ocho maravedíes y veinte maravedies por cada zelemín o perdida la vellota y de / cada arvol que cortasen teniendo una ochava de frente mill y quinientos maravedís.

 

Y no la / teniendo seiscientos y la misma pena llevan a los que los hacer nada van y e cada rama, / cinquenta maravedís, y cortando, quatro, seiscientos maravedís.

 

Y de cada carga de ese avono otra cualquier / cossa de monte vajo doscientos maravedies, y de cada carretada cuatrocientos y las partes / contrarias avian arrendado.

 

E otorgado en arrendamiento muchas veces de sus partes las dichas / penas e pagado les el precio de los tales arrendamientos.

 

E porque por ser como avia / sido y era la dicha de[he]sa propia de sus partes todas las veces que en ella avian entrado / y entravan a pastar algunas bacas, yeguas, rocines o mulas u otros ganados de los / vecinos de los dichos lugares de Lagartera o Erreruela e de otras partes como no fueren / de aver de los dichos lugares avian pagado e pagavan a los dichos sus partes, seis rreales de cada res / vacuna.

 

E pasando de diez en número de una persona a oho rreales de cada una y / de cada rocin e yegua o mula ocho rreales porque si en la dicha de[h]esa avían pastado /o pastavan los ganados de lavor de las partes contrarias avia sido y era por permisión / de sus partes que por ser como eran sus aldeas e tener necesidad precisa de parte para sus ganados / de lavor avian tenido por vien que pastasen en la dicha de[he]sa desde el dia de San Miguel / asta seis de mayo de cada un año.

 

E para ello avian pedido o pedian licencia a los dichos sus partes / y con la misma licencia se les de prorrogar el tiempo e fuera del dicho tiempo pagavan como dicho era / a su parte quatro maravedís de cada buei o bestia de lavor.

 

E porque si las partes contrarias avian echado / mara o amoxonado la dicha de[he]ssa avia sido por orden e mandado de sus partes que los / obligavan a ello en cada un año y atrás e testimonio de que lo avian echo y echado / la dicha rraia con los pares de buieies con que avian postado en la dicha de[h]esa an i envian / do el dicho testimonio avian pagado e pagavan a sus partes la yerva e los dichos bueyes que heran / seis rreales cada uno e más quatro rreales de pena por que los dichos (fol. 3r.) // lugares no tenían término, monte ni dehessa que fuese suio.

 

E porque en lo / que tocava a la grana e vellota de la dicha de[h]esa las partes contrarias no tenían derecho alguno para vender / la dicha grana e vellota, porque pertenecía a los dichos sus partes como les pertenescia la propiedad / del suelo o porque si las partes contrarias se avian aprovehado algunas veces de la dicha / grana o vellota o la avian vendido a forasteros avia sido con licencia en perjucio de / su derecho las quales avian tenido e tenian livertad e derecho de coger la dicha vellota / y aprovecharse della e todas las veces que avian / querido.

 

E si no lo avian echo nin de hordinario / avia sido por tener otras de[he]sas mexores / e más cercanas.

 

E porque sus partes avían con- / servado su derecho con la dicha licencia e con aver husado e apro- / vechadose de la dicha grana e vellota e con las penas que avian llevado e cobrado / con el ervaxe que ansi mismo avian llevado de las dichas vacas e vueyes e mulos / e rocines, yeguas e otros ganados, como estava dicho.

 

E por que el averse lla- / mado la de[he]sa de Lagartera avia sido por estar cerca de los dichos lugares e no por / que en ella tuviesen las partes ningún señorío ni propiedad alguno ni o- / tro derecho por lo qual nos pidio e suplicó mandasemos absolver e dar por libre a sus partes.

 

De todo lo / encontrado pedido ynpuniendo a las partes contrarias perpetuo silencio y declarando / ser propia yn solidum de sus partes la dicha de[h]esa que decian de Lagartera e poder / dar e aprovecharse della como de cosa suya propia sobre que pedia justizia de la qual / dicha petición por los dichos nuestro Presidente y oydores fue mandado dar traslado a la / otra parte.

 

Lo qual se notificó a Pedro de Vallexo, procurador contrario y así mismo parece que el dicho Diego / de Villalovos presentó ante los dichos nuestro Presidente e oydores una carta de / poder del tenor siguiente:

 

Sepan quantos la presente carta vieren como nos la justizia e rre- / gimiento desta villa de Oropessa e su tierra estando juntos e congregados en la casa de / nuestro ayuntamiento como lo avemos de uso e costunbre de nos juntar para los casos / tocantes a nuestro ayuntamiento , villa e tierra e vecinos Della, es a saber, el licenciado / Narvaez, corregidor e Don Alonso de Guevara, alcalde hordinario e Juan / de Montalvo e Frías y el licenciado Cerrato regidores e Juan Guiar, alguacil mayor, / por nos y en nonbre de los demás oficiales deste ayuntamiento ausentes por / quien siendo necesario prestamos voz e caución de rato en forma que e la tañe pasarán / por lo que nosotros hicieremos e lo contenido en este poder so expresa obligación / que acemos de los propios e rrentas deste concexo avidos e por aver.

 

Otorgamos e co- / nocemos por esta presente carta que damos e otorgamos todo nuestro poder cunplido / a vos lleno, vastante según que le tenemos e podemos dar e otorgar de derecho más / puede e deve valer a Francisco Moreno, escrivano público i deste ayuntamiento especialmente para que / por nos y en nuestro nonbre y los vecinos deste qoncejo pueda rresponder a una demanda que nos / a interpuesto por los vecinos del lugar de Lagartera y erreruela, aldeas, juridición / desta villa sobre los aprovehamientos de la de[h]esa boyal que se dice de Lagartera.

 

Como en la dicha / demanda se contiene que pende en la Real Audiencia e chancillería de Valladolid.

 

Y en ella hacer los / autos e diligencias necesarias asta la fenecer e acavar.

E otro sino delegando / la generalidad a la especial ni por el contrario os damos este poder igualmente para en to- / dos nuestros pleitos e causas ceviles y criminales que tenemos y esperamos hacer e te- / ner.

 

Ansí en demandando como en defendiendo con qualesquier parte que sean / e pleito que en rracon de los dichos pleitos podais parecer e parezcais ante el Rey, nuestro señor, y ante / los señores de su consejo e chancilleria y ante qualesquier juezes pesquisidores e ordinarios e jue- / ces eclesiásticos de quales quier pleito que sean ansí destos rreynos como de fuera ellos, podais (fol. 3 v.) // poner qualesquier demandas, citar, enplaçar, negar e contestar y oponer qualesquier acciones / presentar qualesquier escrituras peticiones e ynterrogatorios, testigos e provanças, pedir pruevas, / sacar escrituras i hacer cualesquier juramento de calunia y decesorio y pedir que las agan / las otras partes e son vistas para sentencia en lo cierto i las y definitivas i consentir en las que / sirve dadas en nonbre e favor e de las que en contra se diesen apelaçión e suplicar e segun las ta- / les apelaciones donde convengan y acer rrovoraciones de jueces y escrivanos e las jurar / e apartaros ellas quando vieredes que cumple poner tachas e ojetos e pedir costas e las / jurare recevír e retachar e jurarla de las / otra partes e pedir qualesquier restitución / ni se jurarlas e tomar posesiones de quales / quienes cartas e testimonios provanzas y / escrituras.

 

E sostituir este poder en uno / o en más procuradores e los rrevocar e nonbrar / otros de nuevo e hazer quales quier autos de urgencia judiciales / y extrajudiciales que convengan o lo mismo que nosotros ariamos e podriamos hazer / siendo presentes aunque sean cosas que requieran nuestra presencia o más especial por dos / que el mandamos que tenemos e semos vos damos a vos el dicho Francisco Moreno quaderno con sus incidencias y de / penas e vos rrelevamos y a vuestros sustitutos de toda caución e fiancas a la clausula / judicionis esti juidicatun salin.

 

Otrosi vos damos este poder para que podais señalar / e asentar escrituras os damos en racón del dicho pleito o pleitos con qualesquier letrados procuradores o licitadores.

 

Y en nonbre dello / podais otorgar la sentencia o escrituras de asientos y conciertos que sean necesarios con las fuerzas que para su / validación requirieran que siendo por vos el dicho Francisco Moreno fechas e otorgadas las dichas escrituras noso- / tros desde agora para entonces y de entonces para azer la otorgamos y damos por otorgada.

 

Y cun- / plireis y pagareys sin eceptar ni rreservar cosa alguna para el cumplimiento de lo que dicho es y / en este poder se contiene y en virtud del hiciere otorgaredes obligueis los / propios e rentas deste qoncejo avisos e por aber.

 

E damos poder cumplido con efecto / a las justizias e juezes para ello competentes especialmente a las del / fuero a que nos sometieredes.

 

E nosotros sometemos e rrenunciamos el / nuestro propio e la ley sit covenierit de jurisdicciones omnium judicum / para que así nos conpelan e apremien al cumplimiento de lo que dicho es como de sentencia / definitiva pasada en cosa juzgada.

 

E renunciamos las leies de nuestro fa- / vor e la general de derecho en testimonio de lo qual otorgamos la presente escritura / de poder en la manera que dicha es, ante el presente escrivano e testigo de Yuso escriptos. /

 

Que fue fecho e otorgado en la villa de Oropesa a quatro dias del mes de / novienbre de mill y seiscientos trece que fueron presentes Juan Ferna- / dez e Luis Gómez Utrilla e Domingo Gómez, vecinos desta villa.

 

E lo / firmaron los señores otorgantes que yo el escrivano doy fe conozco el licenciado Narvaez / Don Alonso de Guevara, Juan Montalvo de Frias, el licenciado Cerrarto, Juan Guiral. Pasó / ante mí Juan Flores e Yo Juan Flores de León, escrivano por el Rey, nuestro señor, e público del número de / la villa de Oropesa e su tierra doy fe que fui presente a lo que dicho es y en fe de testimonio / fice mí signo Juan Flores de León.

 

Sustitución en Valladolid, a trece de noviembre de / mill y seiscientos e trece años, ante mí el escrivano y testigo pareció Franciso Moreno e escrivano de ayuntamiento /de la villa de Oropessa y en virtud deste poder que tiene del qoncejo e vecinos de la dicha / villa usando del dixo que le sostituia ya e sostituio en quatro pleitos en Diego / de Villalovos, procurador del número desta audiencia.

 

E le rrelevó según es re- / levado e obligó los vienes a el obligados e otorgó sustitución en forma e conforme / de su nonbre al qual doy fe conozco siendo testigo Juan Moreno e Pedro Donoso e Juan de / Velasco, vecinos desta ciudad Francisco Moreno ante mí Martín de Vergara e yo Martín de Vergara, escrivano del Rey, nuestro señor, vecino desta ciudad presente fui (fol. 4 r.) // y lo signe en testimonio de verdad. Martín de Vergara.

 

De lo qual por los dichos nuestro / presidente e oydores fue mandado dar traslado a las otras partes después de lo qual pidió de / suspensión de los dichos qoncejos e vecinos de los dichos lugares de Lagartera y Erreruela / presentó ante los dichos nuestro Presidente y Oydores una petición.

 

En que dixo, que deviamos / de acer en todo según que tenia suplicado y ademas dello les aviamos de anparar en la posesión / en que avian estado y estavan de vender y arrendar a quien quisieren y por vien / tuvieren la yerva e oja de los maxuelos de los herederos e vecinos particulares / del dicho lugar de Lagartera que alindavamos en el camino / de Plasencia por la parte de medio dia.

 

E restituirsela / en casso que uviesen de declarado della e quando / los remedios possesorios no uviese lugar / e no de otra manera declarasemos pertenecer a la de poder / lo hacer e condenasemos a las partes contrarias a que no lo hiciesen ni ynquieta- / sen ni perturvasen a sus partes aver los a que le pagasen y entregaren todos los dineros / que avian vendido y arrendado la dicha yerva y oja por lo siguiente:

 

Lo primero, por lo / general porque de tiempo ynmemorial aquella parte avian estado y esta- / van las dichas sus partes en quieta e pacífica posesión uso e costunbre de vender y arrendar / la dicha yerva y oja para los propios e necesidades del dicho qoncejo de Lagartera con conocimien- / to de los dueños e senores de los dichos majuelos los quales siempre se le avian dado / e davan y nunca el ayuntamiento de la dicha villa le avian vendido e arrendado / sino era depués que se avía movido el dicho pleito lo qual avia echo y avia por acer / mal o daño a sus partes e dar les pesadumbre e levantesele con lo que no era / suio o era suio propio e no de las partes contrarias.

 

Por lo qual nos pidió e suplicó / mandasemos hazer según de suso justizia e costas.

 

E por un Otrosí de la / dicha petición nos pidió e suplicó les mandasemos dar enplacamiento en forma / ynserta la dicha petición contra las partes contrarias de la qual dicha petición / por los dichos nuestro presidente y oydores fue mandado dar traslado a la otra parte y / que se de e se enplacase que por ella se pidio e ansi mismo el dicho Pedro del Vallejo en nombre / de los dichos concejos e vecinos respondió a la petición presentada por la dicha villa / de Oropessa presento ante los dichos nuestro Presidente y oidores otra petición en que dijo: /

 

Que sin enbargo de lo en ella contenido deviamos hacer en todo / según que tenia pedido e suplicado por lo que antes de ahora se avia dicho y alegado e por / que la dehesa que llamavan de Lagartera era propiedad del dicho lugar de Lagartera e por / ser lo e aver tenido de tiempo ynmemorial aquella parte se avia llamado e llamava la / de[he]ssa de Lagartera e porque no estava decir que estava ynclusa dentro de los propios / términos e jurisdicción de la dicha villa de Oropessa.

 

Porque avía sido y seria para en quanto / a la jurisdicción pero no en quanto a la propiedad de la dicha de[h]esa ni dez- / mera della como tanpoco estava las que el Conde de Oropesa e otros / lugares tenían en los mismos términos.

 

E porque aviendo estado el dicho qoncejo / e vecinos del dicho lugar de Lagartera en quieta e pacifica posesión / de la dicha de[h]esa y de tenor en ella los aprovechamientos e derechos que / tenía deducidos en su demanda ninguno podía prentender la parte contraria por / de lo estar ynlusa dentro de los propios términos e jurisdicción de la dicha villa / de Oropessa y por que si de algun tiempo a que la parte el ayuntamiento della avia / llevado a sus partes algunas de las penas que avian recaudado en la dicha dehessa / avia sido violentamente contra la voluntad de sus partes los quales por este mandamiento (fol. 4 v.) // advirtiendo a las justicias e la dicha villa e regidores della /a cuia jurisdizión estavan sujetos no se avian atrevido a hacer lo propio en virtud ni forma / que damos estas prisiones que por ella le avian echo e le acian.

 

E por que las dichas penas sean / en vigor causado en tiempo por el concejo e vecinos del dicho lugar de Lagartera avian costeado / y vedado la dicha de[he]sa la qual no pudieran cotear ni vedar como si fuera suya propia.

 

E porque / dicho ayuntamiento no avia quintado ni podido quintar el ganado que en tiempo / vedado se avia entrado en la dicha de[he]sa a la pena del quinto solo la una vedado e llevación de / valdíos públicos y concexiles en tiempo de vellota e no en las dehesas boyales como lo era la e sus partes.

 

E porque / las guardas puestas por el dicho ayuntamiento / avian guardado e guardavan la dicha de[he]sa / no avia sido nueva con guardas parti- / culares dellas sino como guardas generales / nombrados para todos los términos públicos con- / cexiles de la villa e tierra las quales como guar- / das de todos los dichos términos avian guardado / e guardavan la dicha de[he]sa como ynclusa en ellos.

 

E por la / mesma rracón avian guardado e guardavan las otras de[h]esas que estan den- / tro de los dichos términos aunque no eran de la dicha villa.

 

E sin envargo dello por / ser la dicha de[he]sa propia del qoncejo de Lagartera avia puesto e ponía persona que tuviere y / con ella y la guardavan e prendían a los que no avian echo el aprovechamiento / Della.

 

E por que nunca jamás dicho ayuntamiento avia coxido ni vendido la / avellota de la dicha de[he]sa solo aquel año se açia que poder lo hacer y avian pre- / gonado que todos los vecinos de la dicha villa e tierra fuesen a coger la libremente, ame- / naçando a los vecinos del dicho lugar de Lagartera, que los avian de castigar y hacer otras / muchas extorsiones de que estorvavan.

 

Y porque tanpoco sus partes avian pagado / maravedís alguno al dicho ayuntamiento en otras personas por el e por los ganados / de lavor, vueies, zerdos, vestias cavallares, ni mulares ni menores de / servicio hacia que no fuesen menores de hatada.

 

Ni aver pocos o muchos que / avian andado y andavan en la dicha de[he]sa pastando en ella en el tiempo / en que no devían estado ni estavan coteada ni vedada por el qoncejo e vecinos / del dicho lugar de Lagartera ni tampoco siguen carneros, ni ganados de cerdos porque / los de sus partes nunca avian entrado ni entravan en la dicha de[he]sa sino algunas / veces avian entrado y entravan los de fuera para … (tachado) avia usado / por el rregimiento de los dichos sus partes que se avian querido estrechar por dar / lugar a quien tuvo.

 

E los que avian querido acoxer pagando les por el / dicho reximiento para las necesidades de el dicho lugar lo que avia estado y a- / viendo entrado en virtud no avian podido ser penados ni eran / dados por el dicho ayuntamiento ni sus guardas ni tanpoco por ello avian paga- / do ni pagavan maravedies algunos al dicho ayuntamiento.

 

E porque sus partes nunca / jamás avian arrendado de las contrarias las penas de la dicha de[he]sa por que / no las avían llevado ni tenido derecho de lo que llevar para se las poder / arrendar.

 

E si algun arrendamiento avian echose las dichas penas que avia / sido por escusar las molestias que cación e que le avian echa ación. /

 

E ante las poder hacer e porque tanpoco avían pedidoles para el dicho aprovecha- / miento para postar en la dicha de[he]sa en los tienpos que no estava vedada ni para / hacer otro ningún aprovechamiento de los que su parte avian tenido e tenian / en la dicha de[he]sa como señores della porque siendo como lo eran e avian sido / de tiempo inmemorial no avian tenido necesidad pedir a las contrarias licencia / alguna.

 

E sin ella lo avían coteado e lo tenian su parte e vian echo a- / rrayas quando querían de lei parecia por los límites o moxones que la de e da- / rían otro testimonio.

 

E no avian llevado ni llevavan al dicho ayuntamiento testimonio / de cómo lo avian amojonado y echado raias ni le avian pagado ni pa- / gavan maravedíes algunos.

 

E porque de tiempo inmemorial aquella parte los vecinos del dicho lugar (fol. 5 r.) // de la justicia avian llevado e cojido pastos para sus ganados la gra- / na y vellota de la dicha de[he]sa sin licencia de las partes contrarias y sin pagarles maravedíes / algunos por ellas en alguna vez se avia vendido.

 

E avia sido por el qoncejo del dicho lugar / de Lagartera para sus propias necesidades libremente y sin licencia de dicho a- / yuntamiento.

 

E porque caso negado que alguna vez pasa el dicho efecto se uviese / pedido licencia al Conde Oropesa no avia sido por ser la dicha de[h]esa propia / de la dicha villa sino por estar dentro de la jurisdición y señorío del dicho conde / e por rescevir los gastos de ymviarla a pedir.

 

E porque los vecinos del dicho lugar de Lagartera / avian cortado e cortavan libremente / en la dicha de[h]esa en cualquier tiempo del año / enviciando que el ganado de lavor avia / tenido e tenian necesidad.

 

Y ansi mismo la / leña seca y ramonarles para el servicio y / gasto de sus casas sin que las partes contrarias / se la ubiesen contradicho ni cortado ni vedado por ninguna para así su- / yas aunque aver sido y era la que estaba más cercana para la dicha villa antes / avian ido fuera de la jurisdicción por la que avia avido menester a las de[he]sas / del Marqués de Velada y otras porque las dichas partes contrarias nunca a- / vian coxido, vendido ni arrendado el ervaje ni vellota de las dichas de[he]ssa / sus partes ni a otras algunas ni lo avian llevado para sí yr algún / arrendamiento avian echo no avia sido del dicho ervaxe ni vellota / sino de las penas que avian denunciado sus guardas que por no causar las / molestias quexaciones que le avia echo e acian por ellas se las avian / arrendado y aquella avia sido de mui poco tiempo aquella parte y por mui poco dinero. /

 

Y si tuvieran dinero alguno del dicho evaje, vellota y penas lo arrendaran / todo en más de seis ducados, e por lo no tener como me los tenían antes / davan las dicha penas por tanto dinero por lo qual nos pidió e suplicó mandasemos hacer / en todo según tenia pedido sentencia que pedia justicia e costas de la qual dicha petición / probó dicho nuestro presidente y oydores fue mandado dar traslado a la otras parte y executoria de / todo el dicho pleito fue concluso de las partes rrescevida e apreciada en forma. /

 

E con cuio término dentro del qual se hico con ciertas provancas e por testigos / y escripturas de que se pidio e hizo publicación y estando en este estado / de deuda lo correspondió a lo dicho perpetuamente de los dichos lugares de Lagartera y Erre- / ruela en la petición por la parte última presentada.

 

Presentó ante los dichos / nuestro presidente e oydores una petición en que dixo que deviamos demanda i acer según / e como por sus partes estava pedido y en la dicha petición se contenía sin que se ynpi- / diesen las rracones por las partes dichas y alegadas a que se satisfacia.

 

Lo primero, por / lo general, dicho e alegado a favor de sus partes en que reafirmava e por- / que el averse llamado la dicha de[he]sa como qual hera el dicho pleito el nombre del dicho lugar de Lagartera no era / porque fuese suia sino por estar cerca del dicho lugar como ni más ni menos / otras de[he]ssas de la dicha jurisdicción de sus partes avian tomado los nombres de los lugares / más cercanos siendo como avian sido y eran propias de sus partes.

 

Y / entre otras la de[h]esa que llamavan de alcañizo y la de[he]sa que llamavan Fuente / del maeso tenían los dichos nombres por la vecindad de los dichos lugares.

 

E porque / en todas las casas en que se avian llevado e llevavan la pena de quinto en los / otros sus términos públicos y concegiles la avian llevado e llevavan de la de- / essa sobre que era el dicho pleito por ser como avia sido y era suia propia.

 

E porque no era / de importancia decir que el Conde Oropesa tenía algunas de[h]esas en los / términos de sus partes por que el y sus pasados la podian aver adquirido por justas (fol. 5 v.) // justas e por prescrición e memorial porque lo podía hacer / conseguiría por las partes contrarias que no tenía título ni prescrición.

 

E / porque las partes contrarias avian pagado a sus partes la yerva y pastos / de la dicha de[h]esa en la forma contenida en la petición por sus partes presentada en tre- / ce de novienbre del dicho auto de seiscientos y trece.

 

E ansí mesmo avia llevado sus partes / la pena de la dicha de[h]esa todo ello quieta e pacíficamente y sin fuerca ni violencia / alguna e por que las partes contrarias no abian echo coto ni vedamiento / en la dicha dehessa ni los podian hacer / porque las guardas puestas por mis partes / tan solamente avian prendado e penado de / las de[h]esas que avian sido y eran suias / propias e no de las que eran de[he]sas par- / titulares del Conde Oropesa ni de[h]esa sobre / que no fuesen suyas aunque estuviesen dentro de sus térmi- / nos.

 

E porque sus partes todas las veces que avian querido avian gozado e coxido la vello- / ta de la dicha de[he]sa y avían pregonado públicamente que la fuesen a coxer los vecinos de / la dicha villa por lo qual nos pidió e suplicó mandasemos dar todo según / e como por sus partes estava pedido.

 

Y en la dicha su petición se contenía sobre que / pedia justicia e costas e que la sentencia de prueva se entendiese con la dicha petición / por los dichos nuestros Presidente y oydores.

 

Fue acordado (tachado) mandado dar traslado a la otra / parte y que se entendiese en cabildo del dicho qoncejo, justicia e regimiento, respondien- / do a la demanda puesta por parte de los dichos lugares de Lagartera y Erreruela. /

 

Presentó ante los dichos nuestro Presidente y oydores otra petición en que dijo / que sus partes devian de ser absueltos e dados por libres de la dicha demanda.

 

Lo / primero por lo general e porque la relación que en ella se hacia no era cierta ni ver- / dadera e la negava como en ella se contiene e porque las partes contrarias no / tenían ni jamás avian tenido la posesión en que pedían ser anpa- / rados y restituidos ni tampoco tenían derecho alguno para poder vender / ni arrendar la yerva y oja de los dichos maxuelos.

 

E porque la dicha yer- / va y oja era propia de sus partes y les pertenecía por autos e derechos dellos / e como suia propia la avia vendido y arrendado tiempo ynmemo- / rial aquella parte e llevado para si e para sus propios los precios de las dichas ventas / e arrendamientos en todo.

 

E porque los dichos maxuelos estavan plantos en los tér- / minos públicos de su parte y entre las que avian sido suyas propias e las avian ydo dando / e repartiendo para plantar con aquella calidad y carga de que la yerva y oja / fuese para dichos sus partes.

 

E porque los dichos sus partes por ser como avian sido y era / suya propia la yerba y oja de los dichos maxuelos siempre avian puesto / e ponian guardas a su costa que las guardasen y defendiesen y las penas a- / via sido para sus partes de lo dueños y herederos de los tales maxuelos no / tenían otro ningún aprovechamiento ni derecho en ellos más de coger e llevar / el fruto de una de los árboles.

 

E porque si alguna vez los vecinos del / lugar de Lagartera o el qoncejo del dicho lugar se avia aprovechado de la yerva / y oja de los dichos maxuelos e los avia vendido e avia sido con licencia de su partes /aquello mui pocas veces e aquello no avia podido adquerir de por lo qual / nos pidió e suplicó mandasemos absolver e dar por libres a sus partes de la dicha de- / manda poniendo a las partes contrarias perpetuo silencio sobre todo / lo qual pedia justicia e costas.

 

De la qual dicha petición de los dichos nuestro Presidente / y oydores fue mandado dar traslado a la otra parte y dentro del término privativo (fol. 6 r.) // con que las dichas partes fueron rrecevidas a prueva por ella se hiço con cierta / provancas por testigos y escrituras en por parte de los dichos lugares e Lagartera y Errerue- / la se pidió restitución contra qualquier largo trascurso del tiempo que se le / uviese pasado la qual se le tomó dio e fue rrecevido a prueva e restitución / con la mitad del término provatorio con que las dichas partes avian sido / rrecevidas a prueva en via hordinaria y en el dicho término.

 

Por las dichas partes se hiçi- / eron çiertas provanzas por testigo y escrituras de que se pidió echo publicación / e por parte de los dichos qoncejos de Lagartera y Erreruela se presentaron en el dicho pleito cier- / tas ordenanzas sacadas en virtud de una carta e provisión por / Juan Ribero, rreceptor del número de / la nuestra audiencia de los archivos de la dicha villa / de Oropesa que su tenor de los capitu -/ los de las dichas ordenanzas tocantes / a lo sobre que era el dicho pleito con pie e carta para e por dellas es como se sigue: /

 

En el nombre de Dios todo poderoso amen.

 

Porque según la brevedad / de los tiempos, asi es justo que las ordenanzas e estatutos se enmienden / y a cada pueblo que tiene jusrisduccion por si es permitido ansi por derecho / comun como por leyes destos reynos aun ordenanzas y estatu- / tos, porque conforme a ellos para la caridad de la justicia se rijan y / gobiernen en buena orden.

 

Por tanto nos el concejo, justicia y re - / gimiento de esta villa de Oropesa e vecinos de ello y su tierra es a saver / el licenciado Antonio de Ordás Barrientos, corregidor y Francisco Trujillo, Alcal - / de ordinario , Luys Flores de Burgos e Agustín Martínez, Vlas / Montenegro e Sevastian Ortega, regidores, e Francisco Nuñez de Tapia, procurador general / de la dicha villa e su tierra, y el licenciado Gerónimo Gómez de Errera e Vartolome Gime- / nez , vecinos de la dicha villa de Oropesa, personas nombradas por el ayuntamiento de la / dicha Villa y entre de ella y Alonso Hernandez, vecino del lugar de la Calzada y Sebastian / Muñoz vecino del lugar de Carrascalejo e nombre de los dichos lugares y Hernando / Moreno, vecino del lugar Lagartera y en nombre del dicho lugar y Diego Ernan - / dez vecino del lugar de Torralba y en nombre del dicho lugar y del lugar de Alcañiz, y Domingo / Gomez Crespo vecino del lugar de Navalcan y en nombre del dicho lugar y de los lugares de Guadier- / ba alta y baja y Alonso Mirado vecino del lugar de la Corchuela y en nombre del dicho lugar / y de los lugares de la Bovadilla e de San Julian e Malyncada, y / nos los dichos Sebastian Muñoz e Alonso Hernández en nombre de los dichos lugares de Caliruela / y Erreruela de todos los cuales dichos lugares tenemos poder e los abemos / exhibidos y presentado que por ser notorio y evitar prolijidad no van a - / quí insertos, estando juntos en las casas del ayuntamiento de la dicha villa avien- / do tratado e consultado con su señoria el Conde de Oropesa los otorgamientos se fue / acordado cuanto debamos de ordenar y ordenamos los estatutos y ordenanzas que / en este libro van declaradas para que por ellas sea regido el gobierno / de esta dicha villa de Oropesa.

 

E lo susodicho de ella e de los otros lugares de su término e su / jusriducción y conforme a ello se juzgen e

determinen los negocios y cosas / en ella contenidas para que seanen nonbre y servicio de Dios e para el vien publico / de la dicha villa e tierra en la manera y orden seguido.

 

Lei de la pena de los bueyes / en la de[h]esa.

 

Otrosi ordenamos y mandamos que los bueyes de labor salgan de las / de[h]esas voyales de esta villa a seis dias del mes de mayo de cada un año no vuel - / van a entrar en las dichas de[h]esas hasta el dia de San Miguel de septiembre de cada un año / y a el ayuntamiento le pareciere repiojar o antizipar algunos dias para (fol 6 v.) // los bueyes de lavor puedan hazer so pena que los bueies que con- / tra esta ordenanza fueren tomados en cualquiera de las dichas de[he]sas boyales paguen de pena de / cada buey quatro maravedís y si los tomare el dehesero que tenga arrendadas las penas / de la tal de[h]esa lleve dos maravedís e no más y quel favor e livertad que por esta orden e no se da / a los bueies de lavor se de y sentienda tan buena a las yeguas e mulas e rocines / de harada que anduvieren de hordinamiento en la lavor que contiene de senbrar y coxer el pan / e tanbién las vestias de servicio salvo yegua y burras y declarase que no aya / reveedor en los bueyes y vestias del año e que / se allaren en las de[he]sas boyales.

 

Ley de la pena / del ganado e vestias en las de[h]esas oyales. /

 

Otrosí hordenamos y mandamos que el ganado ovexano / y cerril y vestias mayores y menores escusas / que anduvieren en las de[he]ssas voyales desta / villa e su jurisdicción salgan dellas el dia de San Marcos que es a veinte y cinco / dia del mes de avril de cada uno año so pena de pagar de cada caveca de / ganado vacuno e vestias mayores e cavallares e mulares seis maravedís o de las / vestias asnales quatro maraveís e que los deeseros que sentiende de que arrendan / las penas de las de[he]sas lleven de cada caveza de ganado bacuno e vestias / mayores a quatro maravedís y de las vestias asnales a dos maravedís e que las vestias gana- / dos que se uvieren coxido tres veces en la tal de[he]sa que a la cuarta vez todos / las demás que las asieren de a rreveldia y pague las dichas pechas con el doblo e secon- / do los vueyes e vestias otros ganados vacunos hicieren en las tales de[h]esas apacentar / dolos o durmiendo con ellos el dueño o otra persona de su casa por su mandado que tenga tres / dias de carcel con que si el juez lo pareciese por alguna causa arvitraria esta pena de / carcel o moderarla le pueda a hacer.

 

Ley de la pena de los puercos en las de[h]esas / voyales.

 

Otrosí hordenamos y mandamos que atento que las demás de las de[he]sas voyales desta villa están en los montes y en mucha ocasión dentrar en ellas los puercos especial en el tiempo de la / montarera quando andan a comer la vellota que para ella se guarda y aquellas penas no sean de / moderar aunque los puercos acen mucho daño en las dichas de[h]esas cuando las quales todos los pu- / ercos que fueren tomados e se tomaren en las dichas dehesas voiales en los dichos meses de la montanera / octubre e novienbre tenga e paguen de pena de cada caveca dos maravedís y en el otro tiempo del año tenga de pena / de cada caveca tres maravedís y questas dicha penas tan (borrón de tinta) las puedan llevar los erederos e arrenda- / dores de las dichas penas y que los puecos que no pudieren cuyos son los traigan al corral de / esta villa al tercero dia de cómo los acorralaren en los corrales de las de[he]sas e no antes.

 

Ley de la pe- / na de los ganados lanares y cabríos en las de[he]ssas voyales.

 

Otrosí hordenamos y mandamos que / cualesquier ganados ovexunos y cabríos que fueren tomados en las de[he]sas voyales tengan de pena / de cada revaño que asta cien cavecas y den de arriva tres reales de dia o de noche / asta quatro veces y si a la quarta vez fuere de noche o de dia pague la dicha pena en el doblo que son / seis reales y que todas las demás veces que las acieren de noche o de dia paguen la misma / pena de seis reales y que la quarta vez y todas las demás veces que fueren tomados de / dia o de noche sea rreveldia y pague la pena con el doble que son seis reales cada vez por todo aquel / daño porque dende el dia de año nuevo de cada un año se a de comencar a guardar i esta / orden y que pasadas dos rreveldias que comento a doblar la pena e juez le castigue con dos / dias de prisión a dueño o pastor que con el dicho ganado estuviere cada vez que después fue- / ren tomados en reveldia y que nunca pague el rrevaño de noche más de los dichos / seis reales y que de cien cavecas avaxo que no es revaño paguen so pena a blanca de / cada caveca de dia y un maravedís de noche y que si el ganado tal fuere tomado / quatro vezes on que a la quarta vez y todas las demás sea reveldía y pague cada vez la / pena con el doblo con que de noche en reveldia no pague a más de a maravedís de cada ca- / veza y sí mismo tenga la dicha prisión por la horden que arriva esta dicho. /

 

Ley de lo que an de pagar de yerva los ganados en las de[h]esas voyales.

 

Otrosí horde- (fol. 7 r.) // no la tubiere e la ubiere después y registrando la al dicho maiordomo i pagando los cincuenta / maravedís de la escritura antes de los cinco dias en que se adeuda la ierba la pueda escusar sin pa- / gar la ierba al dicho concego y aunque tenga más yeguas no pueda escribir ni escusar más de / aquella y si la dicha yegua no la escribiere en los dichos términos page la ierba de ella sin la po- / der escusar.

 

Ley de la escusa de los erales de la de[he]sas.

 

Otrosí ordenamos y mandamos que / cada un becino desta villa y e los lugares de su jurisdicción que labrare por pan i tubiere / bueies de lavor con que varvechar pue- / da escusar en la de[he]sa voyal donde fuere u sobre / un heral ya no o sin pagar yerva al / qoncejo con tanto que la rrexistren y escrivan / a maiordomo del qoncejo dende el dia de San / Miguel asta el dia de todos Santos de ca- / da un año pague diez maravedís de cada res que ansí escriptura para el qoncejo / e si no lo recibieren en el dicho término que no lo puedan escusar e pague la yerva al qoncejo / y sea asta el dicho dia de todos Santos no lo tuviere y lo uviere después que escriviendo le / al mayordomo e pagando la escritura antes que adeude la yerva le pueda / escusar e que pague al bueiro por la guarda de cada eral descusa diez y siete maravedies por / el tiempo que estuviere en la dicha de[he]ssa y que los añojos sentiendan los que entra nueve reales / y erales y los que entran enojos y tanbien toros que entran erales yacen utreros por na- / vidad y que estos tales erales y añojos descusa los vendieron durante / el ynvernadero de la escusa que es comprador si en su poder la deudare pague la / yerva.

 

Lei de la escritura de tales para todos en las de[he]sas voyales.

 

Otrosí hordenamos / y mandamos que cualquiera de los vecinos esta villa e lugares de su jurisdizión que / tuvieren pastoría de vacas tiniendo treinta vacas de yerro o dende arriva pue- / da traer y escusar en la de[h]esa voyal donde fuere vezino un rreal para / toro con que sea cojudo teniendo esta esenta vacas de yerro o dende arriva pueda / escusar dos erales para toros y teniendo cien vacas de yerro o dende arriva / pueda escusar tres erales para todos y con que todos sean cogudos con tanto que / los escrivan al maiordomo del dia de San Miguel asta el dia de todos santos / de cada un año so pena que sino en este término no las escrivieren que paguen / la yerva dellos y no sea de pagar de la sentencia cosa alguna en servicios destos cosa / alguna y si los castrasen antes que salgan de la de[he]sa que paguen la yerva dellos / al qoncejo

 

Lei que ninguno escriva eral que no sea suio.

 

Otrosí hordenamos y mandamos / que ninguna persona sea osada a escrevir para escusar añojo ni eral que no sea suio / propio sin fraude so pena que la costa no valga y que pague la yerva con el / doblo.

 

Ley de la escusa de las vacas domadas y vestias de aradas.

 

Otrosí hordena- / mos y mandamos que cualquier vecino desta villa e su tierra que labrare por pan teniendo casa / por se pueda escusar en la de[he]sa del lugar donde fueren sobre una vaca domada para / ayudas e lavor arando con ella la montanera y sementera y si no tuviere buei o bueyes / y tuviese dos vacas y arare con ellas de hordinamiento en lugar de vueies no pague / yerva dellas y que ansí mismo no pague yerva de las yeguas y mulas con que / arare e carretearen en la lavor de pan de hordinario y con estas vacas do- / madas quando fueren dos y si no tuviere bueies pueda escusar u heral o añojo / e no quando tuviere una sola y ni que se escusare estas dos vacas aunque tenga más / vacas domadas no se le escusen más de las dichas dos vacas y ansí el que no tuviere / más e una vaca domada se les escusen aunque no barbechen sino que / siembren solamente e si tuviere bueyes que no pueda escusar más de / una vaca y que ansí mismo pueda escusar un heral o añojo (fol. 7 v.) // Con cada par de vestias cavallares o mulares es con que varve-/ charen e sembraren y coxieren el pan de hordinario siendo las tales vestias / suyas e no de otra manera y que las yeguas vaste entender en cosecha y sementera

 

Ley / que no anden mulos machos ni muletos en las de[h]esas voyales.

 

Otrosi hordenamos / e mandamos que nuestras de[h]esas voyales no se acojan a yerva ni se consientan / andar muletos ni mulos de un año arriva por el año que hacen a las yeguas so pena de dos reales por cada vez que fueren tomados en las tales de[h]esas que dos / echen luego fuera de ellos.

 

Ley que no / se echen bueyes a engordar si no cada uno / en su de[h]esa.

 

Otrosi hordenamos y mandamos / que si algun vecino de esta villa e su jurisdición / tuviere algunos ueyes viejos o flacos / o lisiados y los quisieren echar a engordar / no los puedan echar sino en de[h]esa voyal donde fue- / se vecino en no echen mas vueyes de aquellos que hubieren entrado en su la - / branca aora sean conprados o habidos de otra manera so pena de pagar / pena por cada buey ocho reales para el qoncejo.

 

Ley de las rreses que pueden escusar / los voyeros o asneros.

 

Otrosi hordenamos y mandamos que a los asneros de esta villa de Oro- / pessa e lugares de sus jurisdicción se les escuse en las deessas / voyales del qoncejo a cada uno yerba y media por razon de su oficio de ganado vacuno / en la de[h]esa boyal donde guardare las vestias y que a los boyeros se les den las yer - / vas a escusa que se suelan dar quel son las siguentes :

 

Al voyero / de esta villa diez yervas,

Al voiero de Torralva seis yervas

Al voyero / de la Conchuela siete yervas y media en la de[he]ssa de esta villa

Al voyero de La Fuente / del Maesso ocho yervas

Al voyero del Canico seis yervas

Al voyero de Lagar - / tera seis yervas

Al voyero de Herreruela seis yervas

Al voyero de Caliruela / doce yervas

Al voyero de Valtravieso nueve yervas

Al voyero de / La Calzada y Carracalejo nueve yervas

 

Las cuales dichas yervas se entiendan / de ganado bacuno y que a cada uno se le escuse en la mesma de[he]sa a donde / suele traer la voyada en otra con tanto que los dichos asneros se hacen / sean oligados a las registrar al mayordomo del qoncejo desde el dia de / San Miguel hasta el dia de todos Santos siguientes sopena que pierdan las / escusas y sean que queden para el qoncejo que ningun voyero pueda tomar para su / escusa mas de tres reses de una persona so pena de que por cada res que de mas que aco - / xiere de un dueño el tal voyero pague de pena quatro reales por cada / res que ansi acojiere de mas de las dichas tres reses que puede coxer para el qoncejo / y que el voyero pierda las tales yervas y sean para el qoncejo e que si el tal / voyero o asnero acojiere mas yervas de las que puede conforme a la / hordenanza que page la yerva o yervas que mas acojiere con el doblo para el / qoncejo.

 

Ley quando y de que edad se an de domar los novillos.

 

Otrosi hor- / denamos y mandamos que cuando hubiere de domar novillos para bueyes / del año no puedan meter en la de[he]sa boyal mas de un novillo / con cada par de bueies con que hubiere varvechado la varvechera proxima / pasada y que estos novillos agan úteros por navidad siguiente y después de las / entradas y que antes de dicho dia de navidad los domen y unan e ha - / gan norias y les echen ramoxos y los tusen y que aren con el la simentera / siguiente y que los que esta horden dicha no guardaren enteramente paguen la yerva/ de ellos al qoncejo aunque los domen después de navidad y aunque sean de mas /edad que utreros y que esto se entiende que si no se enbiaren con el tal (fol. 8 r.) // novillo paguen la yerva de aquel ynvernadero que / entra en tiempo de la dicha simientera y en lo demas que se entiende como esta dicho.

 

Lei que echen / raya en las de[h]esas voyales.

 

Otrosi hordenamos y mandamos que todas las personas que / traxeren bueies o bestias de arada en la voyada sean obligadas a echar rraya cada vez / en la dicha de[h]esa donde traxeren su vueyes con las yuntas con que allare des- / de mediado avril asta doce de mayo de cada año so pena que el que asi no lo / hiciese y tuviere eral y erales y añojos escritos para la yerba de ellos y oy que no lo / tuviere pague de pena cuatro reales para el qoncejo / por cada par y que los alcaldes e diputados sean / obligados a avisar en sus pueblos a los vecinos por / este pregon diciendo en la yglesia / en misa mayor el dia de San Marcos que / vayan a echar la dicha raya e hacer rexistro y me - / morial ante el escrivano del pueblo donde lo ubiere de las personas que no echare la dicha / rraya y a enviarlas al ayuntamiento e asta postrero de mayo de cada un / año so pena de seiscientos maravedies para el qoncejo para echar la dicha rraya sea obliga - / do a rregistrarlo por un testimonio que jure que lo vio ante un escrivano / del pueblo o ante un alcalde o diputado no aviendo sobre y que se ponga por me- / moria para dar la rracón dello al ayuntamiento so la dicha pena /

 

Ley de la guarda de los cotos de los bueies.

 

Otrosí ordenamos y mandamos que a esta / villa y a los lugares de sus jurisdicción e regimiento a pedirlo y llevando licencia del / ayuntamiento se le de y señale coto competente al pareçer del ayuntamiento / para los bueyes de lavor y para sus escusas y reses domadas del qual puedan gocar las / bestias cavallares y mulares y asnales puercos de los vecinos del pueblo cu -/ yo fuere el coto y que se guarden los dichos cotos desde el dia de / San Juan de junio asta el dia de Nuestra Señora de septiembre y el coto de esta villa se guarde den – / de el dicho dia de San Juan de junio asta el dia de San Miguel de cada un año y si no se / pidiere y diere licencia de los cotos antes de San Juan que no se guarden sino dende / el dia que se diere la licencia y quien en dicho coto no entren otros ganados algunos / sopena de que por cada res bacuna pague cada vez dos maravedies de dia y cuatro de noche / y por cada rebaño de ovejas y cavras que es de çien caveças y dende asi no paguen / de pena medio real de dia y un real de noche y de cien cabezas en abajo paguen / de cada diez caveças quatro maravedies los cuales aplicamos para el qoncejo del lugar cuyo fuere / el coto y que los que no pueden goçar del coto paguen las dichas penas por cada bestia / mayor o menor y por cada res vacuna quatro maravedies.

 

Lei que los vecinos de esta villa pue - / dan hechar sus bueyes en la de[h]esa mas cercanas en cierta manera /

 

Otrosí ordenamos y mandamos que los veçinos y moradores desta villa de Oropesa y su a- / rabal puedan entrar bueyes en cualquier de[h]esa boyal más çercana donde la ceraren / porque a sido ordenanza y costumbre antigua y permitase que los vecino de los luga - / res estando con su lavor lejos donde no puedan alcanzar a dormir a su de[h]esa puedan echar / los bueyes con que alli araren en la de[h]esa voyal mas cercana de noche y los dias de fiesta / durante la varbechera y sementera la cual se entiende no arando en de[h]esa.

 

Ley como se / an de pagar las soldadas de los voyeros y otros oficiales publicos.

 

Otrosi ordenamos y mandamos que las soldadas y salarios terreros que se conciertan con los pueblos sobre / las labranzas y de boyeros y de borriquero y panieros y vegueros y vacunos que se / cojen a voz de qoncejo y otros oficiales públicos semejantes que estos se ejecuten por los carteles (fol. 9 r.) // y repartimientos que se hicyeron con que los tales repartimientos que se hycieren se agan / ante escribano del lugar o por el alcalde o diputados de los lugares con algunas personas de / los que hubieren de pagar que para ello se llamen para que bean como se reparte y se procure / que no se aga agrabio y que el tal escribano de fe de ello y de la renta i concierto que sobre ello estu - / biere echo y que proceda tambien el guramento de los tales oficiales publicos que guren como los / que ubieren de egecutar no lo an pagado y como es e sin que proceda sentencia ni citación / ni otra diligencia se de el dicho mandamiento e - / gecutorio y sea balido y se egecute.

 

Lei de las bebidas / de el rio de guadierba.

 

Lei que no se coga bellota.

 

Otrosi / ordenamos e mandamos que ninguna persona sea osa- / da a coger a bellota en los montes baldios de esta villa / ni en las de[h]esas boyales de esta billa e su tierra so pena que por cada vecino que fueren asiddos / cogiendo la o deribandola o con la bellota cojido o que lo tengan en sus casas o que la traigan / a ellas paguen de pena nueve reales y perdida la abellota para el concego y esten presos en la car- / cel publica de esta villa por tres dias sin remision y si fuera mujer vista al albedrio de juez le / pueda dar la carcelaria fuera de la carcel publica de esta villa de los muros adentro como al juez / le pareciere y si fuere persona tan pobre que no tenga bienes que de pagar que sea revocada / de la pena del dinero y este preso en la carcel seis días sin remisión y que la dicha pena pecu - / naria o de prisión aia de cada persona insolydun aunque sea de una casa o compañía / y si fuere tomado guarda e permites que si algun vecino formalmente con alguna / calgadura o bestia que pueda coger o dar para la bestia / asta medio celemin de abellota para que la cabalgadura en el monte pero que no / lo pueda llebar a su casa y que sobre las denunciaciones sobre lo contenido en esta orde- / nanca y de las otras cosas del monte si la parte viniendo a la carcel confiesa de llana - / mente delito y paga luego la pene que no aia sentencia por ebitar costas pagando / las que esta bieren echas i cuanto a lo contenido en esta ordenanca y de las otras cosas del / monte asi de quinientos como de todo lo demas se pueda saber e averiguar por prueva / y pesquisas aciendo pala y caba permitase que de cada casa una persona pueda coger / en un dia asta un quartillo de vellota de encina para comer aquel día / i en pena con que esto no lo puedan acer porqueros, pastores quienes esten en el monte sino / fuere a alrededor de la maxada pareciendo que son para comerle y como se a de / coger la vellota en las de[h]esas .

 

Ley acer del qoncejo.

 

Otrosi hordenamos y mandamos que / cuando el ayuntamiento diere licencia para coger la vellota de las de[h]esas vo - / yales los que la quisieren bayan a la de[h]esa boyal del lugar donde fueren vecinos / en otra de[h]esa pena de nueve reales por cada vez que fueren hayados cojiendo la / teniendola cojida e la bellota perdida para el concejo y que esta pena page / cada persona ynsolidun aunque sean de una cassa o conpañia y que / en el coger la vellota se guarde la orden siguente. Que ningun no / entre en la tal de[h]esa asta el dia que se obiere de coger de dia claro ni vayan / a las de[h]esa a dormir ni a señalar las ençinas ni otra cosa ni la señalen si no que / las personas de una cassa o quadrilla el dia Sali – / do el sol vayan a la encina que les parecieren a donde otra persona no / este cogiendo o bareando y que aquella encina la vareen y cogan los / de una cassa o compañía y no se pasen a otra asta que ayan acava - (fol. 9 v.) //-do de coger aquella es o se fueren y la dejaren aunque queden la / a vellota en el suelo y este por acavar de coger o de avarcar que / cualquiera otra persona que llegue primero la pueda coger sin pena al- / guna e no se lo esvonber los quales oieren comencado a coger y que todo / lo consentida en esta ordenanza la guarden e cumplan so pena de seys / reales e perdida de la vellota para el quinto desta villa por cada vez que en cualquier / cossa de los susodicho excedieren y que se estara en otras deessas boyales / fuera de la de[h]esa voyal desta villa e / de la de Villalar y la e la Fuente el / Maestro quedo que denunciaran el / alcalde y diputados a las guardas del / tal lugar en y a fuere la de[he]ssa para el dicho / pasto de sus vueyes que la dicha pena la / lleve el qoncejo del tal lugar pero que si se ave- / riguare por prueba o por pesquisa lo tomaren las guardas del qoncejo desta villa / en cualquier de[h]esa que se den las tales penas para el qoncejo de la dicha villa y que ninguna / persona pueda llevar a coger la dicha bellota sino las personas de su casa o / del lugar que tubiere derecho a coger la dicha de[he]sa conforme a esta deman- / da so pena que cada persona que llevan de otro lugar pague la dicha pena pecuna- / ria y perdida la avellota y en concejo.

 

Lei de la pena de los que avarean para / puercos antes de San Miguel.

 

Otrosí ordenamos y mandamos que qual- / quiera persona que avarcase o diere vellota en cualquier manera a puer- / ercos en los monte valdío o de[h]esas de esta villa y su jurisdicción antes del / día de San Miguel de septiembre y en cada un año y en cuia en pena de perdimiento / del quinto de los puercos e más doce respecto al quinto y que la tal persona este / preso en la carcel pública de esta villa nueve días sin remissión e por la segunda / vez e por las demás que avarcare o dare vellota a puercos ante de San Miguel / pague el quinto y dos reales mas por cada vez que lo yciera y este preso por / cada vez los dichos nuebe días .

 

Lei de la pena de los que abarcaria a los / puercos antes que se den las baras.

 

Otrosi ordenamos y mandamos que avar- / care o en cualquier manera diera bellota a puercos o la deribare para varear aya perdido / y cunda el quinto de los puercos que tubiere y comiere la bellota todas las / veces que icyere o se allare por prueba o por pesquisa a cierto hecho para el con - / cejo e mas por la primera vez el que avarcare o escediere tenga tres dias de / carcel e por la segunda vez se invyare por la tercera nueve dias sin remi - / sion y si otra vez bolviere a actuar que se le acreciente la pena a alvedrio / del juez y que la pena de prisión de todas las veces se ejecute aunque por / la primera y segunda vez no aya sido cartigado. E los que después de da - / das la varas para varear a los puercos vareares con vara mayor de marco / que la señalare o subiere en el arbol o remision aya y otras si vareanco / se subiere sobre alguna predia o otra cosa e si la varea fuere garabateado aquella o corriago o hiciereis cabeza de manera que puedan prender entre las ramas / para harremeter o si hubiere antes que salga el solo después de puesto / porque no sea de a razon sino sino de sol a sol que prenda el diezmo de los puercos / para que derrivare lo que el sea para el qoncejo y tenga mas el que es de diez / y la mitad de la prisión arriva dicho y lo que ycieren los hijos o criados obligen a los / padres y a amos porque sea usado asi en esto como en toda las otras penas / y casos contenidas en esta hordenaza de atrás y en adelante y que si se / allaren los puercos en el Montejo fuera del aunque sea dentro de los (fol. 10 r.) // lugares e casas dellos dando vellota estando el dueño o porquero / o pastor con ello sea quirido y no lo estando dueño.

 

Lei como a de pagar el quinto de los puercos / que se allaren vareando.

 

Otrosi ordenamos e mandemos si algunos puercos se allaren comiendo bellota / debago de algun arbol sean abonado antes que se de la licencia para varear y los aunque no se alle / con los puercos su dueño ni el porque no se allare quien los abare o que el dueño de los tales puercos / pague el diesmo de los tales puercos que ansi hallaren comiendo la bellota si no lo salvar estorbando / que otros deribo la dicha bellota que en este caso probando quien deribo la dicha bellota al tal page / el quinto de los dichos puercos sitage lo que / recibir el cobrado de diezmo y que en los dichos casos / conocerán verlo dos guardas que den quenta de ello / en cuanto fuese posible y que si las guardas allaren al - / guno que habiendo aunque aunque no le conozcan que page quin - / to y no diezmo porque si paga maravedies que el que no es era / el porquero o su dueño de los puercos.

 

Ley la orden que se / a de tener en cuenta los puercos.

 

Otrosi ordenamos e mandamos que todos los puercos fueren / tomados en quinto o diezmo con la maior brevedad que sea posible las guardas sean obligadas a tra- / er a corral del concego de esta villa los mismos puercos que asi uvieren para que luego sean quitados en otra / y a non ir por otros so pena de pagar las dichas guardas otro tanto como ban a ir en quenta e traydos / al corral vaya un oficial del ayuntamiento dichos y que de los puercos que sean de quentas tome el quinto / con igualdad que no sea de lo mejor e ni de los peores que los vendan vivos en publico pregon y los remate / en quien mas por ellos diere para el concejo porque por ordenanza esta prohibido que los dichos puercos / de cuanto no los quisiesen comprar sus dueños ni o vos para ellos ni bolviesen ahí poder que aora se permite / que los dueños los puedan comprar y otros sin pena alguna y que si el quinto no llegare a cinco / cavezas para que si pueda tomar una caveza de cuanto que los dichos puercos se tasen e du - / eño pague el dicho a precio para el qoncejo e no lo pagano luego que se le tomó una caveça o dos / e que se venda luego a la persona que por ella mas dure y el dicho precio se pague el dicho / quinto e se enbiere demasía se afleda con ello al dueño de los puercos que oviere tomado / en quinto se ofreçiere a dar dos testigos para salvar sus puecos de cómo otros los bareó / que se espera tres dias para que de la dicha información y entretanto no se aga el quinto con tan- / to que los testigos que presentare no sean sus yjos ni mozos ni familiares.

 

Lei como / se an de quitar los dichos ganados.

 

Otrosí ordenamos y mandamos que cualquiera / persona que asta que el monte seranpa por mandado del ayuntamiento varease / o deribase a vellota en los dichos montes valdios o de[h]esas boyales a cualesquier otros ga- / nados vacunos e obejunos o cabríos que pueda el quinto de todos los dichos ganados / que ansí darian o dieren vellota y que traygan los dichos ganados a quintar al corral del qoncejo des- / ta villa como en lo de los puercos y ansí los quinten y sea el dicho quinto para el qoncejo con tanto / que para los poder quitar los allen derivando la vellota y el ganado comiéndola y el / pastor o dueño con ello estando recien bareada de manera que se entienda que el deribo / la dicha bellota salvo que los bueyes de lavor y vacas domadas no quinten sino que en lugar de quinto paguen de cada res y buey y vaca domada seys rreales de pena para el con- / cejo y que si los bueyes o bacas domadas estuvieren comiendo bellota fuera del monte / o en la arada o en anbas o de las daños no paguen pena dello y que a las guardas los que el / ayuntamiento de poder en como de los quintos de los puercos y que no allando con el gana- / do al pastor estando el ganado comiendo que pague el diezmo del ganado.

 

Lei de la pena / de los puecos que comen bellota sin pastor.

 

Otrosí ordenamos y mandamos que / si allaren algunos puercos comiendo bellota devajo de algunos árboles que / estén vareaos no estando con ellos su dueño ni pastor si el dueño no provare que los / tales árboles estan vareados tendrá antes e jurar e que entró por su mandado / no avareo dichos arvoles que no se le pueda elevar quinto ni pena ni dicha merced de los / tales puercos.

 

Ley de la pena e los que rramonean.

 

Otrosí hordenamos y mandamos que / ninguna persona sea osada de cortar rramon de árboles que lleven vellota ni de fresno / sin licencia del ayuntamiento en ningún tiempo de el año en valdios ni en de[h]esas / voyales desta villa e su jurisizión so pena que paguen de pena de cada (fol. 10 v.) // Harvol que ramontare asta quatro ramas / pague de cada rama cincuenta maravedies y en pasando de quatro ramas de cada una pague / seiscientos maravedies y si estas ramas fueren mas gordas de una ochava de frente / por el corte pague de pena de cada rama que tuviere dicho grueso trescientos / maravedies y que se pueda cortar las ramas que tuviere el / dicho grueso de ochava e no mas de frente / quando se diere licencia para rramontear aunque / sea por vaxo de cortadura y que llamen re- / mochón.

 

Ley de la pena del ganado que / se allare rramonteado.

 

Otrosi hordena- / mos y mandamos que si se allare algun arvol / dencina, roble y que quexido rramoneado e / comiendo en el / rramon algun ganado vacuno, ovejuno y cabruno siendo de una / pastoria si estuvieren los dueños del tal ganado con ello y en cada árvol / estuviere cortada mas de quatro ramas pague cada dueño del ganado de cada / arvol seiscientos maravedies de pena e no estando los dueños con el ganado y allan- / do comiendo el ganado en el rramon pareciendo averse cortado las / ramas para ramon tenga entre todos los ganados que alli se allaren en el rra- / mon de pena ochocientos maravedies de cada arvol e no llegando a la dicha tassa / tenga cada rama de pena cinquenta maravedies y estando comienndo en el ramon solo el / ganado de un dueño de una pastoria no pague mas de los doscentos maravedies de pena / de cada arvol que pasar de la tassa de cuatro reales digo rramas y que la pena / de los ochocientos maravedies de los ganados que se allaren comiendo e rramonenado / sin los dueños e se puedan cobrar del dueño del demas ganado que estuviere / en el ramon al qual le a de quedar su derecho a saldo para cobrar / de los demas y que quando rramonearen obligados a dexar / en cada rama toda.

 

Ley de cómo se a de sacar la leña de las de[he]sas /

 

Otrosi hordenamos e mandamos quen las de[he]sas voiales no corten para rramon / ni para quemar ni para otra cosa alguna leña ninguna ni lo saquen de las / de[he]sas ni los carguen en carreta ni en otra cosa alguna so las / penas puestas en la ordenanca ciento y treinta y ocho / quando por el ayuntamiento se diere licencia para ramonear los árboles / e para sacar la leña que estuviera cortando comido el ramon / lo puedan sacar salvo si el ayuntamiento ordenare o mandare otra cosa / que aquello mandamos se guarde, cumpla e permitese que la leña se pueda sacar de la / de[he]sa en cual cualquier tiempo e ansi mismo que en caso que el ayuntamiento de licencia / para sacar la leña de las de[he]sas después de comido en carretas los sa - / vados o otros dias que no pueda dar licencia para sacar la leña de las / de[h]esas después de comido en carretas los savados o otros dias / que no puedan dar licencia para mas de una carretada de leña a cada / vezino cada dia y los que no tuvieren carretas lo puedan sacar en / vestias.

 

Ley que no corten cosa verde en las de[he]sas voyales /

 

Otrosi ordenamos y mandamos que ninguna persona sea ser osada a cortar (fol. 11 r.) // vi arrancar en ningun dehessa boyal en ningún tiempo / matas ni rretama ni escoria ni otra cosa verde so pena de cient maravedís por cada año / y de ducientos maravedís por cada carga y de quatrocientos maravedis por cada carretada e podida la en- / mienta para el qoncejo e permite so que puedan montar en las dichas dehessas para que la / tierra y espinos y guada por no sin pena alguna e y que no corten parte / nosotros ordenamos y mandamos que ninguna persona sea osada a cotar pedaco nin - / guno que lleve vellota ni fresno ni / quemarás ni hacer nada e so pena que por / cada pie que cortare e fuere de grueso / de una ochava de frente den de arri / va pague mill e quinientos maravedies y si fuere de menos gruesso pague seisicientos / maravedies de pena con que no sean e laparros y mata vaxas pero permutes / que por gramar e coger revaños para avasar vellota y lo que se puede cortar/ de revolla o fresno teniendo más grueso de lo que para ello es me- / nester.

 

Ley que ningúno corte leña con vellota y lo que se puede de cortar con ella.

 

Otrosí ordenamos y mandamos que ninguno sea osado a cortar leña ni otra cosa alguna de arvol que tenga vellota desde / el dia de San Juan de junio en adelante asta que no aya vellota / so pena de nueve reales por cada vez demás de las penas de corte confor- / me a las ordenanzas que sobre ello habían salvo para excede carreta / y arados que aviendonos zedido puedan cortar cada uno lo que bue- / namente oviere menester para sus labranzas e no más ni para otra cosa con que no sea de alcornoque en de[h]esa ni en baldios con que no lo puedan / aber dendel dia de Nuestra Señóra de septienbre asta el dia de San Andefonso / de cada un año y ques que lo corta e tenga bueies e sea labrador / o su mandado so la dicha pena.

 

Ley que vengan al ayuntamiento del / día de Santo Miguel.

 

Otrosí hordenamos y mandamos que todos los alcaldes / y diputados de los lugares de la jurisdicción de esta villa de Oropesa / sean obligados a venir e vengan a esta villa al ayuntamiento / general que se haçe en esta villa cada año el dia de San Miguel y traygan consultado con sus pueblos lo que conbiene al bien público desta / villa y su tierra e traygan de vos sus memoriales formados de los escrivanos / pena de quatro rreales a cada uno por cada vez que dejare de venir no estan- / do impedido con justo impedimento y quando lo estuvieren en vien yn- / formación e testimonio dello con persona de recaudo para que allí se vea el mis- / mo dia de San Miguel de la dicha pena aprecado para el qoncejo

 

Lei que sean creydas / las guardas del concejo y de[h]eseros por su juramento.

 

Otrosi ordenamos y man- / damos que las guardas del qoncejo e deeseros e paniceros e vañaderos e boyeros e / yeguericos e montaraces que poseiere e rescibiere el ayuntamiento de esta villa e / lugares y qoncejos de esta villa e unas personas que los puedan poner para guardar / los términos, montes e de[h]esas, panes e viñas e otros vedados del término / e jusrisdición de esta villa vengan a jurar e juren en forma al ayuntamiento / de esta villa ante un alcalde o escrivano de açer bien su oficio e que puede guar / dar los panes y viñas de otros vedados de los lugares que no sean de (fol. 11 v.) // Lagartera o Torralva y ni dan jurar e su mismo lugar ante el alcalde / vecinos deste pueblo con o aviendo alcalde ante el escrivano o diputado y avien- / do jurado como tres veces sean creydos tengan prueba e si lo que que tocare en los / dichos sus oficios y que las guardas ordinarias del qoncejo de esta villa demás / del juramento que uviere hecho quen fueren recibidos por nunca jamás otra / vez por el de año nuevo de cada un año por que se les tornavan cargar el / nuevo lo que an e hacer porque ansí conbiene por otras causas justas e que / desde el dia de San Miguel de cada un año está que se rrompa el monte en las pe / penas de quinto y vellotan anden juntos e / guardas de dos en dos en tiempo de montanera / en todo el año so pena que los dichos quintos / y penas de vellota y cortes y tierras de ga- / nados que asi en si solo un guarda no al- / gan sino fuere que por alguna causa justa / al guarda guarda usare sola alguna pena de / vellota o quinto de puercos o corte o penas / no lo son pasando la parte contraria sin / juramento que aviendo un traslado de catorçe años / para arriva que concuerde con la declaración / de la guarda que en tal caso valga lo que asi era con tanto que el traslado no hayga / la dicha guarda de ningún lugar consiga ni le trayga por conpa- / ñero y que ninguna guarda de las dehesa pueda solas ni aconpañadas o / a guardar ni penar al monte so pena que lo que aviese sin ninguno / y de ningún valor y efeto entiendese que el aver de andar las guardas / de dos en dos a de ser en los montes valdios porque en las dehesas vaste / andar solos y que las guardas sean oligados hacer ciertas las penas.

 

Que / dieron en sus quentas so pena de pagar ellos la parte de penas que perte- / nece al qoncejo que no salieren çiertas y que se les quite de su salario la justicia / e rregimiento desta villa de Oropessa y su jurisdicción vesamos a su señoría las manos / a quien suplicamos sepa que por toda esta visita e los alcaldes e diputados de los lugares de jurisdicción se an echo las ordenanzas de suso e por to- do se pide se suplica a su señoría la mande confirmar para que tenga fuerça / y se puedan penar y executar por ellas que en ello esta escritura / recivirá merced en Oropesa a seys de novienbre de mill y seycientos y seys / años por mandado de la justicia e rregimiento de la villa de Oropesa. Juan / de Riba, escrivano, justicia e rregimiento de la mi billa de Oropesa.

 

Aviendose visto / las ordenanzas que en presentastes por las quales paresçe aumentar al- / gunas penas de las antiguas que teneys andando y enmendando lo que / sea jusgado ser conbeniente mandar agora según la variedad de los tiempos / conferido y comunicado con algunas de las personas expertas por la / presente tengo de confirmar e confirmo las ciento y ochenta ordenan- / ças escriptas en ciento y iez y seis ojas de papel firmado de Juan de / Riba, escribano del ayuntamiento desta villa.

 

Con que en quanto por la ordenanza / dies y nuebe que dice que los dueños de las çercas e guertas de la dicha / villas las ayan de senbrar todas enteramente e lo que e ellas no senbra- / re lo puedan dar, goçar los demás vecinos con sus ganados libremente sin pena (fol. 12 r.) // alguna respecto de aver se contradicho por todos los vezinos de la dicha villa mandó / sea e se entienda aver cumplido los ovinos de las tales quentas y çercar / con çercar la mitad de ella digo con senbrar la mitad de ella para que en esta / obligación de guardas e les e defenderseles o no poder tener echo aprovechamiento / en lo que de ellas quedare por senbrar los demás vecinos e con tanto que el capítulo / -lo de la ordenanza nobenta y siete que dispone que las mulas que pa- / recian ser de perjuizio para los cavallos en cualquiera tiempo esten fue- / ra del prado de vregajal quando el ayuntamiento lo mandaran e no vuelvan / a entrar sin su liçençia supuesto que en lo que toca a este capítulo en particu- / lar a avido ansimismo contradicción de los vecinos de la dicha / villa de que nos daños de las mulas diciendo resol- / tar algunos yncobenientes desazer- / ban la de la dicha ley y ordenanza.

 

Y en todos / los demás autos suele aver diferencia / sobre ello la qual queriendo ya excusar / para que de todo usaden las quejas que de / los particulares avia mandasemos con / conocimiento o causa e citación de parte yn- / teresada se yciese información y averiguación cerca dello.

 

Y avien- / dose fecho esta en mí Consejo resultando ser de más provecho y / utilidad de la dicha villa e vecinos de ella la conservación de las mulas que / no de roçines teniendo consideraçión de esto y a la esperiencia amojera- / do después que yco la dicha ordenanza a variedad que avido en las cosas / mando que quede derogada en quanto a este capítulo.

 

Y por la presente / la derogo porque no fuese della ni en tiempo alguno se puedan çebar / ni echen en la mulas del dicho prado con las que las dichas declaraciones e / notificación de las dichas ordenanzas las confirmo e mando tengan / fuerca e rigor de lei y estatutos municipales para que las podays execu- / tar y executeis en los que rebeldes y transgresiones dellas fueren e a / la contravinieren tanto en quanto con fuero o derecho de vays contra / ni a las leyes destos Reynos.

 

Que para esto ynterpongo mi autoridad e / decreto qual derecho en tal caso se requiere en fe de lo qual manda / la presente firmada de mí mano y rreferendada de Diego Durán, mí / secretario que es fecha en Savona della a veynte y cinco dis de septiembre / de mill y seyscientos y dos años .

 

El Conde.

 

Por mandado de su señoría / Diego Durán.

 

Fecho y sacado, corregido y conçertado fue este dicho trasla / do de las ordenanzas de la dicha villa de Oropesa e su tierra que saque del / texto de las ordenanças de la dicha villa de Oropessa e su tierra que saqué del / archivo de la dicha villa que estava y está en la sala del ayuntamiento on- / de volvi el dicho orginal de que doy fee el qual es cierto e verdadero e / conparada con su original de donde se sacó, estando presentes por / testigos al avia sacar corregir e conçertar y al volver a entrar el / original donde se sacó Gerónimo de Peral y Alonso Serano, estan- / tes en la dicha billa y ba sacado en estas ciento y treynta y nuebe / fojas con esta y en fee desto mi signo en testimonio de berdad / Juan Ribero.

 

De las quales de las ordenanzas e por los dichos nuestros / Presidente y oydores fui mandado dar traslado a la una parte.

 

Y Pedro / de Vallejo en nonbre de los dichos concejos respondiendo a unas escripturas / presentadas por parte de la dicha villa presentó antes los dichos nuestro presidente (fol. 12 v.) // e oidores una petición.

 

En que dixo que sin envargo dellas deviamos / açer según e como tenía pedido y suplicado y ovo que ante de agora se avia dicho / y alegado por sus partes en que la firmó e por que las dichas justas escri- / turas no perjudicavan a su parte y en espeçial la de los dichos inventarios / y binculos de los vienes de la dicha villa.

 

Por que los dichos ynventarios ni / se avían echo con asistencia de sus partes ni siendo çitados ni llamados para / ellos allarse presentes a lo ver açer e porque tanpoco les perjudicaba / la executoria ganada a favor de la dicha villa contra los lugares de Torralba / arravales y la Corçhuela por nos e aver litigado el pleito de demanda con sus partes / ni ser sobre la dehesa sobre que se litigava.

 

E por quenta nos perjudicava todos di- / chas sus partes los dichos que avian dicho algunos vecinos del dicho lugar / de Lagartera en un pleito que la dicha villa trató con el lugar de Liruela porque no / avia letigado sus partes en aquel pleito e fue sobre otra dehessa e no sobre la de sus / partes sobre que agora e litigavan los dichos testigos avian hecho minçión / della en sus dichos y deposiçiones e por quenta que tanpoco perjudicava a sus / partes las licencias y decretos sacados de los libros / de consistorio de la dicha villa porque por ellos / no se provaba tener derecho de señorio e propiedad / en la dicha dehesa sino tan solamente de jurisizión. /

 

E por que lo mismo hera en quanto a los arrenda- / mientos hechos por el qoncejo de la dicha villa presentados / en el dicho pleito por ser como eran de las penas de las guarderías ge- / nerales de todos los términos della e porque tanpoco perjudicavan a sus partes las / quentas que avian tomado a los mayordomos de la dicha villa por el / qoncejo justicia y rregimiento della porque en ellas no se açía cargo a los dichos ma- /yordomos de las penas pertenecientes a sus partes que estaban en cos- / tumbre de llevar para sí.

 

Y porque tanpoco les açía cargo de los / hervaxes de la dicha villa sobre que hera el dicho aprovechamiento de la bellota / dellas perteneciente a sus partes y que tanbien avian hestado y es- / tavan en costunbre de llevar para sí.

 

Y por que las yervas / que se avian cargado en el cuaderno de las rreses que avian yer- / va en las dehessas que llamabam de Oropesa no heran tal / que sus partes avian arrendado y vendido y que avian teni- / do y tenían derecho a vender y arrendar y estrechando el paso de sus / ganados en la dicha dehessa

 

E porque las quentas de las guardas de / las dehessas que llamavan de la dicha villa tanpoco perjudicava / a sus partes porque tan solamente heran de las penas que conforme / a las dichas hordenancas se devían pagar al qoncejo y no de las pertenes- / cientes a sus partes conforme a ellas y a las leyes de estos rreinos que / tratavan de las dehesas boyales de las penas de los ganados que entra- / van en ellas no siendo de las que conforme a las dichas leyes podian pas- / tar en las dichas dehesas.

 

E porque todas las quentas e arrendamientos de penas sean / sin intervención de sus partes y ansí no le perjudicaba ni podían perjudicar por / no aver notiçia dellas y en caso de que ayan tenido por no las aver contradicho les conpetía / restitución ninguna contra cualesquier lesión y daño que dello se le pudiera según el qual / pedía se le concediese e juró a Dios e forma que no lo aga de maliçia por tanto nos pidió / e suplicó mandasemos dar según de su justicia de la que dicha apelación por los dichos nuestro Presidente y oydores fue mandado / dar traslado a la otra parte la qual parece se notificó e todo lo que el dicho pleito fue qontenido bisto por los dichos / nuestros presidente y oydores dieron e pronunciaron la sentencia difería del tenor siguiente:

 

En el pleito que es entre / los qoncejos e vecinos de los lugares de lagartera y Erreruela jurisdizión de la villa de Oropessa e Pedro de Vallejo / su procurador de la una parte y el qoncejo, justizia e rregimiento de la dicha villa de Oropessa e Diego de Villalobos / su procurador de la otra.

 

Fallamos atentos los autos y méritos del processo deste pleito que debe- / mos declarar y declaramos perteneçer en propiedad a la dicha villa de Orope- / ssa y qoncejo della la dehesa de Lagartera sobre que es este pleito con todo lo a ella perteneçiente / como término suyo y propio y condenados a los dichos qoncejos de Lagartera y Herreruela a / que no ynquieten ni perturben a la dicha villad Oropessa en derecho de propie- / da de la dicha dehesa agora ni en tiempo alguno mandava.

 

Y mando que en la / dicha dehesa y terminos della ayan de tener e tengan los dichos qoncejos e vecinos de los dichos lu- / gares de Lagartera y Herreruela todos los aprovechamientos en su demanda contenidos de los / quales ayan de goçar y gozen en la forma e manera que asta aquí lo an goçado a dis- / pusiçión u orden de la dicha villa de Oropesa y su qoncejo a los quales mandamos no prohíban agora / ni en tiempo alguno en la posesión de aver los dichos aprovechamientos agora ni en tiempo alguno ni / por alguna manera e no acemos condenación de costas e por esta nuestra escritura certificada ansí lo pronunciamos / y mandamos.

 

El licenciado don Luis de Villaviçençio.

 

Doctor don Pedro de Guzmán.

 

El licenciado don Antonio / de Amezqueta.

 

La qual dicha sentencia que de suso va yncorporada por los dichos nuestro / Presidente e oydores fue dada e pronunciada estando aciendo audienzia pública en la villa de Valladolid / adiez y seys dias del mes de mayo de mill y seiscientos y quinçe años / fue notificada a los procuradores de las dichas partes en sus personas.

 

E della por an- / vas partes fue suplicado e Pedro de Vallexo en nonbre de los dichos (fol. 13 r.) // Qonçejos de Lagartera y Herreruela presentó ante los dichos nuestro Presidente y oydores una apelación de / suplicación en que dijo:

 

Que la sentencia en el dicho pleito dada por algunos de los oydores de la / nuestra audienzia en lo que era a favor de sus partes hera buena e justa e como tal la con- / sentía.

 

Y en caso necesario pedia della confirmación pero en quanto en ella se avia de- / clarado pertenecer en propiedad a la dicha villa la dehesa de Lagartera sobre que avía / sido este dicho pleito con todo lo a el perteneciente como término propio suyo lo ordenando a / sus partes a que no ynquetasen ni pertubasen a la dicha villa en el derecho de la propiedad / de las dichas dehessas y en todo lo demás que podía ser en perjuizio y agravio de sus / partes suplican a della y ablando con el acatamiento que devia a la devía revista pública ynjusta / de revocar por lo que del processo resultava y estava dicho e alegado a favor de sus / partes en que se estimava por lo siguiente: lo público por lo qual e porque la dicha dehessa de Lagartera /es propiedad y posesión avia pertenezido y pertenecía a sus partes e la avían tenido / e goçado como de suso suya propia desde ymmemorial aquella parte pastando la / con sus ganados de lavor ansi bueyes como mulas / yeguas y roçines y otras vestias menores conforme / a las ordenanzas de la villa e tierra.

 

Y aciendo en ella / todos los demás aprovechamientos que avían que- / rido e venido por vien libremente como en dehessa suya propia e por ser lo susodicho.

 

An- / sí se avía llamado de la masía a la dehesa de Lagartera y el dicho nonbre no se le avía / dado ni le avía tenido por estar junto al dicho lugar de Lagartera sino por ser propia de / sus partes e que por ser lo e no de la villa avian goçado sus partes privativamente de la yerva, vello- / ta y yerva de la dicha dehesa vendiendo quanto avían querido la dicha vellota y leña / de la dicha dehessa vendiendo quando avian querido la dicha vellota y arrendado parte de / la yerva quando no avían tenido tanta necesidad de ir convirtiendo el precio della e no / sus aprovechamientos particulares suyos son que la dicha villa e su ayuntamiento ayan lle- / vado no gocado cosa alguna de la dicha vellota yerva y leña ni de lo que se saca dello.

 

Por / que ansímismo avian puesto sus partes guardas que guardasen la dicha dehesa y prender y pe- / nas en ella a los que entravan a pastar e hacer otro cualesquier aprovechamiento en ella aun- / que sean vecinos de la dicha villa y de los lugares de sus tierras e jurisdizión.

 

E porque demás de lo susodicho / y que estava probado por sus partes con mucho número de testigos que son el lugar la dicha ynmemo- / rial tenían fundado su intención de derecho para la propiedad de la dicha dehesa no solo por / que cualquier qoncejo e lugar la fundava en qoncejo lexino e dehexano y al que avia e tener / e tenia para que los vecinos e sus ganados pudiesen vivir e conservar se en el pero por estar / como estava la dicha dehesa amoxonada y apartada por sus límites e mojones de / los demás pastos comunes de villa y tierra dentro de los términos particulares de los dichos / lugares de Lagartera y Herreruela y en medio de los dichos exidos que los dichos dos lugares a- / vían tenido e tenían.

 

E porque siendo lo susodicho ansí avía sido en otro agravio el que se / avía hecho a sus partes en aver se declarado pertenecer a la dicha dehessa en pro- / piedad a la dicha villa no siendo suya la propiedad della e porque nos avían pedido / mover los dichos nuestros oydores por las escrituras que avían presentado la parte contraria para prueba / de que era suya la dicha dehesa porque demás de las escrituras y papeles sacados de los li- / bros privados y quentas particulares echas entre ellos y otras personas no podían perjudicar / ni perjudicavan a sus partes porque en quanto a los ynventarios e quentas presentadas / de vienes y rentas suyas por las yervas de las dichas dehessas voyales del qoncejo. /

 

Y entre ellas las de la dicha dehesa de Lagartera y de cada res que entra si en ella fue - / ra de las de lavor y escusa çierta cantidades por lo que pretendia la dicha villa ser suya / la dicha dehessa pues llevava e goçava el dicho provecho.

 

E rrespondía que aunque / la dicha villa oviera llevado lo susodicho no seria porque fuese suyo la dicha dehesa sino / porque conforme a las ordenanzas de la dicha villa e tierra el qoncejo e rregimiento de la villa / e tierra podían llevar de los reses mayores que por los vecinos de la villa y tie- / rra se metiesen en sus dehesas particulares demas de mas de lavor y escuso un / tanto por cada res lo qual no era para la dicha villa ni para sus particulares aprovecha- / mientos.

 

Y para los aprovechamientos comunes de villa e tierra por ser lo susodicho así las quen- / tas que se avian tomado y tomavan de los dichos ervajes al mayordomo a cuyo car- / go estava la cobranza dellas no las toma sino la dicha villa e sus ofiziales sino que jun- / to con la dicha villa si avian allado y allavan a tomar el precio general de villa y tierra con / los diputados de cada lugar della como constava de las mismas quentas en contrario / presentadas e porque por ser lo susodicho ansí al mayordomo y alguacil que se avían non- / brado e nombran para coxer los dichos ervajes.

 

E las penas que se avían llevado e lleva- / van a los que contra las dichas ordenanzas avian entrado y entravan en las dichas dehesas / y en los demás términos, baldíos y comunes, los avían nonbrado y nombraban los Condes de / Oropessa cuya era la dicha villa e tierra e porque tanpoco se podía fundar la dicha villa por / decir que avian puesto e ponia guardas a la dicha dehesa.

 

Y que ansi mismo avian / arrendado y llevado las penas della porque las guardas que avia puesto no avia sido en / particular para la dicha dehessa sino para la común de villa e tierra y en quanto a las / penas que dava avia llevado y arrendado la dicha villa tanpoco las avia llebado / ni llevava parcela ni para sus particulares aprovechamientos sino para (fol. 13 v.) // aprovechamiento común de villa e tierra e conforme a las dichas ordenancas e porque tanpoco / se podía aprovechar de las licencias que darían

 

E avian dado la dicha villa a sus partes para en- / trar a pastar en la dicha dehessa porque si algunas avia dado no avia sido por ser suya la / dicha dehessa sino por la facultad que se le dava como caveça de jurisdicción que hera por las / dichas ordenanzas en quanto por ellas se disponía e mandava que los ganados de villa e tierra / salgán a pastar della en seis de mayo e no bolviesen a estiar en ellas asta el dia / de San Miguel.

 

Y que si al ayuntamiento de la dicha villa le pareciera que fuere necesario entravan / reses el dicho dia de San Miguel a prorrogar la salida algunos dias lo puede haçer para solos los / ganados de lavor y en estos casos de prorrogar el tienpo de la salida o antiçipar de la entrada / a pastar sean en los que la dicha villa avian dado licencia en contra de mí parte y aquello no / por racón del señorío de propiedad de la dicha dehessa sino por racón de la jurisdicción que la dicha / villa tenía en sana como caveça Della.

 

E porque tan propio era de consideración cierta / carta executoria que parecía la dicha villa aver ganado contra los lugares de Torralba i Nacia- / les y la con que la y otra provanca hecha en otro pleyto que pare- / çía aver tratado la dicha villa con el lugar de Caliruela / porque demás de ser executoria y provança fecha entre diferen- / tes personas por ellas no se excluya ni alejalo que sus partes / pretendían en el dicho pleito antes se confirmava en algunas alegaciones que la parte contraria avia / hecho en el `pleito de la dicha executoria e porque quando alguna posesión de propiedad y en nonbre de la / dicha dehesa resultara de las dichas escrituras a favor de la parte contraria que negava /esa ley se excluya con las muchas que resultavan a favor de sus partes de las provanzas / y escrituras que en su favor estavan hechas y entregadas a que no se satisfacía / con lo que la parte contraria avia pretendido de ir contra los testigos della porque siendo como / hera propia de sus partes la dicha dehesa no solo se avía de declarar y perteneçer la propiedad / della e los aprovechamientos que por su demanda tenía pedidos por via de ser conde- / nado la parte contraria a bolver e restituir a sus partes todo lo que en lo poder hazer avian / llevado e goçado de la bellota de la dicha dehessa a racón de a tresçientos doblas cada uno en los / dos años pasados que avian valido la dicha vellota con más lo que a delante lle- / van al dicho respeto.

 

Y en no lo ver mandado ansí por la dicha sentencia se avia hecho a sus partes notorio / agravio e porque aunque mandadose como se mandava por la dicha sentencia que sus partes o- / viesen de goçar e goçasen de todos los aprovechamientos quantos en su demanda según y como asta / entonces lo avian goçado y usado y que la dicha villa no les perturbase en ellos se avian de / entender y entendió que la dicha villa e sus vezinos no avían de goçar con sus partes de los aprove- / chamientos della salbo en lo que tocava a los ervajes y panes en la forma que estava dicho / arriva y conforme a las ordenanzas de villa e tierra.

 

Y que lo que se decía en la dicha sentencia de que / sus partes oviesen de goçar y goçasen de los dichos aprovechamientos fuese a disposición y horden / de la dicha villa y su qoncejo se avia de entender y se entendía conforme lo dispuesto por las dichas ór- / denes.

 

Y pidiendo licencia al dicho ayuntamiento con los casos que heran necesario pedir la / conforme a ella para que toda deuda usase e no pudiese ir entre las dichas partes ade- / lante pero ni diferencias sobrillo.

 

Por lo qual nos pidió e suplicó lo mandamos declarar / ansí porque de otra suerte serian las palabras de la dicha sentencia costas e no se podi- / an verificar las palabras della y seria dar ocasión a que estuviesen en / manos e poder de la parte contraria con más el aver de goçar e no goçar sus partes de los dichos / aprovechamientos lo qual era contradictorio en el que hera a favor de sus partes revocado / la en todo lo demás que hera o podía ser en su perjuizio aviendo como en ella / esta comprendido y en la dicha petición se contenía sobre que pedía justicia e costas.

 

E ofreció se se apremie lo ne- / cesario e pedia restitución para hacer primicia por unos muchos artículos y demás contrarias.

 

E la jurava / en forma de la qual dicha petición por los dichos nuestros presidente y oydores fue mandado dar traslado a las otras partes.

 

Ansí / mandamos Diego de Villalobos en nombre de la dicha villa de Oropessa presentó ante los dichos nuestro Presidente y oydores / una petición en que dixo que la sentencia difería con el dicho pleito dada e pronunciada por algunos de nuestros oydores / en lo que hera a favor de sus partes avia sido justa pero en quanto por ella avia nos mando que / la dehessa sobre que el dicho pleito e términos della oviesen de tener los dichos qoncejos e vecinos / de los lugares de Lagartera y Herreruela todos los aprovechamientos en su demanda contenidos y que sus / partes no les propusiesen en la oposición de hacer la y en todo lo demás que hera o podía ser en / perjuizio de sus partes suplicaba Della.

 

Y ablando con devido acatamiento quanto a ello aver / sido sentencia de hemendar y revocar lo propio por lo qual dicho e alejado e favor de sus / partes en que se afirmava e porque siendo como hera la dicha dehesa propia ynsolidum / de sus partes como por la dicha sentencia se declarava llano tener las partes contrarias ni poder / tener huso ni aprovechamiento del que sus partes les quisiesen permitir y el que a - / vían tenido avia sido tan solamente pastar en la dicha dehessa con sus ga- / nados de lavor desde el dia de San Miguel asta seis de mayo cada año pidiendo licencia / para ello a los dichos sus partes y escribiéndose parte los ganados e porque como cualquier decir (fol. 14 v.) // la dicha sentencia que avian de gocar las partes contrarias de los aprovechamientos de la dicha dehe- / sa en la forma e manera que asta entonces lo avian goçado a dispusición y or- / den de sus partes.

 

E entendía que no avian dello ceder de lo que avia sido uso y en con / ocassión de ser palabras de la dicha sentencia quales.

 

Y con relación a los aprovechamientos qreados a la / demanda pretendian las partes contrarias ynterpretar las en contra sentido.

 

E porque a (encima: a la) / dicha demanda se contenía que las partes contrarias se aprovechasen de / la dicha dehesa para el pasto de sus ganados de lavor, mulas, rocines y bes- / tias declaradas y en quanto aquellos ganados era cierto y llano por el pleito que tan / solamente avian pastado en la dicha forma desde el dia de San Miguel asta seis / de mayo.

 

Y que fuera del dicho tiempo avian pagado e pagavan a sus partes quatro maravedies de / cada buey o bestia de labor.

 

E porque ansimismo se qontenía en la dicha demanda que las partes contrarias / se aprovecharon de la dicha dehessa para el pasto de sus ganados mayores / e menores.

 

E xamas abian tenido tal aprovechamiento e todas las veces que avian en- / trado avian sido penados por ellos salbo quando entraban / por arrendamiento pagado el ervaxe por quanto ansí mismo / se qontenía en la dicha demanda que las partes contrarias avian oje- / ado la dicha dehessa y llevado penas dellos a gana- / dos forasteros y aquello tampoco lo avian hecho ni pedido açer salbo quando abian / tenido arrendado las penas.

 

E porque la nueva se contenía la dicha demanda que a- / vían puesto guardas que guardasen la dicha dehessa y aquella tampoco lo avian / hecho ni podido haçer a quien avía puesto e podido poner las dichas guardas e- / ran las dichas sus partes.

 

E porque ansí mismo se qontenía en la dicha demanda que las partes contrarias avian / coxido y vendido la vellota de la dicha dehessa lo qual no podían hacer ni podian hacer / salbo alguna vez que sus partes graciosamente se avian deda permissión para / vender la dicha villota para socorrer alguna necesidad.

 

E porque ansí mandamos se qontenía en la / dicha demanda que las partes contrarias avian vendido la yerba de la dicha dehesa / y arado algunos pedaços della lo qual avían hecho jamás ni podido açer e por / que por escrituras auténticas e providencias e confessiones de las partes contrarias constavan notoria- / mente de la justizia de sus partes para todos los susodicho y ansí mismo constava averse perjurado los / testigos e las partes contrarias e por e los dichos lugares no tenían términos propios e porque todos los / términos que estavan alrededor eran propios de sus partes al llamarse la dicha dehe- / sa de Lagartera por estar cerca del dicho lugar como avian otras en el término de la / dicha villa que tomavan el nombre de las aldeas más cercanas y heran propias de sus partes.

 

Por / todo lo qual nos pidió e suplicó que confirmándo la dicha sentencia en lo que hera / a favor de sus partes la mandase revocar y enmendar en todo lo que hera en su / perjuizio pronunciando e declarando a favor de sus partes en todos los capítulos qontenidos en la dicha publicación / y aviendo en todo según e como por su parte estava pedido e pedia restitución y entrega / e la jurava en forma contra cualesquier casso del tiempo que se cobre e pasado pleito / presenta la dicha suspensión e todo lo que el pidió justizia e costas e ofrecióse aprobar / lo necesario e pedia restitución e la jurava por los nuestros artículos e diariamente contrarias de la qual / dicha publicación por los nuestros Presidente y oydores fue mandado dar traslado a la otra parte e respondiendo a ella Pedro de / Vallexo en nombre de los dichos lugares de Lagartera y Herrerruela presentó ante los dichos / nuestros Presidente e Oydores una apelación en que dixo:

Deviamos de denegar a la parte contraria lo que por / la dicha petición podia e aver según como por su parte estava pedido por sus partes por lo que / en su nonbre tenia dicho e alejado en que se afirmava y lo siguiente:

 

Lo primero por lo qual e por / que la dehessa de Lagartera que se litigava no avia sido ni era propia de la parte / contraria sino de sus partes y como tal se avian aprovechado della pastando con / sus ganados libremente y sin licencia que para ello avian pedido a la parte contraria. /

 

E porque si no entravan a pastar en ella sino desde el dia de San Miguel e septiembre / asta seis de mayo aquello no avia sido por que no fuese propia de sus partes la dehe- / sa sino era porque conforme a las ordenanzas de villa e tierra ni la misma villa / de Oropessa ni los lugares de su jurisdicción.

 

No podian entrar a pastar con sus ganados en / la propia dehesa que la dicha villa e cada lugar tenía por convenir ansi la conser- / vaçión dellos a su pueblo.

 

E por que si alguna licencia avia dado la dicha villa a sus partes / y a los demás lugares e su jurisdicción no hera en el dicho tiempo de San Miguel a mayo si- / no que quanto antes de San Miguel querían entrar a pastar y aquello no porque fuesen / propios de la dicha villa las dehesas de los dichos lugares sino porque así estava / ordenado e dispuesto por las dichas ordenanzas.

 

E porque los aprovechamientos / que por las dichas sentencias de vista y rrevista se mandava tuviesen sus partes en la / dicha dehesa de Lagartera se obiese de entender estar dadas libremente a sus partes para que los pu- / diesen aver en ella ni licencia ni voluntad de la parte contraria excesso en el caso referido.

 

En quanto con (fol. 15 r.) // forme a las ordenancas no podían entrar a pastar antes del dia de San Miguel ni pedir / licencia a la dicha villa e su ayuntamiento pues si se entendiese de otras suertes como pe- / tendia la parte contraria vendria aser contraria la dicha sentencia y estaría en mano de la parte con- / traria el poder goçar sus partes de los aprovechamientos que por ellas les davan.

 

E por que los / dichos sus partes no avian pagado ni pagavan a la parte contraria por los bueyes o ganados de la- / vor que avian metido a pastar fuera del dicho tiempo de San Miguel asta mayo como se devia / en contrario por alguna cosa avian pagado por alguna res o vestia de lavor que fuera del / dicho tiempo entrava a pastar no era tanpoco por el dicho pastoreo ni por aquella dicha dehessa / fuese de la parte contraria sino porque no devia pagar conforme a las ordenanzas cualquiera / rres de lavor que entrara a pastar en cualquiera dehessa de la dicha villa e sus lugares por ser tiempo / costeado y aquello que se avía pagado e pagava por pena no avia sido ni hera para la dicha / villa sino para todo el qoncejo general de villa y tierra como se disponía por las dichas ordenanzas.

 

E por- / que los dichos sus partes nunca se avian aprovechado aunque pudiesen de pasto de la / dicha dehessa para sus ganados mensualmente porque como / tenían vastante pasto para ellos en la comarca de villa y tie- / rra no avían acostumbrado a meter ganado me- / nor en la dicha dehessa e si alguno metían a pastar / en ella era por arrendamiento que los dichos qoncejos açian alcanze de los dichos lugares es estraños / por el precio que se concertavan el qual se convertían solo en los usos particulares / de los dichos lugares de Lagartera y Herreruela ni que ellas oviesen tenido ni tuviesen / parte alguna la dicha villa de Oropesa ni por racón del ervaxe ni de otro alguno de la dicha / dehessa aya llevado ni llevasemos a alguna porque sus partes avian dado la dicha dehesa / como cosa suya y avían berjado vayas con ellas conforme a las licencias que avian puesto / en el la guardase personas que las guardasen.

 

Y avian llevado y llevavan pri- / vativamente las personas della de las sus menciaiciones que avian hechos sus guar- / das e si algunos vezinos de los dichos lugares avían arrendado a la dicha villa la guarde- / ría e pinar de la dicha dehessa avia sido de las denunciaciones que acian las guar- / das puestas por la dicha villa para lo común de villa e tierra.

 

E lo que de los dicho arren- / damientos se sacava no era privativamente para la dicha villa sino para todo el qoncejo común de villa / y tierra e por que lo qual tocava al aprovechamiento de la vellota de la dicha dehessa / avia sido y era propia privativa de sus partes i por serlo lo avían vendido y / arrendado a quien avian querio y se avian aprovechado della libremente / y sin licencia de la parte contraria e no por premisión suya como devia en contrato.

 

E porque / ansí mismo sin licencia e premisión avian vendido y arrendado sus partes quando avian / querido e tenían neçesidad la yerva que le sobrava de la dicha dehessa e avian / arado e labrado e podido labrar algunos pedacos labrantios que en ella avian a- / vido y avia como en dehesa propia suya e por que lo dicho estava provado con escrituras / y presentaciones de derecho que en su favor tenían sus partes las quales no estavan e / escluian por las escrituras e preventivas contrarias por confissiones de sus partes antes dellas / e de las ordenanzas resultaría que las que la dicha villa e tierra tenían no heran / çiertas ni verdaderas y que es e avian perxurado los testigos della de que protestava / se querellarían sus partes quando les conviniese e por que tanpoco era çierto lo que se / devía en contra de que todos los términos que estavan alrededor de los dichos lugares de Lagar- / tera y Herreruela eran propios de la dicha y no de sus partes por que la dicha villa en propiedad / no avia tenido nunca privativamente por suya más que solo la dehesa que lla- / mavan de la villa como era propia de cada uno de los lugares de su jurisdizión las dehesas / voyales que cada lugar tenia e todos los demás términos comunes que avía dentro de / la dicha villa e su jurisdicción no eran términos privativamente suios si no comunes de la dicha villa / e sus lugares.

 

E ni que la dicha villa tuviesse en ellas más derecho que cada uno de los dichos / lugares antes los lugares tenían mayor aprovechamientos que a dicha villa en e- / llas respecto que los vezinos e ganados de los dichos lugares era çinco veces más / que los de la dicha villa porlo qual nos pidió e suplicó que denegado a la parte contraria / lo que por la dicha petición pedia mandamos aver según como tenía pedido es e todo / justicia sobre todo lo qual el dicho pleito fue qontenido e las partes recividas a prueva e forma / e con cierto término dentro del qual por parte de los dichos lugares de Lagartera e Herrerue- / ra izo ver la providencia.

 

E por parte de la dicha villa de Oropessa se pidió restitución e le / fue concedida con la mitad del término provatorio con que las dichas partes fueron / realizadas a prueva en via ordinaria e dentro del dicho término por parte de la dicha villa / se hiço çierta providencia por testigos y escrituras de que se pidió e hiço publicación e qoncejo el dicho pleito / e visto por los dichos nuestro Presidente y oydores dieron e pronunciaron en el dicho pleito (fol. 15 v.) // y entre las dichas partes sentencia diferia que es del tenor siguiente:

 

En el pleito que es entre / el qoncejo e vezinos de los lugares de Lagartera y Herreruela, jurisdizión de la villa de Oropesa, e Pedro / de Vallexo, su procurador de la una parte y el qoncejo, justicia e regimiento de la dicha villa e Diego / de Villalobos de la otra parte (Tachado) fallamos que las sentencia diferida en este pleito dada e provisonada / por algunos de los oydores desta Real Audiençia y chancillería del Rey, Nuestro Señor de que por anvas / las dichas partes fue suplicado fue y es e den a justa e derechamente dada e pronunciada e sin en / vargo de las racones a manera de los agravios contra ella dichas e alegadas la debe- / mos de confirmar y confirmamos con que no sobre los aprovechamientos que por / las dichas sentencia declaramos poder tener los dichos qoncejos de Lagartera y Herreruela, / en la dehesa de Lagartera sobre que este pleito e los demás en sus pedimientos queridos / a y an de ser e sean, sin que sean a dispusicion ni horden de la dicha villa de Oro- / pessa ni suya ni tampoco guardan de los dichos qoncejos de los dichos lugares / de Lagartera y Herreruela en el uso e gozar de / los dichos aprovechamientos las ordenanzas de la / dicha villa de Oropessa.

 

E no acemos condenación de / costas e por esta nuestra sentencia dicha en grado de re- / vista ansí lo pronunciamos e mandamos y en racón de lo demás pedido porque de los / dichos qoncejos de Lagartera y Herreruela contra la dicha villa de Oropessa le ausol- vemos e damos por libre.

 

El doctor Juan de San Vicente.

 

El Doctor Roque de /Vargas.

 

El Licenciado Don Miguel de Carvaxal y Megía.

 

La qual dicha sentencia que de / suso va yncorporada por los dichos nuestro Presidente y oidores fue dada e pronuncia- / da estando aviendo audiencia pública en la ciudad de Valladolid a diez y seis dias del mes de / febrero de mill y seiscientos y diez y ocho años.

 

E fue notificada a los procuradores de las dichas partes / en sus personas e della por parte de los dichos lugares de Lagartera y Herreruela /

 

Fue suplicado en quanto era de vista e Pedro de Vallexo en su nonbre presentó ante los dichos / nuestro Presidente y oydores una apelación de suplicación en que dixo que la sentencia últimamente por nos / dada en lo que hera de rrevista nos suplicava pero en quanto era de vista e / por ella avian absuelto e dado por libres a las partes contrarias de los apro- / vechamientos e demás pertenencientes a sus partes de la dehesa.

 

Sobre que ansí a si- / do el dicho pleito que avian llevado e gocado della la parte contraria en los / anos que avían corrido desde el año treçe que se avia movido el dicho pleito / suplicava de la dicha sentencia y abalando con el acatamiento que devía la decía yn- / justa y de revocar y hemendar en quanto a lo susodicho.

 

Por lo siguiente lo primero lo proveyó por lo / general favorable a su parte e porque aviendose declarado por las sentencias / dadas pertenescer a su partes todos los aprovechamientos de la dicha dehessa / qontenidos en sus demandas y en los demás pedimientos por ellos echos.

 

E siendo uno de los / dichos aprovechamientos los de la vellota e penas hechas causadas por / las guardas que sus partes avian puesto y avian de poner en la dicha dehesa / aviendo gocado la dicha villay llebado para sí la dicha vellota e penas dende / el dicho año de seiscientos y trece y los demás que avían corrido después cerca que / avia tenido vellota la dicha dehessa avia devidos e condenado la parte contraria / a bolver y restituir a sus partes la dicha vellota e penas por ellas su xusto / valor y estimación pues de otra suerte en los dichos años en los aprovechamientos / que se les madavan dar por las dichas sentencias por tanto nos pidió e suplicó / mandasemos revocar e revocaremos la dicha sentencia en en quanto era de vista e condena- / semos a las partes contrarias que avían gocado en los dichos años o les pagasen por / ellos lo que justamente avian valido en cada un año dellos que los que / las avian llevado e gocado desde seiscientos trece conforme a las condenas e providencias / del dicho pleito sobre que pidia justicia e costas y para ello alcance.

 

E por otro- / si dixo que por la dicha sentencia ultimamente dada se mandava que sus partes gocen / en el huso de los dichos aprovechamientos guardasen las hordenancas / de la dicha villa.

 

Y aunque las dichas ordenanzas que se mandavan guar- / dar se entendian avian de ser los de la villa e tierra que heran las pre- / sentadas en este pleito para que sobre ello no pudiese aver duda / por lo qual nos pidió a su parte que por vía de declaraçión de la dicha / sentencia o como aya lugar de derecho los mandamos declarar ansí mandado / quel lo susoicho guardando las hordenancas de la dicha villa / e tierra en este pleito presentadas sobre que pidió justicia e costas.

 

E quien para (fol. 16 r.) // lo proveher si llevase en provisión a la sala de la qual dicha provisión por los / dichos nuestros Presidente e oydores, fue mandado dar traslado a la otra parte por parte de la / dicha villa de Oropessa.

 

Se proveyó ante los dichos nuestros Presidente e oydores una apelación de / suplicación de las sentencia de revista con la pena e fianzas de las mill y quinientas / doblas de cavecas que la ley de segunda dispone a lo qual se respondió / por los dichos lugares e Pedro de Vallexo en nonbre de los dichos qoncejos de Lagartera // Herreruela puesto ante los dichos nuestro Presidente y oydores una petición en que dijo que / devimos de declarar no aver cunplido la parte contraria con la obligación / y sentencia que estava obligado a dar en consecuencia dello deviamos demandar / repeler del dicho pleito la dicha petición de segunda sin suspensión por lo que del proceso y autos re- / sultava a favor i es aparte.

 

I por lo siguiente, lo primero por lo qual e porque los que / avían letigado litigavan en el dicho pleito eran qonsejo e vecinos de la dicha villa, justizia / y rregimiento della como qoncejo y no como parti- / culares y la dicha villa no avía podido ni podía / obligarles propios y rentas della a pagar / las dichas mill y quinientas doblas sea nuestra licen- / cia e facultad Real.

 

E porque quando no fuera necesaria la dicha licencia a lo menos / era necesario licencia y decreto de la justizia con información que procediera de la utilidad / que a la dicha villa se le seguía el poner la dicha segunda suplicación.

 

Y aquello no solo / estava hecho pero el dicho pleito resultava lo contrario por la poca justizia y derecho que la parte / contraria avia tenido e tenia para lo que pretendía e porque siendo imposición / quedaba y el abono della y la confirmación de la justizia principalmente que la confirmación / de la justicia estava hecha por dos mismos alcaldes que como tales como fiadores se a- / vian obligado.

 

Por tanto nos pidió e suplicó mandasemos repeler el dicho pleito la dicha / publicación de segunda suplicación y declarasemos no avian cunplido la parte contrarias con lo dispu- / esto por la dicha lei de segunda e sus declaratorias e sentencias todo pedía justizia a esta sobre / el dicho artículo ante todas cossas devido pronunciamiento.

 

E para ellos e traiga / provisión a la sala e protestava entretanto que lo dicho se determinava no aya / corrido ni corra termino algunas su parte y ni alegar de su justizia e reponer / en la publicación de segunda suplicación después de los que e Diego de Villalobos en nombre del dicho qonsejo e justizia / de la dicha villa de Oropesa presentó ante los dichos nuestro Presidente y oydores una petición en que dijo / que en el dicho pleito se avia dado sentencia en grado de rrevista por el presidente e oydores / de la nuestra audiencia de la que avían suplicado las partes contrarias.

 

Y en quanto por e- / lla estavan sus partes absueltos de los pedimientos y echos por las partes contrarias / usar de la vellota que devian se avian coxido en la dicha dehessa desde / el año de seiscientos y trece asta entonçes y penas que se avian llevado dellas las quales / suponian se devian repeler de proceso del dicho pleito porque anvas sentencias avian / ynstancia y contenían y absolvían de las dichas penas la de vista / e no aver condenación a la de revista en no absolver expresamente.

 

Por / lo qual nos pidió e suplicó mandasemos repeler del processo del dicho pleito la dicha apelación / de suplicación declarando estar a las partes contrarias y excusión de cosa juzgada sobre / que pedia justizia e costa.

 

E que se llevasen ellas en provecho e por un / otrosí de la dicha apelación devía que lo pedido por las partes contrarias cer- / ca de que se declarase que las ordenanzas de que se avian en la sentencia de / vista e revista eran las presentadas en el dicho pleito que se avian echo al año / de mill y seiscientos y dos seria justo con dos limitaciones.

 

E aun a que / el entendiese en perjuizio de la segunda suplicazión por sus partes y rrespuesta de / la dicha sentencia de rrevista e por la de vista se mandava que tuviese las partes / contrarias en la dehesa sobre quier a el dicho pleito obiese de ser y fuese con / las condiciones e limitaçiones contenidas en las dichas ordenanzas.

 

Así en quanto a las / licencias que a sus partes se avian pedido como a la fianza en que avian de hu- / sar de la dicha dehessa las partes contrarias de la dicha dehesa teniendo / en ella aprovechar pastos.

 

Por lo qual nos pidió e suplicó lo mismo declaravan si / que son para ello era necesario súplica e clemencia de sus partes avlando con el debido / acatamiento suplicava de no lo aver declarado ansí que pedia restitución / contra el qual transcurso de tiempo que se cobrase passado para interponer / la suplicación, sobre que pedía justicia de la qual dicha pasaba por los dichos nuestro Presidente / y oydores fue mandado dar traslado a la otra parte.

 

E Pedro de Vallexo respondiendo / a ella presto ante los dichos nuestro presidente e oydores una petición en que dixo que / deviamos de hacer como estava pedido por su parte un envargo / de lo encontrado dicho e alejado por los señores.

 

Lo primero por lo qual e por- / que su parte avia pedido interponer la suplicación que tenía yn- / terpuesta por no aver más de una sentencia sobre ello de que avia suplicado (fol. 16 v.) // y la primera no aver hecho ynstancia ni della poder rresultar la dicha / excussión de cosa juzgada e porque la declaraçión que ansímismo / no tenía su parte pedida era tan injusto que tanpoco la avia podido ni po- / día negar la parte contraria y aunque decia se avia de parte con las dichas / dos calidades que en su publicación refería la primera o fuese ni perjuizio de / las segundas suplicación que devia e tenía interpuesta del las sentencias de rrevista dada / segunda sobre los aprovechamientos que por las sentencias de vista y rrevista mandava / sus partes tuviesen en las dichas sentencias que era este dicho pleito diesedes oviese de ser y fue- / se con las condiciones y limitaciones guardadas en las ordenanzas publicadas e que / era el dicho pleito quienes avian hecho por el qoncejo qual de villa e tierra ansí en qoncejo a las / licencias que se avian pedir a la justicia e rreximiento de la dicha ciudad como / en la forma en que avian de usar sus partes de la dicha dehesa i tener de- / lla los dichos aprovechamientos sus partes no contradecían la dicha primer / calidad en caso que obiera lugar a la dicha / segunda suplicación y que la parte contraria obiese cumplido / cerca dello por lo dispuesto e mandado / por nuestras leyes ni tanpoco se contra- / decía a la segunda como della no se pretendía / más de lo dispuesto por las dichas ordenanzas de villa e tierra porque la / sentencia de rrevista está mandada guardar.

 

Por lo qual nos pidió e suplicó que de al / qonsejo a la parte con ello que por la dicha parte pedia cerca de repelerse el / dicho pleito la suplicación de su parte y recivió de cosa juzgada que oponían nuestro / aver en todos según como tenía pedido e por su parte grava su pasado por / que pedía justizia e costas de la qual dicha apelación por los dichos nuestros Presidente e oydores / face e mandó dar traslado a la otra parte después de lo qual parece que el dicho / Pedro de Vallexo en nonbre de los dichos qoncejos e vecinos de los dichos lugares de La- / gartera y erreruela presentó ante los dichos nuestro Presidente e oydores una petición / en que dixo que en el dicho pleito se avian dado por nuetros oydores sentecias / de vista e de rrevista y en los que eran conformes nos pidió e suplicó mandasemos que / en lo que las dichas sentencias erán conformes nos pidió e suplicó mandasemos que de / la dicha sentencias eran conformes se librase he dicho aparte a sus partes carta / executoria para que lo en ellas querido le fuese guardado cumplido y ejecutado / de la qual dicha petición por los dichos nuestros Presidente y oydores fue mandado dar traslado / a la otra parte y que se llevase a la sala y en ella visto dieron e / pronunciaron el auto del tenor siguiente:

 

Entre el qonçejo, justizia e rregimiento e vecinos / de la villa de Oropessa e Diego de Villalobos, su procurador de una parte y los qonçejos e / vecinos de los lugares e Lagartera y Herreruela e Pedro de Vallexo, su / procurador de la otra visto este processo y autos del por los dichos señores Presidente y oydores / desta Real Audiençia en Valladolid, a once de mayo de seiscientos diez y ocho dixeron / que en declaración de las sentencias de vista e rrevista en esta causa por los dichos / señores dada declaravan e declararon que las ordenanzas que a- / vian de guardar los dichos qoncejos de Lagartera y Herreruela en los apro- / vechamientos que por las dichas partes les estavan dadas en la dicha dehe- / sa de Lagartera ayan de ser e sean las ordenanças que en este dicho pleito estan / presentadas e ansí mismo la qual dicha villa e su tierra hicieren que esta vieren en apelación / pública de suplicación prisada por los dichos qoncejos en veynte y tres de febrero deste presente año / en racón de los en ella qontenido cerca de que si les mandase pagar lo / que oviesen valido a los aprovechamientos de la vellota de la dicha / dehessa mandaron se repelar la dicha apelación en rraçon de lo susodicho. /

 

E mandaron se diere carta exeutoria a los dichos qoncejos de las sentencias de vista e rrevis- / ta en lo que son conformes y contra quien lo son el qual fue dado e pro- / nunciado dia, mes y año en el qonsexo e fue notificado a los procuradores de las dichas / partes en sus personas y del dicho auto por entrambas partes fue suplicado e Diego / de Villalobos en nonbre del dicho qoncexo, justizia y rregimiento de la dicha villa e Oro- / pessa presentó a los dichos nuestro Presidente e oydores una apelación de súplica- / ción.

 

En que dixo que el auto en el dicho pleitos por nos dado en lo que era / e favor a sus partes avia sido justa pero en quanto por ella aviamos mandado se / librase a los dichos qoncejos carta executoria de las sentencias de vista e rrevista en los que / eran conformes y contra quien lo eran y en todo lo demás que era en perjuizio de sus partes suplicava del.

 

Y ablando con el devido acatamiento / quanto a lo suplicado dicho decia aver sido y ser ninguna de enmendar y rrevocar lo propio / por lo general dicho e alisado por sus partes en que se afirmava. /

 

E porque las sentencias de vista e de rrevista en el dicho pleito dadas solo / eran conformes en quanto avian declarado ser propia de sus partes. (fol. 17 r.) // la dicha dehesa sobre que avia sido el dicho pleito e solo a sus partes y / se podia librar carta ejexutoria della porque en cuanto a lo susodicho se avia / passado en cosa juzgada y en todo lo demás que podia ser a- / gravio della sus partes contrarias la dicha sentencia porque la de vista dijo avia / que husar ende los aprovechamientos en ella quando la disposición y orden / de sus partes y en la de revista se disponia lo contrario que los tu- / viesen en la dicha disposición e ordene porque si anvos suplicar / por sus partes según la voz de la dicha sentencia de rrevista para ante nuestra pena / real con la pena e fuerza dellas mill quinientas doblas no se podía des- / pachar cartas ejecutorias della ni mandar en cossa alguna en perjuizio de la segunda suspensión e porque quando las dichas sentencias fueran en algo conforme y / se pudiera librar carta executoria della avia des e confianzas como / disponia por mas leyes.

 

Por lo cual nos / pidio e suplicó que confirmando el / dicho auto en lo que era en favor de / sus partes le mandamos e mandar y revocar en / lo que era en su perjuizio de necesidad a las partes contrarias e a dichas executorias / sobre que pedía justicia de la qual dicha apelación por los dichos nuestro presidente / y oydores fue mandado dar traslado de la otra parte.

 

E ansí mismo parece que Pedro de Va- / llexo, en nonbre del dicho qoncejo e vecinos de los lugares de Lagartera / y Herreruela presentó ante los dichos nuestros presidente y oidores una apelación / en que dixo que el auto por nos dado en lo favorable a / su parte nos suplicava pero en lo que hera en su perjuizio / e por el aviamos mandado se repeliese del dicho pleito / e apelación de suplicación en el dicho proceso presentado por su parte en veinte y tres / de hebrero pasado cerca de que se le mandase pagar lo que / uviesen valido los aprovechamientos de la bellota sobre que / con el acatamiento devido la devían publicar e de rrevocar por lo / questava dicho a favor de su parte e por lo siguiente lo publicó por lo / qual e porque la suplicación por su parte interpuesta cerca del / aprovechamiento de la dicha bellota no se avia podido ni / podia mandar dar recovar apelar por no aver sido ni ser cer- / ca dello mas de unas sentencias que avia sido última de rrevista lo / que avian sido las partes contrarias absueltos de los dichos apro- / vechamientos que avian gozado e elevado de la dicha dehesa. /

 

E porque de la sentencia de vista no se avia tratado de lo último dicho / ni avia avido autosolución ni contradicción cerca dello / e no lo aviendo avido no avia quedado sentenciado ni denegar / a sus partes por la dicha sentencia e por ser lo último dicho ansí e a segunda / de rrevista no avia dicho que confirmava sino que av- / solvia qual no dixeramos que confirmara si la parte / contrario esta viera absuelto en la parte.

 

E porque / que no nos aviamos pedido mover a dar el dicho auto / por decir que avian estado estar pedido por su parte lo / susodicho ante la dicha sentencia de vista para que no dandoselo / por ella fuere visto de negarsela y no se podiese / pedir i el nuevo después desta fenecido / y acavado el pleito en revista porque el dicho a- / via lugar e procedian los frutos de aprovecha- / mientos que se pedían y devían oficio de juez / novenario pero no de que se avian pedido / y devido para çión e condiçión de la ley como (fol. 17 v.) // pedían en el dicho pleito e porque estando como está- / estaban sus partes amparadas en la posesión del dicho apro- / vechamiento y de los demás de la dicha dehesa- / para que los gozaran libremente como asta esto / en los habian gozado si la parte contraria no fuera / quedada a volver y restituir a sus partes el aprove- / chamiento que de derecho por fuerza les había qui- / tado no solo consiguiría provecho de su de- / lito e fuerza.

 

Por lo qual nos pidió e suplicó / que confirmando el dicho / auto en lo favorable / a su parte le enmendásemos / en lo demás e hiciésemos según e como por / sus partes estava pedido sobre que pedía justizia e otras / sobre todo lo que el dicho pleito fue querido condenado e visto por los dichos / nuestro presidente y oydores e dieron pronunciaron un auto en gra- / do de revista que es del tenor siguiente:

 

Entre / el qoncejo, justizia e reximiento de la Villa de Oropesa / y Diego de Villalobos, su procurador de la una parte y los / qoncejos e vecinos de los lugares de Lagartera y Herreruela / e Pedro de Vallexo, su procurador de la otra. Visto / este proceso y autos del por los señores presidente e oydores / de esta real audienzia en Valladolid a veynte y dos de mayo de / seiscientos y dieciocho dixeron que confirmaban e confirman / el grado de rrevista del auto e mandamiento en este pleito / por los dichos señores, dado por el cual en decla- / racion de las sentencias de vista e revista en esta causa / por los dichos señores dadas avian declarado que las / ordenanzas que avian de guardar los dichos qoncejos de / Lagartera y Herreruela en los aprovechamientos que / por las dichas sentencias les están dados en la dicha dehe- / sa de Lagartera oliesen de ser que fuese las orde- / nancas que en el dicho pleito estaban presentadas.

 

E ansí mismo las / que la dicha villa e su tierra aciesen estuviesen con- / firmadas por su majestad e despacho de su real qonsejo y a- / vian mandado que la petición de suspensión y revista por los dichos / qonsejos en veintitrés de hebrero de este presente año en rracon / de lo en ella qontenido cerca de que se les mandase pagar / lo que obrasen balido los aprovechamientos de la bellota / de la dicha de[he]ssa avian mandado se / repeliese la dicha apelación en rracon de lo susodicho

 

E avian / mandado se libra e carta executoria a los dichos qonsejos de las / dichas sentencias de vista e rrevista en lo que eran con- / formes e contra quien los eran en todo e por todo / como en el dicho auto sigue sin embargo de la suplicación (fol. 18 r.) // del ynterpuesta por anvas las dichas partes el qual / fue dado e pronunciado día mes y año en el qonsexo e conforme / a lo susodicho e de pedimiento e suscripción de la parte de los / dichos lugares de Lagartera y Herreruela por los / dichos nuestro Presidente e oydores fue acordado que deviamos / demandar e dar esta nuestra carta executoria para vos / en la dicha raçón, e nos tuvimos lo por vien.

 

E por / que los mandamos que luego que con ella o con el dicho / su traslado signado de escrivano público según / dicho es fueren e fuesen requeridos o qual- / quier de vos por parte de los dichos lugares de Lagar- / tera y Herreruela veais las dichas sentencias de vista / e revista e autos en ella yncorporados y en lo / que son en rrevista conforme e cotra quien lo son las / guardeis cunplais y executeis mandeis guardar / cunplir y executar llevar e lleveis aced que sean lle- / vadas a pura e devida execución con efeto como en / ellas se contiene e contra su tenor e firma no vais ni / paseis ni consintais que ni pasar agora ni en tiempo alguno / no por alguna manera se pena de la nuestra merced y de cincuenta / mill maravedis para la nuestra cámara so la qual mandamos a cualesquier nuestro / escrivano público para ello llamados la nonbre e de fee porque nos / sepamos como se cunple nuestro mandado.

 

Dada en la ciudad de / Valladolid a nuebe dias del mes de junio de mill/ y seiscientos y diez y ocho años.

 

El licenciado Don Miguel de Car- / vaxal y Mexia.

 

El Doctor Roque de Vargas. /

 

El licenciado Don Antonio de Canporredondo y Río por el señor Presidente. (fol. 18 v.) //