Museo Etnológico de Herreruela.

Escudo de la villa de Herreruela

 

Colección diplomática de Herreruela (Siglos XVI-XIX)

 

Número 5

FICHA CATALOGRAFICA

1754, mayo, 24. Valladolid

Ejecutoria de Fernando VI [1746-1759] contra el concejo de Lagartera y a favor del lugar de Herreruela, jurisdicción de Oropesa, sobre la séptima parte de la propiedad y el aprovechamiento del pasto, hervaje y la bellota en la dehesa de Lagartera, arrendamientos y guardas.

Sentencia dada por Don Francisco Fernández Jumilla, Don Francisco Antonio Sánchez Salvador e Don Isidro de la Hoz, oidores de la Real Chancillería de la sala de lo civil, en grado de segunda suplicación con sentencia de vista y revista.

Papel, [72] folios, letra bastardilla, libro registro de cartas ejecutorias, registro del sello, estado de conservación regular.

Signatura: ES.47186. Registro de ejecutorias, caja 3231,70.

 

Transcripción del documento: Antonio Camacho Rodríguez y Ana Naseiro Ramudo.

Estudio del documento: Rubén Esteban López y Raquel Herranz Hernández.

Diseño y montaje del documento: Cristina Salas Santillana y Javier Tomeo Amate.

 

A pedimiento del Concejo y Regimiento / del lugar y regimiento / del lugar de Herreruela, / jurisdicción de la villa de Oropesa

 

Mayo / 24 mayo de 1754

 

Don Fernando, etc.

 

Al nuestro justicia mayor, presidente y oidores de las nuestras audiencias y chancillerías / alcaldes, alguaciles de la nuestra casa y corte y a todos los corregidores, asistentes, gobernadores , jue- / ces de residencia, alcaldes menores e sus lugartenientes en los dichos oficios alcaldes ordinarios, / alguaciles merinos y otros jueces y justicias cualesquiera de todas las ciudades, villas y lugares / de estos nuestros reinos y señorios, ante quien esta nuestra real carta ejecutoria o su tras- / lado signado de escribano público sacado con vuestra autoridad en pública forma y en manera que agase fiel / representada y de lo contenido en ella pedido su ejecución, y entero cumplimiento de justicia, y a cada uno / de vos en vuestros lugares y jurisdicciones.

 

Salud y gracia.

 

Sabed que pleito pasó y se trató / en la nuestra Corte y Chancillería ante el nuestro presidente y oidores de ella ante los alcaldes, regidores y procurador sin- / dico general de la villa de Lagartera y Manuel de San Pedro Ortiz, su procurador de la una parte el con- / cejo y vecinos del lugar de Herreruela, jurisdicción de la villa de Oropesa y Bernardo de Loca y Huer- / ta , su procurador de la otra;

 

Que al dicho lugar de Herreruela se le mantenga en la posesión / y propiedad que ha tenido de pastar con sus ganados en la dehesa boyal llamada de / Lagartera, propia de dicha villa, y otras cosas en dicho pleito contenidas el cual tuvo su / principio ante Don Luis de Castilla y Portugal, Caballero de la Orden de Calatrava, corre- / gidor de la villa de Oropesa y su tierra y juez de residencia en ella por una petición que han- / ante el se presentó que su tenor es el siguiente:

 

Francisco Corregidor, vecino y alcalde que soy del lugar / de Herreruela, jurisdicción de Oropesa, como más ara lugar ante vuestra merced parezco y digo / que dicho lugar tiene la séptima parte por suya en la dehesa boyal de esta villa y de los apro- / vechamientos en los años de seiscientos y setenta y ocho, setenta y nueve, ochenta y ochenta / y uno y del de ochenta y dos está debiendo esta dicha villa, al Concejo de dicho lugar por ochenta / y tres mil novecientos y cuarenta y un maravedís como consta del libramiento despacha- / do a su favor que es el que inserte en un testimonio presentado en debida forma y / para conseguirlo a vuestra merced pido y suplico por mi y en nombre de los demás vecinos de dicho lugar se sirva / mandar se me cubría dicha libranza de los efectos que contienen esta sentencia respecto de haber / se valido en dichos años de los que no eran dichos pues así es justicia que pido supra a ruego.

 

Ma- / nuel González.

 

Y vista por dicho Corregidor por auto que dio en 15 de octubre / del año pasado de mil setecientos y quince la hubo por presentada en cuanto había lugar en derecho / mandándose despachase libramiento para que de los primeros efectos que tuviere dicha villa / se pagasen los maravedíes que se impedían al lugar de Herreruela y quien las cumpliesen las / justicias presentes pena de los daños y por Juan Ramos alcalde del lugar de Herrerue- / la se presentó la petición siguiente:

 

Juan Ramos, alcalde del lugar de Herreruela / de esta jurisdicción en nombre del dicho lugar ante vuestra merced parezco como más haya lugar / en derecho y digo que dicho lugar mi parte tiene la séptima parte del producto y arren- / damiento de maravedíes en que la villa de Lagartera arrienda en cada un año el fruto de / bellotas y hierbas de la dehesa boyal de ambos pueblos y para la cobranza de / dicho maravedíes que tocan al dicho lugar despacho dicha villa de Lagartera diferentes li-/ bramientos en distintos años y aunque se acudió por dicho lugar, mi parte a los mayordomos / de dicho lugar con dicho libramientos no tuvo efecto dar satisfacción de dichos maravedíes escusan- / dose con diferentes pretextos y dicho lugar, mi parte perciba y cobre dichos maravedíes re- / quiero a vuestra merced las veces en derecho necesario con dicha real provisión, que es la que prometo jun-/ tamente con este pedimiento para que en su vista vuestra merced se sirva de mandar requerir a dicha villa / de Lagartera y apremiarla por todo rigor de derecho a que pague a dicho lugar mi parte / dichas cantidades de maravedíes y antes que siga dicho requerimiento respecto de ser a-/ rrendador de las hierbas de dicha dehesa boyal sobre que dicho lugar tiene la dicha sep- / tima parte, Tomás Carero de dicha casa y villa de Becerril y debe pagar dos / mil y doscientos reales de vellón plazo asignado para el día de San Marcos ve-/ nidero de este presente año se despache por vuestra merced requisitoria en forma / para que dicho Tomás declare si es dicho arrendador y costando serlo se em- / barguen en el referido dichos dos mil y doscientos reales de vellón obligándole a que (fol. 1 r.) // otorgue depósito a la satisfacción de vuestra merced para que se asegure dicho crédito es / justicia que pida con costas juró lo necesario y para ello firmó.

 

Licenciado Don Miguel Ruiz / de Ledesma.

 

Y juntamente con dicha petición hizo presentación de los libramientos que refiere que su tenor / es el siguiente:

 

El mayordomo de concejo de esta villa de y entregue luego que haya la ocasión / primera de los efectos de esta villa del lugar de Herreruela ochenta y tres mil e novecientos / y cuarenta y un maravedíes que con dos mil cuatro reales y sesenta y ocho reales, y veinte y nueve maravedíes, procedidos a la séptima parte que en cada un año se toca en la dehesa / boyal de esta villa, de atrasos como lo manifiesta el testimonio que viene por cabeza / de estos autos y lo cumplan las justicias actuales, pena de los daños.

 

El dicho señor juez / de residencia lo mandó y lo firmó en Lagartera en quince días del mes / de octubre de mil setecientos y quince años.

 

Castilla.

 

Ante mí.

 

Francisco Gómez Galán. /

 

La justicia y regimiento de esta villa de Lagartera mandamos a Manuel Granados, mayordomo de los propios / y rentas del Concejo de esta villa de y pague al Concejo del lugar de Herreruela doscientos y cuaren- / ta y nueve reales y veinte maravedíes de vellón, que le a tocado de séptima parte del valor de bellota y herbaje y / penas bajadas cargas de ese presente año, de la fecha que consta y recibo del Alcalde de dicho lugar / se le harán buenos en la cuenta que se le tome de su mayordomía.

 

Lagartera y diciembre, treinta de / mil setecientos diez y seis años.

 

Y lo firmaron sus mercedes:

 

Don Sebastián Rubio,

 

Juan / Martín de Cristóbal,

 

Marcos García,

 

Juan Arroyo.

 

Por mandado del Ayuntamiento.

 

Melchor / Montero Donoso.

 

La justicia y regimiento de esta villa de Lagartera mandamos a Joseph García / Conde, mayordomo de propios del concejo de ella de y pague a Juan Martín Gómez, ma- / yordomo del concejo del lugar e Herreruela los trescientos y treinta y cuatro reales y dos maravedíes / los mismos que a dicho concejo le tocó de la séptima parte de bellotas y hiervas de este año de la / fecha y queda líquida dicha cantidad bajadas todas las cargas y gastos que con esta / fecha queda líquida dicha cantidad bajadas todas las cargas y gastos que con esta / y recibo de dicho Mayordomo se le hacen buenos en la cuenta que diere por su ma- / yordomía. Lagartera y enero, diez y seis de mil setecientos y diez y siete años.

 

Don Sebastián / Rubio.

 

Francisco Calderón.

 

Pablo Moreno Caleruela.

 

Juan Arroyo.

 

Por mandado del Ayun- / tamiento Baltasar Villalba y Huerta.

 

Y vista por el Licenciado Don José Pérez Calero a- / bogado de los vuestros Consejos, Corregidor de la villa de Oropesa dio el au- / to siguiente:

 

Por presentada con los libramientos, que esta parte refiere y Real Provisión y de los / señores de Real y Supremo Consejo de Castilla con que su merced se da por reque- / rido y acepta en forma y mediante la justificación que incluyen dichas libranzas / y con protesta del abono de los pagos que en cuenta de ellas tenga hechos el con- / cejo de la villa de Lagartera se despache requisitoria con la justificación necesaria / para el Alcalde Mayor de la Real casa y villa de general y demás de estos Reinos que es lo ne- / cesario para que el Casero de dicha Real Casa de bajo juramento declare si en tal / arrendador de las yerbas de la dehesa de dicha villa de Lagartera y que cantidad / debe y de que plazo y resultado no haber satisfecho enteramente los maravedíes / de su arriendo se le notifique, haya y otorgue depósito a mí dis- / posición con las obligaciones y subrogación necesaria y fecho que sea se haga / saber lo pedido por el concejo del lugar de Herreruela de esta jurisdicción / justicia y regimiento de la referida villa de Lagartera despachando para este fin des- / pacho con inserción de dicha real Provisión, libramientos, presentados el pedimento y / este auto para que le conste y en su vista dentro de tercero día siguiente al de la no- / tificación por su procurador con poder bastante digan y aleguen si tuviesen / que lo que a su derecho convenga que se les oirá y guardará justicia con / apercibimiento que el término pasado no lo haciendo se proveerá lo que / hallare por derecho no proveyó, mandó y firmó el señor Licenciado José Pérez / calero, Abogado de los Reales Consejos, Corregidor para Su Majestad, guarde Dios muchos años.

 

De esta villa / de Oropesa y su tierra en ella en siete días de este año de mil setecientos y veinte / y un años.

 

Licenciado Don José Pérez Calero.

 

Ante mí Juan Manuel Sánchez Gon- / zalo.

 

Y en virtud del dicho auto se hizo se hizo el embargo siguiente:

 

En la villa de Oro- / pesa, en ocho días del mes de marzo de mil setecientos y veinte y un años el señor Licenciado Don / José Pérez Calero, abogado de los Reales consejos y Corregidor de esta villa, y su tierra, / por Su Majestad, que Dios guarde, y como tal juez realengo para lo expresado en la Real Provisión / que principia estos autos en vista de hallarse en esta villa Tomás Gómez, / casero de la real Casa y villa de Verria, arrendador que se dice de las yer- / bas de la dehesa boyal de lagartera para poner en ejecución lo con- / tenido en el auto.

 

Ante mí hizo parecer ante sí al referido Tomás / Gómez de quien recibió juramento a Dios y a una cruz en forma de derecho y ha- / viendo jurado como se requiere prometió decir verdad en la que / supiere y le fuere preguntado y siendo lo por su merced dijo es cierto / se el susodicho tal arrendador de las dichas yerbas de la dehesa / de Lagartera por haber se celebrado en el remate solemne en / cantidad de tres mil novecientos y veinte y cinco reales según hace me- / moria poco más o menos y por cuenta de dicha cantidad tiene pagados mil (fol. 1v.) // y ochocientos reales, y visto por su merced mandó a susodicho acuda en dicha cantidad / a la dicha villa de Lagartera ni otra persona en su nombre si no era la que por dicho señor / juez la fuere ordenado constituyéndose en el interín que cumple su plazo por / depositario de dichos dos mil ciento y veinticinco reales, pena de volverlos a pagar / de sus bienes y hacienda.

 

Y en su cumplimiento dicho Tomás Gómez se obligó a tener / dicha cantidad en su poder a la disposición de dicho señor Corregidor de esta villa y no en- / tregarla al concejo y mayordomo de Lagartera, bajo de la pena impuesta / y al dicho se obligó en su persona y bienes muebles y raíces habidos y por haber en / bastante forma y dio poder cumplido a todos los jueces que de este negocio y / causa puedan y deban conocer para que le obliguen a lo así cumplir como para sentencia / definitiva de juez competente pasada de cosa pulgada con renunciación de su propio fuero.

 

Y así lo otorgó y firmó con su merced dicho señor corregidor.

 

Sien- / do testigos.

 

Manuel Martín de Aro y Diego del Cid vecinos de esta dicha villa.

 

De todo lo cual y a el / escribano doy fe.

 

Licenciado José Pérez Calero.

 

Tomás Gómez.

 

Ante mí.

 

Juan Manuel Sanz González.

 

Y por Juan Ramos, alcalde del lugar de Herreruela se presento la petición siguiente:

 

Juan Ramos, / alcalde del lugar de Herreruela de esta jurisdicción, en los autos que por vuestra merced como juez reque- / rido con Real Provisión de su majestad a mi pedimiento se siguen en nombre del Concejo del dicho lugar sobre / la cobranza de los maravedíes que la villa de Lagartera le está debiendo del valor de tres li- / branzas despachadas por el ayuntamiento a dicha villa por razón de la séptima parte que co- / bra y tiene en la dehesa boyal que es propia de dicha villa

y lugar de Herreruela ante vuestra merced / que mas en la forma haya lugar por derecho.

 

Digo que habrá ocho días que el presen- / te escribano me entregó un despacho librado por vuestra merced con inserción de dicha real provisión, li- / branzas y demás autos y embargo ejecutado para el referido pago a fin de que con el se re- / quirierele a la justicia y regimiento de dicha villa de Lagartera para que en el término de tercero día con- / pareciere ante vuestra merced por su procurador a decir y alegar si tuviere y porque lo que se protes- / ta es voluntario pues solo vuestra merced es el juez de realengo de este estado como / corregidor de termino, juez de letras y de absoluta regalía de su majestad la provisión / de su empleo en la justicia de las demás villas de este estado son anuales ningu- / no de letras y siempre que tales provisiones sean librado, sean requerido / a sus arrendadores a vuestra merced y no otra alguna de este estado ni tal caso se dará en / cuya inteligencia y seguro obrar el abogado de mi parte dirigió su petición / y requerimiento para conversión como de el se manifiesta lo otro porque niego haber pe- / dido la parte de dicho lugar judicialmente ante la justicia de dicha villa por siempre ha reco - / cido no ser juzgado competente y por derecho y porque el animo único / de la contraria es la prevención de anular el embargo hecho en las ren- / tas de dicha dehesa suponiendo la incompetencia expresada para que por / esta vía embarazase el pago mandado por su merced y dejar por este medio / indefenso a dicho lugar en litigio y pleito que quiere intentar y suponien- / do no tocarle dicha séptima parte de dicha dehesa siendo así esta ejecu- / toriado por la Real Chancillería de Valladolid por entender a dicho lugar la cuarta parte de esa / desde el tiempo que se señaló y gozo muchos años hasta que logrando dicha villa / de Lagartera de la probanza del referido lugar no quiso pagar más / de la séptima parte y por falta de medios se comprometieron en la de lesión / del excelentísimo señor Conde que fue de Oropesa en quien se compro- / metieron y por bien de par y atendiendo a la excesiva labor de la / villa de lagartera mandó se le pagase dicha séptima parte, lo que ha go- / zado hasta hoy sin contradicción y porque de la pretensión de la contraria / siendo como es contra su comodidad resulta evidente juicio de sos- / pecha de los jueces y escribanos de la villa de la Calzada con quien discurrirá ma- / nejar esta dependencia lo que con vuestra merced no puede concurrir para juez / de letras integridad, celo y desinterés tan notorio cuya mi comodidad pue- / de vencer lo poderoso de dicha villa de Lagartera en que resultara mayores gas- / tos al concejo de dicho lugar de Herreruela que no pudiera soportar por su / mucha proceda por los que se ocasiona con asesores además de oponer- / se a la brevedad del pago que su majestad tiene mandado por tanto en la forma / que puedo y a lugar por derecho y con la protesta de decirlo según y como más / convenga recurso las veces y por derecho necesarias a los jueces y escribanos de dicha villa de / La Calzada sobre que hago el juramento o juramentos que puedo en la forma nece- / saria y ocurriendo al remedio de toda cautela y protestando ocurrir / prontamente a embarazar las injustas pretensiones de la villa de Lagartera / respecto de entrar el punto pido que en el caso de ocurrir a vuestra merced la parte de / dicha villa con despacho superior en contrario y otra diligencia y hablando / debidamente desde ahora para entonces: digo anulo todo lo que en con- / trario se actuare con pretexto de los daños y perjuicios que ha dicho lugar ( fol. 2 r.) // se siguieren contra quien haya lugar y que se me de testimonio en relación / de todos los autos y con inserción de este pedimiento y auto que el se provea / incontinente por todo lo cual llamar favorable a vuestra merced pido y suplico a si lo provea / y mande que es de justicia e pido contar y juro lo necesario de Juan Ra- / mos.

 

Alfonso de Miranda y Solorzano.

 

Y vista por dicho corregidor para auto que / dio en cuatro de abril del año pasado de mil setecientos y veintiuno la hubo por presen- / tada en cuanto había lugar por derechos mandando se pusiese con los autos / de que se haría mención y que se le diese el testimonio que pedía y que el escribano pusiese el testimonio / y fue que expresaba y que en vista de los que se representase para la villa de Lagartera a su tiempo / se proveería lo que fuese justicia y para el escribano se puso testimonio y por dicho auto se mandaba. /

 

Y por el dicho Juan Ramos alcalde del lugar de Herreruela se presento la petición siguiente:

 

Juan Ra- / mos, alcalde del lugar de Herreruela, de esta jurisdicción en nombre de su concejo digo que / en la noticia de haber rematado las hierbas de dicha dehesa en el invernadero / próximo pasado en Tomás Gómez, casero de la Real Casa de Beridal y a mi pe- / dimiento me hizo embargo de susodicho de la cantidad de que resultaba deudor / y en así que a mi noticia ha llegado que Bernabé Pérez mayoral de la cabaña a / las huelgas fue quien otorgó la escritura de obligación a favor de la villa de Lagarte- / ra y a quien pretenden apremiar a la paga de mil ochocientos y setenta y dos / reales de vellón que resulta deber del referido arriendo y para que no logre lo que / pretende ni el cumpla por lo mandado por su majestad a vuestra merced pido y suplico se sir- va mandar hacer dicho embargo en el dicho Bernabé Pérez quien al pre- / sente se halla en esta dicha villa dándole para su resguardo los términos que / pidiere que así es de justicia que pido testar pleito lo necesario. Rubrica.

 

A rue- / go

 

Ignacio Barrero Mirado.

 

Y vista por dicho corregidor dio el auto siguiente: /

 

Por presentada póngase con los autos que mencionan y notifíquese a / Bernabé Pérez, mayoral de la cabaña del Hospital del Rey, cerca / de la ciudad de Burgos estante al presente en esta villa otorgue el deposito / según y como por esta parte se pide pena de apremio lo proveyó, man- / dó, firmó el licenciado Don José Pérez Calero abogado de los Reales Consejos / corregidor de esta villa de Oropesa y su tierra y juez realengo para por lo expre- / sado en autos.

 

En esta dicha villa en veintidós días del mes de abril de mil sete- / cientos y veintiún años.

 

De que yo el escribano doy fe

 

Licenciado Calero.

 

Ante mi Juan. /

 

Manuel Sanchez Gonzalo.

 

Y en virtud de dicho auto se hizo la / notificación que su tenor y del auto que en su virtud se vio y depositó es como se sigue:

 

En la villa de Oropesa en dicho día, mes, / y año yo el escribano notifique el auto antecedente a Bernabé Pérez mayoral / de la cabaña del hospital del Rey, extramuros de la ciudad de Burgos en su per- / sona y entendido por el susodicho dijo que mediante su venida a esta villa con / animo de pasar desde ella a la de Lagartera a ejecutar el pago de los mil y ocho- / cientos y setenta y dos reales de vellón que esta debiendo del arrendamiento del las / yerbas de la dehesa boyal de dicha villa de Lagartera en fuerza de su obligación / y obrar las vejaciones que se puedan seguir contra Juan García vecino / de la villa de Lagartera su fiador mancomunado desde luego está pronto / hacer consignación y depósito en la persona que por su merced se le / ordenase y que se le den dos testimonios para en guarda de verdad y del referido su fiador.

 

Esto respondió por respuesta y lo firmo de que / doy fe.

 

Bernabé Pérez.

 

Juan Manuel Sánchez González.

 

Vistos, la no- / tificación y respuesta antecedente, por el señor licenciado José Pérez Calero, abogado / de los reales Consejos, corregidor de esta villa de Oropesa y su tierra, por su majestad, que / dios guarde y que por ella consta que dicho Bernabé Pérez resulta deudor / de la cantidad de mil ochocientos y setenta y dos reales de vellón del arrendamiento de las / yerbas de las dehesas de la villa de Lagartera el invernadero próximo / pasado y pretensión que hacen a u consignación y depósito por / ante mi el escribano dijo que habiendo como hace embargo de dicha cantidad (fol. 2 v.) // y admitiendo lo pedido por dicho Bernabé Pérez nombró por depositario de dicha can- / tidad a Francisco de Nava vecino de esta dicha villa, y mandó se le notifique a el por dicho nombra- / miento y otorgue deposite n forma y a la parte de dicho deudor para que cumpla con la con- / signación ofrecida a quien se le den los testimonios que tiene pedidos y este / su auto su merced así lo proveyó, mandó y firmó.

 

En la villa de Oropesa en veinte y / dos días del mes de abril de mil setecientos y veintiún años.

 

Licenciado Don José Pérez Calero.

 

Ante / mi Juan Manuel Sanchez Gonzalo.

 

En la villa de Oropesa este día mes y año yo el escribano / notifique el auto antecedente a Bernabé Pérez en el contenido en su persona / doy fe.

 

En este día mes y año yo el escribano hice saber el nombramiento de depositario / de Francisco de Nava vecino de esta villa, en su persona que le acepto en toda forma doy fe. /

 

Gonzalo. /

 

En la villa de Oropesa en veintidós días del mes de abril de mil setecientos y veinte / y un años ante mi el escribano y testigos infraescriptos parecieron de la una parte Bernabé Pérez / mayoral de la cabaña del Real Hospital, extramuros de la ciudad de Burgos, y de la otra, / Francisco de Nava vecino de esta villa y dicho mayoral cumpliendo con lo que tiene ofre- / cido hizo entrega de la cantidad de mil ochocientos y setenta y dos reales que dijo de- / ber a la villa de Lagartera por resto del arrendamiento de las yerbas de dehesas de Lagar- / tera el invernadero de este año y en dicha cantidad se entregó el referido / Francisco de Nava como depositario nombrado y los paso a su poder realmente y con / efecto de cuya entrega y recibo doy fe y se obligó a tener los en su poder de / pronto y manifiesto para entregarlos cada cual por el señor procurador Don José Pérez / Calero, corregidor de esta villa etc, otro juez competente la se a podido a ley de depo- / sito Real y debajo de su pena con el poder de nuestra justicia y renunciación es de- / leyes que se requieren y así lo otorgó y firmaron los referidos.

 

Sien- / do testigos:

 

Diego del Cid.

 

Mari García, vecinos de esta villa y Felipe Marcan de / Eugenia vecinos de la villa de Torralba.

 

Y del conocimiento de las partes así mismo doy fe. /

 

Bernabé Pérez y Francisco de Nava.

 

Ante mi Juan Manuel Sanchez Gonzalo.

 

Y por el dicho Juan Ramos se presentó otra petición que su tenor / y del auto que en su virtud se dio el siguiente:

 

Juan Ramos, alcalde del lugar / de Herreruela en de esta jurisdicción por nombre y en nombre del Concejo y regimiento / del en el pleito breve y sumario de la villa de Lagartera sobre la cobranza de las / cantidades de maravedíes que está debiendo dicho lugar del aprovechamiento y pro- / ducto de la séptima parte de la dehesa boyal en cuya posesión se halla de tiempo / inmemorable con reserva de todos y cualesquiera derechos favorables que ha dicho lugar / competan y pido se haga saber a la justicia de dicha villa de Lagartera para que les cons- / te y produzca el debido efecto de desestimar la pretensión que / indebidamente tienen propuesta de incompetencia de jurisdicción / en vista de los autos hasta hoy hechos digo cual justicia, mediante fecha la / diligencia que en este escrito cederá vuestra merced se a de enviar a proceder / contra dicha villa, sus propios y vecinos, por efectivos, apremios, embargos / trances y remates de justicia, hasta el efectivo pago de las cantidades que a / dicho lugar le son legítimamente debías en fuerza de los libramientos de echo / propio contrario y por más las costas de la cobranza causadas / y que reacusaren así lo suplico proceder debe hacerse lo primero por favo- / rable que e dichos autos resulta que reproduzco judicial u siguiente:

 

Y porque / por la Real provisión que está por cabeza de dichos autos con que vuestra merced se dio / por requerido se manda que vuestra merced sobre dicha pretensión oiga en justicia a mi / parte pretendiendo en dicha cobranza breve y sumariamente la cual vuestra merced de- / be cumplir como mero subdelegado en específica prima y para que mis / partes están en la posesión de cobrarlas la séptima parta de la aprovecha- / miento y producto de dicha dehesa boyal lo califica los libramientos de hecho / contrario los cuales en cuanto perjudican a dicha villa y den e prueban / incluyen lo uno clara obligación personal a que son consiguientes /dichos apremios así por ser instrumentos calificador y de naturale- / za asequible como por dicha orden superior se manda / se proceda breve y sumariamente lo otro conviene estar mis partes (fol. 3 r. ) // en dicha posesión de cobrar dicha séptima parte y es abundante y sin perjuicio pi- / de se estime testimonio par el escribano de dicha villa y en dados por la justicia de ella contra los ma- / yordomos de su consejo y ser las firmas que contiene de su alcalde y regidores que / actualmente eran al tiempo de su expedición no pudiendo dar dicho testimonio / pido que los contenidos en ellos que firman las reconozcan con juramento / y en forma sin perjuicio de la prueba y declaren si son suyas dichas firmas / y porque vuestra merced es juez privativo no es controvertible y sobre esto la decisión / superior la cual es ley viva y su observancia precisa quita toda contro- / versia en cuya atención ya que protesto legítimas rebajas y abonos si los / hubiere jurando la deuda a vuestra merced suplico y con respecto requiero se sirva de / mandar en todo como en este pedimiento se contiene y no bastando los cauda- / les que existan en poder de dicho mayordomo y los embargados para la eva- / cuación de la deuda subsidiariamente pido se proceda contra caudales de vecinos / y en todo justicia y juro en lo necesario. [Rúbrica]

 

Y de cualquiera comisión o con- / traria determinación pido testimonio con inserción de este pedimiento y au- / to que a el se proveyere y legitimidad de despachos presentados con / relación breve y arreglada de todos los autos para concurrir en que la dicho / tribunal superior a donde dimana la comisión de vuestra merced, pido justicia.

 

Ut / supra.

 

Licenciado Don Juan Francisco Cabrera.

 

Y vista por dicho corregidor / auto que dio en veinticuatro de mayo de mil setecientos y veinte y uno la hubo por / presentada cuanto había lugar por derecho con la Real Provisión que refe- / ria con que se daba por requerida mandando se pudiere todo con los / autos y se le llevase para en su vista proveyese y por Luis Herrero / vecino de la villa de Lagartera representó ante dicho corregidor la petición y tes- / timoneo que su tenor es el siguiente:

 

Luis Herrero, vecino de la villa de Lagar- / tera y procurador sindico general de ella ante vuestra merced parezco y digo que ha pedimiento / mío y en nombre de los vecinos de dicha villa gane real provisión de su majestad que / dios guarde y señores de su real supremo consejo de castilla para que vuestra merced de- / sembargase los mil ochocientos y setenta y dos reales que tenia embarga- / dos a pedimiento del Concejo del lugar de Herreruela del arrendamiento / de yerbas fecho por Tomás Gómez y de haber pedido dicho conce- / jo se le estaba debiendo por la dicha villa mi parte, porción de maravedíes de la / séptima parte que decía tener en los aprovechamientos de la / dehesa boyal de dicha villa de Lagartera, mi parte y respecto de que por dichos / señores se manda que afianzando dicha villa el estar a pagar juz- / gado y sentenciado se alzase el embargo hecho con lo cual ha sido / como requerido y dado su cumplimiento por tanto a vuestra merced pi- / do y suplico se sirva de determinar como llevo pedido paces ejecutoria / que pido [rubrica].

 

Y juro lo necesario y presenta el testimonio de la fian- / za.

 

Luis Herrero.

 

Yo Antonio Hermosa, escribano del rey nuestro señor del / ayuntamiento de esta villa de Oropesa y perpetuo público del número / de ella y su tierra para su majestad, dios le guarde, doy fe que mediante el pleito in- / troducido entre la villa de Lagartera y el lugar de Herreruela de / esta jurisdicción sobre pretender este cobrar de aquella / villa cantidad de maravedíes procedidos de los aprovechamientos de / séptima parte de los frutos de la dehesa boyal de ella en que el dicho / lugar expresa son interesados por el cual se gano real provisión co- / metida al realengo más cercano para que proveyesen justicia y hiciese el / pago al referido lugar con la que se requirió al señor licenciado don José Pérez / Calero, abogado de los reales consejos, corregidor de este dicha villa / tierra por el que se acepto y embargó cierta cantidad de maravedíes / que a la expresada villa de Lagartera debía Tomás Gómez / del arrendamiento de la yerba de dicha dehesa con cuyo motivo / por su parte se ocurrió los señores del consejo de castilla / pidiendo desembargo de dicho dinero para aplicarlo a hacer / lo fines con diversas razones que expreso para ello / en cuya vista se sirvieron dichos señores mandarlos así por / otra real provisión con que ante el referido señor corregidor / se afianzare por parte de la dicha villa de Lagartera el dinero / que pretenda o pueda pretender el referido lugar de Herreruela / en los tales aprovechamientos y que su merced oiga a las partes / en justicia conforme a derecho en punto del mencionado / negocio, cumpliendo la dicha villa de Lagartera con su tenor / dio por fiador para lo que dicho es a los dichos a José Otero Reyes vecino de esta / que fue admitido por dicho señor corregidor y en su virtud otorgo / la expresada fianza ante mi como tal escribano en el día veinte. (fol. 3 v.) // y tres del mes de noviembre, pasado de este presente año, como lo referido / más extensamente consta de ella la cual para este efecto he visto y reconocido / y queda en mi oficio a que me remito y para que conste como conven- / ga doy el presente que signo y firmo.

 

En esta villa de Oropesa en veintidós / días del mes de diciembre de mil setecientos y veintidós años.

 

En testimonio de verdad. /

 

Antonio de Hermosa.

Y visto por dicho corregidor, por auto que dio en / veintitrés de diciembre del año pasado del mil setecientos la hubo por presentada / con el testimonio que expresaba mandando que se pusiere con los au- / tos y con el tanto de la nuestra real provisión que mencionaba y que se despa- / chare mandamiento de desembargo de los mil de los mil ochocientos y seten - / ta reales que refería para que en su virtud, Francisco de Nava depositario de dicha can- / tidad los entregase libremente a dicho Luis Herrero o a la de Miguel Lo- / zano mayordomo del concejo de dicha villa de Lagartera, de quien to- / mare recibo en cuyo estado por parte de Juan González alcalde del lugar / de Herreruela, por si y en nombre del concejo y vecinos del se presento / la petición siguiente:

 

Juan González, alcalde del lugar de Herreruela, de esta / jurisdicción por mi y en nombre del concejo y vecinos del en el pleito de natura- / leza sumaria y de efectivo apremio con la parte del concejo y vecinos de / la villa de Lagartera sobre el cumplimiento de la real carta ejecutoria con que / vuestra merced fue requerido y dado por tal en el pedimiento y auto respectivo de / veinticuatro de mayo de setecientos y veintiuno y de los despachos del / real y supremo consejo de Castilla cometidos a vuestra merced que están en / los autos a que me refiero manda se haga a dicho lugar de Herreru- / ela pago de la séptima parte debe entenderse sin prejuicio de la cuen-/ ta por posesión inmemorial o de la integra mitad de valores y pro- / ductos de la dehesa boyal de dicha villa y lugar pues la comunicación / y participación para ambos ejecutoriada de dichos valores / y productos no se relacionan tal juicio determinado que incluyese partes / desiguales ni emolumento alguno se determinó más a favor de La- / gartera que Herreruela, y es conforme aclaro derecho que conferido / o comunicado a dos personas o concejos cantidad o productos / sin designación de partes entre si desiguales las toca por mi- / tad y así fue dada la variedad o participación en la ejecutoria ningunos pri- / vados actos a sesiones o alegatos de abogado, procurador mi vecino pueden / entrar a perjudicar la causa pública aún sin el beneficio de la institución / y que no se defraude el derecho por el adquirido a dicho lugar y vecinos de Herreruela / y mantener a estos en el uso y goce y aprovechamiento que les concede y a su favor que / declara el dicho real despacho procediendo por multas penas y procedimientos cri- / minales correspondientes con otra persona y bienes de cualesquiera contra- / bertores es para cuya mayor corroboración conducen en punto de jurisdicción / los reales despachos posesiones y con especialidad el último obtenido para Lagartera en los cuales se demanda y comete a vuestra merced dice a las partes / en justicia, lo que también se entiende en cuanto por derecho pueda haber- / la y no la hay sobre el pleno cumplimiento de dicha real ejecutoria que fuera intro- / ducirla al litigio de que puso fin obrando en todo conforme a derecho y otor- / gando las apelaciones que sean admisibles al tribunal superior competen- / te mediante lo cual y ser así que siendo comunes por dicha real carta / ejecutoria a mi averiguación de partes desiguales todos los aprovecha- / mientos de dicha dehesa entre lagartera y Herreruela entre la más clara y re- / suelta contravención de tan suprema orden y resolución no solo se nie- /ga la parte de dicha villa a pagar la séptima de dichos productos de la cual por aho- / ra y sin perjuicio y debajo de las protestas y reservas de derechos favorables / mencionadas se trata que también han sido osados los capita- / lares contra dicho derecho afianzado con posesión y memoria a la de te- / ner, acorralar y penar desde el mes próximo pasado ganados de todos / géneros e inclusos los privilegiados de la labor aprendidos en dicha / dehesa en fuerza de su propio goce sin otro motivo para semejante contra- / vención y resolución que hallase muy opulenta Lagartera y muy pobre y desvalido Herreruela cuyo pueblo se intenta extinguirle y despueble / en grave daño y prejuicio del real patrimonio así para las reales contribuciones como para la conservación y aumento del reino en / que tanto interesa al real fisco para cuyo universal y particular re- (fol. 4 r.) // medio reservando debajo de las mismas protestas por ahora y sin / perjuicio todos derechos en otros puntos de que protesto usar y pedir su manutención más leve detrimento y tratando para la mayor / claridad y que se ocurra prontamente al mayor daño de la cobranza / de dicha séptima parte decretada en dichos reales posteriores despachos y de la / permanencia del ganado en el goce de dichos pastos volviendo con res- / pecto a requerir a lustra merced con dicha real ejecutoria y qua así lo cumplan pena / de mil ducados aplicados a disposición y distribución del real y su- / premo consejo de Castilla y con apercibimiento contra su / personas y bienes e lo demás que hay lugar por esta o cualquiera contra- / mención de dicha real ejecutoria cometiendo asimismo a dicho escribano receptor el cual incon- / tinente se haga pago a dicho lugar de las cantidades expresadas en los libramiento que es- / tán en los autos y demás adeudos hasta fin del año próximo pasado manteni- / endose en dicha villa a alerta de esta que se haya efectuado el pleno pago vuestra merced pido y suplico se / sirva de proveerlo y mandarlo así sin dilación alguna librando sus despachos como / juez de real omisión de que son súbditos las justicias y capitulares de Lagartera y efectua- /do que sea lo aquí pedido que se me entregue los autos para evitar que los demás pun- /tos convenientes de los derechos de dicho lugar y su justicia que pido y que no se oiga a Lagartera de / dichos puntos como ejecutoriados ni después sin que den poder a vecino conocido y abona- / do de esta dicha villa y costas [rúbrica].

.

Licenciado Don Andrés Muñoz de Salcedo.

 

Juan González.

 

Y / juntamente con dicha petición en representación de una real carta ejecutoria que su te- /nor es el siguiente:

 

Don Felipe etc.

 

A nuestro justicia mayor y a los del nuestro consejo, presidente e oi- / dores de las nuestras audiencias, alcaldes, alguaciles de la nuestra casa, corte y chancillería / y cualquier de vos e vuestros lugares e jurisdicciones a quien esta nuestra carta eje- / cutoria fuere mostrada o su traslado signado de escribano público sacado con autoridad de / juez o alcalde en pública forma e manera que haga fe.

 

Salud y gracia.

 

Sepades que pleito / paso y se trató en la nuestra corte y chancillería ante el presidente y oidores de la nuestra audiencia / que esta y reside en la muy noble ciudad de Valladolid y era el dicho pleito entre los Concejos / y vecinos de los lugares de Lagartera y Herreruela, jurisdicción de la villa de Oropesa y su procurador de la una parte y en concejo, justicia y regimiento de la dicha villa de Orope- /sa y su procurador de la otra y se comenzó entre las dichas parte sobre razón que parece / que estando el presidente y oidores de la nuestra audiencia haciéndola publica.

 

En esta dicha ciudad en / Valladolid en diez y siete días del mes de octubre del año pasado de mil seiscientos trece / años se presentó la demanda del tenor siguiente.

 

Muy poderoso señor.

 

Pedro de Vallejo en nombre de los / concejos y vecinos de los lugares de Lagartera y Herreruela jurisdicción de / de la villa de Oropesa, ante su alteza parezco en la mejor vida y forma que haga lugar en / derecho y más útil sea mi parte y querello y pongo demanda al ayuntamiento y vecinos / de la dicha villa de Oropesa y digo que teniendo como han tenido y tienen los dichos / concejos mis partes / propias suyas de tiempo muy antiguo e inmemorial, / a esta parte la dehesa que se a nombrado y nombraba de Lagartera que esta entre los / dichos lugares de la cual siempre se han aprovechado y aprovechan para el pas- / to de sus ganados de labor, mulas, rocines / y bestias de arada mayores e me- / nores.

 

Apacentándolos en ella por los meses y tiempo / que les parece, y con- / tándola los que quieren y prendando y penando a los demás ganados fo- / rasteros que entran en ellos y a los suyos y estando no solo en posesión / quieta y pacíficamente en tiempo inmemorial a esta parte pero no también / teniéndola y uso y costumbre de vender la bellota de la dehesa y yerba de / ella y arar los pedazos que les parece y aprovechamientos de los dichos concejos / y sin que el dicho ayuntamiento ni otra persona alguna particular de ninguna / de las manera tengan ni hayan tenido jamás sino solas mis partes / por ser suya propia la dicha dehesa así en el vender la bellota y yerba / como en el poner guardas, castigando y molestando a las que mis / partes ponen estorbándolas que no lleguen las penas de las desuní- / iaciones y las apliquen a los propios de los dichos concejos como / lo tienen de costumbre a vuestra alteza pido y suplico que habida esta relación por / verdadera o la parte que baste mande amparar y ampare a mis partes (fol. 4 v.) // en la posesión, con que han tenido y tienen de los dichos aprovechamientos, y en cuanto se hubiese de- / caído de ellos les mande restituir e reintegrar condenado a las partes contrarias / debajo de graves penas a que no impidan, inquieten ni perturben a las mismas en el / hacer y cesar de los dichos aprovechamientos como lo han hecho hasta aquí y ansí mismo que / esta demanda no es de malicia y por ello firmo.

 

El conocimiento de la causa es de Su Alteza, por ser / mis partes concejos y lo propio las contrarias a Vuestra Alteza suplico ávido el caso de corte y por noto- / rio y bastante mande dar mis partes vuestra cata y provisión Real de emplazamiento e forma pues / es de justicia, que pido y para ello [Rúbrica].

 

El Licenciado Gaspar Rodríguez.

 

El Doctor León de San Miguel.

 

El Licenciado / Pedro de Saboya.

 

Vallejo.

 

Y con la dicha demanda el dicho Pedro de Vallejo en el dicho nom- / bre presentó las cartas de poder y sustitución siguiente:

 

Sepan cuantos esta carta de poder / vieren como nos el Concejo, justicia y regidores y hombres buenos del Lugar de Lagartera, jurisdicción de / la villa de Oropesa estando ayuntados en nuestro concejo a campaña tañida según lo ave- / mos de uso y costumbre de nos ayuntar para entender en cosas tocantes y cumplideras / al dicho concejo especialmente estando presentes:

 

Domingo Herrero, alcalde, Pedro García / Calderón y Fabián Arroyo, regidores, y Sebastián de Amor y Nicolás Rubio y / Juan Barroso y Hernando Moreno y Francisco Espuela del Pino y Juan Jiménez, el / viejo, Juan Moreno, y Francisco Parra y Pedro García Sacristán y Matías Lozano / vecinos del dicho lugar de Lagartera.

 

Decimos por esta presente carta por nos mismos / y en nombre del dicho concejo y por los demás vecinos y moradores ausentes por quien pre- / sentamos y haremos caución de rato grato otorgamos y conocemos que en la me- / jor vía en manera que haya lugar de derecho damos todo nuestro poder cumplido a Vos / Juan Ruiz [Muñoz] Cano, vecino de la villa de Velada, persona honrada y que tenemos por persona / bien instruida e informada de ka causa y pleito que queremos tratar con el con- / cejo y ayuntamiento de la villa de Oropesa y estamos ciertos que tenéis entera noticia /del dicho pleito, e generalmente para en todos nuestros pleitos, y causas civiles y criminales que este dicho / concejo tenga o esperamos tener con cuales quier persona de concejos y cualquiera parte / de ellos podáis parecer y parezcáis en la primera instancia y ante otras cuales- / quier justicias del rey, Nuestro Señor, y otras cualesquier eclesiásticas que de nuestros pleitos, puedan / y deban conocer y cualesquier defensiones y para que ansimismo podáis pe- / dir tasación de costas de los dichos pleitos y recibirlos en que las otras partes fueren / condenados y para recusar cualesquier escribanos, jueces, letrados que sean necesa- / rios y hacer todos cualesquier juramentos que necesarios sean y vos fueren pedidos / y para que podáis en nuestro nombre sustituir un procurador, dos o más y aquellos re- / bocar y otros de nuevo criar para que para todo vos damos este pode cumpli- / do contadas sus incidencias y con libre y judicial administración para efecto de los dichos / nuestros pleitos no más y vos relevamos de caución y fianza en forma según de / derecho y obligamos nuestras personas y bienes y los propios y rentas de este dicho con- / cejo los que agora tenemos y tuviéremos de aquí adelante y damos poder / cumplido a cualesquier escribanos del Rey, Nuestro Señor, a cuyo fuero y jurisdicción nos some- / temos para que nos hagan cumplir lo susodicho y guardarlo como si por sentencia di- / finitiva en testimonio de lo cual otorgamos este poder ante el escribano público / del dicho concejo.

 

Que fue fecho y otorgado en el lugar de Lagartera, término y jurisdicción de la / villa de Oropesa en quince días del mes de septiembre de mil seiscientos y trece años.

 

Testigos de ello presentes /

 

Pascual de Larios Calderón y Bartolomé Fernández y Francisco Santillana, vecinos de este / dicho lugar de Lagartera y de los otorgantes que doy fe conozco lo firmaron los que supieron y / por los que no supieron lo firmó un testigo, a su ruego en el registro de esta carta dicen / con firmas:

 

Domingo Herrero.

 

Pedro García Calderón.

 

Fabián Arroyo.

 

Pedro Moreno. /

 

Nicolás Rubio. /

 

Sebastián de Amor.

 

Por los que no saben firmar:

 

Francisco Santilana. /

 

Pasó ante mí, Juan Martínez, escribano.

 

E yo Juan Martínez, escribano aprobado en el supre- / mo y Real Consejo del Rey, nuestro señor, público en este lugar de Lagartera y del Consejo que fui pre- / sente al otorgamiento, de este dicho poder con los testigos y otorgantes a quien yo el dicho escribano / doy fe que conozco y en fe de lo cual hice mi signo en testimonio de verdad.

 

Juan Mar- / tinez, escribano.

 

En la ciudad de Valladolid a diez y seis días del mes de octubre de mil seiscientos y tre- / ce años, ante mí el escribano y testigos yusoescriptos pareció Juan Muñoz Cano, vecino de la villa / de Velada a quien doy fe conozco y dijo que usando de el poder arriba a el dado por / el concejo, justicia y regimiento le sustituirá y sustituyó para en todo lo en el contenido / en Pedro de Vallejo, procurador del número de esta Real Audiencia y Chancillería de esta ciudad de Va- / lladolid en el cual dijo que daba y dio el mismo poder que tiene de su parte y le relevó según / es relevado e otorgó sustitución cuan bastante de derecho se requiere y lo firmó sien- / do testigos Diego de la Cámara y Demada, clérigo y Juan de la Sierra , estantes en esta ciudad (fol. 5 r.) // Juan Merino Cabo.

 

E yo Francisco Díaz de Medina, escribano del Rey, Nuestro Señor, vecino de esta dichas / ciudad presente fui y lo signé.

 

En testimonio de verdad.

 

Francisco Díaz de Medina.

 

Sepan cuantos esta carta de poder vieren como yo Pedro Alia y alcalde y Juan García, regidor, vecinos del / lugar de Herreruela, jurisdicción de la villa de Oropesa por nosotros y en nombre del / concejo y vecinos del dicho lugar por quienes presentamos caución otorgamos y cono- / cemos por esta presente carta que damos todo nuestro poder cumplido para vos Juan / Muñoz, como vecino de la villa de Velada, especialmente para que nosotros y en nombre del dicho con- / cejo y vecinos de dicho lugar de Herreruela podáis parecer y parezcáis a tomar la voz / y el pleito que está pendiente entre este dicho lugar de Herreruela y el lugar de La- / gartera con el justicia y regimiento de la villa de Oropesa sobre la dehesa boyal que tienen en los dichos lu- / gares y sobre el dicho pleito, y cualquier parte de el podáis parecer ante cualesquier justicias y jueces / de Su majestad y ante otras cualesquier eclesiásticas que de este pleito puedan conocer que / para todo os damos nuestro poder cumplido con todas sus incidencias y con libre / y principal administración y vos relevamos de caución y fianza en forma según de derecho / se requiere y obligamos nuestras personas y bienes y del dicho concejo que para todo / y para el otorgamiento de el se juntaron los vecinos del dicho lugar a campana tañida / y le dieron por bien fecho en el lugar de Herreruela a diez y seis días del mes / de septiembre de mil y seiscientos y trece años.

 

Siendo testigos Domingo García, y Juan Martín, / y Miguel López, vecinos de dicho lugar y los otorgantes, que doy fe que conozco. /

 

E yo Martín Rubio, escribano aprobado en el Consejo Real del Rey, Nuestro Señor, y público en los lu- / gares de Herreruela y Caleruela, por merced del Conde de Oropesa, y Deleitosa, mí / señor, que presente fui en uno con los testigos.

 

Doy fe conozco a los otorgantes y / por no saber firmar a su ruego lo firmó un testigo en el registro de esta / carta.

 

E yo escribano que ante mí pasó.

 

Dicen las firmas:

 

Domingo González.

 

Ante mí / Martín Rubio, escribano, en fe y en testimonio de lo cual hice mi signo y firma que es a tal. /

 

En testimonio de verdad.

 

Martín Rubio escribano.

 

En Valladolid, a diez y seis días del mes de octubre / de mil y seiscientos trece, ante mí el escribano pareció Juan Muñoz Cano, vecino de la villa de Velada /a quien doy fe conozco y dijo que usando del poder de arriba que es de la justicia y regi- / miento del lugar de Herreruela le sustituía y sustituyó en Pedro Vallejo, procurador del / número de la Real Audiencia y Chancillería de la ciudad de Valladolid, al cual dijo que daba y dio el mis- / mo poder a el dado y le relevaba según es relevado y obligaba y obligó los / bienes del obligados y otorgó sustitución, en bastante forma cuan bastante / forma de derecho se requiere siendo testigos Diego de la Cámara y Juan de Maya, clérigo y Juan de la Sierra , estantes en esta ciudad.

 

Juan Muñoz Cano.

 

Yo, / Francisco de Medina, escribano del Rey, Nuestro Señor, vecino de esta ciudad, presente fui en tes- / timonio de verdad.

 

Francisco de Medina.

 

Y presentada la dicha petición y demanda / ante los dichos nuestro Presidente y Oidores y por ellos hubieron el caso de cor- / te en ella alegado por notorio y mandaron se diese el emplazamiento que / se pedía el cual parece que se dio y libro en cierta forma y juntamente / presentó la dicha nuestra carta de emplazamiento, inserta en la dicha demanda / puesta por los dichos lugares de Lagartera y Herreruela la cual parece / que se notificó al dicho concejo, justicia y regimiento de la dicha villa de Oropesa, estando / juntos en su concejo como lo tiene de costumbre de la cual por los dichos / nuestro Presidente y Oidores fue mandado dar traslado a las otras partes y fue no- / tificado a Diego de Villalobos, en nombre del concejo, justicia y regimiento de la dicha villa / de Oropesa, el cual en su nombre entregué de nombre del año pasado de mil y seiscientos / y trece, ante los dichos nuestro Presidente y Oidores presentó respondiendo a la de- / manda contrarias partes puesta por parte de los concejos y vecinos de los luga- / res de Lagartera y Herreruela en que pedían ser amparados en la pre- / sión del aprovechamiento de la dehesa que llamaban de Lagartera para el pasto de / sus ganados de labor y de contarla y darla y de vender la bellota de ella en / haciéndolo dicho lugar se declarase ser propia e suya la dicha dehesa y tener / en ella los dichos aprovechamientos y otras cosas y porque y por ser como a si- / do y era la dicha dehesa propia de sus partes todas las dehesas que / en ella habían entrado y entraban a pastar algunas vacas y yeguas y / rocines y mulas u otros ganados de los vecinos de dicha villa, digo de los dichos lu- / gares de Lagartera y Herreruela o de otras partes como sean de labor / de los dichos lugares habían pagado y pagaban a los dichos sus partes / seis reales de cada res vacuna y pasando de diez en número de una persona / a ocho reales de cada una y de cada rocín de yegua o mula ocho reales. Y porque / de las partes contrarias habían echado raya o amojonado la dicha / dehesa había sido por orden y mandato de sus partes que les obligaban / a ello en cada un año y otras en testimonio de lo que habían echo y echa- / do la dicha raya con los pares de bueyes en que habían pastado en la dicha / dehesa y no enviando el dicho testimonio habían pagado y pagaban a sus / partes la yerba de los dichos bueyes que era seis reales de cada uno y / y más cuatro reales de penas. Y porque los dichos lugares no tenían térmi- / no, monte ni dehesa que fuese suso y porque en lo que tocaba a la gra- / na y bellota de la dicha dehesa las dichas partes contrarias no tenían / derecho alguno para vender en la dicha grana y bellota la cual pertenecía / a las dichas sus partes como les pertenecía la propiedad de él (fol. 5 v.) // suelo.

 

Y porque, sus partes habían conservado su derecho con las dichas licencias y con ha- / ver usado y aprovechado se de la dicha grana y bellota y con las penas que habían llevado y / cobrado y con el herbaje llevado y cobrado y llevado de las dichas vacas e bueyes e mulas / y rocines e yeguas y otros ganados como estaba dicho por lo cual nos pidió y su- / plicó mandásemos absolver y dar por libres a sus partes de todo lo en contrario / pedido imponiendo a las contrarias perpetuo silencio y declarásemos ser / propia de sus partes la dicha dehesa quedarían de Lagartera y poder usar y apro- / vechar de ella como de contaduría propia y libremente, pidió justicia, costas y juntamente / presentó en la dicha petición, la carta de poder del tenor y forma siguiente:

 

Sepan / quantos la presente escritura vieren como nos la justicia y regimiento de esta villa de Oro- / pesa y su tierra, estando juntos y congregados en las casas de nuestro ayuntamiento / como lo habemos de uso y costumbre de nos juntar para las cosas tocantes a nuestro ayun- / tamiento, villa y tierra y vecinos de ella es a saber:

 

El Licenciado Narváez, corregidor, y Don Alonso de / Guevara, alcalde ordinario y Juan de Montalvo y Frías y el Licenciado Zebato, regidores y /Juan Guiral, alguacil mayor y Pedro Vinos.

 

Y en nombre de los demás oficiales de este ayun- / tamiento ausentes por quien siendo necesario prestamos voz y caución de rato / e forma que estarán y pasarán por lo que nosotros hiciéremos y otorga- / mos todo nuestro poder cumplido libre llenero bastante según le tenemos y / podemos dar y otorgar y de derecho mejor puede y a de valer.

 

Francisco Moreno, escribano / público y de este ayuntamiento para que por nos y en el dicho nombre y de los vecinos de / esta villa puedan responder a una demanda que nos a sido puesta por los vecinos / del lugar de Lagartera y Herreruela, aldeas y jurisdicción de esta villa sobre los apro- / vechamientos, de la dehesa boyal que se dice de Lagartera como en la dicha demanda / se contiene que pendía con la real Audiencia y chancillería de Valladolid y en ella hacer los autos / y diligencias necesarias hasta la fenecer y acabar para que en razón de to- / dos los dichos pleitos podáis parecer y parezcáis ante el rey, Nuestro Señor, y ante / los señores de su consejo y chancillerías ansí de estos reinos como fuera de ellos po- / dáis poner cualesquier demandas, citar y emplazar y seguir las tales ape- / laciones y suplicar donde convengan hacer recusaciones de jueces escribanos / y las jurar y apartarse de ellas y sustituirse poder en uno o mas procuradores y / los revocar y poner otros de nuevo y hacer otros cualesquier autos y diligencias / judiciales y extrajudiciales que convenga y cualesquier escrituras / escrituras asientos y conciertos que sean necesarios con las fuerzas y fir- / mezas que sean necesarias y para su validación obligamos los bienes propios y rentas / de este concejo habidos y por haber y damos poder a todos los jueces y justicias para / ellos competentes y renunciamos las leyes de nuestro favor y la general en derecho / en testimonio de lo cual otorgamos la presente escritura de poder en la ma- / nera que dicha es ante el presente escribano publico y testigo yusoescriptos.

 

Que fue fecha y / otorgada en la villa de Oropesa a cuatro días del mes de noviembre de mil / seiscientos y trece años, testigos que fueron presentes.

 

Juan Fernández Hal- / ia y Luis Gomez Utrilla y Domingo González, vecinos de esta villa y lo firmaron / los señores otorgantes.

 

Que yo el escribano doy fe que conozco.

 

El licenciado Narváez.

 

Don / Alonso de Guevara.

 

Juan Montalvo de Frías.

 

El bachiller Cerrato.

 

Juan / Giral.

 

Paso ante mi Juan Flores de León.

 

E yo Juan Flores de León, escribano del / Rey, Nuestro Señor, y público del número de la villa de Oropesa y su tierra doy fe que fui pre- / sente a lo que dicho es y en fe de ello hice mi signo.

 

Juan Flores de León /

 

En Valladolid, a trece de noviembre de mil seiscientos y trece años ante mi el escribano del ayunta- / miento de la villa de Oropesa, y en virtud de este poder que tiene del concejo y / vecinos de la dicha villa y usando de el dijo que le sustituía y sustituyó en / Diego de Villalobos, procurador del numero de esta real audiencia y le renegó / según es relevado y otorgó sustitución en forma y lo firmo de / su nombre, del cual doy fe conozco.

 

Siendo testigos Juan Moreno y Pedro Reinos y / Juan de Velasco, vecino de esta ciudad.

 

Francisco Moreno.

 

Ante mi Martín de Verga- / ra.

 

Yo Martín de Guevara, escribano del Rey, Nuestro Señor, vecino de esta ciudad presen- / te fui y lo signé en testimonio de verdad.

 

Martín de Vergara.

 

De lo cual / por los dichos nuestro presidente y oidores fue mandado dar traslado a las otras partes / y fue notificado al dicho Pedro de Vallejo el cual en nombre de los concejos / y vecinos de los lugares de Lagartera y Herreruela alegando mas cumplida- / mente de la justicia de sus partes ante los dichos nuestro presidente y oidores presento una petición en / que dijo se había de hacer en todo según que tenia pedido y suplicado ha- / cer y condenar a las partes contrarias a que no le hiciere ni les inquieta- / sen y ni perturbaren y arrendado la dicha hierba y hoja por lo siguiente, lo uno y por lo / otro y porque de tiempo inmemorial acá habían estado y estaban los / dichos sus partes en quieta y pacifica posesión en uso y costumbre de vender / y arrendar la dicha hierba y hoja para los propios y necesidades del dicho con- / cejo de Lagartera con consentimiento de los dueños y señores de los dichos / Majuelos los cuales siempre nos pidió y suplico mandásemos (fol. 6 r.) // dar y diésemos a su parte nuestra carta y provisión de emplazamiento, en forma con la / dicha petición, contra las partes contrarias la cual dicha petición, se presentó en tre- / ce días del mes de diciembre del dicho pasado de mil y seiscientos y trece y de ella / se mando dar traslado a las otras partes y emplazamiento, que se pedía lo / cual fue notificado y porque no estaba decir que estaba inclusa / dentro de los propios términos y jurisdicción de la dicha villa de Oro- / pesa porque lo susodicho había sido y era para en cuanto a la juris- / dición pero no en cuanto a la propiedad de la dicha dehesa ni dezme- / ría de ella como tampoco lo estaba las que el Conde de Oropesa / y otros lugares tenían en los términos mismos y porque el dicho ayuntamiento / no había quintado ni podido quintar el ganado que en tiempo vedado / había entrado en la dicha dehesa y la pena del quinto solo la había lleva- / do y llevara en los baldíos públicos y concejiles en tiempo de bellotas y no / en las dehesas que boyales como lo era la de sus partes.

 

Y porque nunca / jamás el dicho ayuntamiento había cogido ni vendido cosa ni vendía la / bellota de la dicha dehesa y solo el dicho ayuntamiento habían echo sin poderlo hacer y van / a pregonando que todos los vecinos del ayuntamiento y tierra fuesen libremente a coger la a- / menazando a los vecinos del dicho lugar de Herreruela que los habían e cas- / tigar y hacer estas muchas extorsiones si la estorbaban y porque tampo- / co sus partes habían pagado maravedíes algunos a el dicho ayuntamiento ni a otra per- / sona para y por los ganados de labor ni reses cerriles bestias caballares / ni mulares ni mejores de servicio aunque no fueren domadas de / astadas ni labor pocos o muchos que habían andado y andaban en la / dicha Dehesa pastando en ella en los tiempos en que no había estado ni / estaba coteada ni vedada por el concejo y vecinos del dicho lugar de Lagartera / ni tampoco por las ovejas carneros cabritos ni ganados de cerda / por que los de su parte nunca habían entrado ni entraban los de fuera / en la dicha Dehesa y si algunas veces habían entrado ni entraban lo de / fuera parte había sido y era por consentimiento de los dichos sus partes que se habían / querido estrechar por dar lugar a que entrasen los que habrán / querido acogerse pagándoles por el dicho consentimiento, para las necesida- / des del dicho lugar lo que habían contentado y habiendo entra- / do en virtud de el no habrán podido ni podían ser penados ni / prendados por el dicho ayuntamiento, ni sus guardas tampoco habrán / pagado ni pagaran maravedíes algunos al dicho ayuntamiento y por que las / dichas sus partes nunca jamás arrendaron de las partes con- / trarias las penas de la dicha Dehesa por que no habían llevado ni te- / nían derecho de las llevar para se las poder ordenar y sin algún arrenda- / miento habían echo de las dichas penas habrá sido por excusar / las molestias y vejaciones que les habían hecho y harían sin se las / poder hacer y porque tampoco pidieron licencia al dicho ayun- / tamiento, para pastar en la dicha dehesa en los tiempos que no estaba veda- / da ni para hacer otro ningún aprovechamiento de los que su parte habrán te / nido y tenían en la dicha Dehesa como señores de ella porque sien- / dolo como lo eran y habían sido a tiempo inmemorial acaso / habían tenido ni tenían necesidad de pedir a las contrarias li- / cencia alguna y sin ella las habrán coteado y coteaban sus par- / tes y echaban raya cuando querían y les parecía por los límites / y mojones que la dividían otros términos y no habían elevado / ni elevaban al dicho ayuntamiento, testimonio como le habían amojonado / y echado rayas ni le habrán pagado ni pagaban maravedíes algunos / por no se los había elevado y para que las dichas partes contrarias nunca (fol.6.v) // habían cogido, vendido ni arrendado, coge, vende y arrienda el herbaje ni bellota / de la dicha dehesa a sus partes ni a otras algunas ni lo han llevado para si y si algún arrendamiento / habían echo no había sido el dicho herbaje ni bellota de las penas que denunciaron sus guar- / das en curarse las molestias y vejaciones que las desoyere por ellas si las habían sido / de muy poco tiempo a que esta parte y por muy poco dinero y si tuvieran derecho alguno a el dicho her- / baje y bellota y penas por mi y poco dinero por boyal nos / pidió y suplicó mandásemos hacer e tuviésemos según desuso y para con costas y para que / era el haberse hallado digo llamado la dehesa sobre que era el dicho pleito se nombre del dicho / lugar de Lagartera mera porque fuese justa sino por estar cerca del dicho lugar como / ni más ni menos otras dehesas de la tierra y jurisdicción a sus partes habían / tomado los nombres de los lugares mas cercanos siendo como habían sido propios /de sus partes y entre otras la dehesa que llamaban de Alcañizo y la dehesa que lla- / maban fuente del Maeso que tenían los dichos nombres por la vecindad o de los / dichos lugares y porque todos los casos en que sus partes habían elevado y lleva- / ban la pena del quinto en los otros sus términos públicos y con raíces y habían / llevado y llevaban de la dehesa sobre que era de dicho pleito por ser como había sido y / crecida propia y por que no tuviera la importancia al decir que el conde de Oro- / pesa tenia el quinto de eras en los términos de su pleito porque el y sus pasa- / dos las podían haber adquirido por justos títulos por prescripción y / memorial y los suso dichos no podían hacer consecuencia sobre las partes con- / trarias que no tenían ni titulo ni prescripción de la cual dicha petición / por los dichos nuestro presidente y oidores se mandó dar traslado a las otras / partes y fue notificado el dicho Pedro de Vallejo, procurador en nombre de sus partes. /

 

Y ansi mismo el dicho Diego de Villalobos, en nombre del concejo, justicia y regimiento / y vecinos de la villa de Oropesa respondiendo a la nueva demanda contra sus partes / cuenta por parte de los concejos y vecinos de los lugares de Lagartera y herreruela / en que pedían ser amparados en la posesión de vender y arrendar la hierba / y hoja de los majuelos de los herederos y vecinos particulares de dicho lugar / de Lagartera arrendaban con el camino de Plasencia por la parte de medio día / y en caso que hubiere descuido de ella podían restituir y dar dicho habiendo / lugar a los remedios por señoríos se declara de tener derecho para ponerlo haber su tenor repetido ante los dichos nuestro presidente y oidores presentó / una petición excepciones en seis días del mes de mayo del año pasado de / mil seiscientos catorce años en que dijo que sus partes debían ser absueltas y dadas / por libres de la dicha demanda por lograr y porque la relación en ellas / se hacía mención no era verdadera y la negaba como en ella se contenía / y porque las partes contrarias no tenían ni jamás habían tenido la po- / sesion en que pretendían ser amparados y mantenidos ni tampoco / tenían derecho alguno para poder vender ni arrendar la hierba y hoja de los dichos / majuelos y para que la dicha hierba y hoja era propia de sus partes y les per- / tenecia por justo y derechos titulas y como suya propia la habían vendido / y arrendado de tiempo inmemorial a esta parte llevado para si y sus / propios los precios de la dicha venta y arrendamiento y porque los dichos / majuelos estaban plantados en los términos públicos de sus partes y / en tierras que eran suyas propias y las habían ido dando y repartien- / do para plantar con aquella calidad y cargo de que la hierba y hoja fuese para las dichas sus partes que por ser como había sido y era propia suya la hierba y hoja / de los dichos majuelos siempre habían puesto y ponían guardas a su cos- / ta los guardas en y defendieron las penas que habían sido para sus partes / y dueños y herederos de los tales majuelos no tenían otro ningún / aprovechamiento ni derecho en ellos mas que coger y llevar el fruto de uva / y de los árboles de lo cual de los dichos nuestro presidente y oidores fue mandado dar traslado a las otras partes y fue notificado (fol. 7 r.) // y dentro del dicho término ordinario como de restitución por las dichas partes / se hicieron probanzas por testigos y escrituras de que se pidió hizo publicación / y el dicho pleito fue concluso y estando por el dicho consejo y vecinos de la dicha villa de / Oropesa presentaron para justificación, sus derechos ciertas escrituras y respon- / diendo a ellas, Pedro Vallejo en nombre de los dichos consejos y vecinos, de los lugares / de Lagartera y Herreruela el cual ante los dichos nuestro Presidente y oidores presen- / tó una petición en que hizo que sin embargo de ellas se había de hacer en todo / según como tenía pedido pidiendo y suplicando por lo antes de ahora dicho / y alegado por sus partes antes de agora en que disponga firmara por que las / dichas escrituras no dañaban ni perjudicaban a sus partes y en especial / a los de los inventarios por los vecinos de la dicha villa por que los inventarios no / se habían echo con asistencia de sus partes ni siendo citados ni llama- / dos para ello ni para hallarse presentes haber y hacer y porque tampoco le / perjudicaba la ejecutoria ganada a favor de la dicha villa con esa los lugares / de Torralba, Aravalles y Corchuela por no haberse litigado el pleito así por que / menos perjudicaron a las dichas sus partes los dichos que habían dicho algu- / nos vecinos de el dicho lugar de Lagartera en un pleito que en la dicha villa que / habían tratado con el lugar de Caleruela porque no habían litigado / sus partes en aquel pleito había sido sobre si era dehesa y uno sobre las de sus partes / sobre que ahora se litigaba ni los dichos vecinos hicieron mención de ella con / sus derechos y oposiciones y porque tampoco perjudicaron a sus partes las / cuentas que habían tomado a los mayordomos de la dicha villa, por el concejo, justicia, / y regimiento de ella porque en ellos no se haría cargo a los dichos mayordomos / de las penas pertenecientes a sus partes y que estaban en costumbre de lle- / var para si porque tampoco se les haría cargo de las heredades de la Dehesa / sobre que era el dicho pleito ni de la bellota de ella pertenecientes a sus partes y que / también habían estado y estaban en costumbre de llevar para si.

 

Y porque / las Yerbas que habían cargado en el cuaderno de las reses que ha- / bían adeudado renta en las dehesas que llamaban de Oropesa / ni eran las que ni partes habían arrendado y vendido y que habían / tenido y tenían dicho de vender y arrendado estrechando el paso de / sus ganados en la dicha Dehesa y porque las cuentas de las guardas / de las Dehesas que llamaban de la dicha villa tampoco perjudicaban a sus / partes porque tampoco solamente eran de las penas que conforme a las dichas / ordenanzas debían pagar al concejo y

no de las pertenencias a sus / partes conforme a ellas y a las leyes de nuestros reinos que trataban de las / de esas boyales y de las penas de los ganados que entraban en ellas no siendo / de las que conforme a las dichas nuestras leyes podrán pastar en las dichas dehesas / y porque todas las dichas cuentas y arrendamientos de penas se habían hecho sin / intervención de sus partes y así no les perjudicaban ni perjudican / por no haber tenido noticia de ellos y en caso que la hubiesen tenido / por no las haber contradicho las competía restitución yntegrum / contra cualquiera lesión y daño que de ello se le pidiere según la / cual pedía se le concediese y juro a Dios en forma no lo haya de mali- / cia por lo cual nos pidió y suplicó mandásemos hacer e hiciesemos / según de suso pues era de justicia de que por parte de los dichos nuestros Presidente y oido- / res fue mandado dar traslado a las otras partes y fue notificado a / dicho Diego de Villalobos en nombre de sus partes el cual no dijo ni alego / cosa alguna y el pleito fue concluso en lo principal y visto por los dichos nuestros presidente y oidores dieron y pronunciaron en el y en- / tre las dichas partes la sentencia definitiva de el tenor y forma siguiente /

 

En el pleito que es entre los concejos y vecinos de los lugares de Lagar- / tera y Herreruela a que no ni quieren ni perturben a la dicha villa, de Oropesa en el dicho derecho de pro- / piedad de la dicha Dehesa agora ni en tiempo alguno ni por alguna ma- / nera y mandamos que en la dicha Dehesa y termino de ella hagan de tener y tengan. (fol. 7 v.) // los dichos concejos y vecinos de los dichos lugares de Lagartera y Herreruela / todos los aprovechamientos en su demanda contenidos de los cuales hayan / de gozar y gocen en la forma y manera que hasta aquí lo han gozado a dispo- / sición y orden de la dicha villa de Oropesa y sus concejos a los cuales mandamos no / prohíban agora ni en tiempo alguno en la posesión de los dichos aprovechamientos / agora ni en tiempo ninguno ni por alguna manera y no hacemos condonación de costas / y por esta nuestra sentencia definitiva así lo pronunciamos y mandamos.

 

El licenciado Don / Antonio de Castro y Andrade.

 

El licenciado don Pedro de Guzmán.

 

El Licenciado Don Luis / de Vicencio.

 

La cual dicha sentencia que de suso va inserta e incor- / porada por los dichos nuestro Presidente y Oidores fue dada y pronunciada estando / haciendo audiencia pública en la ciudad de Valladolid a veinte y seis del mes de mayo / del año pasado de mil seiscientos y cuarenta años. La cual fue notificada en sus per- / sonas a los procuradores de las dichas partes y el dicho Pedro de Vallejo, en nombre / de los concejos y vecinos de los lugares de Lagartera y Herreruela, jurisdicción / de la dicha Villa de Oropesa, ante los dichos nuestro presidente y oidores presentó / una petición que dijo que la sentencia en el dicho pleito dada por alguno de los / nuestros oidores en cuanto era a favor de sus partes era buena, justa / y como tal la consentía y en caso necesario pedía de ella confirmación / pero otrosí en cuanto por ella se declaró pertenecerla en propiedad a la / dicha villa de la Dehesa de Lagartera sobre que había sido y era el dicho pleito / con todo lo a ella perteneciente como término propio suyo condenan- / do a sus partes a que no inquietasen y perturbasen a la dicha villa en el derecho de / la propiedad de la dicha dehesa y en todo lo demás que era o podía ser / a su perjuicio y agravio de sus partes suplicaba de ella y hablando con el acatamiento que debía la decía ninguna y do alguna, injusta y de rebo- / car por lo que del pleito resultaba y estaba dicho y alegado a favor de sus partes / en que se afirmó y por lo siguiente lo primero por lo judicial y porque la dicha dehesa / de Lagartera en propiedad y posesión a pertenecido y pertenecía a sus / partes y la había tenido y gozado como dehesa suya propia de tiempo in- / memorial apartándola con sus ganado de labor ansí bueyes / como mulas, yeguas y rocines o otras bestias menores confor- / me a las ordenanzas de la villa y renta y arriendo en ella a todos los de- / mas aprovechamientos que han querido y tenido por bien libremente como en / dehesa suya propia y porque por ser los suso dichos ansí se habían llama- / do la dehesa de Lagartera y el dicho nombre se la había dado y le había / tenido por estar junto al dicho lugar sino por ser propia de sus / partes privativamente de la hiera, bellota y leña de la dicha dehe- / sa vendiendo cuanto había querido la dicha bellota y arrendan- / do parte de la hierba cuando no habían tenido tanta necesidad / de ella convirtiendo el precio de ello en usos y aprovechamientos / particulares suyos sin que la dicha villa y su ayuntamiento pudiesen lleva- / do ni gozado o parte alguna de la dicha bellota, leña y hierba ni de la barra que se sacaba de ello y por cual ansí mismo habían puesto sus par- / tes guardas que guardasen la dicha dehesa y prender y penar en / ella a los que entraban a pastar o ha hacer otro cualquier aprove- / chamiento en ella aunque sean vecino de la dicha villa y de los luga- / res de su tierra y jurisdicción; y porque de lo demás del suso dicho y que estaba probado por sus partes con mucho número de testigos / que concluían la dicha inmemorial sería fundad su intención / de derecho para la propiedad de la dicha dehesa nos lo porque cual- / quiera concejo y ligar la fundaba en cuanto al ejido y dehesa / boyal que ha detener y tiene para que los vecinos y sus ganados puedan / vivir y conservarse en el, pero como estaba la dicha dehesa amo- / jonada y apartada por sus limites y mojones de los demas pas- / tos comunes de villa y tierra y de nuestro de los términos particula- / res de los dichos lugares de Lagartera y Herreruela y en medio de / los dos ejidos que los dichos dos lugares habían tenido y tenían y porque siendo lo suso dicho ansí había sido notorio agravio del que / se había echo a sus partes en haberse declarado pertenecer la dicha / dehesa en propiedad a la dicha villa no siendo suya la propiedad / de ella y porque no se habían podido mover los dichos nuestro pre- (fol. 8 r.) // sidente y oidores por las escrituras que había presentado la / parte contraria para prueba que era suya la dicha dehesa / por que demás de las escrituras y papeles que había presen- / tado eran traslado, escrituras y papeles sacados de los libros / privados y cuentas particulares echas entre ellos y otras / personas no pueden perjudicar ni perjudican a sus partes para / que en cuanto a los inventarios y cuentas presentadas de bienes / y rentas que decían tenia la dicha villa, entre los papeles digo los cua- / les parecían estar puestos por los bienes y rentas suyas las hierbas / de las dehesas boyales del concejo y entre ellas la dicha dehesa / de Lagartera y de cada res que entrase en ella fuera a las de la- / bor había echo ciertas cantidades por lo cual pretendía la / dicha villa ser suya la dicha dehesa, suyo por que conforme / las ordenanzas de la dicha villa y tierra del consejo común de villa y tie- /rra podía llevar de las reses mayores que por los vecinos di la dicha villa y tie- / rra se metieren en sus dehesas particulares de mas de la de labor ha- / bían echo sacar un tanto por cada res lo cual no era para la dicha / villa ni para sus particulares aprovechamientos si no para los apro- / vechamientos comunes de villa y tierra y por ser lo suso dicho ansi las / cuentas que se habían tomado y tomaban de los dichos herbajes / al mayordomo a cuyo cargo estaba y había estado la cobranza de / ellas no las tomaba ni tocaba so la dicha villa y sus oficiales sino que / junto con la dicha villa, se habían hallado y hallaban a tomarles el procurador / general de villa y tierra con los diputados de cada lugar de ella como cons- / taba de las mismas cuentas en contrario presentadas y porque / tampoco se podía fundar la dicha villa, por decir que había puesto y po- / nia guardas que guardaban la dicha dehesa y que ansi mismo ha- / bían llevado y arrancado penas de ella porque las guardas que ha- / bía puesto no habían sido en particular para la dicha dehesa / sino para lo común de villa y tierra y en cuanto a las penas / que decían había llevado y arrendado la dicha villa tampoco las / había llevado y lleva para ella ni para sus particulares a- / provechamientos común de villa y tierra conforme a la dichas / ordenanzas porque tampoco se podían aprovechar de las licen- / cias que debían había dado la dicha villa a sus partes para entrar / y pastar en la dicha dehesa porque si algunas había dado y / no había sido o ser suya la dicha dehesa si no por la facultad / que le daba como cabeza de la jurisdicción, que era por las dichas / ordenanzas en cuanto por ellas se disponía y mandaba que los gana- / dos de la dicha villa y tierra salieren a pastar de ellas a seis de mayo / y no volvieren a entrar en ella hasta el día de San Miguel y que / si el ayuntamiento de la dicha villa le pareciere que es necesario entrar / antes del dicho día de San Miguel a prorrogar la salida algunos / días no lo pudiese hacer para solo los ganados de labor y en los dichos / casos se prorrogaban el tiempo de la salida o anticipar el de la / entrada a pastar eran en los que la dicha villa había dado licen- / cia y no en otro ninguno y esta no por razón de el seño- / río y propiedad de la dicha dehesa si no por razón de la / jurisdicción de la dicha villa tiene y usa como cabeza de ella / y porque cuando alguna presunción de propiedad (fol. 8 v.) // señorío de la dicha Dehesa resultara de las dichas escripturas en favor de las / partes contrarias que negaba, cesaba y se excluía con las muchas que re- / sultaban a favor de sus partes de las probanzas y escripturas que en su / favor estaban echas y presentadas a que no se satisfacía con lo que la parte con- / traria había presentado de la contra los testigos de ella y porque aun mandándose / como se mandaba por la dicha sentencia, que sus partes hubiesen de gozar y gozasen de to- / dos los aprovechamientos contenidos en su demanda según y como hasta agora / los habían gozado y usado y que la dicha villa, y sus vecinos no habían de gozar con sus / partes de los aprovechamientos de ellos salvo en los aprovechamientos, digo sal- / vo en los que tocaba a los herbajes y penas en la forma que estaba dicha / arriba y conforme a las ordenanzas de villa y tierra y que lo que se de- / cia en la dicha sentencia de que sus partes hubiesen de gozar y gozasen de los / dichos aprovechamientos fuese a dar posición y orden de la dicha villa y su / concejo se había de entender y entendía conforme a lo dispuesto / por las dichas ordenanzas y pidiendo licencia al dicho ayuntamiento / en la cosas que era necesario pedirla conforme a ella para que toda- / via cesare por lo cual nos pidió y suplicó que declarándolo así man- / dasemos confirmar la dicha sentencia, en lo que haría a favor de sus partes / revocándolo en todo lo demás que era o podría ser en perjuicio y agravio / haciendo según y como en su nombre estaba pedido y en la dicha petición / se contiene sobre que pidió justicia y con sus costas y ofreció lo probar lo necesario / y pidió restitución para hacer probanza por los mismos por los dichos nuestros / presidente y oidores fue mandado dar traslado a las otras partes.

 

Y fue no- / tificado y el dicho Diego de Villalobos en nombre del concejo y vecinos de la villa / de Oropesa ante los dichos nuestro presidente y oidores presento una / petición que dijo que la sentencia definitiva en el dicho pleito dada y pronun- / ciada por algunos de los nuestros oidores en lo que era a favor de / su parte fue y era justa por otrosí en cuanto por ella los dichos nuestros oi- / dores mandaron que la Dehesa y sobre que era dicho pleito y termino de ella / hubieren de tener y tuvieren los dichos consejos y vecinos del lugar de Lagar- / tera y Herreruela todos los aprovechamientos en su demanda contenidos / y que sus partes no les prohibiesen en la posesión de hacerlos y en todos / los demás que era o podido ser en perjuicio de su parte suplicaba / de ella hablando con el debido acatamiento cuanto a lo susodicho / dijo haber sido ninguna ido alguna en mandar y revocar lo uno / por lo general dicho y alegado a favor de sus partes en que se afir- / maba; y para que siendo como era la dicha Dehesa propia insolidum de sus / partes como por la dicha demanda se declaraba en ella no tenían / las partes contrarias ni podían tener mas uso ni aprovechamiento de que / sus partes les quisiera remitir de que había tenido había sido tan so- / lamente pastar en la dicha Dehesa con sus ganados de labor desde el día / de San Miguel hasta seis de Mayo de cada un año pidiendo licencia para / ello a los dichos sus partes y escribiéndose primero los ganados y porque / en la dicha demanda se contenía que las partes contrarias de aprovecha- / sen de la dicha dehesa para el pasto de sus ganados de labor y mulas / rocines y bestias de arada y heradiento que tan solamente habían pas- / tado en la dicha Dehesa desde el día de San Miguel hasta seis de Mayo y que fuera del dicho / tiempo habrán pagado y pagaran sus partes cuatro maravedíes de cada buey o bestia de labor y porque / así mismo se contenía en la dicha demanda que las dichas partes contrarias se / aprovechaban de la dicha Dehesa para el pasto de los ganados mayores y menores (fol. 9 r.) // y jamás habían tenido tal aprovechamiento, que todas las veces que había / sido prendados y penados por ellos salvo cuando entraban por arrenda- / miento pagando el herbaje.

 

Y porque ansi mismo se contenía en la / dicha demanda las dichas partes contrarias habían coteado la dicha de- / hesa y llevado penas de ellas a ganados forasteros y los suso dichos tan- / poco lo habían echo ni podían hacer salvo cuando habían tenido / arrendadas las penas que porque también se contenía en la dicha / demanda que habían puesto guardas que guardasen la dicha dehe- / sa y esto tampoco lo habían echo ni podrían hacer y quien había / puesto y podía poner las dichas guardas eran las dichas sus partes / y porque así mismo se contenía en la dicha demanda que las partes / contrarias habían vendido la bellota de la dicha dehesa lo cual no / lo podían hacer ni lo habían echo salvo alguna vez que sus partes / garbosamente les hubiesen dado permisión parar vender / la dicha bellota para socorrer alguna necesidad; y por tan ansimis- / mo se contenía en la dicha demanda que las partes contrarias habían / vendido la hierba de la dicha dehesa y arado algunos pedazos de ella lo cual tampoco habían hecho jamás ni podían hacer y para que / por escrituras autenticas y cobranzas y confesiones de las partes / contrarias concluyentemente constaba de la justicia, de sus par- / tes para todo lo suso dicho y ansimismo constaba haberse perjurado los / testigos de las partes contrarias y porque los dichos lugares no tenían / términos propios y todos los términos que estaban alrededor de ellos eran pro- / pios de sus partes y el llamarse la dicha dehesa de Lagartera por estar cerca del dicho término del dicho lugar como había otras en la dicha tierra / de la dicha villa que tomaban el nombre de las aldeas mas cercanas y eran pro- / pias de sus partes con lo cual nos pidió y suplico que confirmando la dicha sentencia / en lo que era a favor de sus partes la mandásemos revocar y pidió / restitución y la juró para hacer probanza por los mismos artí- / culos y derechamente contrarios de que asi mismo por los dichos nuestro pre- / sidente y oidores fue mandado dar traslado a las otras partes y / fue notificado y parece que en el dicho pleito por parte de los dichos concejos de La- / gartera y Herreruela se presentó un traslado de las ordenanzas / de la dicha villa y tierra de Talavera sacados en virtud de provisión de la / dicha nuestra audiencia y citación de la parte de la dicha villa por Juan de Rive- / ro, receptor de ella que el tenor de las que miran a lo tocante a dehesas / boyales con las cabezas de dichas ordenanzas es como se sigue:

 

En / el nombre de Dios, todopoderoso. Amen.

 

Porque según la variedad de los / tiempos ansi es justo que las ordenanzas y estatutos se enmienden y / a cada pueblo que tiene jurisdicción por si es primitivo ansi por / derecho común como por leyes de estos Reinos haber ordenanzas y es- / tatutos para que conforme a ellos y a la calidad de la tierra se rijan / e gobiernen en buena orden.

 

Por tanto nos el concejo, justicia y regimiento / de esta villa de Oropesa y vecino de ella es a saber:

 

El licenciado Antonio / de Ordas Barrientos, corregidor y Francisco Trujillo de Frías, alcalde ordinario, / e Luis Bores de Burgos y Agustín Martínez y Blas de Montenegro / y Sebastian de Ortega, regidores, y Francisco Núñez de Tapia, procurador / general en dicha villa y su tierra, y el licenciado Jerónimo González Herrera y Bar- / tolomé Jiménez vecinos de la dicha villa de Oropesa, personas nombradas / por el ayuntamiento de dicha villa y en nombre de ella, y Alonso Hernández, vecino / del lugar de la Calzada en nombre de los dichos lugares y Hernando / Moreno, vecino del lugar de Lagartera en nombre de dicho lugar, y Diego / Hernández, vecino del lugar de Torralba en nombre del dicho lugar y del lu- / gar de Alcañizo y Domingo González Crespo, vecino del lugar de / Navalcan y en nombre del dicho lugar de los lugares de Guadier- / ba, la alta y baja, y Alonso Mirado, vecino del lugar de la Corchuela / en nombre del dicho lugar y de los lugares de la Bobadilla y San Julián / y Malhincada e nos los dichos Sebastian Muñoz y Alonso Hernández en nombre de los lugares de Caleruela y Herreruela de todos los / cuales dichos lugares tenemos todos poderes lo habemos exibi- / do y presentado que para ser notorios y evitar prolijidad no / van aquí insertos estando juntos en las casas del ayuntamiento, (fol. 9 v.) // de la dicha villa habiendo tratado y consultado con su señoría el conde de Oropesa / y deleitosa etc., mi señor, fue acordado que debíamos de ordenar y ordenamos los / estatutos y ordenanzas que en este libro van declarados para que por ellas / sea regida y gobernada en la dicha villa de Oropesa y los vecinos de ella y de los otros luga- / res de su término y jurisdicción y conforme a ellas se juzguen y determi- / nen los negocios y cosas en ella contenidas para que sean honor y servicio / a Dios y para el bien público de la dicha villa y tierra en la manera y orden siguiente:

 

Ti- / tulo de la guarda y conservación de las dehesas boyales y ejidos y prados / y cotos.

 

Otrosí ordenamos y mandamos que los bueyes de labor salgan de las dehesas boyales de esta villa a seis días del mes de mayo de cada un año / y no vuelvan a entrar en las dichas dehesas hasta el día de San Miguel de / septiembre de cada un año, y si el ayuntamiento le pareciere prorrogar o anticipar / algunos días para solamente los bueyes de labor lo puedan hacer, sope- / na que los bueyes que contra esta ordenanza fueren tomados en / cualquiera de las dichas dehesas boyales paguen so pena de cada buey / cuatro maravedíes, y si los tomare el dehesero que tenga arrendadas las penas / de la tal dehesa lleve dos maravedíes y no mas y que el favor y libertad que por / esta ordenanza se da a los bueyes de labor se de y se entienda tam- / bién a las yeguas y mulas y rocines de arada que anduvieren de or- / dinario en la labor y que se entiende sembrar y coger el pan y también / las bestias de servicio salvo yeguas y burras y declárese que no habrá re- / beldía en los bueyes y bestias de labor que se hallaren en las dehesas bo- / yales.

 

Otrosí ordenamos y mandamos que el ganado ovejuno y cerril / y bestias mayores y menores excusas que anduvieren en las dehesas boyales de esta villa y su jurisdicción salgan de ellas el día de San Mar- / cos que es a veinte y cuatro de abril de cada un año so pena de pagar de cada / cabeza de ganado vacuno y bestias mayores caballares y mulares seis maravedíes / y de las bestias asnales cuatro maravedíes y que los deheseros que se entiende / los que arriendan las penas de las dehesas lleven de cada cabeza del / ganado vacuno y bestias mayores a cuatro maravedíes, y de las bestias asnales a dos / maravedíes y que las bestias y ganados que se hubieren ha sido tres veces en la / tal dehesa a que a la cuarta vez y todas las demás que las hasieren la re- / beldia y pague las dichas penas con el doblo.

 

Otrosí mandamos que atenta que en las crías de las dehesas boyales de esta villa están en los montes y en / mucha ocasión de entrar en ellas los puercos en especial en el tiempo / de la montanera cuando andan a comer la bellota que para ellos se guar- / da ya que no las penas no se han de moderar aunque los puercos hacen / mucho daño en las dichas dehesas orándolas que todos los puercos / que fueren tomados y se tomaren en las dichas dehesas boyales en los dos / meses de montanera octubre y noviembre tengan y paguen de / pena de cada cabeza dos maravedíes y en el otro tiempo del año tengan de pena / de cada cabeza tres maravedíes, y que estas dichas penas también las puedan / llevar los deheseros y arrendadores de las dichas penas y que los puercos / que no supieren cuyos son los traigan al corral de esta villa al tercero / día de cómo los acorralaren en los corrales de las dehesas no antes. /

 

Otrosí ordenamos y mandamos que cualesquier ganados ovejunos / y cabríos que fueren tomados en las dehesas boyales tengan de pe- / na de cada rebaño que es hasta cien cabezas y dende arriba tres reales / de día o de noche hasta cuatro veces y si a la cuarta vez fuere de no- / che o de día paguen la dicha pena con el doblo que son seis reales, y que to- /

das las demás veces que las hasieren de noche o de día paguen la misma / pena de seis reales, y a la cuarta vez que fueren tomadas de día o de no- / che sea rebeldía y pague la pena con el doblo que son seis reales cada vez / todo aquel año porque dende el día de año nuevo de cada un año que ha de / comenzar a guardar esta orden y que pasadas dos rebeldías que comen- / zó a doblar la pena el juez le castigue con dos días de prisión al dueño / o pastor que con el dicho ganado estuviere cada vez que después fueren / tomados en rebeldía y que nunca paguen el rebaño de noche mas de los / dichos seis reales y que de cien cabezas abajo que no hay rebaño paguen de pena / a blanca de cada cabeza de día de un maravedí de noche y que si el tal gana- / do fuere tomado cuatro veces que a la cuarta vez y todas las demás sea rebeldía (fol. 10 r) // y pague cada vez la pena con el doblo con que de noche en rebeldía no pague / a mas de maravedí por cabeza y así mismo tenga la dicha prisión por la / orden que arriba está dicho.

 

Otrosí ordenamos y mandamos que si al- / gunas reses vacunas entraren a pastar en algunas de las dehesas / boyales de esta villa, y su jurisdicción, y estuvieren en las tales dehesas quince / días o mas que paguen de hierba al concejo de cada res vacuna de añojo a- / rriba seis reales, y por el añojo que entrare dentro tres reales los cuales pa- / guen a las salidas por el fin del mes de abril de cada un año lo cual efectúe / por la declaración que con juramento hicieren los boyeros o guardas e yegue- / ros ante un oficial del ayuntamiento, y ante su escribano y si algunas reses de fo- / rasteros adeudaren la hierba que paguen de pena al concejo ocho reales / y las que de esta tierra entraren a hierba con licencia del ayuntamiento / paguen de hierba lo que el ayuntamiento mandare y concertare y que cualquiera que echare a hierbas carneros de diez / años y dende arriba en las dehesas boyales carneros en poca den mucha cantidad que aunque les / mueran durante el invierno han de pagar la hierba de ellos sin que se les descuente cosa alguna.

 

Otro- / sí mandamos que si alguna persona echare yegua o potro o bestia mular en alguna de / las dehesas del concejo y anduvieren en ellas quince días o mas paguen de hierba / al concejo ocho reales por cada bestia a las salidas para el fin del mes de abril de cada año / y que se ejecute para declaración con juramento de los yegueros o boyeros o guardas como se contiene / en la ordenanza antes y esta y que el potro que entrare el mamón cubrieren habido aquel / año y los potros domados no paguen hierba siendo de los parroquianos en la tal dehesa / con que para domarse aran dos años cumplidos y que los mulos en siendo de un año no puedan / andar en las dehesas so pena que pagara la hierba a puerta de corral y que no puedan / volver a la dehesa so pena cada vez que se hallasen en la dicha dehesa o la hallaren en ella / paguen un real de pena y le hasiere el alcalde o diputado o personas que enviare lle- / ven este real de pena para el concejo de tal lugar que tuvieren el aprovechamiento de tal dehesa / y que si estuviere bien tapado el tal mulo pueda andar so pena en la tal dehesa / o en que pida licencia al ayuntamiento y se le de pagando la hierba.

 

Otrosí ordenamos y man- / damos que cada un vecino de esta villa y de los lugares de su jurisdicción, que labrare por pan / y tuviere bueyes de labor con que barbechar pueda excusar en la dehesa boyal donde fue- / re vecino un eral o añojo sin pagar hierba al concejo con tanto de los registren y / escriban al mayordomo del concejo dende el día de San miguel hasta el día de todos Santos / de cada un año y pague diezmo de la escritura de cada res que ansí lo escribiesen para el / concejo y si no se escribieren en el dicho termino que no le puedan excusar y pague / la hierba al concejo y hasta el día de todos Santos no le tuviere y le ovieredes pues / que escribiéndole al mayordomo y pagando la escritura antes que adeude la hierba / se pueda excusar y pague al boyero por la guarda de cada eral de excusa diecisie- / te maravedíes por el tiempo que estuviere en la dehesa y que los añojos se entiendan los / que entran de cerros y erales los que entran añojos y también los que entran / erales y añojos de excusa los vendieran durante el invernadero de la excusa / que el comprador le ayudare pague la hierba.

 

Otrosí ordenamos y mandamos / que cualquiera vecino de esta villa y su tierra que labrase por pan y su tierra teniendo casa / para ayuda a su labor arando con ella la barbechera y sementera y si no tuviere / buey o bueyes y tuviere dos vacas y arase con ellas de ordinario en lugar de bue- / yes no pague hierba de las yeguas y mulas con que araren y carretearen en la / labor del pan de ordinario y que con estas vacas domadas cuando fueren dos y / sino tuviere buey pueda excusar un eral o añojo y no cuando tuviere una sola / y al que le excusare estos dos vacas aunque tenga mas vacas doma- / das no se le excuse mas de las dichas dos vacas domadas y ansí al que no / tuviere mas de una vaca domada se la excusen aunque no barbechen sino que / siembre solamente y si tuviere buey o bueyes que no puedan excusar mas de una vaca / y que ansí mismo pueda excusar un eral o añojo con cada cual de bestias caballares o mola- / res con que barbecharen y sembraren y cogieren el pan de ordinario siendo las tales / bestias suyas y no de otra manera y que las yeguas basten entender en la cosecha / y sementera.

 

Otrosí ordenamos y mandamos que los carneros de esta villa de Oropesa / y lugares de su jurisdicción se las excuse en las dehesas boyales del consejo / o cada uno hierba y media por razón de su oficio de ganado de vacuno en la dehesa boyal / donde guardan las bestias, y que a los boyeros se les de las hierbas de excusa que / se les suele mandar que son las siguientes.

 

Al boyero de esta villa, diez hierbas.

Al boyero de Torralba, / seis hierbas.

Al boyero de la Corchuela , siete hierbas y media.

Al boyero de Lagartera, seis hierbas.

Al boyero de Herreruela, seis hierbas.

Al boyero de la Calzada y Carrasca- / lejo, nueve hierbas.

 

Las cuales dichas hieras se entienda de ganado vacuno / y que a cada uno se le excuse de la misma dehesa donde suele traer labo- / rada y no en otras so pena que por cada res que de mas cogiere de un dueño el tal (fol. 10 v.) // boyero pague de pena cuatro reales por cada mes que ansi cogiere de mas de las dichas tres reses / que pueda a acoger para el concejo y que el boyero pierda las tales yerbas y sean para el consejo y que si es tal boyero sano no aco- / giere mas yerbas a las que puede conforme a esta ordenanza que pague la hierba ciertas que mas acogiere con / el doblo para el concejo.

 

Otrosí ordenamos y mandamos que a esta villa y a los lugares de su jurisdicción viviendo a / pedirlo y llevando licencia del ayuntamiento se le de y señale caso competente al parecer del ayuntamiento para los bueyes / de labor y para su excusa y reses domados del cual puedan gozar las bestias caballares y mulares y asnales y puer- / cos de los vecinos de el pueblo cuya fuese el coto y que se guarden los dichos cotos los de los lugares desde el día de / San Juan de Junio hasta el día de nuestra Señora de Septiembre y del coto de esta y que en el dicho coto no entren otros ga- / nados algunos so pena que por cada res vacuna pague cada vez dos maravedís de día y cuatro maravedís de noche / Y por cada rebaño de ovejas y cabras que es de cien cabezas y dende arriba paguen de pena medio / real de noche y de cien cabezas abajo paguen de cada diez cabezas cuatro maravedís los cuales aplica- / mos al consejo de el lugar donde fuere el coto y que los que no pueden gozar de el coto paguen / las dichas penas y por cada bestia mayor menor y por cada res vacuna cuatro maravedís.

 

Otrosí orde- / namos y mandamos que cuando el ayuntamiento diese licencia para coger las bellotas de las dehesas boyales / los que las quisieren vender a la dehesa boyal del lugar donde fueren vecinos y no en otra dehesa so pe- / na de nueve reales por cada vez que fueren hallados cogiéndola o teniéndola cogida y la bellota perdida / para el consejo y que esta pena pague cada persona ynsolidum aunque sea de una casa o compañía y que / en el coger de la bellota se guarde la orden siguiente:

 

Que ninguno entre en la tal dehesa hasta el día / que se hubiere de coger de día claro no vayan a la dehesa a dormir mas señalar encima no era en / cosa ni la señalen sino que las personas de una casa o cuadrilla el día que se hubiera de coger / salido el sol vayan a la encina la varen y cojan los en una casa o compañía y no se pasen a otra / hasta que hayan acabado de coger aquella y que todo lo contenido en esta ordenanza lo guar- / den y cumplan so pena de seis reales y perdida la bellota por el consejo de esta villa, por cada vecino que en / cualquiera cosa de lo susodicho excedieren y que fuere en otras dehesas boyales fuera de / la dehesa boyal y de la de Villalba y la fuente del Maestro que lo que denunciaren el alcalde / o diputados a las guardas de tal lugar cuya fuere la tal dehesa para el dicho pasto de sus tierras que / la dicha pena la lleva el consejo de el tal lugar pero que sin se averiguase por prueba o por per- / seguirá o lo tomasen las guardas de el concejo de esta villa en cual quiera dehesa que sean tales / penas para el concejo de esta villa y que ninguna persona pueda elevar a coger la dicha bellota / sino las personas de su casa o de el lugar que tuviesen derecho a coger en la tal dehesa con- / forme a esta ordenanza so pena que cada persona que llevare a otro lugar pague la dicha / pena pecuniaria y perdida la bellota para el concejo.

 

Otrosí ordenamos y mandamos / que cual quiera persona que avareare o en cualquier la manera diere bellota a puercos / o la derribare en cualquier manera antes que el ayuntamiento dé licencia para varear / haya perdido y pierda el quinto de los puercos que hubiere y comiere la bellota todas las veces / que lo hiciere o se hallare con prueba o por perjuicio haberlo echo para el concejo y a más por la / primera vez el que abarcare o excediere tenga tres días de cárcel y por la segunda de / seis días y por la tercera nueve días sin remisión y si otra vez volviere a exceder que se le / acreciente la pena de albedrío del señor juez y que la pena de prisión de todas las reses se eje- / cute aunque por la primera y segunda vez no haya sido castigado y los que después de de du- / das las varas para varear a los puercos vareare con vara mayor del marco que les señalares / tuvieren el árbol o remitiere dicha rozar así vareando subiere sobre alguna pie- / dra o otra cosa así la vara se vence que esa nueva su horquilla a riesgo de prohibir en cabeza / de manera que puedan prender entre las ramas para arrimar así haga dar de antes / que salga el sol o después de puesto porque no se ha de varear sino de sol a sol que pier- / da el diezmo de los puercos para que derribare la bellota lo cual sea para el concejo y tenga / mas el que excediere la mitad de la prisión arriba dicho y que lo que hiciere los hijos / o criados obliguen a los padres y amos porque así se a usado ansí en esto como en todas / las otras penas y escritos contenidos en estas ordenanzas de atrás y la del ante / y que si se hallaren los puercos en el monte afuera del aunque sea dentro de los luga- / res y casas de ellos dando bellota estando el dueño o porque no sea quinto y no lo es- / tando diezmo.

 

Otrosí ordenamos y mandamos que si algunos puercos se hallasen / comiendo la bellota de bajo de algún árbol recién avareado antes que se de la licen- / cia para varearlos que aunque no se halle con los puercos su dueño ni el porquero / ni se hallase que nos hallare que el dueño de los tales puercos paguen el diezmo de / los tales puercos pague el diezmo de los tales puercos que ansí hallaren comen- / do la bellota sino los salvare procurando que otro derribo la dicha bellota y que en es- / te caso probando quien derriba la dicha bellota el tal pague el quinto de los dichos puer- / cos y de el se paguen lo que se hubiere cobrado de diezmo y que en los dichos casos procuren / verlo dos guardas y que den cuenta de ello en cuanto fuere posible y que irlas guar- / das hallaren alguno que lo habiendo aunque no le conozcan que pague quinto y no / diezmo porque se presume que el que va era el porquero o su dueño de los puercos. /

 

Otrosí ordenamos y mandamos que luego que los puercos fueron tomados en / quinto y diezmo no la mayor brevedad que era posible las guardas sean obli- / gadas otra en al corral y el concejo de esta a los mismos puercos que asie- / sen para que luego sean quitados y no traigan unos por otros so pena de pago de / las dichas guardas otro tanto como valiere al quinto y traídos al corral / vaya un oficial del ayuntamiento, o dos y que de los puercos que se hubieren de quintar tomen el quinto (fol. 11 r.) // con igualdad que no sea los peores y los vendan vivos en publico pregón y los rematen en / quien mas por ellos diere para el consejo.

 

Y porque por ordenanza esta prohibido que los dichos puer- / cos de quinto no los pudieren comprar sus dueños ni otros para ellos sin pena alguna y que si el quinto / no llegara a cinco cabezas para que se pueda tomar y a una cabeza de cinco que los dichos puercos se ta- / sen y el daño paguen al quinto del dicho aprecio para el concejo y no lo pagando o luego que se / le toma una cabeza o dos y se venda luego a la persona que mas por ellos diere y del dicho precio se / pague el dicho quinto y si hubiere de masía se acuda con ello al dueño y que ir el dueño del los puer- / cos que se hubiere sin tomado en quinto se ofreciere a dar dos testigos para salvar sus puercos / de cómo otros los varen que se espere tres días para que de la dicha información y entre tanto / no se haga el quinto con tanto que los testigos que presentaren no sean sus hijos ni familiares. /

 

Otrosí ordenamos y mandamos que cualquiera persona hasta que el monte se rompa por / mandado de el ayuntamiento, vareare o derribare bellota en los dichos montes baldíos o dehesas / boyales a cualesquiera otros ganados vacunos ovejunos y cabros que prenda el quinto / de todos los dichos ganados que ansí avareare o diere bellota y que tienen los dichos ganados / a quintar del corral de concejo de esta villa, como en la de los puercos y ansi lo quinten y sea el / dicho quinto para el concejo con tanto que para lo poder quintar los hallen derribando la bellota y el ga- / nado comiéndola y el pastor o dueño con ello estando recién avareado de manera que se entien- / da que el derribo la bellota salvo que los bueyes de labor y vacas domadas no quinten sino que en lu- / gar de cuanto paguen de cada res y buey o vaca domada seis reales para el concejo y que si los bueyes / o vacas domadas estuviesen comiendo bellota fuera del monte o en el arada den casa de sus / dueños no paguen pena de ellos y que a las guardas se les de lo que al ayuntamiento les pareciere al como / de los quintos de los puercos y que no hallando con el ganado el pastor estando el ganado comien- / do que pague el diezmo del ganado.

 

Otrosí ordenamos y manda- / mos que ninguna persona sea osada a contar ni arrancar en ninguna dehesa por a las / ningún tiempo matas ni retamas ni escoba ni otra cosa vende so pena de cien maravedís / por cada haz y diez maravedís por cada carga y de cuatrocientos maravedís por cada carretada y per- / dida la herramienta para el concejo y permútese que puedan cortar en las dichas dehesas jara / y ladarina y espinos y pueda pena sin pena alguna.

 

Ordenamos y mandamos que el / ninguna persona sea dada a cortar por pie árbol ninguno que lleve bellota ni fresno / ni de quemar ni arrendar so pena que por cada pie que contare y fuere de gavero de una oc- / hava de frente o dende arriba pague mil y quinientos maravedís y si fuere de menos gavero pa- / gue seiscientos maravedís de pena con que no sean chaparros o matas bajas pero permite se que para / marcos y rebaños para avarear bellota puedan cortar de un rebollo o fresno no teniendo / mas grueso de lo que para ello es menester.

 

Otrosí ordenamos y mandamos que el ningu- / no sea osado a cortar leña ni otra cosa alguna de árbol que tenga bellota dende el / día de San Juan de Junio en adelante hasta que no haya bellota so pena de nueve maravedís por / cada vez de mas de las penas del corte conforme a las ordenanzas que sobre ello hablan / ejes de carreta y arados que habiendo necesidad puedan cortar cada uno lo que / buenamente hubiere menester, para sus labranzas y no mas ni para otra cosa con que nos sea de alcornoque / en dehesas ni valdios con que no lo puedan hacer desde el día de nuestra señora de septiembre hasta el día de San / Andrés de cada un año, y que el que lo cortare tenga bueyes y sea labrado por su mandado sola dicha pe- / na.

 

Otrosí ordenamos y mandamos que todos los alcaldes y diputados de los lugares de la jurisdicción / de esta villa, de Oropesa sean obligados a venir y vengan a esta villa y al ayuntamiento, sobre que se hace en es- / ta dicha villa, cada año, el día de San Miguel y traigan consultando con sus pueblos lo que con / viene al bien publico de esta villa y su tierra y traían de ellos sus memoriales formados de / escribanos so pena de cuatro maravedís, a cada uno por cada vez que dejare de venir no estando o impedido / con persona del recaudo para que allí se vea el mismo día de San Miguel sola dicha pena / aplicada para el concejo.

 

Otrosí ordenamos y mandamos que las guardas del concejo / y deheseros y panaderos y viñateros y boyeros e yerberos e montaraces que pu- / diere o recibiere el ayuntamiento de esta villa y los lugares y concejos de esta villa y otras / personas que los puedan poner para guardar los términos montes y dehesas panes / y vecinos y otros vehedados del termino y jurisdicción de esta villa, vengan a jurar expo- / nen en forma al ayuntamiento de esta villa o ante un alcalde o un escribano de hacer bien su oficio / y que para guardar los panes y viñas y otros vehedados por de los lugares que no sean de / Lagartera o Torralba puedan jurar en su mismo lugar ante el alcalde y escribano de el pue- / blo y no habiendo alcalde ante escribano y diputado y habiendo jurado como dicho es se han cre- / idos y hagan fe y prueba en lo que tocare en los dichos sus oficios y que las guardas / ordinarias del consejo de esta villa, de mas del juramento que obraren hecho cuando fueren / recibido tornen a jurar otra vez por el día de año nuevo de cada una para que se les (fol. 11 v.) // torné a encargar de nuevo lo que ande hacer y porque así conviene por otras causas / justas u que desde al día de San Miguel de cada un año hasta que se rompa el monte en las pe- / nas de quinto y bellota anden juntos de dos en dos .de tiempo de montanera y todo el año so pe- / na que los quintos y penas de bellota, de ganados que asiese so la una guarda sino valgan sino / fuere puesto por alguna causa justa alguna guardar fuere so la alguna de bellota o quinto / de puercos o corte de penas no lo confesando la parte culpada sin juramento, que habiendo un / testigo de catorce años para arriba que concuerde con la declaración de la guarda que en tal caso lo ha- / ga lo que asiere con tanto que el testigo no le traiga a la dicha guarda de ningún lugar consigo / ni le traiga por compañero y que ninguna guarda de las dehesas puedan salir de las ni / acompañadas a guardar ni penar al monte so pena que lo que hacierense a en si mismas / no y de ningún valor mi efecto entendiere que el haber de andar los guardas de dos / en dos a de ser en los montes baldíos por que en las dehesas sean obligados hacer lien- / tas las penas que dieren en sus cuentas so pena de pagar ellos la parte de penas que pertene- / ce al concejo que no saliesen ciertas y que se les quite de su salario.

 

Otrosí ordenamos y / mandamos que desde el día de San Miguel hasta el día de Santo Andrés de cada un año, el ayuntamiento de esta villa / de Oropesa ponga las guardas que fuere menester para guardar el monte que no venga y para guar- / dar los ganados forasteros que pasan por la cañada en termino de esta villa en la forma de los / timbrada o mande hacer e haga cuando pareciere que cambiare sus pesquisas y que lo que / han avareado la bellota sin licencia para puercos y otros ganados como de los que o tuvieren / cogido haciendo cala y cata en las casa y en las otras partes que sean necesario en lo to- / cante a las bellota y para que se abrigue si se han metido en el monte puercos de fuera de la tie- / rra y los que no han escrito ni registrado sus puercos para los meter en el monte y para, es- / to vayan dos oficiales del concejo un alcalde con regidor o el procurador general con el escribano del ayuntamiento, y ha- / gan la dicha vista como de tiempo inmemorial a esta parte se ha costumbrado y acostrumbra ha- / cer con que a ninguno e tomen juramento en las dichas pesquisas que se hicieren contra- / si mismo y que en el catar de las casa que no pareciere que tienen sospecha de / haberlo cogido como a la justicia le pareciere y que el que ni cubriere bellota ajena en / su casa o en otra parte .. tenga la pena de la ordenanza con el doblo no quitando por esto / la pena al dueño de las bellota sino que también pague la dicha pena conforme a estas / ordenanzas.

 

Otrosí ordenamos y mandamos que desde el día de San Miguel hasta que / se rompa el monte el ayuntamiento de esta villa nombre, nombre un regidor, o alcalde o el procurador de la villa o otra / persona de calidad que el ayuntamiento, le pareciere que baya con vara de justicia o comisión / del ayuntamiento y ande por los montes de esta villa distando las guardas y montaraces / como hacen sus oficios o si se hacen algunos excesos y procurando de hacer que / los ganados de forasteros que pasan de cañada en el tiempo de la dicha montanera vayan de / camino hasta la sacar de los montes sin que hagan vueltas ni retornos porque no / coman la bellota a los puercos pues se guarda de los otros ganados de los vecinos / para los dichos puercos y procurando de evitar entre los vecinos y forasteros cuestiones / que comúnmente se ofrecen e sobre lo uno y lo otro puedan hacer y hagan sus / informaciones y prisiones de los culpados y con ellos los envíen presos de la car- / cel para de esta villa, llevando para ello si pareciere que es necesario escribano y mas tray- / endo las personas que les pareciere para que le den favor y ayuda en este se ocupen / los días que el ayuntamiento le pareciere y que se tenga cuenta con que se cumpla / esta ordenanza y que se lleve sin traslado de ella el que fuere a la ejecución de / lo suso dicho.

 

Otrosí ordenamos y mandamos que las penas que reducieren al con- / cejo conforme a las ordenanzas de esta villa de Oropesa se cobren y pidan en esta / manera que cada seis meses del año, contado desde el día de año nuevo, se haga un cuaderno / por sí y del se saquen las penas que cada persona debiere de los dichos seis meses en / copia y que dentro de otros seis meses siguientes se den las copias de las dichas pe- / nas a los alguaciles que las tuvieren de cobrar y los dichos alguaciles pidan las / dichas penas a los que las debieren en sus personas o en sus casas por la orden / o en sus casas dentro de los dichos seis meses pasados prescriban e no se les puedan / pedir o sobre si se los pidió el dicho alguacil o no sea creído el dicho alguacil por / su juramento con que se quiera delante presente y le nombre cuanto diese fe de /ello para que se pueda averiguar y que los que arrendaron las penas de las dehe- / sas las pidan dentro del año de su arrendamiento y dos meses después so pena de / perder el derecho de cobrarlas.

 

Otrosí por evitar pleitos y costas y porque así con- / viene y sea pedido por los vecinos de esta villa y de los lugares de su jurisdicción orde- / namos y mandamos que en el cobran y ejecutar las penas que se debieren al / consejo de esta villa, se guarde la orden siguiente:

 

Que dadas las penas al alguacil como / esta dicho en la ordenanza antes de esta el dicho alguacil pida de cada persona / o en su casa no le hallando lo que por las dichas copias se diere y los avise que / le paguen dentro de quince días o que dentro de ellos vengan al ayuntamiento o ante la / justicia a decir o alegar si la tuviere alguna excepción para no lo pagar y si pa- / sado los quince días no pagaren ni parecieren jurando el dicho alguacil que los / han requerido la justicia sin sentencia y sin otra declaración o auto sean obligados a dar y de / sus mandamientos, ejecutorio contra las tales personas que ansi fueren y querido / y que se proceda contra ellos por vía ejecutiva como si hubiesen sido condena- / dos para su sentencia definitiva y estuviese pasada en cosa juzgada y que de mas de esto el / dicho alguacil sea obligado en el dicho lugar donde fuere a requerir de lo hacer de- / cir en público pregón o de otra manera o hacerlo saber al alguacil, o diputado que estuviere / en el lugar como el va a requerir a que el día de los que deben las penas al consejo / para que los dichos oficiales lo hagan pregonar hacen decir en la iglesia el primero día de / fiesta por que venga a noticia de todos y sea más notorio, y si después de / ejecutados cuando fueren requeridos para el remate vinieren y se opusie- / ren a la ejecución y alegasen algunas de las excepciones que se admiten con / forme a la ley de el ordenamiento real otra semejante se le reciba la oposición. (fol. 12 r.) // y sobre sea a la ejecución por diez días y si dentro de el dicho término probaren algu- / na cosa o no se determine la causa y se mandasen proceder en la ejecución sin- / embargo de cual quiera apelación y el consejo sea pagado quedando su dicho a salvo / a la parte para que pueda proseguir su apelación y que los alguaciles por pedir y re- / querir la primera vez no pidan ni lleven a las partes cosa alguna de cos- / tas ni de camino sino que lo hagan por el salario que el concejo las diere y si / el alguacil tuviere mandamiento ejecutorio sobre sus costas conforme a las leyes / y pragmáticas de estos Reinos y a la costumbre antigua y estilo de esta villa, y que los / alguaciles no lleven costas de los maravedís que no fueren cientos o fueren dados / por libres las partes y que por lo que toca a las de las partidas de cien maravedís y / abajo que hubiesen de llevar el juez y el escribano y alguacil no lleven mas de aquello / que el juez moderare conforme a la cantidad de la deuda y que el alguacil no pue- / da llevar ni lleve caminos sino solamente, sus derechos y que en lo que toca a lo demás / que el concejo se debiere ansí de hierba como de otras cosas se guarde la mis- / mas orden con los demás vecinos de esta villa y su tierra y que con los forasteros se hagan y / guarde lo que a la justicia.

 

Otrosí ordenamos y mandamos que nin- / guna persona vecino de esta villa ni de los lugares de su jurisdicción no traigan / en los montes y baldíos de ella ningún género de ganado forastero / ni comprado con sus dineros ni para el tal forastero no de compañía so / pena de mil maravedís y mas que pague por cada cabeza de res vacuna / o bestia caballar o mular seis reales y para cada bestia menor tres reales y por / concejo de esta villa y la otra a mitad para el juez y anunciador y que e los echen / fuera de los términos de esta villa, dentro de seis días y si tornaren a entrar / tornen a pagar las dichas penas todas las veces que las hallasen en los dichos / términos y los puercos si los metieron en el monte en el tiempo de la montanera se les / quiten y pierdan el quinto de ellos para el consejo conforme a la costumbre antigua y las / tuviere a su cargo a lo encubriere y que se pueda a proceder contra la tal persona / aunque no traigan el dicho ganado suyo como quiera que se entregase por informa- / ción y si de estas de lo suso dicho alguna persona o personas vecinos y forasteros com- / prare en esta jurisdicción, algún ganado para forasteros sean obligados a los sacar fue- / ra de la jurisdicción de esta villa, dentro de los seis días de cómo ha que lo compra- / re so las dichas penas.

 

Otrosí ordenamos y mandamos que si algún vecino de / esta villa de Oropesa de su tierra quisiere criar o cebar algunos puercos no / los dejen salir por las calle de la dicha villa, ni en su arrabal sino que los tengan / en sus pocilgas porque son dañinos y perjudiciales ni entren en el ejido nue- / vo de esta villa, so pena que por cada vez que fueren hallados por las calles de la / dicha villa o del arrabal o en el dicho ejido nuevo paguen los dueños de ellos / por cada uno por cada vez medio real para el consejo o para quien el ayun- / tamiento lo aplicare lo cual paguen a puerta de corral.

 

Otrosí porque es justo / que los alcaldes y diputados de los lugares de la jurisdicción de esta villa, no sean re- / misos nI negligentes en sus oficios pues están puestos para mirar las co- / sas publicas de que la justicia y regimiento de esta villa no pueden tener buenamente noticia / ordenamos y mandamos que los dichos alcaldes o diputados sean obligado a / tener y tengan en poder del escribano del lugar si en otra manera donde este a recau- / do en traslado de estas ordenanzas y procuren de hacer que lo en ellas / contenido sea guardadas y cuando a su noticia viniere en cualquier / manera alguna cosa contra ellas o cualquiera exceso hagan sus infor- / maciones e las envíen al ayuntamiento de esta villa luego que se cediere / sin dilación y a donde intervinieren ganados que excedan y hagan da- / ño en las dehesas o ganados forasteros que estén en los términos o bal- / díos o dehesas boyales de esta villa las hagan traer al corral del concejo de / ella o su hacienda para ello y lo cumplan so pena de cada mil maravedís a cada / uno por cada vez que se averiguase que han sido remisos y negligentes en no / lo cumplir así y que el ayuntamiento mande pagar a los que trajesen el dicho ganado su trabajo.

 

Otrosí ordenamos y mandamos que ninguna per- / sona sea osado a echar en las calles de esta villa y sus arrabales basura / ni estiércol ni otras inmundicias ni cosas muertas ni hediondas que / den mal olor ni echen por las ventanas con alguna de ello so pena de / dos reales por cada vez a cada uno que lo contrario hiciese aplicado al con- / cejo y denunciador por mitad ni echen el dicho estiércol en otra parte / sino a donde estuviere señalado muladar por mandado de la villa, ayuntamiento, (fol. 12 v.) // pena de un real por cada vez a cada uno que lo contrario hiciere aplicado al fiel / o persona que lo denunciare y no habiendo denunciados sea para el concejo y / que a su costa se limpie y quite de donde lo hallaren ni por las ventanas echen / agua aunque se agua limpia sino que primero a bien con tiempo de la dicha / pena de un real aplicado e según dicho es y más de pagar el daño a la parte y que lo / mismo y so las dichas penas se guarde en los lugares de la jurisdicción de esta villa / cuando no se supieren quien echó las inmundicias y estiércol los vecinos mas cer- / canos de donde estuviere echado den cuenta quien lo echó y lo limpien / a su costa.

 

Otrosí ordenamos y mandamos que para que muchas personas tienen costum- / bre de jurar muchos juramentos, sin necesidad de que Dios nuestro señor es de servido que siendo / proveer en ello que ninguna persona sea osado a jurar ni botar a Dios nuestro señor, ni / a su bendita madre so pena de cuatrocientos maravedís por cada vez por obras pías y que / ninguno jure a los santos ni a ninguno de ellos sola mitad de la dicha pena / aplicada según dicha es y que cual quiere juez que viniere a su noticia lo ejecute / luego so pena que haga las dichas penas con el doble.

 

Otrosí ordenamos y man- / damos que ninguno sea osado a lugar a los naipes ni otros juegos permitidos / ni prohibidos los días de fiesta entre tanto que se dice la misa mayor o víspe- / ras ni cuando en cualquier día anduviere el Santísimo Sacramento por las / calles por el mal ejemplo que de ello se sigue so pena que el que hallare ju- / gando mientras en misa mayor pague doscientos maravedís cada uno por cada / vez que lo contrario hicieren aplicados la tercia parte para obras pías y las otras / dos tercias partes para el juez y denunciador y lo que lugares mientras en / vísperas o cuando salieren con el Santísimo Sacramento por las calles pa- / guen de pena media libra de cera la mitad para la iglesia y la otra mitad para ce- / ra del Santísimo Sacramento, lo cual se guarde y entienda ansi en esta villa / como en los lugares de su jurisdicción.

 

Y respondiendo a la petición de / que va hecha relación antes de la interior de las dichas ordenamos el dicho / Pedro de Vallejo, en nombre de los dichos concejos y vecinos del lugar de Lagartera / y Herreruela ante los dichos nuestro presidente y oidores presentó una petición que dijo: /

 

Que por nos se había de denegar a la parte contraria lo que pedía y hacer según / y como por sus partes estaba pedido, dicho y alegado en que se afirmaba lo prime- / ro por lo general.

 

Y para que la dicha Dehesa de Lagartera sobre que se litigaba no / había sido ni era propia de la parte contraria sino de sus partes como tal se / habían aprovechado de ella pastando con sus ganados de labor libremente y sin / licencia que para ello hubiesen pedido a la parte contraria y porque no entra- / ban a pastar en ello sino era desde el día de San Miguel de septiembre hasta seis de / mayo los uno dicho no había sido porque no era propia de su parte dicha de- / hesa sino era por que conforme a las ordenanzas de villa y tierra ni la / misma villa de Oropesa ni los lugares de jurisdicción no podrán entrar / a pastar con sus ganados de labor en las propias dehesas que las dichas villas / y cada lugar tiene por convenir así a la conservación de ella y su pasto / y porque los aprovechamientos que por la dicha villa, se mandaba tuvieren sus / partes en la dicha dehesa de Lagartera se había de entender estar dadas / libremente a sus partes para que los pudiesen hacer en ella sin licencia ni volun- / tad de la parte contraria excepto en el caso referido que conforme a las / ordenanzas no pudiesen entrar a pastar antes del día de San Miguel / sin pedir licencia a la dicha villa y su ayuntamiento pues si se entendiese de otra / suerte y como pretendía la parte contraria vendría a ser contraria la / dicha sentencia y estaría en mano de la parte contraria el poder gozar sus / partes de los aprovechamientos que por ellas se les daban y porque las / dichas sus partes nunca se habían aprovechado aunque podrían (fol. 13 r.) // del pasto de la dicha dehesa para sus ganados menores porque como serían / bastante pasto para ellos en lo común de villa y tierra no acostumbraban a me- / ter ganado menor en la dicha Dehesa y si alguno metían a pastar en ella era por / arrendamientos que los dichos concejos había vecinos de los dichos lugares o extraños para / el precio que se consientan el cual se convertía solo en los usos particulares / de los dichos lugares de Lagartera y Herreruela sin que en los susodicho hubiese tenido / ni hubiese parte alguna la dicha villa de Oropesa si por razón de lo susodicho ni del dicho / herbaje ni de otro alguno de la dicha dehesa como cosa suya y habrían echado varias / en ellas conforme a las ordenanzas y habían puesto en ellas guardas y perso- / nas que las guardasen e habrían llevado y llevaban privativamente las personas / de ella de las denunciaciones que habrían echo sus guardas y si algunos vecinos / de los dichos lugares habrían arrendado a la dicha villa la guardería y penas / de la dicha dehesa ha sido de las denunciaciones que harían las guardas / puestas por la dicha villa, para lo común de villa y tierra y lo que de los dichos a / mandamientos se sacará no era privativamente por a la dicha villa sino para to- / do el concejo común de villa y tierra.

 

Y porque lo que tocaba al aprovechamiento de la / bellota de la dicha dehesa había sido y era propia y privativa de sus partes y / por serlo lo habrían vendido y arrendado a quien habían querido y se / habrán aprovechado de ella libremente y sin licencia de la parte contraria / sino por permisión suya como cedería en contrario y porque lo dicho esta- / ba probado con escrituras y testigos y presunciones de dichos que en su / favor tenían sus partes los cuales no cesaban no excluían por las escri- / turas y probanzas contrarias ni por confesión de sus partes antes de / ellas y de las ordenanzas y resultaba que la dicha villa y su tierra te- / nían no ser ciertas ni verdaderas y que se perjuraban los testigos / de ellas de que se protestaban que ellas sus partes cuando les con- / viniese.

 

Y porque tampoco era cierto lo que se decía en contrario / de que todos los términos alrededor de los dichos lugares de Lagartera / y Herreruela eran propios de la dicha villa y no de sus partes porque la / dicha villa en propiedad no habría tenido ni tenia aprovechamiento / por suya mas de la dehesa que llamaban de villa como era pro- / pia de cada uno de los lugares de la dicha jurisdicción las dehesas / boyales que cada lugar tenía y todos los demás términos comunes / que había dentro de la dicha villa y su jurisdicción no eran términos / privativamente suyos sino comunes de la dicha villa y sus lugares sin / que la dicha villa y sus lugares tenia en ellos más derechos que cada uno / de los dichos lugares tenían mayor aprovechamiento que la dicha villa / en ellos respecto de que los vecinos y ganados de los dichos lugares echan / cinco veces más que los de la dicha villa por lo cual nos pidió y suplicó / que denegando a las partes contrarias lo que por la dicha petición / pedían demanda se hacen según y como por su parte estaba / pedido sobre lo cual pidió entero cumplimiento de justicia de la cual / dicha petición, por los dichos nuestros presidente y oidores fue mandado dar / traslado a las otras partes y fue notificado en persona al dicho / Diego de Villalobos en nombre del dicho concejo, justicia y regimiento de la dicha villa / de Oropesa.

 

Y el dicho pleito y causa fue recibido a prueba así en vía or- / dinaria como en restitución dentro de los que los cuales se hicieron pro- / banzas, por testigos, escrituras de que se pidió e miró publicación. /

 

Y el dicho pleito fue concluso y visto por los dichos nuestro presidente / y oidores dieron y pronunciaron en el y entre las dichas partes / y sobre y en razón de lo en el contenido la sentencia definitiva en gra- / do de revista del tenor y forma siguiente:

 

En el punto que es entre los / consejos y vecinos de los lugares de Lagartera y Herreruela jurisdi- / ción de la villa de Oropesa y Pedro de Vallejo superior de la una parte. / y el concejo, justicia y regimiento de la dicha villa de Oropesa y Diego de Villalobos / su procurador de la otra.

 

Fallamos que la sentencia definitiva en este pleito dada y pro- / nunciada por alguno de los oidores de esta Real audiencia y Chancillería del / Rey, nuestro señor, de que por ambas las dichas partes fue suplicado fue / y en buena justa y derechamente dada y pronunciada y sin em-/ bargo de la razones a manera de agravios contra ellos dichos / y alegados la debemos que los aprovechamientos que por la dicha sentencia de- / claramos poder tener los dichos Concejos de Lagartera y Herrerue- / la en la dehesa de Lagartera sobre que es este pleito y lo demás en / sus pedimientos contenidos hayan de ser y sean sin que sean a dis- / posición ni orden de la dicha villa de Oropesa ni su ayuntamiento, guar- / dando los dichos Concejos y vecinos de los dichos lugares de Lagartera (fol. 13 v.) // y Herreruela en el uso y gozan de los dichos

aprovechamientos, las ordenanzas de / la dicha villa de Oropesa y no haremos condenación de costas y por esta nuestra sentencia difi- / nitiva en grado de revista así lo pronunciamos y mandamos y enviaron de lo / demás pedido por parte de los dichos concejos de Lagartera y Herreruela contra la / dicha villa de Oropesa la absolvemos y damos por libre.

 

El doctor Don Juan de San Vi- / cente.

 

La cual suplicación se habrá de / mandar repeler de el proceso el dicho pleito y causa y porque ambas / sentencias habrán instancia y contenían absolución de las dichas / penas y bellotas la de vista en no haber condenado y la revista en / absolver expresamente por lo cual no pidió y suplicó mandásemos repe- / ler del procedo del dicho pleito la dicha petición de suplicación declarando / obstar a las dichas partes contrarias excepción de cosa juzgada / sobre lo cual pidió justicia y costas y que el relator lo trajese en provi- / sión a la sala de lo cual por los dichos nuestros presidente y oidores fue / mandado dar traslado a las otras partes y que se llevase a la sa- / la, lo cual fue notificado a el dicho Pedro de Vallejo, en nombre de los / dichos concejos y vecinos de los lugares de Lagartera y Herreruela.

 

El cual / respondió a la dicha petición ante los dichos nuestro presidente y oido- / res presento otra en que por ella dijo:

 

Que se habrá de hacer se- / gún y como estaba pedido por su parte, sin embargo de lo contrario dicho / que rezaba por lo que en su nombre de sus partes estaba dicho y alegado por / lo siguiente:

 

Lo primero por lo general y porqué por su parte había interpuesto la / suplicación por no haber más que una sentencia cerca de lo cual tenía / suplicado y la primera no haber hecho instancia ni de ella poder / resultar la dicha excepción de cosa juzgada y porque la decla- / ración que ansi mismo su parte tenia pedida era tan justa / que tampoco lo había podido ni podía negar la parte contraria (fol. 14 r.) // y aunque debía se la hacia de saber con las dichas dos calidades que en supervisión se rrefe- / ría la primera de que fuere sin perjuicio de la segunda suplicación que debía le mía / interpuesta de la su sentencia de revista dada y la segunda que los aprovechamientos / que por las sentencias de vista y revista demandaban tuviesen sus partes / en las Dehesas sobre que era el dicho pleito hubiere de ser y fuere con las condiciones / y limitaciones contenidas en las ordenanzas presentadas por el concejo / universal de villa y tierra así en cuanto a las licencias que se habían de / pedir a las justicias y regimiento de la dicha villa como en la forma en que habían de usar / sus partes no contradecían la dicha primera calidad en caso que hu- / biese lugar la dicha suplicación y que la parte comenzara hubiese cumpli- / do cerca de ella como dispuesto y mandado por mas leyes.

 

Ni tampo- / co se contradecía la segunda como de ella no se pretendía mande lo / dispuesto por las dichas ordenanzas de villa y tierra por la sentencia de / revista se habían mandado guardar por lo que al nos pidió y su- / picó que denegando de la parte contraria lo que pretendía por la dicha / petición cerca de que se mandase repeler del dicho pleito la suplica- / ción de su parte y exención de cosa juzgada que oponía manda- / semos hacer e hiciéremos como por su parte y en la dicha petición se decla- / raba sobre todo lo cual pidió justicia.

 

De lo cual por los dichos nuestros pre- / sidente y oidores fue mandado dar traslado a las otras partes / y fue notificado sobre lo cual el dicho pleito fue concluso y visto / por los dichos nuestros presidente y oidores dieron y pronunciaron en el y entre las dichas partes el auto siguiente /

 

Entre el concejo, justicia y regimiento y vecinos de la villa de Oropesa y Diego de Villalobos, su procurador, de la una parte / y los concejos y vecinos de los lugares de Lagartera y Herreruela y Pedro de Vallejo su procurador / de la otra ;

 

Visto este proceso y autos de el por los señores presidente y oidores de / esta Real audiencia en Valladolid a once de Mayo de seiscientos y diez y ocho dijeron que en de- / claración de la su sentencia de vista y revista en esta causa por los dichos señores dadas / declaraban y declararon que la ordenanza que ha de guardar los dichos / concejos de Lagartera y Herreruela en los aprovechamientos que por las dichas sentencias / le están dados en la dicha Dehesa de Lagartera habían de ser y sean las orde- / nanzas que en este dicho pleito están presentadas y ansí mismo las que / la dicha villa y su tierra hicieren que estuvieren conformadas por Su Majestad, y seño- / res de su Real Consejo y mandaron que la petición de suplicación presentada / por los dichos consejos en veinte y tres de Febrero de este presente año / entraron de lo en ella contenido cerca de que se les mandase pagar lo que hubieren valido los aprovechamientos de la bellota de la dicha dehesa man- / daron se repela la dicha petición a favor de los susodicho y mandaron de li- / brar carta de ejecutoria a los dichos consejos de las dichas sentencias de vista y re-/ vista en lo que son conformes y contra quien lo son.

 

El cual dicho auto / se dio y pronunció por los dichos nuestros presidente y oidores el día mes y año en el / contenido y fueron notificados a los procuradores de las partes en sus personas y Pedro / de Vallejo en nombre del dicho concejo y vecinos de los lugares de Lagartera y Herre- / ruela, el cual antes los dichos nuestros presidente y oidores presento una petición / que dijo:

 

Que el auto dado por el dicho nuestro presidente y oidores en on-/ ce de del dicho mes y año, en lo favorable a su parte no suplicaba pero otrosí / en lo que era en su perjuicio de su parte y por el se mandaba se repelie- / se del dicho pleito la petición de suplicación presentada por su parte en veinte y tres de / febrero pasado cerca de que se le mandase pagar lo que hubiere valido / los aprovechamientos de la bellota sobre que había sido y será el dicho pleito suplicaba / del dicho auto y hablando con el acatamiento que debía le decía ninguno intenten / dar y revocar por lo que estaba dicho y en favor de sus partes y por lo siguiente:

 

Lo primero por lo general y porque la suplicación por su parte interpuesta era / para el aprovechamiento de la dicha a bellota no se habrá podido mandar / repeler por no haberse dado el goce de ellos más de un año que fue / la última de revista en que fueron sus partes contrarias absueltas (fol. 14 v.) // de los dichos aprovechamientos que habrán llevado y gozado y llevado de la dicha dehesa y para que no se pu- / dieren mover a dar el dicho auto por decir que baste estos pedido por sus partes lo susodicho / antes de la dicha sentencia de vista para que no dándose lo por ella fuere visto denegando ni se podía pe- / dir de nuevo después de interferido y acabado el dicho pleito en revista porque lo dicho habrán / lugar y procedía con los frutos y aprovechamientos que se pedían y de buen oficio de juez se modera- / ba pero los que se pedían y debían por acción y condición conforme a la ley como los que su / parte había pedido en el dicho pleito, de lo cual por los dichos nuestros presidente y oidores fue mandado darse tras / a las otras partes y fue notificado.

 

Y el dicho Diego de Villalobos en nombre del dicho concejo, justicia y regimiento de / la dicha villa de Oropesa antes los dichos nuestros presidente y oidores presento una petición por la / cual dijo:

 

Que el auto dado en el dicho pleito por el presidente y algunos de los oidores en lo que era / a favor de sus partes era bueno y de confirmar y revocar lo uno por lo general dicho y alegado / y que de los autos resultaba a favor de sus partes en que se afirmaba.

 

Y porque las sentencias de vista / y revista en el dicho pleito dadas solo eran conformes en cuanto a declarar expro- / piar de su partes la dehesa sobre que era el dicho pleito y solo a sus partes se podía librar carta ejecu- / toria de ellas por lo cual nos pidió que denegando el dicho pedimiento confirmásemos el dicho / auto e hiciéremos a favor de sus partes los pronunciamientos necesarios denegando a las / partes contrarias lo que pretendían e la dicha carta ejecutoria que pedían pues todo era / de justicia de lo cual por los dichos nuestros presidente y oidores fue mandado dar traslado a las otras partes / y fue notificado al dicho Pedro de Vallejo en nombre de los dichos concejos de Lagartera y Herre- / ruela el cual negando lo perjudicial concluyó:

 

Y visto por los dichos nuestro presidente y oidores dieron / y pronunciaron en el dicho pleito y entre las dichas partes y sobre y en razón de lo en el con- / tenido y declarado el auto en grado de revista de el tenor siguiente:

 

Entre el concejo Justicia y / regimiento de la villa de Oropesa y Diego de Villalobos, su procurador de la una parte y los concejos y vecinos de los / lugares de Lagartera y Herreruela y Pedro de Vallejo su procurador de la otra.

 

Visto / este proceso y autos de el por los señores presidente y oidores de esta Real audiencia en Valladolid a veinte y dos de / mayo de seiscientos y diez y ocho dijeron que confirmaban y confirmaron en grado de revista el auto y / mandamiento en este pleito por los dichos señores dados por el cual en declaración de la sentencia de vista y revista / en esta causa por los dichos señores dadas habían declarado que las ordenanzas que habían de / guardar los dichos consejos de Lagartera y Herreruela en los aprovechamientos que por las dichas sentencias le es- / taban dados en la dicha Dehesa de Lagartera hubiesen de ser y fuesen las ordenanzas que en el dicho / pleito estaban presentadas.

 

Y ansimismo las que las dichas villas y su tierras quisiesen que / estuvieren confirmadas por Su Majestad y señores de su Real Consejo y habrán mandado que la petición / de suplicación presentada por los dichos consejos en veinte y tres de febrero de este presente año, en ra- / zon de lo en ella contenido cerca de que se les mandase pagarlo que hubiesen valido los apro- / vechamientos de la bellota de la dicha Dehesa habían mandado de librarse carta ejecutoria a los dichos / concejos de las dichas sentencias de vista y rebista en lo que eran conformes e contra quien lo e- / ran en todo y por todo como en el dicho auto se contiene sin embargo se las suplicaron / de el interpuesta por arriba las dichas partes.

 

El cual dicho auto de suso inserto incorpora- / dos por los dichos nuestro presidente y oidores fue dado y pronunciado estando habiendo audien- / cia publica en la dicha ciudad de Valladolid el día mes y año en el contenidos y declarado.

 

Y de las / dichas sentencias y autos parece que se despacho nuestra carta ejecutoria a la parte de los lugares / de Lagartera y Herreruela en esta ciudad de Valladolid, en nueve días del mes de junio de mil y / seiscientos y diez y ocho años.

 

Y ansi mismo parece que de la dicha sentencia de revista en trece de mar- / zo del año pasado de mil y seiscientos y diez y ocho años se suplico según dicho es por parte del dicho con- / cejo, justicia y regimiento de la dicha villa de Oropesa y ante los dichos nuestro presidente y oidores.

 

Diego / de Villalobos en su nombre presento una petición en que dijo que en el dicho punto se había dado / sentencia en grado de revista por el nuestro presidente y alguno de los oidores de la nuestra audien- / cia por la cual se confirmo la de vista con que los aprovechamientos que por ella se de - / claraba poder tener los concejos de Lagartera y Herreruela en la Dehesa sobre que / era el dicho pleito y los demás en sus pedimentos contenidos los tuviesen sin que fuere a dis- / posición y orden de sus partes guardando las ordenanzas de la dicha villa la cual en / lo que era o podía ser a favor de sus partes fue y era puesta.

 

Los otrosis en todo / aquello en que la dicha sentencia de revista era o podía ser en perjuicio de sus partes suplica- / ba de ella segunda vez para ante nos con la pena y fianza de las mil y quinientas / doblas a coro de cabeza conforme a la ley de Segovia y sus declaratorias y hablan- / do con el debido acatamiento cuanto a lo susodicho debía haber sido y en ningun- / na y do alguna digna de enmendar y revocarlo uno por lo general dicho y alegado en / favor de sus partes, en que se afirmaba.

 

Y porque siendo como era la dicha Dehesa que / llamaban de Lagartera sobre que era el dicho pleito, propia ynsolidum de sus partes co- / mo por las dichas sentencias de vista y revista se declaraba y estando como estaba inclusa / dentro de sus propios términos y jurisdicción y de los límites y demarcaciones / por donde los dichos términos y jurisdicción se dividían y apartaban de los tér- / minos y jurisdicciones de las villas y lugares comarcanos sus partes tenían funda- / da su intención de derechos en todos los aprovechamientos de la dicha dehesa para el usar de / ellos y para prohibir el uso de ellos a las dichas partes contrarias:

 

Y para que los aprovechamientos / que habían tenido los vecinos y moradores de los dichos lugares de Lagartera y Herreruela con (fol. 15 r.) // sus ganados de Lagartera desde el día de San Miguel de septiembre hasta seis de Marzo de cada un / año y lo susodicho con licencia de sus partes que habían pedido y habrían de pedir y es- / cribiéndose primero los ganados de que constaba por las mismas licencias que esta- / ban presentadas y registro de ganados y confesión de los que habrán jurado de calum- / nia y pongan número de testigos presentados por sus partes que decían de inme- / morial y para que con la demanda que había dado principio al dicho pleito, se contenía / que los ganados mayores y menores de los vecinos de Lagartera y Herreruela ha- / bían pastado y pastaban en la dicha dehesa libremente y las dichas sentencias los daba el dicho a- / provechamiento, el cual jamas habian tenido salvo por via de arrendamiento teniendo / arrendado de sus partes el herbaje de la dicha dehesa de que constaba por las cuentas que / habían dado los mayordomos habiendo de cargo de los dichos herbajes.

 

Y por / los inventarios presentados en el dicho pleito y por la probanza de de testigos y por la con- / fesion de los de calumnia.

 

Y porque así mismo no se contenía en la dicha de- / manda y por relación de ella declaraban las dichas sentencias que las dichas partes con- / trarias pudiesen cotar y vedar la dicha dehesa y llevar pena de los ganados foras- / teros que entraban en ella lo cual era contrario de lo que resultaba de / las probanzas del dicho pleito por las cuales constaba con evidencia que / el cotear y vedar la dicha dehesa ha pertenecido y pertenecía a sus partes. /

 

Y porque también se convenía en la dicha demanda y las sentencias que las partes contrarias podían / vender y coger la bellota de la dicha dehesa siendo ansi que el dicho aprovechamiento perte- / necía a sus partes y a quien de ellos tuviese titulo o causa por venta o arrendamiento / o licencia y si alguna vez los dichos consejos de Lagartera y Herreruela habían / cogido y vendido a la dicha bellota había sido por previsión de sus partes a- / rrendoles hacía de ella de que constancia por las licencias en el dicho pleito / presentados y probanza de los testigos y la confesión de alguno de los que / juraron de calumnia y porque así mismo se contenía en la dicha deman- / da y sentencia que las dichas partes contrarias podían vender la yerba de la / dicha dehesa y algunos pedazos de ella lo cual no habían echo ni podían / hacer ni para ello habían tenido ni tenían derecho alguno y era ignoran- / cia manifiesta declarar la dehesa propia suya insolidum de sus partes / y dar a las partes contrarias todos los efectos del señorío y porque la / intención de sus partes no solo estaba probada y fundada por escritura y / testigos y confesiones de las partes contrarias echas y presentadas / en el dicho pleito pero también con probanzas de otros pleitos en que / habrán depuesto como vecinos de los mismos lugares de Lagartera y / Herreruela y por que no era de importancia la probanza de testigos echa / por las dichas partes contrarias en la cual decían animosamente algunos / de ellos ser la dicha dehesa propia de las dichas partes contrarias y todos / que tenían los aprovechamientos sobre que era el dicho pleito porque constaba clara- / mente haberse perjurado y estaban convenidos de perjuros por las es- / crituras, cuentas, licencias e inventarios en el dicho pleito presentados / y por los juramentos y confesión de las dichas partes contrarias y por- / que las ordenanzas que debían se habrán hecho por la dicha villa y tierra / el año pasado de mil y seiscientos y dos no eran de importancia alguna ni lo / en ellas contenido tenia fuerza alguna no estando como no esta- / ban confirmados ni contenían cosa que fuese contraria a la preten- / sión de sus partes antes bien contenía repugnancia y contrariedad / decir la sentencia de revista que usasen las partes contrarias conforme las / ordenanzas y que no fuese a disposición y orden de sus partes.

 

Por lo que / nos pidió y suplicó mandásemos revocar y dar por ninguna la dichas / en todo lo que era a favor de sus partes.

 

Digo en su perjuicio absolviendo- / les de la demanda y a todo lo demás en el dicho punto presentado y dicho y de- / ducido por las dichas partes contrarias imponiéndoles perpetuo silen- / cio sobre lo cual pido entero cumplimiento de justicia con las costas.

 

Otrosí pre- / sento poder especial obligación y fianzas con información de abo- / no para cumplir con la forma de la nuestra ley de Segovia que juro en / forma ser todo cierto y verdadero por lo cual nos pidió y suplico / que declarando haber sus partes cumplido con la forma de la dicha ley / mandase se les diese testimonio para presentarse ante nos y para ello pi- / dió entero cumplimiento de justicia y juntamente con la dicha petición de suplicación / por parte del dicho concejo, justicia, y regimiento de las dicha villa de Oropesa presenta- / ron dichas fianzas y obligación de que en la dicha petición, se hacia mención / y ansimismo el poder especial su tenor de el cual es el siguiente:

 

Sepan / cuantos esta carta de poder vieren como nos el concejo, justicia y regimiento / de esta villa de Oropesa estando juntos e ayuntados en las casas de / nuestro ayuntamiento de esta villa siendo llamados por nuestro portero según lo / habemos de uso y costumbre de nos ayuntar para las cosas tocantes / y cumplideras a nuestro concejo y estando especialmente juntos el Licenciado / Thomás López Brabo, corregidor en esta villa y Alonso de Torres (fol. 15 v.) // Villaroel y el Licenciado Correa de Acevedo, alcaldes ordinarios, y Lorenzo Melen-/ dez y Pedro Ochoa Salazar y Alonso Salcedo y el Doctor Gavilán, Regidores, y Ro- / drigo Manjarros, Alguacil mayor, y Miguel de León procurador general de esta villa y su tierra / por unos y en nombre de los demás vecinos ausentes por quien presentamos voz / y caución de rato grato ad judicatum solbiendo que estarán y pasaran por lo / que nos en nuestro de el dicho concejo hiciesen y lo habrán por bueno y firme so expre- / sa obligaron que hacemos de los principios y rentas del concejo decimos que por / cuanto los concejos de los lugares de Lagartera y Herreruela aldeas y jurisdicción / de esta villa han tratado pleito y con nosotros en razón de la propiedad y aprove- / chamientos de la dehesa que se dice de Lagartera en el cual dicho pleito por los seño- / res de la Real Chancillería de Valladolid fue dada sentencia de vista por la cual declararon pertenecer / en propiedad de esta villa la dicha dehesa como termino suyo propio y mandaron los concejos / de los dichos lugares en razón de la dicha propiedad no la inquieten ni perturben / y declararon los dichos concejos y lugares de Lagartera y Herreruela tener en la dicha / dehesa los aprovechamientos en su demanda contenidos de los cuales habían de gozar / y gozasen según y de la manera que hasta aquí habrán gozado a disposición y or- / den de esta villa y su ayuntamiento y que no se le contradijese en ninguna manera en / la posesión de los dichos aprovechamientos después de lo cual habiéndose suplicado / por ambas partes de la dicha sentencia de vista es venido a nuestra noticia se ha pronunciado para los dicho se- / ñores presidente y oidores sentencia en grado de revista por la que confirmaron la sentencia de esta y mandaron / que los aprovechamientos que por la dicha sentencia se dista se declara poder tener los dichos concejos / de Lagartera y Herreruela en la dicha dehesa y los demás con sus pedimentos contenidos hayan / de ser y sean sin que sean a disposición ni orden de la dicha villa de Oropesa ni de su / ayuntamiento guardando los dichos concejos y vecinos el uso y gozar de los dichos aprovecha- / mientos las ordenanzas de esta dicha villa como del proceso y sentencias consta a que nos referi- /mos que paso ante Matheo de Barcena, escribano de la dicha Real Chancillería de Valladolid.

 

Y porque se / nos suplican segunda vez de la dicha sentencia para ante la misma persona real y hacer mas dili- / gencias en seguimiento de el dicho pleito otorgamos y conocemos por esta presen- / te carta quedamos y otorgamos todo nuestro poder cumplido o libre, llenero, bastan- / te según que de derecho se requiere al Licenciado Alonso Gómez, Abogado en esta villa / de Oropesa y a Diego de Villalobos, procurador de causas en la Real Chancillería de Valladolid, y a Hernando / García, procurador en los Consejos de Su Majestad, y Alonso de Córdoba, residente en Cortes de / Su Majestad, y a cada uno de por si e insolidum especialmente para que en nombre de este dicho con- / cejo podáis suplicar y supliquéis de la dicha sentencia de revista segunda de su parte ante la / persona real y presentar cuales quiera escritos de suplicación que a nuestro derecho con- / venga ante los señores presidente y oidores de la dicha Real Chancillería dentro de los / veinte días del termino de ella y ansi suplicado presentar las fianzas / que en derecho permite de las mil y quinientas doblas de cabeza de la ley de Segovia / y si necesario es información de abono lo cual podáis presentar o dar.

 

E otro- / sí hechas las dichas diligencias lo toméis por testimonio y con ello los pre- / senteis ante la persona Real de Su Majestad dentro a cuarenta días contados / desde el último de las veinte días de la dicha segunda suplicación que to- / dos son sesenta días y así si presentado hagan las demás diligen- / cias ante otras cuales quien personas ante los cuales y cada uno de ellos / podáis hacer y hagáis cualesquier autos y diligencias que vieredes que con- / vengan y fueren necesarias hacer hasta últimamente generen y acabar el dicho / pleito.

 

Otrosí vendamos este poder con falsificación de cuales quiera habido / que en nuestro nombre hicieredes interpuesto antes que los sea entrega- / do este poder.

 

Otrosí para que podáis obligar a el dicho consejo y a los pro- / pios y rentas de la pena y fianza de las dichas mil y quinientas doblas / conforme a la Ley de Segovia e a las otras leyes y pragmáticas de estos / reinos para que dicho concejo lo dará y pagara siendo condenado en ellas / y para ellos nos podáis obligar de mancomún y cada uno por el todo que / la obligación en fianza por los que a las como la dicho presentamos voz / y caución como si todos juntos las otorgáramos.

 

Y otrosí vos damos / este dicho poder segundo es para que en vuestro lugar y en nuestro nombre po- / dais sustituir un procurador dos o mas y aquellos revocar y poner otra de / nuevo con todas sus incidencias y dependencias e los relevamos en / forma de derecho e nos obligamos de esta y pasar por lo que en nuestro nombre / hicieredes e vos los dichos licenciados Alonso Gómez y Diego de Villalobos, / Alonso de Córdoba e sus substitutos y obligamos los bienes propios y / rentas de el dicho concejo presentes y futuros en destino nuestro de lo cual lo otorgamos se- / gun dicho es ante el presente escribano público y testigos yusoescriptos.

 

En la villa de Oropesa a primero de Mayo / de mil seiscientos y diez y ocho años, siendo testigos Alonso Sánchez Viandan, vecino de la Calzada , / y Diego Martín el Mozo y Blas de Velada, vecino de esta villa y lo firmaron los señores / otorgantes que yo el escribano, doy fe conozco:

 

El Licenciado Thomas López Brabo.

 

Alon- / so de Torres Villarroel.

 

El Licenciado Contreras.

 

Lorenzo Melendez de Hoyos.

 

Alonso Sal- / cedo.

 

Pedro de Ochoa Salazar.

 

El Doctor Gavilanes.

 

Doctor Diego Manjares.

 

Miguel de León.

 

An- (fol. 16 r.) // Ante mi Francisco Moreno, escribano.

 

E yo el dicho Francisco Moreno, escribano.

 

E yo el dicho Francisco / Moreno escribano, aprobado en el real consejo de Su Majestad, e público del número, ayuntamiento de esta villa / de Oropesa y su tierra fui presente a lo que dicho es con los testigos y otorgantes.

 

Y de / su otorgamiento y pedimento de la parte lo hice escribir y signe sin derechos.

 

En testimonio de verdad. /

 

Francisco Moreno, escribano.

 

Y de la dicha petición, fianza y poder por los dichos nuestros presidente y / oidores fue mandado dar traslado a la otra parte y se notificó en perso- / na al dicho Pedro de Vallejo el cual en nombre de los dichos concejos, justicia y regimientos de los dichos / lugares de Lagartera y Herreruela de la jurisdicción de la dicha villa de Oropesa, / en los veinte y uno de marzo de el dicho año pasado de mil y seiscientos y diez y ocho / años ante los dichos nuestros presidente y oidores presento otra petición respondiendo / a la petición en contrario presentada en trece del dicho presente mes de Marzo / de el dicho año:

 

Dijo que por nos se debía declarar no haber cumplido a la parte contra- / ria con la obligación y fianza que estaba obligada dar y en consecuencia / de lo susodicho e debía mandar repeler del dicho pleito a petición de segunda supli- / cación por lo que del proceso y autos resultaba en favor de su parte y por lo siguiente lo pri- / mero por lo general.

 

Y porque los que habían litigado y litigaban en el dicho pleito eran / concejo y vecino de la dicha villa justicia, y regimiento de ella como concejo y como particulares / y la dicha villa no había podido ni podía obligar los propios y rentas de ella a pa- / gar las mil y quinientas doblas sin vuestra licencia y facultad real; de lo / cual por los dichos nuestros presidente y oidores fue mandado dar traslado a las o- / tras partes y fue notificado al dicho Diego de Villalobos en nuestro del dicho Consejo / justicia y regimiento de la dicha villa de Oropesa el cual en su nuestro concluyó y en prime-/ ro día del mes de junio de el dicho año ante los dichos nuestro presidente y oidores el dicho / Pedro de Vallejo en nombre de los concejos y lugares de Lagartera y Herreruela, jurisdicción de la dicha / villa de Oropesa respondiendo a la dicha petición en contrario presentada suplicaba / segunda vez con la pena y fianza de las mil y quinientas doblas de la ley de Sego- / via de la sentencia de renta dada por el nuestro presidente y oidores en lo que era en su perjuicio / para anterior y pedía se revocare y diere por ninguna la dicha sentencia absolvien- / do y dando por libre a la parte contraria de la demanda se contenía su tenor / repetido o presento otro en que dijo:

 

Que nos habríamos mandar repeler del / dicho pleito por lo que del pleito resultara a favor de sus partes y por lo siguiente: /

 

Lo primero por lo general y por que las sentencias de vista y revista dadas a favor de sus partes / fueron en posesión y siéndolo y entran las conformes como lo eran no ha- / bía lugar suplicar segunda vez de ella para la nuestra persona real ni la parte / contraria tenia grado para ello conforme a lo dispuesto por más / leyes.

 

Otrosí no apartándose de lo dicho y para en caso que no hubiese lugar / y la parte contraria hubiese podido suplicar segunda vez de la dicha / sentencia de revista dijo que por nos, la debamos mandar confirmar en lo / favorable a sus partes, sin embargo, de las razones dichas y alegadas en la dicha / petición que cesaban y se excluían por todo lo que estaba dicho y alegado / a favor de sus partes en que se afirmaba y por lo siguiente:

 

Lo primero por lo / general y porque del mismo ayuntamiento se había aprovechado la dicha par- / te contraria para probar que la dehesa que llamaban de la villa, era suya pro- / pia porque tenía el nombre de ella, en el pleito que había tratado la parte contraria / con otros lugares de su jurisdicción como constaba de las alegaciones / de el dicho pleito y porque aunque la dicha dehesa estaba sita dentro de / la jurisdicción y términos comunes de la dicha villa, sino su parte en ella / por estar como estaba sita asimismo dentro de la raya, limites y / términos y apartados que los dichos sus partes habían tenido y tenían / y porque las licencias que la parte contraria había dado y los registros de / los ganados que se habían hecho habrán sido conformes a las dichas / ordenanzas y ejecución y cumplimiento de lo dispuesto por ellas y para que / los cuatro maravedíes que se habían pagado por cada cabeza de ganado / de labor después del dicho tiempo y en el que estaba coteada las dicha de- / hesa no se habían pagado a la dicha villa sus aprovechamientos, comu- / nes de villa y tierra.

 

Y porque negaba que sus partes hubiesen gozado / de pasto y herbaje de la dicha dehesa por su arrendamiento que del había hecho (fol. 16 v.) // a la contraria porque algunos arrendamientos habían hecho no habían sido de los apro- / vechamientos, que sus partes tenían y pedían en su demanda sino de penas y herbajes / diferentes y que por las dichas ordenanzas estaban adjudicados al concejo común / invernal de villa y tierra y lo susodicho constaba serán por las cuentas, inven- / tarios que la parte contraria presentados tenía aunque lo quería y pretendía inter- / pretar diferentemente.

 

Y porque tampoco se había hecho agravio a las partes contra- / rias en haber arrendado por las dichas sentencias poder sus partes poner guardas en la dicha / dehesa por haberlo pedido y poder hacer asimismo hacer conforme a las orde- / nanzas y costumbre inmemorial y de las partes contrarias habían puesto guardas / no había sido para guardar particularmente la dicha dehesa sino para guardar / particularmente la dicha dehesa sino para guardar los términos comunes de villa y tierra / y así se habrán de entender que habían de concordar las probanzas y juramentos / de calumnia e el dicho pleito.

 

Y porque negarían que sus partes hubieren pedido licencia / a las partes contrarias para poder gozar la dicha bellota porque ninguna licencia / habían dado ni se les había pedido para ello y lo que habían hecho y hacían era / mandar el pregonar el día que por los dichos ligares de su tierra y jurisdicción /.

 

Y porque tampoco se puede agravar la parte contraria de que se hubiese dado y / consentido a sus partes por las dichas sentencias el poder vender las yerbas de la dicha / dehesa y labrar algunos pedazos de ella porque lo habían hecho y podido hacer y es- / taban en costumbre de hacerlo de el dicho tiempo inmemorial acá y el poder lo hacer / y tener su parte derecho para ellos y para gozar de los demás aprovechamientos, que se les / daban por las dichas sentencias no era contrario ni repugnante al señorío y propiedad / de la dicha dehesa pues cuando esta perteneciera a la dicha villa, parte contraria / como de declaraba por las dichas sentencias, podían y pueden sus partes haber adquirido derecho / por la dicha costumbre y posesión inmemorial para tener y gozar los dichos apro- / vechamientos.

 

Y porque las escrituras y probanzas que en el dicho pleito se habían hecho y / presentado y la parte contraria y las demás de que se había adquirido aprovechar / sacadas de otros pleitos todos cesaban y se excluían las probanzas y escrituras / de sus partes y se declaraban y concordaban las unas y las otras con las ordenan- / zas de villa y tierra que están presentadas en dicho pleito sin que pudiese decirse que / hubiere condición ni que los testigos de su parte estuvieren vencidos de perjuros / porque no lo estaban ni en ellos habrá contradicción concordándose y enten- / diedose como debían.

 

Y porque las dicha ordenanzas de villa y tierra que se man- / daban guardar por la dichas sentencias eran las que se habían usado y guardado sien- / pre y desde el dicho tiempo inmemorial aquella parte en la dicha villa y tierra aunque / parece se habían renovado y compusieron de nuevo el año pasado de mil y / seiscientos y dos y siendo como eran tan antiguas, usadas y guardadas y que se ha- / brán sacado del archivo de la dicha villa ni la parte contraria las podían ne- / gar y aunque no estaban confirmadas por nos se pudieron y debían man- / dar, guardar sino en fuerza de ordenanzas a lo menos en fuerza de / consentimiento y costumbre usada entre los vecinos de villa y tierra.

 

Y porque / mandar los guardas no era contrario ni repugnante a lo que por la dicha / sentencia de revista se mandaba de que el gozar sus partes de los dichos aprovecha- / mientos no hubiesen de ser ni fuesen a disposición de la dicha villa.

 

Por lo / cual nos pidió y suplicó que en caso que hubiese grado y no se mandase / repeler de el dicho pleito la dicha segunda suplicación mandásemos confirmar / la dicha sentencia de revista en lo favorable a sus partes haciendo según y como / por sus partes estaba pedido y condenando a la parte contraria en la pena / de las mil y quinientas doblas conforme a la dicha nuestra ley de Segovia y en / las costas hechas y que se hicieren las cuales pedía y sobre todo justicia.

 

De la cual / dicha petición por los dichos nuestro presidente y oidores fue mandado dar traslado / a las otras partes fue notificado al dicho Diego de Villalobos en nombre del dicho con- / cejo, justicia y regimiento de la dicha villa de Oropesa.

 

Y con razón de todo lo dicho / el pleito fue concluso y después de lo cual parece que habiendo presentado la par- / te de la dicha villa de Oropesa ante nos en el dicho grao de suplicación dimos a los / del nuestro concejo la comisión del tenor y forma y manera siguiente: (fol. 17 r.) //

 

Don Felipe, por la gracia de Dios, Rey de León, de Aragón, de las dos Si- / cilias, de Jerusalén, de Portugal, de Navarra, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de / Mallorca, de Sevilla, de Córdoba, de Córcega, de Murcia, de Jaén, de los Algarbes, de Algecira, / islas y tierra firme del Mar Océano, Archiduque de Austria, Duque de Borgoña, de Braban- / te y Milán, Conde de Flandes, Tirol y Barcelona, señor de Vizcaya y de Molina, etc.

 

Los del nuestro Consejo sabed que pleito pasó y se trató en la nuestra audiencia y chancillería que re- / side en la ciudad de Valladolid, entre el concejo, justicia y regimiento de la villa de Oropesa y su procurador en su nombre de la / una parte y de la otra los concejos y lugares de Lagartera y Herreruela, aldeas de la / dicha villa de Oropesa de Lagartera y sobre las demás causas y razones en el proceso de el /

dicho pleito contenidas en el cual se pronunciaron sentencias de vista y revista contra la dicha villa de Oro- / pesa por otra parte de Hernando García, en nombre de la dicha villa de Oropesa nos ha sido / hecha relación que por su parte fue suplicado de la dicha escribanía pública ante nos con la pena y fianza de las / mil y quinientas doblas de cabeza y que las leyes de Segovia y declaraciones sobre ello hechas / dispone y se presentó en el dicho grado ante nos y nos suplicó mandásemos nombrar / jueces que vieren el dicho pleito en el dicho grado y librasen y determinasen en el tenor y forma de la / ley sobre ello proveyésemos como la nuestra merced fuese y nos lo habemos tenido por bien y confiando de voso- / tros y que hacéis justicia a las partes, nuestra merced es de os encomendar y cometer este negocio como por la presen- / te os le encomendamos y cometemos y os mandamos veáis el proceso de el dicho pleito en el segundo grado / de suplicación y atento al tenor y forma de la dicha ley de Segovia lo libréis y determinéis como con justicia / de vara para lo cual os damos poder cumplido con todas sus incidencias y dependencias, anexida- / des y conexidades.

 

Dada en Aranjuez, a veinte y seis diasde mayo de mil y seiscientos y diez y ocho años. /

 

Yo, el Rey.

 

Yo, Thomás de Angulo, secretario del Rey, Nuestro Señor, que la fice escribir por su mandado en la villa / de Madrid, a primero dia del mes de diciembre de mil y seiscientos y diez y ocho años.

 

Ante los señores del Consejo / de Su Majestad, por parte de la villa de Oropesa se presentó la comisión de esta otra parte y su señoría ilustrísima el señor don / Fernando de Acebedo, Arzobispo de Burgos, Presidente de Castilla la tomo en sus manos / besó y puso sobre su cabeza con el acatamiento debido y en cuanto a su cumplimiento los dichos señores dijeron / están prestos de hacer y cumplir lo que Su Majestad por el la mandó.

 

Lo cual pasó ante mí / Diego de Grajal y Villarroel.

 

Y en virtud de la dicha comisión por los del nuestro Consejo se libró / nuestra Real provisión para que el escribano de nuestra audiencia y chancillería de Valladolid, por ante quien había pasado o en / cuyo poder estaba el dicho pleito le enviase ante ellos originalmente, el cual se envió y los poderes / que por las dichas partes se dieron para seguir el dicho pleito y causa en el dicho grado de la segunda supli- / cación con la sustitución de el dicho lugar de Lagartera, uno en pos de otro son del tenor y forma / siguientes:

 

Sepan cuantos esta carta de poder vieren como nos el concejo, justicia y regimiento de la villa / de Oropesa, estado juntos y ayuntados en las casas del Ayuntamiento de esta villa, llamado por / nuestro portero, según lo habemos de uso y costumbre de nos ayuntar para las cosas / tocantes y cumpliendo a nuestro consejo y estando especialmente juntos el Licenciado Correa de Acebedo, alcalde ordinario, y Lorenzo Meléndez y Alonso Salcedo y Pedro Ochoa Salazar y el Doctor / Gavilanes, regidores y Don Diego Manjares, alguacil mayor, y Miguel de León, procurador general por nosotros y en nombre / de los demás oficiales y vecinos ausentes por quien hacemos y presentamos voz y caución de rato / grato iudicato solviendo a que estarán y pasarán por lo que nos en nombre del dicho concejo / hiciéremos y otorgaremos y lo habrán por bueno y firme so expresa obligación que hace- / mos de los propios y rentas e el dicho concejo.

 

Decimos que por cuanto los vecinos de los con- / cejos de los lugares de Lagartera y Herreruela, aldeas y jurisdicción de esta villa han tratado pleito con / ella y con nosotros en razón de la propiedad y aprovechamientos de la dehesa que llaman / de Lagartera, en el cual dicho pleito, por los señores de la Real chancillería de Valladolid, fue dada sentencia / de vista por la cual declararon pertenecer en propiedad a esta villa la dicha dehesa como tér- / mino suyo propio y declararon los concejos de los dichos lugares de Lagartera y He- / rreruela tener en la dicha dehesa los aprovechamientos, en su demanda contenidos de las / cuales habían de gozar y gozase según y como hasta aquí lo habían gozado a dis- / posición y orden de esta villa y su ayuntamiento, y mandaron que los aprovechamientos / que por la dicha sentencia se declaraba poder tener los dichos concejos de Lagartera y He- / rreruela en la dicha dehesa e los demás en sus pedimientos, contenidos habían de ser y / sean sin que sea disposición y orden de esta villa de Oropesa ni de su ayuntamiento / y porque queremos suplicar segunda ver de la dicha sentencia para ante la persona real / y hacer más diligencias en razón del dicho pleito otorgamos y conocemos por esta pre- / sente carta que damos y otorgamos todo nuestro poder cumplido libre, llenero, / bastante según que de derecho se requiere a Hernando García, procurador en los / Consejos de Su Majestad especialmente para que en nombre de este dicho concejo pueda suplicar / y suplique segunda vez de la dicha sentencia de vista para ante la persona real y pre- / sentar cualesquier escritos de suplicación, que a nuestro derecho convengan / ante los señores presidente y oidores de la Real Chancillería dentro de los veinte días del térmi- / no de ella y así suplicado presentar las fianzas que el derecho permite de las / mil y quinientas doblas de cabeza de la ley de Segovia y así presentados / hacéis las demás diligencias que a lo susodicho convengan hasta llevar el / proceso de la dicha causa originalmente donde para Su Majestad fuere cometido así an- / te los dichos señores de el Muy alto Consejo como ante otras cualesquier / personas ante los cuales y cada uno de ellos podáis hacer y hagáis cualesquier / autos y diligencias que viéredes convengan y fueren necesarias hasta / últimamente fenecer y acabar el dicho pleito.

 

Y otrosí damos este dicho poder / según dicho es para que en nuestro nombre podáis sustituir un procurador, dos o más / y aquellos revocar y poner otros de nuevo con todas las incidencias / y dependencias y vos relevamos en forma de derecho y a vuestro sus- / titutos y nos obligamos de estar y pasar de lo que en nuestro nombre (fol. 17 v.) // hicieredes vos el dicho Hernando García y vuestros sustitutos y obligamos los bienes pro- / pios y rentas muebles y raíces habidos y por haber de este conscjo en testimonio / de lo cual otorgamos esta carta ante el presente escribano publico y testigos de yusoescritos.

 

Que / fue fecha y otorgada en la villa de Oropesa a los veinte y seis días del mes de junio de mil / y seiscientos y diez y ocho años.

 

Siendo testigos Blas de Velada y Juan Llave y Juan Jiménez / Moreno vecinos de esta villa de Lagartera y lo firmaron los señores otorgantes.

 

Que yo el / escrbano doy fee conozco.

 

El licenciado Correa de Acevedo.

 

Lorenzo Meléndez Ochoa.

 

Alonso de / Salcedo.

 

Pedro Ochoa de Salazar.

 

El Doctor Gavilanes.

 

Don Diego Manjares.

 

Miguel de / León.

 

Ante mí Francisco Moreno escribano.

 

E yo, el dicho Francisco Moreno escribano, aprobado en el Real / Consejo de Su Majestad, y público del numero y ayuntamiento de esta villa de Oropesa y su tierra presente / fui a lo que dicho es con los testigos y otorgantes y de su pedimento y otorgamiento.

 

Lo hice escri- / bir y e signe sin derechos en testimonio de verdad.

 

Francisco Moreno, escribano.

 

Sepan cuantos esta carta de poder vieren como en el lugar de Lagartera termino y jurisdicción / de la villa de Oropesa a los tres días del mes de Abril de este año de mil y seiscientos y veinte y / dos años ante mi el escribano público y testigos yusoescritos se juntaron a consejo abierto y cam- / pana tañida como tienen de costumbre para el buen gobierno y cosas antes / del concejo de este dicho lugar.

 

Andrés García, alcalde y Juan García Calderón y Die- / go Lozano, regidores y Martín Lozano y Fabián Arroyo y Pascual Arroyo y / Francisco García Lozano y Juan Fernández Lozano y Francisco González y Francisco Jimé- / nez y Juan Jiménez Moreno y Juan Arroyo y Juan Herrero y Juan Toribio / y Francisco Monte todos vecinos de este dicho lugar.

 

Y dijeron que por cuanto a su noticia es / venido que la villa, de cómo pesa en el pleito que a tratado y trata con este dicho lugar de la dehesa boyal / de el que tiene carta sobrecarta y ejecutoria en la cual le esta dada a el dicho lugar / la posesión de la dicha dehesa y la tiene amojonada por suya y agora de nuevo la / dicha villa ha apelado con las mil y quinientas ante el nuestro presidente y oidores del supremo / consejo de el Rey nuestro señor.

 

E dijeron que por si y en nombre de los demás señores de este dicho lugar por / quien prestaban caución, de rato grato judicatum solbiendo en la mejor vía y forma / que de derecho haya lugar daban y dieron todo su poder cumplido o Andrés García Calde- / rón, alcalde y Matías Lozano vecino de este dicho lugar y a cada uno de posesión solidum / que estaban presentes para que en nombre de ellos y de los demás vecinos por quien como dicho / en prestamos caución de que estarán y pasarán por lo que dichos Andrés García y / Matias Lozano hicieren les dar y dieron este poder generalmente para que acerca del / dicho pleito y apelación y presentar cuales quier escrituras que a ellos y a el dicho concejo con- / vengan en razón del dicho pleito apelación y defensa aunque este pleito concluso / y para que ansimismo puedan buscar y dar salarios a cualquier letrado de cien- / cia y conciencia que para defensa del dicho pleito de el dicho lugar convenga y ansimismo / dar salarios y consertar el procurador o procuradores de los señalados en el dicho consejo para que / les ayuden y soliciten en el dicho pleito y recibir los maravedíes en que la parte contraria fuere / condenada y para recusar cualesquier escribanos o jueces que vieren ser necesarios e hacer / y hagan cuales quier juramentos, que necesarios sean y les fueren pedidos e hacer / e hagan todas las diligencias e autos judiciales que nosotros haríamos presentes / siendo y para que ansimismo en nuestro nombre puedan sustituir en un procurador, dos o mas / y aquellos revocar y otros de nuevo criar que para todo les damos este poder cumpli- / do con todas sus incidencias y dependencias y con libre y general administración en / testimonio de lo cual otorgamos esta carta de poder ante Thome Sánchez, escribano público y / testigos.

 

Que fue fecho y otorgado en el dicho lugar de Lagartera, a los tres días del mes de / abril de este año de mil y seiscientos y veinte y dos años.

 

Que fueron presentes a lo que dicho es / y al otorgamiento de el Miguel Rubio y Fernando Rodríguez Toribio y Juan Rodríguez ve- / cinos de este dicho lugar y de los otorgantes a quien yo el escribano doy fee conozco.

 

Lo firma- / ron los que supieron y por los que no supieron un testigo.

 

Dice en el registro / de esta carta:

 

Juan Bautista Cofrade.

 

Juan Bautista Fernández Lozano.

 

Alonso More- / no.

 

Matías Calderón.

 

Diego Lozano.

 

Por testigo, Juan Rodríguez.

 

Paso ante mi Thome / Sánchez, escribano.

 

E yo Thome Sánchez escribano, aprobado en el Real Consejo del Rey nuestro señor / y público en este dicho lugar de Lagartera por merced de su Excelencia Condesa de / Oropesa y Deleitosa, mi señora, que presente fui en uno con los testigos y / otorgantes a quien doy fee que conozco.

 

Y en fee de ello lo firme y signe en tes- / timonio de verdad Thome Sánchez escribano.

 

En la villa de Madrid a diez y seis / días del mes de Abril de mil y seiscientos veinte y dos años, ante mi el el escribano y testigos de yuso- / escritos pareció Andrés García Calderón alcalde del lugar de Lagartera / y contenido en el poder de suso y otorgó le sustituirá en Pedro de Olia, / procurador del número de esta corte para en cuanto a pleitos y no mas y le rele- / vo según es relevado y obligo los bienes del obligador y otorgo sustitución / en forma y lo firmo de su nombre.

 

Siendo testigos.

 

El licenciado Juan de Cadenas /

 

El licenciado Juan de Velasco y Francisco Martínez Paniagua, estantes en Madrid. /

 

Que juraron en forma conocer al otorgante Francisco Andrés García.

 

Ante mi Francisco / Camaño, escribano.

 

Sepan cuantos esta carta de poder dieren como no Juan / González, alcalde del lugar de Herreruela jurisdicción de la villa de Oropesa / y Juan García de Bernabe García, regidor del dicho lugar estando juntos / al salir de misa mayor, en nuestro concejo a donde se suelen juntar la justicia y vecinos del dicho / lugar a tratar la cosas tocantes a la republica y al bien de este lugar es- / tando juntos la mayor parte de los vecinos de el dicho lugar hicimos concejo abierto (fol. 18 r.) // a campana tañida para el pleito de la Dehesa de esta lugar y de el lugar de Lagartera sobre de- / cir que el ayuntamiento de la villa de Oropesa había depositado las mil y quinientas doblas / que el derecho dispone y los vecinos de el dicho lugar dijeron que tenían por bien se plei – / tase y prosiguiese adelante con el dicho pleito hasta acabarle e nosotros los dichos / Juan García regidor en nombre y con consentimiento de los vecinos de el dicho lugar y / de los demás que no se hallaron presentes en el dicho Concejo por quien presenta- / mos cuncion de rato grato decimos que en aquella vía y forma que mejor haya. tengan / de derecho para mas y mejor valer en nombre del dicho lugar y concejo damos y otorgamos to- / do nuestro poder cumplido libre y llenero de la substancia que de derecho en tal caso se / requiere y es necesario a Andrés García alcalde del lugar de Lagartera, y Juan Lo- / zano y a Thomé Lozano, vecinos del dicho lugar de Lagartera e a cada uno de ellos in soli- / dum para que en nombre y en nuestro del concejo y vecinos del dicho lugar puedan pa- / recen y parezcan ante Su Majestad, y su presidente y oidores y alcalde de corte y ordina- / rios y otras cuales quier justicias y jueces de estos nuestros Reinos y señoríos que de ello / puedan y deban conocer especialmente para que puedan pedir y demandan y hacer / cuales quier autos, pedimentos, requerimientos acerca del pleito de la dicha / Dehesa boyal de los dichos lugares que pende entre ellos y la justicia y concejo de / la villa de Oropesa y por cuanto se nos informados que han depositado para ello / las mil y quinientas doblas y acerca de lo susodicho puedan parecer y pa- / rezcan y hacer todos autos y requerimientos y lo demás necesario que no- / sotros haríamos presentes siendo y pedir nos defiendan y amparen en la po- / sesión de la dicha dehesa y que nadie no se interprete en nos molestar ni qui- / tar ni perturbar en ella porque para todo lo suso dicho y lo demás a ello to- / cante le damos este dicho poder tan entero y cumplido y bastante co- / mo nosotros le habemos y tenemos y es necesario y de derecho en tal ca- / so se requiere con todas sus incidencias y dependencias, anexida- / des y conexidades y con libre y general administración y si necesa- / rio es relevación les relevamos de toda carga de satisfación y fiadu- / ría en forma so la cláusula de el derecho que es dicha en latín yuditur / Sixto yudicatum solbi con todas sus cláusulas acostumbradas / y para que en nuestro lugar y en su nombre puedan nombrar y sustituir un / procurador, dos o mas y aquellos revocar y otros de nuevo criar que- / dando este dicho poder en su fuerza y vigor porque tan bastante / poder como nosotros tenemos y ese mismo le damos y otorgamos y / a ellos y a sus sustitutos y si necesario fuere dar carta o cartas / de pago de cual quiera cosa que sea la den y valgan eso y lo damos / que en virtud de este dicho poder hicieren como si nosotros / y los vecinos y concejos de este lugar estuviéremos a ello pre- / sentes so expresa obligación que para ello hacemos de nuestras / personas y bienes del concejo y vecinos del dicho lugar / por quien presentamos caución para que por todo rigor / de derecho nos compelan y apremien a lo ansi cumplir y pagar / como si lo que dicho es fuera sentencia definitiva de juez / competente contra nos dada y pasada en cosa juz- / gada y dada entrega sobre lo cual renunciamos todas / las leyes, fueros y derechos, auxilios y remedios de que nos / podamos ayudar y aprovechar y en general y espe- / cial la ley de derecho que dice general judicial renunciaron de leyes fecha / non vala.

 

En fee de lo cual otorgamos esta carta de poder ante el escribano pu- / blico y testigos de yusoescritos que fue fecha (fol. 18 v.) // y otorgada en el lugar de Herreruela jurisdicción de Oropesa a tres días del mes de abril de mil seiscientos y veinte y dos años, siendo / vecinos, Juan García de Melchor García y Diego Moreno y Alonso Hernández vecinos de el dicho lugar y otorgantes a quien / yo el escribano doy fee conozco lo firmo el uno que supo y por el otro un testigo en el registro de esta carta dicen las firmas: /

 

Juan González.

 

Y para testigo Thome de Moreno.

 

Ante mi Diego Rubio escribano.

 

E yo, Diego Rubio escribano aprobado en el con- / sejo Real del Rey nuestro señor y público en el lugar de Herreruela por merced del conde de Oropesa y Deleitosa, etc. que pre- / sente fui en uno con los testigos y otorgantes a lo que dicho es doi fee que todo lo contenido es verdad y en / fee de ello hice mi signo y firma en testimonio de verdad.

 

Diego Rubio, escribano.

 

En la villa de Madrid a diez y / seis días del mes de abril de mil y seiscientos y veinte y dos años, ante mi el escribano, y testigos de yusoescritos pareció / presente Andrés García Calderón alcaldes del lugar de Lagartera contenido en este poder el cual / otorgó que le sustituirá para que en cuanto a pleitos y no mas en Pedro de Olías procurador del número de esta cor- / te y lo relevo según es relevado y obligo los bienes en el obligados y lo firmo de su nombre siendo testigos el / licenciado Cadenas y el licenciado Juan de Velasco y Francisco Martínez Paniagua, estantes en Ma- / drid que juraron conocer a el otorgante.

 

Andrés García.

 

Ante mi, Francisco Caramaño, escribano.

 

Y ansi- / mismo parece que habiéndose visto por los del nuestro consejo el proceso del dicho pleito, en el / dicho grado de suplicación, dieron en el y entre las dichas partes la sentencia vigente en el pleito que es entre el / concejo y vecinos de la villa de Oropesa de la una parte, y los concejos y vecinos de los lugares de Lagartera / y Herreruela de la otra.

 

Que por comisión de Su Magestad ante nos pende en grado de segunda su- / plicación con la pena y fianza de las mil y quinientas doblas conforme a la ley de Se- / govia hallamos que debemos de confirmar y confirmamos la sentencia de rebista en este pleito / dada por el presidente y oidores de la Chancillería de Valladolid, en diez y seis de Febrero del año de mil / y seiscientos y diez y ocho de que por parte de la dicha villa de Oropesa y sus vecinos fue suplicado segun- / da vez con la dicha pena y fianza de las mil y quinientas doblas por la cual confir- / maron la sentencia de vista dada por alguna de los dichos oidores en veinte y seis del año de / mil y seiscientos y quince en que se declaró pertenecer en propiedad a la dicha villa de Oro- / pesa y concejo de ella la dehesa de Lagartera sobre que es este pleito con todo lo a ella per- / teneciente como termino suyo propio y se condeno a los dichos consejos de Lagartera y Herrerue- / la a que no ni inquieten ni perturben a la dicha villa de Oropesa en el dicho drecho de propiedad / de la dicha dehesa agora ni en tiempo alguno ni por alguna manera.

 

Y ansímismo mandó / que en la dicha dehesa y términos de ella hayan de tener y tengan los dichos concejos y vecinos de los / lugares de Lagartera y Herreruela todos los aprovechamientos en su demanda contenido e de / los cuales habían de gozar y gocen en la forma y manera que hasta entonces lo han goza- / do a disposición y orden de la dicha villa de Oropesa y su concejo de los cuales no prohíban agora / ni en tiempo alguno en la posesión de hacer los dichos aprovechamientos con que los aprovechamientos / que por la dicha sentencia de vista se habían declarado poder tener los dichos concejos de Lagarte- / ra y Herreruela en la dicha Dehesa y en los de más en sus pedimentos contenidos hayan de / ser y sean sin la disposición ni orden de la dicha villa de Oropesa ni su ayuntamiento guar- / dando los concejos y vecinos de los dichos lugares de Lagartera y Herreruela en el uso y / gozar de los dichos aprovechamientos las ordenanzas de la dicha villa de Oropesa .

 

Y en ra- / zon de lo demas pedido por parte de los dichos concejos de Lagartera y Herreruela contra la / dicha villa de Oropesa le absolvieron y dieron por libre como en las dichas sentencias de rebista se contie- / ne la cual mandamos se guarde cumpla y ejecute en todo y por todo como en ellas e con- / tiene y por esta nuestra sentencia definitiva en el dicho grado de la segunda suplicación ansi lo / pronunciamos y mandamos.

 

El Licenciado Don Gerónimo de Medinilla.

 

Pérez.

 

El Licenciado Melchor / de Molina.

 

El licenciado Juan de Frías.

 

El licenciado Don Diego de Corral y Arellano.

 

Han de firmar- / los señores Don Gerónimo de Medinilla y Don Juan de Chaves y Mendoza.

 

La cual dicha / sentencia que de suso va incorporada por los del nuestro consejo fue dada y pronunciada en / la villa de Madrid a diez y siete días del mes de febrero del año pasado de mil y seiscientos y veinte y ocho / y parece que el dicho pleito se volvió a la dicha nuestra audiencia a donde por parte de la dicha villa de Oropesa / ante los dichos nuestro presidente y oidores se pidió termino para la paga de las dichas mil y quinientas / doblas el cual parece que le fue concedido y en cuatro de mayo del año pasado de mil y / seiscientos y veinte y ocho años.

 

El dicho Diego de Villalobos en nombre de la dicha villa de Oropesa ante los / dichos nuestros presidente y oidores presento una petición en que dijo:

 

Que en el punto que sus partes ha- / bían tratado con los lugares de Lagartera y Herreruela la que se había llevada ante los / del nuestro Consejo en grado de suplicación en la pena y fianza de dos mil y quinientas do- / blas se había dado sentencia por los del nuestro consejo en que confirmaron la sentencia de revista últim- / mamente dada en la dicha nuestra audiencia por lo cual sus partes habían incurrido en la dicha pena / por que nos pidió y suplico mandásemos que las dichas dos partes se pusieren y depositasen en el Depo- / sicario general de la dicha nuestra corte para que de allí las hubiesen y llevasen las personas a quien tocaban y que el dicho / depositario general las recibiese y diese a su parte carta de pago de ellas para en guarda de su derecho y / juntamente presento la carta de pago siguiente.

 

En la villa de Oropesa a veinte y dos días del mes / de Abril de mil y seiscientos y veinte y ocho años, ante mi el escribano publico y testigos parecieron presentes:

 

Francisco / García Lozano, alcalde del lugar de Lagartera y Blas Martínez González y Juan Fernández Lozano, regidor / de dicho lugar y Francisco Moreno, alcalde y Julio Aguado, regidor del lugar de Herreruela regidor de esta jurisdicción de esta / dicha villa por sí y en nombre de los demás vecinos de los dichos lugares por quienes presen- / taron voz y caución por lo contenido en esta escritura y dijeron y otorgaron (fol. 19 r.) // que se daban y dieron por contentos y pagado a su voluntad de la justicia y regimiento de esta dicha / villa de Oropesa de doscientos y cuarenta y dos mil y quinientos maravedíes que es la tercia presente de las mil y / quinientas doblas en que el ayuntamiento de esta dicha villa, esta condenada en el pleito que se ha trata- / do entre el y el concejo de los dicho lugares de Lagartera y Herreruela sobre la dehesa que / dicen de Lagartera en esta manera.

 

Los ciento y ochenta y cinco mil y cuatrocientos maravedíes / en ocho escrituras de obligación que ciertos vecinos de esta villa y su jurisdicción deben de yerba / que son la una contra Paulo Gil, Francisco Santolalla y Blas Martín, y otra contra / Alonso Martínez de Herreruela Alonso Hernández y Francisco Camacho de la Calzada y / otra contra Alonso de Córdoba.

 

Que montan las dichas ciento y ochenta y cinco mil / y cuatro reales y diez maravedíes.

 

Y en Thome Lozano, alguacil del concejo, de esta dicha villa de las / copias que tiene de presente a cobrar y son a su cargo cincuenta y siete mil y / noventa maravedíes.

 

Que todo junto hacen las dichas doscientas y cuarenta y dos mil y / quinientos maravedíes para lo cual se les dio poder en causa propia para que los susodichos / lo cobren como hacienda suya propia.

 

Y es condición que sino fuere tanta can- / tidad la parte que les toca de las dichas mil y quinientas doblas suso referidas lo va- / lerán y si fueren y se pagaren en plata se lo pagarán, con lo cual se dan como dicho / tienen por entregados a su voluntad de las dichas doscientas y cuarenta y dos mil y / quinientos maravedíes por haberlos recibido realmente.

 

Y se obligaron con sus personas / que serán bien dados y no se los volverán a pedir otra vez agora ni en tiempo alguno / y para ello se obligaron con sus personas y bienes muebles y raíces habidos y por / haber y renunciaron las leyes de su favor y la general del derecho en forma y lo otorga- / ron en el dicho día mes y año, dichos.

 

Y lo firmaron los dichos Francisco García Lozano y / Juan Fernández Lozano y por los demás testigos, por no saber a los cuales otor- / gantes yo el escribano doy fee que conozco.

 

Siendo testigos el licenciado Juan Gómez, Lorenzo Ló- / pez y Francisco Fernández, vecinos de esta dicha villa, Francisco García, Lozano Juan, Francisco Lo- / zano, Lorenzo López de Valonga.

 

Ante mi Bernardo de Sandoval.

 

E yo el dicho / Bernardo de Sandoval escribano publico del número y ayuntamiento de esta dicha villa de Oropesa y su tie- / rra presente fui a lo que dicho es y en fee de ello lo signe y firme.

 

E doy fee que los dichos / Francisco García Lozano y consortes aceptaron el poder en causa propia que / se les dio para cobrar las dichas cantidades.

 

En testimonio de verdad.

 

Ber- / nardo de Sandobal.

 

Lo cual visto por los dichos nuestro presidente y oidores man- / daron se pusieren los maravedíes contenidos en la dicha petición, en el depositario de la / dicha nuestra audiencia y que la dicha petición y carta de pago se pusiese en el pro- / ceso y en ejecución y cumplimiento del dicho auto se hizo el deposito en la forma / siguiente:

 

En la ciudad de Valladolid, a seis días del mes de mayo de mil y seiscientos y veinte y ocho / ante mi el escribano de Cámara y testigos pareció presente Miguel de Victoria, deposita- / rio general de esta corte y diga que en cumplimiento del decreto dado por los señores / presidente y oidores de esta Real Audiencia en acuerdo en cuatro de este mes / y año por el cual se manda se pongan en su poder cuatrocientos y ochenta y cinco maravedíes / que son dos partes de tres de las mil y quinientas doblas en que esta condena- / da la villa de Oropesa en el pleito con los lugares de Lagartera y Herreruela / sobre cierta dehesa y otras cosas que fue en grado de segunda suplicación ante la / persona real de Su Majestad confesaba y confeso haber recibido de la villa de Oropesa por ma - / no de Juan Vázquez Calderón, procurador general de ella las dichas cuatrocientas y ochen- / ta y cinco mil maravedíes, en moneda de vellón la mitad de las cuales pertene- / cen a la Real Cámara de su merced y la otra mitad a los señores jueces que dieron / en esta Real Audiencia la sentencia de revista en dicho pleito.

 

E yo el dicho escribano de Cámara doi / fee que en presencia y de los testigos yusoescritos se entregaron al dicho / Miguel de Victoria las dichas cuatrocientos y ochenta y cinco mil maravedíes en mo- / neda de vellón y me halle a los ver, contar, entregar y recibir.

 

El cual dicho / Miguel de Victoria se obligo de tener la dicha cantidad en depósito y / de manifiesto según y en la moneda y como lo recibió para decidir con ellos / a quien y como por los dicho señores presidente y oidores le fuese mandado so pena / de incurrir en las penas puesta con los depositarios que se les entregan / cuando se les mandan además que pagara los dichos maravedíes con su per- / sona y bienes muebles y raíces y otorgo deposito en forma cuan bastan- / te de derecho se requiere y lo firmo de su nombre.

 

Siendo testigos Bernardo López, / estante en esta ciudad y Domingo de Nava y Francisco González vecinos de la dicha villa / de Oropesa.

 

E yo el dicho escribano de cámara doy fee que al pie del dicho decreto / esta puesta la razón de cómo esta asentado el dicho depósito / en el libro de depósitos del acuerdo firmado de Martín Gallo escribano, / de cámara y de dicho acuerdo Miguel de Victoria.

 

Paso ante mi y doy fee / conozco del otorgante.

 

Domingo de la Madrid.

 

Y estando en este estado / en primero de Febrero de este presente al de mil y seiscientos y cincuenta y seis / años, Lorenzo del Castillo en nombre de la justicia y regimiento y vecinos de la dicha villa de Orope- / sa ante los dichos nuestro presidente y oidores presento una petición en que dijo: /

 

Que su parte había litigado pleito ante nos con la villa de Lagartera y Herrerue- / la sobre la propiedad y aprovechamiento de la dehesa de Lagartera en que se die- / ron sentencia de vista y revista renta comunes ambas partes de las cuales se había despachado carta ejecutoria a la parte de las dichas villa de Lagartera y Herreruela y a sus / partes no se le había despachado de las dichas sentencias por haber supli- / cado con la pena y fianza de las mil y quinientas y juntamente con la dicha (fol. 19 v.)// petición presento la carta de poder y sustitución siguiente:

 

Sepan los que vieren esta / carta de poder como nos el concejo, justicia y regimiento de esta villa de Oropesa que estamos en nuestro ayuntamiento como lo tenemos / de uso y costumbre de nos juntar tratar y conferir las cosas tocantes a la república de esta dicha villa de que yo / el escribano infraescrito doy fee se juntaron para lo que de suso se hará mención sus mercedes:

 

Don Gregorio Arnaldo / Lainez, alcalde ordinario, el Licenciado Don Eugenio Pacheco, Don Dionisio Diez Calderón y Juan Sánchez, regidores, / Don Pedro de Frias Lira, alguacil Mayor, y Pedro de Santos Gutiérrez de Sosa, procurador general, justicia. y regimiento de / esta dicha villa y en nuestro de ella sus vecinos y concejo otorgamos que damos todo nuestro poder cum- / plido el que es necesario y de derecho se requiere a Francisco de Mesa, agente del Duque de Pastrana / que asiste en la ciudad de Valladolid, especialmente para que en nuestra de esta dicha villa pueda parecer y parezca / ante los señores oidores de la Real Chancillería de dicha ciudad y pida se saque un tanto de una real ejecutoria que / esta dicha villa tiene ganada a su favor en la real Chancillería, sobre el derecho y propiedad que tienen en la dehesa / que llaman de Lagartera la cual pida será que por perdida con citación de la parte contraria / sobre lo cual presentara las peticiones, memoriales y demás papeles convengan que el po- / der que es necesario para todo lo suso dicho cada cosa y parte de ello se le damos con to- / das sus incidencias y dependencias, anexidades y conexidades con libre y general ad- / ministración y con facultad de que le pueda sustituir

 

Y lo otorgamos ansi ante el / presente escribano publico y vecinos en la villa de Oropesa a treinta días del mes de Enero de mil / y seiscientos y cincuenta y cinco años.

 

Siendo testigos Juan Notario, Juan López y Juan Fernández Gamonal, / vecinos de esta villa y Navalcán.

 

Y los otorgantes que yo el escribano doy fee conozco lo firmaron.

 

Don / Gregorio Arnaldo.

 

Don Eugenio Pacheco.

 

Don Dionisio Diez Calderón.

 

Juan Diaz /

 

Don Pedro de Frias Lira.

 

Pedro Santos Gutiérrez de Sosa

 

Ante mí Juan de San Mar- / tín, escribano del rey nuestro señor y del ayuntamiento y número de esta villa de Oropesa y su tierra presente fui / a lo que dicho es y en fee de ello los signe y firme.

 

En testimonio de verdad.

 

Juan de San Martín.

 

Yo- / Francisco de LLera, escribano del rey nuestro señor y agente de negocios de la Real Chancillería de Valladolid y vecino de esta ciudad / usando del poder a mi dado por el concejo, justicia, y regimiento de la villa de Oropesa, sobre el derecho / y propiedad que tiene en la dehesa que llaman de Lagartera.

 

Su fecha del dicho poder en / la dicha villa de Oropesa a treinta días del mes de Enero de mil y seiscientos y cincuenta y cinco años / por testimonio de Juan de San Martín escribano del rey nuestro señor y del ayuntamiento y número de la dicha villa / el cual sustituyo para todo lo en el contenido en García de Montoya, Lorenzo del / Castillo y Rueda y Matheo González de Rozas, procuradores del número de esta Real Audiencia / y en cada uno de ellos insolidum y otorgo sustitución en forma ante mi el escribano en la / ciudad de Valladolid a primero día del mes de enero de mil seiscientos y cincuenta y seis años siendo testigos José Má- / ximo, Juan de Orio y Juan Sanz Hidalgo, vecinos y estantes en esta ciudad, ante mi co- / mo otorgante y escribano.

 

Francisco de Llera.

 

E yo el dicho Francisco de Llera escribano del rey nuestro, vecino de / esta ciudad presente fui y como otorgante nuestro y en fee de ello los signe y firme en / testamento de verdad.

 

Francisco de Llera.

 

Lo cual visto por los dichos nuestro presidente y oidores man- / daron se hiciese como se pedía por la petición conforme de lo cual parece se dio y / libro a la dicha villa nuestra real provisión de emplazamiento con inserción de la dicha petición y con / la dicha provisión se hicieron las notificaciones del tenor siguiente:

En la villa de Oropesa / a veinte y un días del mes de marzo de mil y seiscientos y cincuenta y seis años, yo Juan de San / Martín escribano del Rey, nuestro señor y del ayuntamiento y número de esta villa de Oropesa y su tierra / les notifique la real provisión de suso y cite en forma para lo que en ella contenido a / Alonso del Otero, alcalde y Juan Martín de la Iglesia , regidor, justicia y regimiento del lugar de He- / rreruela en sus personas los cuales dijeron lo oían y en fee de ello lo signe / y firme.

 

En testimonio de verdad.

 

Juan de San Martín.

 

En la villa de Lagar- / tera a veinte y siete días del mes de Marzo de mil y seiscientos y cincuenta y seis años, / yo, Juan de San Martín, escribano del Rey, nuestro señor, notifique la real provisión de / esta otra parte a Pedro Arroyo, teniente de alcalde mayor, y a Gaspar Lozano procurador / general de esta dicha villa de Lagartera en sus personas y en fee de ello lo signe y / firme.

 

En testimonio a verdad.

 

Juan de San Martín.

 

Y la dicha provisión de emplazamiento / y con sus notificaciones representaron por parte de la dicha villa de Oropesa ante los / dicho nuestros presidente y oidores y se pidio por el archivero de la dicha nuestra audiencia en- / tregase el dicho pleito para efecto de que se le despachase la ejecutoria como / estaba mandado y se mando se cumpliere lo proveído y el dicho archivero / entrego al escribano de cámara del dicho pleito que es el que va hecho mención.

 

Y confor- / me a lo suso dicho fue acordado que debíamos mandar dar esta nuestra carta / ejecutoria para vos los dichos jueces y justicias en la dicha razón y nos tuviéndo lo por / bien y os mandamos que luego que con ella o con el dicho su traslado signa- / do sacado según dicho es fueren requeridos o cualquiera de vos en los dichos / vuestros lugares y jurisdicciones por parte de la dicha villa de Oropesa veáis las / dichas sentencias de vista y revista y autos de vista y revista en su declaración dados por / los dichos nuestros presidente y oidores y la sentencia dada por los del nuestro conse- / jo en el grado de segunda suplicación que todo ello va inserto e incorpora- / do en esta nuestra carta ejecutoria y contra su tenor y forma no vais ni paséis / ni consistáis y ni pasar agora ni en tiempo alguno ni por alguna mane- / ra pena de la nuestra merced y de cincuenta mil maravedis para la nuestra cámara de la / cual mandamos a qualquier nuestro escribano os la notifique y de ello de fee.

 

Dada / en Valladolid a diez y seis días del mes de septiembre de mil y seiscientos y cincuenta y seis años. /

 

Licenciado Don Gabriel de Chaves y Sotomayor.

 

Por el señor presidente Don Bustamante.

 

Don Francisco San Rando- / li, procurador.

 

El señor Don Don Roque de Vargas.

 

Licenciado Don Alonso Marquez de Prado, procurador.

 

El señor Don Miguel de (fol. 20 r.) // Carvajal.

 

Yo don Miguel de la Madrid , escribano de cámara del rey nuestro señor, la hice escribir por su man- / dado con acuerdo de los oidores de su Real audiencia en noventa y cuatro hojas con esta Chan- / cillería.

 

Don Antonio Muñoz de Castañeda, registrada.

 

Don Juan de Lauz.

 

Ejecutoria en forma en / forma a pedimiento del concejo, justicial y regimiento de la villa de Oropesa corregida.

 

Yo Antonio de Hermosa, / escribano del Rey, nuestro señor, del ayuntamiento de esta villa de Oropesa y perpetuo público del número de ella / y su tierra por Su Majestad, que Dios guarde, doy fe que es trasladado a que va en sesenta y dos hojas con / esta rubricadas de mi mano el primer pliego del sello segundo y lo del intermedio / papel común concuerda son su original que se queda en el archivo de los papeles / de dicho ayuntamiento que es de mi cargo a que me remito y para que conste doy el presente / en esta dicha villa de Oropesa a veinte y seis días del mes de Junio de mil setecientos y veinte / y un años.

 

Y en fe de ello los signe y firme.

 

En testimonio de verdad.

 

Antonio de Hermo- / sa.

 

Y en vista de dicha petición y carta ejecutoria para dicho corregidor se dio el auto siguiente: /

Por presentada con el testimonio de la Real ejecutoria que menciona y con citación de / la villa de Lagartera y sin perjuicio de la naturaleza de esta causa justifique es- / ta parte que ganados de los vecinos de su concejo y lugar de Herreruela sean acorrala- / do, prendado y penado y desde que tiempo por haber pasado las yerbas de la dehesa / que se refiere en autos para en su vista proveer lo que convenga librando se para la / citación, despacho en forma que se hará saber a cual quiera de los capitulares / de dicha villa de Lagartera.

 

El señor Licenciado Don José Pérez Calero, abogado de los reales / consejos, corregidor por Su Majestad, de esta villa de Oropesa y juez particular para el conocimiento / de esta causa en virtud de orden superior lo mando, proveyo y firmo en ella / por ante mi el presente escribano, a doce días del mes de enero, de mil setecientos y veinte y tres años de que / doy fe.

 

Licenciado Don José Pérez Calero.

 

Ante mi Juan Manuel Sánchez González.

 

Cuyo / auto se hizo saber a Juan González, alcalde del lugar de Herrruela y por el dicho / corregidor se despacho la requisitoria que se mencionaba y se recibió la / información que el tenor de uno y otro es como se sigue:

 

Doy fe que hoy trece de / enero de mil setecientos veinte y tres días y en cumplimiento del despacho antecedente pase / a la dicha villa de Lagartera y cite en forma para el efecto que en se previene al señor Juan / Martín de Cristóbal, teniente de alcalde mayor, en dicha villa en su persona y para que / ansi conste lo pongo fe y diligencia.

 

Juan Manuel Sánchez Gonzalez /

 

En la villa de Oropesa a trece días del mes de Enero de mil setecientos y veinte y tres años an- / te el .. Licenciado Don José Pérez Calero, abogado de los reales consejos, corregidor por / Su Majestad, que Dios guarde, de esta dicha villa y su tierra y juez particular para el conocimiento / de esta dependencia en virtud de reales provisiones que constan de es- / tos autos y por ante mi el escribano por parte de Juan González, alcalde pedáneo del lugar de / Herreruela de esta jurisdicción para la información que esta mandado dar / presento para todo a José Ramos vecino del lugar de Caleruela de quien su merced re- / cibio juramento a Dios y a una Cruz en forma de derecho y del suso dicho lo hizo co- / mo se requiere.

 

Y prometió decir verdad en lo que supiere y le fuese pre- / guntado:

 

Dijo que lo que sabe y puede decir es que el dicho concejo y sus vecinos son / interesados en el aprovechamiento y goce de la dehesa boyal que llaman de Lagar- / tera con sus ganados de cual quiera calidad y especie que andan y / traen en su labor igualmente con los vecinos labradores de la villa de Lagartera. /

 

Y el concejo de dicho lugar de Herreruela ha percibido de muchos años a esta parte / la séptima parte de todos los aprovechamientos que se arriendan y ven- / den de dicha dehesa sin perjuicio de la quinta que antes de ser villa Lagar- / tera y aun después de serlo cobro dicho lugar mediante la expre- / sada razón de ser dehesa boyal de ambos pueblos lo cual sabe el tes- / tigo y haber sido a sus mayores y después de los referido los vecinos de dicho lugar / continuaron pastando dicha yerbas con dichos sus ganados y labran- / do un pejugar para el concejo de su lugar dentro de dicha dehesa hasta el día / ocho de este presente mes que de orden de la justicia actual de dicha villa se han / vuelto a corralar dichos ganados de labor de dichos vecinos asistiendo ellos / mismo a la referida diligencia que actualmente se hallan en dicho con- / rral, cuatro reses, la una de Juan Ramos y las tres de Miguel Corregidor, / vecinos de dicho lugar sin querer ni permitir salgan de el hasta que pa- / guen o afianzen la pena que dicen haber causado dichas cuatro re- / ses y otras muchas que mediante la prenda que tienen echa dieron / permiso para que las sacasen sus dueños en todo lo cual han recibido dichos / vecinos labradores grandes y conocidos perjuicios así por el menosca- / bo de sus ganados como por el atraso de su labor todo lo cual lo sabe / el testigo por haberlo visto oído y conocido sea y pasar así y esta dicho lugar de Herreruela. (fol. 20 v.) // en posesión de los expresados goces de maravedíes y aprovechamientos en sus ganados de labor co- / mo dicho y declarado lleva desde que tiene uso de razón y haberlo así conocido a diez, veinte, / treinta, cuarenta, y cincuenta años y haberlo sido a sus antepasados sin haber memoria ni razón / de lo contrario ser la verdad so cargo de su juramento en que afirmo y ratifico / y dijo ser de edad de cincuenta y ocho años poco más o menos y lo firmo con su nuestro dicho / señor juez de que yo el escribano doy fe.

 

Licenciado Don José Pérez Calero.

 

José Ramos.

 

Ante mí, Juan / Manuel Sánchez Gonzalez.

 

En dicha villa de Oropesa en dicho día mes y año / dichos ante su merced y por ante mi el escribano por parte de dicha Juan González para la dicha informa- / ción presento por testigo a Francisco Moreno, vecino del lugar de Caleruela, a quien su merced / recibió juramento para por Dios y una cruz en forma de derecho y el suso dicho le hizo como se / requiere y prometió decir verdad en lo que supiere y fuese preguntado y sien- / do lo al tenor de dicha petición:

 

Dijo que lo que sabe y puede decir es que la Dehesa / boyal que se dice de la villa de Lagartera lo es también de dicho lugar de Herreru- / ela sin distinción ni separación de parte de ella ni numeración de ganados / y que el concejo de dicho lugar es interesado en dicha Dehesa en los aprovecha- / mientos / de yermas y bellotas y demás de dicha Dehesa en el consejo de la villa de Lagar- / tera y que oyó decir a sus demás ancianos que antes de ser villa Lagartera aun mucho / después cobro el concejo de dicho lugar la quinta parte y después la dicha villa, no le / ha querido comunicar mas de la séptima que percibe sin perjuicio de la quin- / ta lo que han visto el testigo, ser y pasar así y mantenerse el dicho lugar quiera y pacíficamente en / la expresada posesión de percibir y pastar hasta el año pasado de mil setecientos y veinte y uno / que la justicia de la villa de Lagartera con el motivo de haberse ganado por parte de dicho lugar, Real provisión / para que el señor juez de esta dependencia les hiciese pago de algunas porciones de maravedíes que / se hallaban libradas a favor de dicho concejo por dicha séptima parte y no satisfechas por los / mayordomos de su concejo por hallarse la dicha dehesa dentro de su jurisdicción y estar / dicho lugar de Herreruela en posesión de los expresados goce de de maravedíes y aprovechamientos / con sus ganados de labor como dicho y de el arado lleva desde que tiene uso de razón y haber sido / así conocido de diez, veinte, treinta, cuarenta y cincuenta años y acuerdo oído a sus antepasados / sin haber memoria ni razón de lo contrario y que es la verdad so cargo de su jura- / mento en que sea firmo y ratifico y que es de edad de sesenta años poco más o menos y lo firmo / con su merced de que soy fe.

 

Licenciado Don José Pérez Calero.

 

Francisco Moreno.

 

Ante mi Juan Man- / uel Sánchez Gonzalez.

 

En la villa de Oropesa en dicho mes y año ante su merced y por ante mi / el presente escribano presento por testigo a Juan González de León, de quien su merced recibió jura- / mento por dicho nuestro señor y a una señal del juez en forma de derecho y el suso dicho le hizo co- / mo se requiere y prometió decir verdad en lo que supiere y le fuere pregun- / tado y siéndolo al tenor de dicha petición dijo:

 

Que lo que sabe y puede decir es que la dehe- / sa boyal que llaman de la villa de Lagartera y algunos años después cobro y percibió la quin- / ta parte de todos los valores que rendía de la Dehesa , y no obstante lo referido con- / tinuasen en el expresado goce de pastos y labrando y sembrando un pejugar que / al presente tienen para el Concejo dicho lugar y todos como dueños de dicha dehesa / en la parte que les pertenece y ahora por la justicia actual de dicha villa en el día ocho de este pre- / sente mes y año se les volvió a acorralar dicho ganado de la labor a los referidos / vecinos de dicho lugar y a que esto que lleva dicho y declarado desde que tienen uso / de razón y hacerlo así conocido a diez, veinte, treinta, cuarenta y cincuenta años y haber lo / sido a sus antepasados sin haber memoria ni razón de lo contrario ser la / verdad so cargo de juramento en que se afirman y ratifico y que es de edad de / sesenta años poco más o menos y no lo firmo porque dijo no saber firmo / los su merced de que yo el escribano doy fe.

 

Licenciado Don José Pérez Calero.

 

Ante mi Juan Manuel / Sánchez Gonzalez.

 

En la dicha villa de Oropesa en el dicho día trece de Enero / de mil setecientos veinte y tres ante su merced dicho señor juez de esta dependencia y por ante mi el / presente escribano pareció Juan González, alcalde pedáneo, del lugar de Herreruela de esta ju- / risdición y dijo que por ahora no presenta más testigos para esta información y / juro en forma de que doy fe.

 

Juan González.

 

Ante mí Juan Manuel Sán- / chez González.

 

Y en vista de dicha información por dicho corregidor se dio / el auto siguiente:

 

Sin perjuicio de la naturaleza de esta causa y su estado / de se traslado de lo pedido y justificado por el lugar de Herreruela y de los / de mas instrumentos en autos presentados y fechos sobre el litigio movido / entre dicho lugar y la villa de Lagartera con quien se debe entender al referido (fol. 21 r.) // traslado notificando a cual quiera de sus capitulares que dentro de tercero día di- / gan y aleguen lo que al dicho de la villa su parte convenga tomando para ello los autos con / que primero y ante todas cosas se otorgue por el Concejo de dicha villa de Lagartera po- / der a persona segura y conocida de esta villa de Oropesa a quien se le entreguen / los autos foliados y con recibo y se le haga saber así mismo el traslado para que / dentro del termino señalado responda para su vista resolver lo que por dicho lugar / haya y pasado el referido termino y no habiéndolo ejecutado se proveerá lo que lugar / hubiere librándose para lo referido mandamiento en toda forma lo proveyó mandar y / firmo el señor Licenciado Don José Pérez Calero abogado de los Reales, corregidor por Su Majestad que / Dios guarde, de esta villa de Oropesa y su tierra y juez de estos autos en ella a cator- / ce días del mes de Enero de mil setecientos y veinte y tres años.

 

Licenciado Calero.

 

Ante mi Juan / Manuel Sánchez Gonzalez.

 

Y en virtud de dicho auto se despacho el mandamiento y con / el se hizo el requerimiento siguiente en la villa de Lagartera en veinte y dos días del mes de / enero de mil setecientos y veinte y tres años.

 

Yo el escribano requerir e hice saber el mandamiento / antecedente al señor Juan Martín de Cristóbal, teniente de alcalde mayor de dicha villa / para Su Majestad, que Dios guarde, y entendida por su merced dijo se cumplirá con su tenor / y lo firmo.

 

Doy fe Juan Martín de Cristóbal.

 

Ante mi Melchor Montalvo / y Donoso.

 

Y por el concejo real y regimiento de la dicha villa de Lagartera y su procurador en / su nombre y en vista de su poder se presento la petición del tenor siguiente.

 

Juan / Francisco Diez de el Hierro, en nombre del concejo, justicia y regimiento de la villa de Lagartera en / los autos en que por comisión del Real y supremo consejo de Castilla / entiende a pedimento del lugar de Herreruela de esta jurisdicción vuesa merced se ha / de servir de a su tiempo poner silencio a las otras partes en su preten- / sión y por lo que protesto alegar uniendo a este proceso como lo pedi- / do formando artículo con especial previo y debido pronunciamiento / los dos pleitos que sobre este asunto hay pendientes que lo suplico y debe / hacerse lo primero por lo general y favorable.

 

Y para que ningún perjuicio / ni instancia sea de la calidad que fuere se puede empezar para información.

 

Y porque si alguna hubiere a lugar para perjudicar a la villa importante de- / biera prevenir el auto de vuesa merced, requisitoria para que se juntara ayun- / tamiento y allí se hiciera la citación y lo efectuado es nada.

 

Y porque la / dicha ejecutoria no sirve pues aquella fue ganada contra esta villa / siendo aldeas ambas partes y se declaro la propiedad de esta villa y el aprovechamiento / de ambas aldeas entonces y como luego a mi parte con la cedula real de / villazgo de que a su tiempo se computara lo necesario se incluyese la / dicha dehesa en sus límites pero con propiedad en esta villa y el aprovechamiento / en dicha aldea a vuesa merced pido y suplico mande como aquí se conviene que es / justicia, juro en forma, etc

 

Licenciado Don José Francisco Travejano.

 

Juan Francisco Diez del Hie- / rro.

 

Y vista por dicho corregidor doy por auto que dio en cinco de febrero / del año pasado de mil setecientos y veinte y tres la hubo por presentada mandado se pusie- / se con los autos y que se le llevasen para proveer en cuya vista parece dio el del / tenor siguiente.

 

En la villa de Oropesa a once días del mes de febrero de mil se- / tecientos veinte y tres años, el señor licenciado Don José Pérez Calero, abogado de los reales consejos y corre- / gidor para su merced en ella y su tierra y juez para el conocimiento de esta causa en en vir- / tud de las reales cédulas que en estos autos se hallen por ante mi el escribano, habiendo- / lo visto y enterado de ellos dijo debía de declarar y declaro deber ser / sueltas del corral de concejo de villa de Lagartera las reses que en el su justicia tie- / ne presas a los vecinos de el lugar de Herreruela en atención de lo justifica- / do por dicho lugar y artículo introducido sobre el despojo de la posesión de la co- / munidad de pastos y demás que consta de dichos autos de instrumento y no debió / dicha justicia de la villa de Lagartera pasar acorralar a prender ni penar dichas / reses en cuya atención debía de mandar y mando se les restituirá los maravedíes / o prendas que por dicha razón les hubiesen llevado tildando y borrándolas / que por dicho motivo tuviesen asentadas de los juros cobratorios y en / donde dichas penas se acostumbran asentar sin que a los fiadores que / hubieren dado se les pueda a premiar por la misma razón a su pa- / go lo que cumplirán y pondrán en ejecución dentro de tercero día / de conforme les fuere hecho saber este auto en virtud del cual se des- / pache mandamiento en forma que se notificara por el presente escribano / o otro cuales quiera que lo sea de vuestra merced a quien la parte de dicho lugar de He- / rreruela le entregase a los alcaldes de dicha villa de Lagartera y por lo que mi- / ra a los artículos introducidos por la parte del apoderado de dicha villa de La- / gartera y justificación que sobre los autos que expresa haber anterio- / res sobre la paga de séptima, a quinta parte la de dentro de tercero día / mediante no constar a su merced de dichas diligencias ni auto por no / haberse hecho en su tribunal ni ante si mas que las que constan de esta / pieza en virtud de las reales provisiones y fecha dicha justificación en vis- / ta de ella se proveerá de justicia según lo que lugar haya y pasado dicho térmi- / no habiéndolo hecho se de traslado de dicho pedimento a dicho lugar de Herre- / ruela y de los de mas autos con término de tres días para que en ellos / di- / gan y aleguen lo que a su derecho convenga que por este su auto se le pro- / beyo mandar y firmo su merced de que doy fe.

 

Licenciado Don José Pérez Calero /

 

Ante mi Juan Manuel Sánchez Gonzalez.

 

Y en vista de dicho auto / se hicieron las notificaciones siguientes.

 

En la villa de Oropesa en doce días (fol. 21 v.) // del mes de febrero de mil setecientos y veinte y tres años, y del escribano notifique e hice saber lo mandado por el / auto antecedente por lo que mira a los artículos introducidos por la parte de la villa de Lagar- / tera a Juan Francisco Diez del Hierro, su apoderado y vecino de esta villa en su persona doy fee.

 

Gonzalez /

 

En dicha villa de Oropesa, este día mes y años dichos, yo, el escribano notifique y hice saber el dicho auto / a Juan García de Eugenio, alcalde pedáneo, del lugar de Herreruela, jurisdicción de esta villa / estante al presente en ella en su persona doy fe

 

Gonzalez.

 

Y parece se restituyó la infor- / mación en la villa de Oropesa a trece días del mes de febrero de mil setecientos y veinte y tres ante / el señor Licenciado Don José Pérez Calero, abogado de los reales consejos, corregidor por Su Majestad, que Dios guarde, / de esta villa y su tierra y juez de estos autos y por ante mi el presente escribano por parte de Juan / Francisco diez del Hierro poder habiente de la villa de Lagartera para la información que tiene / pedida y le esta mandada dar presento por testigo a Melchor Montero Donoso, escribano / de Su Majestad y del número y ayuntamiento de dicha villa de Lagartera de quien dicho señor juez recibió / juramento a Dios y a una cruz en toda forma y el suso dicho se hizo como se re- / quiere.

 

Dijo que lo que sabe y puede decir es que estando el declarante en esta villa y en / casa de dicha señor juez, este le dijo a dicho declarante como estaba para remitir unos / autos fulminados entre el lugar de Herreruela y la villa de Lagartera en razón de la dehesa / boyal y en tiempo que el señor Conde que fue de Oropesa sobre que dijo su merced al testigo si ha- / bía quedado en estado de comprometerse para que dicho señor conde se determinase lo que / no había ejecutado si solo el que había en ellos una carta de dicho señor conde al licenciado Don Alon- / so Ruiz de Villalobos, abogado de los reales consejos, vecino de esta villa para que los diese por su parte / del concejo del lugar de Herreruela y se proveyeron por el mes de febrero de dicho año de que se / dio traslado a los capitulares de los referidos años quienes respondieron y de ello sabe / se volvió a dar traslado a la parte actora antes de finalizar dicho juez de residen- / cia sobre lo cual estaba cierto el testigo no volvieron a responder aunque to- / maron los autos por habérselo así encargado dicho juez de residencia y que esto es / lo que sabe y puede decir y la verdad so cargo del juramento que tiene fecho en que se / afirmo, ratificó y dijo ser de dad de cuarenta y ocho años, poco o más o menos y lo / firmó con su merced dicho señor juez de que doy fe.

 

Licenciado Don José Pérez Calero.

 

Melchor / Montero Donoso.

 

Ante mi Juan Manuel Sánchez Gonzalez.

 

En la dicha villa de Oro - / pesa en dicho día mes y año dichos ante su merced por ante mi el escribano la parte de dicha villa / de Lagartera para la información que pretende hacer presente por testigo a Paulo More- / no Caleruela de quien su merced recibió juramento a Dios y a una cruz y forma de derecho, / y el suso dicho le hizo como se requiere y prometió decir verdad de lo que su pidie- / se y le fuere preguntado y siéndolo dijo que lo que sabe y puede decir es que en año pa- / sado de mil setecientos y veinte y uno estando se tomando residencia en dicha villa / de Lagartera se le notifico a este declarante un auto proveído por el juez de / dicha residencia como capitular que había sido en dicha villa el año pasado de mil / setecientos y diez y siete pagase a Juan Martín Gómez vecino del lugar de Herreruela / y mayordomo que fue de su concejo en dicho año el sin parte de maravedíes de una libran- / za expedida por el ayuntamiento de dicha villa en el expresado año por la séptima / parte de la Dehesa boyal de ella y que lo cumpliese así este declarante como los de- / más sus compañeros que diesen razón para no lo hacer y en fuer- / za de dicha notificación pidió los autos este declarante y habiendo alegado / dentro del termino asignado se dio traslado por el mismo juez de resi- / dencia al dicho Juan Martín Gómez quien tomo los autos para alegar a su / favor lo que no ejecuto reteniéndolos en si que esto es lo que sabe y puede de- / cir y la verdad so cargo de su juramento en que se afirmo y ratifico y que / es de hedad de cuarenta y dos años poco mas o menos y lo firmo con su merced de que doy fe. /

 

Licenciado Don José Pérez Calero.

 

Paulo Moreno Caleruela.

 

Ante mi Juan Manuel / Sánchez Gonzalez.

 

En dicha villa de Oropesa en dicho día mes y año dichos ante su / merced y por ante mi el escribano, la parte de dicha villa de Lagartera para la informa- / ción que tiene ofrecida presento por testigo a Jacinto Herrero de Joseph de quien / su merced recibió juramento a Dios y a una cruz en forma de derecho y el suso dicho / le hizo en toda forma como se requiere en la que supiese.

 

Dijo que lo / que sabe y puede decir es que en el año pasado de mil setecientos y veinte y / uno en uno de los días del mes de abril de el habiendo tenido a esta villa / este testigo y entrado en las casas del presente escribano que lo es del lugar de / Herreruela de esta jurisdicción y habiéndose movido conversación sobre / el pleito que dicho lugar principiaba poner a las referida villa de Lagartera sobre / la participación de pastos en la dehesa boyal de ella y demás aprovecha- / mientos que constan de autos antiguos seguidos en el concejo que en esta / villa tenían formado los excelentísimos señores condes que fueron de ella y su estado. /

 

Y en ellos una carta del señor conde en que ordenaba a dicho concejo a- / tendiese a la justicia de Herreruela que se hallarán sin determinación judi- / cial los que se quedaron en su oficio y que esto es lo que sabe y puede decir / y la verdad so cargo del juramento que fecho tiene en que sea firmo y ra- / tifico y que es de hedad de cincuenta y un años y una poco mas o menos y lo firmo / con su merced de que doy fe.

 

Licenciado Don Joseph Pérez Calera.

 

Jacinto Herrero de / José.

 

Ante mi Juan Manuel Sánchez Gonzalez.

 

Y en vista de dicha información / por dicho corregidor se dio el auto siguiente:

 

En la villa de Oropesa en quince días / del mes de febrero de mil setecientos y veinte y tres el señor Licenciado Don Joseph Pérez / Calero, abogado de los reales consejos, corregidor por Su Majestad, que Dios guarde, de esta villa y / su tierra habiendo visto la información antecedente y el pedimento echo / por el apoderado de la villa de Lagartera por ante mi el escribano dijo debía deman- / dar y mando que Juan Martínez Gómez, vecino del lugar de Herreruela en- / tregue las peticiones que se dicen tiene en su poder lo cual ejecute pena de apremio (fol. 22 r.) // para lo cual no siendo habido en esta villa se le despache mandamiento el que se entregaba al / apoderado de la de Lagartera para que use de el cargo le convenga .

 

Y por lo tocante / a los demás autos antiguos que en dicha información se dice haberse echo en / el concejo de este estado sobre la parte y derechos del lugar de Herreruela tiene en la / dehesa boyal de Lagartera esta pronto su merced a pasar con las llaves de la / sala de dicho consejo y con asistencia de mi el infraescrito escribano para su busca a los que / hallándose se acumularan u otros cuales quiera que puedan conducir a esta / dependencia y derecho de estas partes.

 

Y mando así mismo que yo el presen- / te escribano haga dicha acumulación de los autos que en mi oficio se hallan que puedan / conducir a este negocio y todo se ponga por fe y diligencia y fecho se de el / traslado a la parte de la villa de Lagartera que su apoderado tiene pedido y por / este su auto su merced así lo proveyó mando y firmo.

 

Licenciado Don Joseph Pérez / Calero.

 

Ante mi Juan Manuel Sánchez Gonzalez.

 

Y en virtud de dicho au- / to por el escribano se puso la fe siguiente:

 

Doy fe que en diez y seis de febrero de mil / setecientos y veinte y tres años, habiéndoseme entregado por Juan Martín Gómez, vecino / del lugar de Herreruela, una petición dada por las capitulares que expre- / sa ante los oidores en la villa de Lagartera el año de mil setecientos y diez y siete y veinte y uno / de que se dio traslado a dicho Juan Martín, escrito en dos hojas la acomu- / lo y agrego a estos autos en virtud de lo que por el antecedente esta / mandado.

 

Esta respondió y expreso así y no lo firmo por decir / no saber, y de todo doy fe.

 

Juan Martín Sánchez Gonzalez.

 

Y así mismo / en virtud del referido auto se acumule una petición presentada an- / te Don Fernando Rodríguez, juez de residencia en dicha villa de Lagartera,que / su tenor es el siguiente:

 

Don Sebastián Rubio. Francisco Calderón. Paulo / Moreno. Caleruela y Juan Antonio vecino de esta villa, justicia y regimiento que fui- / mos en ella el año pasado de setecientos y diez y siete sin recurso salir / a juicio no contestar alguno debamos ante vuesa merced como mejor proceda / y haya lugar por derecho decimos que por proveído de cinco del corriente / parece decreto por vuesa merced que como capitulares que fuimos en / el referido año, pagásemos trescientos y treinta y cuatro reales de ... vellón se libraron al con- / cejo de el lugar de Herreruela, jurisdicción de la villa de Oropesa por la que se dice / perteneció a la séptima parte sin perjuicio de la quinta de los aprovecha- / mientos de la dehesa boyal propia de esta dentro de tercero día a que / en el mismo termino diésemos razón cuyo proveído motivo el pe- / dimento presentado por Juan Martín Gómez vecino de dicho lugar de Herre- / ruela y de quien parece hace relación era mayor despachar en diez / y seis de enero de mil setecientos y diez y según consta de ella y de su pedimento / a que nos referimos y sin embargo de todo vuesa merced justicia mediante sea de servir / de suprimir el apercibimiento de apremio que en el se contiene y en su conse- / cuencia siendo nos en justicia declararnos no ser juicio constable por no- / sotros y cuando lo fuese absolver y darnos por libres de la demanda pro- / puesta y sus efectos condenando a perpetuo silencio a la contraria / y en todas las costas que lo suplicamos y debe hacer por lo favorable / que resulta de los autos general y siguiente.

 

Y porque la acción inventada no / esta propuesta juicio por parte ni contra partes legítimas pues aun- / que refiere en la libranza presentada que en la cantidad que en / ella se contiene se de y pague a Juan Martín Gómez mayordomo del / Concejo del lugar de Herreruela no justifica serlo hoy imparable / poder dicha libranza prueba la acción en nombre de dicho concejo pues / cuando a favor de este hubiera suplico caudales como si mayordo- / mo debiera obtener cesión de este crédito para la ejecución y / cobranza de dicha cantidad y porque si se ocurre de la substancia / de el licitamiento, es hecho cierto que esta vila ni sus propios ni capitu- / lares que hemos sido deben satisfacer la referida cantidad pues / aunque se ha librado a favor del dicho concejo de Herreruela ha sido de- / bajo de un error que de unos en otros por las noticias que en las cuen- / tas se hallaban sin pasar a otra investigación se le daba libran- (fol. 22 v.) // libranza de la séptima parte de valores producidos por la dehesa boyal en cuyo supues- / to habiendo pasado a investigar el origen de este crédito no se halla instrumento / que le califique no en el que pueda fundar su intención dicho lugar de Herrerue- / la ante si compete a esta dicha villa, la repetición de lo que sin debidamente a percibi- / do a dicho concejo que como vecino que somos de esta villa y acreedores de los in- / tereses de ella cuando nos siga esta instancia la seguiremos y seguimos en / aquella vía y forma que había lugar por derecho y en caso de legitimarse la parte / actora desde ahora para entonces hacemos reconversión y nueva petición / al concejo de dicho lugar de dicho lugar de Herreruela y persona legitima en su / nombre de las porciones que ni debidamente a percibido de dicho aprovechamientos / que se liquidaran y justificaran en el discurso de este juicio por todo lo cual / a vuesa merced pedimos y suplicamos sea servido de mandar hacer según y como de- / bamos pedido que es justicia costar y juramos en lo necesario etc.

 

Licenciado Don Alonso / Ruiz Villalobos.

 

Y vista por dicho juez de residencia por auto que dio en doce de / febrero del año pasado de mil setecientos y veinte y uno mando dar traslado a / Juan Martín Gómez vecino del lugar de Herreruela y se le hizo saber en el mis- / mo día y de los demás autos acumulados resulta que en la Cámara / de el Conde de Oropesa se presento la petición siguiente:

 

Excelentísimo Señor.

 

Francisco García y Pedro / Herrero, vecinos de la villa de Lagartera y labradores por nosotros y por los de- / mas que hay en dicha villa y en el lugar de Herreruela jurisdicción de esta / de Oropesa como mas habia lugar ante vuestra excelcencia parecemos y de- / cimos que la la justicia y regimiento de la dicha villa de Lagartera contraviniendo a lo dis- / puesto por leyes y ordenanzas de esta tierra han cogido en la dehesa boyal / de ella mucho numero de ganado ovejuno sin atender al grave perjuicio y daño que / se sigue al ganado de la labor para cuya conservación únicamente esta señalado el aprovechamiento / y goce de la dicha dehesa y en particular lo tocante a la yerba y pasto de ella de que pri- / vativamente debe gozar sin perjuicio alguno del dicho ganado lanar ni otro de cual- / quier genero como no sea el de la dicha labor y porque habiendo hecho otra con- / tradicción y representación ante la justicia ordinaria de la dicha villa de Lagartera / mando poner en prisión en la cárcel principal de ella a algunos de los dichos / la- / bradores y con efecto están en ella por tanto y para remedio de lo referi- / do pedimos y suplicamos a vuestra excelencia se sirva de mandar que sin ninguna di / lacción sean sueltos de la dicha prisión los dichos labradores que están en ella / y que los dicha justicia y regimiento saque y haga sacar luego de dicha dehesa el dicho ganado / lanar que en ella estuviese y que no haga otro ningún acogimiento en perjuicio y / daño de lo de la labor y poniendo para ello graves penas y apercibimientos justicia la cual / pedimos cartas etc.

 

Y juramos lo necesario.

 

Y en vista de dicha petición por los licenciados /

 

Don Pedro Romero y Don Juan Bautista Serrano.

 

Se dio el auto siguiente:

 

El ayuntamiento / de la villa de Lagartera informe dentro de seis días la razón que ha tenido para co- / ger ganado lanar en la dehesa boyal que se refiere y si lo ha hecho otras veces / y con que titulo y facultad y si de ello se sigue perjuicio al ganado de la labor / y en esa vista se proveerá justicia y si tuviese presos alguna por la contradicción / informe si en ella se han portado con desacato o algún atrevimiento que se man- / de lo que sea justicia.

 

Oropesa y Consejo del Conde, mi señor, en cinco días del mes de Diciembre / de mil setecientos y ochenta y seis años y pasasen este papel de oficio por no hacerlo de / otro de los competente en la parte donde se vende en esta villa.

 

Licenciado Don Pedro Ro- / mero.

 

Licenciado Don Juan Bautista Serrano.

 

Ante mi Juan Martín.

 

Y en vista / del dicho auto se hizo el informe siguiente.

 

En la villa de Lagartera en seis días del / mes de diciembre de mil y setecientos y ochenta y seis años los señores Juan Martín Mo- / reno, teniente de alcalde mayor, Juan Arroyo de Pedro, alcalde ordinario, Francisco Sánchez / Espuela, regidor y Francisco Hidalgo, procurador general, justicia y regimiento de esta dicha villa juntos / en las casas del ayuntamiento de ella yo el escribano hice notorio el auto de esta otra / parte de el consejo de el conde, mí señor, y por sus mercedes visto oidor y entendido dijeron / que lo que pueden informar a vuesa excelencia es que lo que han visto habiendo oído capitulares / otros años antes que como tales y los demás que fueron han vendido la yerba de la / dehesa boyal y que la han visto vender así mismo para ovejas en el tiempo que esta villa / era aldea y después de esta villa lo han continuado en hacerla hasta el año antele- / dente de ochenta y seis viendo los pocos medios y propios que tiene estas villa / sus mercedes determinaron el vender dicha yerba de que se a pregono por el termino del / vuestro y mas se remato y después del remate se hizo de mejora el cuarto de que se vol- / vió a pregonar dicho mes e día y ser remato dicha yerba:

 

Y en cuanto a estar presos Joseph Moreno Valero (fol.23 r.) // a sido por los desacatos que tuvo con el Don Juan Antonio de Pedro alcalde ordinario y así mismo / por ayudarle Pedro Polo, su merced mando ponerlos un par de arillos a cada uno a donde están / y el que ha tenido muchos desacatos con el señor Juan Martín ha sido Francisco Moreno Valero / y a este su merced mando prender y el suso dicho hizo fuga de dicha prisión y esto es lo que po- / demos informar a vuestra

merced para que mande lo que fuere servido y lo firmaron sus mercedes / los que supieron.

 

Juan Martín Moreno.

 

Francisco Hidalgo.

 

Ante mi Jerónimo Prieto /

 

Y en vista de dicho informe por la cámara de dicho conde se puso el autor siguiente habiéndose / visto en el consejo del conde mi señor , el informe antecedente se manda que en con- / tinuación de la costumbre reservada de arrendar las yerbas de la dehesa boyal de la / villa de Lagartera y lugar de Herreruela para ganado de lanar sin perjuicio del goce / del ganado de la labor contra y se ejecute este año y invernadero de arrendamiento hecho de / dichas yerbas estando en la debida y legítima forma según derecho y que la justicia / ordinaria de la dicha villa ampare y defienda en el goce de dicha yerba arrendada a la persona o per- / sona en quien fue rematada procediendo severamente contra las personas que se lo pre- / tendieren impedir y en lo que toca al atrevimiento y determinando con acuerdo de asesor. /

 

Y la aprobación de dicho arrendamiento de yerbas se entienda por ahora en atención a la / costumbre sin perjuicio del derecho de terceros para en adelante y el escribano de la dicha villa no- / tifique luego este auto y lo ponga por su pena de multa.

 

Oropesa y dicho conse- / jo en nueve días del mes de diciembre de mil seiscientos y ochenta y seis días y pase este auto / en este papel común por no haber al presente sellado en la parte donde se / vende en esta villa.

 

Licenciado Don Pedro Romero y Ojeda.

 

Licenciado Don Juan Bautista Sedano. /

 

Ante mi Juan Martín.

 

Y en virtud de dicho auto se hizo la notificación siguiente: /

 

En la villa de Lagartera en nueve días del mes de diciembre de mil y seiscientos y ochen- / ta y seis años, yo escribano notifique el auto a los señores Juan Martín Moreno. Te- / niente de alcalde mayor, Francisco Espuela, regidor y Francisco Hidalgo procurador general, justicia y regimiento / de esta dicha villa, en su persona estando todos juntos.

 

Gerónimo Prieto.

 

Y así / mismo se practicó otra diligencia en busca de autos que su tenor es el siguiente: /

 

En la villa de Oropesa en diez y ocho días del mes de febrero de mil setecientos y veinte y tres / años, el señor Licenciado Don Joseph Pérez Calero abogado de los reales consejos, corregidor por / Su Majestad, que Dios guarde, de esta villa y su tierra acompañado de mi el escribano paso a las / casas Palacio de esta villa y habiéndose abierto la sala que sirvió de conse- / jo y tribunal de apelaciones que tuvieron formado los excelentísimos señores con- / de Oropesa se reconocieron diferentes legajos de papeles que se / hallan separados tocantes a las dependencias de Lagartera por sí / y en nombre de los labradores de dicha villa y del lugar de Herreruela interesados / en la yerba de la dehesa boyal y dichos autos dicho señor juez mando que yo el escribano los / acumule a estos poniéndolo por fe no hallándose otros algunos se volvió / hacerla dicha sala en la forma que antes lo estaba y lo firmo de todo lo cual / doy fe.

 

Licenciado Don Joseph Pérez Calero.

 

Ante mi Juan Manuel Sánchez Gon- / zalez.

 

Doy fe que en cumplimiento de lo mandado por la diligencia ante- / cedente acumule de estos autos los que en ella se refieren que están es- / critos en tres hojas y a su continuación otra blanca y para que conste / lo firme.

 

Juan Manuel Sánchez Gonzaloez

 

Así mismo doy fe que este dicho / día diez y ocho de febrero de mil setecientos y veinte y tres años, en virtud de lo / que me esta mandado por auto de quince de este mes acumulo a es- / tos autos una pieza de autos una pieza de otros que en mi oficio pa- / só Juan Ramos vecino del lugar de Herreruela y alcalde que fue en el año de mil / setecientos y veinte y uno que hablan en razón del derecho que su concejo y vecinos tie- / nen en la dehesa de la villa de Lagartera los que signaron con la parte / de dicha villa en el consejo y tribunal de apelación de este estado, que tienen / sesenta y tres hojas y en ella cinco blancas y las principia una peti- / ción dada por Alonso Hidalgo vecino de dicho lugar y para que conste lo pongo para / diligencia y de todo doy fe.

 

Juan Manuel Sánchez Gonzalez.

 

Y en / catorce de febrero del año pasado de mil setecientos setenta y nueve represen- / to en la Cámara de dicho Conde la petición siguiente:

 

Excelentísimo Señor

 

Alonso Hidalgo / en nombre del concejo, justicia y regimiento del lugar de Herreruela jurisdicción de esta villa y en / virtud de su poder que presento con el juramento necesario como mas / haya lugar en derecho digo queriendo así que la dehesa que dicen de La- / gartera y Herreruela pertenece en razón de todos sus aprovecha- / mientos a la dicha villa de Lagartera y a mi parte con calidad que las cuatro partes / de cinco dichos aprovechamientos tocan a la dicha villa de Lagartera y la quinta / parte de ellos de dicho lugar de Herreruela mi parte en cuya conformi- / dad lo ha gozado siempre y percibido la dicha quinta parte de aprovecha- / mientos de dicha Dehesa de algunos años a esta parte, la dicha villa, de Lagartera / con conocida malicia y dolo se han sustraído y sustraen de dar a mi / parte la dicha quinta parte cuya ejecución se ha facilitado por ser los ve- / cinos de Herreuela labradores poco expertos en negocios y ser los más / vecinos de Lagartera y con la mano que han tenido de la administra- / ción como mayores particioneros haciéndoles también el agra- / vio en las rentas de dichos aprovechamientos, haciéndolas sin sacarlos / a pregón o sacándolos como han querido y sin hacérselo saber a la / justicia y regimiento de Herreruela, mí parte, como interesados dándoles después lo / que han querido sin la justa consideración de lo que les han debido dar y / sin llamar a cuentas a mi parte en que han recibido de agravio mas de cien / mil reales y ahora de presente que pidiendo que vengan a cuentas desde el año de cin- / cuenta para que de investigación de lo que deben respectivamente a la dicha quin- / ta partes que pertenece a la nuestra de dichos aprovechamientos, a vuestra excelencia pido y (fol. 23 v.) // suplico mande que la dicha justicia y regimiento de dicha villa de Lagartera paguen a mi parte la quinta parte de los / aprovechamientos de dicha Dehesa que han tenido este presente año y todos los demás del de el de / cincuenta inclusive y parte ello exhiban las posturas pregones y remates de yerbas / agostadores y bernadores y frutos de bellota y pan los años que ha estado arrendada a labor y / los libros que cuenta y razón y cuentas de dichos aprovechamientos que precisamente tienen y / deben tener como administradores por duplicados títulos para que por ellos se reconoz- / can los valores y ajuste lo que a mi parte ha tocado y en su defecto les condene a la paga de los dichos / cien mil reales que es lo que mi parte ha dejado de percibir sobre que pido justicia y hago los pedimentos mas u- / tiles y necesarios a mi parte y pido los pronunciamientos que mas le convengan y sean mas- / útiles y sobre todo justicia, costas, etc. y juro en forma .

 

El licenciado Don Bartolomé Castillejo /

 

Y en vista de dicha petición se puso el autor siguiente:

 

Presentó se esta petición con el poder / que en ella se refiere en el consejo del conde, mi señor, y habiéndose visto se admitió su pre- / sentación en cuanto a lugar por derecho y se mando dar traslado de esta demanda / al concejo, justicia y regimiento de la villa de Lagartera para que dentro de nueve días primeros / siguientes a la notificación de este auto respondan digan y aleguen lo que a su derecho / convengan y para ello nombren procurador, persona conocida de esta villa de Oropesa con poder / bastante con quien se hagan los autos y se substancie este punto y antes se despache / el mandamiento que convenga para que parezca en esta villa de la referida de Lagartera / a hacer su declaración en razón de lo contenido en el primero otrosí de dicha de- / manda y por la que le reciba el juramento necesario y dicha declaración se da- / ba y dio comisión al presente escribano en bastante forma y en habiendo hecho el nom- / bramiento de procurador con bastante poder se haga con su licitación, la compulsa de la par- / tida de el libro del becerro y se de el testimonio para el escribano de Herreruela según / y como esta parte lo pide y para ello se busque el dicho libro en el archivo de pape- / les de este tribunal y para que se haga la dicha respuesta se despache manda- / miento con inserción de este auto y de la dicha demanda y así se proveyó mando / y firmo en Oropesa y dicho Consejo en catorce días del mes de febrero de mil seis- / cientos y setenta y nueve años.

 

Licenciado Don Pedro Romero y Ojeda.

 

Ante mi Juan / Núñez de Prado.

 

Y en su vista se despacharon los mandamientos y en cum- / plimiento del uno para Jerónimo Prieto, escribano del ayuntamiento de la villa de Lagartera, se / hizo la declaración del tenor siguiente:

 

En la villa de Oropesa en diez y seis días del / mes de febrero de mil y seiscientos y setenta y nueve años, ante mi el escribano de Su Majestad / en virtud de la Comisión que tengo y para dicho Consejo se me ha dado para el / efecto que contiene el auto precedente pareció Jerónimo Prieto, escribano del / Rey, nuestro señor, y del ayuntamiento de la villa de Lagartera y habiendo recibido del suso dicho / juramento por dios nuestro señor y en la señal de la cruz en forma de derecho y por el su- / so dicho habiéndole hecho y prometido decir verdad y preguntado por lo conte- / nido dijo que lo que puede declarar es que las cuentas remates y otros / papeles que conducen a los aprovechamientos que la dicha villa ha tenido de su de- / hesa boyal en los años que los ha habido desde el mes de febrero del año / pasado de seiscientos y setenta y cuatro en que entro por tal escribano en dicha villa / los tiene en el ayuntamiento de ella y también ha visto algunas cuentas / de dichos aprovechamientos de tercias y bellotas de dicha dehesa de algunos / años de los que comprende el dicho otro si todos los cuales dichos papeles / esta presto a manifestarlos y también hará manifestación de los demás / que hallase en dicho ayuntamiento sobre esta razón y esto es lo que puede decir / del caso del juramento que es hecho tiene y lo firmó y que es de edad de cuarenta / años poco mas o menos.

 

Jerónimo Prieto.

 

Por mi y ante mi Juan Núñez de / Prado.

 

Y en virtud del otro mandamiento por el concejo, justicia y regimiento de la / villa de Lagartera y Juan López Rodríguez en su nombre y en virtud de su / poder presento la petición del tenor siguiente:

 

Excelentísimo señor.

 

Juan López / Rodríguez en nombre del concejo, justicia y regimiento de la villa de Lagartera res- / pondiendo a una demanda puesta a mi parte por el consejo, justicia y regimiento / del lugar de Herreruela de esta jurisdicción en que pretende tener / quinta parte en los aprovechamientos de la dehesa boyal de mi parte di- / ciendo así lo agravado siempre excepto de algunos años de esta parte / que por sus labradores y poco expertos no lo han conseguido y que / se les ha hecho agravio en que no han sacado al pregón dichos aprovecha- / mientos arrendando los mis partes como ha querido sin hacerse lo / saber a la contraria sin llamarlas a cuentas en que consideran de / agravio cien mil reales que ponen por demanda y que dicha quinta parte / llevan del tiempo que se litigo carta ejecutoria en que dice haberse de- / clarado tocarles dicha quinta parte y que se les de desde el año de cincuenta, y nue- / ve inclusive hasta el presente pidiendo para ello los libros de / cuentas de dichos aprovechamientos para por ellos ajustar dichos valores / a que se dio auto dando traslado a mi parte como todo consta de dicha deman- / da y auto a ella proveído al tenor de toda ella ha sido por mi inserto ne- / gando lo perjudicial de justicia vuestra excelencia se ha de servir de absolver y dar por libre a / mi parte / de dicha demanda poniendo en ella perpetuo silencio a la parte / contraria así en lo que pretenden de dicha dehesa como en lo demás de exhi- / bición de papeles y cuentas que se expresa en dicha demanda revocando es- / te auto en lo que mira a dicha ejecución y presentación de papeles declaran- (fol. 24 r.) // do tocar y pertenecer a mi parte privativamente dicha Dehesa condenando a la / contraria a que restituirá a la nuestra lo que dice haber percibido de parte en / los aprovechamientos de dicha dehesa en los años que expresa y se debe hacer por lo / siguiente:

Lo uno por lo general y favorable.

 

Y porque la demanda no es / puesta por parte no contra parte legitima en tiempo y forma carece de relación / verdadera y por tal la niego como en ella se contiene.

 

Y porque en razón / de lo que pide ningún derecho tiene ni le toca la acción y remedio que inten- / ta.

 

Lo otro porque en primero lugar dicha dehesa es boyal propia / de mi parte y sus vecinos en que conforme a la ley del Reino no pueden tenerse ni / tiene parte lugar alguno por tocar privativamente a los vecinos sus apro- / vechamientos como expuestos a las cargas de dicha villa.

 

Lo otro porque ante / y después que se hizo villa mi parte tenia dicha dehesa con título pri- / vativo de Lagartera sin que en tiempo alguno se haya llamado de / Herreruela.

 

Lo otro porque la parte contraria en la dehesa de Carre- / ruela que es también sucesorio de esta villa y estando necesita- / da a darles Dehesa de unos y otros intercedieron con su Exce- / lencia el conde mi señor Don Juan que esta en el cielo para que a la parte contraria se le diese / parte en dicha dehesa privativamente para el poder contra en ella el ganado de la / labor y habiéndolo insinuado así su excelencia mi parte le concedió a la contraria / pudiese entrar el ganado de su labor en dicha dehesa que es el único motivo / que tienen para su pretensión el cual no es de perjuicio por que los concejos / no pueden enajenar las dehesas boyales en manera alguna y con esta insi- / nuación de los señores para con los vasallos y obrar más estos casos / el miedo, reverencias de los vasallos que con sentimiento libre.

 

Lo otro porque en / parte la contraria en dicha dehesa y la que hubiese llevado la debe res- / tituir como indebida mayormente justificado dicho motivo que protesto / hacerlo a su punto.

 

Lo otro porque caso negado tuvieran parte en los apro- / vechamientos de dicha dehesa que lo niego no había de ser la quinta parte sino / la que les correspondiera conforme a principios legales que es regulan- / dolo por vecindades y teniendo como tienen mi parte cuatrocientos vecinos y la / contraria aun no cincuenta ni la séptima parte de los aprovechamientos de dicha / dehesa le pertenecen porque en caso de esta calidad y conforme a la / naturaleza de la compañía de ha de guardar igualmente para no hacer / la leonina porque siempre conforme a disposiciones jurisdicciones / los casos se reparte conforme el numero de vecinos cuando hay co- / munidad en los pastos.

 

Lo otro para que caso negado cesar a lo referido que / no cesa mi parte no tiene obligación a dar cuentas a la contraria de los a- / provechamientos de dicha dehesa caso negado tuviera parte dicho lugar / porque en términos de mayor particionero ni no conforme a derecho ni / estilo se hallaba el que deba dar dicha cuenta.

 

Lo otro porque me- / nos tiene obligación mi parte a exhibirle cuentas ni papeles como / lo pretende y declaraciones para fundar su demanda porque el / actor ha de entrar fundado su acción con su propio derecho y títulos / conforme a textos expresos que lo disponen con especialidad / en el principio de la demanda ni las declaraciones que se piden por que / corre la misma razón.

 

Por que pido y suplico a vuestra excelencia sea servido deman- / dar hacer como llevo pedido y en este escrito se contiene justicia y / costas y para ello,etc.

 

Otrosí pido que en el interín que esta causa / se determina se despache mandamiento para que la parte contraria / no entre el ganado de su labor en dicha dehesa y caso que no había lugar / en la forma pedida no lo entre sin registrar para recono- / cer la parte de ganado que entra pido justicia ut supra.

 

Licenciado Sánchez /

 

Y vista por la Cámara de dicho Conde por auto que en ella se dio en / once de marzo del año pasado de mil seiscientos y setenta y nueve se man- / do se juntase con los demás autos y que de ella y de ellos se / diese traslado y la parte del lugar de Herreruela para que respondiere lo (fol. 24 v.) // lo que a su justicia conviniese y por Juan Núñez de Prado escribano del número de / dicha villa de Oropesa se puso el testimonio del tenor vigente:

 

Yo Juan Núñez de / Prado, escribano del Rey, nuestro señor, publico y uno de los del número de esta villa de Oropesa y / su tierra doy fe y testimonio de verdad de que habiendo visto y reconocido con / particular cuidado en libro que contiene digo que tiene el lugar de Herrerue- / la, jurisdicción de esta villa de Oropesa, en que tiene escritas antiguas y mo- / dernas, cuentas que se han tomado a los mayordomos que han sido de los pro- / pios del cocsejo de dicho lugar por su justicia y regimiento, con la intervención de perso- / nas que conforme acostumbre han debido intervenir para su mejor indi- / vidual conocimiento y expedición consta que desde el año de mil quinientos / y noventa y ocho hasta el de mil seiscientos y cuarenta y nueve están inclu / sas e incorporadas diferentes cuentas en cuyos cargos de ellas parece / haberse cargado a los mayordomos de los propios y concejo de dicho lugar / cantidad fija por razón y distinción de la quinta parte que a dicho lugar / y su concejo tocaba de los aprovechamientos del fruto de bellota de la dehesa boyal / con determinación fija de la dicha cantidad por la dicha quinta parte / según mas por extenso de dichas cuentas consta que están y que dan / en dicho libro a que me remito que para este efecto ante mi se ha exhibido y / lo volví a la parte de dicho concejo y para que de la verdad conste de su pedimento y / habiendo precedido para dar este testimonio, mandamiento del consejo / del conde mi señor, y citación de la parte del concejo de la villa de Lagartera lo / signe y firme en fe de ello.

 

En Oropesa en quince días del mes de mar- / zo de mil setecientos y setenta y nueve años.

 

En testimonio de verdad.

 

Juan Núñez / de Prado.

 

Y por Pedro Redondo en nombre del concejo, justicia y regimiento de el dicho / lugar de Herreruela se presento la petición siguiente.

 

Excelentísimo señor.

 

Pedro / Redondo con en nombre del concejo, justicia y regimiento del lugar de Herreruela jurisdicción de / esta villa en el pleito con la justicia y regimiento de la villa de Lagartera respondiendo a su petición de once / de Marzo su tenor en lo perjudicial mediante se ha de servir demandar hacer como por / a mi parte esta pedido y que de en primer lugar se den los testimonios que están mandados / dar y que el escribano, y justicia de dicha villa de Lagartera declaren con distinción y claridad y / exhiban las cuentas que precisamente deben tener de lo procedido de los frutos y apro- / vechamientos de dicha dehesa y en que se han convertido y mandando ejecutar el auto probeido / y proveyendo sobre lo demás apremiando a la parte contraria a su cumplimiento por pri- / sión y todo rigor de derecho condenándoles en costas y de hacerse por lo siguiente por lo siguiente:

 

Lo uno / por lo general y favorable dicho y alegado por mi parte en que afirmo y he por expreso. /

 

Y por que las declaraciones pedidas por mi parte de las justicias y escribano es material / que no se puede negar ni tampoco que declare con toda distinción que no / ha cumplido con lo mandado.

 

Y porque es de su obligación independiente de este / derecho al tener la dicha cuenta y porque mi parte y la dicha villa de Lagartera litigaron con / esta villa de Oropesa sobre la propiedad de la dicha dehesa, ejecutoria en la Real / Chancillería de Valladolid, en la cual se venció que la dicha villa de Lagartera y dicho lugar de / Herreruela gozasen los aprovechamientos y frutos de dicha dehesa no inquietando / sobre la propiedad de ella de la dicha villa de Oropesa cuya ejecutoria tiene la parte / contraria pido que ante todas cosas la exhiba con termino breve y apremio / y con los demás papeles que tiene tocantes a dicha dehesa.

 

Y porque en este su- / puesto cierto y legitimo no puede negar la parte contraria la comu- / nion que la mantiene en dicha dehesa en sus aprovechamientos.

 

Lo otro para que / no implica que la dicha dehesa sea boyal de ambas partes y que sea dehesa boyal / de ambos concejos como lo es.

 

Lo otro porque respecto de tener mi parte / esta dehesa boyal no puede pedir otra a esta villa.

 

Lo otro porque el aprovechamiento de los / propios comunes de la villa de Oropesa le tiene mi parte por no haberse estimado/ y la contraria cuando se hizo villa saco de ellos la parte que le tocaba en que mi parte / no pide cosa alguna por que no le toca y así no tiene razón de llamarse suburbio / a mi parte que eso es mas diferente.

 

Lo otro porque mi parte nunca la ha tenido / en la dehesa de Caleruela y era incertera en notoria

 

Lo otro porque suponer / que la parte que mi parte ha tenido y tiene en los aprovechamientos de la dicha Dehesa (fol. 25 r.) // dimano por derecho de equidad y mandato del escribano señor conde Don Juan, mi señor que esta / en el cielo y que las dicha villa de Lagartera hizo graciosa obediencia por la sobera- / na del mandato en que se denota fuerza y agravio toda es supuesta in- / ventiba de la parte contraria porque este derecho nunca se gobernó por otra parte / que la razon de justicia ni se puede ni debe presumir que el señor conde Don Juan mandara / ejecutar lo que no la fuera si que patrocino la justicia que asistía a mi parte inten- / taba suprimir la contraria como mas poderosa y todo se ha de reconocer / de los papeles pedidos no permitiendo vuesa excelencia que con dolo y malicia parte con- / traria ocúltelos que conducen al conocimiento de la verdad despachando en caso / necesario ministro legal y de su satisfacción que ejecute lo que vuestra excelencia acorda- / re lo otro porque mi parte no tiene que restituir que cobran de la contra- / ria sin lo que sin justamente le retiene de dichos derechos.

 

Lo otro porque de aquí se in- / fiere legítimamente que mi parte esta en la posesión del goce y aprovecha- / miento de dicha Dehesa y la poca razón que tiene la parte contraria para su impug- / nación.

 

Lo otro porque no solo asiste a mi parte este derecho sino a que las es- / criaturas que se otorguen de dichos aprovechamientos sea con la distinción de / obligarse a favor de mi parte el que arrendare por la parte que le toca / a vos pido y suplico mande hacer según de sus justicia, costas, etc.

 

Y sobre los dichos ar- / tículos debido pronunciamiento.

 

Licenciado Don Bartolomé Castillejo.

 

Y vista / dicha petición en dicha Cámara si dio auto en ocho de marzo del año pasado de / mil seiscientos y setenta y nueve mandando se juntase con los autos y de to- / do se diese traslado a la otra parte y que con su citación se hiciese la compul- / sa de las copias de penas que se mencionaba haciendo reserva para lo demás / que se pedía en dicha petición y en cumplimiento de dicho auto se hicieron las con- / pulsas siguientes:

 

En dicho día yo el escribano notifique el auto de suso de Juan Lo- / péz Rodríguez en nombre de su parte y licite en forma para su efecto en / persona doy fe.

 

Juan Núñez de Prado.

 

Este e su traslado de los re- / partimientos de penas que el lugar de Herreruela ha presentado en el punto / que trae con la villa de Lagartera sobre la quinta parte que toca a dicho lugar en la / dehesa boyal de la dicha villa de Lagartera las cuales son como se siguen copia de las / penas que se han adeudado en la dehesa a boyal de este lugar de Lagartera, desde ca- / torce días del mes de septiembre de este año de mil seiscientos y diez y ocho años, hasta fin / del mes de diciembre , del dicho año asidas por Bautista López, guarda de la dicha dehesa / y son los que las han adeudado de vecinos del lugar de Herreruela la que co- / pia pertenece al concejo de dicho lugar de Herreruela del quinto / que le cabe de el dicho tiempo sacado la costa y salario que se da a la guarda / y las personas que lo deben son las siguiente:

 

Pedro Bermejo de ciento y doce / ovejas asidas en la dicha dehesa en dos veces mes de septiembre, guarda Ba- / ptista López, cincuenta y seis maravedis.

 

El dicho Pedro Bermejo, veinte puercos / guarda el dicho, cuarenta maravedíes.

 

El dicho seis puercos guarda el dicho / doce maravedíes.

 

El dicho veinte puercos guarda el dicho cuarenta reales.

 

Miguel / Ramos una pena de bellota que la hacia su hijo junto al Enpredra. / de la zedera y tenía como medio celemín de bellota cogido mes de septiembre / cuatrocientos y diez y ocho maravedíes, guarda el dicho.

 

El dicho cuarenta y cua- / tro puercos guarda el dicho ochenta y ocho maravedíes asidos en vales /

 

El dicho treinta puercos guarda el dicho sesenta maravedíes.

 

El dicho cua- / renta bellotas guarda el dicho cien maravedíes.

 

El dicho treinta puercos guar- / da el dicho sesenta maravedíes.

 

El dicho treinta y cinco ovejas guarda / el dicho ciento y setenta y cinco maravedíes.

 

El dicho cuarenta ove- / jas cuarenta maravedíes guarda el dicho.

 

El dicho treinta puercos sesen- / ta maravedíes.

 

El dicho cuarenta ovejas asidas seis veces en rebeldía / guarda el dicho consejo doscientos y que arrenta y en maravedíes. /

 

El dicho Miguel Ramos treinta puercos guarda el dicho al / consejo sesenta maravedíes.

 

El dicho cuarenta ovejas en rebeldía / guarda el dicho al consejo cuarenta maravedíes.

 

Melchor García, / el mozo doce puercos asidos en la dicha Dehesa mes de septiembre guarda.

 

El dicho / al concejo veinte y cuatro maravedíes.

 

Francisco García de arriba veinte y cinco puercos cincuenta / maravedíes.

 

Francisco García dicha arriba un rebaño de ovejas tres de guarda el dicho.

 

El dicho / un rebaño de ovejas tres reales guarda el dicho el dicho ciento y ochenta ovejas asi- / das en cinco veces al concejo ciento y sesenta y dos maravedíes.

 

El dicho sesenta y dos / ovejas sesenta y dos maravedíes.

 

El dicho un rebaño seis reales el dicho veinte ovejas al con- / cejo cien maravedíes.

 

El dicho treinta ovejas, ciento y veinte maravedíes del dicho treinta / y cuatro ovejas al concejo un real.

 

Juan Moreno vecino de Careruela setenta ove- / jas al concejo treinta y cinco maravedíes.

 

Blas Alonso un rebaño de carneros del / concejo tres reales.

 

Juan Martín diez y seis puercos al consejo treinta y dos maravedíes. /

 

Juan García de Melchor García ocho puercos al concejo diez y seis maravedíes.

 

Parece / que suman, montan los maravedíes de esta copia contenidos que como dicho es / hubo de hacer el concejo del dicho lugar de Herreruela y le pertenece del quinto / de las penas que en dicha dehesa se hicieron el tiempo que dicho es sacado lo / que al dicho consejo le cupo pagar al guarda del tiempo le viene a caver (fol. 25 v.) // de su parte, dos mil seiscientos y cuarenta y cuatro maravedíes, lo cual suma y monta en las partidas en esta copia / contenidas las cuales la que yo el presente escribano de la cuenta que el dicho tiempo, se dio y queda / en mi poder y en fe de lo cual lo firme en Lagartera, a seis de febrero de mil seiscientos y diez / y nueve años.

 

Francisco Amor escribano.

 

Libro de la cuenta parte que toca al lugar de Herreruela / de la dehesa boyal de este lugar de Lagartera desde año nuevo de seiscientos y diez y nueve hasta San / Juan del dicho año tocan y cabe de la quinta parte de este medio año, cinco mil y setecientos y ochenta y seis / maravedíes de lo cual se a de sacar y descontar para la guarda de la dehesa de este medio año, treinta y seis reales de su quin- / ta parte grabar y requerirse las penas a mi el escribano, diez reales de tomar la cuenta la justicia y en recibirla de este / medio a tres reales de todo que pareció en la copia había sido la justicia de este dicho lugar que no / ande llevar quinta parte, Herreruela treinta reales que todo suma lo que les toca de su quinta parte / a Herreruela y se descuenta sesenta y nueve reales y lo que han de haber descontado lo suso dicho / es lo siguiente:

 

Habidas por Baptista López y Juan García guardas juradas.

 

Domingo Gon- / zález de una carga de leña tres reales.

 

Andrés García ciento y treinta y ocho maravedíes.

 

Juan Bra- / bo ciento y cincuenta y dos maravedíes.

 

Francisco Antonio, doscientos nueve maravedíes.

 

Juan Martín / el mozo cuarenta y ocho maravedíes.

 

Francisco Martín Capitán mil cuatro celemines y sesenta maravedíes.

 

Pe- / dro el Rey , el viejo doscientos y treinta y cuatro.

 

Alonso Ropero ciento y ocho maravedíes.

 

Juan / García de Melchor García trescientos y setenta y ocho maravedíes.

 

Pedro Barroso de un rebaño de bo- / rregos tres reales.

 

Bartolomé García trescientos y veinte y cuatro maravedíes.

 

Juan González / cuarenta maravedíes.

 

Bartolomé García cuarenta maravedíes.

 

Francisco Moreno cuatro / bueyes asidos de día en el prado por Pedro Martín Cabrero veinte y cinco maravedíes.

 

Miguel / Ramos quince maravedíes.

 

Martín Calderón de Lagartera, cuarenta ovejas aprisque / las asidas en la dehesa por el regidor y dadas a su pastor Domingo González sesen- / ta y ocho maravedíes.

 

Alonso González, treinta y cuatro maravedíes.

 

Francisco González, treinta y / cuatro maravedíes.

 

Francisco Martín, treinta y cuatro maravedíes.

 

Parece sumar y montar los maravedíes / en esta copia contenidos mil ciento y veinte y ocho maravedíes de los cuales se le hacen / cargo a Juan Martín mayordomo del concejo de dicho lugar y se le manda los cobre / de las personas en ella contenidas para dar cuenta con pago de ellos cada y / cuando que le sea pedidos las cuales dichas penas van ciertas y verdaderas sa- / cadas del original y se le requirió lo paguen dentro de quince días so pena de eje- / cución, de que doy fe.

 

Diego Rubio escribano, alcalde del lugar de Herreruela si ante vos pa- / reciere Juan Martín de ese lugar a pedir a Pedro el Rey once reales que debe por las / copias de penas tres años hallan a dar las partes ante vos e constando os debérselos / le compeler que luego de los pague o se le saquen prendas por ello o se les vendan / hasta que sea pagado el dicho Juan Martín que para ello os doy comisión e poder. /

 

Fecho en Oropesa a seis de Septiembre de mil seiscientos y veinte y tres años,

 

Alonso de Torres /

 

Gaspar de Tamayo;

Pedro el Rey el viejo cuarenta y dos maravedíes,

 

Andrés Rodrí- / guez cincuenta y cuatro maravedíes.

 

La de Blas García diez y seis maravedíes.

 

Francisco Gar- / cía de Melchor García veinte maravedíes.

 

Gabriel Martín ocho maravedíes.

 

Juan García cuarenta / y dos maravedíes.

 

Juan Martín de Orellana cuarenta y cinco maravedíes.

 

Suman estas penas / como por el parecen tres mil doscientos y sesenta y seis maravedíes, de que doy fe.

 

Juan / Martínez.

 

Penas dadas por Alonso Hernández guarda jurada del Prado.

 

Francisco / García de Abajo, ciento y dos maravedíes.

 

Alonso Fernández veinte maravedíes.

 

Pedro del / Rey veinte maravedíes.

 

Francisco Moreno veinte maravedíes.

 

Diego Rubio escribano.

 

Copia de las / penas que Gaspar Martín, guarda jurada de este lugar de Herreruela dio / haber a sido en el hasta veinte y seis de diciembre de mil y seiscientos y veinte y tres años, son las siguientes: /

 

Primeramente Francisco Martín veinte maravedíes.

 

Francisco González diez maravedíes.

 

Joaquín Her- / nández ocho maravedíes.

 

Juan Agudo cuatro maravedíes.

 

Pedro Velasco cuatro maravedíes.

 

Juan Ji- / ménez cuatro maravedíes.

 

Francisco García de Abajo ciento y dos maravedíes.

 

Juan González ciento / y diez maravedíes.

 

Pareció sumar y montar los maravedíes en esta copia contenidos doscien- / tos y sesenta y seis maravedíes de los cuales se le hacen cargo a Juan Martín de la Sarra , / mayordomo del concejo de dicho lugar y se demanda las cobre para que de cuenta / de ellos cada y cuando que se les pida y la dicha copia va cierta y verdadera de que doy / fe.

 

Por mandado de la justicia Diego Rubio, escribano mas parece que ha de cobrar el dicho / mayor dono las yerbas siguientes.

 

Juan Corregidor, de la jara seis reales.

 

Juan García Ber- / nabé seiscientos.

 

Alonso Rodríguez un real.

 

Francisco Moreno dos reales

 

Todo lo cual le / mandan lo cobre como lo demas que le va dicho.

 

Diego Rubio.

 

Copia de las / penas que Diego Hernández guarda jurada del Prado de este lugar de He- / rreruela dio haber ha sido y la justicia desde tres de mayo de mil seiscientos y veinte y tres / años son las siguientes:

 

Primeramente Juan González dos rebaños de ovejas asidos el uno / de noche por la guarda y el otro de día por el regidor dados a su hijo.

 

El dicho / veinte y seis maravedíes.

 

Isidro Torrico ocho maravedíes.

 

Juan García Bernabé / setenta y seis maravedíes.

 

Pedro Barroso veinte y seis maravedíes.

 

Bartolomé García cuatro maravedíes. /

 

Joaquín Hernández ocho maravedíes.

 

Juan Corregidor seis maravedíes.

 

Juan Martín / cuatro maravedíes.

 

Francisco Hernández seis maravedíes.

 

Pedro Martín cuatro maravedíes.

 

Alonso Ro- / pero seis maravedíes.

 

Andrés Rodríguez ocho maravedíes.

 

Francisco Moreno cuarenta maravedíes.

 

Marta / García cientos y dos maravedíes.

 

Pareció sumar montar los maravedíes de esta copia quinientos y veinte y ocho maravedíes, los cuales se le manda a Juan Martín, mayordo- / mo del concejo, los cobre y de cuenta de ello para cada y cuando que le sean / pedidos de que doy fe.

 

Por mando del justicia Diego Rubio, escribano

 

Y para llenar al dicho lu- / gar de Herreruela de lo que ha de haber segunda dicho se le adjudico lo siguiente: /

 

Andrés Rodríguez tres reales.

 

Al dicho tres reales.

 

Al dicho otros tres reales.

 

Alonso Rope- / ro ciento y treinta maravedíes.

 

El dicho Alonso ciento y setenta maravedíes.

 

Juan Martín / de Orellana ciento y cincuenta maravedíes.

 

Bartolomé García tres reales con lo cual / falleció el quinto que le toca a Herreruela y la faltan cinco maravedíes con que / le ha de acudir el consejo de este lugar por cobrarse en esta forma en ese dicho (fol. 26 r.) // lugar de Lagartera porque en el mes de enero presenta después de los / dicho Andrés Rodríguez, Alonso Ropero y Juan Martín de Orellana estaba el / dicho Bartolomé García luego y aquel la partida del mes de enero para hacer pa- / go al dicho lugar de Herreruela, como constara de la copia que queda en mi po- / der fecho en Lagartera a quince de Septiembre de mil seiscientos y veinte y tres años, de que / doy fe.

 

Juan Martínez, escribano.

 

Copia y cobranza de la quinta parte que cabe a el lugar de Herre- / ruela de las penas de la dehesa boyal de este lugar de Lagartera del medio año agosto desde San / Juan de junio de seiscientos y veinte y un años así todas por Juan García / guarda jurada de la dicha dehesa al quinto cuatro mil y trece maravedíes a de pa- / gar del medio año, del tomar la cuenta la guarda la justicia y escribano, quince reales cabe le tres / reales de sacar las copias y requerirlas el escribano ocho reales, que por todo las cabe cuaren- / ta y siete reales de su quinta parte que descontados les quedan al dicho lugar dos mil / cuatrocientos y quince maravedíes, y para hacerles pago lo deben las personas siguientes / en esta forma, quince de marzo de seiscientos y veinte y un años:

 

Miguel Ramos cuarenta / maravedíes.

 

El dicho treinta maravedíes.

 

Mas el dicho treinta maravedíes.

 

El dicho ochenta maravedíes.

 

Mas / el dicho sesenta maravedíes.

 

El dicho sesenta maravedíes.

 

El dicho mas sesenta maravedíes.

 

El dicho / Miguel sesenta maravedíes.

 

El dicho sesenta maravedíes.

 

El dicho sesenta maravedíes.

 

El dicho cin- / cuenta maravedíes.

 

El dicho tres reales, ciento y dos maravedíes.

 

El dicho ochenta maravedíes.

 

Mas el dicho / treinta maravedíes.

 

El dicho treinta maravedíes.

 

La del Pedro el Rey veinte y ocho / maravedíes.

 

La dicha tres reales.

 

Francisco Moreno, diez y seis maravedíes

 

El dicho veinte maravedíes. /

 

El dicho veinte y cuatro maravedíes.

 

El dicho Francisco veinte y ocho maravedíes.

 

El dicho vein- / te y cuatro maravedíes.

 

El dicho cuarenta maravedíes.

 

Pedro el Rey doce maravedíes.

 

El dicho diez y ocho maravedíes. /

 

El dicho doce maravedíes.

 

El dicho Pedro seis reales.

 

El dicho tres reales.

 

El dicho tres reales.

 

Juan / Aguado cuarenta maravedíes.

 

El dicho treinta y cinco maravedíes.

 

El dicho treinta y cin- / co maravedíes.

 

Bernabé García treinta maravedíes.

 

El dicho tres reales.

 

El dicho sesenta maravedíes. /

 

Miguel López ciento y diez maravedíes.

 

El dicho treinta y seis maravedíes.

 

El dicho cincuenta / maravedíes.

 

Por manera que suman y montan los maravedíes de este libro y cobranza / dos mil y cuatrocientos maravedíes y noventa y cuatro maravedíes con que se le cumplieron / al dicho lugar de Herreruela con la quinta parte de el gasto como va dicho / las cuatro mil y trece maravedíes que les pertenecía y le sobran sesenta y nueve / maravedíes con que han de acudir a Bartolomé Martín, mayordomo del conce- / jo de este dicho lugar de Lagartera, y mandamiento de la justicia de este dicho lugar / y pedimento de la justicia de el dicho lugar de Herreruela saque este libro de la copia / principal que queda en mi poder y fije mi signo que es a tal.

 

En testimonio / de verdad.

 

Juan Martínez, escribano.

 

Libro y cobranza de la quinta parte de / las penas que tocan al lugar de Herreruela donde al nuevo de seiscientos y / veinte hasta San Juan del dicho año asidas en la dehesa boyal de este lugar / de Lagartera todas por Juan García guarda jurada de la dicha dehesa / en el quinto cuatro mil y seiscientos y treinta y cinco maravedíes del cual dicho quinto le / toca pagar lo siguiente del dicho medio año, a la guarda suso dicha treinta y seis reales de / su quinta parte, que dan para el dicho lugar de Herreruela tres mil y treinta y ocho / maravedíes los cuales han de pagar las personas siguientes:

 

Alonso Rodríguez tres reales. /

 

El dicho tres reales.

 

El dicho tres reales.

 

El dicho Alonso veinte y un maravedíes.

 

El dicho ochen- / ta y cuatro maravedíes.

 

El dicho seis reales.

 

El dicho doce maravedíes.

 

El dicho Alonso Rodríguez / treinta maravedíes.

 

El dicho diez y seis maravedíes.

 

El dicho veinte y cuatro maravedíes.

 

El dicho / doce maravedíes.

 

El dicho diez y ocho maravedíes.

 

El dicho doce maravedíes.

 

El dicho veinte y / cuatro maravedíes.

 

El dicho treinta y dos maravedíes.

 

El dicho diez y ocho maravedíes.

 

El dicho / doce maravedíes.

 

El dicho diez y ocho maravedíes.

 

Eel dicho veinte y cuatro maravedíes. /

 

Juan Moreno de Caleruela tres reales.

 

El dicho tres reales.

 

El dicho seis reales.

 

Juan / González tres reales.

 

El dicho mas tres reales.

 

El dicho treinta maravedíes.

 

El dicho veinte / y cinco maravedíes.

 

El dicho veinte y cuatro maravedíes.

 

El dicho ocho maravedíes.

 

El dicho / doce maravedíes.

 

El dicho doce maravedíes.

 

El dicho treinta y cinco maravedíes.

 

Andrés / García tres reales.

 

El dicho diez y ocho maravedíes.

 

El dicho veinte y un maravedíes. /

 

Juan Martín Capitán tres reales.

 

El dicho tres reales.

 

El dicho tres reales.

 

El dicho / cuarenta y dos maravedíes.

 

El dicho cuarenta y cuatro maravedíes.

 

El dicho cuarenta / maravedíes.

 

El dicho seis reales.

 

Juan Martín Calvo diez y ocho maravedíes.

 

El dicho / veinte y cuatro maravedíes

 

El dicho diez y ocho maravedíes.

 

El dicho quince maravedíes /

 

El dicho diez y ocho maravedíes.

 

La de Juan Martín Calvo veinte y un maravedíes (fol. 26 v.) //

 

Con lo cual fue lleno de su quinto el dicho lugar de Herreruela de los tres mil y trein- / ta y ocho maravedíes que hubo de haber pagados las quintas partes de justicia, escribano y guarda del / medio año como lo a dicho al principio de este libro y le sobran treinta y seis maravedíes / en que a de acudir al mayordomo que fuere nombrado después de año nuevo pri- / mero que viene de seiscientos y veinte y uno salvo error de que doy fe. /

 

Juan Martínez, escribano.

 

Cobranza de la quinta parte que le toca al lugar de / Herreruela de las penas asidas en la dehesa Boyal de este lugar de Lagarte- / ra, asidas todas por Juan García Herrador, guarda jurada de la dicha dehe- / sa desde año nuevo a seiscientos y veintiuno años hasta San Juan del dicho año en esta forma: /

 

Sumo toda la copia diez y nueve mil cuatrocientos cuarenta y cinco maravedíes, al quinto / le tocan tres mil y ocho cientos y ochenta y nueve maravedíes, ha de pagar el dicho lugar / de Herreruela la guarda a renta y seis años, el mes treinta y nueve reales y veinte maravedíes /

 

Al escribano, de sacar la copia ya se que sirva y tomar la cuenta cuarenta y seis maravedíes, toca- / le nueva real y seis maravedíes.

 

A la justicia de tomar la quinta, el nuevo año nueve maravedíes, toca le un real / y veinte y nueve maravedíes.

 

Suma toda la copia que le toca a Herreruela con cuenta / real y nueve maravedíes que descontados de los dichos tres mil y ochocientos y ochenta y nueve / maravedíes, ha de hacer Herreruela dos mil ciento y ochenta maravedíes, y han de pagar / las personas siguientes:

 

Miguel Ramos quince maravedíes.

 

Al dicho quince maravedíes.

 

El dicho un / real.

 

El dicho treinta maravedíes.

 

El dicho treinta maravedíes.

 

El dicho Miguel treinta maravedíes. /

 

El dicho tres maravedíes.

 

El dicho treinta maravedíes.

 

El dicho sesenta maravedíes.

 

El dicho doscientos y dos maravedíes.

 

El / dicho treinta maravedíes.

 

El dicho sesenta maravedíes.

 

El dicho treinta maravedíes.

 

El dicho sesenta maravedíes. /

 

La de Miguel López treinta maravedíes.

 

La dicha treinta y seis maravedíes.

 

La dicha cuarenta y cuatro / maravedíes.

 

La dicha treinta maravedíes.

 

La dicha cuarenta y cuatro maravedíes.

 

Lucas Martín de Caleruela treinta / y seis maravedíes.

 

Francisco García Gaspar García tres maravedíes.

 

El dicho tres maravedíes.

 

El dicho tres maravedíes.

 

El dicho / treinta y cinco maravedíes.

 

El dicho treinta maravedíes.

 

El dicho tres maravedíes.

 

El dicho sesenta maravedíes.

 

El / dicho cuarenta y cuatro maravedíes.

 

El dicho seis maravedíes.

 

El dicho ochenta maravedíes.

 

El dicho veinticuatro / maravedíes.

 

El dicho sesenta maravedíes.

 

El dicho cuatro maravedíes.

 

El dicho treinta y dos maravedíes.

 

Con / lo cual fue enterado el concejo de Herreruela de los dos mil y ciento y ochenta / maravedíes que como dicho estuvo de haber y le sobran doscientos y treinta y siete maravedíes / porque el suma dos mil cuatrocientos y diez y siete maravedíes como parece por / la sumas de que doy fe.

 

Juan Martínez, escribano.

 

Libro y cobranza de la quinta / parte, que le toca al lugar de Herreruela de las penas de la dehesa boyal de es- / te lugar de Lagartera dende año nuevo de mil seiscientos y veintitrés años, hasta / San Juan de junio del dicho año, asidas por Phelipe Rubio guarda jura- / da de la dicha dehesa y algunas por la justicia de este lugar de Lagartera, y sumo / toda la dicha copia trece mil novecientos y cincuenta maravedíes.

 

Y toca le ha Herreruela de su quinta parte dos mil y setecientos y cincuenta maravedíes de / los cuales han de pagar del dicho medio año, se guarda escribano y justicia en esta forma / suma el quinto dos mil setecientos y veintitrés maravedíes de la guarda del / nuevo año, doscientos y dieciséis maravedíes cabe a su quinto del escribano de tomar las / cuentas sacar la copia y requerirla cuarenta y seis maravedíes, el quinto es / de la justicia de tomar las cuentas trescientos y doce maravedíes a la guarda de seis me- / ses a medio real cada uno nueve reales con el quinto sesenta y un maravedíes toda la cos- / ta del quinto es mil ochocientos treinta y cinco maravedíes que descontado del / dicho quinto que le debe a Herreruela novecientos y cincuenta y cinco maravedíes /

 

El dicho Juan Agudo seiscientos el dicho treinta maravedíes.

 

El dicho tres maravedíes.

 

Ahora el dicho / seis maravedíes.

 

El dicho cuarenta dos maravedíes.

 

Alonso doscientos maravedíes.

 

Con lo cual / y con esta partida de Alonso del otro en el mes de enero fue lleno / el quinto de Herreruela y las sobra cincuenta y nueve maravedíes y se advierte / que en el libro de la cobranza de este dicho lugar de Lagartera el dicho / Alonso del Otero del de mes de febrero desde un renglón que / a de decir Alonso del Hotero sesenta ovejas de todo lo cual doy fe.

 

Juan (fol. 27 r.) // Martín, escribano, mas ha de cobrar el mayordomo de este lugar de Herreruela / las hierbas del prado siguiente:

 

Alonso Rodríguez el viejo cincuenta y un maravedíes. /

 

Francisco García dos reales y medio

 

Francisco Moreno dos reales y medio.

 

Francisco Martin Capitán / tres reales.

 

El dicho tres reales.

 

El dicho este cinco maravedíes.

 

El dicho tres reales.

 

El dicho veinte y / cuatro maravedíes.

 

El dicho setenta maravedíes.

 

El dicho dieciseis maravedíes.

 

El dicho treinta / y dos maravedíes.

 

Martín Calero tres reales.

 

El dicho tres reales.

 

El dicho tres reales.

 

El dicho / Juan Aguado tres reales.

 

El dicho ciento y cuarenta maravedíes.

 

El dicho seis reales.

 

El / dicho seis reales.

 

El dicho treinta maravedíes.

 

El dicho Juan Fernández seis reales.

 

Más al / dicho veinte y cinco maravedíes.

 

El dicho ciento y veinte / maravedíes.

 

El dicho cincuenta maravedíes.

 

Francisco Moreno veinte maravedíes.

 

El dicho tres reales. /

 

Francisco González treinta y dos maravedíes.

 

El dicho doscientos maravedíes.

 

El dicho cien / maravedíes.

 

Con lo cual se le hace pago del dicho lugar de Herreruela y sea aducen / que los cien maravedíes postreros de este libro de Francisco González, se le cum- / plió lo suso dicho que estaba en el mes de noviembre tres partidas y lo que es / el dicho mes quedare que deba el dicho Francisco González y en diciembre a de salir / en lo tocare a este lugar de Herreruela de forma que ha de pagar / en ambos lugares de que doy fe.

 

Juan Martínez, escribano.

 

Copia de las penas / que a el lugar de Herreruela le tocan y ha de hacer del quinto del / media copia del medio año que cumplió el día fin de diciembre de seiscientos y veinte / y seis años las cuales dio en sus cuentas Antonio de Carvajal, guarda ju- / rada de la dehesa Boyal de este lugar de Lagartera, y las personas que / las deben y las cantidades son las siguientes:

 

Primeramente Bartolo- / me García tres reales.

 

Al dicho ciento y dos maravedíes.

 

Al dicho sesenta maravedíes. /

 

A Bartolomé Barroso treinta y seis maravedíes.

 

Al dicho treinta y seis maravedíes.

 

Al / dicho treinta y seis maravedíes.

 

Diego Moreno ciento y ochenta maravedíes.

 

Al dicho ciento / y veinte.

 

Alonso Hernández cuarenta maravedíes.

 

Andrés Rodríguez se- / senta maravedíes.

 

Al dichos setenta y cinco maravedíes.

 

Al dicho cincuenta maravedíes.

 

Al / dicho ciento y cincuenta maravedíes.

 

Pedro de Barroso cuarenta y ocho maravedíes.

 

El dicho / cuarenta y ocho maravedíes.

 

El dicho cuarenta y dos maravedíes.

 

El dicho ciento y / cincuenta maravedíes.

 

Pedro Bermejo quince maravedíes.

 

El dicho veinte y cuatro / maravedíes.

 

Pedro Martín sesenta maravedíes.

 

Francisco Moreno treinta y seis maravedíes. /

 

El dicho ciento y ochenta maravedíes.

 

Al dicho cuarenta y ocho maravedíes.

 

El dicho cien- / to y dos maravedíes.

 

El dicho ciento y dos maravedíes.

 

El dicho treinta y seis maravedíes.

 

Al dicho / sesenta y tres maravedíes.

 

Al dicho ciento y dos maravedíes.

 

Al dicho seiscientos maravedíes.

 

Al dicho / doscientos y cuatro maravedíes.

 

Al dicho doce maravedíes.

 

El alcalde ciento y dos maravedíes. /

 

Francisco Hernández Fuerte doscientos y cuatro maravedíes.

 

Al dicho treinta y dos maravedíes. /

 

Francisco Hernández sesenta maravedíes.

 

A Joaquín sesenta maravedíes.

 

A Francisco / García ciento y dos maravedíes.

 

Francisco Hernández ciento y dos maravedíes.

 

Francisco / Moreno quince maravedíes.

 

El dicho veinte y seis maravedíes;

 

Por manera que su- / mar las penas que la justicia del lugar de Lagartera y los hombres que sir- / vio y pago por ir a la dicha dehesa de lo cual no ha de haber quinto el / lugar de herreruela y mas la costa de la Guarda y sacarla copia y / tomar las cuentas parece haberle de caber tres mil seiscientos y sesenta y / ocho maravedíes los cuales se han de cobrar de las personas en esta copia / contenidas las cuales saque de las copias originales que quedan en / mi poder dadas por Antonio de

Carvajal, guarda jurada de la dicha dehesa boyal / de este lugar de Lagartera.

 

Y la saque en veinte de febrero de seiscientos y diez / y siete años de lo cual hice mi signo.

 

En testimonio de verdad. /

 

Tomás Sánchez, escribano.

 

Libro y cobranza de la quinta parte que le toca del lugar / de Herreruela de las penas de la dehesa Boyal de este lugar de Lagartera asidas por / Antonio Carbajal guarda jurada de la dicha dehesa desde enero de seiscientos y veinte / y siete años, y las personas que lo deben son las siguientes:

 

Como toda la media copia del / dicho mes, año setenta y cinco mil ochocientos y veinte y tres maravedíes, toca de su quinta parte / a Herreruela de pagar Herreruela de la quinta parte a la justicia, escribano y guarda del dicho / medio año, mil novecientos y veinte y cuatro maravedíes.

 

Queda líquido a Herreruela / doscientos y veinte y cuatro maravedíes.

 

Pedro Barroso treinta y seis maravedíes. /

 

El dicho treinta y seis maravedíes.

 

El dicho setenta y dos maravedíes.

 

El dicho sesenta maravedíes.

 

El / dicho Pedro treinta maravedíes.

 

El dicho tres reales.

 

El dicho cuarenta y ocho maravedíes.

 

El dicho / cien maravedíes.

 

El dicho Pedro cien maravedíes.

 

El dicho cuarenta maravedíes.

 

El dicho tres reales. /

 

El dicho Pedro tres reales.

 

El dicho tres reales.

 

El dicho tres reales.

 

E isidro Torres tres reales. /

 

El dicho tres reales.

 

El dicho tres reales.

 

Francisco García seis reales.

 

El dicho tres reales.

 

El dicho / treinta maravedíes.

 

El dicho mil y ochocientos y dieciocho maravedíes.

 

El dicho seis reales. /

 

El dicho ocho maravedíes.

 

El dicho Francisco ocho reales.

 

El dicho veinte y cuatro maravedíes. /

 

El dicho veinte y cuatro maravedíes.

 

El dicho veinte y cuatro maravedíes.

 

El dicho cua- / renta maravedíes.

 

El dicho cuarenta y ocho maravedíes.

 

El dicho veinte y cuatro reales.

 

Francisco Moreno tres reales. (fol. 27 v.) //

 

El dicho veinte y cinco maravedíes.

 

El dicho treinta maravedíes.

 

El dicho ciento y veinte maravedíes.

 

El / dicho doce maravedíes.

 

Con lo cual fue lleno el quinto de los cinco mil y doscientos y cuarenta maravedíes / que paga de la costa como ha dicho le toca a Herreruela y le sobran veinte y cuatro maravedíes. /

 

Adviértase que fue el prostero de este libro Francisco Moreno y no paso del mes de enero / y los demás que deben en la memoria copia irá en la copia de Lagartera para este dicho / lugar de todo lo cual doy fe.

 

Juan Martínez, escribano.

 

Copia del quinto de las penas / que al lugar de Herreruela le tocan de la copia que salio y se adecuaron en la dehe- / sa boyal de este lugar de Lagartera desde San Juan de Junio de seiscientos y veinte y / nueve años hasta fin de diciembre, del dicho año, dadas por Miguel Arroyo, guarda jurada / de la dicha dehesa que las personas que las deben en el dicho lugar son las siguientes: /

 

Primeramente debe Juan Aguado cuatrocientos y ocho maravedíes.

 

El dicho doce reales. /

 

Francisco García de Arriba cuatro reales y ocho maravedíes.

 

Pedro Bermejo doscientos y / cuatro maravedíes.

 

Alonso Rodríguez, el mozo, doscientos y cuatro maravedíes.

 

A Bartolomé / García doscientos y cuatro maravedíes.

 

Todas las cuales dichas penas y partida de ellas / saque de las cuentas dadas por la dicha guarda ante la justicia de este lugar de Lagar- / tera las cuales quedan en mi poder que sacado del dicho quinto que de ellas / toca al dicho lugar la costa de la guarda toman las cuentas y salario de escribano / queda en limpio y ha de hacer el dicho lugar mil y ochocientos y cuarenta / maravedíes.

 

Y así lo saque en Lagartera en veinte y dos de enero de mil y seiscientos y / treinta y años de que doy fe.

 

Digo que son mil y ochocientos y treinta y dos maravedíes. /

 

Ante mi Thomé Sánchez, escribano, en Herreruela en dos días del mes de enero de / mil seiscientos y treinta años.

 

Yo el fiel de escribano, requeri a los contenidos en esta / copia de que doy certificación.

 

Alonso González.

 

Libro y cobranza de las pe- / nas de la dehesa boyal de este lugar de Lagartera del mes, año desde año nuevo / de seiscientos y treinta hasta San Juan de Junio del dicho año, asidos por Miguel / Arroyo y Thomé Rubio guardas juradas de la dicha dehesa y la quinta parte / que toca del lugar de Herreruela de las dichas penas y las personas que las / deben son las siguientes:

 

Suma la mitad, copia del dicho medio año treinta y dos mil y / doscientos y setenta y dos maravedíes.

 

La quinta parte que toca Herreruela es seis / mil cuatrocientos y cincuenta y cuatro maravedíes.

 

Toca le del pasto de su quinta parte / a Herreruela de justicia, escribano, y guarda dos mil y siete maravedíes.

 

Queda liquida la quinta / parte a Herreruela cuatro mil cuatrocientos cuarenta y siete maravedíes.

 

Juan González medio real.

 

El dicho tres reales.

 

El dicho cincuenta y siete maravedíes.

 

El dicho Juan / González diez maravedíes.

 

El dicho cien maravedíes.

 

El dicho tres reales.

 

El dicho tres reales.

 

El dicho / tres reales.

 

Francisco Moreno veinte y seis maravedíes.

 

Al dicho tres reales.

 

El dicho Francisco / veinte y cinco maravedíes.

 

El dicho veinte y tres maravedíes.

 

Más el dicho quince maravedíes /

 

Mas el dicho veinte maravedíes.

 

El dicho cien maravedíes.

 

El dicho cien maravedíes.

 

El dicho treinta maravedíes.

 

El / dicho veinte y un maravedíes.

 

El dicho tres reales.

 

El dicho Francisco Moreno sesenta maravedíes.

 

El dicho doce / maravedíes.

 

El dicho tres reales.

 

El dicho tres reales.

 

El dicho seis reales.

 

Juan García de Bartolomé / García once maravedíes.

 

El dicho trece maravedíes.

 

El dicho treinta y cinco maravedíes.

 

El dicho Juan / García ciento y setenta maravedíes.

 

El dicho ochenta maravedíes.

 

El dicho tres reales.

 

El / dicho treinta maravedíes.

 

El dicho seis reales.

 

El dicho ocho maravedíes.

 

Francisco García de Arroyo cua- / renta maravedíes.

 

El dicho Francisco cuarenta y cinco maravedíes.

 

El dicho cincuenta maravedíes.

 

El / dicho cuarenta maravedíes.

 

El dicho tres reales.

 

Mas el dicho seis reales.

 

Juan Agudo veinte / maravedíes.

 

El dicho cuarenta maravedíes.

 

El dicho seis reales.

 

Mas el dicho seis reales.

 

Al dicho ciento y / diez maravedíes.

 

El dicho ciento y diez maravedíes.

 

El dicho treinta y nueve maravedíes

 

El dicho seis reales. /

 

El dicho treinta maravedíes.

 

El dicho seis reales.

 

Más el dicho cincuenta maravedíes.

 

El dicho seis reales. /

 

El dicho tres reales.

 

El dicho cincuenta y dos maravedíes.

 

Con lo cual fue enterado el quinto que / le toca a Herreruela según ha dicho y saque este libro de mandamiento de la justicia / de este dicho lugar de Lagartera fuera en diez días del mes Septiembre de mil seiscientos y trein- / ta años.

 

Y se mando le entregue a la justicia de Herreruela de que doy fe.

 

Juan Martí- / nez, escribano.

 

En Herreruela en veinte y uno de septiembre de mil seiscientos y treinta años, / yo el fiel escribano, requeri a los contenidos en esta copia de que doy justificación. /

 

Alonso González.

 

Libro y cobranza de lo que le toca al lugar de Herreruela / de la quinta parte de las penas de la dehesa boyal de este lugar de Lagartera / asidas por Francisco Amor, guarda jurada y por la justicia dando vuelta de la dicha / dehesa desde año nuevo de seiscientos y treinta y dos maravedíes hasta San Juan del / dicho años, las penas son las siguientes.

 

Suma la media copia veinte y cuatro mil / novecientos ochenta y seis maravedíes.

 

Es el quinto de Herreruela cuatro mil seiscientos / diez y siete maravedíes.

 

Cabe la este medio año, de costa de su quinta parte de justicia e escribano y guarda / mil novecientos y diez y ocho maravedíes.

 

Queda liquido a Herreruela dos mil seiscientos / y viente y nueve maravedíes.

 

Juan Gonzáles tres reales.

 

El dicho cien maravedíes.

 

Francisco García / de Gaspar García cien maravedíes.

 

El dicho cincuenta maravedíes.

 

El dicho setenta maravedíes.

 

El dicho / tres reales.

 

El dicho treinta y dos maravedíes.

 

El dicho cuarenta y ocho maravedíes.

 

Copia y me- / moria de las personas del lugar de Herreruela que han adeudado penas / con sus ganados en la dehesa boyal de este lugar de Lagartera de San Juan / de Junio de seiscientos y treinta años, hasta el ultimo de diciembre del dicho año como consta / de las cuentas que están en poder de mi el escribano, las cuales personas han de pagar / las cantidades que se siguen para hacer pago al consejo de el dicho lugar que es lo cual le toca de su / aprovechamiento y quinto la costa de la guarda y toman las cuentas y cuarenta y seis reales (fol. 28 r.) // que se me dan a mi el escribano, y las penas están dadas por Francisco Amor guarda jurada de la dicha dehe- / sa en la forma que se sigue mes de noviembre.

 

Herreruela.

 

Primeramente Alonso Rodríguez / el viejo doscientos y cuatro maravedíes.

 

Alonso González Sacristán, ciento y dos maravedíes.

 

Andrés Rodrí- / guez cuarenta y dos maravedíes.

 

Bartolomé García ciento y dos maravedíes.

 

Benito García doscientos / y cuatro maravedíes.

 

Francisco González alcalde, ciento y dos maravedíes.

 

Francisco Martín doscientos y cuatro maravedíes. /

 

Francisco García de Maria de Maria Hernández doscientos y cuatro maravedíes.

 

Francisco Moreno / doscientos y cuatro maravedíes.

 

Más el dicho sesenta maravedíes.

 

Juan González doscientos y cuatro / maravedíes.

 

Andrés García ciento y dos maravedíes.

 

Alonso González cincuenta maravedíes.

 

Francisco García / los cincuenta maravedíes.

 

Francisco García de María Hernández doscientos y cuatro maravedíes. /

 

Más el dicho ciento y dos maravedíes.

 

Francisco Hernández veinte maravedíes.

 

Francisco Moreno un / rebaño de ovejas en rebeldía en la dicha dehesa guarda y mes dicho al concejo.

 

Juan / González doscientos y cuatro maravedíes.

 

Pedro Barroso cuarenta maravedíes.

 

Y según por / las cuentas dadas por la dicha guarda dadas han de pagar las personas en esta copia / contenidas los tres mil trescientos y ochenta maravedíes que le tocan al dicho consejo del quin- / to que ha de haber de la dicha copia sacada la costa las cuales partidas saque de las / dichas cuentas por mandado de la justicia de este dicho lugar de Lagartera en veinte y cin- / co de Enero de mil seiscientos y treinta.

 

De que yo Thome Sánchez escribano público en el dicho / lugar doy fe.

 

Thome Sánchez escribano.

 

En Herreruela en quince días del mes de febrero / de mil seiscientos y treinta y un años, yo el fiel de escribano, requeri a los contenidos en esta / copia que doy certificación.

 

Alonso González.

 

Libro de la quinta parte que toca / de Herreruela de la media copia de la dehesa boyal de este lugar desde año nuevo a San / Juan de Junio de seiscientos y treinta y un años, y las personas que lo han de pagar / son las siguientes:

 

Suma la media copia por sacar el quinto treinta y seis mil y trein- / ta y dos maravedíes.

 

Toca le a Herreruela de su quinta parte, siete mil doscientos y seis maravedíes. /

 

Había de pagar y le toca de justicia, escribano y guarda de su quinta parte dos mil y ochenta y / siete maravedíes.

 

Queda liquida la quinta parte, cinco mil ciento y diez y nueve maravedíes. /

 

Juan Hernández cincuenta maravedíes.

 

El dicho treinta maravedíes.

 

El dicho treinta y seis maravedíes. /

 

El dicho cuarenta y dos maravedíes.

 

El dicho tres reales.

 

El dicho treinta maravedíes.

 

El dicho tres / maravedíes.

 

El dicho sesenta maravedíes.

 

El dicho siete maravedíes.

 

El dicho veinte y cinco maravedíes.

 

El / dicho cincuenta y cuatro maravedíes.

 

El dicho treinta maravedíes.

 

El dicho Pedro Barroso no- / venta maravedíes.

 

El dicho sesenta maravedíes.

 

El dicho noventa maravedíes.

 

Francisco García tres / reales.

 

El dicho tres reales.

 

El dicho seis reales.

 

El dicho tres reales.

 

El dicho seis reales.

 

Francisco García vein- / te y un maravedíes.

 

El dicho treinta y dos maravedíes.

 

Juan Aguado seis reales.

 

El dicho doce reales. /

 

El dicho seis reales.

 

El dicho seis reales.

 

El dicho veinte maravedíes.

 

Alonso González cincuenta / maravedíes.

 

El dicho cincuenta maravedíes.

 

El dicho cien maravedíes.

 

El dicho Alonso González ciento / y cincuenta maravedíes.

 

El dicho treinta maravedíes.

 

El dicho cuarenta y ocho maravedíes. /

 

Francisco Moreno cincuenta maravedíes.

 

El dicho sesenta / maravedíes.

 

El dicho tres reales.

 

El dicho cuarenta y dos maravedíes.

 

El dicho tres reales.

 

El dicho sesen- / ta maravedies.

 

Martín Calero tres reales.

 

Con la cual partida se le paga el quinto y se ad- / vierte que si Martín Calero se hallare en los demás meses adelante lo ha de pagar / en este dicho lugar porque con lo dicho se hizo pago al dicho lugar de Herrerue- / la de los cinco mil ciento y diez y nueve maravedíes y le sobran treinta y dos maravedíes de / su quinto de que soy fe.

 

Fecho en Lagartera a tres de septiembre de mil y seiscientos y trein- / ta y un años.

 

Juan Martínez, escribano.

 

Libro y cobranza de la quinta parte que toca al lu- / gar de Herreruela de la media copia de penas de la Dehesa boyal de este / lugar de Lagartera desde San Juan de seiscientos y treinta y dos años hasta fin de diciembre / de dicho año, asidas por Francisco Martín guarda jurada de dicha dehesa en esta for- / ma:

 

Suma la media copia doce mil novecientos y diez y ocho maravedíes.

 

La quinta parte dos mil qui- / nientos ochenta y tres maravedíes.

 

Y medio de la justicia de tomarla cuenta.

 

A la guarda / nueve maravedíes.

 

Y para hacer pago de lo que dicho lugar ha de haber pagando la costa / lo han de cobrar de la persona o personas siguientes:

 

Francisco García tres reales.

 

el dicho tres reales.

 

Libro de lo que cabe al lugar de Herreruela de su quinta parte / de la media copia de penas desde año nuevo de mil seiscientos y treinta y tres has- / ta San Juan del dicho año, asidas por Francisco Amor guarda de la dehesa boyal / de este lugar de Lagartera en esta forma suma la media copia suso / dicha doce mil quinientos y diez y nueve maravedíes. Cabe Herreruela de la quinta parte (fol. 28 v.) // dos mil quinientos y cuatro maravedíes.

 

Cabeza de la costa del justicia, escribano y guarda del mes, año, dos mil y ochenta maravedies.

 

Que- / da liquido el quinto a Herreruela cuatrocientos y veinte y cuatro maravedíes y para hacer pago de los cuatrocientos y / veinte y cuatro maravedíes se le adjudico lo siguiente:

 

Maria Camacha seis reales.

 

La dicha tres reales.

 

Francisco Martín / Capitán tres reales.

 

La de Juan García veinte maravedíes.

 

Con lo cual fue enterado el dicho lugar de Herreruela / de lo que como dicho es hubo de haber y se advierte que lo que tuvieren mas lo que van en esta copia / en los de mas meses lo han de pagar en la media copia del lugar de Lagartera de lo cual doy fe.

 

Juan / Martín, escribano.

 

El dicho Francisco García tres reales.

 

Con lo cual fue enterado el dicho lugar de Herreruela.

 

Juan Mar- / tínez escribano.

 

Esta compulsa fue sacada de las copia originales de penas como suenan y quedan / en mi oficio en virtud de auto del consejo del conde, mi señor, y concuerdan con dichas originales / a que me remito y lo signe y firme en Oropesa en diez y nueve días del mes de abril de mil / seiscientos y setenta y nueve años.

 

En testimonio de verdad.

 

Juan Núñez de Prado.

 

Y por el dicho concejo / y vecinos de esta villa de Lagartera represento la petición siguiente:

 

Excelentísimo señor

 

Juan López Rodríguez, en / nombre del concejo, justicia y regimiento de la villa de Lagartera, en el pleito con el concejo, justicia y regimiento del lugar de / Herreruela respondiendo a su petición a diez y ocho de Marzo de este presente año, su tenor:

 

Ha- / bido por inserto negando lo perjudicial de justcia , vuestra excelencia se ha de servir de mandar hacer en la forma / que conviene en petición presentado por mi parte, en diez de dicho mes de Marzo y se debe / hacer por lo siguiente.

 

Lo uno por lo otro favorable dicho y alegado en que me afirmo que es cierto y / verdadero y dos por expresado a la letra.

 

Lo otro porque es cuanto a las declaraciones pedidas en / contrario se desestimaron por el auto de vuestra excelencia proveído a la petición contraria conociendo que / las causas no se den en principio por el juramento, militem mayormente por el actor.

 

Lo otro para que / en cuanto, al testimonio del libro de becerro asimismo se le debe denegar como se hizo en dicho / auto para que como esta satisfecho no debe ser hoy el actor en estas pretensiones ni en los demas / papeles que solicita.

 

Lo otro para que dicho lugar de Herreruela no se debe tener por lugar sino / es por suburbio de esta villa, por que ni tiene ordenanzas ni gobierno separado del que obser- / ba esta villa pues con las mismas se gobierna con que se afirma la proposición por mi parte / alegada en su primera petición de que es un suburbio que se llega que ni tiene escribano, para que uno de / los de esta villa asiste a dicho suburbio y al de Caleruela como arrabales de ella.

 

Lo otro para que / no solo en cuanto al aprovechamiento si no en cuanto a la propiedad es privativamente dicha dehesa / de mi parte así por gozarla en esta forma como por ser dehesa boyal la que conforme a su natu- / raleza toca y pertenece a cada uno de los pueblos e la libro de los vecinos, en recompensa de las car- / gas y atributos de cada pueblo sin que puedan entrar otros de otro lugar a gozar la para que es / un contrato reciproco ni nominado y premuneratorio en que no pueden tener parte quien / no tiene carga pues por esa razón se concede dicha dehesa boyal a los pueblos lo otro / porque para tener dehesa boyal la parte contraria a demostrar título de ella para que sin el título no puede tener / ni aplicarse dehesa alguna y no lo es ni lo causa el traslado de las copias y penas que tienen pre- / sentados por que no le da título ni consta que los originales de donde se sacaran dichos traslados / estén en forma probante no lo hasta dicho traslado pido se exhiban los originales ante todas / cosas para decir y alegar contra ellos en especifica forma como lo protesto hacer y / debido pronunciamiento, lo otro para que la quinta parte en las penas no es lo mismo que en los apro- / vechamientos de dicha dehesa y si le tuvieran que le niego le manifestara dicho traslado o se hubie- / ra mostrado otro título.

 

Lo otro para que no puede se dehesa boyal sino es de vuestro concejo por / que a cada uno se le ha de señalar separadamente por los motivos y causas que van expresa- / dos.

 

Lo otro por que mi parte ni tiene papeles que exhibir comunes ni de otra calidad de / mas de ser incierto lo que en contrario se alega por las cuales razones y las demás / que hacen o hacer pueden a favor de mi parte, a vuestra excelencia pido y suplico sea servido de mandar ha- / cer como tengo pedido y en este escrito se contiene justicia, costas y para ello, etc.

 

Licenciado Sánchez /

 

Y vista por uno de los jueces de la cámara de dicho conde por auto que dicen quince / de mayo de mil seiscientos y setenta y nueve mando que se pudieren con los autos y que se diese / traslado a la parte del lugar de Herreruela y que conmutación de la parte de la villa de Lagartera se diesen los testi- / monios y se sacasen y compulsasen los demás instrumentos y papeles que estaban pedidos por el dicho / lugar quien lo presentase para en su vista proveer lo que hubiese lugar y por el dicho consejo, justicia y regi- / miento del lugar de Herreruela en el pleito con el concejo, justicia y regimiento de la villa de Lagartera res- / pendiendo a su petición de quince de Mayo su tenor:

 

En lo perjudicial negado digo que justicia me- / diante vuestra excelencia se ha de servir de mandar hacer como por mi parte esta pedido y no solo como esta / mandado sino que se hagan todas las declaraciones pedidas y que se den y pongan en los au- / tos los testimonios pedidos y mandados dar y que la parte contraria escriba los libros de / cuentas de propios que necesariamente conforme a derecho

y leyes del reino debe tener y tomar / cada año, esto sin perjuicio de la prueba condenando en costas a la parte contraria que deber hacerse / por lo siguiente, y favorable dicho y alegado por mi parte en que me afirmo y e por expreso / a la letra y pido lo mismo que tengo pedido;

 

Y que por que todas las veces que se piden declaración (fol. 29 r.)// de las partes que verdaderamente, lo son en la causa que se controvierte se deben mandar hacer y no / solo por derecho sino por estilo.

 

Y porque el testimonio del libro del becerro se debe dar como esta / mandado y en ninguna manera de deben denegar a las partes las diligencias que conducen / al conocimiento, y asignación de la verdad en que esencialmente, consiste la justicia y por este testimonio / como por los demás papeles se ha de venir en el seguro conocimiento de ello pido que con efecto / de el dicho testimonio de el libro de el becerro y que los autos no se entreguen hasta tanto que / esto se haya ejecutado y porque las cuentas de dichas dehesas se deben exhibir como / instrumento común y de todo el tiempo que tengo pedido sin que esto padezca duda al- / guna y bastan los fundamentos, haya en los autos para que se conozca no se privativa de la / parte contraria dicha dehesa como siniestramente supone negándose a lo cierto y pretendien- / do embarazar los caminos de una claridad para la administración de justicia y para que ya esta a llegar / el título que ni parte tiene para pertenecerle la quinta parte de la dehesa y sus aprovechamientos.

 

Y porque todo / lo demás que se dice y alega en contrario es incierto y solo es verdad lo que tengo dicho y alegado atento lo / cual al vuestra excelencia pido y suplico mande hacer según de uso y en este escrito se contiene justicia y costas, etc. /

 

Licenciado Don Bartolomé Castillejo.

 

Cuyo pedimiento se dice no tener de cierto alguno y solo signe el sello / de la primera hoja con mate que dice así:

 

En veinte y cuatro de mayo mandamiento e conformi- / dad de lo proveído y pedido.

 

Y por dichos jueces se despacharon dos despachos para el fin que / queda referido.

 

Y por el dicho concejo, justicia y regimiento de la villa de Lagartera se presento la petición / siguiente:

 

Juan López Rodríguez, en nombre del concejo, justicia y regimiento de la villa de Lagartera en el pleito / con la justicia, regimiento de Herreruela digo que en esta causa sea proveído un auto por vuestra excelencia en / que manda que dentro de tercero día el escribano de dicha villa de cierto testimonio del libro de be- / cerro y que exhiba cierta ejecutoria ganada en la real chancillería de Valladolid, sobre la propiedad / de la dehesa boyal de dicha villa.

 

Y que los capitulares de dicha villa que fueron el año pasado / de setenta y ocho parezcan en este consejo a hacer ciertas declaraciones.

 

Y así mismo / que se exhiban las cuentas de lo procedido de los aprovechamientos de dicha dehesa desde el año / de cuarenta y ocho hasta el presente y las rentas y remates y arrendamientos, que se hubieren / hecho desde el año de cuarenta y nueve hasta el presente.

 

Y que se expida el título que dicho / villa tiene de dicha dehesa antes de la excepción y que dicho escribano parezca con dichos capi- / tulares ha hacer cierta closión y que se ponga en ejecución sin dilación y que / / termino como todo consta en dicho auto su fecha de veinte y cuatro de agosto de dicho pro- / ximo pasado su tenor habido por inserto negando lo perjudicial de justicia, vuestra excelencia se ha de servir / de suspender a revocar por contrario y imperio dicho auto en cuanto a la excepción / digo ejecución de papeles y declaración que se piden de los capitulares y escribano del año pasado / de setenta y ocho y se debe hacer así lo pido y se debe hacer lo uno por lo otro y favorable /

 

Lo otro porque lo revalidaron del auto que mencionan el suso dicho hace compren- / sión de el y se tiene por uno mismo y revocado este lo queda el otro y a mayor abundamiento / pido se especifique en esta forma en la revocación o suspensión pedida lo otro porque / para la pretensión contraria no hay fundamento para que mi parte ni el escribano no tienen libro bece-/ rro ni noticia de el con que cesa el testimonio que de el pide.

 

Lo otro porque dicho / escribano, solo tiene en su poder los protocolos y registros pertenecientes a su oficio / no ejecutorias de vencimiento de causas que esas tocan y pertenecen a las partes / y si dicho concejo importante tiene ejecutoria de la propiedad de su dehesa boyal sobre que / es este pleito no le toca a dicho escribano, su custodia y retención.

 

Lo otro porque en cuanto a las / declaraciones de los capitulares de dicho año, menos se debe permitir porque no se / admiten declaraciones no estando justificado primero pertenecen y con- / ducir a la causa actualmente que hacen cuerpo de consejo y litigan como partes y de los / que no lo son no permite el dicho, estas declaraciones porque se reservan para que / los presente por testimonio si los necesita y si se diera lugar a la elección de la parte / contraria fuera señalando justicia de cada un año u se diera una y finidad compre- / diendo a todos los vecinos para que declaran que no se debe permitir

 

Lo otro / porque en cuanto a la declaración que se manda hacer a los capitulares pre- / sentes en contra lo dispuesto por derecho en estos casos porque la villa no tiene / autoridad para hacer dichas declaraciones ni son mas de unos particulares / que no litigan de que resulta que dicho auto es digno de revocar o suspender / como llevo pedidos.

 

Porque pido y suplico a vuestra excelencia sea servido de mandar hacer como / llevo pedido y de lo contrario desde ahora: hablando debidamente salvo el derecho de la nu- / lidad atentado y otro debido remedio apelo de dicho auto y del que en el se / ratifica y hace mención para ante el rey nuestro señor, y para ante su Presidente / y oidores de la Real Chancillería de Valladolid y donde mi parte se presentare y pido y suplico a vuestra excelencia y / hablando con el respeto debido requiero que durante esta apelación no igno- / re ni proceda a la ejecución de dicho auto y de lo contrario protesto que / todos los daños que se siguieren y reconocieren sean por cuenta y riesgo / de quien hubiere lugar de derecho y lo pido todo por testimonio para con el presen- / tarme en el tribunal que convenga y querellarme de quien hubiere lugar / de derecho pido justicia, costas y para ello, etc.

 

Y juro dicha apelación.

 

Licenciado Sánchez.

 

Y vis- / ta por uno de dicho jueces por auto que dio en veinte y ocho de octubre de / mil seiscientos y setenta y nueve mando se juntase con los autos y que se diese tras- / lado a la parte del lugar de Herreruela para que respondiese lo que a su derecho convi- / niese y por el dicho lugar de Herreruela se presento otra petición que su tenor es el / siguiente.

 

Excelentísimo señor

 

Nicolás Redondo, vecino de esta villa de Lagartera sobre que la de la quinta par- / te de los aprovechamientos que le tocan de la dehesa boyal de dicha villa / se gano primero y segundo mandamiento de este concejo para que las justicias que fueren / en la dicha villa, el año de setenta y ocho y lo son en este de setenta y nueve parecie- / sen hacer ciertas declaraciones y por el escribano de ello ciertas compulsas / de instrumentos y testimonios y que se exhibiese la exención del villaz- (fol. 29 v.) // go de dicha villa para mejor conocimiento de causa y aunque dichos mandamientos les ha sido notifi - / cados como de ellos consta que presento en toda forma no han parecido a cumplir con / su tenor cada uno en lo que les toca pido y suplico a vuestra merced mande despachar a costa de los / susos dichos ministros con días y salarios hasta que cumplan lo que por vuestra merced esta manda- / do por cuanto les es notorio como llevo dicho justicia y costas.

 

Don Pedro Redondo.

 

Y vista / por auto que se dio en el citado día veinte y ocho de octubre de mil seiscientos y setenta / y nueve se mando se guardase y cumpliese lo proveído en el mismo día y por el dicho / concejo, justicia y regimiento del lugar de Herreruela se presento otra petición que su tenor es el / siguiente:

 

Excelentísimo señor.

 

Don Pedro Redondo, en nombre del concejo, justicia y regimiento del lugar de Herreruela en / el pleito con el concejo, justicia y regimiento de la de Lagartera digo que justicia mediante vuestra excelencia sea de / servir de mandar hacer como por mi parte esta pedido y repetidamente esta mandado eje- / cutando el auto que se inpugna condenando en costas a la parte contraria y se debe / hacer por lo siguiente.

 

Lo primero por lo general y favorable y siguiente, y por lo dicho y alegado / por mi parte en el discurso de esta causa en que me afirmo y e por expreso y fundan / sobradamente los autos proveído por vuestra excelencia y mandados ejecutar y porque no se alega / cosa en contrario no que funde la impugnación de dichos autos.

 

Lo otro porque el auto / primero por el cual vuestra excelencia fue servido de proveer lo que hoy se manda ejecutar / se paso en autoridad de cosa juzgada y fue distinto de este y asi la parte contraria / no puede embarazar su ejecución, conforme a su ejecución conforme a derecho ni hay razón hablando debidamente / para el intento de suspensión o revocación.

 

Lo otro porque el ayuntamiento de dicha villa / tiene el libro de becerro pedido por mi parte y se reconocerá en la especulación de su / archivo sino se ha retirado con el poder y mano que para ello tiene la parte contraria. /

 

Lo otro porque el verdadero actor en esta causa es la parte contraria respecto de que / su provocación injusta con la retención de lo que a mi parte pertenece le han probado a / juicio lo otro porque los archivos que la parte contraria dice publica se hi- / cieron para guardar papeles y estos se guardan para que la injuria del tiempo / contra la memoria no borre la ciencia de la verdad y supla esta diligencia la / corta vida de los hombres y para que cuando la parte contraria pretende echar la mía / de su posesión como en este caso debe exhibir los títulos y porque lo que en esta parte / alega la parte contraria se opone es diámetro a lo que antecedentemente dijo en dicha pe- / tición pretendiendo que denieguen las declaraciones de los que fueron justicias el año pa- / sado porque no son partes y porque también se pasaron en cosa juzgada porque la / notificación del último auto y mandamiento se hizo en treinta de agosto y la apelación de / la parte contraria es casi dos meses después que se presento en veinte y / ocho de octubre como todo consta de los autos y así todo es exequible aten- / to lo cual a vuestra excelencia pido y suplico mande hacer según de suso y en este escrito se con- / tiene y contiene mandado y sobre todo justicia, costas, etc.

 

Licenciado Don Bartolomé Cas- / tillejo

 

Y vista en dicha cámara de Oropesa por auto que en ella se dio / en veinte de noviembre de dicho año, se mandó se juntase a los autos y que todos se lleva- / se ni para proveer en su vista y con efecto se dio el del tenor siguiente:

 

En la / villa de Oropesa y consejo del conde mi señor, en veinte días de Marzo / de mil seiscientos y ochenta años, habiéndose visto estos autos y el mandamiento despac- / hado en veinte y cuatro de Mayo del año antecedente se manda que sin em- / bargo de la apelación interpuesta por parte de la Lagartera el escribano / de ella dentro de ocho días busque y traiga a dicho consejo la ejecutoria, / título, cuentas, ventas y remates que se refiere en dicho mandamiento, para/ ser instrumentos comunes a ambas partes litigantes para que vistos se / mande sacar de ellos los traslados que por ambas partes fueren pedidos y les / convenga y después se vuelvan los originales al Ayuntamiento y Archivo de / la dicha villa de Lagartera cuya justicia y regimiento se impida al dicho escribano la busca y saca de / dichos papeles para efecto referido según se lo tiene mandado el conde / mi señor, de que su excelencia ha dado aviso a dicho consejo con apercibimien- / que por lo contrario se les multara y se procederá a lo demás que haya / lugar y en cuanto a las declaraciones pedidas y mandadas hacer se / reserva el proveerlo que fuere justicia y para la ejecución se despache mandamiento en / forma y así se proveyó mando y firmo.

 

Licenciado Don Pedro Romero y Ojedo y / Licenciado Don Antonio de la Parra.

 

Ante mí Juan Nuñez de Prado.

 

Y por el escribano en / cumplimiento de dicho auto se pone una fe que su tenor y del testimonio que dio / es el siguiente:

 

Doy fe que en cumplimiento del auto antecedente ante su in- / serción se despacho el mandamiento que por se manda día de su fecha / y lo entreguen a la parte de Herreruela.

 

Prado .

 

Yo Juan Nuñez de Pra- / do, escribano del Rey nuestro señor, público y del número de esta villa de Oropesa y su tie- / rra y del consejo del excelentísimo señor conde de Oropesa, mi señor, por merced de su exce- / lencia, doy fe y testimonio de verdad de que entre los papeles que están en la / sala y archivo de dicho consejo hallé un libro cuyo principio es el que se sigue: /

 

Año de mil y seiscientos y diez y nueve.

 

Libro de los caudales, positos propios y / rentas y vecinos que tiene cada uno de las villas y lugares de estos estados de su ex / celencia esea año de mil seiscientos y diez y nueve que comienza a gobernar los / el Conde Don Fernando mi señor, Marqués de Jarandilla que mando hacer este libro (fol. 30 r.) // para que haya en el quinta de la administración de los dichos caudales.

 

Y en dicho / libro al folio ciento y cincuenta y uno esta en lo alto Herreruela propios tie- / ne este lugar cuarenta y ocho vecinos, los propios son la quinta parte en la dehesa / de Lagartera que las disfrutan los vecinos, la obligación de la carnicería la paga / al concejo el cual dicho capítulo esta escrito con otros en dicho libro de cuar- / tilla de papel común con su pergamino que queda en dicho concejo del cual hice / esta compulsa a que me remito y para que de ello conste de pedimento de la parte / de dicho lugar de Herreruela y mandamiento del dicho Concejo di el presente y / en fe de ello los signe y firme.

 

En la villa de Oropesa en catorce de enero de mil y / seiscientos y ochenta y un años e yo el dicho Juan Núñez escribano, hice mi signo.

 

En / testimonio de verdad.

 

Juan Núñez de Prado.

 

Y después de lo referido hay un / auto que su tenor es el siguiente:

 

En la villa de Oropesa y consejo de el conde / mi señor en siete días del mes enero de mil seiscientos y ochenta y tres años, en aten- / ción de una carta dada de su excelencia en que es servido mandar que / estando en estado para ello la villa de Lagartera de satisfacción al consejo / de la lugar de Herreruela de las cantidades de maravedíes que se le deben como in- / teresado y particionero en la dehesa boyal de dicha villa y que en caso que no es- / té en disposición de apremios se apliquen por parte de dicho lugar las di- / ligencias necesarias para el efecto de su pretensión y habiéndose visto / el punto que entre dichos villa y lugar se ha controvertido y que los autos pro- / veidos por este consejo a donde pende el justificar el derecho del dicho lugar / de Herreruela no están ejecutados mandaron que para proceder a lo / que sea de justicia y cumplir a lo que el conde mi señor manda se despache / mandamiento, para que se ejecute y cumpla lo mandado en los autos de veinte / y cuatro de mayo del año pasado, de mil seiscientos y setenta y nueve y el dicho veinte / del mes de marzo de mil seiscientos y ochenta y cumplimiento cada uno con lo / que es su obligación dentro de seis días pena de veinte y mil maravedíes / para la Cámara del Conde mi señor, con la aplicación, ordinaria y con aper- / cibimiento que de no hacerlo se proveerá de todo remedio y que sea más / conforme a justicia y para mayor precisión mandaron que el presente / escribano vaya a la dicha villa de Lagartera y hagan notorios dichos autos y lo ponga / por fe y los vuelva a traer a este consejo y así se proveyó y firmo. /

 

Don Diego de la Peña y Mendoza.

 

Licenciado Don Juan Baptista Serrano /

 

Ante mi Juan Núñez de Prado y por el Conde de Oropesa se escribió / carta al lugar de Herreruela que su tenor y de el memorial que re- / fiere es el siguiente:

 

El alcalde y regidor del lugar de Caleruela me ha entre- / gado el memorial que os remito con esta parte, que reconociendo el esta- / do del pleito que este lugar tiene con la villa de Lagartera sobre la parte en / el aprovechamiento, de su dehesa boyal veáis si en justicia se puede apremiar al / Ayuntamiento de Lagartera a que de alguna cantidad de dinero al conce- / jo de Herreruela a cuenta del que tienen retenido por el punto pendien- / te y de cualquiera cosa que se ofreciere sobre esta dependencia / me iréis dando cuenta antes que se pase a resolver cosa alguna / como os lo tengo prevenido en otra mía.

 

Madrid y Diciembre, diez y nue- / ve de mil seiscientos y ochenta y dos.

 

Yo el conde.

 

Al consejo.

 

Excelentísimo / señor

 

Hallándose el lugar de Herreruela padeciendo graves extor- / sionese inmoderado agravio que le hace y ha hecho de algunos años / a esta parte, la villa de Lagartera unos y otros vasallos de vuestra excelencia quintan- / dolas los aprovechamientos que lo pertenece de la dehesa boyal / en que tiene quinta parte, Herreruela y cuatro partes, Lagartera se tra- / tó que en par y se informa de juicio se estuviere a la verdad y con- / quietud se reconociere el derecho de ambas partes, exhibiéndose los papeles que (fol. 30 v.) // había concerniente a la pretensión estando vuestra excelencia de parte de este medio por ser lo de paz / y conveniente para la conservación de de sus vasallos el cual no se pudo lograr por la resistencia que hi- / zo la villa de Lagartera y dio suplencia para que Herreruela siguiese su justicia en cuya conformidad / presento petición en vuestro consejo en catorce de febrero de setenta y nueve por lo cual pide lo / siguiente:

 

Dice Herreruela que le toca la quinta parte de la dicha dehesa y sus aprovechamientos y que en esa / forma los gozo hasta el año de cuarenta y nueve o cincuenta año mas o menos que después de / dicho año, la dicha villa de Lagartera ha ido dando a Herreruela alguna parte muy corta de dichos aprove- / chamientos que han recibido con el supuesto de que se había de ajustar cuenta de la dicha quinta / parte y habiéndose reconocido que Lagartera no se querrá reducir a eso puso por demanda a cien / mil maravedíes que dice ha dejado de percibir en dichos años, para el cumplimiento de dicha quinta parte de apro- / vechamientos que le ha tocado y se ha mandado así por diferentes autos de vuestro consejo y des- / pachandose repetidos mandamientos para ello el uno en cuatro de Mayo de setenta y nueve y notifi- /candose que esta desde el folio cincuenta y cuatro de los autos y el otro en veinte y cin- / co de agosto, que con sus notificaciones, esta desde el folio cincuenta y seis no han querido obedecer / sin cumplir con notable rebeldía dicho mandado con que le asiste a Herreruela lo / dispuesto por la ley del reino que le da por confesos.

 

Resultan bien a favor de / Herreruela de lo referido concluyente prueba que tiene la quinta parte en los apro- / vechamientos de la dicha dehesa y en comprobación de pertenecerle la dicha quinta parte / presento muchas copias originales de penas hechas para la justicia de dicha villa de Lagartera / causadas en la dicha dehesa y entregados a la villa de Herreruela para que cobrase / su quinta parte, las cuales se compulsaron con citación de la parte contraria y presentación / se hizo sin contradicción alguna y están en los autos desde el folio diez y siete al cua- / renta y cuatro inclusive, pretende también que las escrituras que se hicieron / de dichos aprovechamientos ha de ser sacando en escritura a parte para el lugar de Herreruela / resiste también Lagartera exhibir la ejecución que se litigo por la villa de Lagartera / siendo aldea y el lugar de Herreruela con Oropesa por la cual ha de constar y se ha de ca- / lificar mas bien el derecho de Herreruela con la cual se quedo como lugar de mayor ve- / cindad y poder que Herreruela con estas y otras consideraciones mas doctas / y legitimas el consejo del conde mi señor, les condeno a la dicha villa de Lagartera en dicho ar- / tículo esta y otras consideraciones que se manifiestan de lo deducido y alegado / por Herreruela fundan su derecho y justicia y todo lo ponen a los pies de vuestra excelencia como due- / ño de todo a cuya acertada deliberación y providencia estarán siempre, etc. /

 

Licenciado Don Bartolomé Castillejo.

 

Y así mismo hay un instrumento otorgado por / el lugar de Herreruela que su tenor es el siguiente.

 

En el lugar de Herreruela, jurisdicción de / la villa de Oropesa, en veinte y tres días del mes de octubre de mil seiscientos y ochenta años / por ante el escribano de Su Majestad y del número de la dicha villa de Oropesa se juntaron en con- / cejo abierto a son de campana tañida como lo tiene de uso y costumbre / Juan García de Eugenio, alcalde, Alonso Aguado González de León, Alonso Hernan- / dez de la Morena , Juan Martín de la Ignacia , mozo. Gil Gómez, Melchor Rodríguez y / Juan Fernández de Sebastian Fernández. todos vecinos del dicho lugar y así juntos / por lo que les toca en voz y en nombre de los demás vecinos que no están presen- / tes por quienes siendo necesario prestaron voz y caución con la solemnidad del / derecho dijeron que por cuanto el dicho lugar ha tenido y tiene punto pendiente que pasa / en el consejo del excelentísimo señor conde de Oropesa, Belvis y Deleitosa, etc, mi señor contra la / villa de Lagartera y su concejo y propios sobre que vuelva y restituya al dicho lugar la quinta parte dice le toca y pertenece de todos los aprovechamientos / de la dehesa boyal de dicha villa por tener comunidad en ella este derecho que no / se les ha dado este derecho muchos años ha sino séptima parte como mas por exten- / so se contiene en los autos del proceso a que se remitieron y se remiten y / porque han considerado que el dicho pleito ha de tener dilación y sea de seguir / considerable e gasto hasta su fin y que todos son vasallos de su fin y como / dueño y señor de ellos mirara por esta materia dando a cada parte la justicia que tubie- / re por medio de sus abogados por tanto en la mejor vía y forma que pue- / den y por derecho haya lugar dijeron se comprometían y comprometieron (fol. 31 r.) // desde luego en el dicho conde mi señor para que como juez arbitro arbitrador y amigable componedor renue- / ba y tome en dicho pleito el expediente que fuere servido por medio del abogado o abogados que tubie- / ren por bien de señalar y nombrar para ello que por lo que así se difiere por su excelencia estará y pasara el dicho / lugar sin hacer cosa en contrario a cuya firmeza obligaron sus personas y bienes y los propios y ren- / tas de dicho concejo y para mayor confirmación de este compromiso juraron por dios, nuestro señor, / y una señal de cruz en forma de derecho que no le hacen por intervenir tenor de que no les seria guar- / dada la justicia que tuviesen ni por otro motivo ni pretexto alguno sino solamente por obviar / gastos y conservar paz y concordia en cuyo testimonio así lo otorgaron.

 

Siendo testigos / Juan Lozano, Marcos Jiménez, vecino, del dicho lugar y Francisco Alarza, vecino de la Peraleda del / Sena y los otorgantes a quien doy fe conozco firmaron los que supieron y por los que no / un testigo a su ruego, Alonso Moreno, Alonso Hidalgo, testigo Marcos Jiménez.

 

Ante mi Juan / Núñez de Prado.

 

E yo el dicho Juan Núñez de Prado, escribano de Su Majestad y del número de Oropesa fui pre- / sente a todo lo que dicho es y está compulsa saque del registro que queda en mi poder / a que me remito y en fe de ello lo signe y firme.

 

En Oropesa en veinte y dos de enero, de seis- / cientos y ochenta y uno.

 

En testimonio de verdad.

 

Juan Núñez de Prado

 

Y después de dicha escrip- / tura se signo en auto que es el siguiente:

 

En la villa de Oropesa a veinte y dos días del mes de fe- / brero de mil setecientos y veinte y tres años, el señor Licenciado Don Joseph Pérez Calero abogado de los reales, conse- / jos corregidor por Su Majestad, que Dios guarde de esta villa y su tierra y juez de esta dependencia en vir- / tud de Reales provisiones que están en estos autos habiendo lo visto mando dar trasla- / do de ellos a la parte de la villa de Lagartera con término de tercero día para que en el diga y alegue lo que / la convenga y que se le entreguen los autos dando recibo y por este su auto su merced asi lo man- / y firmo de que yo el escribano doy fe.

 

Licenciado Calero.

 

Ante mí Juan Martín Sánchez Gonzalez.

 

Cuyo auto se / notifico a Francisco Díaz del Hierro como apoderado de la villa de Lagartera por cuanto se presentó la petición siguiente: / justicia del lugar de Herreruela jurisdicción de esta villa, en vista de los autos hallados en el archivo del / consejo de la gobernación de los escribanos señores condes de Oropesa que fueron digo que de justicia vuestra merced / se ha de servir exponer silencio al dicho lugar de Herreruela en la pretensión de tener parte o / posesión en la dehesa boyal de la villa mi parte ni en yerbas, aprovechamiento alguno ni entrado / con ganados declarándola de entero aprovechamiento para el ganado de labor y vecinos de la dicha / villa, a mi parte y suya propia revocando por contrario imperio el auto proveído por vuestra merced / en nombre del que acaba en cuanto declaro se despojo de posesión que supuso en comuni- / dad de pastos en dicha dehesa a favor de los vecinos de dicho lugar de Herreruela mandan- / doles desacorralar ganados y tildar las penas que se les tuviesen sentado por las guar- / das de dicha dehesa mandado en lo mas favorable a la otra parte que si tienen que pedir / lo hagan a continuación de estos autos pero en poco se curaron del pleito sobre este mismo asunto / empezado en el año pasado de mil seiscientos y setenta y nueve en catorce días de febrero / por demanda condenando en costas se insistieren que lo suplico a vuestra merced así lo estime / mande que todo es justicia , juro en lo necesario.

 

Don Licenciado Joseph Francisco Lara Bejarano.

 

Juan / Francisco Díaz del Hierro.

 

Y vista por Don Dionisio Díaz Calderón alcalde ordinario y te- / niente de corregidor de dicha villa de Oropesa por auto que dio en ocho de marzo del / al pasado de mil setecientos y veinte y tres mando dar traslado a la parte del concejo del lugar de Herre- / ruela y se notifico a Juan García de Eugenio su alcalde, y por el dicho consejo y vecinos del lu- / gar de Herreruela se presente la petición siguiente:

 

Juan García de Eugenio, alcalde del lugar, / de Herreruela la de esta jurisdicción por mi y en nombre del concejo y vecinos de el en el punto / con la parte del concejo, justicia y regimiento de la villa de Lagartera sobre el cumplimiento de la Real / ejecutoria y de las provisiones del Real y Supremo consejo de Castilla con cu- / yos reales despachos requiere con respecto a vuestra merced como también fue requerido / y habido por tal su antecesor cuyo efecto por naturaleza de dicha ejecutoria y pro- / visiones corresponden procedimientos bienes y sumarios sobre la cobranza del / importe de productos y aprovechamientos de la dehesa boyal de dicha villa y lugar con las pro- / testas y reservas de derechos antecedentemente, fechas que ratifico a vuestra merced suplico / y en caso necesario requiere así lo mande y estime pido justicia, costas, etc.

 

Licenciado Don / Andrés Muñoz de Salcedo.

 

Y vista por Don Dionisio Díaz Calderón alcalde ordina- / rio de dicha villa mando se pusiese con los autos y que se llevasen a Don Juan Sánchez Mo- / reno, abogado de los nuestros consejos, vecino de la villa de Talavera a quien nombraba por su / asesor y se notifico a los procuradores de una y otra parte y hubo diferentes acusaciones de asesores / que se hubieron por recusados y se nombro al licenciado Don Juan Sánchez Moreno Sal- / gado abogado de los nuestros consejos para con su acuerdo proveer lo que conviniere y / para el dicho lugar de Herreruela por mi y por su concejo y vecinos den el punto con la parte de la villa / de Lagartera digo que teniendo yo con mandato judicial los autos presento / la otra parte, pidiendo que todos los autos se proveyesen con acuerdo de asesor el que / se nombrase dando por causa que era de derecho el pleito el que y todos tienen determinación / de artículos o sobre lo principal que estas son de derecho y requieren acuerdo de / asesor y tienen para sustanciarse otros autos de cajón y para formalidad y que no / molvi en punto de derecho y estos no requieren tal acuerdo y fuera costa ni u- / til y dilatoria reprobable tocando al folio judicial disminuir gastos y / ocurrir calumnias vuestra merced suplico que por ahora provea como antes de ahora tengo pe- / dido que es justicia, costas, juro, etc.

 

Don Licenciado Muñoz.

 

Y vista por dicho alcalde ordinario / la hubo por presentada y que se pusiese con los autos y que se llevasen to- / dos a el asesor para con su acuerdo proveer lo que conviniese y con acuerdo del (fol. 31 v.) // se dio el auto siguiente:

 

En la villa de Oropesa en cuatro días del mes de Mayo de mil setecientos y / veinte y tres años, el señor Don Dionisio Díaz Calderón alcalde ordinario y corregidor interino en / villa y su tierra por vuestra merced y juez de esta causa vistos estos autos dijo que su merced proce- / dera en ella con acuerdo y parecer de asesor como por parte del concejo de la villa de Lagartera / se pide en los autos y providencias en que deba y sea necesario en cuya consecuencia y / mediante la conocida dilación de las recusaciones fechas por parte de dicho concejo, debía de man- / dar y mando su merced por si y en uso de la jurisdicción que la esta cometida que el conce- / jo exhiba ante el presente escribano, los papeles necesarios para que pueda dar con citación de las partes / los testimonios pedidos por el lugar de Herreruela y se notifique al alcalde, escribano y quien / tuviere las llaves en caso de estar archivados lo cumplan dentro de segundo día / pena de cincuenta ducados y con apercibimiento que se procederá al apremio que se conve- / niente y fecho se de traslado a la parte de dicho lugar de Herreruela para que pida lo que conven- / ga asi lo proveyó mando y firmo con acuerdo de asesor.

 

Don Dionisio Díaz Calderón /

 

Licenciado Moreno Salgado.

 

Juan Manuel Sánchez Gonzalez.

 

Y después de lo referido / volvió a haber diferentes recusaciones y en su vista para dicho alcalde se dio el auto siguiente:

 

En la villa / de Oropesa en diez y siete días del mes de julio de mil setecientos y veinte y tres años, el señor Don / Dionisio Díaz Calderón alcalde ordinario y corregidor interno de esta villa por Su Majestad, que Dios / guarde y juez de esta causa habiendo visto estos autos dijo que mediante su esta- / do debía de mandar y mando se consulte a su Majestad y señores de su real consejo de / Castilla el estado de dichos autos y procedimientos como lo tiene prevenido para que en su- / vista se sirva de tomar la providencia que pareciere mas justa y conveniente / así lo proveyó mando y firmo con su asesor.

 

Don Dionisio Díaz Calderón

 

Licenciado Don Juan / Sánchez Moreno Salgado.

 

Ante mi Juan Martín Sánchez y Gonzalez.

 

Y habiéndose cónsul- / tado por dicha justicia a los señores del Real y supremo consejo de Castilla sobre dichas recusaciones / y en su vista por dichos señores se nombro por escribano acompañado digo abogado al licenciado Don / Marcos Zapata, abogado de los reales consejos y vecinos de la villa de Madrid para que determi- / ne dicho pleito para cuyo efecto se despacho provisión con la que sea requerido a dicho / abogado acompañade quien la obedeció y que cumplirá con su tenor y habiéndose / puesto en su poder el referido pleito con las pretensiones de las partes este / escribió una carta a dicho alcalde, disculpándose no poderle determinar por los mo- / tivos que expresa en dicha carta la que por derecho a justicia se mando poner con los autos los que / se llevaron del licenciado Don Antonio Joseph Pérez Aguilera, vecino de la villa de Talavera para su determi- / nación quien en vista de todo dio el auto siguiente:

 

En la villa de Oropesa en quince / días del mes de septiembre año de mil setecientos y veinte y tres el señor Don Dionisio Díaz Cal- / derón, alcalde ordinario y corregidor interino para su majestad, que dios le guarde en ella y su tierra y / juez realengo en virtud de reales provisiones para el conocimiento de esta dependien- / cia con vista de los autos seguidos entre los concejos, justicia y regimiento y de la villa Lagar- / tera y lugar de Herreruela sobre aprovechamientos de la dehesa boyal que hoy llaman de La- / gartera y que el artículo pendiente en cuanto a exhibición de papeles para de ellos ponerse / ciertos testimonios necesita previa declaratoria en las reclusiones de asesor que / vinieron a parar en general con excepción del que Su Majestad, dios le guarde, se sirviese mandar / el real nombramiento de este y la carta que remitido que le ha sido el proceso haber sido para / merced con su devuelta del nombrado con acuerdo del Infraescripto dijeron e dijo / debía declarar y declaro por vagas las recusaciones hasta hoy fechas y ser así confor- / me al real despacho a veinte y tres de agosto, próximo pasado con que su merced ha / sido requerido en la parte que manda que para la determinación del citado pleito / sobre goce y comunidad de la dehesa de Lagartera sea acompañado de su merced / al licenciado Don Marcos Zapata a cuyo poder se remita estando en estado dicho pleito / y que en cuanto a lo demás en este tribunal se obre conforme a derecho y en su conse- / cuencia poder su merced sustancia hasta definitiva con acuerdo de otro cual / quiera asesor y en caso de que esta declaración por algún motivo deberá ser / hecha con consulta del licenciado Don Marcos Zapata, abogado de los nuestros consejos, en la / misma forma se declara ver este dictamen según dicta la carta por ser de en / lo respectivo al artículo de exhibición de papeles de vuesa merced mandar y mando / que las justicias y archiveros de la villa de Lagartera dentro del día de la notificación pon- / gan en el oficio del presente escribano, los papeles demandados por el lugar de He- / rreruela para que con citación de parte ponga los testimonios de aprovecha- / mientos de su dehesa boyal tantas veces mandados y para obviar los reparos / que Lagartera propone de entregar sus papeles desde luego si estos quieren / asistir con ellos sin perderlos de vista en el interín que poner dichos testimo- / nios lo ejecuten por medio de su podatario o alguno de sus capitulares sino que / siendo de ellos para su seguridad se le des recibo por el presente escribano y si pasado dicho / término no hubiere entregado dichos papeles mediante el encargo que a su merced / se le hace por las reales ordenes para que no de lugar a dilación y de tenerlo varias veces mandado / sin que haya tenido efecto mando su merced se despache a costa de dichos capitu- / lares y archiveros audiencia en forma hacérselo cumplir con facultad para / que los resistentes conduzcan presos a la cárcel real de esta villa y embarguen y se- / cuestren sus vecinos y si para ello favor o ayuda fuese necesario de parte de su merced cuyo real / decreto esta cumpliendo acción esta requiere y manda su merced a los señores / que estuviere o hubiese de quedar la jurisdicción ordinaria de aquella villa se le den / bajo de las penas en que incurran los que no patrocinan la ejecución de las / reales ordenes y de cincuenta ducados, a disposición de Su Majestad, Dios le guarde, y señores de su supre- (fol. 32 r.) // mo Consejo de cuestión esta comisión dimana y puestos, dichos testimonios se determinó a dicho lugar de Herreruela y con lo que este dijese o no autos / para proveer por este así los proveyó mando y firmó con su asesor:

 

Don Dionisio Díaz Calderón.

Licenciado Don Antonio Joseph Pérez de Aguilera.

 

Ante mi Juan / Manuel Sánchez Gonzalez y por el concejo y vecinos de la dicha villa de Lagartera, según esta la petición siguiente:

 

Juan Francisco Díaz de Lizcano en / nombre del concejo, justicia y regimiento de la villa de Lagartera en los autos con el concejo y vecinos del lugar de Herreruela, jurisdicción de esta villa digo que por ser cierto / de los señores del real y supremo consejo de Castilla proveído a consulta de vuestra merced es venido a mi noticia sea declarado que juez acon- / pañado nombrado en la corte es solo para la sentencia y determinación de dicho punto pero no el proveído de los artículos introducidos sin / revocación del auto de manutención y del de que mis partes traigan a esta villa, sus quintos de concejo y recados de ellas desde el año de / mil seiscientos y setenta y ocho hasta este excluirá que para ello resuelven los autos a vuestra merced y debiendo sustanciar los confor- / me a derecho sean llegado a su poder y los han remitido a vuestra merced pido se me haga saber el que este sea comprometía de la nulidad y se / me de también de dos días para recusarle o aquietarme y si ya estuviese ninguno tal proveído por no haberse echo saber el asesor ni / haberle yo podido noticiar a mi parte para que sea quien aquieten e informen de su justicia y en este caso siendo el proveído de perjuicio de mis partes / pido se declare así nulo o revoque por contrario imperio haciéndome saber el asesor quien para ello se remita con el mismo termino / y con la misma protesta y a mayor abundamiento reuso al asesor que en otra conformación vuestra merced haya nombrado y nombre a vuestra merced suplico hacer / hacer en todo como en este escrito se contiene que es justicia que pido, etc.

 

Licenciado Don Joseph Francisco.

 

Juan Francisco Díaz del Hierro.

 

Y visto por el dicho / alcalde ordinario y corregidor interino por auto que dio en quince de septiembre de dicho año de mil setecientos y veinte y tres mando se pusiese con / los autos y que protestando observar la formalidad que se pedía para la determinación del artículo que tenia producido que por en- / tonces y sin embargo de la relación que se hacia descubriendo habían sus cavilaciones y dilatorias que cumpliendo en esta parte con lo / que le estaba mandado por las reales provisiones mando se llevase a tenido efecto el proveído dicho día con acuerdo por estar tantas / veces mandado y son conforme a derecho sin embargo de cuales quien en refugio en contra para por este medio evitar tantas y tan costo- / sas dilaciones como por la villa de Lagartera se habían seguido cuto auto se notifico al apoderado de dicha villa de Lagartera y por el / dicho alcalde ordinario y corregidor interino se proveyó otro auto que es del tenor siguiente:

 

En la villa de Oropesa a ocho días del mes octubre / de mil setecientos y veinte y tres años, el señor Don Dionisio Díaz Calderón alcalde ordinario y corregidor interino en este villa y / su tierra por Su Majestad, que dios guarde, y juez particular artículos para el conocimiento de estos autos habiendo los vistos y que en el largo tiempo/ que a que si e notifico el proveído de su merced con acierto en quince del mes pasado a la parte de la villa de Lagartera no ha cum- / plido con la exhibición de papeles que se le mandó hacer en esta audiencia y que la dilación en la jurisdicción de estos autos ha sido dima- / nada de la ausencia de mi el presente escribano, en dependencia del real servicio por tanto y sin perjuicio de lo mandado por dicho auto por / ahora y hasta que sea conveniente el apremio de audiencia que es el se mando por ante mi el escribano, dijo debía de mandar y mando / que yo el escribano originario en virtud de la real aprobación que tengo pase a la dicha villa de Lagartera y requiera a la justicia ordinaria de dicha villa que luego y sin dilación pongan de / manifiesto en su archivo y sala capitular de ella las cuentas de la dehesa boyal de dicha villa, y demás papeles necesarios para su justificación / desde el año pasado de mil seiscientos y setenta y ocho hasta el de mil setecientos y veinte y dos uno y otro inclusive con pena para su observan- / cia de cincuenta ducados aplicados a disposición de los señores del real consejo de Castilla y cumplido que sea como dicha ejecución pasará a formar / los testimonios pedidos por la parte del lugar de Herreruela por su petición del día veinte y tres de abril pasado de este año y que / se le mandaron dar por auto con acuerdo del día cuatro de mayo la cual dilación asesor a costa de la dicha villa, mediante no hayan / cumplido con dicha ejecución de papeles en esta audiencia y para que así se ejecute se libre el despacho necesario que por este auto / así tomando y firmo su merced.

 

Don Dionisio Díaz Calderón.

 

Ante mi Juan Manuel Sánchez Gonzalez, y por el dicho lugar de He- / rreruela se presento la petición siguiente.

 

Juan García de Eugenio vecino y alcalde del lugar de Herreruela de esta jurisdicción por mi y su con- / cejo y vecino y en virtud de su poder que con su ratificación de todo lo acordado presento y juro en vista de los autos hechos / con la parte de la villa de Lagartera que ha motivado un crecido volumen para el débil aunque muy conducente asunto de solo / sacar el testimonio de que se hará mención de que únicamente se ha tratado en esta segunda pieza aunque se ha usado de tan artificiosos / ardides y de tan cavilosos y están medios de atrasar y defraudan por la costa la justicia que solo verlos practicados los hace crecer / verosímiles en la mejor forma que había lugar en derecho digo que en los años pasados desde mil seiscientos parece hasta el / de mil seiscientos y cincuenta y seis se siguió pleito primero en la real Chancillería de Valladolid y después en el supremo consejo de Castilla que se / volvió la ejecución de su sentencia en grado de suplicación en sala de mil y quinientos a dicha real Chancillería, entre los consejos de esta villa / contra quienes litigaron unánimes y conformes los de Lagartera y Herreruela sobre la propiedad que se declaró a favor de / Oropesa y el usufructo unos goces y todos aprovechamientos de la dehesa que se nombra de Lagartera a cuyo juicio conten- / cioso termino en haberse declarado pertenecer dicho usufructo goces y aprovechamientos a favor de Lagartera y Herrerue- / la por sentencia definitiva de vista y revista autos posteriores declaratorios y sentencia de dicho real consejo en dicha sala / de mil y quinientas cuya comunidad y participación de todos dichos goces usos y aprovechamientos entre Lagartera y / Herreruela fue para ambos pueblos en distinción y sin asignación de partes desiguales de uno a otro en cuya forma lo común / toca por igual toca por igualdad y en iguales partes a cada uno de los comuneros o socios conforme a claro derecho cuya verdad / indubitablemente como viene a lo acordado dicho alegado y pedido por Lagartera en dicho juicio contencioso en que no solo no hizo men- / ción del mas mínimo exceso de goce y aprovechamiento a su favor sino es que antes bien litigado contra Oropesa por unos mis- / mos pedimentos se hallaba en demanda confeso repetidas veces el pertenece de la posesión usufructo y todos goces y aprovecha- / mientos de que hizo especifica individualización en la demanda que se refiere la sentencia de vista confirmada en todas las poste- / riores en común de Lagartera y Herreruela y sin llamar nimiedades de igualdad diciendo haberse gozado de tiempo inmemorial / a aquella parte para en los concejos todos aprovechamientos y que así lo probaron en dicho servicio y por el goce de bellota que / refieren en dicho pedimento pide Lagartera para ir trescientos ducados y para Herreruela con igual le hace repetidas en / presiones de ser para ambos concejos de dichos aprovechamientos sin la más minima mención de desigualdad sin que en / contrario de estas superiores reiteradas definitivamente determinaciones ejecutoriadas pueda se objeción / estimables ningunos hechos alegaciones proposiciones ajustes ni percepciones de menos importe que la mitad de / dichos goces pues ni los capitulares de de justicia, abogados podatarios e procuradores ni otra persona alguna puede por ju- / dicar la causa pública de Herreruela y su concejo sobre que en mis anteriores pedimentos tengo echar varias protestas / que ratifico en deuda y forma y menos puede obstar para el ingreso de juicio sumario y ejecutivo a cuya natu- / raleza y aun el de la vía ordinaria repugnara litigar y a un permitir audiencia sobre la real ejecutoria librada de dichas sen- / tencias y con la cual ha sido vuestra merced requerido y tiene dado su debido cumplimiento y nuevamente en caso necesario para el despacho que se pedirá / requiere con el debido respeto y a todos y cada uno de los asesores que ocurran y actúen, a vuestra merced suplico despache y ejecute el / ejecutorio en la forma propuesta sin dilación ni audiencia a la otra parte teniendo presente que cualquiera petición / que presentara debiera estimase proposición y haberle propuesto a la ejecución y efectuada la traba y depósito hacer / el encargo de los diez días de la ley y lo contrario sino se despachase la ejecución pedida luego y sin dilación alguna de cual quiera / otro auto protesto reclamar a tribunal superior dando en queja la contra versión de dicha Real ejecutoria para cuyo efecto / en este caso se me de testimonio que la relación y ni siendo las sentencias e testimonio con dichas protestas presentado / este pedimento y el auto que se proveyese en justicia que pido costas, etc. y juro.

 

Licenciado Don Andrés Muñoz de Salcedo:

 

Y en vista / del mandamiento que despacho a fin de que se insertasen en dichas cuentas se practicaron con las diferentes diligencias en servicio estado / por el escribano se dio el testimonio del tenor siguiente:

 

Yo, Juan Manuel Sánchez Gonzalez, escribano del rey, nuestro señor, público del número de la villa de / Oropesa y su tierra por su majestad, que Dios guarde certifico y doy fe como en virtud del cumplimiento dado por los señores Juan Martín de / Cristóbal, teniente de alcalde mayor y Pablo Montero Caleruela, alcalde ordinario de esta villa de Lagartera a un despacho y mandamiento que se li- / bró en los nueve de octubre pasado de este año por el escribano Don Dionisio Díaz alcalde ordinario, por Su Majestad, de dicha villa de Oropesa (fol. 32 v.) // y su tierra como corregidor alcalde mayor interino que fue en ella y como tal. Y juez realengo tengo en virtud de reales provisiones de Su Majestad y señores presidente y oidores del real y supremo / consejo de Castilla para el conocimiento de cumplimiento que el lugar de Herreruela jurisdicción de dicha villa, sigue contra la villa de Lagartera sobre y en razón de / comunidad de pastos y aprovechamientos en la dehesa boyal que se nombra de Lagartera y por ante mi como tal escribano estando en un / ayuntamiento, y sala capitular del y con asistencia de Melchor Montero Donoso escribano de Su majestad público y del número y del ayuntamiento de esta dicha villa / serie exhibieron las cuentas de propios del comisario de ella a fin de designar los valores y aprovechamientos de dicha dehesa de los / años del de el de mil setecientos y catorce hasta el próximo pasado de mil setecientos y veinte y dos uno y otro y no lo suyo y habiendo formalizado/ liquidación de las rentas de la expresada dehesa mediante hallarse interpolados dichos valores y con otras rentas concejiles consta / y parece por valor de cada uno de dichos nueve años, con separación de frutos y efectos que daba a los valores siguientes:

 

Por la / cuenta de propios del concejo de esta villa de Lagartera del año de mil setecientos y catorce consta tuvo de valores / los aprovechamientos de la dehesa boyal cinco mil novecientos y veinte y un reales y diez y siete maravedíes.

 

En esta forma / de la paga de yerbas de marzo de dicho año mil trescientos y setenta y dos reales y medio por la paga de rentas de yerbas del señor An- / drés

 

Seiscientos y setenta y cinco reales por valor del fruto de bellota dos mil novecientos y cincuenta y dos reales / de valor de cebada producida de renta de la dehesa.

 

Ochocientos y diez y seis reales.

 

Por copia de penas en la dehesa / ciento y veinte y seis reales.

 

Que todas dichas cantidades componen la mayor expresada por la cuenta de propios del / año de mil setecientos y quince.

 

Consta tuvo de productos a granos dicha de esa trescientos y ochenta y cuatro / fanegas y cuatro celemines de trigo de la renta de diez y ocho en cuentas.

 

Y a mi consta un valor dos mil se- / tecientos y cuarenta y diez maravedíes, por la cuenta del año de mil y setecientos y diez y seis.

 

Costa de productos de dicha de- / hesa doscientas fanegas de trigo y en cuatro maravedíes.

 

Cuatro mil setecientos Digo ochocientos y cincuenta y seis reales / de las cuentas del año de mil setecientos y diez y siete contra por valores y productos de la dicha dehesa.

 

Seis mil y cuarenta y / ocho reales / y catorce maravedíes por las cuentas de dicho concejo del año de mil setecientos y diez y ocho

 

Parece por valor de los apro- / vechamientos de dicha dehesa cinco mil trescientos y ochenta y dos reales por la cuenta de propios del año de mil se- / tecientos y diez y nueve.

 

Consta haber producido dicha dehesa boyal por vía de renta ciento y ochenta fanegas / de trigo y en cuanto a maravedíes, cuatro mil quinientos y tres reales por la cuenta del concejo de esta villa del año de mil se- / tecientos y veinte.

 

Consta importó la renta de granos de la dehesa y de diez y ocho en cuantas de ella doscien- / tas treinta y ocho fanega de trigo y maravedíes

 

Rentaron los aprovechamientos de la dehesa cuatro mil cien- / to ochenta y cuatro reales por la cuentas de consejo de esta dicha villa del año de mil setecientos y veinte y uno

 

Cons- / ta por valor de los aprovechamientos de la dehesa tres mil setecientos setenta y cuatro reales por las cuentas / del año pasado de mil setecientos veinte y dos.

 

Consta por valor de los aprovechamientos de dicha dehesa tres mil seiscientos y cinco / reales y veinte y dos maravedíes.

 

Así consta de la liquidación fecha de la cuenta de la comisión de abasto ya ella remito salvo error para el / conste donde convenga en virtud de lo que no esta mandado por el señor juez realengo que del punto que contra esta villa sigue / el lugar de Herreruela.

 

La doy el presente y en fe de ello lo signe y firme en esta villa de Lagartera a siete días del / mes de Diciembre de mil setecientos veinte y tres años.

 

En testimonio de verdad.

 

Juan Martín Sánchez Gonzalez.

 

Y vista por Don / Francisco Peñuela de Miranda, corregidor de dicha villa de Oropesa como juez realengo mas cercano de de allí provisiones / de los del nuestro concejo como sucesor del licenciado Don Joseph Pérez Calero mandado dar traslado a la villa de Lagartera con el / testimonio que se presentara sacado de los papeles del ayuntamiento de dicha villa por el presente escribano del ayuntamiento y de todos / los autos hechos sobre el litis para que respondiese dentro del termino de la ley y que lo que dije como solo lleva / son los autores y por parte de este dicho lugar de Herreruela se volvió a presentar otra petición que su tenor es el / siguiente:

 

Juan García de Eugenio, vecino y alcalde del lugar de Herreruela por mi y en nombre de su concejo en el pleito con / la parte de la villa de Lagartera sobre lo expresado en autos y en vista del proveído en veinte y dos de diciembre próximo / pasado cuyo tenor en todas las cláusula y protestas y para todos casos y puntos ratifico y reprodujo en forma / en cuyo auto debiendo librarse el ejecutorio no se hizo así antes bien en servicio de vuestra merced demandar dar traslado a la / otra parte y justicia mediante su puesta la notoria nulidad que no lo quiere declarar y el patento agravio que / se ha de servir, remitir los autos de asesor de ciencia y conciencia y con acuerdo librar el despacho eje- / cutorio y en todo arreglar de proveído a dicho pedimento cuya conclusión repito e aquí por expreso debe / atarse y lo suplico a vuestra merced sirva hacer y incontinente la remisión de autos a asesor sin proveer por sí y con dicho acuer- / do librar el ejecutorio y en todo proveer cuyo anteriormente tengo pedido justicia, etc.

 

Licenciado Don Andrés Muñoz de Salcedo. /

 

Y vista por Don Francisco Peñuela demanda con ejecución de la villa de Oropesa por auto que dio en ocho de enero del año pasado de / mil setecientos y veinte y cuatro para el proveído nombro por asesor al Licenciado Don Juan Sánchez Moscoso Sal- / gado abogado de los nuestros consejos, vecinos de la villa de Talavera que se llevan en los autos para comparecer pro- / veer y que se diese en licencia a las partes y se les hizo saber y con efecto por dicho corregidor con acuerdo de dicho / asesor dio el auto siguiente:

 

En la villa de Oropesa en diez y ocho días del mes de enero de mil setecientos y veinte y cuatro / años el señor Don Francisco Peñuela de Miranda corregidor en ella y su tierra por Su majestad, que Dios guarde, vistos los autos dijo / que el proveído por su merced en veinte y dos de diciembre del año próximo pasado en que mando declaración de ellos a la villa de Lagar- / tera según cumpla y ejecute entendiéndose en cuanto a lo principal de este litigio y por ahora y sin perjuicio de dicha providencia / y de los derechos deducidos y que se pudieren deducir por la parte en atención a la diferencia de sus medios y suma cor- / tedad de los del lugar de Herreruela y por los demás justos motivos que de los autos resultan debía de / mandar y mando que dentro de seis días primeros y postero la dicha villa de Lagartera de y entregue a dicho lugar y a quien / en su nombre fuere puesto legítima las parte de los cuarenta y un mil y treinta y ocho reales y veinte y nueve maravedíes y de / las mil y dos fanegas y cuatrocientas de trigo que del testimonio dado por el presente escribano consta haber importado / los aprovechamientos de la dehesa de Lagartera en los nueve años desde el de setecientos y catorce hasta el pasado / del setecientos y veinte y dos inclusive para que quedando como dicha cantidad queda asegurada en los demás aprovechamientos / percibidos por dicha villa pueda dicho lugar se conserve y seguir y liquidar su justicia y pasado dicho término no / lo habiendo cumplido por dicha cantidad se de despacho mandamiento de ejecución contra su propio y rentas / el que se guarde, cumpla y ejecute, no obstante apelación o seguro qualquier recurso que por dicha villa represente y / así por este auto lo proveyó mando y firmo con acuerdo de asesor nombrado.

 

Peñuela.

 

Licenciado Don Juan / Sánchez Moreno Salgado.

 

Ante mi Juan Manuel Sánchez Gonzalez cuyo auto se hizo saber a los apo- / derados de dicha villa de Lagartera y lugar de Herreruela y por el dicho .concejo, justicia y regimiento de la villa de Lagartera / se presento la petición siguiente:

 

Juan Francisco Díaz del Hierro, en nombre del concejo, justicia y regimiento de la villa de Lagartera / en el pleito con el concejo de Herreruela sobre pretender aprovechamientos en la dehesa boyal de dicha villa mi parte: digo (fol. 33 r.) // que se me ha notificado el auto de fecha de diez y ocho de que a sano cuya notificación, no me daña ni ocasiona / correr termino a mi parte por ser de paga y así debe ser personal sustancia que mi parte a los seis días / pague la séptima parte de granos y maravedíes que ha producido la dicha dehesa boyal desde el año de setecientos y siete has- / ta el de setecientos y veinte y dos inclusive con referencia a un testimonio sacado a pedimento contra- / rio con pena de ejecución y negativa de apelación y otro recurso con la cualidad de por ahora / y sin perjuicio que no puede dejarle de mover de entregar más lo que no se debe dando por ca- / bal riqueza en mi parte y pobreza en la contraria como cierto diera derecho circunstancia que / hablando con moderar quien dicho auto de apasionado pues las decisiones no quie- / ren pretextos y de justicia, vuestra merced se a de servir de revocar dicho auto por notoriamente injusto y así nu- / lo por lo cual pido así lo estime y mande justicia, etc.

 

Licenciado Don Joseph Francisco Taravejano.

 

Juan / Francisco Díaz del Hierro.

 

Y vista por dicho corregidor la hubo por presentada mandando se pu- / siese con los autos y que la justicia o mayordomo del concejo del lugar de Herreruela de los años que cons- / taban libradas a su favor dos libranzas puestas en los autos por la justicia y regimiento de la / villa de Lagartera jurasen y declarasen como se pedía sobre la percepción de los cien reales / de vellón por cuenta de su importe y que así mismo la justicia actual de dicho lugar jura- / se y declarase sobre el arriendo que habrán hecho de la séptima parte de las tierras de la de- / hesa boyal sobre que era este pleito, los años que constaban del testimonio presentado ha- / berse sacado a labor y que con citación de la parte de dicho lugar se diesen a la de La- / gartera los testimonios que se pedían por ante el escribano, para que se librasen los / despachos necesarios mandando dar traslado de dicho pedimento a la parte del lugar de / Herreruela sin perjuicio del estado y naturaleza de los autos y que el escribano le informase / a continuación sobre lo que tuviese entendido lo que incluirá y en virtud de dicho auto / por el escribano, se hizo el informe siguiente:

 

En cumplimiento de lo que se manda por el au- / to antecedente debo de informar al señor juez realengo como en virtud de auto pro- / veido por el señor don Dionisio Díaz Calderón, alcalde ordinario de esta villa, como corregidor / interino que fue en esta villa de Oropesa y su tierra y como tal conoció de estos autos / en los dos de su parte del año pasado de mil setecientos y veinte y tres se mando que la parte de la villa / de Lagartera como parte recusante que era para la conducción de autos al Licenciado Don / Marcos Zapata, abogado de los reales consejos y vecinos de la villa de Madrid, asesor nom- / brado por los señores presidente y oidores del Real Consejo de Castilla para la final / determinación de dicho pleito y sus artículos se pusieron a la disposición / de su merced y para dichos gastos y derechos trescientos reales de vellón que constan por fe puesta / por mi a su continuación de cuya cantidad por dicho señor alcalde, se entregaron a To- / más Fernández vecino de esta villa persona que los condujo dichos autos de la villa de / Madrid, doscientos y cuarenta reales y a dicho propio cuarenta y cinco reales en que / ajusto su trabajo de ida vuelta son el tiempo de detención que se había de satisfacción / a cuatro reales por día para lo que su merced reservo en si quince reales vellón y habiendo vuel- / to dicho propio con los autos y carta de dicho abogado que esta en ellos por otra que / me entrego de Don Antonio Vizcaino, agente de negocios de los reales consejos, y al presente, / apoderado del lugar de Herreruela pareció por ella que dicho propio le entrego dichos / doscientos y cuarenta reales de los que dio a dicho Don Marcos Zapata treinta reales de vellón / y reservo en si los doscientos y diez restantes y de los quince reales fue dicho señor / juez tenia en su poder pago doce al propio por tres días de detención y dio re- / cibo a su favor de cincuenta y siete reales el que tengo en mi poder y para pro- / veer en estos autos con acuerdo dicho señor juez mando llevar los autos / al licenciado Don Antonio Joseph Pérez de Aguilera abogado de los reales consejos, / vecino de la villa de Talavera y para la costa de hacer asesoría y caminero entrego / a Tomás Fernández los tres reales que se hallaban en su poder y mando que el / lugar de Herreruela por haber expresado recibirá su alcalde de su cuenta los dos- / cientos y diez reales que estaban en poder de su agente en Madrid por cuenta / de la villa de Lagartera diese la posición necesaria y con efecto suplico y entrego / dicho alcalde, once reales al caminero cumplimiento a catorce del viaje y dos días de / detención treinta reales de asesor y veinte maravedíes de papel que bajadas estas / porciones quedaron en se ciento y sesenta y ocho reales y catorce maravedíes de los / que se me deben pagar mis derechos debida a la villa de Lagartera a la data de los / testimonios pedidos por el lugar de Herreruela según lo mandado por auto / del día ocho de octubre del año próximo pasado evita regulación pongo en / manos del señor juez para su determinación todo lo cual es lo que tengo / entendido en esta razón por cierto y por tal lo firmo en esta villa de Orope- / sa este día mes y año, dichos .

 

Juan Manuel Sánchez Gonzalez.

 

Y en virtud del dicho / traslado por parte del dicho concejo, justicia y regimiento consejo y vecinos represento la pe- / tición siguiente:

 

Juan García de Eugenio, en nombre del concejo y justicia y vecino del lu- / gar de Herreruela de esta jurisdicción en el pleito ejecutivo con la parte / de la villa de Lagartera sobre la cobranza de maravedíes expresados en los autos en que / por el último de siete del corriente se sirvió vuestra merced mandar se me entregasen / para el efecto que pedí dicho día y en proveído anterior de cuatro de dicho mes se me / dio traslado sin perjuicio de estado y naturaleza de la causa de pedimento, revoca- / toria por la que supone notoria ni justicia y nulidad del proveído con acuerdo de / diez y ocho de enero, próximo pasado el tenor de dicho pedimento habido por expre- / so y negado lo perjudicial digo que justicia mediante vuestra merced se ha de servir llevando / a debida ejecución y efecto dicho su proveído con acuerdo de despachar el / mandamiento de ejecución y efecto dicho su proveído con acuerdo de despachar el man- / damiento de ejecución que refiere cumplirle y ejecutarle sin embargo de apela- / ción de otro cualquier recurso o como allí está mandado y por la posición de / granos y cantidad de dinero que expresa correspondiente a séptima parte de (fol. 33 v.) // aprovechamiento en la dehesa de que se trata entendiendo se esto sin perjuicio de la mayor por- / ción o mitad de goces y aprovechamientos que toca a Herreruela y que esta cualidad se ponga por / aditamento de dicho proveído y que se deniegue la saca testimonios pedidos por la otra parte / reformando en estas el proveído de cuatro del corriente y en cuanto al uso de la carta / de villazgo y cuentas y papeles de que se han pedido dichos testimonios se observe y mande en su / vista y reconocimiento con consulta de mi abogado y en todo lo demás a ello concerniente se- / gún y como se piden su antecedente pedimentos de dicho día siete del corriente desestimando / contrarias pretensiones y alegaciones de la otra parte condenándole en todas costas de el / litigio debe hacerse por lo favorable que de los autos resulta dicho y alegado por mi parte / que reproduzco en forma general y siguiente y porque el dicho proveído con la cualidad / aquí expresada es arreglado y a derecho conforme y no retardable por apelación nu- / lidad revocatoria ni otro cual quiera recurso como esta mandado y porque este man- / dato es la mayor arreglación a lo dispuesto por derecho pues ni el precepto de solvencia / ni el mandamiento ejecutoriado admiten apelación sus suspensiva ni es retardable por nu- / lidad o revisión que tocara a juicio diverso sino fuera como es enteramente calumniosa que / en ninguna instancia fuera fundamentalmente proponible y porque son puramente volun- / tarios las alegaciones dirigidas a persuadir de apasionado dicho auto con acuerdo / con el pretexto de algunas expresiones que acreditan haberse en el unido lo de equidad / con lo de justicia.

 

Y es tán cierto como necesario que para ocurrir a tantos agregados de calum- / nias y molestias como las ideadas sobre cada paso y diligencia por la otra parte por la otra parte por confun- / dir y aterrar a la mía por su desamparo y solemne proveerá más será exceso como / providencia de la mayor rectitud de derecho y en la verdad son algunos y no pocos los que por / preciso socorro están constituidos de la pobreza y que las declaradas calumnias / de la otra parte obligan a la extensión más favorable en odio y perjuicio suyo y / a favor de la mía.

 

Y porque aunque todo lo más de el contenido de el pedimento contrario / no toca al estado actual de autos ni a lo ejecutivo insistiendo en el dicho y protes- / tandolo así ex abundanti y sin perjuicio se responde en la forma siguiente.

 

Y porque / es mero voluntario el exceso de comisión y que en el primero real despacho se / dijere por Herreruela debérsela solo lo que relaciona ni perjudicara al verda- / dero adeudo y el decreto fue que se la diese y hiciese pago con nombre de justicia bre- / ve y sumaria de cuya cláusula repugna totalmente, el juicio ordinario y los / artículos por vejación y declarados como derechamente, opuestos a la sumaria cuyo / real despacho se sobrecartó con el segundo que esta de folio quince a diez / y siete partida primera y en el tercero testimoniado de folio veinte de veinte y tres / obteniendo por la parte contraria se cometió a vuestra merced el dicho pago y audiencia conforme a vuestra merced que pretenda o pueda pretender Herreruela con que nada importaba que hubiera expre- / sado antes menos adeudo mas cuando el verdadero habrá de resultar de los ciertos / desfrutes y aprovechamientos de la dehesa y estos constar por instrumentos y pa- / peles que paran en poder de la otra parte y sobre su ocultación y no exhibición / ha hecho tan empeñadas como maliciosas diligencias y motivado tantos al años y / dilatorias como principia el proceso hoy no se ha logrado la asignación del pleno / verídico adeudo por lo cual sobre el testimonio presentado están echas las con- / ducentes protestas que ratificó y porque en este supuesto y con arreglaron / a dichos reales despachos se pretendió y dedujo el derecho de pedir por el tiempo exequible / la ejecución mandada con acuerdo reservando el conveniente por anterio- / res adeudos y porque mandase despachar por granos y maravedíes no fue ultra / como consta del pedimento y testimonio en cuya virtud se pedía la ejecución / y porque ni fuera instrucción de ver usado o beneficiado alguna parte de la dehe- / sa y la cantidad porque se mando librar el ejecutorio con respecto a sépti- / ma parte en que repito la protesta de mayor pertenecer fue lo que impor- / tó esto de goce y aprovechamientos, de Lagartera según que su testimonio con / clara usurpación y porque negar obligación es oponerse a la ejecuto- / ria en que mi material audiencia puede permitirse y solo para esto no tu- / viera a vuestra merced jurisdicción y lo exequible resulta de los recados presentado co- / mo en su tiempo se alego y fundo a que me refiero.

 

Y porque no hay otra manuten- / ción con fundamento, proponible que la que se incluye el mandamiento ejecuto- / rio cuyo contrario fuera violento despejo del derecho ejecutoriado de Herreruela / en los goces de dicha Dehesa.

 

Y porque el dicho auto con acuerdo no admite mi sobre / lo que manda ni sobre su naturaleza duda alguna y son voluntarios las en / contrario propuestas.

 

Y por que lo es en la misma forma la alegación de / autos diminutos porque en ellos no se haya puesto el segundo de los dos tes- / timonios que pedi en mi pedimento y pues la otra parte le cita alli / habrá visto que no se pidió presentación en ellos sino que solo se sacasen / y se me entregasen y separado el uno del otro cuya separación desde lue- / go insinuo lo ejecutado del primero se ha usado para la ejecución pedida / y del segundo no ha llegado el caso y esta reservado el derecho y mientras de el no se / usa ni aquellos adeudos por ahora se piden se adhiera la otra parte mas se re- / firió que daño.

 

Y porque con la dilatoria molestia y crecido gasto / que se ha causado en la saca bastará por motivo de pedirlos juntos / no repartirlo y para sacarle y ponerle en su poder Herreruela / tiene tan claro derecho:

 

Que aun sin pedirle debiere Lagartera / según la ejecutoria no solo dársele anualmente sino noticia en tiempo (fol. 34 r.) // para concurrencia de Herreruela en los tratos y ajustes que rinden los / productos de la Dehesa con que no tuviera necesidad de pedirle y por que / no puede conciliarse el contenido del otrosí del pedimiento, contrario en / cuanto afirma que ni han tenido ni hoy tienen los autos estado de remi- / tirse al asesor de corte con lo que pidió y alego para que se remitiesen en otro / su pedimiento, en que expresamente dice no pudo proveer otro asesor y cuan- / do se trató de remitir a el de corte los autos por mi parte, se impugnó diciendo no / tenían estado competente para dicha remisión como después sin proveer / las volvió dicho asesor aprobando el motivo de la impugnación y la co- / misión de vuestra merced dada a oir según queda de supra propuesto por su / carta con que de que el gasto y del auto que fue proveído a su pedimento y por / otro asesor nada tocó que pagar a Herreruela.

 

Y porque frívolas / las y maliciosas recusaciones no inhabilitan y así previno el dicho asesor de cor- / te a sus antecesores de vuestra merced que hasta la sentencia definitiva proveyese lo cual / quiera asesor y porque son insuficientes y calumniosas los requerimientos / atenciones propuestos a vuestra merced la injusta retardación que la otra parte / pretende de la ejecución.

 

 

Licenciado / Don Andrés Muñoz de Salcedo.

 

Y vista por dicho corregidor por auto / que dio en primero de mayo de dicho al mandando supiese con / los autos y que se llamasen al Licenciado Don Juan Sanz Moreno Salgado / abogado de los nuestros consejos, vecino de la villa de Talavera, para con su / acuerdo proveer.

 

Y en su consecuencia con dicho acuerdo dio el siguiente: /

 

En la villa de Oropesa en seis días del mes de marzo de mil setecientos / y veinte y cuatro años, el señor Don Francisco Peñuela de Miranda corregidor / por su majestad que Dios guarde, vistos estos autos mando que el pro- / veido por su merced en diez y ocho de enero de este año, se guarde cumpla / y ejecute y en su cumplimiento, se despache mandamiento de ejecución en forma / contra la villa de Lagartera sus propios y rentas para la cantidad / contenida en dicho auto con mas la décima y costas que se causasen / hasta la Real paga y se trabe con forma a derecho y estilo de esta audien- / cia y dicha villa en el termino de dicha ejecución justifique lo que / tiene librado y pagado en cualquiera forma a cuenta de dicha / cantidad y para que nos e retarde el curso de la causa prin- / cipal para cuya definitiva esta nombrado asesor por el real / consejo el Licenciado Don Marcos Zapata, abogado (fol. 34 v.) // de los reales consejos en la corte se separe el mandamiento de ejecución con / testimonio sacado con citación de interesados en que se ni si era el auto su practi- / cado y la cantidad que resulta de la liquidación y testimonio que en el se / expresa y se prosiga dicha la dicha vía ejecutiva y en la causa principal / se ponga con dicha citación testimonio y entrego del privilegio de villazgo / de Lagartera y su contenido y de lo demás que en dicho su pedimento expre- / sa y si lo pidiese se le de testimonio con inserción de lo conducente al mayor / conocimiento de la verdad en estos procedimientos.

 

Y así por este su auto / lo proveyó mando y firmo con acuerdo del asesor nombrado.

 

Peñuela: /

 

Licenciado Don Juan Sánchez Moreno Salgado.

 

Ante mi Juan Manuel Sánchez / Gonzalez.

 

Y en virtud de dicho auto con citación de los poderes habientes / de dichos consejos se puso el testimonio siguiente:

 

Yo Juan Manuel Sánchez / Gonzalez escribano, publico del escribano público del número de esta villa de Oropesa y su tierra, por su / majestad, que dios guarde, doy fe que ante el señor Don Francisco Peñuela / de Miranda corregidor, por su majestad en esta villa y su tierra y por ante mi / como tal escribano pende pleito y autos a pedimento del lugar de Lagartera y los / suyos señores que esta y su consejo paguen a dicho lugar diferentes posiciones / de maravedíes y granos por la parte y comunidad que con dicha villa tiene en todos / los aprovechamientos y usufructos de la dehesa que llaman de Lagartera / adquirida en fuerza de real ejecución que ambos lugar y villa siendo esta aldea se había ganado en juicio contradictorio contra esta de Oro- / pesa con sentencias de vista y revista y en sala de mil y quinientas de el / cual dicho pleito y autos conoce dicho señor corregidor con jurisdicción real / y especial que como a tal corregidor y justicia ordinaria esta cometida por / su majestad y señores del Real y supremo consejo de Castilla en virtud de reales provisio- / nes que originales se hallan en dicho pleito ganadas a pedimento de dicho lugar / de Herreruela las cuales para que en estos autos con este dicha especial y Real / jurisdicción con del tenor siguiente:

 

Don Felipe, por la gracia de Dios, Rey de Casti- / lla, de León, de Aragón, de las dos Sicilias, de Jerusalén, de Navarra, de Granada, / de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mallorca, de Sevilla, de Cerdeña, de Córdoba, Se- / ñor de de Vizcaya y de Molina etc.

 

A vos la justicia ordinaria realenga mas cercana / a el lugar de Herreruela de la jurisdicción de la villa de Oropesa

 

Salud y / gracia.

Sabed que Joseph Albaran, en nombre del concejo, justicia y regimiento de el dicho / lugar nos hizo relación que a este le pertenecía y cobraba la séptima parte / de los maravedíes: quedaba de si la dehesa que llamaban boyal de la villa de Lagartera de cuyos / maravedíes estaba debiendo a su parte tres mil y cincuenta y dos reales, y diez y siete / maravedíes de vellón como constaba de los tres libramientos y insertos en el testimonio que / en debida forma presentaba despachados por la justicia y regimiento de dicha villa de Lagartera / contra su maroyordomo de propios de ella en distintos años, y aunque su parte ha- / bía solicitado muchas y diversas veces el que se diese satisfacción no lo haber / podido corregir haciéndola en largas y dilaciones en cuya consideración / para que hubiere efecto su cobranza y que mediante ser dicho lugar su parte / pobre y no tener mas propios que dicha séptima parte en la referida dehesa / y por esta razón no tener medios para poder seguir pleitos para su cobran- / za motivo porque hasta ahora no lo ha cobrado por tanto nos pidió y supli- / co que se nos servido mandar despachar nuestra carta y provisión come- / tida, a vos para que oyesen en justicia a su parte y le hicieseis el pago de lo que / legítimamente se le estuviese debiendo por dicha villa de Lagartera de la expre- / sada séptima parte de dicha dehesa y las costas y gastos que se ocasionasen / se cobrasen de la mencionada villa y de las personas que lo debiesen pagar res- / pecto de la probeza de dicho lugar su parte, y no tener propios algunos.

 

Y visto (fol. 35 r.) // por los del mismo consejo por decreto que proveyeron en comité que debe de / este mes se acordó en pedir esta misma carta por la cual os mandamos que son secretario de cama- / ra del Rey, nuestro señor la hice escribir por su mandado con acuerdo de los de su / consejo, registrada, don Salvador Narvaez, teniente de Canciller Mayor.

 

Don Sal- / vador Narvaez.

 

Don Felipe, por la gracia de dios, Rey de Castilla / de León, de Aragón, de las dos Sicilias, de Jerusalén, de Navarra, de Gra- / nada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mallorca, de Sevilla, de Cer- / deña, de Córcega, de Murcia, de Jaen, de Algeciras, señor de Vizcaya, de / Molina de Aragón, a vos el corregidor de la Villa de Oropesa, salud y gracia, sa- / bed que José de Albarrán en nombre del concejo, justicia y regimiento del lugar / de Herreruela, jurisdicción de esa villa nos hico representación que / habiendo acudido su parte al nuestro concejo y expresado como le per- / tenecería y cobrara la séptima parte de los maravedíes que daba de sí la Dehesa / que llaman Boyal de la villa de Lagartera de cuyos maravedíes estaba debien- / do a su parte tres mil y cincuenta y dos reales y diecisiete maravedíes de vellón / como constaba de tres libramientos insertos en el testimonio que presen- / taba despachado por dicha villa de Lagartera contra su mayordo- / mo de propios de ella en distintos recibos y que aunque había solicitandose / le diese satisfacción no había podido conseguir por no tener me- / dios para seguir pleitos por redimirse sus propios únicamente, de / dicha séptima parte y había concluido pidiendo se le diese despa- / cho para el realengo mas cercano le hiciese pago de lo que le / legítimamente se le estuviese debiendo y por decreto de los del nuestro / Concejo de veinte siete de febrero pasado de este año, habíamos ser- / vido mandar despachar nuestra carta y provisión para que la ejecutoria / realenga mas cercana sin salir de su jurisdicción se le hiciese a su / parte y pago de lo que legítimamente se le debiese cobrando conforme a derecho / y otorgando las apelaciones a donde tocase y era así que en fondo es reque- / rido con dicha provisión, y dado cumplimiento y en su virtud dado despacho / para requerir a la ejecutoria de dicha villa con su inserción y requerido les con / ella estaba valiéndose del medio del conocimiento de la falta de medios que / de nuestra su parte para poder seguir pleito había negado el cumplimiento / diciéndose realengo mas cercano la justicia de la villa de la Calzada y que a- / demás de esta circunstancia estaba arraigado este juicio ante la justicia / de la de Lagartera y respecto de ser maliciosa esta respuesta pues / la dicha villa de Oropesa distaba de la referida de Lagartera media / legua y la de la Calzada cerca de dos a que se añadía ser juez de letras / en había consideración y de que el fin que llevaba dicha villa era / haber gastar de su parte lo que no tenía imposibilitándole por este me- / dio el que dejase de cobrar lo que legítimamente se le estuviese debiendo y le hacía suma falta para sus urgencias precisas para cuyo reme- / dio y constar mas largamente, del testimonio que llevaba presentado / de dicha respuesta nos suplicó fuésemos servidos mandar que sin / embargo de dicha respuesta respecto ser maliciosa para que pro- / siguiereis en las diligencias del pago expresado de lo que legitima- / mente se les estuviese debiendo a su parte por dicha villa de Lagar- / tera dando esta el cumplimiento a dicha provisión y que por la igno- / bediencia se las sacase la multa que fuésemos servido imponiendo (fol. 35 v.) // niendo de nuevo para que lo cumplieren las multas y apercibimientos / por convenientes y visto por los del nuestro consejo se acordó expedir la presen- / te por la cual os mandamos que luego que os sea notificada veáis la referida nuestra / carta y provisión que por los del nuestro Consejo se expidió en veinte y ocho de febrero / pasado de este año con que habéis sido requeridos y informar con esta os será / mostrada y sin embargo de la respuesta dada por la justicia de dicha villa de Lagartera / la guardéis y cumpláis y ejecutéis y hagáis y guardar, cumplir y ejecutar / en todo y por todo según y como en ella se contiene sin contravenir la / ni permitirla en ninguna manera pena de la nuestra merced y de cincuen- / ta mil maravedíes para nuestra cámara so la cual mandamos a cualquier nuestro / escribano público o real os la notifique y de ello de testimonio.

 

Dada en Madrid a doce de mayo de mil setecientos y veintiuno.

 

Don Luis de Mirabal. /

 

Don Gregorio de Mercado.

 

Don Francisco Ameller.

 

Don Apostol de Canas.

 

Don Pedro Gomez / de la Cava.

 

Yo Don José de la Dalid y Ortubia, secretario de cámara del Rey nuestro señor / la hice escribir por su mandado con acuerdo de los de su consejo, registrada. /

 

Doctor Salvador Narvaez.

 

Teniente de chanciller mayor don Salvador Narváez, / en virtud, de las cuales dichas reales provisiones por parte del dicho lugar de / Herreruela presentaron pidiendo la causa nuestra de lo que se le estaba debien- / do diferentes pedimentos contra dicha Villa de Lagartera y su concejo y ha- / biéndose puesto en autos dicha real carta ejecutoria por trassumpto / a la letra de ella firmado.

 

Antonio de Hermosa, escribano del ayun- / tamiento de esta villa para dirigir su acción como le convenía por parte / de dicho lugar fue pedido se le diese testimonio con citación contraria / del valor que así a granos como maravedíes había producido la refe- / rida dehesa en nueve años que empezaron el de mil setecientos y cator- / ce y cumplieron el de mil setecientos y veinte y dos y que para ello la / dicha villa de Lagartera y sus justicias, exhibiesen y pusiesen en oficio los / papeles de cuentas arriendos y demás papeles que condujesen a su / liquidación y justificación lo que se mandó así.

 

Y habiéndose impug- / nado por parte de dicha villa repetidas veces después de muchas co- / minatorias y multas que se le impusieron para ello así sobre es- / to como sobre repetidas recusaciones que de abogados, asesores / se hicieron por parte de dicha villa la de dicho lugar ocurrió a dicho real y / supremo consejo de Castilla y obtuvo nueva real provisión que su / tenor es el siguiente:

 

Don Felipe, por la gracia de dios, Rey de Casti- / lla, de León, de Aragón, de las dos Sicilias, de Jerusalén, de Nava- / rra, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mallorca, de Se- / villa, de Cerdeña, de Córdoba, señor de Vizcaya y de Molina etc.

 

A Vos, / Don Dionisio Diez Calderón Alcalde mayor de la villa de Oropesa.

 

Salud y gra- / cia.

 

Sabed que nos hemos informado que en el pleito que en virtud de provisión nuestro, os había sido acometida y en que estabais entendiendo y se seguía en parte del lugar de Herreruela, de esa jurisdicción con la de la villa de Lagartera / sobre el común goce y aprovechamiento de ambos pueblos en la Dehesa / que llaman de Lagartera a pedimiento de dicho lugar habíais proveído au- / to con acuerdo de asesor para que se le diese ciertos testimonios del impor- / te dichos aprovechamientos en varios años y aunque además de ser / arregladora de tan corto o ningún perjuicio de este proveído nos e ha- / bía ejecutado ni para ello bastado impusieren reiterara de multa / repetidos despachos a que dicha villa no había dado cumplimiento con mina- / torio de audiencia y otros muchos apercibimientos acá echa de que la par- / te de la dicha villa calumniosamente había echo varias y diversas recu- / saciones específicas y genéricas incluyendo todos los abogados del reino ofreciendo sacar nombramiento de asesor echo por los del / nuestro consejo lo cual habrá ejecutado aunque para ello se le dio / testimonio y asignaron muchos términos que eran pasados va- / liendose de objeción de lo mandado de diferentes calumniosos me- / dios fundados en ser muy poderosa dicha Villa y muy pobre / el referido lugar a quien con dilatorias y crecidos gastos, violentaría ha de caer / y no poder seguir su justicia como todo informaba cierto testi - /monio que se presentaba el que nos habíamos de servir demandar (fol. 36 r. ) // reconocer y el despacho de audiencia a pasarlos el mencionado alcalde / mayor personalmente a la ejecución lo habíais suspendido tenien- / do por cierto que los capitulares daría motivo, inquietudes y / discordias a los se debía ocurrir no habiendo para ello expreso / mandaron de los del nuestro concejo.

 

Y visto por los del ayuntamiento con / lo pedido por parte de dicha villa de Lagartera en orden a que mandaderos / despachar nuestra carta y provisión cometiendo la determinación / de los autos definitivos y perjudiciales a el abogado de esta nuestra / corte que fuese de nuestro agrado para que en consecuencia de las recusa- / ciones propuestas por dicha villa y remitiéndosele los autos los vie- / se y determinase en justicia declarando primero y ante todas cosas / para su justificada prosecución sobre la validación de los probe- / hidos desde el día ocho de marzo en que por la referidas villa de Lagar- / tera se había propuesto debíais acompañaros con asesor pa- / ra los proveídos perjudiciales mediante convenir así para evitar / nulidades como para excusar costas por decreto que probeyeron / en diez y nueve de este mes se acordó expedir esta nuestra carta por / la cual nuestra voluntad nombrar como por la presente nombramos / por vuestro acompañado para la determinación del citado plei- / to goze y comunidad de la dehesa Lagartera al Licenciado Don Mar- / cos Zapata, abogado de los nuestros Consejos en esta corte, sin embargo / de recusación a cuyo poder remitiréis estando en estado dicho plei- / to y en cuanto a los demás que se refiere en la presentación / que se ha echo a los del nuestro Consejo obrareis conforme a derecho sin / dar lugar a quejas ni dilaciones otorgando a unas y otras son / tres las apelaciones que de vuestros autos y sentencias interpusieren / para la nuestra audiencia y chancillería donde toca según como es- / tá mandado por las provisiones antecedentes expedidas por / los del el nuestro Concejo, justicia y regimiento del dicho lugar de Herreruela. /

 

Dado en Madrid a veinte y tres de agosto de mil setecientos y veinte / y tres años. /

 

El marqués de Mirabal.

 

Don Lorenzo de Morales. / y Medrano.

 

Don Apostol de Cañas.

 

Don Jerónimo Pardo.

 

Doctor To- / más de Melgar.

 

Yo, Don José de la Dalid y Ontubia, secretario de / Cámara del rey, nuestro señor, la hize escribir por su mandado con / acuerdo de los de su consejo.

 

Registrada Mathias de Anchoca.

 

 

Y en virtud de dicho mandamiento parece se hicieron los requeri- / mientos del tenor siguiente:

 

En la villa de Lagartera en vein- / te y dos días del mes de marzo de mil setecientos y veinte y / cuatro años el señor Juan Manuel González Pulido, alguacil mayor de la villa de Oropesa y su tierra en obedecimiento del mandamiento (fol.38 r.) // antecedente por ante mi el escribano de su majestad el infrascripto re- / quirió con dicho mandamiento de ejecución a los señores Juan de / Amor Alia teniente de alcalde mayor y a Francisco García de Fer- / nando García alcalde ordinario de esta villa a fin de que por nuestra / merced se de a el su debido cumplimiento y por nos mencionado / y entendido dijeron que para no faltar a la administración / de justicia y ser jueces legos y estar dado el despacho compa- / recer de abogado de acusado sin que se entienda y inobediencia y men / ciona el mandamiento y proveía a el por ser tribunal superior / que no a lugar al cumplimiento de dicha ejecución respecto / de pedir por el concejo de Herreruela no ha pedido ni pide por ra- / zon de granos por estar satisfecho y para en todo obrar en jus- / ticia y proveer comparecer de asesor mandaron sus mercedes que / el escribano les de un tanto del despacho y respuesta y que en el in- / terin no les pone perjuicio estos respondieron y firmaron de que doy / fe.

 

Y dicho señor alguacil mayor la firmo.

 

Juan de Amor Alia.

 

Fran- / cisco García.

 

Juan Manuel González Pulido.

 

Ante mi Juan Manuel / Sánchez Gonzalez luego in continenti dicho señor alguacil mayor / con vista de la respuesta antecedente.

 

Dada por los señores teniente / de alcalde mayor y alcalde ordinario de esta villa de Lagartera re- / quirio a sus mercedes una, dos y tres veces y las demás por derecho necesa- / rias y esta por todas den a dicho mandamiento entero y pronto cum- / plimiento sin excusa ni pretexto alguno bajo de los apercibimientos en dicho / mandamiento contenidos y por sus mercedes dado y entendido dijeron no / tienen que responder ni mandar otra cosa que lo que consta de la dili- / gencia antecedente y lo firmaron y dicho señor alguacil mayor.

 

De que yo / el escribano dice Juan de Amor Alia.

 

Francisco García.

 

Juan Martín /

 

Gónzález Pulido.

 

Ante mi Juan Manuel Sánchez González.

 

Y después de / dichos requerimientos por el escribano se puso la diligencia siguiente.

 

Doy fe que sin embargo / de haberme escusado a dar traslado que se me manda por los señores alcaldes / de la villa de Lagartera habiéndose conminado de apremio si no lo / ejecutaba por redimir mi vejación y molestia se le da al señor Francisco García / de Fernando, alcalde ordinario de dicha villa y lo firmo en esta de Oropesa dicho día / mes y año dichos. Gonzalo y por dicho corregidor se dio el auto del tenor siguiente: /

 

En la villa de Oropesa a veinte y tres días del mes de marzo de mil setecientos / y veinte y cuatro años capitán de caballos don Francisco Peñuela (fol. 38 v.) // de Miranda, corregidor por su majestad, que dios guarde, de esta villa y su jurisdicción, habiendo visto estos autos y la / respuesta dada por la justicia de la villa de Lagartera y demás diligencias hechas en dicha villa, a continuación / a el mandamiento de ejecución librado contra los propios, bienes y rentas del concejo de dicha villa por an- / te mi el escribano dije que Juan Martín González Pulido, alguacil mayor de esta villa y su jurisdicción asistido de / mi el escribano vuelva a dicha villa de Lagartera a hacer la traba de ejecución mandada por dicho des- / pacho según y como en el se contiene y usando de la jurisdicción que por el real y supremo con- / sejo de castilla la es cometida a su merced mandaba y manda a los señores alcaldes ordinarios de esta / villa de Lagartera no embarcaren el uso de su jurisdicción y de sus mandatos con especialidad / el de dicho mandamiento de ejecución antes bien le den el favor y ayuda que sean necesario para su en- / tero cumplimiento, y lo anejo y dependiente, pena de cien ducados aplicados para la cámara de su majestad y / gastos de justicia que su merced impone a cualquiera de los señores alcaldes de dicha villa que contravengan a lo mandado y consiguientemente y bajo de la misma multa no conminen ni apremien a sus minis- / tros a darles copia de sus autos y despacho por pertenecerme privativamente, su entero co- / nocimiento, y que yo el presente escribano, lo notifiqué a dicho señores alcaldes a cualquiera de ellos y cum- / pla con lo que está mandado por dicho ejecutorio so la dicha pena y por este su auto su merced / así lo proveyó y mandó y firmó de que doy fe.

 

Francisco Peñuela de Miranda.

 

Ante mi Juan Ma- / nuel Sánchez Gonzalez.

 

Y con dicho auto se hicieron los requerimientos siguientes.

 

En la villa de La- / gartera en veinte y cuatro días del mes de marzo de mil setecientos y veinte y cuatro años el señor Juan Martín / González Pulido, alguacil mayor de la villa de Oropesa, y su jurisdicción por ante mi el escribano infraes- / cripto en cumplimiento del auto antecedente requirió con el al señor Juan de Amor Alía, teniente / alcalde mayor de esta villa a fin de que su entero y pronto cumplimiento de ejecución librado contra / los propios y rentas del concejo de esta villa, que consta en estos autos bajo de la multa de cien / ducados de vellón, que por dicho auto se le impone para ellos sido y entendido dijo y con res- / pecto que el señor Francisco García de Fernando García, alcalde ordinario de esta villa ha pasado a la de / Talavera a conformar de su abogado para enterarse y de su merced de si deben darse entre- / gar cumplimiento librado contra esta villa y su concejo en el ínterin que a su merced le cons- / te lo que debe ejecutar no separado a lugar al cumplimiento, esto dio por respuesta y lo firmó con dicho / señor alguacil mayor, de que doy fe.

Juan Antonio Alía.

 

Juan Martín González Pulido.

 

Ante / mi Juan Manuel Sánchez Gonzalez.

 

Y luego incontinenti dicho señor alguacil mayor en vis- / ta de la denegación del cumplimiento, de esta otra parte, por ante mi el escribano, requirió al señor Juan / de Amor, teniente alcalde mayor de esta villa de Lagartera y dijo no tiene que responder otra / cosa que lo que dicho tiene y lo firmó con dicho señor alguacil mayor de que doy fe.

 

Juan de Amor Alía.

 

Ante mi, Juan Manuel Sánchez Gonzalez.

 

Y por Juan García de Euge- / nio en nombre de su concejo y vecinos de Herreruela se presentó la petición siguiente.

 

Juan Gar- / cía de Eugenio, en nombre del concejo y vecinos de el lugar de Herreruela, y esta jurisdicción, / como su apoderado, en los autos ejecutivos con la parte de la villa de Lagartera y su con- / cejo sobre cobranza de granos y maravedíes que están debiendo a mi parte por las causas que de / ello resulta como mejor procede digo que habiéndose librado por vuestra merced en fuerza de la / real y especial comisión y jurisdicción que para esto ejerce y le sea cometida por su majestad, / que dios guarde, y señores de su real y supremo consejo de Castilla mandamiento y exhorto / de ejecución con acuerdo de asesor contra la referida villa de Lagartera, sus bienes, propios / y rentas por la cantidad de cinco mil ochocientos y sesenta y dos reales y veinte y siete maravedíes y cien- / to y cuarenta y tres fanegas, dos celemines, y un cuartillo de trigo, su décima y costas / que a mi parte están debiendo por las razones expresadas en a los que para trabar la / ejecución se negó el cumplimiento, por parte de dicha villa, y sus justicias, que han reservado lo mismo / a providencias que por vuestra merced se han librado para que llanamente lo ejecuten y den cumplimiento para / hacer la traba con imposición de multa por tanto a vuestra merced pido y suplico, así lo ejecuten / mande que es justicia que pida costas etc. y juro en lo necesario.

 

Y vista por dicho corregidor por / auto que dio en veinte y ocho de marzo de dicho año mando mandó que se pusiese con los autos / ejecutivos que se expresaba y que para su determinación se llevasen al licenciado Don Juan / Sánchez Moreno Salgado, abogado de los nuestros concejos, vecinos de la villa de Talavera para con / su acuerdo proveerlo que fuese de justicia, y con acuerdo y asesor dio el siguiente la parte del / lugar de Herreruela ocurra ante su majestad y señores de su real consejo y señores de su real con- / sejo de Valladolid, donde mas le convenga y pueda y deba para que sobre haber denegado la villa / de Lagartera el cumplimiento, al mandamiento, de ejecución por su merced despachado se sirvan / de tomar la providencia conveniente en justicia y sobre ello asimismo se consulte lo man- / do el Señor don Francisco Peñuela de Miranda, capitán de caballos y corregidor por su majestad, que / dios guarde, de esta villa de Oropesa en ella en cuatro dias del mes de abril de mil setecientos y veinte / y cuatro años, y lo firmó con acuerdo del asesor nombrado.

 

Peñuela.

 

Licenciado More- / no Salgado.

 

Ante mi Juan Manuel Sánchez González.

 

Y por dicho corregidor se puso otro (fol. 39 r.) // auto del tenor siguiente.

 

En la Villa de Oropesa a seis días del mes de abril de mil setecientos y veinte y cuatro años el / señor Don Francisco Peñuela de Miranda, corregidor por su majestad, que dios guarde, de esta villa y su tierra ha- / viendo visto el auto antecedente proveído con acuerdo de su asesor por el que se manda consul- / tar estos autos ejecutados al real consejo de Castilla a su real chancillería de Valladolid para el efecto que / de el dicho auto consta por ante mi el escribano, dijo que mediante ser el motivo a dicha consulta y re- / curso el de la inobediencia a los despachos de su merced en justicia a la jurisdicción , que ejerce / dimanada de las reales provisiones de su majestad, y señores y real y supremo consejo de Castilla y / supremo consejo de Castilla a cuya disposición impuso cien ducados, de multa a la justicia ordi- / naria de la villa de Lagartera en que por dicha inobediencia han incurrido sobre que usando de / dichas reales provisiones las declaraba y declaró por incursos en dicha pena y multa y en lo / demás a que dichos señores pareciere por conveniente y para que todo lo referido se / de la providencia que sea del real servicio debía demandar y mandó su merced que la re- / ferida consulta y recurso sea y entienda con todos los autos de la dependencia para / ante su majestad, y señores de dicho supremo y real Consejo de Castilla, por propio para ello se / despache para lo cual me notifique a la parte del lugar de Herreruela, sobre que por ahora y hasta / que se dictare y mande pagar los gastos de esta instancia a quien los deba satisfa- / cer coseche lo necesario tomando recibos de las sus partes, para su resguardo y por este de auto / así lo proveyo mando y firmó su merced de que doy fe.

 

Peñuela.

 

Ante mi Juan Manuel / Sánchez González.

 

Y por parte de dicho consejo y vecinos del lugar de Herreruela se presen- / to la petición y una muestra real provisión de los del nuestro consejo que su tenor es el siguiente: /

 

Francisco / Muñoz del Pozo, procurador del numero y causas, en nombre del concejo, justicia y regimiento y vecinos de el / lugar de Herreruela digo que con el pretexto de haber alterado injustamente / resistido la villa de Lagartera el incontestable inveterado derecho de percibir / el lugar por mi parte determinadas especificas porciones de hiervas, bellotas / granos y demás productos de la dehesa llamada de Lagartera se vio pre- / cisado para su conservación en principio un largo ruidoso y costoso litigio / sobre los advertidos a aprovechamientos usurpados en cuya prosecución importó y / obtuvo diferentes favorables reales provisiones conseguir mandamiento, ejecu- / torio contra los bienes, propios, rentas y efectos concejiles de dicha villa, de Lagar- / tera por cuanto de cinco mil ochocientos y sesenta y dos reales y veinte y siete maravedíes y / ciento y cuarenta y dos fanegas, dos celemines y un cuartillo de trigo, décima y costas causadas y cau- / sables que se condenó duda liquida perteneciente a dicho lugar mi parte por la sep- / tima parte de utilidades y emolumentos que rindió la expresada dehesa de La- / gartera desde primero de enero de mil setecientos y catorce hasta fin de diciembre de mil sete- / cientos y veinte y dos inclusive y

porque la contumaz resistencia e inobedien- / cia de dicha villa de Lagartera impidieron la legal conducente traba negando con / temeridad el debido cumplimiento del ejecutor para ella librado por el señor Don Francisco / Peñuela de Miranda, corregidor que fue de esta villa y comisionado juez privativo con- / sultó al real supremo consejo de castilla con los autos originales y por tanto a vuestra merced, suplico que habiendo por presentado el poder dándose por requerido o por la real / expresada aprobación y aceptando la jurisdicción cometido se sirva de mandar / que para deducir con la instrucción conveniente de los derechos y defensa respectivos a / dicho lugar, mi parte se no entreguen los autos por eso para que pido y sobre que / provisto juro lo necesario, costas etc.

 

Licenciado Don García Herrero.

 

Francisco / Muñoz del Pozo.

 

Don Felipe, etc.

 

A vos el alcalde mayor de la villa de Oropesa.

 

Salud / y gracia.

 

Sabed que Francisco Antonio Muñoz en nombre del concejo, justicia, regimiento y vecinos del / lugar de Herreruela, jurisdicción de esta villa nos hizo relación que con el mo- / tivo de estar dicho lugar en la posesión de percibir la séptima parte del pro- / ducto, arrendamiento y aprovechamiento de la dehesa nombrada de Lagartera, así en el pasto como en el fruto de bellota de lo cual se había librado nuestra real pro- / visión para que el alcalde mayor que entonces era en la villa administrase para dichas partes / con lo que habrán ocurrido ante dicho juez y haciendo presentación de varios / instrumentos digo libramientos que en la villa de Lagartera había expedido a favor de / su parte siendo e son que no tenía el menor derecho para la detención / de la séptima parte por estar fundada en la continuada posesión y libra- / mientos de la misma villa y así mismo en sus varias confesiones judicia- / les y principalmente en el ruidoso y dilatado pleito que habían seguido am- / bos pueblos contra esa villa de Oropesa que como capital de aquel es- / tado quería apropiarse la propiedad y usufructo de la dicha dehesa como / se demostraba de la ejecutoria que se hallaba presentada en dichos autos / y para ello nos suplico que habiendo por presentado dicho poder y en a- / tención a lo que llevaba expuesto y teniendo presente los dichos autos / fuésemos servido mandar librar la provisión necesaria, contenida a vos / el actual alcalde mayor, de esa villa de Oropesa para que en consecuencia de dicho auto de / ejecución procediese el pago del importe de la séptima parte de aprovechamientos / de la dehesa y así mismo para que obligareis al dicho villa a que dentro de / un breve termino presentase las cuentas de lo que había producido la dicha dehesa el año de veinte y dos hasta el presente y que según su im- / porte hiciese hacer igual pago a su parte de la séptima parte que el correspondía y que en cuanto a lo demás viereis en justicia a los / demás pueblo admitiendo las apelaciones al nuestro consejo o a donde fuese (fol. 39 v.) // de nuestro agrado otorgareis las apelaciones que legítimamente se interpusieren en / tiempo y en forma `para la nuestra audiencia y chancillería de ese distrito cuyo fin y para la pun- / tual observancia de todo lo referido daréis las ordenes y providencias que le librare- / des por convenientes que para ello os damos poder y comisión en forma tan bastante / como es necesario y en derecho en tal caso se requiere que así es nuestra voluntad.

 

Dada / en Madrid, a once de mayo de mil setecientos y cuarenta y seis.

 

El marques de Lara.

 

Doctor Don Juan Antonio Sa- / maniego.

 

Don Diego Adorno.

 

Don José Ventura Huell.

 

Don Gabriel de Rojas y Loyola.

 

Yo don / José Antonio de Iyanza, secretario del Rey, nuestro señor y escribano de cámara la hice escribir por / su mandado con acuerdo de los de su consejo.

 

Registrada.

 

José Ferrón.

 

Y vista, por dicho co- / rregidor, por auto que dio en cuatro de junio del año pasado de mil setecientos y cuarenta y / seis la hubo por presentada con el poder en cuanto había lugar en derecho, mandado / se entregase todos los autos obrados en dichos asuntos a dicho lugar de Herreruela / para su fin que los pedía en su consecuencia por este se presentó la petición siguiente: /

 

Francisco Muñoz del Pozo, en nombre del concejo, capitulares, y vecinos del lugar de Herrerue- / la en el pleito con la villa de Lagartera sobre el pago de cinco mil ochocientos sesenta y dos reales, y veinte y siete maravedíes, vellón y ciento y cuarenta y tres fanegas, dos celemines y un cuartillo de trigo décimo y costas / como mas haya lugar de derecho, digo que teniendo presentes los autos insinuados en vista / y virtud de la real provisión del supremo consejo de castilla con que vuestra merced ha sido requerido / y haya jurisdicción cometida tiene aceptada se advertir mandar que con su literal presen- / tacion y demás asociados a vuestra merced suplico se sirva de proveerlo así por de justicia y que pida y sobre que / protestó y juró lo necesario para ello etc.

 

Licenciado Herrero.

 

Francisco Muñoz del Pozo.

 

Y vista / por dicho corregidor se dio el auto siguiente.

 

Por presentada en cuanto a lugar para derecho / póngase por los autos ejecutivos que por la real provisión con que su merced estará que ha sido y tiene aceptada la / jurisdicción, que por ello se le da consta fueron originalmente, con los pertenecientes al juicio ordinario / en piezas distintas consultados al real supremo Consejo de Castilla en cuyo obedecimiento, se manda / refrendar el mandamiento de ejecución librado por Don Francisco Peñuela de Miranda corregidor que fue / de esta villa en los veinte y dos del mes de marzo del año de mil setecientos y veinte y cuatro con inserción / de el de las diligencias nuestras, real provisión, y demás autos conducentes innecesarios y este pro- / veido contra los propios bienes y rentas del concejo de la villa de Lagartera por las mismas can- / tidades de maravedíes y granos que has pedido y por mas su décima y costas causadas y que / se causen hasta el real y entero pago al concejo, justicia y vecinos del lugar de Herreruela de esta jurisdi- / ccion cometida como su merced comete la expresada traba, ejecución conforme a derecho y estilo / de ella por ante el infrascripto escribano, originario de la expresada comisión real precedien- / do al requerimiento a su justicia, jueces ordinarios de la dicha villa de Lagartera y por ausencia de al- / guno al otro para que no impida ni embarace el cumplimiento de dicha traba de ejecución y demás diligencias conducentes a la evacuación de dicha ejecución ínterin de su pronto y en- / tero cumplimiento sin limitación ni retardación alguna con ningún pretexto bajo la pena / y multa de cien ducados que le está impuesta y consta por dicha real provisión, con aperci- / vimiento que para cualquier motivo de negación, dilatación, suspensión a dicho cumpli-/ miento pasada su merced con su audiencia a extraerles y cobrarles de sus bienes la expre- / sada multa y los salarios que justamente se devengaren para ello y hasta tanto que realmente y con efec- / to este evacuada y cumplida la referida traba de ejecución con la debida obligación para derecho / y las diligencias correspondientes para ellos.

 

El señor licenciado Don Sebastian Ignacio Pavón y Mos- / taro, abogado de los reales consejos, corregidor de esta villa de Oropesa y su tierra y como tal / fue de especial para el reconocimiento del pleito principiado y que sigue entre los con- / cejos de dichos pueblos de Herreruela y Lagartera entraron del común sobre y apro- / vechamiento en la dehesa boyal nombrada de Lagartera por el cometido especial / referido por su majestad que dios guarde y señores de su real y supremo consejo de Castilla así la / proveyó, mandó y firmo en esta villa de Oropesa a mediados del mes de junio año de mil se- / tecientos y cuarenta y seis de que doy fe licenciado

 

Don Sebastián Ignacio Pavón y Mostado.

 

Ante mi / Juan Manuel Sánchez González.

 

Y en virtud de dicho auto se libró el mandamiento de ejecución / del tenor siguiente. /

 

Licenciado don Sebastián Ignacio Pavón y Mostaro, abogado de los reales consejos, co- / rregidor de esta villa de Oropesa y su tierra y juez especial nombrado por su majestad que dios guarde / y señores de su real y supremo consejo de Castilla para la continuación y fenecimientos / de los juicios ejecutivo y ordinario que han pendido y penden en esta audien- / cia por los especiales cometidos que antecedieron de la misma superioridad a instancia / del lugar de herreruela, jurisdicción de esta villa, contra la de Lagartera sobre lo debido perteneciente a la / séptima parte de los arrendamientos valores producidos de la dehesa boyal nombrada de Lagartera / en perjuicio de la quinta que pretende dicho lugar por el expresado juicio ordinario / que para que pueda constar al cumplimiento, ejecución y práctica de dicha mi comisión y / auto en aceptación de la ultima facultad a mi cometida por resolución de la con- / sulta de dichos autos originales que si hizo por don Francisco de Peñuela Miranda corregidor que / fue en esta villa el año pasado de mil setecientos y veinte y cuatro a que dio motivo a las repetidas dene- / gaciones del cumplimiento de los jueces ordinarios que eran de dicha villa de Lagartera y en / su virtud pedido y avisado es como se sigue. /

 

Yo Juan Manuel Sánchez González / escribano del rey nuestro señor, público del numero de esta villa de Oropesa y su tierra, por su majestad, que Dios guarde, doy fe que ante el señor Don Francisco Peñuela de Miranda, corregidor para su majestad en / esta villa y su tierra y para ante mi como tal escribano pende pleito y autos a pedimiento del lugar / de Herreruela de esta jurisdicción, su concejo contra la villa de Lagartera y los suyos / sobre que esta y su concejo paguen a dicho lugar diferentes pensiones de maravedíes / y granos por la parte y comunidad que con dicha villa tiene en todos los aprovecha- / mientos y usufructo de la dehesa que llaman de Lagartera adquirida en / fuerza de real ejecutoria que ambos lugar y villa, siendo esta aldea se había ha- / llado en juicio contradictorio contra esta de Oropesa con sentencia de vista y revista (fol. 40 r.) // y en sala de mil y quinientas el cual dicho pleito y autos conoce dicho corregidor con / jurisdicción real y especial las cuales para que en estos autos conste dicha especial / y real jurisdicción son del tenor siguiente:

 

Don Felipe, etc.

 

A vos la justicia ordinaria de la villa de Oro- / pesa.

 

Salud y gracia.

 

Que José de Albarrán, en nombre del concejo, justicia y regimiento / del dicho lugar, nos hizo relación que a este pertenecía y la cobraba la séptima / parte de los maravedíes que daba de sí la dehesa que llaman boyal de la villa de Lagartera de / cuyos maravedíes esta debiendo a su parte por tanto nos pidió y suplicó fuésemos / servido mandar despachar nuestra carta y provisión cometida a vos para que viese / en justicia a su parte y le hicieses pago de lo que legítimamente se les estuviese debiendo para / dicha villa de Lagartera de la expresada séptima parte y no hagáis lo contrario so / pena de la nuestra merced y de cincuenta mil maravedíes para la nuestra cámara so la que / mandamos a cualquier nuestro escribano, se la notifique y de ello de testimonio. /

 

Dada en Madrid a veinte y ocho dias del mes de febrero de mil setecientos y veinte y / uno.

 

Don Luis de Miraval.

 

Don Lorenzo Morales Medrano.

 

Don Apostol de La- / mas.

 

Don Francisco Molano y Valencia.

 

Don Gerónimo Pardo.

 

Yo Don José de la Dalid / y Onturbia, secretario de Cámara del rey, Nuestro Señor, la fize escribir por ser / mandado con acuerdo de su Consejo Registrada.

 

Don José digo Salvador de / Narbaez, teniente de Canciller.

 

Don Salvador Nabaez.

 

Don Felipe, etc.

 

A vos el corregi- / dor de la villa de Oropesa.

 

Salud y gracia.

 

Sabed que José de Albarrán, en nombre del con- / cejo, justicia y regimiento del lugar de Herreruela nos hizo representación que ha- / biendo acudido su parte al nuestro Consejo y expresado como la pertenecía / y cobraba la séptima parte de los maravedíes que daba así la dehesa que llaman boyal / de la villa de Lagartera de cuyos maravedíes estaba debiendo a su parte tres mil y / cincuenta y dos reales y diez y siete maravedíes de vellón como constaba de tres libramientos / insertos en el testimonio que presentaba despachado por dicha villa de La- / gartera contra su mayordomo de propios de ella y respecto de ser mali- / ciosa esta respuesta pues la dicha villa de Oropesa distaba de la referida / de lagartera, media legua y la de la calzada cerca de dos a que se añadía ser / juez de letras en cuya consideración y de que el fin que llevaba dicha villa / era hacer gastar a su parte lo que no tenía imposibilitándole por este me- / dio el que dejare de cobrar lo que legítimamente se le estuviese debien- / do y le haría suma falta para sus urgencias precisas. Y visto por los / del nuestro consejo se acordó en pedir la presente por la cual os man- / damos que luego que os sea notificada veáis la referida vuestra carta y previsión que para / los de nuestro consejo se expidió en veinte y ocho de febrero pasado de este año con que / habéis sido requerido y original costa será mostrada y sin embargo de la / respuesta dada por la justicia de dicha villa de Lagartera la guardes, cumpláis y eje- / cuteis en todo y por todo según y como en ella se contiene sin contra- / venirla ni permitirlo en ninguna manera, pena de la nuestra merced y de cincuenta / mil maravedíes para nuestra cámara por la cual mandamos a cualquier nuestro escribano publico / o real os la notifique y de ello de testimonio.

 

Dada en Madrid a doce / de mayo de mil setecientos veinte y uno.

 

Don Luis de Miraval.

 

Don Gregorio de Mercado. /

 

Don Francisco de Amelles.

 

Don Apóstol de Cañas.

 

Don Pedro Gómez de la Cava.

 

Yo don / José de la Dalíd y Ortubia, secretario de cámara del rey nuestro señor que la hize escri- / bir por su mandado con acuerdo del orden su consejo.

 

Registrada.

 

Don Salvadro Nar- / vaez, teniente de Chanciller mayor.

 

Don Salvador Narvaez. /

 

En virtud de las cuales / dichas reales provisiones por parte del dicho lugar de Herreruela se presentaron / pidiendo la cobranza de lo que se le estaba debiendo diferentes perdimientos / y que `para ello la dicha villa de Lagartera y sus justicias exhibieren y pusie- / se en mi oficio los papeles de cuentas, arriendos y demás papeles / que condujesen a su liquidación y justificación lo que es e mandó así y entendien- / dose impugnado por parte de dicha villa, repetidas veces después de muchas conmi- / natorias y multas que se les impusieron para ello así sobre esto como sobre re- / petidas recusaciones que de abogados asesores se hicieron por parte de dicha villa / la de dicho lugar ocurrió a dicho real y supremo consejo de Castilla / y obtuvo nueva real provisión que su tenor es el siguiente:

 

Don Felipe, etc.

 

A vos / Don Dionisio Diez Calderón, alcalde mayor de la villa de (fol. 40 v.) // de Oropesa.

 

Salud y gracia.

 

Sabed que nos somos informados en el pelito que entendéis de provisiones / nuestras os había sido cometido y en que estaba entendido y se asegura por parte del lugar de Herre- / ruela de esa jurisdicción con la villa de Lagartera sobre el común goce y aprovechamiento de ambos / pueblos en la dehesa que llaman de Lagartera a pedimiento de dicho lugar habíais proveído auto con acuerdo de asesor para que se diese ciertos testimonios del importe de dichos / aprovechamientos en varios años, y aunque además de ser negado era de tan corto o ningún perjuicio / este proveído y visto por los del justamente por lo pedido por dicha villa de Lagartera en / orden a que mandásemos despachar nuestra carta y provisión prometiendo la determinación de los autos / definitivos y perjudiciales al abogado de esta nuestra corte, que fuese de nuestro agrado para que en con- / secuencia de la recusaciones propuestas por dicha villa y remitiéndose los autos los vie- / se y determinase en justicia y en cuanto a lo demás que se refiere en la presentación que se ha echo a los de nuestro consejo obrareis conforme a derecho sin dar lugar a quejas ni dilaciones otorgando / a unas y otras partes las apelaciones que de vuestros autos y sentencias interpusieren para la nuestra / audiencia y chancillería donde tocase, segura y como está mandado por las provisiones ante- / cedentemente expedidas por los del nuestro consejo a instancia del concejo, justicia y regimiento del dicho / lugar de Herreruela.

 

Dada en Madrid a veinte y tres de agosto de mil setecientos y veinte y tres años.

 

El marqués de Miraval.

 

Don Lorenzo de Morales y Medrano.

 

Don Apóstol de Cañas.

 

Don Gerónimo / Pardo.

 

Don Tomás de Mergar.

 

Yo Don José de la Dalid y Ortubia, secretario de cámara del rey, nuestro señor, le hice escribir por su mandado con acuerdo de los de su consejo.

 

Registrada. /

 

Matías de Anchoca.

 

Por el chanciller mayor.

 

Matías de Anchoca.

 

En virtud de lo / cual prosiguiendo su pretensión la parte de dicho lugar sobre que para su cobranza y uso de su / acción se le diese el referido testimonio y valores y productos y habiéndose así mandado citada pri- / mero la aparte de dicha villa se dio a la del referido lugar dicho testimonio en la forma que le tenia pedido para / el cual consta y parece que los productos de que se había echo cargo a los mayordomos de con- / cejo habían rendido y habían habido de aprovechamientos en la referida de esa de Lagartera, en dicho nueve años citados fueron cuarenta y un mil y treinta y ocho reales y veinte y nueve maravedíes / a dinero y mil y dos fanegas y cuatro celemines de trigo a granos según liquidación que para ellos se hico por mi / el escribano, por los papeles de cuentas, arriendos y demás que se me exhibieron por dicha villa / y sus justicias el cual dicho testimonio pro parte de dicho lugar de Herreruela fue presentado en dicho / pleito pidiendo que por el importe de su mitad que le pertenecía en fuerza de dicha real / ejecutoria, su décima y costas jurando en forma la deuda protestando legítimos abo- / nos si los hubiese y en vista de todo lo dicho señor corregidor se proveyó con acuerdo de / asesor el auto del tenor siguiente.

 

En la villa de Oropesa a diez y ocho de enero de mil setecientos y veinte y / cuatro el señor Don Francisco Piñuela de Miranda, corregidor en ella y su tierra por su majestad, que dios / guarde, vistos estos autos dijo que el proveído por su merced en veinte y dos de diciembre del año / próximo pasado en que mandó dar traslado de ellos a la villa de Lagartera se guar- / de cumpla y ejecute entendiéndose y tanto a lo principal de este litigio y por ahora / y sin perjuicio de dicha providencia y de los derechos de deuda y que se pudieren deducir / por las partes examen de las diferencias de sus medios y suman cortedad de los del lu- / gra de Herreruela y por los demás justos motivos que de los autos resulta había de / mandar y mando que dentro de seis días primeros siguientes la dicha villa de Lagartera de y entregue a dicho lugar de Lagartera a quien en su nombre fuese parte legítima / la séptima parte a vos cuarenta y un mil y treinta y ocho reales y treinta y nueva maravedíes / y de las mil y dos fanegas y cuatro celemines de trigo que del testimonio dado por el presente escribano consta haber importado los aprovechamientos de la dehesa de Lagartera en los nueve días del de setecientos y catorce hasta el de veinte y dos inclusive para que quedando / dicha cantidad como queda asegurada de los demás aprovechamientos, permitidos por dicha / villa pueda dicho lugar socorrerse y seguir y litigar su justicia y pasado dicho termino y no / la habiendo cumplido por dicha cantidad se despache mandamiento de ejecución en for- / ma contra sus propios y rentas el ue se guarde, cumpla y ejecute no obstante ape- / lación o otro cualquier recurso que por dicha villa se intente y así por este su au- / to proveyó, mandó y firmó con acuerdo del asesor nombrado.

 

Peñuela.

 

Licenciado Don / Juan Sánchez Moreno Salgado.

 

Ante mi Juan Manuel Sánchez Gonzalez.

 

Don Felipe, etc.

 

A vos el alcalde mayor de la villa de Oropesa.

 

Salud y gracia.

 

Sabed que Francisco / Antonio Miramon en nombre del concejo, justicia, regimiento y vecinos del lugar de Herreruela y su ju- / risdicción de esa villa nos hizo relación que por el motivo de estar dicho lugar (fol. 41 r.) // en la posesión de percibir la séptima parte del producto, arrendamiento y aprovechamiento de la / dehesa nombrada de Lagartera así en el pasto como en el fruto de la bellota y por resis- / tirse la villa de Lagartera contribuir había ocurrido su parte a nuestro consejo en el año pa- / sado de mil setecientos y veinte y uno para que se proveyese de remedio a reparar el da- / ño que experimentaban sus vecinos por no haber querido obedecer las provi- / dencias y despachos que dicho juez libraba se había vuelto a ocurrir por su parte al nuestro / consejo y después de haberse oído a ambos pueblos habíamos mandado el que obede- / ciere la justicia de Lagartera los despachos de dicho juez con lo que se habían forma- / do por su parte dos acciones y para ello nos suplicó que habiendo por presen- / tado dicho poder y en atención a lo que llevaba puesto y tenido presentes los dichos autos fuésemos servidos, mandar, librar la provisión necesaria cometida a vos / el actual alcalde mayor de esta villa de Oropesa para que en consecuencia de dicho auto / de ejecución procediese al pago del importe de la séptima parte de los apro- / vechamiento de dicha dehesa hasta el citado año de mil setecientos y veinte y dos que expre- / saba por embargo y venta de vienes en caso necesario contra los propios / y rentas de la dicha villa de Lagartera por dicho principal y costas aquí causadas / y las que se causen hasta el efectivo pago y para la puntual observancia de to- / do lo referido daréis las ordenes y providencias que supiéredes por con- / veniente que para ello os damos comisión en forma tan bastante como es / necesario y de derecho en tal caso se refiere que así es nuestra volun- / tad.

 

Dada en Madrid a doce de mayo de mil setecientos y cuarenta y seis.

 

El Mar- / ques de Lara.

 

Doctor Don Juan Antonio Samaniego.

 

Don Diego Adorno.

 

Don José Ventura Guell.

 

Don Gabriel de Rojas y Loyola.

 

Yo don José Antonio / de Ybarra, secretario del rey nuestro señor y su escribano de cámara la hice escribir / por su mandado con acuerdo de los de su consejo.

 

Registrada.

 

José Ferrán, teniente / de Canciller mayor.

 

José Ferrán.

 

Corregida.

 

Francisco Muñoz del Pozo, / procurador del número y causas de esta villa, y su tierra a nombre del consejo, justicia, re- / gimiento y vecinos del lugar de Herreruela de esta jurisdicción cuyo poder / presento y juro como mas bien proceda ante vuestra merced premiso lo necesario / digo que con el pretexto de haber alterado e injustamente resistido la villa / de Lagartera el incontestable inveterado derecho a percibir el lugar, mi / parte determinadas específicas porciones de hiervas, bellotas de grano / y demás productos de la dehesa llamada de Lagartera se vio precisado para / su conservación a principiar un largo, ruidoso y costoso litigio sobre los / advertidos aprovechamientos usurpados en cuya prosecución impe- / tro y obtuvo diferentes reales provisiones hasta conseguir mandamiento ejecu- / tivo contra los bienes, propios, rentas y efectos concejales de dicha villa de La- / gartera por cuantía de cinco mil ochocientos y setenta y dos reales y diez y siete maravedíes / y ciento y cuarenta y tres fanegas, dos celemines y un cuartillo de trigo décima y / costas causadas y causables que se consideró deuda líquida pertene- / ciente dicho lugar mi parte por la séptima parte de utilidades y emolumentos / que rindió la expresada dehesa de Lagartera desde primero de ene- / ro de mil setecientos y catorce hasta fin de diciembre de mil setecientos y catorce hasta fin de / diciembre de mil setecientos veinte y dos inclusive los referidos autos por ser de / justicia que pido y sobre que protesto y juro lo necesario costas etc.

 

Licenciado Don Gar- / cía Guerrero.

 

Francisco Muñoz del Pozo.

 

Por presentada con el poder que / esta parte presenta en cuanto a lugar por derecho y vista la real pro- / visión que su majestad, que dios guarde y señores de su real y supremo consejo / de Castilla librada a instancia del concejo y vecinos del lugar de / Herreruela, jurisdicción de esta villa, con que dicho su apoderado requiere / a su merced para su obedecimiento y aceptación la tomó y besó y puso sobre su ca- / beza como carta y real provisión de su rey señor natural y / dijo aceptaba y aceptó la comisión que por ella se le / da y confiere y esta pronto administrar justicia, así a dicho lugar como a la villa de Lagartera como en distintos juicios que en dicha real pro- / visión se expresan en cuya consecuencia mando se entreguen to- / dos los autos obrados en dicho asunto a esta parte dando recibo para / el fin que los pide y término de seis días lo proveyó dijo y man- / do así el señor licenciado Doctor Sebastián Ignacio Pavón y Mostaro, abo- / gado de los reales consejos, corregidor de esta villa de Oropesa y su tierra / y lo firmó en ella a cuatro días del mes de junio de mil setecientos (fol. 41 v.) // años digo y cuarenta y seis años de todo lo cual yo el escribano doy fe.

 

Licenciado Don Sebastian Ignacio Pa- / vón y Mostaro

 

Ante mi Juan Manuel Sanchez Gonzalez en la villa de Oropesa en el mis- / mo día, mes y año.

 

Yo el escribano notifiqué, hice saber el auto antecedente y la aceptación / por el de la jurisdicción que por la real provisión de su majestad, que dios guarde, y señores de su real / supremo consejo de Castilla, presentada se comete al señor corregidor, alcalde mayor / de esta villa a Francisco Muñoz del Pozo, procurador del número de ella, apoderado del concejo y / vecinos del lugar de herreruela de esta jurisdicción y en su nombre en su persona doy / fe.

 

Gonzalez.

 

Francisco Muñoz del Pozo, en nombre del concejo, capitulares y vecinos del lugar / de Herreruela de esta jurisdicción en el pleito ejecutivo de la villa de Lagar- / tera sobre el pago de cinco mil ochocientos y setenta y dos reales y veinte y siete maravedíes / de vellón y ciento cuarenta y tres fanegas y dos celemines y un cuartillo de trigo de- / cima y costas porciones correspondientes a la séptima parte de frutos, rentas y efectos que produjo la dehesa de Lagartera desde el año de setecientos y catorce / hasta el de mil setecientos y veinte y dos inclusive insistiendo en las reservas y / protestas antes echas y de nuevo reproduciéndolas como mas haya lugar / en derecho digo que teniendo presente los autos insinuados en vista y virtud de la / real provisión del supremo consejo de Castilla con que vuestra merced ha sido requerido y cuya jurisdicción / cometida tiene aceptada se ha de servir, demandar que con su literal inserción / y demás asociados documentos concernientes se libre despacho para que la justicia / de dicha villa de Lagartera sin la menor dilación cumpla el de ejecución en expedido por / el Señor don Francisco Peñuela de Miranda, corregidor que fue de esta villa / en ella a veinte y / dos dias del mes de marzo de mil setecientos y veinte y cuatro años imponien- / do las penas en la citada de la comisión cometida las demás que se contie- / nen conducentes al cumplimento a vuestra merced, suplico se sirva de proveer lo así por ser de / justicia que pido y sobre que protesto y juro lo necesario y para ello etc.

 

Licenciado Guerrero. /

 

Francisco Muñoz del Pozo.

 

Por presentada en cuanto a lugar de derecho / ponga se con los autos ejecutivos que por la real provisión con que su merced está requeri- / do y tiene aceptada la jurisdicción que por ella se le da consta fueron origi- / nalmente con los pertenecientes al juicio ordinario en piezas distintas / consultados al real supremo consejo de castilla en cuyo obedecimiento se man- / da refrendar el mandamiento de ejecución librado por don Francisco Piñuela de Miran- / da, corregidor que fue de esta villa en los veinte y dos del mes de marzo del año de mil se- / tecientos y veinte y cuatro con inserción de las diligencias accesorias, real provisión / y demás autos conducentes y e necesarios y este proveído contra los propios / bienes y rentas de concejo de la villa de Lagartera por las mismas cantidades / de maravedíes y granos que fue expedido y por mas su décima y costas causadas y / que se causase hasta el real y entero pago al concejo, justicia y vecinos de lugar de / Herreruela cometida como su merced comete la expresa- / da ejecución como a derecho y estilo de esta audiencia, el Licenciado Don Juan Gon- / zález Flores, abogado de los reales consejos, alguacil mayor de ella por ante el in- / fraescripto escribano originario de la expresada comisión real precedien- / do requerimiento a su justicia, jueces ordinarios de dicha villa de Lagartera y por au- / sencia de alguno al otro para que no impidan ni embrague el cumplimiento de dicha traba ejecución y demás diligencias conducentes de la evacuación / de dicha ejecutoria ante sí y den su pronto y entero cumplimiento sin limitación / ni retardación alguna con ningún pretexto bajo la pena y multa de cien ducados que por cualquier motivo de denegación, dilación, suspensión / a dicho cumplimiento parará a su merced con su audiencia extraerles y cobrarles / de sus bienes la expresada multa y los salarios que justamente se devengaren / para ello y hasta tanto que realmente y con efecto esté evacuada y cumplida / la referida traba ejecución con la debida solidez por derecho y las diligen- / cias correspondientes por ella el señor licenciado don Sebastian Ignacio Pavón y Mos- / taron abogado de los reales consejos, corregidor de esta villa de Oropesa, y su tierra y / como tal juez especial para el conocimiento del pleito principiado y que se sigue entre los concejos de dichos pueblos de Herreruela y Lagartera en razón del co- / mun goce y aprovechamiento de la dehesa Boyal nombrada de Lagartera por el / cometido especial referido de su majestad, señor don Gutiérrez, y señores de su real y supre- / mo consejo de Castilla así lo proveyó, mandó y firmó en esta villa de / Oropesa a catorce días del mes de junio y año de mil setecientos y cuarenta y / seis de que doy fe.

 

Licenciado Don Sebastián Ignacio Pavón y Mostaro.

 

Ante mi Juan / Manuel Sánchez Gonzalez.

 

Cuyos instrumentos y autos y origina- / les quedan con el referido poder en el oficio del infraescripto escribano / quien de ello y de su concordación da fe y a que se remite por tanto usan- / do de la jurisdicción especial que me esta dada por la ultima real provisión (fol.42 r.) // inserta y en consecuencia de mi ultimo proveído cometo y mando al Licenciado / don Juan González Flores, abogado de los reales consejos, alguacil mayor de esta villa y / su tierra y jurisdicción que luego como se ha requerido conste mi manda- / miento por el infraescripto escribano, originario de los autos de este cometido / a quien así mismo toca el cumplimiento de las diligencias y actuados a que se den / y en consecuencia haga traba de ejecución conforme a derecho y esti- / lo de esta audiencia en los bienes, propios y rentas del concejo de / dicha villa y para que todo lo antecedente tenga cumplido efecto de parte del / rey nuestro señor dios guarde mando y exhorto y de la nuestra pido y suplico a los / señores justicia ordinario de dicha villa de Lagartera o sus lugartenientes / que siéndoles presentado este mi despacho ejecutorio y por la misma / la remisión de ellos a la orden y disposición de los señores de dicho / real consejo de castilla para que dispongan de dicha cantidad como / sean servidos y les pasará el de mas perjuicio que haya lugar / en derecho.

 

Fecho en esta villa de Oropesa de catorce días del mes de ju- / nio año de mil setecientos y cuarenta y seis.

 

Licenciado Don Sebastián Ignacio Pavón y / Mostaro.

 

Por mandado de su merced Juan Manuel Sánchez. /

 

Y en virtud / de dicha aceptación se hizo la diligencia del tenor siguiente. /

 

En dicha villa de Lagartera, el señor licenciado Don Juan González Flores, aboga - / do de los reales consejos, alguacil mayor de la villa de Oropesa en fuer- / za de lo cometido por el mandamiento antecedente y en virtud del cum- / plimiento a el dado por el señor Rafael Moreno, teniente de alcalde mayor, en esta dicha / villa requirió por ante mi el escribano a su merced y a Francisco Agustín Arroyo, escribano del número y ayuntamiento de ella expresen que propios ser hallen e pre- / sentes del concejo de esta dicha villa y en ello dicho señor teniente alcalde / mayor señala los que sean mas prontos y bastantes para la paga / y satisfacción de los cinco mil y ochocientos y setenta y dos reales y veinte y / siete maravedíes y ciento y cuarenta y tres fanegas, dos celemines y un cuar- / tillo de trigo porque se expidió el ejecutorio a pedimiento del conce- / jo y vecinos del lugar de herreruela, jurisdicción de dicha villa de Orope- / sa por el importe de la séptima parte de los productos de la de- / hesa boyal sobre que es este juicio sobre lo cual obliga su persona / y bienes muebles y raíces habidos y por haber en bastante for- / ma dando como dio poder cumplido en todos los señores jueces y justicias de su majestad que le sean competentes para que a ello le cumplan y / obliguen como por sentencia definitiva de juez competente pasada / en cosa juzgada y por las partes consentidas y expre- / samente se somete sobre este caso al fuero y jurisdicción, de dicho señor juez re- / alengo que de este juicio y causa conoce para que le compela y / apremie en cuyo testimonio así lo otorgo y firmo el dicho Juan / de Amor a quien doy fe conozco juntamente con dicho señor / alguacil mayor de la villa de Oropesa.

Siendo testigos Antonio de Arro- / yo, Juan Redondo de Francisco, vecino de esta dicha villa de Lagartera / y Luis Martín Pulido que lo es de la de Alcolea del Tajo y resi- / dente al presente en esta.

 

De todo lo cual yo el escribano doy fe. /

 

Licenciado don Juan González Flores.

 

Juan de Amor.

 

Ante mi, Juan / Manuel Sánchez Gonzalez, y así mismo la notificación de esta- / do siguiente en la villa de Lagartera yo el escribano notifiqué e hice saber (fol. 42 v.) // el estado de esta ejecución en nombre de esta villa, su concejo y vecinos al Señor Juan Iglesia / de José vecino y procurador sindico judicial de ella en su persona a quien dijo que en nombre de esta / dicha villa daba y dio por dados los pregones esto respondió y no firmo porque di- / jo no saber de que doy fe.

 

Juan Manuel Sánchez González.

 

Y por el concejo, justicia y regimiento de la Villa de Lagartera / se presentó la petición y una nuestra real provisión librada por los del nuestro consejo que su tenor es el siguiente:

 

Eusebio Montero Delgado, en nombre del concejo, justicia y regimiento de la villa de Lagartera y en virtud / de su poder que presentó con toda solemnidad sin que sea visto sujetar a mi parte tribu- / nal que no deba ni recibir en vuestra merced hablando con respecto juntos división para conocer / de la que aquí se propone y en cuya razón protestó decirle si es mas competente e excep- / ciones como mejor proceda digo que en virtud de requisitoria de ejecución librada / por vuestra merced y a perdimiento según se tiene entendido del concejo y vecinos del lugar de Herrerue- / la de esta jurisdicción se hizo traba en la dehesa boyal de la villa mi parte y en usufructos y / rentas el día quince del presente mes de junio por determinada cantidad de / maravedíes de que se ha supuesto acreedor el referido lugar por figurarse como se figu- / ra interesado en los productos y rentas de dicha dehesa sin hacer cargo como / debiera que en algún tiempo fuese partícipe no lo ha sido ni es desde que mi par- / te se hizo villa y eximió de la jurisdicción de esta como lo tiene fundado en / autos que sobre el mismo asunto se sustanciaron en años pasados y deben pre- / cisamente andar con los que ahora se han movido lo que para que mas bien se demuestre / el ningún derecho de la otra parte y ninguno tenía temeridad como la nulidad de cuanto se ha / obrado en razón de dicha traba de ejecución sin embargo de hallarse corriendo del termino / de los pregones de la mención desde luego me opongo a ella y para hacerlo mas en forma como / lo protesto en vista de autos a vuestra merced suplico que habiendo a mi parte por opuesta se sirva man- / dar que in continenti se me entreguen los autos sobre el asunto formados con los que / años antes sobre el mismo se su visitación y siguieron respectivamente por dichos dos / concejos y de lo contrario que en el caso de omisión por esto la nulidad se obre y se cobre ya con / la indefensión de mi parte y que no la corra término ni pare perjuicio alguno / a su justicia que pido costas y juro etc.

 

Licenciado Don Juan Lara Carnacedo.

 

Eusebio Montero / Delgado.

 

Otrosí desde luego y con respecto requiero a vuestra merced con la real provisión / que presento a fin de que ejecute lo que en ella se expresa así lo espero de la gran jus- / tificación de vuestra merced.

 

Licenciado Jara.

 

Montero.

 

Y con dicha peticion y su pre- / sentación de la provisión que en ella se menciona, y en vista, se mandó / guardar y cumplir todo lo que en ella se expresa con la que se practicare / diferentes diligencias y por parte del concejo, justicia y vecinos de la villa de La- / gartera se presentó petición pidiendo que se haga pago de lo que se le estuviese debien- / do breve y sumariamente sin dar lugar a quejas ni dilaciones para lo que di- / go diferentes razones y en su vista se mandó dar traslado a la parte con- / traria y que se pusiere con los autos de ejecución y que el dicho concejo y vecinos / de Lagartera exhibiese las cuentas que relacionaba para con su vista y / su remisión de ellas que conmutación de la parte del lugar de Herreruela el escribano pusiere testimonio de ellas con toda expresión y por el dicho conce- / jo y vecinos del dicho lugar de Herreruela se pidió se hiciese en todo / por su parte estaba pedido y en vista de todo por dicho corregidor se dio el au- / to siguiente por presentado en cuanto al lugar de derecho ponga se con los autos y libre se / despacho de comisión para que el presente escribano originario pase a la villa de Lagar- / tera a hacer reconocimiento y vista entre los papeles de dicha villa de las cuentas particu- / lares que entre esta y el lugar de herreruela corresponde hacer y se piden / de los aprovechamientos y rendimientos de la dehesa Boyal digo nombrada de / Lagartera de los nueve años como también de los recados de las cuentas de propios / de esta villa y faltan por seguir con asistencia del escribano de su ayuntamiento y en cum- / pla con la manifestación de todos sin reservar ninguna pena de cin- / cuenta ducados aplicados a disposición de los señores del real y supremo / consejo de Castilla y la justicia ordinaria de dicha villa no impida ni embarace / el expresado reconocimiento ni reducción de los papeles que fueren hallados a esta audiencia para los fines pedidos y bajo la multa de los cien ducados (fol. 43 r.) // impuesta por la real provisión que está cumplimentada los que se exigirán / de sus bienes lo mando el señor Licenciado Don Sebastián Ignacio Pavón y Mostaro, abogado / de los Reales Consejos, Corregidor de esta villa de Oropesa y su tierra, juez par- / ticular nombrado por dicho Real y Supremo Consejo en ella a tres días del mes / de agosto de mil setecientos y cuarenta y seis años y lo firmó su merced de que yo el / escribano doy fe.

 

Licenciado Don Sebastián Ignacio Pavón y Mostaro.

 

Ante mí Juan Manuel / Sánchez Gonzalez

 

Y en consecuencia de lo referido por dicho Corregidor / mandó librar despacho con el que se requirió a la justicia, concejo y vecinos de / la villa de Lagartera quien pidió se la entregare en tanto y que en el ínterin no / le parase ni corriere término lo que dieron por respuesta y constó por la / fe de el escribano habérseles entregado el dicho tanto y en su vista por dicha justicia, conce- / jo y vecinos de dicha villa de Lagartera presentó petición con relación / de que le tocaba y pertenecía desde que se hizo villa el disfruto y goce / de todos los aprovechamientos de su dehesa boyan con libre facultad de arar, y sembrar de ella lo que quisieren sin que por alguno ni el juez de la mes- / ta se pueda impedir y embarazar y el día veinte y cinco del pre- / sente mes se hizo saber a su parte en su ayuntamiento, el despacho librado por / dijo juez a pedimiento, del que sonaba apoderado del consejo y vecinos del lu- / gar de Herreruela en que se sirvió mandar que por dicha justicia, de dicha villa de Lagartera no se permitiese que se diese fuego, ni torna siembre / los rastrojos de dicha dehesa bajo de la pena de cincuenta ducados sin otro / fundamento hablando con el respecto que es de considerar dicha providencia / como ejecutó la que se dijo dada de manutención y amparo de la otra parte / en el goce y comunidad de pastos de dicha dehesa y que se anunciaba ha- / llarse en la pieza de autos y juicio ordinario que se sigue entre las dos / pero sin tener presente que el auto de manutención fuera como rela- / cionaba no pudiera alcanzar este para impedir ni embarazar la libre / facultad de torna siembra de la dehesa así porque aquella la tenia dicha / justicia por real privilegio como se haría demostrable presentando el / caso necesario el de villazgo como porque la expresada torna siem- / bra no se opusiera a la comunidad de pastos ni en su vista por dicho / corregidor la hubo por presentada y que se pusiese con los autos y se man- / do dar traslado a la otra parte por quien se presento petición pidien- / do que se hiciese en todo como anteriormente tenía dicho y alegado para / lo cual concluyó y en su vista por dicho corregidor por auto que dio / en diez de noviembre de dicho año la dio por presentada mandando / se pusiere con los autos y que se diere traslado a la parte de la villa de / Lagartera para que en el termino de tercero día dijese y alegase / lo que a su derecho conviniese y que pasado dicho término con lo que di- / jere o no se le llevasen los autos y se notificó a su procurador por quien se / presentó la petición del tenor siguiente: /

 

Eusebio Montero Delgado, en / nombre de la Justicia , concejo y vecinos de la villa de Lagartera en los autos / sus citados por el lugar de Lagartera que es de la jurisdicción de esta / sobre pretendidos aprovechamientos en la dehesa boyal propia y privativamen- / te y en cuya razón dio principio el juicio en el año pasa de mil seis- / cientos setenta y nueve en vista de las tres piezas formadas sobre el / asunto y otros pedimentos presentados por la otra parte en / la primera y en que desecha y nuevamente demanda sobre atento / pertenece de la quinta en todos aprovechamientos de la dehe- / sa referida hace tanto por ahora en contexto de todo solo en lo favo- / rable como mejor proceda digo que sin embargo de cuanto por / el lugar cautelosamente se ha propuesto y pretendido despre- / ciando lo con condenación en todas las costas vuestra merced de justicia se ha de servir / de revocar y formar por contrario imperio o como mas haya lugar / el auto de manutención y el proveído por vuestra merced con declaratoria de su nulidad y consiguiente debida suspensión de sus efec- / tos declarando en todo acontecimiento y mandando hacer / según y como se concluyo y asesorándose para ello con el señor juez / realengo mas cercano y es de con asesor que antes se nos haga sa- / ber vuestra merced volver a ver a la otra parte mas pedimento sobre lo / principal hasta que se halle evacuado el artículo que en caso ne- / cesario formó con especial, previo y debido pronunciamiento (fol. 43 v. ) // en progreso adultera en razón de la declaratoria y forma y todo lo / aquí propuesto que es así de hacer y lo suplicó por lo que resulta de los mismos / autos y lo en ellos por mi parte con la mayor solidez fundado y dicho y alegado / que reproduzco en forma por subsistir como subsiste inestimable ni aun a- / parente respuesta y por lo general favorable y siguiente.

 

Y porque de la citada primera pieza de autos se convence que el vicio dio principio en dicho / año pasado de mil seiscientos setenta y nueve por pedimiento, de la otra parte / demandando derechamente a la mía sobre propiedad de la cuenta en todos a- / provechamientos de la expresada dehesa y porque también resulta que / se contestó la demanda y se continuo en el juicio hasta el año mil seiscientos / ochenta y tres en la forma misma se deduce que habiendo estado sus- / penso su curso no menos que hasta el año mil setecientos veinte y uno se vol- / vio a suscitar en el mismo por la otra parte demandando ya sobre el aserto pertenece de la séptima en dichos aprovechamientos, arriendos e / sin duda cargo de su sin razón y ningún derecho para la pretensión / de la quinta antes demandada resulta así mismo que habiéndose por / mi parte formado artículo sobre que se sumasen al proceso princi- / piado en dicho año de veinte y uno los otros antes seguidos sobre dichos / aprovechamientos se mandó en realidad así y en su virtud su entero a / la referidos y que habiéndose en su vista formando artículo por / mi parte sobre reforma y revocación del denominado auto de ma- / nutención se mando dar traslado a la otra y se la notificó en ocho / de marzo del año de mil setecientos y veinte y tres.

 

Y que hasta ahora / no le ha evacuado porque sin hacerse cargo de dicho fundamental / artículo de previa determinación se formaron los autos que con- / tiene la segunda pieza únicamente en solicitud de las diligencias / como preparatorias del juicio que ha querido seguirse como eje- / cutivo sobre que es la tercera pieza y porque en esto su pues- / tos patentes de los mismo autos no tiene duda que para continuar / en su progreso conforme a su estado y naturaleza y por el orden / legal y correspondiente lo ha sido y es únicamente que la otra parte / responda derechamente al listado escrito de la mía en evacuación / de traslado conferido y notificado para en su virtud determinar / el precio artículo aun formado y que desentenderse esto el referi- / do lugar y demandar como en su virtud digo ultimo escrito de- / manda nuevamente sobre el figurado pertenece de la quinta par- / te de todos aprovechamientos en la expresada dehesa como si en / su razón antes nada se hubiese acabado en un notario de suso del legal / orden de proceder y porque en sí mismo hablando con respecto se ve- / rificó en el auto del día veinte y cinco de septiembre próximo pasado por im- / pedirse como por el impide a mi parte la torna siembra de los ras- / trojos en la referida su dehesa como en consecuencia de dicho auto / denominado de manutención de que en aquel se hace relación / pues hallándose como se haya pedida su revocación con formación / de dicho artículo lo por mi parte y dado el traslado a la otra que es constan- / te que ha esta ni debió ni debe oírsela si no es respondiendo dere- / chamente en su evacuación y que ni fue mando correspondiente / repetida mi modestia otra providencia que la de la evacuación de / dicho traslado para en su virtud resolver y determinar el expresado / previo artículo porque sin esto como perjudicial no puede ni / debe procederse adultera y porque de esta verdad legal resul- / ca convenida la notoria nulidad de los dos autos que queda con- / cluida y su reforma con formación de artículo y se evidencia me- / jor por lo que sólidamente puesto y fundado por mi parte en su / ya citado escrito que por no repetir se aquí por reproducido / cual si lo fuere a la letra y por que hallándose como se halla / resulto y mandado por la real provisión con que vuestra merced esta re- (fol. 44 r.) // querido ya que tiene dado su ejecución y obediencia el debido cumplimiento / que para determinación o sentencia definitiva y artículos que ten- / gan fuerza de tal en la causa y no ponía que allí se refiere se acompa- / ñe vuestra merced con el realengo mas cercano a esta villa remitiéndole los / autos originales es indubitable que debe así reducirse a efecto / cuando llegue el caso de la decisión del artículo aquí formado por / diverso como debe estimarse de la clase que se previene en el ci- / tado real despacho y que si fuese no de letras dicho señor juez real- / engo acompañado debe asociarse con asesor abogado conoci- / do y remitirse a este los autos haciéndoseme antes saber el nombramiento / o me lo pide en término competente para asentir e inexcusar y protestar en contra- / rio la nulidad y porque de lo fundado se califica la concluida de los citados dos / autos y que a lo menos en el estado que se proveyeron no hubo lugar a ellos conforme a derecho ni puede haberse por ahora para otra cosa que para / decir y determinar el referido artículo y su razón formado / y porque se resultó este insistiere la otra parte en el pro- / greso del juicio de propiedad de lo que menos bien tiene de- / mandado tantos años a se responder por la mía convencien- / do su desprecio y lo que aquello quiere reducir de la ejecutoria / testimoniada se haya en realidad sin efecto con especialidad y es / de que se hizo villa Lagartera y en virtud del privilegio y facultad / que se la concedieron en cuya atención a vuestra merced suplico se sirva refor- / mar, declarar y mandar, hacer en todo según y como en este y ante- / cedente citados pedimientos se contiene por ser todo de justicia que pi- / do costas etc. y juro.

 

Licenciado Don Juan Jara Carnacero.

 

Eusebio Mon- / tero Delgado.

 

Y vista por el dicho corregidor por auto que digo en vein- / te de diciembre del citado año de mil setecientos y cuarenta y seis de ello / mandó dar traslado al dicho concejo y vecinos del lugar de Herre- / ruela por quien se presentó la petición siguiente:

 

 

 

Francisco Muñoz del Pozo, a nombre de la justicia, concejo y vecinos del lugar de Herreruela, juris- / dicción de esta villa en el pleito con el ayuntamiento y vecinos / de Lagartera sobre que se declare pertenecer a mi parte la quinta de / todos los frutos altos y bajos y demás emolumentos y aprovecha- / mientos que ha producido la especificada dehesa boyal desde / el año de mil seiscientos y cincuenta inclusive hasta el presente / y de los que en lo sucesivo produjere y que consiguientemente / se condene a dicha villa de Lagartera a la satisfacción integra y / puntual de cuanto en el expresado consejo líquidamente debiere / precediendo para su cabal inteligencia y comprensión la ejecu- / cción pronta de hacimientos, posturas y remates de hiervas y / bellota y otros conducentes instrumentos que repetidamente se ha solicitado por el lugar de mi parte según manifiestan los / autos evacuando el traslado conferido del ultimo cavilosos con- / trario escrito y presentado a veinte días del precedente mes de diciembre en que pretende revocación antes persista y una adición de las o- / tras providencias que se refiere con declaratoria implicada / de contener nulidades su tenor habido para expreso y en lo perjudicial / negado digo que despreciando absolutamente, su contexto ha de ( fol. 44 v.) // ser como servido de diferir a cuanto en el motivado folio doscientos y seis se con- / cluye pues así es de justicia y de hacer por lo favorable general y etc.

 

Lo uno lo otro por / que confesando la parte de Lagartera que la presente controversia tubo principio / en el año pasado de mil seiscientos y diez y nuevo por instancia del lugar que defien- / do sobre propiedad de la quinta parte de utilidades dimanadas de la expresada dehesa cuya contestada demanda prosigue y siendo evidentes los fundamen- / tos de echo y derecho que para su declaratoria tengo expedidos lo es también / la deserción que principal y asesoramente solicitó y porque no solo no puede / impedirla pero ni a un dilatarla la maquinada revocación de los enuncia- / dos proveídos ya porque no disputamos juicio posesorio ya porque no / distante lo juntamente decretado en los referidos autos que se intentan / alterar a persistido y persiste la villa de Lagartera en su detentación sin mas / razón que su poderío y usurpación mesura de forma que con sus aten- / tados hechos ha dejado insertas las citadas providencias y en este con- / cepto se acredita mala fe con que procede y que su animo únicamente se / dirige a fomentar ya tales delaciones que inmortalicen la resolución / del asunto ya porque cuando fuere constante haberse reducido a efec- / to del auto existente en intespectiva su revocación pedida respecto / respecto de que no se reclamó en oportuno tiempo fuera de que bien pre- / meditada y entendida tal naturaleza de causas que recayó a un- / que se hubiese apelado dentro del término legal establecido solamente / podría admitirse este recurso en lo devuelto y por las mismas ra- / zones se referirá y destruye la revocación del proveído a los veinte y cin- / co del antecedente mes de septiembre situado mayormente cuando es no- / torio y por tal lo alegó que eludiéndolo y despreciando la dicha villa / de Lagartera de su propia autoridad quema los rastrojos y practica la / torna siembra de la referida dehesa similar del lugar de Herreruela / la menor parte por lo que concurrió en la combinada multa esta se le / debe puntualmente exhibir para no tener inobediencias y desorde- / nes en lo futuro y porque evidenciándose de la real ejecutoria instrumentos, / testimonios y duplicadas confesiones judiciales echas por Lagartera y sus vecinos la incontestable pertenencia de quinta parte al lugar / de Herreruela se le intenta defraudar con el voluntario pretexto de su / exención o villazgo pero merece total desprecio semejante pensa- / miento lo uno por los puntuales fundamentos que antes he alegado. /

 

Y lo otro porque mucho después de constituida villa Lagartera / y a su vista ciencia y apariencia tubo dicho lugar de Herreruela comu- / nidad de pastos y fue participe en los restantes aprovechami- / entos de dicha dehesa que cobró según manifiesta el cuaderno e- / fectivo mediante libramientos expedidos por el ayuntamiento de la parte contraria y aunque su tenaz malicia quiere imputar- / los erróneos debe advertir que lo contrario persuaden sus a- / cordadas resoluciones pues no es creíble que en tantos años y / en tan diversos capitulares se verificase la ignorancia o error / a que ahora recurre su dolo y porque es abundante y solo con el / fin de cortar incidencias inútiles y dilatorias y sin que sea vis- / to causar el menor perjuicio a dicho lugar mi parte, consiento en / que se mantenga la contraria en su advertida de tentación hasta que instruida (fol. 45 r. ) // legalmente se decida pleito reservado las concernientes repeticio- / nes que de su sentencia resultaren. Y porque no me opongo a que / ciñéndose a la real, ultima intimada provisión se acompañe vuestra merced con el realengo que previene / ni a que se comunique a la parte de la villa de Lagartera el asesor que por este se nombra- / re en el seguro presupuesto de que deberá pagar como recusante todas las costas / que en estas diligencias se causaren y por tanto a vuestra merced suplico, se sirva de declarar / proveer y despreciar como en el ingreso de este escrito se contiene y pongo por con- / clusión sobre que hago el mas util con el de justicia, y costas protesto y juro lo necesario y / para ello etc.

 

Licenciado Don García Guerrero.

 

Francisco Muñoz del Pozo.

 

Vista por dicho corre- / gidor dio el auto siguiente.

 

Por presentada en cuanto a lugar por derecho y ponga se / por los autos y el presente escribano originario de ello pase a requerir y requiera con la / real provisión de su majestad y señores de su real y supremo consejo de Castilla con la que / se sirvió nombrar por juez acompañado para la determinación de cualesquie- / ra artículos y sentencias al juez realengo mas cercano a esta villa que lo es el señor alcalde / ordinario de la villa de Peraleda del real concejo de la mesta al fin de que por / su merced aceptada en debida forma nombre por ser como su merced tiene entendi- / do juez lego del asesor por su parte que sea de su entera satisfacción cuya dili- / gencia y las demás que se digan por necesarias se practiquen a costa de la / villa de Lagartera como parte recusante haciéndose saber este auto am- / bas para que le conste y la de dicha villa apronte los maravedíes necesarios y fecho / el expreso nombramiento de asesor por el juez acompañado se haga sa- / ber asimismo o ambas partes para que en el termino de tercero día / cada uno por lo que a la suya toque use de su verdad asintiendo o recusan- / do y cumplido por lo que dijeren o no se traigan los autos para pro- / veer al que corresponda según su presente estado lo mandó el señor licenciado / don Sebastián Ignacio Pavón y Mostaro, abogado de los reales consejos como corregidor / de esta villa de Oropesa y su tierra y juez particular por su majestad y seño- / res de su real y supremo consejo de Castilla de estos autos.

 

En esta dicha / villa de veinte y cinco días del mes de enero de mil setecientos y cua- / renta y siete años y lo firmó su merced doy fe.

 

Licenciado don Sebastián Ignacio / Pavón y Mostaro.

 

Ante mi Juan Manuel Sánchez Gonzalez cuyo au- / to se hizo saber a los procuradores de las partes y en virtud de el se hizo / el requerimiento y notificaciones siguientes.

 

En la villa de Perale- / da de el real estado de la Mata a veinte y ocho días del mes de abril de / mil setecientos y cuarenta y siete años, yo Juan Manuel Sánchez / Gonzalez, escribano de su majestad, que dios guarde, público del número y ayunta- / miento de la villa de Oropesa originario de los autos del pleito / que en virtud de reales provisiones de su majestad y señores de sus reales con- / sejos de castilla se sigue entre dos concejo del lugar de Herreruela / jurisdicción de esta dicha villa y la de Lagartera en la audiencia del señor / corregidor de la mencionada de Oropesa requerí con la real provisión / expedida por la misma superioridad en el día veinte y dos del mes / de junio del año pasado de mil setecientos y cuarenta y seis que se haya / colocada en la pieza de autos ejecutivos desde el folio sesenta y siete / hasta el setenta y dos leyéndola a la letra al señor Bernardo Alar- / za alcalde ordinario de esta dicha villa, en su persona que en habiendo- / la entendido la tomó en sus manos besó y puso sobre su cabeza / descubierta como corresponde a corte y real provisión de su rey / y señor natural y en su consecuencia aceptando como dijo acep- / taba la jurisdicción que le está conferida de juez acompañado / para los casos y en los autos que en ella se expresan con el señor corre- / gidor de dicha villa de Oropesa siendo como su merced es juez lego nom- / brava y nombró por su asesor en para todo lo conducente en dichos / autos al licenciado don Nicolás de Villanueva y Troncoso abogado de los reales consejos / vecino de la ciudad de Plasencia, atento a concurrir en sus personas las calidades / literatura y de la mayor satisfacción de su merced quien lo firmo de que doy fe. /

 

Bernardo Arcora.

 

Juan Manuel Sánchez Gonzalez.

 

En la villa de / Oropesa a veinte y nueve días del mes de abril de mil setecientos y / cuarenta y siete años, yo el escribano, notifiqué e hice saber el asesor, nombra- (fol. 45 v.) // do por el señor alcalde ordinario de la villa de Peraleda del Real estado de la Mata , como juez / realengo nombrado acompañado por los señores del Real Supremo Consejo de / Castilla a Francisco Muñoz del Pozo, procurador numeral de esta audiencia apoderado del / lugar de Herreruela de esta jurisdicción en nombre de su parte. doy fe.

 

González.

 

En / dicha villa de Oropesa en el mismo día, mes y año dicho, yo el escribano notifiqué decir a / saber el asesor nombrado por el dicho señor alcalde ordinario de la villa de Perale- / da del real estado de la Mata como juez realengo nombrado acompaña- / do por los señores del real y Supremo Consejo de Castilla, Eusebio Monte- / ra Delgado, procurador de causas de esta audiencia como apoderado de la villa de Lagar- / tera en nombre de su parte doy fe.

 

Gonzalez.

 

Y en vistas de dichas diligencias por dicho co- / rregidor se dio el auto siguiente:

 

En la villa de Oropesa a diez y siete días del mes de / mayo de mil setecientos y cuarenta y siete años el señor licenciado Don Sebastián Ignacio / Pavón y Mostaro, abogado de los Reales Consejos, Corregidor en ella y su tierra con vis- / ta de estos y que de por los apoderados de las dos partes en ellos no sean / contra dicho ni recusado al asesor que consta nombrado en ellos por el señor / alcalde ordinario, juez realengo más cercano de esta dicha villa de la Peraleda del Real / Consejo de la Mata , juez acompañado de su merced para los casos que incluye / la Real provisión ganada por parte de la villa de lagartera por ante mí el escribano / dijo que citados los procuradores se traigan los autos para proveer y determinar / sobre el artículo introducido por la referida villa de Lagartera y por este au- / to que su merced firmó así lo proveyó y mandó de que doy fe.

 

Licenciado Don Sebas- / tián Ignacio Pavón y Mostaro.

 

Ante mí Juan Manuel Sánchez Gonzalez /

 

y en virtud de dicho auto se citó a los procuradores, de una y otra parte y por el / dicho Corregidor se dio el del tenor siguiente:

 

En la villa de Oropesa a diez y ocho / días del mes de mayo de mil setecientos y cuarenta y siete años el señor Licenciado Don Sebas- / tian Ignacio Pavón y Mostaro, abogado de los reales Consejos y Corregidor en ella y / su tierra y juez nombrado para esta dependencia en virtud de de las provi- / siones expedidas por los señores del real y Supremo Consejo de castilla habien.- / do visto estos autos y artículo introducido en ellos la parte de la villa de La- / gartera sobre la manutención a su favor en la posesión y goce de ña / dehesa boyal nombrada de lagartera y lo en su razón dicho y alega- do por la parte del lugar de Herreruela de esta jurisdicción halla- / dose en la expresada pretensión contraria por vía de detentación y sin / perjuicio de sus derechos, por ante mí el escribano dijo que atento lo referido y / sin perjuicio de l auto de manutención proveído en estos días des- / de el mes de febrero del año de mil setecientos y veinte y tres a favor de los vecinos / labradores y peujariegos de dicho lugar de Herreruela para la libre en- / trada en la expresada dehesa apartar los ganados de sus labores y es- / cusas conforme a las ordenanzas de esta villa y su condado para lo que le / deja en su debida fuerza y validación ni oponerse su merced en nada en la / real ejecutoria ganada que testimoniada que en una ambas partes siguieron / y ganaron contra esta de Oropesa en lo que de ella consta por ahora y / sin perjuicio de los que aya lugar para la sentencia definitiva debía / demandar, mantener y mantiene a la dicha villa de Lagartera en la / posesión de jurisdicción y gobierno de la mencionada dehesa boyal / según y como por su parte se halla alegado la aprendió y tomó al / tiempo de su esención y así mismo mandó su merced se remitan en / estos autos a corta de la parte recusante al señor juez acompañado para que / con acuerdo de un asesor provea y mande lo que hallare por derecho y así / fecho se vuelvan los autos de esta audiencia para su publicación y de- / mas diligencias correspondientes reservando en si provea y sobre lo / demás pedido no conducente al referido artículo y por este auto / que su merced firmo así lo proveyó mando su merced de que doy fe.

 

Licenciado Don / Sebastian Ignacio Pavón y Mostaro

 

Ante mi Juan Manuel Sanchez Gon- / zalez.

 

Y en virtud de dicho auto por Bernardo Alcalá alcalde ordina- / rio de la villa de Peraleda por auto que dio en veinte y siete de / mayo de mil setecientos y cuarenta y siete mandó se remitiesen todos los autos al Licenciado Don Nicolás de Villanueva y Troncoso, abogado (fol. 46 r.) // de los nuestros consejos y regidor perpetuo de la ciudad de Plasencia para con / su acuerdo proveer y determinar y habiéndosele llevado dio el del tenor / siguiente.

 

En la villa de Peraleda a diez y seis días del mes de junio año / de mil setecientos cuarenta y siete el señor Bernardo Alcalá, alcalde ordinario de ella y juez acompañado del señor alcalde mayor de la Villa de Oropesa en virtud / de real provisión de su majestad, que dios guarde, y señores de su real y supremo / consejo de castilla expedida en veinte y dos de junio de mil setecien- / tos y cuarenta y seis años para la sentencia y artículos incidentes / en esta causa y procesos que sobre ella se han formado con acuerdo de su / asesor nombrado por ante mi el escribano. Dijo que declarando como su merced / declaró no haber lugar por derecho del artículo de nulidad introduci- / endo por parte de la justicia, concejo y vecinos de la villa de Lagartera, en escrito / de veinte y ocho de septiembre de dicho año de mil setecientos cuarenta y seis colocado al / folio doscientos y cuatro de esta pieza de autos del que se proveyó en / once de febrero de mil setecientos veinte y tres y asistiendo por dos de / lo proveído por dicho señor alcalde mayor actual de dicha villa de Oropesa en / el de diez y ocho de mayo pasado de este año y sin perjuicio de proveer- / lo que haya lugar en derecho en la instancia ejecutiva que en cuadernos / separados de este se está siguiendo entre las mismas partes que liti- / gan en este juicio ordinario con respecto al recibía y recibo es- / ta causa aprueba con el término de ochenta días de la ley comunes / ambas partes para que en ellos prueben y digan y aleguen lo que / vieren les convenga `para cuyo efecto y demás que necesario sea se les cite en forma y para mejor instrucción de este pro- / ceso se ponga en el testimonio por concuerda de la citada / real provisión a costa por ahora de la parte que la obtuvo y a continua- / cion de este auto por el cual se le proveyó, mandó y firmó / el dicho asesor de que yo el escribano, doy fe.

 

Bernardo de Alcala.

 

Licenciado Don / Nicolas Villanueva y Troncoso.

 

Ante mi Antonio Fernandez / Gamonal.

 

Y en vista del por dicho don Sebastián Ignacio / Pavón y Mostoro, corregidor de dicha villa de Oropesa se dio otro / en veinte y tres de junio de dicho año de mil setecientos cuarenta y sie- / te conformándose en todo y por todo y que con el se practica- / sen las diligencias conducentes preveniendas para que / se llevare a debido efecto poniéndose ante todas cosas / a continuación tanto testimoniado de la nuestra real provisión / que se citaba cuyo auto se hizo saber a los apoderados de unas / y otras partes se pasó el traslado de la nuestra real provisión de que / a fecho mención y por dicho concejo y vecinos del lugar de / Herreruela se presentó la petición siguiente.

 

Francisco Muñoz / del Pozo a nombre de la justicia, concejo y vecinos del lugar de Herrerue- / la y en el pleito con el concejo, justicia y vecinos de la villa de Lagar- / tera sobre que se declare tocar y pertenecer a dicho lugar mi / parte la quinta de todas las utilidades de la dehesa que llaman / de Lagartera por la inmediación de esta villa y que por consecuencia (fol. 46 v.) // cia incontestable se condene a la restitución de cuanto líquidamente le debiere y le tiene usur- / pado con dolo y mala fe desde el año de mil seiscientos y cincuenta incurrible digo que se halla / recibido a prueba con el término de la ley y para practicar la conducente al referido lugar /sin que se ha visto allanarme ni obligarme aprovecharlo que no suba y baja de cuantas / protestas sean favorables a mi parte presento interrogatorio a vuestra merced suplico le aya por presentado y reciba demandar que para el tenga de sus preguntas y con citación / contraria se examinen los testigos de que me valiere por ser de justicia que pido costas / y en lo necesario y para ello etc.

 

Licenciado Guerrero.

 

Francisco Muñoz del Pozo el que se hubo por / presentado por dicho corregidor y se mandó poner con los autos y dentro del dicho ter- / mino se hizo digo se presentó la petición siguiente.

 

Francisco Muñoz del Pozo, en nombre / del concejo y vecinos del lugar de Herreruela, en los autos que digo sigo contra / la villa de Lagartera sobre la propiedad de aprovechamiento de todos los frutos de la dehesa boyal que pretende indebidamente apropiársela por suya propia siendo como es / de dicho lugar mi parte con dicha villa de Lagartera según consta de instrumentos y / autos seguidos ene esta razón como de ellos constaba ante vuestra merced como mas ara lu- / gar y en virtud de la comisión que vuestra merced tiene de los señores del real y supremo con- / sejo de Castilla juez particular y privativo nombrado para el conocimiento de este / litigio parezco y digo que habiendo recibido dicho pleito a prueba para que en el ter- / mino de la ley ambas partes sus probanzas hiciesen y usan que por los respecti- / vo a mi parte tengo echo la mía y presentados algunos testigos y dejado lo en su / estado a causa de estar algunos enfermos y ausentes con la protesta de presentar- / los que tuviese dentro de referido termino y habiéndoseme dado traslado de los / autos por un pedimiento presentado por la contraria pidiéndolos para / por su parte hacer su justificación y prueba y respondiendo al referido tras- / lado digo que desde luego me opongo a dicha entrega de autos interin y hasta tan- / to que la contraria no haga exhibición de los testimonios e instrumentos que / antes de ahora tengo pedidos y por vuestra merced están mandados entregar / en virtud de despacho que para ello se libró el que se entregó al escribano de dicha / villa de Lagartera por el que consta que habiéndole echo saber a su ayuntamiento / respondieron no haber lugar a la entrega de los mencionados testimonios / instrumentos por todo lo cual vuestra merced en meritos de justicia no debe dar lugar a / que la contraria su vista en ser inobediente a los mandatos superiores de / vuestra merced por las facultades que para ello tiene causando a la mía por su inobe- / diencia y mala fe con que camina por hallarse poseedores de ella aunque / de mala fe pues se hayan bien advertido instruidos del derecho que a mi parte / la compete en dicha dehesa como lo clamaron los instrumentos y testimonios / que solicitó y se niegan a dar para de este modo controvertir la inme- / morial posesión que mi parte tiene a dicha dehesa boyal en lo que se veri- / fica que el mismo de la contraria no es otra cosa que vejar y molestar / a la mía causándola graves perjuicios por lo referido y dilatorias que si presentan por su morosidad en cuya atención a vuestra merced pido y suplico se sirva / tenerme por opuesto al traslado y entrega de autos hasta tanto que se embar- / gue la entrega de los testimonios e instrumentos que tengo pedidos en lo / que de nuevo insisto y apremian por vuestra merced a la contraria y a su escribano de / ayuntamiento que bajo de una buena multa la que por vuestra merced hallare por con- / veniente cumplan unos y otros lo que está mandado pues de lo contrario / hablando con el respeto debido pido se me de por testimonio con inserción / de este pedimento y auto que a el se proveyese y para en su vista usar del re- / curso que a mi parte la competa pues de justicia que pido cosas y en lo necesario / pido juro etc. Francisco Muñoz del Pozo, por presentado en cuanto a lugar por / derecho ponga se con los autos y vista la respuesta por el alcalde ordi- / nario regidores procurador general de la villa de Lagartera por ante su escribano al- (fol. 47 r.) // despacho librado para la exhibición de los instrumentos y papeles en esta au- / diencia que se incluye y piden por los otros siete mil quinientos por parte del lugar de He- / rreruela para su conocimiento y señalamiento de los testimonios a su derecho conducentes de / declarándolo vuestra merced y a dicho escribano por insertos en la multa de cien ducados que les está impuesta / y líbrese segundo despacho con inserción de este pedimiento por la parte del dicho lugar presentado / parte en la referida justicia, capitulares y escribano de la mencionada villa de Lagartera / el preciso termino de tercero día que se les concede para exhibirlo y perentorio ter- / mino al de las notificaciones que se les haga a los que puedan ser habidos e cum- / plan con lo que les está mandado sobre la exhibición del testimonio y papeles / en esta audiencia debajo de otros cien ducados de multa que les impongo / a disposición de los señores del real y supremo consejo de Castilla y con apercibi- / miento que pasado dicho término o haciendo inobediencia se proveerá y man- / dará sobre lo demás pedido por la parte de dicho lugar de Herreruela lo hará / que sea correspondiente justicia lo mandó el señor licenciado don Sebastian Ignacio Pavón Mostaro, abogado de los reales consejos, corregidor de la villa de Oropesa / y su tierra, juez de estos autos en virtud de comisión de los señores del real / y supremo consejo de Castilla lo firmó en esta dicha villa a ocho días del mes de / agosto de mil setecientos y cuarenta y siete años de que yo el escribano doy fe.

 

Licenciado Don Sebastian Ignacio Pavón y Mostaro.

 

Ante mi Juan Manuel Sanchez / Gonzalez

 

Los cuales dichos otros pedimientos y autos concuerdan con / su original de que el infraescripto escribano da fe y para que tenga efecto la exhibición de los dichos instrumentos y demás papeles que presenten en reconocer por la parte / de dicho lugar de Herreruela y de ellos los testimonios que la contienen expido / expediente por el cual usando de la real jurisdicción que en mi recibe y / ejerzo mando a Francisco Agustín Arroyo, escribano de su majestad, público del numero y ayun- / tamiento de la nominada villa de Lagartera que luego como este mi despacho / le sea notificado la vea y cumpla en el término de tercero día con la exhibi- / cion de mi audiencia de dichos instrumentos y testimonios que relaciona

los otros / insertos bajo de la pena de cien ducados que por mi auto está impuesto / y la iguala a la justicia y capitulares de dicha villa quien se lo impida / y embaracen aplicados a la disposición y orden de los señores del real supremo / consejo de castilla a quien daré cuenta por la insuperada obediencia a la juris- / dicción particular que me tiene conferida en dicha su autoridad y a quien / en caso necesario daré cuenta para que so no vea de remedio y este despacho se noti- / fique al despacho al escribano o cualquiera de los del real aprobación de / este numero por su ocupación no hubo accidente a costa de la parte porque / está pedido por ahora poniéndolo así por fe e diligencia devolviéndole a mi / audiencia para que a esto en ella conste.

 

Fecho en esta villa de Oropesa a doce días del mes de agosto de mil setecientos y cuarenta y siete años.

 

Licenciado Don Sebastian Ignacio / Pavón y Montaro.

 

Por mandado de su merced-

 

Juan Manuel Sanchez / Gonzalez.

 

Y con dicho despacho el requerimiento siguiente.

 

En la villa de Lagartera en di- / ez y seis dias del mes de agosto de mil setecientos cuarenta y siete años. yo Manuel Re- / migio Cordobés Vejarano, escribano de su majestad, que dios guarde, público del número de la villa de Oropesa estan- / do en las casas consistoriales de ayuntamiento de esta dicha villa en ejecución de lo que por el despacho antecedentemente se manda y presentes los señores Juan Amor / Alía alcalde ordinario Francisco y García de Ignacio y José Calderón, regidores / Miguel Lozano y Soria, procurador sindico general y Francisco Agustín Arroyo, su escribano de / ayuntamiento los requerí y leí a la letra dicho despacho y habiéndolo echo y entendido dijeron se les de un tanto del dicho despacho para consultarle con / su abogado en su posición de hallarse sus mercedes que nos e hallan legales otras / y en interin que lo hacen suplican al señor juez de que dimana dicho despacho no les / corra termino ni pare perjuicio las multas y apercibimientos en dicho despacho im- / puestas estos respondieron y firmaron en que yo el escribano doy fe.

 

Juan Amor.

 

Francisco / Ignacio.

 

Juan Calderón.

 

Miguel Lozano y Soria

 

Ante mi Manuel Remigio Cordobés Be- / jarano.

 

y por el dicho concejo y vecinos de la dicha villa de Lagartera se presentó la petición siguiente.

 

Euse- / bio Montero Delgado, en nombre de la justicia, concejo y vecinos de la villa de Lagartera, en los autos insertados por el lugar de Herreruela de esta jurisdicción sobre pretendida / común e goce de aprovechamientos en la dehesa boyal digo que por dicho despacho librado / por este tribunal el día doce de agosto próximo pasado con el que se requirió e hizo sa- / ber el día diez y seis del mismo a los actuales capitulares de justicia de dicha villa y a Francisco (fol.47 v.) // Agustín Arroyo escribano de su ayuntamiento parece que vuestra merced sin el señor Juez acompa- / ñado a pedimento, de la otra parte se ha servido mandar en que dicho escribano dentro de cier- / to termino ponga en esta audiencia cierta ejecutoria todas las cuen- / tas de propios de concejo y partición de los útiles de dicha dehesa los autos de / hacimientos posturas y remates de hiervas invernaderos y agostaderos / frutos de bellota, libros de acopio y penas desde el año mil seiscientos y treinta años has- / ta el rpesente para que entregándose a la otra parte se pongan los testimonios / de lo que esta señalare y tuviere por conveniente y que la justicia no lo impi- / da con pena a unos y otros de cien ducados y aunque con la noticia de / esta providencia y pedir en su razón lo correspondiente con vista de / dichos autos y así mas bien instruido y conforme a su estado lo pedí e se / me ha denegado su entrega ratificando la dicha providencia con mayores / multas y apercibimientos, por lo que vuestra merced con el señor acompañado y no en otra forma / de justicia se ha de servir reformar o a lo menos suspender sus efectos con decla- / ratoria de no haber lugar a la ejecución de dichas cuentas y papeles / ni a removerlas del archivo en que se hayan custodiadas mandando / que si la otra parte quisiere reconocerlos y que de sus resultas se la den los / testimonios que tuviere por conveniente s acudan con el presente escribano otro / a quien se cometa de dicha villa en el supuesto de que se la franqueza y exhibirán y / así mismo se le entreguen los autos para formar y presentar interroga- / torio y pedir cuanto conduzca para en prueba de mi parte suspendiéndose es- / ta que así se halle verificado el curso del termino concedido para ella y sobre / que en caso necesario formo especial articulo y condenando en costas a la parte de dicho lugar que todo es así de hacer y lo suplico por lo que resultara / de dichos autos y por lo judicial favorable y siguiente y por que hallándose como se halla vuestra merced recusado y en su virtud mandado por la superioridad que se acompa- / ñe con el señor juez realengo mas cercano y cuya jurisdicción con este con- / cepto tiene aceptada y ha principiado a ejercer el señor alcalde ordinario de la / villa de la Peraleda de la Mata en constante que sin la sobriedad de dicho señor no ha podido ni pudo vuestra merced por si solo dar las debidas providen- / cias al fin de que se pongan en ese tribunal las referidas cuentas y papeles y por consiguiente hablando con respeto pueden y deben / proceder a la ejecución ni menos a la exención de multas conmina- / das y apercibidas porque aunque con la superioridad cuyo real decreto / no se tiene presente solo se mande como en el despacho se refiere que vuestra merced se acompañe para la determinación de cualesquier artículos y sentencia no siendo como no es el que puede influir los menores perjuicios si no / en los mas crecidos y abultados el de la extracción y negocio de dichas cuentas / y papeles del archivo no tiene duda que para determinarlo así mediante dicha / recusación no hubo ni residen facultades en vuestra merced y que debía y debe asesorar- / se para ello y lo que en su razón de con dicho señor acompañado y porque / poderse verificar de la enunciada remoción gravísimos perjuicios / está bien a la vista y no es necesario mucho esfuerzo para persuadir- / lo y convencerlo lo uno porque con la distancia de que media desde la dicha villa de La- / Gartera a esta puede resultar el accidente de que o por descuido o por ma- / licia o se pierdan o con violencia se quiten y roben al conductor los dichos / papeles o algunos de ellos lo otro porque habiéndose de entregar / a la otra parte para su reconocimiento o a lo menos en todo caso andar en / muchas manos componiéndose como se compone de muchos folios / y recados de justificación que daban respuestas en la misma forma / por descuido o por malicia se perdieran, sustrajeran o rompieran / algunos y de esto resultara insanables perjuicios que por el crecido / volumen de aquellos no pudieron formalmente precaverse ni aun con / las mayores seguridades y los mas expresivos recibos. lo otro para que / en todo acontecimiento siendo como son papeles que la villa imparte siempre de- / be tener permanibus y de pronto para su gobierno y otros útiles fines / en constante que ni aun por instante debe privarse la ni carecer de / ellos lo que se verificara por dilatado tiempo y por consiguiente que / dará expuesta a dichos perjuicios porque para el reconocimiento y extensión / de testimonio que se estimaran conducentes fuera necesario el trans- / curso de muchos días en lo que pudieran ofrecerse repetidas o- / casiones de usan de ellos en cuya atención a vuestra merced suplico que asociándose (fol. 48 r.) // con dicho señor acompañado se sirva reformar, enmendar, declarar / y mandar hacer en todos según y como aquí se contiene en pido justicia, etc.

 

Licenciado / Don Juan Jara Cariacedo.

 

Eusebio Montero Delgado.

 

Y vista por dicho Corre- / gidor por auto que dio en cuatro de septiembre de dicho año de mil setecientos cuarenta y siete / de ello mandó dar traslado al dicho Concejo y vecinos del lugar de Herreruela sin per- / juicio del estado de la prueba suspendiéndole por el que faltaba de correr comuna am- / bas partes para que responda se tuviere que sobre el allanamiento y ejecución / de papeles e instrumentos por su parte solicitados y que a su costa el ayuntamiento / de la villa de lagartera para la data de testimonios y que evacuado se pro- / beería lo que hubiese lugar cuyo auto se notificó a los procuradores de unas y otras / partes y por la del dicho lugar de Herreruela se presentó la petición siguiente.

 

Francisco / Muñoz, en nombre del concejo y vecinos del lugar de Herreruela de esta juris- / dición y en el pleito con la justicia, regimiento y domiciliarios de la villa de lagar- / tera, sobre aprovechamiento de la dehesa boyal, especificada evacuando el / traslado conferido del contrato escrito producido a cuatro días del / mes que rige en que forma oposición a exhibir en esta audiencia / las cuentas de propios, hacimientos, , posturas y remates de yerbas y ve- / llotas y demás instrumentos que solicite para instruir la defensa de / mi parte sobre cuya resistencia constituye artículo previo que / pide se decida por vuesa merced y el señor realengo juez asociado y no de otro / modo con protesta de nulidad y apelación y según más extensamente / manifiesta su contexto que aunque los fundamentos que expende / y sustancialmente se reducen a que supuesta la asociación decreta- / da por el supremo consejo de castilla en su posesión librada inti- / mada y aceptada que inserta el proceso y testimoniada no puede / vuesa merced solo conocer este incidente y a los bien ponderados perjuicios que / dice pondrán seguirse por la remoción de aquellos insinuados pa- / peles aseverando contingentes, extravíos mediante la distancia / que hay de dicha villa de Lagartera a esta y que necesitando los conti- / nuamente su parte para su gobierno no debe privarse de ellos aun por / un instante, son fútiles maquinados, débiles y de ninguna con- / sideración y por tanto a vuesa merced, suplico se sirva de admitirme es- / te allanamiento, en la forma prevenida y protesta, y que consiguiente- / mente provea en justicia, que pido costas, juro insistiendo en la ejec.- / ción de ejecutoria y testimonio de villazgo etc.

 

Licenciado Guerrero /

 

Francisco Muñoz del Pozo.

 

Y vista por dicho Corregidor dio el auto siguiente: /

 

Por presentada en cuando al lugar por derecho póngase con los / autos y atento a informarse esta parte con el allanamiento de la / villa de Lagartera en su escrito de cuatro de este mes se admite bajo de las protes- / tas y reservas que hace y en su consecuencia líbrese despacho con inserción / del citado escrito de este pedimiento y auto para que la justicia y escribano de dicha villa de La- / gartera cumplan con lo por su parte ofrecido, exhibido en su ayuntamiento / todas las cuentas, hacimientos, instrumentos que se expresan en los / otros sobre que para su arreglo se inserten así mismo en dicho despacho / y reconocidos por la parte de dicho lugar de Herreruela con asistencia / de el presente escribano originario y por su ocupación de otro legítimo impedimento (fol. 48 v.) // cualquiera otro que real aprobación tenga del número de esta villa de y ponga los / testimonios que por la mencionada parte fueron pedidos y evacuados entera costa de la / mencionada villa de Lagartera se de y ponga el testimonio que de su villazgo tiene pedi- / do y en el que insiste esta parte cumpliendo así mismo la referida justicia y escribano con la pron- / ta exhibición en esta audiencia de la ejecutoria que por común de ambas partes / se pide y menciona y primero de los que se manden ingerir y todo lo cumplan pena / de cien ducados a cada uno aplicados a disposición y orden de los señores del real su- / premo consejo de castilla y cumplimentado dicho despacho mandado librar se en- / treguen los autos por el término de seis días a la parte de dicha villa para que en el los forme y pre- / sente su interrogatorio y en el ínterin corra la suspensión del término echo de él / ordinario probatorio atento así mismo a tener su merced que hacer pronta ausen- / cia de en todo con el presente escribano a fines de administración de justicia.

 

El Licenciado Don Sebas- / tián Ignacio Pavón y Montaro, abogado de los reales consejos, Corregidor de esta villa de Oropesa / y su tierra, juez de estos autos por comisión de los señores del Real y Supremo Consejo / de Castilla lo proveyó, mandó y firmó en esta dicha villa, a siete días del mes de septiembre de / mil setecientos cuarenta y siete años.

 

De que yo el escribano doy fe. Licenciado

 

Don Sebastián Ignacio Pavón / y Montaro.

 

Ante mí Juan Manuel Sánchez Gonzalez.

 

Cuyo auto se hizo saber a los / procuradores de las partes y por el dicho Corregidor se libró el despacho que por su auto se man- / da y por el dicho concejo y vecinos del lugar de Herreruela se hizo su probanza y a continua- / ción del interrogatorio por su parte presentado hay el testimonio siguiente:

 

Yo Juan Ma- / nuel Sánchez Gonzalez, escribano del rey, Nuestro Señor, Dios le guarde, público del número y / ayuntamiento de esta villa de Oropesa, por merced de la excelentísima señora Marquesa / de Villena, Duquesa de Escalona, Condesa de Oropesa, etc., mí señora, y originario del público, / que está pendientes de la audiencia del señor corregidor de esta villa y en virtud de reales pro- / visiones de Su Majestad y señores de su Real Supremo Consejo de Castilla entre el con- / cejo y vecinos del lugar de Herreruela de esta jurisdicción y la villa de Lagartera / certifico y doy fe como el tenor de un otrosí del último escrito presenta- / do por la parte del dicho lugar de Herreruela y para los fines de su prueba en el día / doce de este presente mes y año, es como se sigue:

 

Otrosí por cuanto es llegado a no- / ticia de mí parte que en las cuentas de partición y propios del concejo de la villa de Lagar- / tera no se han incluido los valores de yerbas de doscientos y cuarenta o tres- / cientos carneros y de algunas reses vacunas que permiten andar en la de- / hesa sobre se litigó por ser dicha dehesa de más a prueba que otras de otro / contorno pido justicia et supra etc. Y que sobre el asunto digan de público y notorio. /

 

Licenciado Guerrero.

 

Francisco Muñoz del Pozo.

 

El cual dicho auto si concuerda con su / original que está en dicho escrito en la pieza de autos de el juicio ordina- / rio y a el me remito y en fe de ello cumplido con lo mandado con lo manda- / do sobre este particular para el examen a su tenor de los autos que fuere pre- / sentados por el dicho lugar de Herreruela y su parte en la probanza que pretende y / tienen de su interrogatorio y dicho otrosí.

 

Doy el presente que signo y firmo / en esta villa de Oropesa a diez y siete días del mes de julio de mil setecientos y cuaren- / ta y siete.

 

En testimonio de verdad.

 

Juan Manuel Sánchez Gonzalez.

 

Y en vir- / tud de dicho interrogatorio por parte de dicho lugar se hizo su probanza por testigos y des- / pués de ello el Licenciado Don Sebastián Ignacio Pabón y Mostaro expidió un exhorto que su / tenor y de lo que en su virtud se practicó es el siguiente:

 

Licenciado Don Sebastián Ignacio / Pabón y Mostaro, abogado de los reales consejos, corregidor de esta villa de Oropesa y su tie- / rra y juez particular nombrado por Su Magentad, que Dios guarde, y señores de su real y / supremo Consejo de Castilla para el conocimiento del juicio que por parte del concejo y / vecinos sobre que esta comunique al expresado lugar le de y pague lo correspon- / diente de goce y todos aprovechamientos a este fin expedidos de lo cual el in- / fraescripto escribano doy fe por cuanto el dicho pleito y sus particulares esta recibido a / prueba por el término ordinario de la ley dentro del cual por la parte del dicho lugar (fol. 49 r.) // de Herreruela está pedido que con citación contraria se compruebe un testimonio que se halló en los / autos de dicho juicio autorizado por Juan Núñez de Prado, escribano que fue del número de esta / villa y del Tribunal del Consejo que Su Excelencia tiene en ella que su tenor de la letra es como se / sigue:

 

Yo Juan Núñez de Prado, escribano del Rey, Nuestro Señor, público del número de esta villa de Oropesa, / y su tierra y del Consejo del Excelentísimo señor Conde de Oropesa, mí señor, por merced de su Excelencia doy / fe y testimonio de verdad que entre los papeles que están en la sala y archivo de dicho Consejo / hallé un libro cuyo principio es el siguiente:

 

Año de mil seiscientos y diez y nueve.

 

Libro de / los caudales pósitos propios y rentas yerbas que tiene cada una de las villas y lugares de / los estados de su Excelencia este año de mil seiscientos y diez y nueve que comienza a gober- / narlos el Conde Don Fernando, mí señor , Marqués de Jarandilla que mandó hacer este / libro para que aya en el cuenta de la administración de los dichos caudales y en dicho / libro al folio cincuenta y uno está en lo alto Herreruela propios en este lugar cuaren- / ta y ocho vecinos los propios son la quinta parte en la dehesa de Lagartera que la dis- / frutan los vecinos la obligación de la carnicería le paga el concejo de Maragatería / le paga el dicho concejo el cual dicho capítulo está escrito con otros en el dicho / libro de cuartilla de papel común con su pergamino que queda en dicho consejo del / cual hace esta compulsa a que me remito y para que de ello con su pedimiento de la par- / te de dicho lugar de Herreruela y mandamiento de dicho consejo di al presente y en fe de / ello lo signé y firmé en la villa de Oropesa en catorce de enero de mil y seiscientos y ochen- / ta y uno años.

 

E yo el dicho Juan Núñez, escribano hice mi signo en testimonio de verdad.

 

Juan / Núñez de Prado.

 

El cual dicho traslado concuerda con el original que se halla en / dichos autos al citado folio de que el presente escribano da fe para que pueda tener efec- / to lo pedido por la parte de dicho lugar de Herreruela atento a estar citado el procurador / contrario de parte de Su Majestad, que Dios guarde, cuya particular jurisdicción, efecto, exhor- / to y como juez ordinario suplicó a los señores jueces del expresado consejo / de Su excelencia en esta villa que siendo les manifiesto este mí compulsorio / manden que su escribano busque entre los papeles de su sala el escrito que consta se / hizo sobre los particulares que incluye el inserto testimonio por la orden / del señor Don Fernando Álvarez de Toledo, Marqués que fue de Jarandilla y le compruebe / y colaciones y de ello de testimonio a esta continuación para que pueda causar y cause los efectos / necesarios en la prueba articulada en que estoy entendiendo por la parte de / dicho lugar de Herreruela que así lo tengo mandado por mí auto de doce del co- / rriente mes y año de la fecha y evacuado que se devuelva al infraescripto escribano originario / de los autos por concernir así a la buena administración de justicia.

 

Fecho en esta villa de Orope- / sa a diez y siete dias del mes de julio de mil setecientos y cuarenta y siete años.

 

Licenciado Don Sebastián Ignacio / Pavón y Mercaro.

 

Por su mandado Juan Manuel Sánchez.

 

En la villa de Oropesa y Consejo / de Su Excelencia la Excelentísima señora Marquesa de Villena y Aguilar y Condesa de / San Esteban de Gormaz, Castañeda y Oropesa, etc, mí señora, a veinte y un días del mes / de julio de mil setecientos cuarenta y siete años ante los señores dél presentó el exhorto / antecedente expedido por el señor Corregidor de esta dicha villa, y enterados dichos señores / de su contexto mandaron que el infraescripto escribano cumpla con lo que por dicho exhorto / se pide y fecho se de devuelva por el oficio del escribano de la dependencia que se expresa / y así se detectó.

 

Licenciado Don Antonio Alceroso de la Torre.

 

Licenciado Don José de la Llave.

 

Manuel de Miran- / da y Solórzano, en ejecución y cumplimiento de lo mandado antecedentemente por los señores / del tribunal del consejo que en esta villa de Oropesa tiene la Excelentísima señora Marquesa de Villena / de Aguilar, Duquesa de escalona y Condesa de San Esteban de Gormaz y de Oropesa, etc., mí / señora y en virtud del exhorto antecedente con el que me doy por requerido yo Ma- / nuel de Miranda y Solórzano, escribano de Su Majestad, que Dios guarde, y del expresado tribunal y / contaduría que así mismo tiene en esta dicha villa, Su excelencia por merced todo de / dicha Excelentísima señora, mí señora certifico y doy fe como habiendo practicado las más / vivas diligencias que me han sido posibles en las buscas del libro que se cita en el / testimonio dado por Juan Muñoz del Prado, escribano que fue del número de esta villa / y de este tribunal cuyo testimonio está inserto en dicho exhorto entre los papeles / que se hallan en la sala de dicho tribunal de a cuartilla en papel común con pergami- / no he podido encontrarle a causa de las sacas de papeles que comúnmente se dice / haber se hecho en el tiempo del Real fisco que tuvo este Estado para los fines que se necesi- / taban en sus oficinas y si hallado una provisión espedida por el señor Don Fernando Álvarez de / Toledo, marqués de Jarandilla su fecha en esta villa de Oropesa en los diez y siete de diciembre / del año pasado de mil seiscientos y diez y ocho.

 

Y a su continuación una diligencia hecha / por la justicia del lugar de Herreruela que el tenor de dicha provisión y diligencia / por no ser del caso no se extiende y la quinta parte de la dehesa de Lagartera y que el no / tiene otros propios más de los dichos y en cuanto a la vecindad dicen que este lugar / tiene cuarenta y ocho vecinos y de estos hay doce muy pobres y ganaderos, hay vein- / te vecinos que lo ganan a su trabajo y diez y ocho labradores y los ocho labran / a par de bueyes cada uno y los diez a dos pares y que el aprovechamiento de la cosecha (fol. 49 v.) // le tienen por el agosto cuando cogen el pan que lo venden para remediar sus necesidades / y que algunos de estos diez tienen algunas ovejas y lechones y el aprovechamiento de las ovejas / es por el mes de mayo cuando se trasquilan y venden algunos corderos y que de los lechones en este lugar no hay / ninguno que tenga mas que para el gasto de su casa y que si venderá alguno el aprovechamiento entero de ellos / es para Santo Andrés y que en este lugar no hay ningún hombre que tenga tratos ni granje- / rias mas de lo dicho y que esto es lo que informan a su señoría acerca de lo que pide Domingo Fernández, / por mandado de la justicia.

 

Diego Rubio.

 

Todo lo cual suso inserto concuerda a la letra con / su original el cual queda por ahora en dicho tribunal de su excelencia, oficio de mi cargo, a que / me remito y en fe de ello y en cumplimiento de lo mandado p0or los señores de el doy el presente que / signo y firmo en esta villa de Oropesa y consejo de su excelencia a veinte y un días del mes de julio de mil sete- / cientos cuarenta y siete.

 

En testimonio de verdad.

 

Manuel de Miranda y Solorzano. /

 

Licenciado Don Sebastian Ignacio Pavon y Mostaro, abogado de los reales consejos, corregidor / de esta villa de Oropesa y su tierra y juez particular nombrado por su majestad, que dios guarde y / señores de su real y supremo consejo de Castilla para el conocimiento del juicio que por parte / del concejo y vecinos del lugar de Herreruela de esta jurisdicción se sigue contra la villa de / Lagartera, su consejo y vecinos sobre que esta comunique al expresado lugar le de y pague / lo correspondiente de goce y todos aprovechamientos de alto y bajo la quinta parte de / lo que ha rendido y rinde de muchos años a esta parte la dehesa boyal nombrada de La- / gartera, en virtud de reales provisiones a este fin expedidas de lo cual el infraescripto escribano da / fe por cuanto el dicho litis y sus particulares está recibido a prueba por el término ordinario de / la ley y dentro de el por la parte del lugar referido de Herreruela se ha pedido que con cuya citación / de la contraria se compruebe el testimonio de la real ejecutoria que se haya en la pieza primera / de los mencionados autos autorizado por Antonio de Hermosa, escribano que fue del ayuntamiento / y número de esta villa y que se ponga testimonio a continuación de las contradicciones que los / procuradores hicieron al acto de posesión que se dio a la villa de Lagartera al tiempo del / su ejecución todo con la expresada citación por tanto mando al presente escribano como su fiel / del citado oficio de ayuntamiento, y su archivero cumpla en comprobar el mencionado / testimonio y dar el correspondiente de las expresadas contradicciones todo en el término que / es debido para obrar cualquier perjuicio que pueda resultar y medianas esta pedido así / por un otrosí del ultimo pedimiento presentado por parte del concejo y vecinos del expresado / lugar de Herreruela y tiene lo así mandado por un auto del doce del corriente dado en esta villa / de Oropesa a catorce dias del mes de julio año del mil setecientos cuarenta y siete.

 

Licenciado / Sebastian Ignacio Pavon y Mostoso.

 

Por su mandado. Juan Manuel Sánchez Gonzalez.

 

Cum- / pliendo con lo que se me presentaba por el mandamiento antecedente. Yo el dicho Juan Manuel Sánchez / Gonzalez, escribano de su majestad, que dios guarde, público del numero y ayuntamiento de esta villa de Oropesa por merced de / la excelentísima señora marquesa de Villena Duquesa de Escalona etc, mi señora doy fe que ha- / biendo buscado y hallado en el archivo de dicho ayuntamiento la real ejecutoria original mandamiento servirá / y pasará a mi oficio con asistencia de Eusebio Montero Delgado, procurador numeral de esta villa y apoderado / de la de Lagartera en el pleito que en el dicho mandamiento se menciona en los días catorce y quince de este de la fecha se comprobó el testimonio dado por Antonio de Hermosa, escribano que fue de / su majestad, que dios guarde, publico del número de esta villa y mi antecesor en dicho ayuntamiento con fecha de / veinte y seis de junio de mil setecientos y veinte y un años colocado en esta pieza de / autos y hallé faltar y sobrar para su entera concordancia con la escritura original y en esta forma / concluye o concuerda el testimonio con la referida ejecutoria como de ella consta y en la que dejo puesta / al margen una crucecita para que se reconozca donde falta y sobra y han de corregir y / concordar dicho testimonio fueron presentes Antonio Sánchez Gonzalez y Diego Antonio / Pulido vecinos de esta villa y la referida ejecutoria volvió a dicho archivo donde queda y a que me remito / y en fe de ello lo signé y firme en esta dicha villa de Oropesa a diecisiete días del mes / de julio de mil setecientos cuarenta y siete años.

 

En testimonio de verdad.

 

Juan Manuel / Sánchez Gonzalez.

 

Así mismo yo el supradicho escribano del ayuntamiento y numero de esta villa de Oro- / pesa certifico y doy fe e visto y reconocido el libro de acuerdos de dicho ayuntamiento cele- / brados en el año pasado de mil seiscientos cuarenta y dos como los autos originales del cita- / do que en mismo año si hicieron para la exacción de la jurisdicción de esta villa de Lagarte- / ra, aldea que era de esta dicha villa, haciéndose villa exhibida por si y sobre su con ju- / risdicción civil y criminal, alta y baja, mero mixto imperio en virtud de dos ce- / dulas reales la una de conducción firmada de su majestad, su fecha en Madrid en veinte y uno de enero / del expresado año, la otra de la misma data y fecha con firma de su majestad y sello real con pre- / ensura de len gracias y exenciones que había de gozar mandó villa el dicho lugar de Lagartera cuyos / acuerdos y autos se hayan autorizados por Lorenzo López de Balonga, escribano de su majestad y del ayuntamiento y numero de esta villa que todo se custodia en el archivo del expresado ayun- / tamiento y en citado libro de acuerdos en el celebrado en el día veinte y siete del mes de / febrero del mismo ayo de mil seiscientos cuarenta y dos por los señores licenciados Pedro Ro- / driguez Jaramillo, corregidor, Lorenzo Meléndez de Hoyos, Pedro Ochoa de Salazar y don Alonso / de Torres y Villegas, regidores y Juan Román de Areña, procurador síndico general que se hallaba / en esta villa se haya la protesta del señor siguiente.

 

En este ayuntamiento se ha acordado que por cuantos / los lugares de Torralba, Lagartera, Calzada y Carrascalejo y Parrillas de la jurisdicción de esta / villa sean eximido de ella y echo villas de poner por cierta cantidad de maravedíes que han dado y dan / a su excelencia el conde mi señor y para ello les ha ganado de su majestad, ciertas facultades y por el respeto (fol. 50 r.) // que esta villa ha tenido y tiene a su excelencia del presente con contradice la dicha exención / y para poderlo hacer cuando lo convenga desde ahora para entonces acordaron se reclame y protestó / cualquier acción que hicieren los dichos señores digo Lugares asienta jurisdicción como en la di- / vision de términos y otras cosas y para ellos se otorgue escritura, en forma y se gaste lo necesario / de los bienes y propios de este concejo y por los referidos autos de villazgo y exención de dicha villa / de Lagartera consta y parece que en esta villa de Lagartera en el día veinte y ocho del mes de / enero del dicho año de mil seiscientos y cuarenta y dos el expresado don Diego Ordóñez Villaquiran / proveyó una que su tenor y el de la notificación y respuesta dad por el ayuntamiento de esta / referida villa juntamente con las contradicciones y protestas que especialmente se hicieron / en el progreso de las diligencias de mencionado villazgo y fruto de posesión den- / tro del señalamiento del monte y campo que se hizo a la villa de Lagartera por los procuradores generales de esta villa y de Lagartera son por mi orden y antelación del tenor siguiente /

 

En la villa de Oropesa a / veinte y ocho días del mes de Enero de mil seiscientos cuarenta y dos años, su merced del dicho señor juez / de comisión mando a mi el presente escribano haga notaría la cual su merced tiene juntamente con / las cuatro cartas y provisiones de su majestad para la exención y villazgo de los luga- / res de Lagartera, la Calzada y Carrascalejo y Torralba y Parrillas para que le cons- / te y sea notoria dicha su comisión para proceder en ella como su majestad le manda / a la justicia, regimiento de esta dicha villa y procurador general de ella y que se les cite para todo aquello que de derecho / citación requiere para que les pare el perjuicio que hubiere lugar y ansí lo proveyó / y mandó y firmó.

 

Licenciado Ordóñez.

 

Ante mi Lorenzo López de Valonga.

 

En la dicha villa de Oropesa en el dicho día mes y año dicho estando haciendo ayuntamiento / público según sea de uso y costumbre en las casas del ayuntamiento de ella es a sa- / ber sus mercedes de los señores Licenciado Pedro Romero Jaramillo, del consejo del / conde, mi señor y corregidor, don Rodrigo de Rallanal y Doctor Bartolomé Sánchez / Encino, Lorenzo Meléndez de Hoyos, regidores y Juan Ramírez de Areña, procurador / general de ella, yo el escribano y notorial a dicha comisión y las cuatro cartas pro- / visiones de su majestad de suso contenidas de los susodichos los cuales las obedecieron / con el respeto debido / y en su cumplimiento dijeron que las obedecían y que el / dicho señor licenciado don Diego Ordóñez use de ella como su majestad le manda demás / de lo cual yo el presente escribano di a conocer a sus mercedes para todo lo referido en dicho auto y / comisión, cartas y provisiones de su majestad en virtud de que se les libre y habiéndolo oído y entendido dijeron que sin perjuicio del derecho que en todo den parte pueda tocar / y tocare a esta villa y lugares de su jurisdicción que no se eximen y con protesta- / cción de pedir ante quien y con derecho puedan y deban lo que les convenga ansí en / lo principal como en algunas cláusulas de dichas facultades y condiciones / de las escrituras y con que se le den a esta villa copias y traslado de ellas para el dicho / efecto y su resguardo y que esta situación no se entienda ni sirva por ahora / mas de tan solamente para la jurisdicción civil y criminal de las villas que se eximen / y para la división y adjudicación de términos ejidos y baldíos se la haya de hacer / a esta otra tal citación cuando se hayan de hacer la dicha división y adjudi- / cación para que acudan y se haye presente a lo que la convenga con señalamiento / el día y con estas condiciones dijeron que la oyen y lo firmaron.

 

El licenciado / Pedro Romero Jaramillo.

 

Don Diego de Rabanal y Vazan.

 

Licenciado don Bartolo- / mé Sanchez Enciso.

 

Laurencio Meléndez de Oros.

 

Don Ambrosio de la Guarda /

 

Juan Román de Azeña.

 

Ante mi Lorenzo López de Valonga.

 

Jacinto Lo- / zano, procurador general de la villa de Lagartera, en nombre del concejo, justicia y regimiento y vecinos / de la dicha villa como mas haya lugar de derecho ante vuestra merced parezco y digo que en / virtud del privilegio y facultad de exención que su majestad, dios le guarde, concedió a la / dicha villa de Lagartera para eximirse de la de Oropesa, de cuya jurisdicción / era la dicha concedida y particular y comisión de su majestad los eximió / de la dicha villa nos dio la posesión civil y criminal natural actual vel quasi (fol. 50 v.) // de la dicha jurisdicción con alto y bajo mero mixto imperio en la dicha villa de cuya juris- / dicción estamos usando y la ejercemos quieta y pacíficamente y sin contradicción de persona algu-/ na como a vuestra merced le consta y es notorio y siendo esto así la dicha facultad y privilegio de exen- / ción dice así mismo y su real comisión que vuestra merced continuando en la dicha posesión nos la / de en nuestro ejido y en la parte de monte baldío y campo que nos tocare conforme nuestra vecindad / después de medido el dicho monte y campo y la de dicho ejido continuadamente, después de dada en / los canales de la dicha villa, y la de dicho ejido que le tiene conocido y señalado la dicha villa y sus vecinos / desde que se fundó por aldea de la dicha villa de Oropesa con sus límites y mojones de tiempo in- / memorial a esta parte sin que haya memoria de hombres en contrario y por haber pasado en / la dicha villa de Oropesa de cuya jurisdicción era la de Lagartera y por ser tan antiguos / y de tanto tiempo no se podrán hallar que para justificación de este pedimiento pido y suplico a / vuestra merced mande se saque un tanto del dicho libro de la partida que habla en razón del / ejido de la dicha villa de Lagartera con su deslinde, deslindes y mojones antiguos / por el cual y continuando vuestra merced la posesión que nos tiene empezada a dar del dicho ejido / sin haber alegado contra ello cosa alguna la dicha villa de Oropesa aunque fue citada para / la dicha posesión pido y suplico a vuestra merced mande continuar en darnos la dicha posesión del / dicho ejido como su majestad lo manda por los límites y mojones señalados de el y a mayor abun- / damiento en caso necesario ofrecemos información con personas ancianas que tienen / conocimiento bastante del dicho ejido y de sus límites y mojones cuando no baste la / certidumbre del dicho libro de becerro de que en todo nos remitimos sobre que pido cumplimiento de justicia y / costas de lo contrario hablando con el respeto que debo y protesto las costas y daños que a mis partes / se les requieren y requirieren y caso omitido y denegado en el dicho nombre pedirlo ante su majestad de a don- / de dimanó el dicho privilegio de exención y comisión de vuestra merced y lo pido por testimonio y que en todo se guarde mis partes de lo que contiene la dicha facultad etc.

 

El licenciado don Bartolomé Sánchez Enciso.

 

Yo, / Manuel Remigio Cordobés Bejarano, escribano de su majestad, que dios guarde. y público del número de la villa / de Oropesa y su tierra por merced del excelentísimo señor marques de Villena, Duque de Esca- / lona y Conde de Oropesa etc. mi señor, certifico y doy fe que en cumplimiento del auto proveído por el señor corregidor de la dicha villa de Oropesa, juez particular nombrado para el conocimiento / del delito que sigue el lugar de Herreruela con esta villa de Lagartera y estando en dicha villa / y en las casas consistoriales de ellas y presentes los señores José García de Igna- / cio teniente de alcalde mayor, Juan Rey, alcalde ordinario y Juan Moreno de Pedro, regidor / segundo y Marcos Pascual, procurador síndico general y Agustín Francisco Arroyo, escribano de su / ayuntamiento y presentes los dichos con Francisco Muñoz del Pozo, poder a veinte de / de dicho lugar de Herreruela quien pidió se manifestasen las cuentas, hacimientos, / posturas y remates y copias de penas a la dehesa boyal nombrada de dicha / villa de Lagartera y del lugar de Herreruela desde el año de mil seiscientos y / treinta hasta el pasado de mil setecientos y cuarenta y ocho para tener cono- / cimiento de todos los valores producidos en dicha dehesa con de hierbas / como de granos y bellotas y lo que se ha pagado en dicho tiempo al referido lu - / gar de Herreruela para cuyo fin les hizo dos requerimientos correspondientes para / que lo ejecutasen en enterados sus mercedes de todo y su escribano, dijeron no haber vis- / to ni encontrado en el archivo las cuentas, hacimientos, posturas y remates y / copias de penas que se piden desde el año mil seiscientos y treinta hasta el de mil se- / tecientos y cuarenta y seis inclusive no tampoco ha figurado quien las / haya extraído y en vista de dicha respuesta al referido Francisco Muñoz del Pozo en / nombre de dicho lugar de Herreruela lo pidió en testimonio y de su pedimiento pa- / ra los efectos que le convengan doy al presente que signo y firmo en esta / villa de Lagartera a veinte días del mes de febrero de mil setecientos cuarenta y / nueve años

 

En testimonio de verdad.

 

Manuel Remigio Cordobés Bejarano. /

 

Prosiguiendo con esta misma diligencia y bajo el mismo requerimiento / dichos señores, justicia y regimiento y escribano manifestaron las cuentas de propios / del concejo de dicha villa en las que se incluyen los aprovechamientos de dicha (fol. 51 r.) // dehesa boyal y la parte que pagaron al lugar de Herreruela y los años / son como se siguen:

En la cuenta que dio y se tomó a Francisco Rodríguez mayor- / domo de propios, que fue en el año de mil seiscientos cuarenta y siete a la sep- / tima partida de su cargo dice mas se le cargaron veinte tres mil seiscientos / setenta y nueve maravedíes que importaron las copias de su cobranza corres- / pondiente a dicha dehesa boyal de este presente año, rebajada la séptima parte / que tocó a Herreruela.

 

Y en la tercera partida de su data de la misma cuen - / ta y año dice así descárguesele ciento cuarenta y dos reales y veinte y ocho / maravedíes que le tocó del lugar de Herreruela que fue la séptima parte de los / mil reales que dieron los labradores de la dehesa boyal.

 

En la tercera y cuar- / ta partida del descargo que contiene la cuenta que dio Pedro Amor, ma- / yordomo de propios correspondiente a el año mil seiscientos y cuarenta / y nueve consta por ella se le abonaron ciento y veinte y nueve reales / por séptima parte de hierbas de la expresada dehesa boyal que tocaba / a dicho lugar de Herreruela.

 

Y así mismo once mil novecientos y ochen- / ta y un maravedíes que tocó a dicho lugar de hierbas y bellota del citado año y dichos maravedíes valen trescientos y cincuenta y dos reales y trece maravedíes / que junta la cantidad antecedente con esta importaron cuatrocientos / ochenta y un reales y trece maravedíes.

 

En la cuenta que se tomó a Francisco Mo- / reno de Fernando, mayordomo de propios que fue del año de mil seiscien- / tos y cuarenta y uno a la tercera partida del descargo consta se le / pasaron en cuenta por séptima parte que tocó al concejo del referido lu- / gar de Herreruela de dicha dehesa siete mil novecientos sesenta y / nueve maravedíes que valen doscientos y cuatro reales y trece maravedíes /

 

En la cuenta que dio Juan Jiménez Biso, mayordomo de propios / que fue en el año de mil seiscientos y cincuenta y dos a la quinta partida / de su data consta se bonificaron doscientos treinta y dos reales / y diez y seis maravedíes y medio que tocaron por séptima parte de dicha dehesa / al expresado lugar de Herreruela.

 

En la primera partida que / inserta la cuenta tomada a Juan García Calderón, mayordomo / de propios que fue en el año de mil seiscientos cincuenta y dos cons- / ta se le pasaron por dicha séptima parte ciento y quince fanegas y ocho celemines y dos cuartillos en trigo y cincuenta y siete fanegas / diez celemines y un cuartillo de cebada por la cuenta que se to- / mó a Juan Moreno, el mozo en el año de mil seiscientos y cincuenta y tres.

 

A la / séptima y octava partidas consta abonados maravedíes que se dieron al lu- / gar de Herreruela por dicha séptima parte y el mismo abono / se halla en las cuentas que dieron los mayordomos de propios con- / cernientes a los años de mil seiscientos y cincuenta y cuatro y mil seis- / cientos sesenta y uno.

 

Y habiéndose reconocido desde dicho año di- / ferentes cuentas así comunes como particulares de los aprovecha- / mientos de la dehesa boyal seguidas hasta el año de mil setecien- / tos y trece consta por ellas haberse pagado al lugar de Herrerue- / la séptima parte de todos los aprovechamientos de la dicha dehesa así / de granos como de bellotas y hierbas en la cuenta que se tomó a Miguel Gómez, mayordomo que fue de propios en el año de / mil setecientos y trece y número cincuenta y seis, cincuenta y sie- / te y cincuenta y ocho de su data consta que por dicha séptima / parte de la expresada dehesa se pagaron al lugar de Herrerue- / la seiscientos y treinta y cinco reales y dos maravedíes.

 

En el número cuarenta y siete del dicho cargo que contiene la quinta dada por Marcos / García, mayordomo de propios de dicha villa de Lagartera corres- / pondiente al año de mil setecientos y catorce se manifiesta que se le / pasaron doscientos reales que pagó al concejo del lugar de Herreruela en / cuenta de trescientos y cincuenta y ocho reales, veinte y ocho maravedíes que le tocó para la séptima parte de (fol. 51 v.) // aprovechamientos que hubo en dicha dehesa boyal.

 

En el número nueve del cargo de esta cuenta se refie- / re que se le hizo al mayordomo de mil setecientos y catorce reales y diez maravedíes importe de rastrojo / de dicha dehesa boyal pues aunque remató en dos mil reales.

 

La restante cantidad el lugar de Herreruela / gozó con sus ganados por dichas séptima parte de aprovechamientos y sin embargo de cons- / tan en el numero tres de dicho cargo que se vendieron cuatrocientas y diez y nueva fanegas / y cuatro celemines de trigo, trescientas cuarenta fanegas de diez y siete en huerta que se / araron en dicha dehesa y cuarenta y cuatro fanegas, y cuatro celemines todo trigo.

 

No parece / que se comunicase la correspondiente parte al dicho lugar de Herreruela en la cuenta que dio y / ser tomó a Manuel Granados, mayordomo de concejo que fue en el año de mil setecientos y diez / y seis al número de la data de dicha cuenta se le abonaron trescientos rea- / les valor de veinte y cinco fanegas de trigo que tocó al lugar de Herreruela de su séptima / parte de dicha dehesa en la cuenta que se tomó al mayordomo del concejo en el año de mil / setecientos y diez y siete años.

 

Al número cincuenta y tres de la data de esta cuenta con dicha se le / abonaron y pagaron al lugar de Herreruela cien reales por su séptima parte de dicha de- / hesa en la cuenta que se tomó al mayordomo de propios de esta dicha villa.

 

Al número / diez y siete de la data de ella consta que se dieron al lugar de Herreruelas tres- / cientos reales de vellón por la séptima parte del fruto de bellotas y hierbas de dicha / dehesa en la cuenta que se tomó al mayordomo del concejo en el año de mil setecientos / y diez y nueve al numero veinte y veinte y uno del descargo de dicha cuenta.

 

Con- / sta haber pagado al lugar de Herreruela por la séptima parte trescientos y / veinte y un reales de vellón en la cuenta que se tomó al mayordomo de propios del / concejo de esta dicha villa en el año de setecientos y veinte al numero cuarenta / y uno de la data de ella.

 

Consta se pagaron a dicho lugar de Herreruela doscientos y cua- / renta y nueve reales y veinte y cuatro maravedíes por dicha séptima parte de aprovecha- / mientos que tubo dicha dehesa boyal en la cuenta que dio y se tomó a Juan Iglesia / de José, mayordomo de propios que fue del año de mil setecientos y veinte y uno. /

 

En la partida correspondiente de la data de este dicho año se manifiesta que se le abo- / naron mil ochocientos setenta y dos reales por haberlos embargado el licenciado don / José Pérez Calero, abogado de los reales consejos, corregidor que fue de la Villa de Oropesa en vir- / tud de real provisión que ganó dicho lugar de Herreruela para satisfacerse de las cantida- / des que la expresada villa de lagartera debía y le correspondían pagar de los aprovechamientos / que había producido dicha dehesa boyal como todo lo relacionado mas por expreso consta / de dichas cuentas que van expresadas hasta aquí.

 

Y por donde conste haber pagado hasta este / dicho año la séptima parte al referido lugar de Herreruela de todos los aprovechamientos / de la dehesa boyal nombrada de Lagartera y para que así conste y de que quedan en el archi- / vo de esta villa doy el presente que signo y firmo.

 

En dicha villa de Lagartera en veinte días / del mes de febrero de mil setecientos y cuarenta y nueve años.

 

En testimonio de verdad. /

 

Manuel Remigio Cordobés Bejarano.

 

Prosiguiendo con esta misma diligencia hoy / veinte y uno de febrero de mil setecientos y cuarenta y nueve estando en las casas / consistoriales del ayuntamiento de esta villa de Lagartera y presente el apoderado / del lugar de Herreruela pidió se manifestasen las cuentas de propios comprensivas de la / dehesa boyal desde el año de mil setecientos y veinte y ocho hasta el pasado de cuarenta y ocho / y los libros de acopios de penas causadas en dichos años para venir en conocimiento de lo que / ha rendido y producido los aprovechamientos de dicha dehesa por no haberse pagado la parte que / corresponde a dicho lugar de Herreruela y los años son como se siguen:

 

El año de mil sete- / cientos y veinte y uno importó el acopio de penas de dicha dehesa boyal setenta y ocho reales / de vellón en la cuenta que se tomó al mayordomo del concejo de esta dicha villa a la tercera y cuar- / ta y quinta partida del cargo de esta cuenta y año de mil setecientos y veinte y dos. /

 

Consta que los productores de hierbas y bellotas de dicha dehesa valieron tres mil quinientos / y ochenta y tres reales y veinte y dos maravedíes y libre todo de prometidos y no pasaren su data / se aplicare cosa alguna a dicho lugar de Herreruela.

 

Y habiéndose reconocido el acopio de pe- / nas de este dicho año consta por el importe ochenta y un reales; por la cuenta que se to- / mó al mayordomo de concejo de esta dicha villa de los aprovechamientos de la dehesa boyal en el año de mil setecientos y veinte y tres.

 

Consta por ella que sus aprovechamientos le hicie- / ron un cargo siete mil ochocientos treinta y ocho reales de vellón libres de prometido y en su descar- / go no parecen se aplicó la cantidad correspondiente a dicho lugar y así mismo se reconoció e la ex- / pió y a penas causadas en dicha dehesa boyal y concernientes a este dicho año de setecientos y ve- / inte y tres

 

Consta importó dicho acopio sesenta y tres reales por la cuenta que se tomó al / mayordomo de concejo de esta dicha villa en el año de mil setecientos y veinte y cuatro / consta por ello se hizo de cargo al mayordomo de los frutos y aprovechamientos de maravedíes / dicha dehesa boyal siete mil novecientos y quince reales vellón y no consta en su descargo (fol. 52 r.) // haber pagado la correspondiente a dicho lugar de Herreruela y reconocido el libro de acopios de / penas de este dicho año.

 

Consta por el haber valido las penas causadas en dicha dehesa boyal / ciento catorce reales de vellón por la cuenta tomada al mayordomo de concejo en el año / de mil setecientos y veinte y cinco.

 

Consta por ella se le cargaron seis mil ciento y / ochenta reales y catorce maravedíes de vellón libres de prometido que valieron las hierbas y bellotas / de la dehesa boyal.

 

No consta por el descargo haber pagado lo correspondiente a dicho lugar / y reconocido el libro de acopio de penas de el dicho año.

 

Consta por el haber valido las / penas de dicha dehesa boyal doscientos y diez y seis reales de vellón por la cuenta tomada del mayordomo de propios de esta dicha villa en el año de mil setecientos y veinte y seis.

 

Cons- / ta por ella se le hicieron de cargo siete mil setecientos y seis reales de vellón libre / de prometido que importaron los aprovechamientos del fruto de bellotas y / hierbas de dicha dehesa boyal y en el descargo de dicha cuenta no parece haber pagado / cosa alguna a dicho lugar de Herreruela y reconocidos el libro de acopio de penas cau- / sadas en dicha dehesa boyal en este referido año de la partida antecedente.

 

Consta por el / importaron ciento y treinta y ocho reales de vellón por la cuenta que tomó al mayor- / domo del concejo de dicha villa de Lagartera en el año de mil setecientos y veinte y siete e / consta por ella se la cargaron seis mil seiscientos noventa y nueve reales de vellón libres / de prometido que valieron el fruto de bellotas y hierbas en dicha dehesa y en su data.

 

No / consta haber pagado cosa alguna a dicho lugar y reconocido el libro de acopios de las / penas causadas en dicha dehesa boyal en este dicho año que cita la partida antecedente. /

 

Consta por el y portaron setenta reales y diez y siete maravedíes por la cuenta que se tomó al mayordomo de propios del concejo de dicha villa en el año de mil setecien- / tos y veinte y ocho.

 

Consta por ella se le cargan cinco mil seiscientos y sesenta reales / libres de prometido que importaron los aprovechamientos de hierbas y bellotas de dicha / dehesa boyal.

 

Y no consta en su data haberle abonado cosa alguna para pagar dicho / lugar de Herreruela y reconocido el libro de acopio de las penas causadas en dicha / dehesa boyal en el citado año de la partida antecedente.

 

Consta por el importa- / ron doscientos y ocho reales y diez y siete maravedíes por la cuenta que se tomó al ma- / yordomo al concejo en el año de mil setecientos y veinte y nueve.

 

Consta por ello / se le hizo de cargo cuatro mil y doce reales y veinte y nueve maravedíes libre de prometido. /

 

Y no parece en su data haber pagado cosa alguna a dicho lugar de Herreruela y re- / conocido el libro de acopios de las penas causadas en dicha dehesa boyal en el citado año / de la partida antecedente importan ciento y noventa y ocho reales por al cuenta / que se tomó al mayordomo de propios del concejo de dicha villa en el año de mil setecientos y / treinta.

 

Consta se le cargaron cinco mil ochocientos noventa y ocho reales de vellón / que importaron los frutos de bellota y hierba de dicha dehesas boyal libres de pro- / metido y reconocido el libro de acopios de las penas causadas en dicha dehesa boyal / en el citado año de la partida antecedente importan doscientos y siete reales de vellón / por la cuenta que se tomó al mayordomo de concejo en el año mil setecientos treinta / y uno.

 

Consta por ella se le hizo de cargo cinco mil setecientos y once reales y diez y / siete maravedíes de vellón que le importaron los frutos de la bellota y hierbas de dicha / dehesa libres a prometido.

 

Y no consta en su data haber pagado cantidad alguna / al lugar de Herreruela y reconocido el libro de acopios de las penas acogidas / en dicha dehesa en el citado año de la partida antecedente consta por el haber / importado treinta y seis reales de vellón.

 

Por la cuenta tomada al mayordomo de / propios de esta dicha villa en el año de mil setecientos treinta y dos en una de / las partidas del cargo se le cargan cinco mil novecientos setenta y tres / reales y diez y siete maravedíes que importaron el fruto de bellotas y hierbas de dicha dehesa boyal libre de prometidos y habiéndose reconocido el aco- / pio de penas causadas en dicha dehesa en el año que cita la partida antecedente (fol. 52 v.) // consta por el hubo por el ciento y veinte y siete reales por la cuenta tomada al mayordo- / mo de concejo de dicha villa consta por el cargo de ella se le hicieron de cargo cinco mil cuatrocien- / tos y setenta y tres reales y veinte y nueve maravedíes en el año de mil setecientos y treinta y tres y / es lo que valió el fruto de bellota y hierba de dicha dehesa libre de prometido y reconocido el libro / de acopios de las penas acogidas en dicha dehesa boyal en el año que esta la partida antecedente.

 

Cons- / ta por el haber importado dicho acopio cincuenta y seis reales y diez y siete maravedíes de vellón como to- / do lo relacionado mas bien por extenso consta de la cuenta y acopio de penas que van expresadas / hasta aquí y por donde consta lo que valió dicha dehesa de todos sus aprovechamientos a las cua- / les dichas cuentas y acopios de pena me remito y quedan en el archivo de dicho ayuntamiento donde se sacaron / y para que así conste donde y como convenga de pedimiento de Francisco Muñoz del Pozo, apoderado del lugar de / Herreruela doy el presente que signo y firmo.

 

En esta villa de Lagartera a veinte y un días del mes de / febrero de mil setecientos cuarenta y nueve años.

 

En testimonio de verdad.

 

Manuel Remigio Cordobés / Bejarano.

 

Prosiguiendo con esta diligencia de veinte y dos de febrero de mil setecientos y cua- / renta y nueve estando en las casas consistoriales del ayuntamiento de esta dicha villa de Lagartera y / presentes los señores justicia y regimiento y su escribano y Francisco Muñoz del Pozo, apoderado del lugar de / Herreruela que pidió de manifestar en las cuentas de propios y libro de acopios de penas para pro- / seguir con la diligencia desde el año de mil setecientos y treinta y cuatro y dichos señores ca- / pitulares y escribano lo ejecutaron inviolablemente y es como se sigue por las cuentas que / se manifestó y está tomada al mayordomo de concejo de esta dicha villa en el año de mil setecientos / y treinta y cuatro consta por ella se le cargaron a dicho mayordomo cinco mil doscientos y / cincuenta y ocho reales que importaron libres de prometidos los respectivos aprovechamientos / de hierbas y bellotas producidos de dicha dehesa boyal.

 

Y no consta en la data haber pagado a dicho / lugar de Herreruela la parte que le corresponde a dichos aprovechamientos.

 

Y reconociendo el libro / de acopios de las penas causadas en dicha dehesa boyal en el año que cita la partida anteceden- / te consta por el importa setenta y dos reales de vellón por la cuenta que se tomó al mayordomo / de propios de esta dicha villa en el año de mil setecientos y treinta y cinco consta por ella se la / cargaron siete mil doscientos y cinco reales de vellón que le importaron el fruto de hiervas y / bellotas de dicha dehesa boyal libres de prometido.

 

Y no consta en la data de dicha cuenta / haber pagado maravedíes algunos al lugar de Herreruela y reconocido el libro de acopios / de las penas causadas en dicha dehesa boyal en el año que expresa la partida antecedente. /

 

Consta por el importaron las penas acogidas en dicha dehesa ciento y diez y seis reales / y veinte y dos maravedíes en la cuenta que dio y se tomo al mayordomo del concejo de esta dicha / villa de Lagartera en el año de mil setecientos y treinta y siete.

 

Consta por ella / le cargaron cinco mil ochocientos ochenta y tres reales y diez y siete maravedíes libres de / prometido.

 

Y no consta en la data de dicha cuenta haber pagado cosa alguna de dicha / cantidad a dicho lugar de Herreruela de lo que importó el fruto de hierbas y bellota / a dicha dehesa.

 

Y reconocido el cuaderno y acopio de las penas causadas en dicha dehesa bo- / yal en el año que está la partida antecedente consta por el importado ciento y setenta / reales y treinta y dos maravedíes en la cuenta que dio y se tomó al mayordomo de concejo en / el año de mil setecientos treinta y siete.

 

Consta por ella se le cargaron siete mil / trescientos veinte reales y doscientos veinte maravedíes libres de prometido que importaron / el fruto de bellotas y hierbas de dicha dehesa boyal.

 

Por la data de dicha cuenta no / consta haber pagado cosa alguna al referido lugar de Herreruela y reconocido / el cuaderno del acopio de las penas causadas en la dicha dehesa boyal en el año que re- / fiere la partida antecedente consta por el importaron dichas penas acogidas ochen- / ta y un reales y diez y siete maravedíes en la cuenta que dio y se tomó al mayordomo de pro- / pios de esta dicha villa en el año de mil setecientos treinta y ocho.

 

Consta por ella / se le cargaron por el fruto de hierbas de dicha dehesa cinco mil ciento y noventa y / cinco reales.

 

Y aunque consta en ella que el fruto de bellotas líquidos bajados prome- / tidos valió tres mil doscientos y cuarenta reales habiéndose reconocido los autos (fol. 53 r.) // primiciales de hacimientos, posturas y remates que juntas ambas partidas componen por / los respectivos de hierbas y bellotas siete mil novecientos y cincuenta / reales que lo importaron los frutos de dicha dehesa.

 

Y en la data no consta haber pagado / a dicho lugar cosa alguna por el libro de las penas causadas en dicha dehesa bo- / yal en el año que esta la partida antecedente habiéndole reconocido.

 

Consta por / el importaron ciento setenta y tres reales de vellón en la cuenta que dio y tomó al / mayordomo de propios de dicha villa en el año de mil setecientos treinta y nueve.

 

Consta / por ella se le cargaron ocho mil trescientos y diez y ocho reales y veinte maravedíes que impor- / to el fruto de hierbas y bellotas de dicha dehesa boyal libre de prometido.

 

Y no consta / en la data de dicha cuentas haber pagado la parte correspondiente de estos efectos / a dicho lugar y reconocido el cuaderno del acopio de penas cogidas en dicha dehesa boyal en el / año que refiere la partida antecedente.

 

Consta por el importó ciento y nueve reales de vellón / en la cuenta que dio y tomo al mayordomo de propios que fue en el año de mil sete- / cientos y cuarenta.

 

Consta se le hizo de cargo ocho mil y diez reales que importo el / fruto de hierbas y bellotas de dicha dehesa libre de prometidos.

 

Y no consta en su da- / ta haber pagado la correspondiente a dicho lugar de Herreruela y reconocido el cua- / derno y acopio de las penas cogidas en dicho año.

 

Consta importaron doscientos y no- / venta y dos reales y diez y siete maravedíes de vellón en la cuenta que dio y tomó el mayordomo / de propios en el año de mil setecientos cuarenta y uno.

 

Consta por ella se le carga- / ron cinco mil quinientos cincuenta y siete reales que importaron los frutos de / hierbas y bellotas de dicha dehesa libres de prometido.

 

Y en su data no consta haber / pagado cosa alguna a dicho lugar y reconocido en el cuaderno de acopio de penas causada / en dicha dehesa en el año que está la partida antecedente.

 

Consta por el importan ci- / ento y dos reales de vellón en la cuenta que dio y se le tomó al mayordomo de propios de dicha villa / en el año de mil setecientos cuarenta y dos.

 

Consta se le cargaron ocho mil cin- / cuenta y siete reales que importaron los frutos de hierbas y bellotas de dicha dehesa.

 

Y / en su data no consta haber pagado lo correspondiente a dicho lugar

 

Y reconocido / el cuaderno de acopio de penas causadas en dicha dehesa en el año que está la partida ante- / cedente consta importaron ciento y siete reales en la cuenta que dio y se tomó al / mayordomo de propios de dicha villa en el año de mil setecientos cuarenta y tres.

 

Consta / se le cargaron cuatro mil novecientos y diez y seis reales y veinte maravedíes que importó el fruto de bellotas y hierbas de dicha dehesa.

 

Y en su data no consta haberse / pagado lo correspondiente a dicho lugar.

 

Y reconocido el cuaderno de acopio de penas causa- / das en dicha dehesa en el año que refiere la partida antecedente consta haber impor- / tado ciento y dos reales de vellón en la cuenta que dio y se tomó al mayordomo del / concejo de esta dicha villa en el año de mil setecientos cuarenta y cuatro.

 

Consta por ella se le cargaron tres mil seiscientos cuarenta y un reales y diez y siete maravedíes que importaron los frutos de hierbas y bellotas.

 

En la data / no consta haber pagado cosa alguna a dicho lugar de herreruela.

 

Y reconocido el / cuaderno y acopio de penas acogidas en la dehesa boyal consta por el importa- / ron en el año que refiere la partida antecedente sesenta y dos reales y diez / y siete maravedíes en la cuenta que dio y se le tomó al mayordomo de propios de dicha / villa el año de mil setecientos cuarenta y cinco.

 

Consta se le cargaron dos / mil doscientos y veinte y dos reales y veinte y siete maravedíes mitad del total im- / porte de hierbas que cumplió por mano del que rige esta cuenta.

 

Y a su mismo parecer por su cargo se le hizo al mayordomo de dos mil doscientos y veinte y dos / reales y diez y siete maravedíes que cobró de José Vallejo de la Peña arrenda- / dor de las hierbas de dicha dehesa por la mitad de su paga que cumplió fin de marzo.

 

Y de seiscientos y setenta reales que cobró del referido Juan de Moras en cuenta / del acopiamiento que tubo en dicha dehesa boyal.

 

Cuyas partidas suman cinco / mil y cinco reales y diez maravedíes que juntos con mil trescientos y noventa y dos / reales y diez maravedíes que valió el fruto de bellota.

 

Y debió cobrar de Don Agustín Mo- / reno, cura teniente de la villa de Navalcán componen seis mil quinien- / tos y siete reales y diez maravedíes y se previene que habiéndose buscado los autos (fol. 53 v.) // de hacimientos posturas y remates para mayor justificación de dichos valores no se halla- / ron por decirse que el arrendamiento consistió en ajuste según consta por escritura / le ha tenido presente,

 

No consta en la data haber pagado dicho a lugar cosa alguna re- / conocido el cuaderno de acopio de penas acogidas en dicha dehesa el año que cita la partida an- / tecedente consta y importan ciento treinta y tres reales y diez y siete maravedíes en la cuenta / tomada al mayordomo de propios de dicha villa del año de mil setecientos y cuarenta y seis. /

 

Consta se le cargaron por venta de trigo que estuvo sembrada en dicha dehesa qui- / nientas y siete fanegas y tres celemines y por los maravedíes, en que se vendió el rastro- / jo y dinero cobrado por tierra de dicha dehesa que se dio a los vecinos de la expresada villa / de Lagartera para que la sembrasen mil setecientos y veinte y cinco reales y diez y seis / maravedíes.

 

Y también consta que se le cargaron a dicho mayordomo por razón de hierbas y / bellotas correspondiente al expresado año dos mil y ciento y once reales libres de prome- / tido.

 

Y no consta en la data haberse pagado lo perteneciente a dicho lugar de Herrerue- / la y reconocido el cuaderno de acopio de las penas acogida en dicha dehesa en el año que esta / la partida antecedente consta importaron dos cientos y sesenta y dos reales.

 

En la cuenta / tomada al mayordomo de propios de dicho concejo consta que rentó dicha dehesa boyal / y se le cargo a José Amor como tal mayordomo doscientas sesenta y nueve fane- / gas y seis celemines de trigo y cuatrocientos y sesenta y dos reales en que se vendió el rastro- / jo.

 

Y por escritura de obligación que hicieron los arrendadores de bellotas de dicha de- / hesa parece que se remataron en mil ochocientos y noventa y seis reales, y veinte y cua- / tro maravedíes.

 

Y no consta a punto fijo el importe de hierbas por no estar formalizada la cuenta / ni deducirse de la escritura la cantidad que dicho año valieron y en la data no consta cosa alguna / por no estar las cuentas extendidas judicialmente, por cuyo motivo y de esta solo embolsa- / do no se anota como ha expresado y reconocido el cuaderno de acopio de penas cojidas / en dicha dehesa.

 

Consta por el haber importado doscientos y veinte y tres reales de vellón en el / año que consta la partida antecedente como todo lo relacionado, mas bien por ex- / tenso.

 

Consta y parece de dichas cuentas y cuadernos del libro de acopio de las penas aco- / gidas en dicha dehesa boyal que por los años que han especificado.

 

Consta por ella las / cuales dichas cuentas y cuadernos me remito y quedan en el ayuntamiento, de dicha villa de / Lagartera y su archivo de ella y para que así conste dando y como convenga en cumpli- / miento de lo mandado por el señor corregidor de la villa de Oropesa, juez particular, nom- / brado por el conocimiento de esta causa por los señores del real y supremo consejo / de Castilla y de pedimento de Francisco Muñoz del Pozo que consta presente como apoderado / del concejo y vecinos del lugar de Herreruela doy el presente que signo y firmo.

 

En esta / villa de Lagartera a veinte y dos días del mes de febrero de mil setecientos y cua- / renta y nueve años.

 

En testimonio de verdad.

 

Manuel Remigio Cordobés Veja- / rano.

 

Yo, Manuel Remigio Cordobés Vejarano, escribano de su majestad, que dios guarde, perteneciente / al numero de la villa de Oropesa y su tierra por su merced del excelentísimo marques de Villena, / duque de Escalona, Conde de Oropesa, etc., mi señor, certifico, doy fe y verdadero tes- / timonio a los señores que al presente vierem como hoy veinte y cinco de febrero de / este año de mil setecientos cuarenta y nueve estando en las casas consistoria- / les de los ayuntamientos de esta villa de Lagartera y presentes los señores de justicia y regi- / miento y escribano del ayuntamiento de ella para continuar con los testimonios que están / pedidos por la parte del lugar de Herreruela y mandados dar por el Señor juez de comisión / y estando así mismo presente Francisco Muñoz del Pozo, procurador del número, y causas de la villa de / Oropesa y apoderado de dicho lugar de Herreruela en nombre del pidió y se manifestasen / los libros de ayuntamientos, posturas y remates de la carnicería de dicha villa de este año de / mil setecientos y veinte y uno hasta el pasado de cuarenta y ocho y no se vio para ver en cono- / cimiento de los tales y aprovechamientos que han tenido y gozado los carneros y reserva / unas para la obligación y abastos de dicha carnicería pública de dicha villa para lo cual les hice el / correspondiente requerimiento y enterados de todo manifestaron dichos libros de haci- / mientos y se reconocieron poniendo cada año con distinción y son como se siguen habi- / endose reconocido el cuaderno de posturas y remates de la obligación de la carnicería / pública correspondiente al año de mil setecientos y veinte y uno consta por la postura / y remate que el obligado que fue en dicho gozo para los carneros de dicha obligación / los pedazos de la dehesa boyal que llaman de arriba y del camino real hacia abajo, re- / conocido el cuaderno de posturas y remates de dicha carnicería correspondiente / a el año de mil setecientos y veinte y dos por donde consta que el obligado hizo / la postura para dicha obligación con que se le había de dar la tierra acostumbra- / da para los carneros de dicha obligación y para quince o veinte reses vacunas / y con estas condiciones se admitió y remató dicha obligación reconocido el cuaderno (fol. 54 r.) // de posturas y remates de las obligaciones de la carnicería de esta dicha villa correspondiente al año de / mil setecientos y veinte y tres consta por el que según la postura y remate gozo el / obligado el pedazo de la dehesa boyal para los carneros de la obligación reconocido el / cuaderno de posturas y remates de la obligación de la carnicería correspondiente al / año de mil setecientos y veinte y cuatro.

 

Consta por el y su postura bajo de la que se / remató que el obligado gozó con los carneros para ella los pedazos de la dehesa que / llaman Carneziles como ha sido costumbre, reconocidos de libro de postura y rema- / te de la obligación de dicha carnicería consta por él y su postura bajo de la cual se / remató dicha obligación que el obligado a gozado el pedazo de los carneros de dicha de- / hesa como el antecesor.

 

Reconocido el cuaderno de posturas y remates correspondiente / al año de mil setecientos y veinte y seis consta por el su postura bajo de la cual / le remato que el obligado de la carnería a posado el pedazo de los carneros de dicha de- / hesa reconocido el cuaderno y postura y remate de la obligación de la carnicería de dicha / villa correspondiente al año de mil setecientos y veinte y siete.

 

Costa por el y su / postura que el obligado gozó con sus carneros para la obligación de dicha carnicería las / yerbas de dicha dehesa para el abasto de dicha dehesa reconocido el cuaderno de posturas y re- / mates correspondiente al año de mil setecientos y veinte y ocho.

 

Consta por el y su pos- / tura bajo de la cual se remato que el obligado de dicha carnicería gozó los pedazos / acostumbrados de dicha dehesa boyal para que haya buenas carnes.

 

Reconocido el cuader- / no de posturas y remates de la carnicería para dicha villa correspondiente al año de / mil setecientos y veinte y nueve consta por el su postura bajo de la cual se remato / que el obligado de ella a mantenido en dicha dehesa doscientos carneros y doce reses / vacunas.

 

Reconocido el libro de posturas y remates correspondiente al año de mil / setecientos y treinta consta por el y su postura bajo de la cual se remato que el / obligado de dicha carnicería para el consumo de ella a mantenido en dicha dehesa boyal / doscientos carneros.

 

Y reconocido el cuaderno de posturas y remates correspon- / dientes del año de mil setecientos y treinta y uno consta por el no hubo pastor para la / carnicería y sobre doscientos carneros para el aprovechamiento de las hierbas de / dicha dehesa reconocido el cuaderno de posturas y remates de dicha carnicería correspon- / diente al año de mil setecientos y treinta y dos.

 

Consta por el su postura bajo de la / cual se remato que el obligado de dicha carnicería mantuvo en dicha dehesa boyal doce / corrales y doscientos carneros.

 

Reconocido el cuaderno de posturas y remates / de dicha carnicería correspondiente al año de mil setecientos y treinta y tres / consta por el la postura bajo de la cual se remato que el obligado gozó las / hierbas de dicha dehesa con su ganado que el que suele en otras ocasiones acostumbra- / da.

 

Y reconocidos el cuaderno de posturas y remates de dicha carnicería correspon- / diente al año de mil setecientos y sesenta y cuatro consta por el y su postura / bajo de la cual se remato que el obligado de dicha carnicería mantuvo en dicha / dehesa, doce corrales y doscientos carneros.

 

Reconocido el cuaderno de remates / y posturas de dicha carnicería correspondiente al año de mil setecientos y trein- / ta y cinco consta por el su postura bajo de la cual se remate con las condicio- / nes acostumbradas de que se había de gozar las hierbas de dicha dehesa con el ganado que / los demas, reconocido el cuaderno de posturas y remates correspondiente al / año de mil setecientos y sesenta y seis.

 

Consta por el y su postura que el / obligado puso en condición se le había de permitir en dicha dehesa doscientos car- / neros y diez y seis reses vacunas y faltando las diez y seis reses pudiere / traer treinta carneros mas bajo de la cual se remato dicha carnicería re- / conocido el cuaderno de posturas y remates de la carnicería de dicha villa (fol. 54 v.) // correspondiente al año de mil setecientos treinta y siete consta por el se hizo la postura / de dicha carnicería para gozar dichas hierbas con las condiciones acostumbradas reconocido el / cuaderno de posturas y remates correspondiente al año de mil setecientos y treinta y ocho. /

 

Consta por el y su postura que según estilo acostumbrado se han de traer los mismos carneros y co- / rrales que otras veces bajo se cuya se remato reconocido el cuaderno de posturas y remates de dicha car- / nicería correspondiente al año de mil setecientos y treinta y nueve.

 

Consta por el su postura de / que se admitió bajo de la cual se remato se mantuviesen en dicha dehesa doscientos / y cincuenta carneros del obligado de dicha carnicería reconocido el cuaderno de posturas / y remates de dicha carnicería correspondiente al año de mil setecientos y cuarenta.

Consta por el / su postura que se admitió bajo de la cual se remato con la condición que se habían / de mantener en dicha dehesa los carneros acostumbrados reconocido el cuaderno / de posturas y remates de la carnicería de dicha villa, correspondiente al año de mil setecientos y cuarenta y uno. /

 

Consta por el su postura se mantuviesen en dicha dehesa doscientos y cincuenta car- / ceros y diez y siete reses vacunas bajo de la cual remato reconocido el cuader- / no de posturas y remates de la carnicería de dicha villa, correspondiente a la de mil setecientos / cuarenta y dos.

 

Consta por el su postura que se hizo por el obligado de dicha carnicería bajo / de la cual se remato se mantuvieran en dicha dehesa doscientos y treinta carneros y quince / reses vacunas reconocido el cuaderno de posturas y remates de la carnicería de dicha / villa, correspondiente a la de mil setecientos cuarenta y tres.

 

Consta por el su postura que / hizo el obligado de dicha carnicería bajo de la cual se remato se mantuvieran en dicha / dehesa boyal y sesenta carneros y diez reses vacunas reconocido el cuaderno de / posturas y remates de la carnicería de dicha villa, correspondiente al año de mil setecientos / cuarenta y cuatro.

 

Consta por el su postura que el obligado hizo bajo de la cual se re- / matase mantuvieran en dicha dehesa doscientos y cincuenta carneros y quince re- / ses vacunas reconocido el cuaderno de acopio de posturas y remates correspondientes / al de mil setecientos y cuarenta y cinco.

 

Consta por el su postura que fuese admitida y bajo de / ellas se remato con las condiciones acostumbradas reconocido el cuaderno de pos- / turas y remates de dicha carnicería correspondiente al año de mil setecientos cuarenta y seis.

 

Consta / por el la postura bajo la cual se remato que el obligado gozó las yerbas de / dicha dehesa con sus ganados, que fueron doscientos y sesenta carneros y quince reses / vacunas reconocido el cuaderno de posturas.

 

Consta por el no haber anotación al- / guna por estar los autos de hacimientos, posturas y remates correspondientes al año de / mil setecientos cuarenta y siete en el concejo de la villa, de Oropesa y reconocido el cuader- / no de posturas y remates correspondiente al año pasado de mil setecientos cuarenta y / ocho.

 

Consta por el y su postura que fue admitida bajo de la cual se reconoció man- / tuvieron en dicha dehesa catorce reses vacunas y los carneros acostumbra- / dos como todo lo relacionado mas bien por extenso.

 

Consta de los autos, hacimientos, / posturas y remates de la obligación de la carnicería publica de esta dicha villa que / quedan en su ayuntamiento de ella de que me remito y en fe de ello en cumplimiento de lo / mandado por dicho corregidor y de pedimento de Francisco Muñoz del Pozo apoderado del / lugar de herreruela que lo pido por testimonio doy el presente que signo y / firmo.

 

En testimonio de verdad.

 

Manuel Remigio Cordobés Bejarano.

 

Y por / el concejo y vecinos del lugar de Herreruela y su procurador en su nombre se presento la / petición del tenor siguiente:

 

Francisco Muñoz del Pozo, procurador del número y causas de esta / villa y su tierra a nombre del concejo, justicia, regimiento y vecinos del lugar de Herreruela y en / autos con el concejo, justicia, y vecinos de la villa de Lagartera sobre aprovechamientos de la / dehesa es pacificada y de mas incidencias a que me refiero como más haya / lugar de derecho en termino de prueba a que se hallan recibidos digo que habien- / do solicitado y obtenido repetidos despachos de este juzgado para que dicha villa / exhibiere ciertos instrumentos existentes en su archivo conducentes a mayor / justificación de las pretensiones alegadas por el lugar mi parte señalar los testimonios / que de ellos debieran ponerse con efecto despreciándose cuantos condiciones (fol. 55 r.) // injustas y cavilosas maquinó la mala fe contraria para retardar la pro- / secución de esta causa y continuar la usurpación y detentación de intereses respectivos / al expresado lugar se logró la exhibición pues no se hallaron las cuentas de utili- / dad que ha producido la dehesa enunciada, a vuestra merced suplicó que habiendo por exhibi- / do este cuaderno se sirva de mandar que a continuación se ponga el testimonio / pido, justicia, etc.

 

Licenciado Guerrero.

 

Francisco Muñoz del Pozo.

 

Cumpliendo con lo pedido y man- / dado antecedentemente, yo Juan Manuel Sánchez Gonzalez, escribano de su majestad, que dios guarde, / público del número ayuntamiento de esta villa de Oropesa, doy fe como en los cargos de las cuentas / del cuaderno de ellas que se me ha exhibido por la parte del lugar de Herreruela de los / propios de su concejo en los años que con distinción se expresaran se halla en / cada uno de dichos cargos las partidas que por la referida parte se le señalan / y son del tenor siguiente:

 

En la cuenta tomada en el año de mil seiscientos reales por lo perteneciente / a los propios y rentas del consejo del lugar de Herreruela jurisdicción de / esta dicha villa del dicho a Juan Martín, su mayordomo que parece fue, hay una par- / tida del tenor siguiente:

 

Cargársele mas al dicho mayordomo ciento y trein- / ta y dos reales, que cupo a este lugar de la quinta parte en que se remato la bellota / de la dehesa de este lugar y de Lagartera en la cuenta tomada a Gabriel Mar- / tín, como mayordomo de los propios y rentas del concejo de dicho lugar, en el / año de mil seiscientos y dos.

 

En el cargo de ella la partida siguiente:

 

Más se le hace de cargo / a dicho mayordomo de seis mil y novecientos y sesenta maravedíes que monto en la / quinta parte de la bellota de la Dehesa por que se remato en cien ducados y se die- / ron siete ducados de prometido y se cuenta el quinto de noventa y tres ducados / en la cuenta tomada Juan Corregidor como mayordomo que parece / de los propios y rentas de dicho lugar de herreruela en el año pasado de mil seiscientos y cinco.

 

Hay en el / cargo de ella la partida siguiente:

 

Primeramente se le hace el cargo al dicho mayordomo de seis / mil quinientos y veinte y dos maravedíes, que pertenecía a este lugar de la quinta parte del precio / en que se vendió la bellota de la dehesa de este año; en la cuenta tomada a Alonso Rodríguez / de los bienes y propios de dicho lugar como propios o mayordomo que se fue de ellos en el año pasado / de mil seiscientos y seis.

 

Hay en el cargo de ella la partida siguiente:

 

Mas se le hace car- / go de setenta reales que pareció cavar a este lugar de la quinta parte de la bellota de / la dehesa de la bellota como consta por el remate de la dicha bellota y dehesa, en la cuen- / ta tomada a Juan corregidor como mayordomo que fue de los bienes y propi- / os de dicho lugar en el año de mil seiscientos y nueve.

 

En el cargo de ella hay las partidas / siguientes:

 

Primeramente se le hizo del cargo al dicho Juan Corregidor mayordomo susodicho mil / ochocientos y treinta y dos maravedíes, que mostró la copia de Lagartera para San Juan. /

 

Mas se le cargo dos mil ochocientos y cinco maravedíes que monto la copia de Lagarte- / ra firmada de Pascual Chico, escribano público.

 

Mas se le hace de cargo a lo dicho mayor- / domo dos cientos y diez y seis reales de la quinta parte de la bellota de la de- / hesa de este año.

 

Mas se le cargo a dicho mayordomo ciento y treinta y nueve reales / de la yerba del invernadero de la dehesa del año de seiscientos y ocho.

 

Y aunque era / más lo demás se repartió al secretario en razón del bien que este concejo del / recibió en la cuenta tomada a Benito García como mayordomo que fue quede / dicho lugar de Herreruela en el año de mil seiscientos y once en el cargo de ella hay / las partidas del tenor siguiente:

 

Mas se le hace cargo de una copia que se trato / de Lagartera de las penas de la dehesa que cumplió por fin de junio de este dicho año que / tomo en ella digo que montó en ella cuatro mil y cuatrocientos y tres maravedíes.

 

Más / se le hace cargo a dicho mayordomo de mil y doscientos y noventa maravedíes de otra co-/ pia que se trajo de Lagartera que cumplió por año nuevo de seiscientos y once / años porque aunque en la copia de herreruela monto tres mil y seiscien- / tos y cincuenta y siete maravedíes.

 

Debe el concejo de Lagartera del arrendamiento de la / dehesa mil maravedíes y de lo que se da al guarda que le cabó al concejo de Herreruela a pa- / gan de su quinta parte mil ciento y noventa maravedíes.

 

Y de los derechos del escribano de escribir / las penas y sacar las copias doscientos y cincuenta y ocho maravedíes, vienen a quedar para / el dicho concejo de herreruela mil y doscientos noventa maravedíes.

 

Mas se hace cargo / de mil y seiscientos y cincuenta y cuatro maravedíes que montó en otra copia de penas / del prado y de la dehesa.

 

Mas se le hace cargo al dicho mayordomo setecientos y cua- / renta y un reales que el cupo a este concejo de la quinta parte de la bellota de este / año de seiscientos y once.

 

En la cuenta tomada en el año de mil seiscien- / tos y veinte y seis a Joaquín Hernández como mayordomo que fue de los bienes y propios (fol. 55 v.) // de dicho lugar de Herreruela de dicho año hay en el cargo de ella la partida que a la letra son / del tenor siguiente:

 

Mas se le hace cargo quinientos y ochenta y dos reales que montó la quin- / ta parte de la bellota.

 

Mas se le hace cargo dos cientos y dos reales y doce maravedies de las / hierbas de la dehesa en la cuenta que se tomó a Juan Martín de Gonzalo Martín como / mayordomo que fue en el año de mil seiscientos y treinta tres de los bienes y pro- / pios de dicho lugar de Herreruela.

 

En el cargo de ella se incluyen las partidas siguientes:

 

Mas / se le cargan ciento y veinte reales y dos maravedíes que tocó a concejo de la quinta par- / te la hierba de la dehesa que cumplió por veinte y cinco de abril de seiscientos y / treinta y tres como pareció por certificación de Alonso González.

 

Mas se le cargan / quinientos que tocó a este concejo de la quinta parte de las penas de la dehesa boyal / del medio año que cumplió por San Juan de treinta y dos como de ella constó.

 

Mas / se le cargan cuatrocientos y veinte y ocho maravedíes de la quinta parte de las penas / de la dehesa boyal del medio año que cumplió por San Juan a seiscientos y trein- / ta y tres.

 

En la cuenta tomada en el año de mil seiscientos y treinta y cinco / a Catalina Blázquez, viuda que fue de Francisco Hernández, como mandamos que fue / de los propios y rentas de concejo de dicho lugar de Herreruela en el año de mil se- / iscientos y treinta y cuatro ante el cargo de ella las partidas siguientes:

 

Primera- / mente se le cargan al dicho Francisco Hernández mil y trescientos maravedíes de lo que tocó a este / lugar del quinto de las penas de la copia de hierbas de la dehesa.

 

Mas se le cargan / ciento y veinte reales de la parte que cupo a la villa de este lugar del quinto de la hierba / de la dehesa con que acuden la villa del lugar de Lagartera por que aunque importó tres- / cientos y sesenta reales estaban puestos en la cuenta pasada de este libro ciento / y así restase debiendo la dicha villa de Lagartera dichos ciento y veinte que todas las par- / tidas y rentas concuerdan con los que se hallan en los cargos de la referidas cuen- / tas y asi mismo doy fe como en otras cuentas que incluye el cuaderno citado / se hayan cargadas a los mayordomos y justicias que fueron de dicho lugar de Herreruela / cantidades distintas de maravedíes que le pertenecieron a dicho concejo por las ventas de / hierbas bellotas y penas que se hicieron y causaron de la expresada dehesa boyal / sin especificar ser ni dejar de ser de quinta parte y para que así conste como / convenga remitiéndome a dicho cuaderno y legajo de cuentas que devuelvo a la / parte de dicho lugar de Herreruela doy el presente que signo y firmo.

 

En la dicha / villa de Oropesa a veinte y siete días del mes de marzo de mil setecientos cua- / renta y nueve años.

 

En testimonio de verdad.

 

Juan Manuel Sanchez Gon- / zalez.

 

Y así mismo por parte de dicho concejo y vecinos de la villa de Lagartera se presen- / to interrogatorio de preguntas para la probanza que pretendía hacer / y en consecuencia y bajo de la citación que queda referida hizo su probanza / por testigos.

 

Y por el dicho Licenciado don Baltasar Fernández de Albarracín, abogado / de los nuestros consejos se despidió el despacho que su tenor y de lo que en virtud se prac- / ticó es el siguiente:

 

Licenciado Don Baltasar Fernández de Albarracín, abogado de los reales con- / sejos, corregidor de esta villa de Oropesa y su tierra y juez particular nombrado por Su Majestad, / que dios guarde, y señores en su real y supremo consejo de Castilla para el conocimiento / del juicio que por parte del Concejo y vecinos del lugar de Herreruela de esta juris- / dicción se sigue contra la villa de Lagartera su Concejo y vecinos sobre que esta comunique / al expresado lugar de y pague lo correspondiente de goce de aprovechamientos / de alto y bajo la quinta parte de los que han rendido y rinde de muchos años a esta / parte la dehesa boyal que se nombra de Lagartera en virtud de reales provisiones / de este fin expedida de lo cual infraescripto escribano del ayuntamiento y nu- / mero de esta villa doy fe, etc.

 

Por cuanto en el pleito referido y para la probanza re- / ferida y pretendida hacerse por parte de la dicha villa de Lagartera en su pedimento pre- / sentado en el día veinte y uno del mes de mayo pasado de este año por el último / otrosí que incluye dijo:

 

Que la ejecución del privilegio que lleva echa por / dicho pedimiento es y se entiende es que la villa, es tan pronta a ejecutar la en su mis- / mo archivo de donde se guarda se redujese la compulsa por su parte a los que seña- / lase de dicho privilegio y todos con citación contraria y mediante que inte- / ligenciada la del expresado lugar de Herreruela se presento cierto pedimiento el que / con el citado otrosí, auto y citaciones en todo a la lectura del tenor siguiente: /

 

Otrosí digo que la exhibición del privilegio de villazgo que en este mi pedi- / mento llevo echo es y se entienda que la villa mi parte esta pronta a exhibir- / la en su mismo archivo donde se guarda a el presente escribano u a otro a quien por fin / se encargue la compulsa que de el llevo pedida por ser instrumento tan principal y (fol. 56 r.) // que llama como el que mas la anterior para su cuidado y no ser correspon- / diente que salga de dicho archivo es puesto a las contingencias y riesgos que es / otros de mis antecedentes escritos tengo expuestos y en atención a que el refe- / rido privilegio contiene mucho que para nada conduce para la presente litus / y la compulsa de ellos sería inútil y solo para hacer mas larga y prolija dicha / compulsa se servirá a vuestra merced de mandar que esta se ciña a lo que por mi parte de dicho pri- / vilegio se señalase con dicha contraria citación por ser así todo de justicia que pido y / ut supra.

 

Licenciado Zorrilla.

 

Eusebio Moreno Delgado.

 

Francisco Muñoz del Pozo en / nombre de la justicia, concejo y vecino del lugar de Herreruela de esta jurisdicción en / autos con la justicia, concejo y vecinos de la villa de Lagartera sobre productos, aprovecha- / mientos y gobierno de la dehesa expresado que llaman de Lagartera / por la inmediación de este pueblo como mas haya lugar de derecho, digo que / habiendo repetidas veces instado y pretendido la parte contraria que se sir- / viese testimonio absoluto de la escritura o privilegio concerniente a / su villazgo y mandado así ahora en término de prueba con premeditada / cautela pido que dicho testimonio comprenda solamente las clau- / sulas que señalare y aunque pudiera impugnar alteración tan dolosa / con sólidos fundamentos para evitar incidencias y delaciones que siem- / pre han tenido por objeto la otra parte con así ánimo de inmortalizar la presente / causa desde luego me conformo en que se le permita el señalamiento adver- / tido con tal que se intente en el testimonio de continuación se ponga / separado precediendo citación conducente de los pasajes que en el referido / instrumento se hallasen convenientes al derecho y defensa del lugar, mi parte que / a su vista especificaré y principalmente de la contradicción que practicó / en esta villa al tiempo de querer darse posesión a la de Lagartera de dicha / dehesa y auto que se proveyó por el juez comisionado en el que cons- / tara que mando dar la con la cláusula preservativa y sin perjuicio / de esta villa y el expresado lugar arreglándose a la real ejecutoria / presentada en autos y por tanto a vuestra merced suplico se sirva de proveerlo / así librándose para que se ejecute el despacho competente por ser de / justicia con las costas pido y sobre que protesto la indefensión y de mas nece- / sario que juro, etc.

 

Licenciado Guerrero.

 

Francisco Muñoz del Pozo.

 

Por presenta- / do póngase con los autos y atento a lo que por esta parte se pide citadas / ambas se le libre el despacho correspondiente para que en su virtud se saquen y / den y pongan a continuación de el los distintos testimonios que por / una y otra están pedidos de los autos o privilegios de el villazgo de la villa de La- / gartera con inserción del otrosí último que por parte de esta en su asun- / to tiene presentado este pedimento, auto y citaciones a dichas partes para / lo cual atento a las muchas ocupaciones que de presente tiene el in- / fraescripto escribano originario se da comisión en forma para ello a Manuel Remi / gio Cordobés Bejarano que es de Su Majestad y del número de esta villa y la justicia y escribano / de la expresada de Lagartera no impidan ni embaracen la ejecución / de lo pedido por parte del lugar de Herreruela pena de cien ducados a la / disposición de los señores del real y supremo consejo de Castilla y de pro- / ceder de lo demás que haya lugar lo mando el señor licenciado don Baltasar / Fernández de Albarracín, abogado de los reales consejos, corregidor de esta / villa de Oropesa y su tierra y juez de estos autos en ella a ocho / días del mes de mayo de mil setecientos cuarenta y nueve años.

 

Y lo firmo / su merced, doy fe.

 

Licenciado Albarracín.

 

Ante mi.

 

Juan Manuel Sánchez / Gonzalez.

 

En la villa de Oropesa, a nueve días del mes de mayo de dicho año y del escribano / notifique el auto antecedente a Eusebio Montero Delgado poder a veinte (fol. 56 v.) // de la villa de Lagartera en su persona y le hice en ella conoce previene en dicho auto, doy / fe.

 

Gonzalez.

 

En la villa de Oropesa en dicho día mes y año, yo el escribano notifique el auto antecedente / y hice en forma como en el se previene a Francisco Muñoz del Pozo en su persona y en nom- / bre de su parte doy fe.

 

Gonzalez.

 

Como todo va inserto con concuerda con sus originales de que el / infrascripto escribano, da fe y en su consecuencia dando como doy comisión en for- / ma para la compulsa y saca de los testimonios por dicha parte pedidos al expresado / Manuel Remigio Cornejo Bejarana, escribano Real y del número de esta audiencia en nombre / de su majestad, que dios guarde, y señores de su Real y supremo consejo de Castilla mando a la / justicia, capitulares y escribanos de la villa de Lagartera que luego como sean requeridos sin excusa / mi dilación cumplan con la exhibición por su parte ofrecida del privilegio de su / villazgo y señalamiento de lo que tengan por necesario su compulsa sin resistir ni / embarazan la data de testimonio de lo que también señalare la parte del lugar como / por conducente a su derecho bajo de la pena impuesta por dicho auto.

 

Licenciado Don Baltasar / Fernández de Albarracín.

 

Por su mandado.

 

Juan Manuel Gonzalez.

 

En el lugar de / Lagartera término y jurisdicción de la villa de Oropesa a veinte y ocho días / del mes de enero de mil seiscientos cuarenta y dos años, su merced el Licenciado Don Diego / Ordóñez Biraquiran en cumplimiento de la dicha Real Comisión vino a este dicho / lugar y para ejecutar lo que por su merced les está mandado dijo que daba y diolo / posesión actual y Real de villa y como villas en sí y sobres si a este dicho lu- / gar de Lagartera en primera instancia de civil y criminal y en todo lo / demás que pertenece y tocar puede como a tales tenientes y alcaldes mayores / y ordinarios para que puedan usar y disponer y ejercer de la dicha jurisdicción / civil y criminal con alto y bajo, mero, mixto imperio según les es con- / cedido por la dicha carta y provisión y así mismo daba y dio la dicha posesión / de regidores de esta dicha villa de Juan Moreno Balero y Thome Lozano, / y de alguacil a Antón García vecinos de ella para que en dicho sus oficios en / cuanto les toca o tocar pueda como tales regidores y tal alguacil de esta dicha / villa las cesen y ejerzan solo sin dependencia de la justicia ordinaria de la villa de Oropesa / de quien era jurisdicción de que les desisto desagrego y aparto para que en / todo lo tocante y que sucediere e fuere necesario en esta dicha villa y su / jurisdicción de términos que se les diesen y señalare no se entrometa a / perturbarles ni inquietarles en lo que cada uno de ellos tocar puede en dichos / sus oficios e posesión e jurisdicción según dicho es solas penas contenidas / en dicha carta Real y provisión y de los dueños que de lo contrario se les siguiere / y recrecieren a esta dicha villa de Lagartera y de cien mil maravedíes para la Cá- / mara de su merced en que lo contrario haciendo les doy por condenados y que se / procederá contra ellos como se hallare por derecho con reserva de que las / causas que tuvieren fuera de caso de corte hayan y puedan pasar en pri- / mera instancia ante su excelencia el conde de Oropesa, mi señor, / o su consejo de que las apelaciones de todos y cuales quien negocios y cau- / sas y pleitos accesibles como criminales harán de pasar y pasen en / el dicho consejo o a donde hubiere lugar de derecho y reservo su merced así el / dar a esta dicha villa, la posesión de la parte de jurisdicción que le tocare an- / si en el monte como en los demás baldíos en su tiempo el lugar / y así lo proveyó mando y firmo siendo testigos Francisco López / de Balonga, e Rodrigo Ochoa y Pedro de Santos, vecinos de la villa / de Oropesa.

 

E yo que doy fe y su merced protesto les amparar en / la dicha posesión conforme a su derecho.

 

Licenciado Ordóñez.

 

Ante mi. (fol. 57 r.) //

 

Lorenzo López de Balonga.

 

Concuerda todo lo inserto con el Real / privilegio de villazgo que para este efecto me fue exhibido por la justicia y escribano / de esta villa de Lagartera y mandado insertar al que me remito y que - / da en el archivo del ayuntamiento de dicha villa y para que así conste don- / de convenga de pedimento de la parte y de mandato del señor juez de comi- / sión doy el presente que signo y firmo en esta dicha villa, en trece días / del mes de Mayo de mil setecientos cuarenta y nueve.

 

En testimonio de / verdad.

 

Manuel Remigio Cordobés Bejerano

 

Prosiguiendo con es- / ta misma diligencia y presente dicho Real privilegio de villazgo / y los señores de justicia y escribano de dicha villa de Lagartera pidieron que de dicho vi- / llazgo se copiare o que se fuere pidiendo y presente así mismo Francisco Muñoz del Pozo, apoderado / del lugar de Herreruela se inserto lo siguiente:

 

Jacinto Lozano, procurador general de la villa de / Lagartera en nombre del Concejo, justicia y regimiento y vecinos de esta dicha villa digo que atento a que / por Lorenzo López de Balonga escribano público y del Ayuntamiento de la villa de Oropesa / que lo es de esta como su comisión de vuestra merced para la posesión de villazgo que nos ha sido con- / cedido por su majestad y la que se deban de dar de montes baldíos campos y egidos que pertene- / ce a la dicha villa, conforme a su vecindad desde luego nombro por medidor del dicho monte y can- / po a Pedro de Soto, medidor de tierra, vecino de Domingo Pérez que lo es examinado según / consta de sus papeles para que desde luego mida y parta el dicho monte y campo y para que / lo que hiciese midiere y partiere y dividiere contare y pasare en el dicho campo en con- / formidad de la escritura de compromiso otorgada en esta conformidad de que se pido se saque / un tanto y se ponga con estos autos y hago presentación del con juramento ne- / cesario y para que lo cumpliré en el dicho nombre lo firme y pido justicia, costas, etc.

 

El Doctor / Bartolomé Sánchez Enciso.

 

Que sea por nombrado el dicho Pedro de Soto para que mida / la jurisdicción de esta villa al cual mando su merced parezca y presente sustituir los / examen del medidor y haga el juramento necesario y que de lo demás que contiene esta pe- / tición se de traslado a la villa de Oropesa y con su citación saque un tanto de el / compromiso que refiere y se ponga con estos autos.

 

El señor licenciado Don Diego Ordóñez / Villaquirán, juez de comisión, lo proveyó en Oropesa a quince de mayo de mil seiscien- / tos y cuarenta y dos años.

 

Licenciado Ordóñez.

 

Ante mi Lorenzo López Balonga / en ese día mes y año dichos yo el escribano notifique el auto de suso a sus mercedes del licenciado Don Pedro / Romero Jaramillo corregidor. Lorenzo Meléndez de Oyos, Pedro Ochoa de Salazar y Juan / González, Luis Villoslada, regidores y Juan Ramón de Azeña procurador general de esta villa / en sus personas de que doy fe.

 

Lorenzo López de Balonga.

 

En su dicho día, mes y año dichos lo / notifique a Juan Soto medidor de tierras en su persona doy fe.

 

Lorenzo López / de Balonga.

 

Juan Ramón de Azeña, procurador general de esta villa digo que vuestra merced ha proveído / auto y notificado de al ayuntamiento de oficiales mis partes para que en su per- / sona que mida los montes baldíos y campos para la adjudicación y división que / de ellos se pretende y bajo de la protestas echas y en caso necesario haciendo las / de nuevo para que en ningún tiempo la pase perjuicio así en cuanto a derecho de juris- / dicción como en el de el aprovechamiento con el de las penas de los montes campos y eji- / dos de sus terminos en nombre de mis partes nombro para dicha medida a Pedro de Soto / medidor aprobado para que en conformidad de lo contenido en el auto pueda / medir dichos montes y campo baldío raso, a vuestra merced pido y suplico por mi parte y en nombre / del ayuntamiento de esta villa, lo haya por nombrado pido justicia y testimonio según y co- / mo en esta causa tengo pedido, etc.

 

Licenciado Don Eugenio Pacheco.

 

Que sea por nombrado / de dicho Pedro de Soto por parte de esta villa, para mia los montes y campo de la jurisdicción / de ella en conformidad del auto por su merced proveído hoy dicho día de la petición dada para la villa / de Lagartera y al consentimiento de esta de Oropesa para este dicho efecto proveído / mando lo así su merced el señor Don Diego Ordóñez Vilaquiran, juez de Comisión, en Orope- / sa a quince de mayo de mil seiscientos cuarenta y dos y que se haga notorio a la / parte de la villa de Lagartera.

 

Licenciado Ordóñez.

 

Ante mi Lorenzo López de Balonga

 

Este día notifique a Jacinto Lozano en nombre de sus partes de que doy fe.

 

Lorenzo López de / Balonga.

 

Sepan cuantos esta pública escritura vieren como nos el licenciado Pedro Romero / Jaramillo del consejo de Su Majestad, digo del conde, mi señor regidor y el licenciado Don Diego Ordóñez / de Villaquiran, alcalde ordinario, Don Rodrigo de Ravanal y Don Bartolomé Sánchez Enciso / y Lorenzo Meléndez del Hoyo, regidor e Juan Román de Azeña, procurador general, todos justicia / y regimiento de esta dicha villa de Oropesa de la una parte y Juan García Chicano, alcalde / Juan Ortega y Francisco Magro, regidores del lugar de Torralba, y en nombre del (fol.57 v.) // concejo y vecinos de dicho lugar y Bartolomé Sano, alcalde y Marcos Rico, regidor del lugar de la Calza- / da y Carrascalejo y en nombre del concejo y vecinos del dicho lugar y Pedro Gómez de Alonso Go- / mez, alcalde, Juan Gómez Nicolás y Juan García Cantalejo, regidor del lugar de Parri- / llas por ir y en nombre del concejo y vecinos del dicho lugar, y Juan Moreno Valer, regidor del lugar de Lagartera y en nombre del concejo y vecinos del dicho lugar, todos justicias de esta dicha villa de oro- / pesa de la otra parte en virtud de los poderes a nos dados que para que conste pedimos / al presente escribano aquí los ponga e incorpore que yo el escribano los puse e incorporé que son / del tenor siguiente:

 

Sepan cuantos esta carta de poder vieren como nos, la justicia y regimiento de este / lugar de Lagartera y vecinos de el, que nos hayamos presente a voz de concejo y campana tañida, / según lo habemos y tenemos de uso y costumbre, junta para tratar y conferir las cosas / tocantes y pertenecientes al dicho concejo, es a saber Jacinto Lozano, Alonso Jiménez, / Juan del Onero, Bartolomé Jiménez, Francisco Moreno Barroso, Manuel Recio, Esteban Moreno, / Gaspar Herrero, Juan Rubio Mayoral, Francisco Ignacio, Jerónimo Rodríguez, Juan Moreno Calerue- / la el mozo, Alonso Monroy y Juan Fernández Moreno y Bernardo García, sacristán / Francisco Blázquez, Juan Gómez Carretero, Pascual Calderón, todos vecinos de este lugar / vecinos que por cuanto este dicho lugar, vecinos del tenemos un contrato con el excelentísimo señor con- / de de Oropesa y Deleitosa y Alcahudete etc., mi señor de haber visto por necesario dar / poder para las cosas tocantes de ello por tanto en la manera, vía y forma que ha lugar de derecho da- / mos nuestro poder cumplido bastante cual de derecho se refiere a Juan Moreno Valero / y Tomé lozano, regidores de este dicho lugar y a cada uno de ellos insolidun especialmente / para que por nosotros y en nuestro nombre y de los demás vecinos del dicho lugar ausente y por quien / prestamos voz y caución en forma para que estarán y pararan por lo contenido en este / poder puedan parecer y parezcan ante la villa y regimiento de la villa de Oropesa y hacer com- / promiso en que estarán y pasarán por la tasa y medida que ha echo e hiciere de toda justicia / y montes que fue de la dicha villa de Oropesa y su tierra, Pedro de Soto, vecino del lugar de Do- / mingo Pérez, jurisdicción de la villa de Santa Olalla u otra cualquier persona nombra- / da para el dicho este auto el dicho compromiso hagan con las justicias de la dicha villa de Oropesa y el / lugar de Herreruela y la Calzada y Parrillas que así mismo se quieren hacer villas / y en razón del dicho compromiso hagan las escrituras que le fueren pedidas con las condiciones, / penas y posturas que les pareciere queriendo por los suso dichos fechas otorgadas no- / sotros desde ahora por nos y este concejo y vecinos la sabemos por fechas y otorgadas y / nos obligamos de estar y pasar por ellas nosotros desde ahora por nos y este concejo / y vecinos habientes las sabemos por fechas y otorgadas y nos obligamos de estar y pasar por / ellas como si nosotros mismos fuéramos presentes a su otorgación haciendo en ellas / todo aquello que les fuere pedido las quales lo damos y apreciamos haciendo todos / los demás autos y diligencias judiciales y extrajudiciales sumisiones a qualesquier justicias / renunciaciones de leyes especiales y justicia que nuestro fuero y domicilio para que lo habremos / por servir y lo sea en su virtud e hubiere obligamos los bienes propios y rentas de este dicho lugar / concejo y los nuestros y ausentes y damos poder a las justicias de su majestad para que nos compe- / lan y sentencien lo que dicho es como si fuera vía ejecutoria y sentencia pasada en cosa / juzgada y renunciamos todas las leyes de nuestro favor y la general del derecho en forma en / testimonio de lo cual lo otorgamos ansí ante el presente escribano público y testigos en el dicho lugar / de Lagartera, jurisdicción de la villa de Oropesa a veinte y seis días del mes de enero de mil y seis- / cientos y cuarenta y dos años y lo firmaron los que supieron, y por los que no un testigo a los cuales otorgantes yo el escribano doy fe que conozco siendo testigos Fernando Toribio / y Francisco Villar y Juan García de Agustina, dicen las firmas que quedan en el registro de / este poder Juan Fernández Lozano, Ignacio lozano, Juan del Otero, Juan Moreno, Pascual / Calderón, Alonso Jiménez, Bartolomé Arroyo, Francisco Moreno, Alonso Monroy, y Juan / Moreno, Esteban Moreno, Juan Recio Mayoral, Andrés García, Pedro Arroyo, / por testigo.

 

Fernando Toribio.

 

Ante mi Francisco Fernández Lozano, escribano.

 

E yo el dicho Francisco Fer- / nandez Lozano, escribano público en este dicho lugar de Lagartera por merced de su excelencia, el conde / mi señor que presente fui a lo que dicho es y en uno con los testigos y otorgantes que doy fe conoz- / co en fe de lo cual hice sacar este tanto del original el cual queda en mi poder / en papel el del sello cuanto y en fe de ello lo firmé y signé.

 

En testimonio de verdad /

 

Francisco Lozano, escribano.

 

Los cuales dichos poderes concuerdan con mi original, pesando de ellos juntamente con los demás contenidos en la cabeza de esta escribanía decimos que por cuanto / los dichos lugares se han eximido de la jurisdicción de esta villa haciéndose villas de por ir y sobre / sí y para efecto de hacerles dar la posesión su excelencia el excelentísimo conde de Oropesa y Al- / cahudete mi señor por hacer merced a los dichos lugares ha venido de Madrid y a causa / de haber echo el tiempo riguroso de aguas no se ha podido medir el término de jurisdicción de esta villa para verlos que a cada lugar toca y se le puede dar respecto de su vecindad (fol. 58 r.) // y aunque para la dicha medida se trajo por parte de los dichos lugares a Pedro de Soto vecino del lugar / de Domingo Pérez por su persona a propósito y permuta que será en el ante por tanto ahora para via / de conveniencia de conforme de todos y en nombre de esta dicha villa y referidos y por otras causas justas que sus / mueven estamos convenidos y nos convenimos unánimes y conformes de lo comprometer como / por esta escritura comprometemos y hacemos en el dicho Pedro de Soto, vecino del lugar Domingo Pérez, al cual / nombramos por amigable componedor al cual damos el nombre de la dicha villa y lugares poder / cumplido según se requiere para que mida el término e jurisdicción de esta dicha villa así de mon- / tes como de campos a su elección como el arte lo requiere y nos obligamos cada parte por / lo que nos toca de esta y pasar la medida y adjudicación de

tierra y campos que cada / parte diere y respecto de la verdad de cada uno desde ahora para entonces todo lo contenido / y cumpliremos que no iremos contra de ello en tiempo alguno por ningún caso ni causa pensada / o no pensada aunque el derecho nos sea con medida pena de quinientos ducados aplicados / la mitad para la parte obediente y la otra mitad para la obra pía de su excelencia ha dicho / conde, mi señor señalare a su elección la que desde luego lo damos por condenados y por / ellos pueda ser y sea ejecutada la parte que contradijere e fuere contra ella y así / han echo fuésemos con una ella en todo o en parte de más de nos en todos en juicio el que / lo intentare y ahora así paguen o no la dicha pena o graciosamente remitida con todo / ella y sin embargo de ello se haya de cumplir y cumpliremos lo de suso contenido lo de / suso contenido se la dicha obligación y pena de pagar las costas y daños que recrecie- / ren para lo cual han de cumplir y pagar y haber por firme cada uno por lo que nos / toca obligamos los bienes y propios y rentas de los dichos nuestros concejos habidos y por / haber y para su ejecución damos poder cumplido a todos y cualesquier parte que sean / al fuero y jurisdicción de las cuales y cada una de ellas nos sometemos y renunciamos / en nuestro propio fuero, y jurisdicción y domicilio de la ley sit convenerit de jurisdicción e om- / nium iudicum para que por todo rigor de derecho y via ejecutiva compelan y apremi- / en a lo ansí cumplir y pagar como fuera sentencia definitiva de juez competen- / te pasada en cosa juzgada cerca de lo cual renunciamos todas las leyes de nuestro fa- / vor a la general en forma y la otorgamos así en la villa de Oropesa a veinte días del / mes de enero de mil seiscientos y cuarenta y dos años, siendo testigo Juan de San Martín / Pedro Gómez Urgalés y Facundo Muñoz ,vecinos de esta dicha villa y lugar de Navalcan y los otorgantes a los que yo el escribano doy fe conozco la firmaron los que supieron y por / los que no un testigo.

 

Licenciado Pedro Romero Jaramillo.

 

El licenciado Ordóñez.

 

Rodrigo de Rabanal y Vazán.

 

El Doctor Bartolomé Sánchez Enciso.

 

Laurencio Meléndez de Hoyos.

 

Juan / Román de Azeña.

 

Juan Noriega.

 

Juan Moreno Valero.

 

Bartolomé Sánchez.

 

Mar- / cos Rico.

 

Juan Gómez Arriola.

 

Juan García Cantalejo.

 

Testigo.

 

Facundo Muñoz.

 

Ante / mi Lorenzo López de Valonga.

 

E yo el dicho Lorenzo López de Valonga escribano público y del nu- / mero y ayuntamiento de esta dicha villa de Oropesa y su tierra que presente fui a lo que dicho es.

 

Este / traslado hice sacar del registro que queda escrito en papel del sello cuanto en la / dicha villa de Oropesa en quince de mayo de mil seiscientos cuarenta y dos años / y para que conste lo signé y firmé.

 

En testimonio de verdad.

 

Lorenzo López de Valonga. /

 

Sepan cuantos esta escritura vieren, como nos el licenciado Pedro Romero de Jaramillo, del con- / sejo del Conde, mi señor, y corregidor, Lorenzo Meléndez de Hoyos, Pedro Ochoa de Sa- / lazar, don Alonso de Torres Villegas y Juan Gómez Villoslada, regidores y Juan / Román de Aceña, procurador general, todo es justicia y regimiento de esta villa de Oropesa; y Juan García / Chico, teniente de alcalde ordinario digo mayor y Francisco Gómez Mayoral, alcalde ordinario y Juan Mar- / tín de Ledesma y Gregorio Bravo, regidores de la villa de Torralba; y Juan Fernández Lozano , / teniente alcalde mayor, y Pascual Calderón, alcalde ordinario de la villa de Lagartera; y Francisco Gar- / cía de la Herrera , alcalde ordinario, y Marcos Rico, y Manuel Cuadrado, regidor y Sebastián / Sarro, procurador general de la villa de la Calzada y Carrascalejo; y Pedro González, Teniente Alcalde mayor, Juan Gómez de Gómez, alcalde ordinario de la villa de Parrillas todos juntos / en voz y en nombre de los concejos y vecinos de las dichas villas que de suso va echa mención / y por los demás que están ausentes y porque prestamos en caso necesario voz y caución (fol. 58 v.) // de rato grato en forma que estarán y pasarán por lo que nosotros hiciéremos y otorgáremos y de lo / contenido en este compromiso decimos que por cuanto la dicha villa de Torralba, Lagartera, la Calza- / da y Carrascalejo y Parrillas se han eximido de la jurisdicción de esta haciéndose villas de / por ir y sobréis y que en la partición y división de los términos que a cada uno se le acudan y adjudi- / car y señalar por jurisdicción respectos de sus vecindades podría ser haber alguna du- / das y diferencias entre esta dicha villa y las dichas cuatro eximidas por tanto ahora podría / de conveniencia de conformidad de todas y en nombre de las dichas Villas de Oropesa, Torralba, La- / gartera, la Calzada y Carrascalejo y Parrillas por causas justas que nos mueven es- / tamos convenidos y convenimos unánimes y conformes de que todas las dudas y diferen- / cias derechos y acciones que se reconocieren sobre la partición y división de términos, ejidos y me- / dios montes y prados y campos que se ofrecieren y ofrezcan en razón de las dichas exenció- / nes hasta que queden las dichas villa eximidas en quieta y pacífica posesión de los que / conviniere y tocare y después de en traslado ante el juez por su majestad para las dichas pose- / siones habiéndose diferencia o discordia o metiéndose agraviada cualquiera de ellas par- / tes de lo que su merced determinare la comprometemos como por la presente lo comprome- / temos en el señor presidente e oidores del consejo e oidores del consejo del conde de Oro- / pesa y Alcaudete, mi señor a quien nombramos en grado de apelación por nuestros jue- / ces administradores y amigables componedores e le damos poder cumplido e prorrogamos / en sus mercedes bastante jurisdicción según se requiere para cada y cuando que lo / tal suceda con nuestra citación o sin ella o sin otra ninguna circunstancia / sea necesaria vean, sentencien y determinen definitivamente la dicha duda diferencia / y agravio que fuere pedido de cualquiera de nos quitándole una parte y poniéndole en otra / y guardando o no el derecho por auto judicial de todo a mi elección y caso cual de los que / en el dicho consejo se hiciere y determinare alguna de las partes se agraviare e no que / tiene pasar por ello queremos que los autos se lleven a su excelencia del excelentísimo conde de Oropesa etc., mi señor, para que su excelencia se sirva de determinarlos y sentenciarlos con los abogados / de su cámara con cualquiera de ellos y para lo que los suso dichos y cualquiera de ellos deter- / minaren y declararen nos obligamos cada uno por lo que nos toca respectivamente / en nombre de las dichas villas obligamos sus bienes propios y rentas que siempre habremos por / firme en esta escritura y los autos y sentencias que en virtud se dieren por los dichos jueces / o por cualesquiera de ellos según va declarado en cualquier tiempo que lo tal su- / ceda y desde ahora para entonces todo lo consentimos y cumpliremos y no iremos / nos ni nadie de las dichas villas en su nombre en tiempo alguno con ningún caso ni causa / pensada o no pensada aunque de derecho nos sea concedida pena de trescientos ducados / la mitad por la parte obediente y la otra mitad para una obra pía a distribución y elección de su excelencia el conde de Oropesa y Alcaudete, mi señor, en que desde luego nos / damos por condenados e por ellos pueda ser y sea ejecutada la parte que lo contra- / jere que si ello fuéremos contra ella en todo o en parte de mas de no ser oídas en jui- / cio en lo que intentare y ahora se pague o no la dicha pena graciosamente remitida / con todo eso sin embargo de ella se halla de cumplir e cumpla mas lo de suso referida / que se contiene en este compromiso so la dicha obligación y pena de para la costa / que a nos que se crecieren para lo cual haya cumplir y haber por firme e como dicho es / obligamos propios y rentas de los dichos concejos de las dichas villas cada una por lo que toca / habidos y por haber y para su ejecución damos poder cumplido a todas y cualesquier / justicias y jueces del rey, nuestro señor de cualquier partes que sean al fuero e justicias de las cuales / y cada una de ellas nos sometemos y nos renunciamos nuestro propio domicilio / y la ley si convenerit de jurrisdiccione omnium yudicum para que por todo rigor / de derecho y vía ejecutorio nos compelan y apremien para así cumplir y pagar / como si esta escritura y lo en ella fuese sentencia definitoria de juez competente pasada / en cosa juzgada cerca de lo cual renunciamos todas leyes en nuestro favor y del / favor de los dichos concejos de las dichas villas y la general en forma y lo otorgamos ansí (fol. 59 r.) // en la villa de Oropesa a doce días del mes de febrero de mil seiscientos y cuarenta y dos años / siendo testigos, Mateo Varela, Tomás Pascual y Juan de Noriega, vecinos y estantes / en esta dicha villa y los otorgantes a por quien el escribano doy fe que conozco los que supieron / lo firmado y por los que no un testigo.

 

El licenciado Pedro Romero Jaramillo.

 

Lorenzo Me- / léndez de Hoyos.

 

Pedro Ochoa de Salazar.

 

Doctor Alonso de Torres.

 

Juan Gómez Luis Vi- / lloslada.

 

Juan Román de Azeña.

 

Francisco Gómez.

 

Juan Manuel de Ledesma.

 

Francisco García. /

 

Marcos Rico.

 

Manuel Cuadrado.

 

Juan Fernández Lozano Santa.

 

Pascual Calderón.

 

Juan / Gómez.

 

Por testigo Tomas Pascual de Orpertia.

 

Ante mi, Lorenzo López de Valonga.

 

E yo, / el dicho Lorenzo López de Valonga, escribano público y del número del ayuntamiento de la villa de Oropesa / que presente fui a lo que dicho y este traslado hice sacar en la dicha villa en quince de mayo / de mil seiscientos y cuarenta y dos años de un registro que queda escrito en papel del sello / cuarto y para que conste lo signé e firmé.

 

En testimonio de verdad.

 

Lorenzo López de Valonga.

 

En la villa de Oropesa a quince días del mes de mayo de mil seiscientos y cua- / renta y dos años ante su merced el señor licenciado don Diego de Ordoñez Villaquiran, juez / por su majestad pareció Pedro de Soto vecino del lugar de Domingo Pérez y medidor de tie- / rras y presentó la carta del examen que estrena de tal oficio de medidor y por su merced / vista mandó a mi el presente escribano saque un tanto de la dicha carta de examen y la ponga con estos autos para proveer justicia y recibo juramento en forma de derecho del dicho Pedro del So- / to de que hará la dicha medida de los montes y términos de la jurisdicción de esta dicha / villa de Oropesa conforma a su arte saber y entender y la división y partición / señalando a cada parte lo que tocare sin agravio respecto de las vernidades que / cada una de las dichas villas tienen y el sus dicho le hico y so cargo de el prometió de lo hacer según / y como por su merced se manda y lo firmó.

 

Licenciado Ordóñez.

 

Pedro de Soto.

 

Ante mi Lorenzo López de Valonga.

 

Yo el escribano en cumplimiento del dicho autoricé sacar un tanto de la carta de examen del dicho pedro de Soto que a la letra es del tenor siguiente:

 

Lorenzo López de Va- / longa nos el corregidor, alcaldes, alguacil mayor, alférez mayor, regidores / alférez, jurados y otros oficiales de esta imperial ciudad de Toledo hacemos / saber a nuestro fiel del juzgado de los pleitos de esta dicha ciudad y a todas las justicias / de ellas y su tierra y jurisdicción propios y montes y a todos los corregidores, asistentes, / gobernadores, alcaldes mayores y ordinarios y otros jueces y justicias qualesquier de to- / das las ciudades, villas y lugares de estos reinos y señoríos de su majestad que ante / nos pareció Diego Ballesteros, vecino de esta ciudad de Toledo, veedor y examinador / por nos nombrado de el ante de medir e partir tierras, términos, montes / y distancias y dio fe haber examinado a Pedro Soto, vecino del lugar de / Domingo Pérez, jurisdicción de la villa de Santa Olalla de todo lo tocante al dicho antes / y habiéndole echo obra en las preguntas y repreguntas al caso necesarias obró / y respondió bien y debidamente y le hayo hábil y suficiente para maestro exa- / minado al dicho arte y el dicho Pedro de Soto pareció ante nos y nos pidió carta de examen y le mandamos dar la presente por la cual le damos licencia y fa- / cultad para que como tal maestro examinado de dicha arte le pueda usar y / ejercer en esta ciudad de Toledo y su tierra y jurisdicción en todas las demás / ciudades villas y lugares de estos reinos y señoríos de su majestad teniendo afines / y aprendices donde quisieren y le pareciere sin que para ello incurra en pena / alguna y mandamos a las justicias de esta ciudad y su tierra y jurisdicción propios / y montes y de parte de su majestad exhortamos y de la nuestra pedimos y rogamos a las justicias / de todas las ciudades, villas y lugares de estos reinos haya y vengan al dicho Pedro del Soto por tal maestro examinado del dicho oficio y se le deje y consientan / usar libremente de que le mandamos dar la presente sellada con el sello de esta / ciudad y firmada de nuestro mayor escribano.

 

Dada en la ciudad de Toledo a once días del mes / de julio de mil seiscientos y cuarenta y dos años.

 

Yo el jurado Melchor Jurado / Delgado, escribano mayor de los ayuntamientos de esta ciudad de Toledo presente / fui y queda el registro y este traslado va en papel sellado y se hizo en dicho día y lo signé.

 

En testimonio de verdad.

 

Melchor Delgado, escribano mayor, / trajo certificación de haber pagado a la media nata, concuerda con su / original que volvió Pedro de Soto y para que conste de mandamiento de dicho señor / juez de comisión lo firmé y signé en la villa de Oropesa a quince dias del mes / de mayo de mil seiscientos y cuarenta y dos años.

 

En testimonio de verdad. /

 

Lorenzo Lopez de Valonga, en la villa de Oropesa y consejo del conde, mi se- / ñor a veinte días del mes de mayo de mil seiscientos cuarenta y dos años / en presencia de sus mercedes los señores Don Sebastian Arnaldo y / Salcedo, presidente del dicho consejo, y don Juan de Frias del estado jun- / tos sus mercedes de los señores licenciado Pedro Romero Jaramillo (fol. 59 v.) // corregidor, Lorenzo Meléndez de Hoyos, Pedro Ochoa de Salazar y Don Alonso de Torres / y Villegas, regidores y Juan Román de Aceña, procurador general de esta nuestra dicha villa / juntamente, don Francisco Muñoz Manuel alcalde ordinario y Juan Martín de Ledesma, regidor de / la villa de Torralba y Pascual Calderón, alcalde ordinario de la villa de Lagartera y Juan / Moreno en nombre de la dicha villa, Bartolomé de Sarro, teniente de alcalde mayor de la villa de la Cal- / zada y Pedro de Soto medidor de tierras y habiéndose visto lo que refiere la petición / de esta y una parte se conformarán entre todos y que por la medida de los montes / baldíos de esta dicha villa echa por el dicho Pedro del Soto, medidor, se esté y pase, dando / la villa de Oropesa y su tierra lo que tocare y hubiere de haber, conforme a su verdad / y demás de esto que las villas de Torralba, Lagartera y la Calzada la han de dar / de monte que le tocare prorrata su vecindad a la dicha villa de Oropesa y su tie- / rra quinientas fanegas de monte bueno y favorable de lo que a ello se les toca- / re con la pena a la parte que le tocare a la dicha villa de Oropesa a disposición del dicho / Pedro del Soto en que lo tienen comprometido por el daño y perjuicio que le tiene / a la villa de Oropesa y su tierra y en esta conformidad se podrán dar las posesiones / de dichos montes por el dicho juez de su majestad y que de esta partición contra acuerdo y pa- / recer de Pedro de Soto y consentimiento de todo se pongan los traslados necesarios de / los de ejecución y exclusión y todas juntas las partes de las dichas villas pidieron a ter- / mino de don Diego Ordóñez Villaquiran, juez por su majestad cumplan y los ejecuten / todo lo contenido en este contrato y los que supieron y lo firmaron, siendo / testigos Juan de Miranda, Melchor Moreno y Pedro González Villoslada, vecinos de / esta dicha villa y lo firmaron:

 

Don Sebastian Arnaldo y Salcedo

 

El licenciado Pedro / Romero Jaramillo

 

Lorenzo Meléndez de Hoyos

 

Pedro de Ochoa de Salazar /

 

Alonso de Torres

 

Juan Manuel de Ledesma

 

Juan Moreno

 

Pedro de Soto. /

 

Ante mi Lorenzo López de Valonga.

 

E yo el dicho Lorenzo López de Valonga, / escribano público del numero y ayuntamiento de esta dicha villa de Oropesa en la dicha comisión / que presente fui a lo que dicho es el día de la fecha de esta escritura hice sacar un tanto / de ellos del registro que queda escrito en papel del sello cuarto para poner en esta / causa y en fe de ello la signé y firmé en testimonio de verdad. Lorenzo López de / Valonga. en la villa de Oropesa a primero día del mes de julio de mil y seiscientos / y cuarenta y dos años a merced del dicho licenciado don Diego Ordóñez de Villaquiran, juez / por su majestad, habiendo visto la medida de los montes baldíos de esta dicha villa fecha / y presentada por el dicho Pedro del Soto medidor y el contrato y concierto echo / entre estas villas de Oropesa y las demás eximidas dijo que mandara y manda que / se haga en notorio por mi el presente escribano al dicho Pedro del Soto y que en su confor- / midad señale y divida los dichos montes baldíos repartiendo que seña- / lando a cada uno de las dichas villa lo que tocare conforme a la verdad de cada una / y para ello se le haga notorio al vecindario de la dicha villa y de esta / de Oropesa y para que mejor conste que ponga por fe en testimonio de mi el presente / escribano en esta causa para que se haga con vuestra justificación dicha medida y divi- / ción y fecho se traiga ante su merced para proveer justicia, y así lo proveyó, mandó y firmó.

 

Licenciado Ordóñez.

 

Ante mi Lorenzo Lóepz de Valonga.

 

En la villa de Oropesa / a cuatro días del mes de julio de mil y seiscientos y cuarenta y dos años. Pedro de Soto, medidor de tierra pareció ante dicho señor juez y dijo que en conformidad / de la medida que tiene echa y presentada ante su merced de los montes de / esta dicha villa y compromiso echo entre esta dicha villa de Oropesa y la de Lagar- / tera la Calzada y Parrillas toca esta dicha villa y lugares de su comisión respec- / to de sustentación y de la medida del dicho monte que tiene echa por mayor y echo / concierto le toca a catorce mil y cincuenta y nueve fanegas del marco re- / al las tres mil quinientas y en cuenta hay nueve respecto de su verdad y / las quinientas, en virtud del contrato echo entre esta dicha villa y la de To- / rralba, Lagartera, la Calzada y Parrillas que suso montan las dichas ca- / torce mil y cincuenta fanegas en la villa de Oropesa así este día del mes de / junio de mil y seiscientos y cuarenta y dos años. Pedro de Soto, medidor de tie- / rras pareció ante su merced y dijo que en conformidad de la medida que tiene / echa y presentada ante su merced de los montes de esta villa y compromisos y con / ciertos hechos entre esta villa de Oropesa y los de Torralba, Lagartera, la / Calzada y Parrillas toca a la dicha villa de Lagartera respecto de su verdad / y de la medida del dicho monte que tiene echo por mayor y dicho concierta / seis mil quinientas y ochenta y cinco fanegas del marco real las cuales / ha de haber la dicha villa y le tocan de los pedazos de la dicha medida numerados (fol. 60 r.) // que son los siguientes:

 

Primeramente ha de haber todo el pedazo de número sexto que hace / y tiene novecientas y sesenta y ocho fanegas.

 

Ítem ha de haber y le toca / todo el pedazo de número séptimo que hace mil y doscientas y sesenta / y cinco fanegas.

 

Ítem ha de haber en todo el pedazo de número décimo noveno / que hace cuatrocientas y cuarenta y dos fanegas y media todo lo cual / suma y monta seis mil y quinientas y ochenta y cinco fanegas y media / como dicho es ha de haber la dicha villa de Lagartera y el dicho Pedro de Soto / presentó ante su merced la dicha división y partición para que provea justicia / lo firmó.

 

Pedro de Soto

 

Ante mí Lorenzo López de Valonga.

 

En el lugar / de San Julián, término y jurisdicción de la villa de Oropesa a cinco días del mes de agosto de mil / seiscientos y cuarenta y dos años su merced del señor licenciado don Diego Ordóñez Vi- / llaquiran, juez por su majestad dijo que por cuanto está dividido y amojonado / por Pedro de Soto la parte de monte que toca la villa de Lagartera que se haga / notorio a la justicia de ella como su merced les quiere dar la dicha posesión de dicho / monte que está deslindado y amojonado y para este efecto vayan con / su merced para tomar y recibir que está presto de dársele conforme a su co- / misión y lo firmó.

 

El licenciado Ordóñez.

 

Ante mi, Lorenzo López de Valonga. /

 

Este día notifique a Pascual Calderón, alcalde ordinario de la villa de Lagar- / tera por sí y en nombre de la dicha villa y en virtud de su poder en su persona el cual / dijo está pronto de ir con su merced a tomar la posesión de que doy fe.

 

Valon- / ga

 

En el término de la Calzada de Oropesa a do dicen la cruz de Ambrosio a seis días del mes de agosto de mil seiscientos y cuarenta y dos años a merced de el / señor licenciado don Diego Ordóñez Villaquiran, juez por su majestad para efec- / to de dar la posesión del monte que pertenece a la villa de Lagartera así o / por la mano a Pascual Calderón, alcalde ordinario de la dicha villa, por sí y en nombre de ella y los / demás oficiales de justicia que al presente son e fueren en la dicha villa / y le metió en el sitio incluso y comprendido entre la mojonera / y división de monte fecha por pedro de Soto, medidor de monte que toca / a la villa de Oropesa cuya mojonera está en ochenta y dos mojones y le toca / a la villa de la Calzada que está así mismo fecha y deslindada por el suso dicho / en sesenta y un mojones el cual dicho monte que está entre las dichas / dos mojoneras es la parte de monte y justicias del que toca y pertenece / a la dicha villa de Lagartera en conformidad de la medida, partición y divi- / sión por el dicho Pedro de Soto que están en estos autos en el cual dicho / término y sitio incluso entre dichas dos mojoneras las daba y dio la posesión de jurisdicción del monte real alto y bajo, mero y mixto imperio / según y en la forma que se contiene y su merced la tiene dada a la que dio / en dicha villa y en señal de tal posesión le entregó la vara de justicia y el la re- / cibió de que yo el presente escribano doy fe y para que use de ella y de lo incluso / y que está dentro de dichos deslindes y amojona- / mientos de suso referidos en conformidad de lo dispuesto por la carta pro- / visión de su majestad según que en ella se hace mención y además y el suyo / dicho poder y en nombre de la dicha villa y demás sucesores de justicia que fueren / en ella tomó y aprendió la dicha posesión y en señal de ella se paseó / por el dicho sitio incluso entre dichos deslindes y amojonamientos y cortó ra- / mas de las encinas de dicho monte y protestó usar de ella y su merced de / les amparar en la dicha su posesión en nombre de lo que dicho es conforme a derecho / y de como se tomó la dicha vara y posesión lo pidió por testimonio y / su merced se le mandó dar reservando de como reservo así el uso y ejer- / cicio de su comisión para darle la posesión de campo que les falta / y lo firmó, de que fueron testigos Sebastian Sarro y Miguel Sobrino y Bartolomé (fol. 60 v.) // Sarro y Marcos Almaza, vecinos de la villa de Calzada y Oropesa.

 

Yo el escribano que de todo doy fe. /

 

Licenciado Ordóñez.

 

Ante mi Lorenzo López de Valonga.

 

Juan Román de Azeña, procurador general en nombre / del ayuntamiento de Oropesa y sus vecinos y lugares de su jurisdicción, como mas haya lugar de derecho digo / que ha venido a mi noticia que vuestra merced trata cada una llamada posesión con jurisdicción civil / y criminal de la villa de Lagartera y sus vecinos por decir se exima y sus límites y mojo- / nes y en el dicho campo y amojonamiento que da incluso debajo de la llamada posesión la / dehesa boyal que se dice impropiamente de Lagartera y siendo como es propia del dicho concejo mi / parte y de nuestros vecinos, los del lugar de Herreruela de esta jurisdicción tienen su parte de gozo y usu- / fructo para los ganados de la dicha dehesa y el dicho concejo, mi parte el derecho de las herbé- / ra y el poder poner sus guardas de paso en ellas y las guardas que la justicia ede la dicha villa / de Lagartera ha de poner y pone para loa observancia del usufructo alto y bajo y de / venir a jurar del ayuntamiento de esta dicha villa como todo mas largamente consta de esta / real ejecutoria litigada en contradictorio juicio con los vecinos de la dicha villa de Lagarte- / ra que presentó con el juramento necesario que pido se me entregue original / quedando un tanto de ella en estos autos en pública forma con citación de la parte / contraria para que mi parte se le guarde de derecho de posesión y propiedad que tie- / ne en la dicha dehesa y los demás derechos que por ella tocan y van referidos y se guarde / a mi parte su ejecutoria y de lo contrario hablando con el respeto debido protestó la nulidad, costas y daños que a la dicha parte se le siguieren y de pedirlos y querellar- / me en superior tribunal que mas no obstante la llamada posesión de / derecho que la dicha villa tiene fijo, asentado y ejecutoriado en la dicha dehesa / y lo pido posteriormente, y que en todo se administre justicia y pido costa, juro en verdad / etc.

 

Juan Román de Azeña

 

Por presentada que la carta ejecutoria de que en ella se ha- / ce mención de la cual se saque un traslado en pública forma y manera que haga fe con / citación de la villa de Lagartera y se ponga con estos autos y se vuelva a la ordinaria / a la parte de la villa de Oropesa y que se le de traslado a la villa de Lagartera para que res- / ponda dentro del segundo día de la notificación y de los demás papeles pre- / sentados.

 

El señor licenciado Don Diego Ordoñez Villaquirán, Juez por su majestad le pro- / veyó en Oropesa el nueve de agosto de mil seiscientos y cuarenta y dos. /

 

Licenciado Ordóñez.

 

Ante mí Lorenzo López de Valonga.

 

Pascual Calderón, Alcalde / ordinario de la villa de Lagartera en nombre del ayuntamiento y vecinos de ella, como me- / jor y mas allá lugar se dio, digo que vuestra merced en virtud de la facultad de su majestad a / venido a esta villa a dar la posesión real, civil y criminal de los términos de / esta villa conforme a la parte que le toca con las demás villas eximidas y la / de Oropesa.

 

Y Juan Román de Azeña, procurador general del concejo de dicha villa de Oro- / pesa parece presentó cierta petición por la cual contradice la posesión / que se nos ha de dar en la dehesa boyal de esta dicha villa y otras cosas como se con- / tiene en su llamada contradicción que la cual vuestra merced no mandó dar traslado / y respondiendo a la dicha petición y contradicción digo que sin embargo / de ella vuestra merced debe mandársele a dicho concejo por su parte la dicha posesión / en la dicha dehesa boyal y en todo lo demás que a esta villa toca y pertenece / lo primero porque esta dicha villa en nombre de ella trata y concertó con la dicha / de Oropesa que saliese un regidor de ella con Tomás Lozano, otrosí regidor / de esta villa y con lo que los dos partiesen y amojonasen en el campo y dehesa boyal / y de corrales hasta la jurisdicción del Torrico se había de estas y pasar dichas dos villas / por la concordia que dichos regidores hicieren y amojonaren en ejecución de lo / dicho de dicho Pedro Ochoa de Salazar, vecino y regidor de la dicha villa juntamente con el / dicho Tomé Lozano, regidor amojonaron e hicieron mojones sin agravio ninguno (fol. 61 r.) // a ninguna parte, y la parte que a esta villa le toco desde el río de Tietar hasta los términos / de la dicha villa del Torrico y en la parte que a este le toca es en la dehesa boyal de / esta villa y en dichos amojonamientos está inclusa la dicha dehesa boyal de que su majestad nos / tiene echa merced por dicha facultad y así vuestra merced debe dar la dicha posesión en todo lo seña- / lado y conformado cumpliéndolo la concordia hecha en la dicha villa de Oropesa sin dicha con- / tradicción.

 

Y así lo pido y requiero a vuestra merced las veces que a mi parte le convenga y pro- / testo tomada la posesión responder en nombre de esta villa mas en forma que lo con- / trario protesto lo que protestan me conviene pido justicia y costas y testimonio / para ello, etc.

 

Licenciado Pascual Calderón.

 

Traslado a la justicia de la villa de Oropesa para que dentro del / día de la notificación responda y alegue de su justicia a lo que le convenga.

 

El licenciado don / Diego Ordóñez Villaquiran, juez por su majestad, lo proveyó en Oropesa en once de agosto de / mil seiscientos y cuarenta y dos años.

 

Licenciado Ordóñez.

 

Lorenzo López de Va- / longa este día lo notifiqué a Juan Román de Azeña en nombre de su parte doy fe. /

 

Valonga.

 

Pascual Calderón, alcalde ordinario, de la villa de Lagartera en el pleito de la / posesión de un villazgo con la de Oropesa digo que el monte esta medido como / consta del amojamamiento hecho por Pedro de Soto medidor de tierras que toca a la / la villa de Lagartera en si mismo el amojonamiento de la del campo que le toca que de / conformidad se ha echo que es como se sigue:

 

Comenzose el amojonamiento del campo / para la villa de Lagartera donde entra el camino que va de Oropesa a Jarandi- / lla en la dehesa de Villalba como se sigue:

 

Primeramente se hizo un mojón don- / de entra el camino que va de Oropesa a Jarandilla en la dehesa de Villalba / a la misma raya de la dicha dehesa y siguiendo al medio día.

 

Se hizo otro en / la vega prosiguiendo al medio día se hizo otro mojón en un barranco del / arroyo de la fuente de Bornios.

 

Otro mas adelante en un lindón de tierra / de Galapagoso.

 

Otro prosiguiendo al medio día cerca del camino que va de Gala- / pagoso a la fuente de Bornios en un lindón gordo.

 

Otro mas adelante prosi- / guiendo a media orilla de la cañada de Ornacinas junto a unos cardos lebreles, / orilla de la cañada.

 

Otro mas a delante la cañada arriba en un quinto en / un cardo timón.

 

Otro mas adelante prosiguiendo medio día la cañada arri- / ba un lado de la orilla de la cañada a un timón grande.

 

Otro mas adelante pro- / siguiendo a medio día cañada arriba a un lado de la cañada a la parte de poniente de / orilla de la dicha cañada otro más adelante prosiguiendo a mediodía en la dicha caña-/ da orilla de tierra del hospital de la villa de Lagartera en unas junqueras.

 

Otro mas / adelante prosiguiendo a medio día en un valle junto a un salmeiro.

 

Otro mas a- / delante prosiguiendo a medio día en un turrumbote de un cardo timón grande en / un cerrillo a sonante al camino blanco.

 

Otro más adelante en un lindón junto / al camino blanco.

 

Otro más adelante en un lindón de cabañas y Francisco Blázquez. /

 

Otro más adelante orilla de la vereda de la higuera de Francisco Moreno.

 

Otro mas adelante / prosiguiendo al medio día linde de tierras de Fabián Arroyo y Pablo Calderón en una ca- / ñada.

 

Otro más adelante al cerro y nojal de la de Diego Lozano.

 

Otro mas adelante / en un valle en un lindón grande en tierras de Pedro Arroyo de Fabián Arroyo.

 

Otro mas ade- / lante una linde de tierra de Pascual Calderón y Bartolomé Arroyo.

 

Otro mas adelante en / un barranco del arroyo del molinillo en tierras de la Veracruz de Lagartera.

 

Otro mas / adelante en una linde de tierra de Francisco Moreno Caleruela.

 

Otro mas adelante en el balan- / dillo en una linde.

 

Otra más adelante en el arroyo de la dehesa de la villa de Lagartera junto una / retamara.

 

Otro prosiguiendo adelante la ralla arriba al medio día orilla del camino / real junto a una junquera.

 

Otro mas adelante la ralla arriba cerca del camino.

 

Otro / más adelante junto a una encina en la ralla de la dehesa

 

Otro mas adelante en la dicha ralla / derecho de la piedra del beyeo junta a un carril que llevan los de Herreruela a Corralejo.

 

Otro / más adelante en un cerro en el berrocal en el verrocal en una mata prosiguiendo a medio día

 

Otro mas / adelante en un cerro alto junto a una piedra gorda.

 

Otro más adelante entre un cerro / entre unos tomillos junto a una retamera.

 

Otro más adelante prosiguiendo en una pie- / dra gorda encima de ella junto a un corralillo de piedra

 

Otro más adelante en un remi- / llo en una piedra pequeña asomante a lo del Torrico.

Otro mas adelante prosiguien- / do a mediodía en la ralla de la jurisdicción del Torrico cerca de unas matas y retameras encima / de una piedra pequeña junto a otro mojón de la dicha jurisdicción a donde dicen el riscalejo.

 

Comienza / el amojonamiento entre la villa de Oropesa y la de Lagartera como se sigue:

 

Primeramente se / hizo por delante de la quebrada que dicen del chiquero cerca del camino de la celadilla ha- / cia medio día.

 

Otro prosiguiendo adelante un cerrillo en unos cardos corredores. /

 

Otro más adelante del camino que va de la Corchuela a la Calzada.

 

Otro prosiguiendo mas / adelante en un cerco entre unos cardos timones mas adelante orilla de la cañada are- / neros.

 

Otro más adelante prosiguiendo el medio día en una ladera entre unos cardos lebreles. /

 

Otro más adelante en un lindon en un valle.

 

Otro más adelante en un cerro de la lobilla.

 

Otro /antiguo o adelante orilla más del camino que llevan los de Torralba a Jarandilla.

 

Otro más / adelante en un lindón de tierra de la aldeguela en un valle.

 

Otro mas adelante orilla del ca- / mino que llevan los de Herreruela a la Corchuela.

 

Otro más adelante en un timón de / tierras de la Aldeguela en un cerro.

 

Otro mas adelante en un cerrillo cerca de una hora / de Maria Arroyo en tierra de la Aldeguela.

 

Otro más adelante ante prosiguiendo al medio / día en la Cañada de Mangelon

 

Otro mas adelante orilla del arroyo de la Aldeguela / en una junquera.

 

Otro más adelante en un llano de tierra de la Aldeguela ,

 

Otro mas ade- (fol. 61 v.) // lante en un pedazo concejil cerca de la viña de la de Aguilar.

 

Otro prosiguiendo adelante en una re- / tamera en derecho del majuelo de sillero.

 

Otro más adelante entre una retamera cerca del / majuelo de Pedro Gutiérrez.

 

Otro más adelante junto a las viñas en tierras de Alonso de / la Suela que era de Francisco Antonio.

 

Otro más adelante a la esquina del Majuelo de Juan Rey / orillas de tierras del hospital de Lagartera.

 

Otro más adelante a las higueras de Don Juan / orilla de dichas tierras.

 

Otro más adelante en el callejón en derecho de la linde de viña de Pedro San- / tos que María Rubio de Lagartera.

 

Otro más adelante en la vereda que va por las viñas / a donde remata las viñas de Pedro Santos y de la dicha María Rubio que esta en medio de las / viñas.

 

Otro mas adelante en un lindón de villa de Francisco Iglesia y de los menores de Miguel Cal- / derón Carneal.

 

Otro mas adelante fuera de las viñas en un linde de tierras de Miguel Calde- / rón del Menor y de Torrijos.

 

Otro más adelante prosiguiendo al medio día en tierras de / la millana de Lagartera.

 

Otro más adelante en cerro pasado el camino real entre unos / tomillos.

 

Otro más adelante con otro cerco en cuya de una piedra.

 

Otro mas adelante en / un cerro asomante en un cerro al camino que va de Oropesa a Lagartera.

 

Otro mas adelan- / te pasado el dicho camino hacia mediodía.

 

Otro más adelante cerca del camino que va por la / huerta del beato a Oropesa.

 

Otro mas adelante pasada la cañada de Lagartera entre unas / piedras.

 

Otro más adelante en un cerro en una retamera asomante al camino de los te- / jares.

 

Otro más adelante en un carril que viene de la cruz de Pedro Gutiérrez.

 

Mas otro / mojón enfrente de la cruz de Pedro Gutiérrez, prosiguiendo al mediodía.

 

Otro más adelante / orillas del carril asomante a la viña de Pedro Gutiérrez.

 

Otro más adelante junto / a una fuentecilla entre unas junqueras, y prosiguiendo el camino adelante.

 

Se hizo otro / mojón en derecho, del riscalejo.

 

Otro más adelante en derecho, de la cruz de Santos

 

Otro más ade- / lante en el mismo camino a la fuente de Zarzuela

 

Otro más adelante al camino real / a donde se llega a juntar el dicho camino.

 

Otro más adelante prosiguiendo el camino real a la / cruz del moro que esta a la raya de Corralejo.

 

A vuestra merced pido y suplico mande dar la posición de dicho campo a / la dicha villa su parte y a mi en su nombre, de lo que dicho es pues justicia que pido que se de traslado de la petición / y pedimento fecho por la villa de Lagartera y amojonamiento en el contenida a la parte de la villa de Oropesa. /

 

El señor Licenciado Don Diego Ordóñez Villaquiran lo proveyó en Oropesa en once de agosto de mil se- / tecientos y cuarenta y dos.

 

Licenciado Ordóñez.

 

Ante mi Lorenzo López de Balonga, este día no- / tifique a Juan Román de Azería en nombre de la villa de Oropesa el cual dijo que sin perjuicio de lo / que protestado y contradicciones en esta causa y pedidos sobre la dehesa boyal de la villa de La- / gartera y derechos y aprovechamientos que en ella tiene a la villa de Oropesa y lugar de He- / rreruela de su jurisdicción que están fechas y pedida por parte de esta dicha villa y que de / nuevo hace y pide sobre la posesión del campo y dehesa que pide la dicha villa de Lagarte- / ra y relieve debajo de los amojonamientos que asigna y señala en su petición y pedimento con- / sentía consintió que se de la posesión a dicha villa del termino del campo que esta in- / cluso en ellos con la dicha reserva y lo firmó.

 

Juan Román de Azeña.

 

Ante mi Lorenzo Ló- / pez de Balonga.

 

En el término de la villa de Oropesa en el sitio donde entra el camino que va / de Oropesa a Barcondilla a la Raya de la Dehesa de Villalba a once días del mes de agosto de mil y seis- / cientos y cuarenta y dos años su merced del señor licenciado Don Diego Ordóñez Villaqui- / rán juez por su majestad que por cuanto esta fecho ha juntado y amojonado el termino del campo / que se ha de dar a la villa de Lagartera en nombre en conformidad de amojonamiento fecho y presentado / en esta causa de conformidad de las partes que se haga notorio a la justicia de la villa de Lagar- / tera como su merced les quieres dar la posesión del campo que así esta deslindado y amo- / jonado y que para ello asistan con su merced, a tomar e aprender y recibir la dicha / posesión que esta presto de darse la conforme a la carta provisión de su majestad y lo / firmó

 

Licenciado Ordoñez.

 

Ante mi Lorenzo López de Balonga.

 

En el dicho día en el dicho sitio / yo el escribano notifique el auto de su uso a Pascual Calderón alcalde or- / dinario de la villa de Lagartera en persona el cual dijo que esta puesto de ir / a tomar la dicha posesión de que doy fe.

 

Lorenzo López de Balonga.

 

En el término e jurisdicción / de la villa de Oropesa en el dicho sitio a medias del mes de agosto de mil seiscien- / tos y cuarenta y dos años su merced el señor licenciado Don Diego Ordóñez Villa- / quiran juez por su majestad para efecto de dar la posesión del campo que pertene - / ce a la villa de Lagartera así o por la mano a Pascual Calderón alcalde or- / dinario de la dicha villa, por si y en nombre de ella y de los demás sucesores que en ella / fueren en sus oficios de aquí adelante y le metió en el dicho sitio y en el / de mas incluso desde el hasta el sitio del mojón cuarenta y cuatro contenido / en estos autos de la parte que les toca a la dicha villa de Lagartera de campo y que / por ella esta señalada para su ejecución en todo lo cual según consta de los autos / le dará y dio en nombre de la dicha villa, la posesión de jurisdicción del dicho campo real al cual / alto y bajo mero mixto imperio según en la forma que se contiene y su merced / la tiene dada a la dicha villa, y esto sin embargo de las contradicciones a protestas / fechas por la de Oropesa y sin perjuicio del derecho que tiene el lugar de Herreruela / de su jurisdicción en la dehesa boyal de la dicha villa de Lagartera en que les reservo el derecho a sal- / vo para que contra la dicha villa de Lagartera pidan y sigan su justicia según y como / y ante quien vieren les convenga y con la dicha reserva en señal de posesión le / entrego al dicho Pascual Calderón la vara de de justicia por si y en nombre de la dicha villa / y de mas oficiales de justicia que al presente son y que fueren en ella y la recibió de que yo / el presente escribano doy fe para que usen de ella en toda lo incluso y que esta dentro / de dichos mojones de suso referidos en conformidad de la carta provisión de su majestad reser- / vando como reservo como su merced en ir en uso y ejercicio de su comisión a la hacerse pago (fol. 62 r.) // de sus salarios y de los demás de su audiencia y de las costas que a cada uno tocaren y pertene- / cieren hasta la real paga y el suso dicho por ir y en nombre de la dicha villa y demás oficia- / les de justicia que son e fueren en ella tomó y aprendió la dicha posesión según dicho es / y en señal de ella se paseó por el sitio incluso en dichos deslindes, límites y / amojonamientos y en señal de tal posesión cortó ramas y hierbas de las que ha- / bía en dicho sitio y campo y protestó usar de ella y su merced de le amparar / en nombre de su parte y que adelante fuere conforme a derecho y de como toma la / dicha vara de justicia y posesión del dicho campo y de los demás actos y jurisdicción / que hizo lo pidió por testimonio y su merced se lo mandó dar.

 

Otrosí dijo su merced / que no ha lugar el ejido pedido por parte de la dicha villa de Lagartera por nos en / ni están contravenido en la carta comisión de su majestad, por tanto se le debe de / denegar y denegó.

 

Siendo testigos.

 

Toribio Arroyo. Antón Arroyo y Tomé Lozano / y Juan de Santos, vecinos de las villas de Lagartera y Oropesa.

 

E yo el escribano que de todo / doy fe.

 

Licenciado Ordóñez.

 

Ante mi Lorenzo López de Valonga.

 

Este día lo notifi- / qué a Pascual Calderón, en persona, doy fe.

 

Valonga.

 

En Oropesa el dicho / día lo notifiqué a Juan Román de Azeña, procurador general de esta dicha villa. Doy fe / Valonga.

 

El rey, mis comendadores y escribanos mayores de los privilegios / y confirmaciones. sabed que por dos mis cartas provisiones dadas en veinte / y uno de enero de mil y seiscientos y cuarenta y dos a instancia del conde / de Oropesa hice merced a los concejos, justicias y regimientos de la villa de Lagar- / tera y la Calzada que son del estado y mayorazgos del dicho conde de / eximirlas de la jurisdicción de la villa de Oropesa haciendo las villas por ir y sobre ir / con jurisdicción civil y criminal, alta y baja, mero mixto imperio en / primera instancia mandando que siempre que pidiesen confirmación / de los dichos privilegios de exenciones e la dieseis en la forma que se acos- / tumbra y después por una mi cédula del mismo día di comisión al / licenciado Don Diego Ordoñez de Villaquiran para que fuere a las dichas / villas y las diese la posesión de la dicha jurisdicción de primera ins- / tancia y en su ejecución y cumplimiento se la dio enteramente y en su / virtud la están gozando quietas y pacíficamente que fue uno de los / medios que como dieron al dicho conde que había de hacer en firme exi- / miendo y acompañando en la formada que hice a los reinos de Aragón / y Valencia y con otras calidades de las dichas provisiones y cédulas / declaradas según mas largo en ellas a que me refiero se contiene y ahora / por parte de las dichas villas me ha sido suplicado que para que en todo / tiempo tengan los dichos autos y exenciones la autoridad y según / y firmeza que es que requiere se ha servido de aprobar los que confirmar los / mandan días que en la confirmación que les dieres de los dichos privile- / gios se inserten los dichos autos y posesión y porque para las ocasio- / nes que tengo de gastos me han servido dos mil y cien reales que se aplica- / ron a Don Diego de Riaño y Gamboa, caballero de la Orden de Santiago / del de mi consejo y comisario general del de la cruzada por cuenta de lo / que se le debe de su ayuda de costa de que yo recibo en treinta de mayo de / este año lo he tenido por bien y por la presente confírmolo y aprue- / bo la dicha posesión que se dio a la dicha villa de las dichas exenciones y los / autos que en ella se hicieron y causaron en toda y por todo como en ello / y cada cosa y parte de ello se especifica, contiene y declara e in- / terpongo a toda y cada cosa y parte de ello mi autoridad y decre- / to real para que se afirme, entable y valedero y se le observe y guarde / perpetuamente para siempre jamás sin que se les pueda alterar / ni innovar en cosa alguna y en su ejecución y cumplimiento os mando / que en las confirmaciones que diere des a dichas villas de los privilegios de las / dichas exenciones y no entre ir en ellas juntamente con esta mi cédula los dichos / autos y posesión referidos sin ponerles duda ni dificultad alguna que yo / os relevo de cualquier cargo o culpa que por ellos pueda ser importado y de- / claro que de esta merced se ha pagado el derecho de la media anata.

 

Fecha en Madrid / a veinte y uno de junio de mil seiscientos cuarenta y ocho años.

 

Yo el rey (fol. 62 v.) //

 

Por mandado al rey nuestro señor.

 

Antonio Carnero.

 

Y agora por cuanto por parte de vos el con- / cejo, justicia y regidores, caballeros, escuderos, oficiales y hombres buenos de la villa de Lagartera / nos ha sido suplicado y pedido por merced que os confirmásemos y aprobásemos las dichas / mis cartas y provisiones reales suso incorporadas la merced en ellas contenida y os / las mandásemos guardar y cumplir en todo y por todo como en ella se contiene co- / mo la nuestra merced fuere y nos sobre dicho rey don Felipe, cuanto de este nombre por hacer / bien y merced a vos el dicho concejo, justicia y regidores, caballeros, escuderos, oficia- / les y hombres buenos de la dicha villa de Lagartera tuvimos lo por buen y por la pre- / sente os confirmarmos y aprobamos las dichas nuestras cartas y provisiones / yuso incorporadas y la merced en ella contenidas y mandamos que os valgan y / sean guardadas en todo y por todo como en ellas se contienen y defendamos / firmemente que ninguno ni algunos no sean osados de osar ni pasar con / contra las dichas nuestras cartas y provisiones suso incorporadas ni contra esta / ni carta de privilegio y confirmación que ansí os hacemos ni contra lo / en ella contenido ni contra cosa alguna ni por alguna manera, causa ni / razón que sea o ser pueda cualquier o cualesquier que lo hicieren o con- / tra ella o parte de ella fueren o pasaren abran la nuestra ira y demás penan / los en la pena que la nuestra merced fue y a vos el dicho concejo, justicia y regidores / caballeros, escuderos, oficiales y hombres buenos de la dicha villa de Lagartera y / a quien vuestra voz tuviere todas las costas, daños, intereses y menoscabos / que en razón de ellos hicieredes y se los recrecieren doblados y mandamos / a todas las justicias y oficiales de la nuestra casa y corte y chancillerías y de todas las / ciudades villas y lugares de los nuestros reinos y señoríos donde esto acaeciere / arriba los que ahora son como a los que de aquí adelante y a cada uno de vos / en su jurisdicción u no se lo consientan mas lo defiendan y amparen y hagan amparar y defender en nuestra merced y confirmación que nos así os la hace- / mos en la manera que dicha es y que ejecuten en los bienes de aquel o aquellos / que contra ella fueran o pasaren por la dicha pena y la guarden para hacer / de ella lo que nuestra merced fueren y que paguen y hagan pagar a vos el dicho con- / cejo, justicia y regimiento, caballeros, escuderos, oficiales y hombres buenos / de la dicha villa de Lagartera y a quien la dicha vuestra voz tuvieren todas las dichas costas / daños e intereses y menoscabos que por ello recibieredes y se os recreciere / doblados como dicho es que demás por cualquier o cualesquier por quien fin- / care de lo ahí hacer y cumplir mandamos al home que esta nuestra carta de / privilegio y confirmación del traslado de ella autorizado de manera que haga / fe le mostraré que los emplace que parezcan ante nos en la mía corte doquier / que no seamos desde el día que los emplazare hasta quince días primeros siguientes so la dicha pena / a cada uno a decir porque razón no cumplen nuestro mandato so la cual dicha pena mandamos / a cualquier nuestro escribano público que para esto fuere llamado que dende a que la mostrase testimonio / signado con sus signo porque nos sepamos como se cumplen nuestros mandatos y de esto os manda- / mos dar esta nuestra carta de privilegio y confirmamos, escrita en pergamino sellado / con mi sello de plomo pendiente en hilos de seda de colores librada de los nuestros concertado- / res y escribanos mayores de los privilegios y confirmación y de otros oficiales de la nuestra / casa.

 

Dada en la villa de Madrid a seis días del mes de marzo año del nacimiento de nuestro / salvador Jesucristo de mil seiscientos y cuarenta y nueve y de nuestro reinado el de veinte / y ocho.

 

Yo Pedro de Berategui del Hoyo, secretario del rey nuestro señor, escribano mayor / de los privilegios y confirmaciones de su majestad, la hice escribir por su mandado.

 

Pedro / Berastegui del Hoyo.

 

Yo Luis Yañez de Montenegro secretario del rey nuestro señor, su es- / cribano mayor de los privilegios y confirmaciones la hice escribir por su mandado. /

 

Luis Yañez de Montenegro, Chanciller.

 

Don Juan de Solorzano.

 

Juan Bautista Sánchez / Navarrete.

 

Don Fernando de la Cerda.

 

Juan de Olondes.

 

Antonio de Laredo.

 

Concuerda todo lo / incierto en el real privilegio de villazgo que tiene el ayuntamiento de esta villa de Lagar- / tera que para este efecto me fue exhibido y en cumplimiento de despacho despedido por el señor (fol. 63 r.) // Corregidor de la villa de Oropesa, juez nombrados por los señores del real y supre- / mo consejo de Castilla para conocimiento de este litis al cual dicho privilegio y vi- / llazgo me remito y queda en el ayuntamiento de dicha villa y en fe de ello de pedimento / de la parte doy el presente que signo y firmo en esta villa de Lagartera, en diez y siete días / del mes de mayo de mil setecientos y cuarenta y nueve años.

 

En testimonio de verdad. /

 

Manuel Remigio Cordobés Vejarano.

 

De dichas probanzas se hizo publicación y / por el concejo y vecinos del lugar de Herreruela se presento la petición siguiente:

 

Francisco / Muñoz del Pozo, a nombre de la justicia, concejo y vecino del lugar de Herreruela, y en autos / con el concejo justicia y regimiento y vecinos de dicha villa de Lagartera sobre comunidad de aprobecha- / miento de frutos hierbas y bellotas granos rastrojeras penas y demás utilidades / que a producido y produjere en la dehesa boyal que se intitula la de Lagartera por la in- / mediación a este pueblo alegando con reflexión de probanzas la justicia de mi parte ella me- / diante digo que visto el proceso hallarás mi cumplida y penadamente buen probada / su intención y demanda con instrumentos auténticos y públicos abundante / número de vértigos fidedignos de domicilios e sus años totalmente desinteresados / imparciales y libres de legales tachas y por confesiones repetidas de la contraria / y así mismo conocerá que escribano ha justificado en apreciable forma sus maquinadas y / dolosas y puramente voluntarias excepciones por lo que debiera diferiase a mi pre- / tensiones principales y asesorías para cuanto se conduce y solicita en mis escritos pre- / cedentes especialmente los que insertan folios doscientos y seis y doscientos / y doce cuyo jurídicos fundamentos aquí gratifica y reproduzco con fuerza de ale- / gación nueva como si a la otra como a la lectura transcribir en lo otro porque de puertas y alega- / ciones respectivas al conocimiento de las partes litigantes noticia de la sujeta / con nuestra benia penada de la ley etc.

 

Pruebo a la segunda que referido lugar de He- / rreruela toca y pertenece la quinta parte de todos los emolumentos utiles y fru- / tos de dicha dehesa boyal que se nombra de Lagartera por la meración advertida y que / en fuerza de esta propiedad han entrado en ella y aprovechado su pastoreo a fe los correspon- / dientes ganados de labor que han tenido sus vecinos y ha percibido cantidades de frutos vendidos / y en las bellotas, granos, rastrojeras, acopios y penas en tiempo inmemorial hasta el año / de mil seiscientos cuarenta y nueve en el sirve así en esta ciencia y paciencia de la villa, regimiento / concejo y vecinos de dicha villa de Lagartera sin cosa en contrario lo que testifican por / notorio mis deponientes y por haberlo oído decir así a sus mayores y personas ancia- / nas y se comprueba con la real ejecutoria puesta en la citada pieza primera de au- / tos concordada y ratificada sustancialmente junto con el testimonio existente da- / do precediendo judicialmente y citación contraria de Juan Nuñez de Prado, / escribano que fue del rey, nuestro señor, público y numeral de esta villa de Oropesa, fecho / en quince de mayo de mil seiscientos y setenta y nueve años refiriéndose a las cuentas / antiguas y modernas que con distinción específica y expresivo de que en la formadas / y tomadas a los mayordomos de propios de dicho lugar de Herreruela que sirvieron sus / oficios desde el año de mil quinientos noventa y ocho hasta el de mil seiscientos cuarenta / y nueve se les cargaron cantidades fijas por dicha quinta parte la tenían también adecuadamente del contexto de esta pregunta el traslado sacado con citación adversa de / repartimientos de penas causadas en dicha dehesa y el testimonio colocado del cual consta / y se manifiesta que en el libro becerro archivado en el concejo de este estado contenido / de las dotaciones, depósitos, propios, rentas y vecinos de las villas y lugares que comprende / pertenece a Herreruela la quinta parte de la dehesa boyal litigiosa las geminadas / confesiones judiciales practicadas por dicha villa de Lagartera y sus vecinos que se deducen de la / citada real carta ejecutoria y pedimiento que contiene el folio ciento y seis / autorizado por Manuel de Miranda y Solozano, escribano público de el expresado concejo compro- / batorio del precedente y las respuestas que dieron los testigos de contraria presentación / a la quinta de su interrogatorio y porque en el testimonio también se convenía que / hasta el año de mil setecientos y veinte y dos continuó el lugar de Herreruela producien- / do productos de dicha dehesa boyal aunque restringidos injustamente a séptima parte a cuyo echo / no puede perjudicarle el desmesurado derecho que tiene a la quinta por los fundamentos / antes alegados y porque a la tercera y generalmente prueba e instrumentos públicos que dicha / villa de Lagartera ha propósito de haber administrado y recaudado como mayor partición e- / ra todos productos de la referida dehesa sobre la que se disputa y sin mas razón que su / notoria mala fe y mucho poderío e sustrajo violentamente desde el citado año de mil e / seiscientos cuarenta y nueve de comunicar y pagar al lugar de Herreruela, la referida / quinta parte que le pertenece deduciéndola por su privada autoridad y de lo de a la sep- / tima que con efecto le comunico en años posteriores siendo así villa eximida a la cuar- / ta que dicha dehesa ha sido y e siempre reputada por boyal y perteneciente con la pro- / porción que se articuló a Lagartera y herreruela y que en este concepto la posesión / de tiempo inmemorial hasta el violento despojo enunciando, aparentando, sus respec- / tivos ganados cortando leña, prendando y llevando prendas a forasteros y percibir en / la prorrata sus restantes utilidades, a la quinta que dicho lugar de Herreruela / que no tiene dehesa boyal la expresada quinta parte de la que se disputa donde mantie- / ne sus ganados de labor y así se acredita de el testimonio que inserta el folio cuatrocien- / tos y catorce e autorizado por el presente escribano y que sienta se le quinta perecerán / se extinguirá la labranza y vecinos en grave perjuicio de la causa pública y del real / patrimonio a la vista que los otros pueblos de este estado han gozado y gozan de esas / boyales por necesitarlas indispensablemente para la conservación del ganado de labor / y agricultura que son los fondos mas sustanciales del reino respecto de que faltando a dis- (fol. 63 v.) // poniéndose notablemente experimentaría su total ruina y decadencia miserable, a la séptima / que cuando sea midió a Lagartera la cualidad de villa exhibida con jurisdicción civil y criminal so la adju- / dico por dotación proporcional y correspondiente al número de conservados y prefinidos vecinos contra / de los que pudo y deba dárselas en la expresada litigiosa dehesa el dilatado monte que llaman de Lagarte- / ra demarcado y amojonado según por manera y que de el privativamente aprovechen de y recauda el / fruto de bellota que unos años como otros valen más de veinte y cuatro mil reales como costa de sus cuentas / a que me remito y al testimonio de la escritura de villazgo puesto por concuerda es folio cuatrocien- / tos diez y nueve y comprensivo de cláusulas que de contrario se señalaron a la octava que la referida / villa de Lagartera y sus vecinos fuera del aprovechamiento de los expresados montes y dehesa tuvieren pastos / comunes en todos los baldíos de este estado y que así es evidente sin la menor contrariedad ultima- / mente justifico ser públicos y notorios los hechos interrogados.

 

Y por que es tan robusta y eficazi- / ma y circunstanciada probar obstar lo que de contrario artificiosamente se pretendió hacer y uni- / camente compuesta de ante testigos unos cuales son Miguel Lozano, José Bravo y Pedro Moreno, vecinos / de la villa de Lagartera.

 

Otros de esta la de la Calzada y ventas de San Julián y todos oriundos de aquella en- / parentados con los actuales y predecesores capitulares por lo que deben juzgarse apasionados e intere- / sados y como tales y así mismo por la variedad implicación y carencia de razones en lo jurídico aprecia- / bles que contiene sus asuntos no merecen fe a que se llega que cuando se active lo esta en con estado y en / muchos hechos adversus preducenten lo que se demostraba discurriendo sobre cada pregunta de las cinco / que inserta el interrogatorio presentado folio trescientos noventa y tres en la forma siguiente:

 

Reduce- / se la primera a querer persuadir que por incluir dicha dehesa litigiosa en termino jurisdiccional / de la villa de Lagartera y habérsele dado posesión de ella cuando se hizo villa eximida le pertenece pri- / vativamente su total aprovechamiento y no lo goce y no se deduce esta consecuencia de aquel ante- / cedente ya por no están justificado respecto de que los sujetos que la absolvieron en parte dijeron / de oídas vagas y todos remitiéndose al privilegio de villazgo del que no consta ni puede inferir e le- / gal y propiamente entendido la uno porque la voluntad del príncipe nunca debe presumirse per- / judicial a derecho de terreno y es evidente sino tenerlo el lugar de Herreruela mucho tiempo antes de / la excepción de Lagartera en fuerza de los mas relevantes alegados artículos a la quinta parte de / la referida dehesa boyal.

 

Y lo otro porque del testimonio que relaciona el privilegio enunciado pone el / folio cuatrocientos y quince se manifiesta folio cuatrocientos y veinte y dos que se le dio posesión / de montes con la saludable cláusula de sin perjuicio ya porque el folio cuatro cien- / tos cincuenta y tres vuelta que incluye en el referido testimonio de contrario producido tan- / bien se conviene que el juez comisionado Don Diego Ordóñez Villaquiran dio posesión de la expresada / dehesa reservando a esta villa y lugar de Herreruela su derecho, ha salvo ya porque siendo elemental / documento legal nada que el dominio adquirido y permanente no ser esta por inútil de adquisición / nueva es vulgar axioma quod semel est nostrum amplies nostrum fieri non poseemus y que en / lo que se posee por derecho común es ocioso cualquier privilegio quia fruicta precivus impetratum / quos bostre comum ean ad utim y no pudiendo negarse ni faltar a la verdad que los lugares Herrerue- / la y Lagartera tenían posesión ante quien era de cuantos emolumentos y frutos producía dicha / dehesa boyal parte contenida de la real ejecutoria testimoniada es folio veinte y siete / y demás suscribo presentados instrumentos se hace preciso confesar y juzgar que la obtenida / por Lagartera cuando su exención a pretexto del privilegio de villazgo sea como únicamente por lo / conveniente a dicha dehesa al punto y caso exhibirlo de jurisdicción que es dictimus prescindive de asunto / respectivo a frutos y aprovechamientos ruboriza incontestablemente, tan fundamental / discurso el hecho notorio de que esta villa y demás poblaciones de su estado tienen promiscuos pas- / tos comunes en el referido monte de Lagartera aunque sea su jurisdicción privativa y por que las iden- / ticas pre alegadas razones se declara y hace y exhorto el contenido de la sentencia interrogación / contraria y para su mayor desprecio se tendrá presente como público y notorio que muchas aldeas / jurisdiccionalmente insertas a esta capital tienen aprovechamientos privativos en las pe- / culares dehesas de que se infiere sus derechos distintos los de jurisdicción y productos y así se decidió por la citada / real ejecutoria, declarando tocar la propiedad y jurisdicción de la dehesa litigiosa a esta villa, y sus frutos / y emolumentos a Lagartera y Herreruela; y porque cuando se considera jorobado el asunto de la quinta / pregunta de nada puede aprovechar ya porque aunque rompa Lagartera a tantos ganados labor / y vecinos que necesiten demás termino para su manutención no por eso se funda que deban dárselas He- / rreruela en dicha dehesa y menos habiendo plenamente justificado que de quitársele su quinta / parte no podrá conservar su vecindad ganados y agricultura y se despoblará lo que no es conforme / a derecho respecto de que fuera intolerable, absurdo y tiranía de poseer a un prueba de testimonio suyo y muy / preciso a su manutención a dárselo a otro y su venir, su indigencia en cuyo si tenía se vulnera- / ran reglas de justicia y caridad que qui anodeben unum altare disco operam cooperarum abteri y aparte que / entra de la dehesa expresada tiene su monte propio Lagartera y comunidad de furos bajos de to- / dos los baldíos de este estado donde aparenta como aparentan el mayor numero de sus ganados según / acreditan las deposiciones a la séptima de mi interrogatorio principia en el folio trescientos sesenta y seis / que es anualmente a vender las yerbas de la dicha boyal y separado considerable porción de ella para las car- / neros que consume un abasto público y porque la quinta interrogación adversa absolvieron contraprodu- /cente en Pedro Moreno de Bonifacio, Francisco Calderón, José Díaz Arroyo, Manuel Gutiérrez; Francisco Chico, Fernando Moreno, / y Don Mateo Pulido y Suros de Ordas Vargas dando razones tan despreciables como inverosímiles pues no / es creíble que hallándose Lagartera mucho mas opulenta y fuerte que Herreruela y habiendo adminis- / trado por mayor partición era la dehesa referida le permitiese inclusión alguna ni para las porciones / correspondientes de todos su frutos muchos años después que fue villa eximida según manifiestan / los testimonios existentes en los citados folios ciento treinta y tres, ciento treinta y siete y tresci- / entos sesenta y seis.

 

Y porque contribuyese este positivo y obligatorio echo la mediación es adverso arti- / culada y se puso e se demuestra y lusorio reflexionándose la orden que incluye carta de su excelencia / colocada folio ciento ochenta y seis en que se escribió mandar declaran el incontentable derecho, de Herreruela / que el ayuntamiento de la villa de Lagartera le diese alguna cantidad de dinero a cuenta del que le retenía del / pleito pendiente y que no teniendo este proporción para que así se ejecutase y en estas e aquel pueblo / y aplicase las diligencias conducentes a su seguimiento y conclusión lo concerniente que de contrario se / alego en pedimento situado folio ciento y noventa y cinco vuelto del cual parece que no tuvo efecto / la excelentísima providencia y consiguientemente que no se entregaron a Herreruela las porciones que percibió / por el respeto y veneración que supone Lagartera y los fundamentos expuestos en mis antecedentes escri- / tos con especialidad el puesto folio doscientos y trece.

 

Y por cuanto de los testigos que respondieron a la / interrogación añadida declararon debidas vagas unos otros contraproducentes cuales son el cuarto / quinto séptimo octavo décimo y ultimo y todos depusieron no haber visto que dicho lugar de Herrerue- / la tenga la menor parte aprovechamiento en la dehesas propias de esta villa.

 

Y así lo confirma el testimonio / folio cuatrocientos y catorce.

 

Y porque no solo en los advertidos defectos consiste y se manifiesta / la repulsa de la maquinada probanza contra su también en sus circunstancias pues se entiende / con la practicada por la mía, se ven claramente la estimación y crédito preferentes que merece y los / considerables expresos respectivos a este fin que contiene así por el mayor número, y mejores calidades / de testigos como por la multitud de instrumentos auténticos y públicos y otros reflexivos admitiendo (fol. 64 r.) // que la fortifican y constituyen incontestable atendidas doctrinas puntuales quedan reglas mediante / las cuales deben juzgarse y ponderarse la mayor y menor fe de actos probatorios y decisivamente procedan / aun cuando las partes opuestas y litigantes probaron con igualdad de testigos sus convenientes intenciones / acordes y excepciones de que se sigue que a porción militar con supuesta la desigualdad prenotada por que / tan bien por ilaciones indefensibles y con ellas queda demostrado a todas luces sea puramente / injustas y reales inhibidas de fundamento legal las pertinaces defensas de que Lagartera se vale / y ha fomentado su poderío y mala fe discurriendo que la suma pobreza a que sus retenciones indebi- / das han reducido al lugar mi parte declarándole la guerra con sus armas propias cuales son los / caudales que le tiene usurpados no podrá proseguir sus justísimas instancias que estrictamente / consten en que se declare como es pena perteneciese le la quinta parte de dicha dehesa boyal a la afianzada / y confiada en los instrumentos y acordes tiene los expedidos a que se llega el testimonio dado por / el presente escribano colocado en folio trescientos y noventa hasta el trescientos y noventa y dos por el que / consta que en los años mil y seiscientos, mil seiscientos y dos, mil seiscientos y cinco, mil seiscientos / y seis, mil seiscientos y nueve, mil seiscientos y once, mil seiscientos veinte y seis, mil seisci- / entos treinta y tres se cargaron y entregaron a un mayordomo de propios cantidades de frutos / que produjo la expresada dehesa por su referida parte quinta y que de otras cuentas inclusas en el cuader- / no relato se cargaron de los insinuados mayordomos de Herreruela distintas porciones de maravedíes que rindie- / ron las ventas de yerbas bellotas y penas que se hicieron y causaron en la referida dehesa que así mis- / mo se declare que la retención y usurpación perpetuadas por Lagartera negándose a comunicar a su / alimento los frutos correspondientes a dicha quinta parte nacen de la instrucción atentada y por todos / fueros reprobada que la franqueó la facilidad por la recaudación y administración que como fue- / ron interesada tuvo y tiene de cuantos emolumentos y útiles ha producido dicha dehesa poniendo / en la mas estimable opresión y a punto de arrimares a Herreruela que por lo referido administración de- / be dar cuenta formal sin administrársele pretexto alguno o por otro cual quier motivo debe darla con- / forme a derecho, manifestando y exhibiendo las que maliciosamente a hayan y deben tener acostum- / bradas según esta dispuesto por expresas leyes de estos reinos teniéndola en caso de persistir con / temor por confesar y su letra a juramento que anteriormente le esta protestado ya para evitar / perjuicio y formalizar completamente y ya para castigar su animosa rebeldía en que tan / repetidas veces ha incidido abusando de los suaves medios que se han practicado de fondo ilusorias / las providenciales judiciales de los

mas respetables tribunales y se previene que se verá y no se irse / en la solicitada cuenta por aumento de valores que deben darse a la expresada dehesa boyal / el importe de carneros y reses vacunas que en ella se han mantenido todo el tiempo que contiene este li- / tigio por haber cedido en su peculiar beneficio que gobernándose en cuanto a su numero y precios / por las declaraciones que hicieron mis terceros y testimonio de autos, cimientos posturas / y remates que formada con la mayor instrucción y ejecutada la enunciada cuenta se condene por / apremio a la villa de Lagartera a la restitución de demandada en mi escrito que sucesivamente sea citado / el lugar de Herreruela y por su representación a la justicia que por tiempo fuese para que asista si quiere a / las ventas que hicieren de frutos altos y bajos y todos aprovechamientos que dimanan en la / dicha dehesa como parte sin racional y productos se otorgaron se saque testimonio publico conte- / niendo de la quinta parte y se entregue a la justicia de Herreruela para impuntual paga y a las recau- / dación pues de esta forma no podrá Lagartera en lo futuro recibir a perniciosa ocultación / de papeles para confundir derechos del lugar; y porque es abundante y para más eficaz conven- / cimiento de las temeridades y calumnias se ha procedido y procede en el origen y prosecución de / este costosísimo litigio es detener presente la infracción que ha cometido de la escritura / de compromiso que otorgó por ante Lorenzo López de Balonga escribano público del número / y ayuntamiento que fue de esta villa.

 

Fecho en ella a doce días del mes de febrero de mil seiscientos / cuarenta y dos años mediante lo cual se obligo a que cuantas dudas y diferencias ocurrie- / sen sobre partición, división, señalamiento y adjudicación de términos que con dotación se le / consignaron al tiempo de su exacción se habían de conocer, sustanciar y decidir por los seño- / res de su consejo de este estado estipulando el consentimiento y cumplimiento de sus resoluciones / bajo la pena convencional de trescientos ducados siendo constante hallarse por su natura- / leza comprendida la sujeta causa en el compromiso relacionado y notorios los recursos / en extraños de Lagartera por lo que deberá ser condenada a satisfacción de la pena en que / han incurrido.

 

Lo otro porque de todo cuanto dejó expendido y demás que a favor del lugar mi parte / pueda exponerse resulta fundadas mis pretensiones en lo principal y asesoro y destruidas las de- / fensas de la otra por tanto legando y contradiciendo lo perjudicial y omitiendo satisfa- / cen impertinencias a vuestra merced suplico se sirva de proveer, declarar y condenar como en mi ante- / cedente ingreso y cada cláusula de este escrito se contiene y aquí reproduzco sobre que hago / el mas útil con el de justicia y costas, daños y perjuicios, protesto y juro lo necesario concluyo para / definitiva cesando novedad y para ello etc.

 

Licenciado García Guerrero y Mendoza.

 

Francisco Muñoz del / Pozo.

 

Y visto por dicho Baltasar Fernández de Albarruiz, abogado de los nuestros consejos, corregidor / de dicha villa de Oropesa por auto que dio en tres de septiembre del año pasado de mil setecientos y cuarenta y nueve / de ella mandó dar traslado al dicho consejo y vecinos del lugar de Lagartera por quien se presento la pe- / tición siguiente:

 

Eusebio Montero Delgado, en nombre del concejo, justicia y vecinos de Lagartera / en los asuntos suscitados por el lugar de Herreruela jurisdicción de esta en los que habiendo dado principio / el año pasado de mil seiscientos setenta y nueve ha deducido la voluntaria pretensión de que / la dehesa boyal de mi parte le comunique y a la quinta y ha la séptima parte de todos sus apro- / vechamientos y por lo que respecta a las hierbas haya de gozar las que necesite para sus ganados de labor / cerriles y algunos con otras incidencias cuya declaratoria con la misma voluntariedad solicita / habiendo desistido de la infundamental instancia sobre que por ejecución se procediese al pago / de lo que su uso deberse por séptima parte de dichos aprovechamientos de los autos que refirió en su (fol. 64 v.) // vista en el ultimo contrario escrito con la de probanzas de que se haya echa publicación a agotado el con- / texto de todo el favorable negado en lo de perjuicio y evacuando el traslado que se me ha transferido y notifi- / cado como mejor proceda digo que con absoluto desprecio de cuanto por la otorgante con la mayor satis- / facción se expones y concluye y condenándola en todas costas con imposición de silencio, vuestra merced y el señor acom- / pañado de justicia se han de servir de absolver a la nuestra de cuanto se la demanda manteniéndola en la posesión en que se / haya con las declaratorias mas favorables y la que se concluyó en los pedimentos es folio ciento noventa y cinco y doscien- / tos y nueve que todo es así legal de hayente y lo suplico por lo en ellos y otros antecedentes propuesto y alegado en nombre / de mi parte que reproduzco en forma y resulta suficientemente justificado de lo general, favorable y siguiente / y porque supuesto el principio legal y cierto de que siendo como es mi parte demandado debe ser absuelto no pro- / bando la otra como demandante la acción de domino que dedujo trataremos porción a de este de cierto y después / se propondrá y fundará la conducente sobre y enunciaron de lo que por redundancia ha justificado la villa, mi parte / y porque aunque la otra supone probado como judicialmente todo lo articulado en interrogato- / rio ya por la disposiciones de los testigos de su presentación que diré desinteresados e imparciales / y a por los que denomina instrumentos públicos de auténticos e ya por las que figura confesiones / repetidas de la mia en realidad nada ha justificado como debieran y lo uno porque aunque relaciona / que los traslados de su presentación en respuesta de la segunda pregunta porque fueron interrogados / de poner que ha dicho lugar toca y pertenece la quinta parte de todos los aprovechamientos de la dehesa / boyal llamada de Lagartera como lo es en realidad y que en su virtud han entrado en ella a disfrutar / sus pastos los ganados de labor de los vecinos y percibido cantidades de sus frutos de tiempo inmemorial hasta / el año de mil seiscientos cuarenta y nueve a vista ciencia y paciencia de mi parte y que han lo testi- / fican por notorio y por haberlo oído a sus mayores y mas ancianos deben tener presente que en lo que aseve- / ran sirve solo para el enunciar la ciega pasión con que procedieron y con la que en realidad se estudió / cada una de dichas posiciones y por consiguiente su merecido desprecio ya porque nada formalmente / dicen que aunque persuada el menor derecho de propiedad en la mas minima parte y porción de la dehesa y solo / refiere algo en razón de haber percibido la que supone en algunos años y pudiera inconveniente conducir para el / punto de posesión que no se litiga. Que yo porque cuanto aseveran es con revisión de los papeles que en la pregun- / ta se refieren y de oídas vagas pues aunque en ellas se propinó que expresaron los nombres de los mayores y / mas ancianos a quienes supusieron haberlo oído los mas no lo ejecutaron ni dieron algún formal / razón por la falta de verdad con que depusieron lo otro no porque la real carta ejecutoria que la otra parte / citaba y en que intenta afianzar su deducida acción quedó en realidad sin efecto como revoca- / damente se haya expuesto por la mía en virtud de su exención de la jurisdicción de esta villa, privilegio de villaz- / go y diligencias en su ejecución practicadas de que se haya puesto testimonio en autos y de ello con mas / amplitud, lo otro no porque colocado al folio ciento y treinta y tres para nada es estimable / ni debe tenerse en consideración lo primero porque aunque en el final se refiere que para la / data precedió mandamiento del concejo del conde mi señor licitación de la parte del anejo de la villa de / Lagartera no consta por medio alguno que así sea cierto ni algún se hiciere la aserta citación para el dicho concejo para que pudiese perjudicarle por lo que lo niego en forma y que se entendiese en parte legítima lo / segundo porque la relación que en el se hace es genérica y extensiva no menos que articula / dar cuentas de cincuenta y un años sin expresarse la cantidad que se dice fija cargada a cada uno / de los mayordomos por la quinta parte que en dicho lugar y su concejo se enuncia tocaba de los aprove- / chamientos de frutos de bellota de la dehesa boyal y no refiriéndose como se refiere en realidad / cual fuere este sino es así indefinidamente no se encuentra en que se funde que en su virtud / quiera persuadirla otra parte que precisamente haya de ser la dehesa de la mía la en que el testimonio hace re- / lación y antes bien se evidencia que esto destruye su intento y encomia produjesen por referirse / como se refiere a los mayordomos de propios del concejo de dicho lugar se encargó en las enunciadas cuentas / cantidad fija por la quinta parte de los aprovechamientos de dicho fruto de bellota y no expresados / como no se expresa que se hiciese cargo de años algunos, esto mismo conviene que con su modo la de- / hesa de que se hace mención en el término fuera la misma propia de mi parte no tuviera en ella la con- / traria derecho a la quinta de otro aprovechamiento que el del expresado fruto de bellota porque si ahora le con- / viniera también se hubiera cargado su importe a los mayordomos en las ya referidas cuentas / y lo tuvieron porque habiéndose tomado estas por los capitulares de justicia de dicho lugar sin la menor in- / tervención aun de alguno de los de la villa mi parte e con tantos y sin disputa que como echo ajeno / y en resisten alvis no pudo perjudicarla expresión alguno de ellos ni cargos que con cualesquiera / concepto se hiciese a los mayordomos.

 

Lo otro porque lo mismo se verifica por lo tocante al testimonio / de repartimiento de penas es folio ciento y treinta y siete así porque en este se hayan algunas copias / que suenan sacadas por el escribano de dicho lugar como por los que aparecen se ha lo porque lo era de Lagartera / no puede perjudicar a su concejo y con superior razón no hallándose como no se halla alguna firma- / da de sus capitulares de justicia, ni que estos en los asientos repartimientos de pena tuviere interven- / ción además de que esto solo en el caso mas odioso pudiera algo conducir para el derecho de posesión que nos e dispu- / ta pero no para el de la propiedad que es el que se litiga.

 

Lo otro porque igual o mayor desprecio merece el / testimonio del folio ciento ochenta y cuatro así porque se haya puesto sin citación de mi parte como / porque el libro al que se remite el escribano de su data ni consta ni aun se relaciona que se haya escrito dispues- / to firmado y autorizado por quien debiera y persona pública para que fuera estimable y pudiera produ- / cir alguna legal de efecto y aunque se solicite por la otra parte su comprobación y para ello se expi- / dió la suplicatoria es folio trescientos cuarenta y cinco no tubo en realidad alguno por no haber- / se encontrado el citado libro como resulta de lo certificado al folio trescientos cuarenta y / siete.

 

Lo otro porque a continuación certifico Manuel de Miranda como escribano e auto / manda haga porque lo hizo sin precedente en citación de mi parte y alo que se expresa en la diligencia / e informe que se hiciese en una simple voluntaria relación de los capitulares de justicia de dicho lugar (fol. 65 r.) // que ninguno pudo ni pueda perjudicar lo otro porque el testimonio es folio trescientos sesenta y seis tan / lejos está de aprovechar a la otra parte que antes bien destruye y desvanece su ideada acción pues entendi- / endose como se entiende esta a la indebida declaratoria de pertenecerla el dominio y propiedad de la / quinta de todos los aprovechamientos de la dehesa boyal de la mía se convierte por su contexto que en los / años que se refieren se contento con percibir o habérsela repartido la séptima parte y aun lite echo / no pudo conferirlas derecho alguno por haber sido puramente erróneo y de algunos particulares / fueron capaces como antes había alegado y reproduzco de perjudicar al concejo mi parte porce- / diendo lo mismo en lo que contiene el pedimento del folio ciento y diez y seis que cita la contraria / por ser como es constante en derecho que ninguna expresión de la cual en el suena haber echo los que / aparece y no consta que les firmasen ni en realidad le presentasen pueden producir el menor de- / fecto por ser como fuera de pocos individuos particulares vecinos que trataban de su peculiar y / privilegio inserto, y porque cuando como con lo fundado queda convencido la ineficaz de los papeles / que denomina la otra parte auténticos y públicos lo despreciable que con revisión a estos de poner- / los testigos de su presentación de dicha segunda pregunta y que nada perjudican y pueden las que de / repetidas confesiones de la mas se evidencia por consiguiente que hallándose como sustan- / cialmente se haga reducido todo el fundamento de su intención en lo articulado en dicha segunda pregunta que- / da desvanecido y su pretensión desistida de todo legal apoyo y mi parte sin necesidad de prue- / ba alguna para su plena solución y porque lo que deponen los testigos de presentación de la otra / en respuesta de su tercera pregunta conduce solo para demostrar la ciega pasión con que procedieren / sin tener presente la sagrada religión del juramento pues sin otra razón y fundamento que el / de haberse así articulado en la pregunta tuvieron la osada y atrevida resolución es decir que des- / de el año mil seiscientos cuarenta y nueve violentamente por su poderío, temeridad y mala / fe se sustrajo de la mía de acudir a dicho lugar con la quinta parte de aprovechamientos de la dicha / dehesa reduciéndola a la séptima que es cuanto cabe en la ceguedad y sobre que para contenerles debe / darse la mas somera providencia teniendo presente que por verdad que sea que por verdad que sea su edad no pu- / dieron alcanzar lo que aseveran sin otros documentos que su arrojo y porque por lo tocante / a la cuarta pregunta del citado interrogatorio y en que se articula aserto pertenece de porción de emo- / lumentos y utilidades de dicha dehesa y que con este concepto y el de ser común y boyal de los dos pue- / blos lo han poseído y poseen estos proceden lo que antes tengo fundado y por consiguiente que ni / la figurada posesión como cimentada en dicho erróneo puede alcanzar para inducir termino / de propiedad sobre que se tenga ni parte influir el menor perjuicio sin embargo de que dicho lugar ven- / ga o no otra dehesa boyal y que sea o no cierto lo que articulo en su quinta y sexta pregunta así porque para / otro fin tiene alegado en su ultimo escrito no allanará esto para precisar a la mía aquel de- / mudándose de lo que es propio privativo si no inserta pudiera de alegar a la otra para / advertir lo que esta solicita como porque aunque en realidad no tenga dehesa boyal tiene / no solo parte en los maravedíes que produce anualmente los montes propios comunes de esta villa / con su aldea y así sea e dicta del testimonio del folio cuatrocientos y catorce si no es tam- / bien libre de aprovechamientos de pastos en todos los términos, baldíos y comunes de los que pue- / den gozar y gozan sin impedimento para la manutención de sus ganados de labor y otros conocidos es notorio por / lo que es puramente voluntario cuanto e de contrario se ha ponderado e intentado justificar sobre el supu- / esto de que si en el aprovechamiento de parte de dicha dehesa no puede la una mantener la agricultura y que / se verificará la total desolación y ruina del pueblo y sus vecinos y porque aún cuando se hubiera jus- / tificado que niego el contexto de la séptima pregunta del contrario interrogatorio reducido a que el fruto de be- / llota del monte que llaman de Lagartera propio de mi parte le vende esta y nos años e con otros / ha percibido por el la cantidad de mas de veinte y cuatro mil reales sobre cuyo particular ningún testigo da ra- / zón y así mismo lo articulado a la octava pregunta siempre fuera y era todas luces inconducente por lo que / se ha alegado y so lo digno de consideración para calificar que si la villa mi parte, sin embargo son / exención mantiene común de pastos que aprovecha con sus ganados en todos los baldíos de esta / y su estado de la misma con igual o mas fuerte razón goza referido lugar como aldea y porque con / lo fundado y la posesión en que se haya mi parte de dicha su dehesa boyal y de la fruta por ir y para ir todos / sus aprovechamientos sin comunicar a la otra porción alguna de ellos concurre lo que resulta / del testimonio es folio cuatrocientos y diez y nueve que es el termino legítimo que conviene el perte- / necer a mi parte del absoluto dominio y propiedad de dicha dehesa pues por la cédula real en el inserta ex- / pedida en veinte y uno de enero de mil seiscientos y cuarenta y dos se evidencia que siendo aldea esta villa se al / eximió de su jurisdicción previniendo expresamente que no se halla de entrometer a pedir ninguna cosa sobre la de- / hesa boyal del referido lugar y siendo como es esta de que allí entrará la misma sobre que se ha solicitado el / presente litis es constante y sin disputa que como infundamental no puede haber lugar a el ni a / controversia en razón del dominio y privativos aprovechamientos de aquella, lo uno porque por lo ya expresado / que lo mas que virtualmente declarado pertenecer uno y otro a mi parte prohibiéndose como por la / citada real cédula se prohibió y prohíbe a esta dicha villa que la pidiese y pida cosa alguna sobre dicha dehesa / sin embargo de que decía suya propia en virtud de la ya referida ejecutoria quedo por consiguiente prohi- / bido la misma a dicho lugar de Herreruela por lo que respecta a la parte de aprovechamientos que antes dis- / frutaba y le pertenecía y lo determinado y resuelto para aquella inestimable legal efecto;

 

Lo / uno porque aunque teniendo presente la otra parte la eficacia de dicha real cédula y privilegio y / que en virtud quedaron desvanecidas todas anteriores resoluciones ocurre a querer persuadir que / aquella se expidió sin perjuicio de tercero y que con esta perseverancia, caridad se dio posesión a la mía / de la dehesa no es cierto lo primero porque la prohibición de pedir sobre ella cosa alguna es absoluta como / se registra al folio cuatrocientos y veinte y uno y aunque lo sea;

 

Lo segundo ni ahora ni puede perjudicar porque el juez de confirmación como mero ejecutor se lo tuvo facultades para aposesionar como / en la cédula se presionó y ahí sin reserva cualidad ni restricción alguna por lo que la que si no puede / producir el menor efecto y resultando como de todo resulta convencido que queda sin alguno que la / otra parte tenia por virtud escritura pública atento de pertenecerle porción de los aprovechamientos de dicha dehesa y la mía / con escrituras legitimo y robusto de la propiedad y dominio de esta por medio de la real cédula es constante que no / necesita de otra prueba ni documento para exención de lo demandado pero esto no obstante es abun- / dante tiene echa la que se registra el folio trescientos noventa y cuatro y porque aunque pueda des- / vanecerla como si pudiera opuesto la otra parte voluntaria a exenciones no son en realidad de aprecio lo uno porque sin embargo de que los testigos de mi presentación sean unos vecinos de la misma villa de Lagartera / y todos fueron como contraria la verdad se supone por oriundos de ella y emparentados por los capitulares de justicia / que son y han sido no debieran ni deben tomárseles por apasionados y formalmente interesados como se / figura ni dicha cualidad disminuyera la estimación que tuvieren sus disposiciones de su parte que en el presente / juicio no se trata principalísimamente desinterés e particular y privativo que haya de resultar a ca- / da uno de los individuos y vecinos de todos los pueblos litigantes si no es del beneficio que pueda seguirse a sus / respectivos concejos y comunidades en cuyo caso conforme a derecho deben admitirse por testigos los mis (fol. 65 v.) // mos vecinos como por que no siendo como vuestro lo son lo mas de mi presentación no es de mi consideración que algunos sean oriun- / dos y otros parientes en remoto grado de los particulares porque en ningún convencimiento pudieran esperar in- / tereses del vencimiento lo otro aunque porque también se supone de contrario que se haya varios implicados en sus / dichos y que no dan razón de lo que aseveran añadiendo que cuando se articuló por mi parte está incontestado / y en muchos en contraproducente reconocido mi interrogatorio y depósito en su evacuación como también los respectivos pedimentos, prestitos por las partes y con la correspondiente reflexión se hallará ser incierto cuanto por la / otra en este particular genéricamente se figura y porque aunque para el día el contexto de mi segunda y no / primera pregunta reducido a su causa que desde que se hico villa lagartera se haya en su jurisdicción la dehesa litigiosa y / desde aquel tiempo se la dio posesión no solo por lo respectivo a lo jurisdiccional de su recinto sino es también / por lo tocante a su propiedad y dominio para su interino pleno goce y total aprovechamiento de sus frutos propone / la otra parte varias alegaciones todas son inconducentes, lo uno porque algunos de los testigos que la desdona / dan la razón incongruente de haberlo oído a sus mayores y mas ancianos que pueden mediante no alcanzar / su edad a propio conocimiento de tanto tiempo y todos para mas bien afianzar sus dichos se remiten confunda- / mento a la citada real cédula, privilegio de villazgo y diligencias de nuevo practicadas: lo otro por- / que la voluntad del príncipe nunca deba permitirse como de contrario se refiere el judicial a derecho, de tercero / y fuera de cierto que el lugar de Herreruela le tenía antes de la quinta parte de la referida dehesa también lo es que la pre- / sunción y esa a vista de la evidencia y que la tenemos como antes queda fundado de haber sido de expresa voluntad del / príncipe que mi parte quedase con pleno dominio y propiedad de la dehesa desde el tiempo de la exención y con el goce de / todo sus frutos y aprovechamientos por el echo de prevenir de esta villa y por consiguiente sus aldeas no se intro- / metiesen en pedir ninguna cosa sobre dicha dehesa y sin embargo de que haciéndose sin duda cargo de esta / canungiada verdad y sólido fundamento para destruirle quiere la otra parte persuadir que al folio cuatrocien- / tos y veinte y dos se manifiesta que se dio a la mía posesión de sus montes con la saludable conservación cuya / cláusula de su prejuicio no viene al caso para lograr su patente así porque en el citado folio no se enun- / cia ni refiere la cierta posesión de montes como por lo que se encuentra en realidad es expresa real fa- / cultad con medida a mi parte para el efecto de hacer a su excelencia las pagas a que se obligó por la merced de la / exención pudiese sin perjuicio detener o vender la bellota de la porción del monte que la tocase / en la jurisdicción que se la señalare lo que no es ni puede ser extensivo a dicha dehesa ni por consiguiente del cabo que / el juez de comisión diese la posesión de esta con la reserva de su derecho a la otra parte así porque fue expreso como / queda prealegado como porque no teniendo como era en realidad ninguno tenía en virtud de lo resuelto / por la antecedente real cédula quedó instituido la dicha reserva lo otro porque la misma inconducencia se ve- / rificica en lo que de contrario se alega a sobre y en razón del vulgar axioma quod semel es nostram etc. y el otro / qui ad frustra etc. porque ni este ni a quien son adaptables como caso por los fundamentos y a propuestos y / otras muchas consideraciones que pudieran exponerse y se omiten por no molestar y por aquellos / mismos queda desvanecido cuando se inculca la otra parte en lo demás que refiere sobre ejecutoria y promis- / cuos pastos comunes de las poblaciones de este estado en el monte de Lagartera sin embargo deseen de su / privativa jurisdicción pues deberá hacerse cargo que la voluntad del príncipe fue la de que esto quedase en / esta forma y la propiedad y dominio de la dehesa con todos sus aprovechamientos, propios y privativos de mi parte y porque esto mismo en notoria y eficacia la verdad de lo articulado en la venidera pregunta y lo que en su evacuación o remisión a privilegio de poner los números a ella examinados sin que sea / el caso para desvanecer lo que de contrario se supone como poco y notorio de que muchas aldeas de esta / villa tienen aprovechamientos privativos en las peculiares dehesas y que de estas se infiera que los / derechos de jurisdicción y productos son distintos pues aunque en realidad lo sean uno y otro residen por lo / tocante a la dehesa litigiosa en mi parte conforme a la expresada voluntad del príncipe y / sin obligación de comunicar a terceros porción alguna de sus frutos y emolumentos y aunque la otra mienta por / su admitir conducente el contexto de mi cuarta pregunta y que virtualmente confiesa probada no debe considerarse como la figura porque siendo como es el dicho ante lo que al tiempo de la exención de la villa mi parte / tenía en la copiosa vecindad gruesa labor y muchos ganados que si mantiene con ventajas y alimento / y que en su virtud para la subsistencia y manutención la viene estrecha su dehesa boyal y ha tenido / y tiene necesidad de mas por lo que sin duda por esta justa consideración se la dio y adjudicó para ella / y sus vecinos so los la dicha dehesa en propiedad y usufructo resulta patente la conducencia de esta verdad / pues se dirige a probar el justo motivo con que procedió el príncipe para dicha adjudicación sin que se / beneficiase lo que por la otra parte se denomina tiranía y absurdo porque en virtud de la que el iba / valiéndose de la suprema potestad pudo desposeer al uno a dárselo al otro mediante la adversidad de este / y ninguna de aquel por la comunidad de los términos baldíos y porción que le corresponde en los pro- / ductos de los montes propios de esta villa y de que se certifica en el testimonio del folio cuatrocien- / tos y catorce; y porque lo articulado a mi quinta pregunta lo persuade y aún convence la carta / de su excelencia colocada al folio ciento y ochenta y seis sin embargo de lo que como para explicación de su con- / texto por la otra parte se supone pues en su vista se descubre patente la mediación de su excelencia para el pleito a / la sazón pendiente y alguna indignación a la de Herreruela y esto fue suficiente para que la mía proce- / diendo por su tenor continuare acudiendo aquella con algunos años con séptima parte de los apro- / vechamientos de la dehesa y porque con lo fundado queda convencido que el privativo dominio de mi `parte en la / litigiosa y todos sus productos y por consiguiente que no se pueda haber lugar a las demás inci- / dencias que solicita la otra y como a la sanciones refirió y quiere deducir sin cierto antecedente y así con / la mayor legitimidad y porque aunque con la misma y valiéndose bien impropiamente de la escritura / testimoniada intenta hacer cargo a la mía de haberse extraviado para este litigio del / tribunal del consejo de su excelencia al que refiere haberse sujetado con pena convencional para / su decisión por medio del compromiso que en todo su despropósito y pura voluntariedad y así en real- / lidad lo logró por medio de dicha provisión con que se requirió al señor antecesor de vuestra merced y alcalde mayo9r / que a la sazón se hallaba de esta dicha villa y a efecto la jurisdicción lo otro porque la citada escritura / de compromiso en realidad no comprende del presente litigio porque aquel como se con- / vence so solo se extendió a quedar como en su virtud quedaron nombrados los señores del dicho consejo de su excelencia por jueces administradores y amigables componedores en grado de apelación / para deducir las dudas que ocurriesen en razón de lo que determinase el juez de comisión / nombrado para la posesión de término y exenciones a la villa, mi parte y demás que al mismo tiempo se eximieron de la dehesa y lo otro porque en realidad solo concurrieron por mi `parte / a la otorgación de dicha escritura los dos que a la sazón ponen se hallaban con los empleos de teniente de / alcalde mayor y alcalde ordinario respectivo de el de Lagartera pero sin su poder ni otra legi- / timidad fue para fin de su término y conferido a Juan Moreno Valero y Tomé Lozano / personas muy diversas y así lo obrado para aquellos no pudiera ligar ni perjudicar a mi / parte en cuya atención y a que concluyó para definitoria y es todo novedad a vuestra merced suplico que de- / clarando la causa por conclusa y citadas las partes servirá pronunciar su sentencia con el / señor acompañado absorbiendo y mandando hacer según y como llevo pedido por ser así (fol. 66 r.) // de justicia que pido costas juro etc. L

 

Licenciado don Juan Jara Carnacedo.

 

Eusebio Montero Delgado.

 

Y vista por dicho / corregidor por auto que dio en siete de octubre de mil setecientos y cuarenta y nueve la hubo por / presentada mandando se pusiera con los autos habiendo por concluso dicho pleito por ambas partes y / que citadas las partes se llevasen los autos para con arreglo proveen y se citaron y por dicho corregidor / se puso auto diciendo que atento a ocurrirle la precisión de pasar a la villa de Madrid a diligencia de / grave entidad y para que se o viese la retardación sobre la exterminación formal se remitie- / sen los autos del alcalde ordinario de la villa de Peraleda como su juez acompañado a fin de que con el asesor / nombrado no el de otro cualquiera que le pareciere pudiese dar y diese con su parte la sentencia que ha- / llare por justicia con reserva de dar la correspondiente que hallase por derecho cuyo auto se hizo saber a los / procuradores de las partes y por el dicho alcalde de la villa de la Peraleda se mandó remitiese los autos del / Licenciado don Nicolás de Villanueva y Troncoso, abogado de los nuestros consejos y regidor perpetuo de la ciudad / de Plasencia porque se dio la sentencia definitiva del tenor siguiente;

 

En el pleito entre partes de la / una el concejo, justicia, regimiento y vecinos del lugar de herreruela aldea de la jurisdicción de la villa de Oropesa y Francisco Muñoz del Pozo, su procurador y de la otra el consejo, justicia y vecinos de la villa de Lagartera y Eusebio Monte- / ro Delgado su procurados sobre comunidad y parte en los pastos y todos aprovechamientos en / los pastos que pide el dicho lugar de Herreruela en la dehesa Boyal llamada de Lagartera con los demás / que informan los autos vistos etc.

 

Fallo atento al proceso y sus meritos a que en lo necesario / me refiero que dicho lugar de Herreruela aprobado su acción y demanda en bastante for- / ma como probarle convino con respecto de esta mi sentencia se declara y que dicha villa de Lagartera no ha probado su excepciones y defensas en cuya consecuencia administrando justicia debo de- / clarar y declaro que sin embargo del privilegio de excepción y villazgo que y obrando el referi- / do pueblo de Lagartera el año pasado de mil seiscientos y cuarenta y nueve en virtud de la real / cédula y demás documentos y diligencias que comprende el testimonio dado por Manuel Remigio Cor- / dobés Bejarano, colocado en estos autos desde el folio cuatrocientos y diez y nueve hasta el cuatrocientos cincuenta y ocho inclusive subsiste dicho pueblo y el de Herreruela en la co- / munidad de pastos que a favor de ambos se declaró y está decidida en la ejecutoria que obtuvieron en el / litigio que siguieron con la dicha villa de Oropesa como resulta de la copia colocada en estos / autos desde el folio veinte y ocho hasta el ochenta y nueve inclusive y cotejada con ci- / tación de la otra parte a la trescientas y cincuenta vuelto.

 

Y en virtud debo mandar y mando / que la anunciada villa de Lagartera en ninguno tiempo ni pretexto alguno impida ni perturbe a dicha villa de Herreruela y sus vecinos la posesión y derecho de entrar libremente sus ganados de labor por las correspondientes excusas en dicha / dehesa boyal en los tiempos apostrinos y destinados para el goce de sus aprovechamientos instalados de am- / bos pueblos a las leyes del reino y en su defecto a las municipales de ordenanzas de la villa de Oropesa / como capital de su partido sin que en ello se ponga impedimento alguno por la referida de Lagartera / pena de quinientos ducados que desde luego en caso de contravención se declara por incursa / y a cualquiera de sus vecinos contra ventores aplicados a disposición de su majestad, que dios guarde, y / señores del real y supremo consejo de Castilla y así mismo debo condenar y condeno a dicha villa / de Lagartera que dentro de tercero día con apercibimiento de ejecución décima y costas de / y pague a dicho lugar de Herreruela y su mayordomo de propios en su nombre lo que importare / la séptima parte de los frutos y aprovechamientos que ha vendido y penas que ha cogido de dicha / dehesa desde el año de mil setecientos veinte y uno en que se contesta la demanda puesta por el / referido lugar y sobre que últimamente se ha sufrido en este litigio por la expresada sep- / tima parte cuya liquidación en defecto de letrados numerarios de la villa de Oropesa se / formalice por el escribano originario de estos autos con arreglo a los testimonios colo- / cados en ellos y puestos con citación de las partes en orden a los valores que han tenido dichos / aprovechamientos incluyendo así mismo el que corresponde a los ganados acogidos de la ley / de carnes de dicha villa de Lagartera en la referida dehesa por los años que resulta ha- / ber introducidos dichos ganados y con el mismo arreglo y justificación correspondien- / te la dicha villa de Lagartera comunique en lo sobredicho a el lugar de Herreruela la referida / séptima parte de todos los aprovechamientos que sin perjuicio del ganado de labor pro- / dujese dicha dehesa legítimamente subastándolos en la forma de vida y citando para / ello y su remate con señalamiento de día y hora a dicho lugar de Herreruela por medio / de su mayordomo de propios dándole de tiempo los testimonios necesarios y el del cupo / de la séptima parte con la efectiva entrega de ella baja de la multa impuesta en / caso de contravención o de morosidad maliciosa reservando como se reserva a dicha villa / de Lagartera todo lo que se jurisdiccional en el término y recinto que la esta seña- / lado en virtud del mencionado privilegio de exención y villazgo y las demás facul- / tades que la corresponden como mayor partícipe en dicha dehesa y por esta mi sentencia / definitoriamente juzgando sobre hacer especial condenación de costas cada par- / te pague las sisas y comunes por mitad a excepción de las causadas en mi tribu- / nal como juez acompañado en virtud de la real provisión de veinte y uno de / junio de mil setecientos y cuarenta y seis que se encargan a dicha villa de / Lagartera en virtud de su recusación así la pronunció mandó y firmó con acusa- / do de mi asesor nombrado Lucas Ganera.

 

Licenciado Don Nicolás Villanueva (fol. 66 v.) // y Troncoso.

 

En la villa de la Peraleda de la Mata , a veinte días del mes de diciembre de mil setecientos cuarenta / y nueve años el señor Lucas García, alcalde ordinario de ella y juez acompañado en la dependencia de que se hace / mención por ante mi el escribano dio y pronunció la sentencia de antes.

 

Siendo testigos Custodia Fernández Gamonal, Juan / Rufo de Andrés y Juan Sánchez Mirón, vecinos de esta dicha villa.

 

De que yo el escribano doy fe.

 

Ante mi Antonio Fernández / Gamonal.

 

Y por el licenciado don Baltasar Fernández de Albarruiz, corregidor de la dicha villa de Oropesa se puso a continua- / ción de dicha sentencia el auto del tenor siguiente.

 

En la villa de Oropesa, a nueve días del mes de abril de mil setecientos / y cincuenta años el señor licenciado don Baltasar Fernández de Albarruiz, abogado de los reales concejos, corregidor / en ella y su tierra y juez particular por su majestad, que dios guarde, y señores de su real y supremo consejo / de castilla del juicio que ha pendido y pende en su audiencia entre partes de la una demandante el concejo y / vecinos del lugar de herreruela y de la otra el concejo y vecinos de la villa de Lagartera y sus particula- / res en su nombre sobre el aprovechamiento y comunes en el de los pastos de la dehesa boyal nombrada de Lagarte- / ra y demás sus utilidades de alto y bajo con vista de los autos y sentenciada y pronunciada / en el día veinte de diciembre del año próximo pasado de mil setecientos cuarenta y nueve por el señor Lucas García, alcalde / ordinario de la villa de Peraleda del Real estado y concejo de Mata, como juez realengo mas cercano a los dichos / dos pueblos litigantes, juez acompañado por dichas superioridad con el dictamen y parecer dife- / renciado don Nicolás de Villanueva y Troncoso abogado de los reales consejos, vecino de la ciudad de Plasen- / cia como asesor nombrado para dicho efecto por ante mi el escribano dijo debía y daba su merced conformarse / y se conforme con la citada sentencia de dicho señor juez acompañado en todos los particulares que incluye / sin cosa encontrare en cuya consecuencia mandó se haga la pronunciación por día dispuesta de ella y desde su / auto de conformación con su tenor y fecha se notifique y haga saber a las partes y por este concejo dicho señor / corregidor firmó así lo proveyó mandó y firmó de el.

 

Yo el escribano doy fe.

 

Licenciado Doctor Baltasar Fernández de Albarruiz. /

 

Ante mi Juan Manuel Sánchez Gonzalez.

 

Provisión.

 

En la villa de Oropesa dicho día mes y año dicho el señor licenciado / Don Baltasar Fernández de Albarruiz, abogado de los reales consejos, corregidor de ella y su tierra y juez / particular por su majestad, que dios guarde, y señores de su real y supremo de castilla de este juicio que por ante mi / el escribano leyó, declaró y pronunció la sentencia definitiva dada por el doctor Lucas García, alcalde ordinario, que consta / haber sido de la de la Peraleda , del consejo real de la Mata , juez acompañado de su merced, nombrado por dicha / superioridad un acuerdo de su asesor la que consta pronunciada en el día veinte de diciembre del año próximo / pasado de mil setecientos cuarenta y nueve y auto en su confirmación dado y proveído en este dicho día por dicho señor / corregidor.

 

Siendo testigos, Antonio José Sánchez Gonzalo, Manuel García Vicario y Gaspar Solís, vecinos / de esta dicha villa.

 

De que yo el escribano doy fe.

 

Ante mí Juan Manuel Sánchez Gonzalez.

 

De nuestra sentencia los al- / caldes, regidores y procurador general de la villa de Lagartera y Manuel de San Pedro Ortiz, y su procurador en su nombre se presenta en gra- / do de apelación en esta nuestra audiencia, y ante el nuestro presidente y oidores de ella suplicándonos que hubiésemos por / presentado y le mandásemos despachar nuestra real provisión de emplazamiento y compañía y para ello presentó el poder / siguiente:

 

Sépase como nos José Amor Alía, teniente de alcalde mayor, Manuel Martín de la Iglesia , alcalde ordi- / nario, Juan García de Francisco y Tomás Redondo, regidores y Francisco Moreno Arroyo, procurador síndico / general, justicia y regimiento de esta villa de Lagartera, estando en nuestro ayuntamiento como lo habemos de / uso y costumbre para tratar y conferir las cosas de la utilidad de esta república por nosotros / mismos y en voz y en nombre de los vecinos de por quienes en caso necesario presentando / voz y caución de rato grato solvendo iudicaten en toda forma y para que estará y / pasarán por lo que aquí se contendrá y así todos juntos y de un acuerdo y parecer decimos / que por cuanto el lugar de Herreruela, jurisdicción de la villa de Oropesa ha seguid pleito / en la audiencia ordinaria de los corregidores, alcaldes mayores de dicha villa de Oropesa sobre que / esta villa le comunique la séptima parte de los aprovechamientos que a tenido y tiene en su / dehesa boyal hasta su sentencia definitiva de la que ha resultado que por hallarse / sumamente agraviada esta dicha villa por su procurador se apeló de ella en tiempo y en forma / para su majestad, que dios guarde y señores presidentes y oidores de la real Chancillería de Valladolid cuya apelación / se admitió y por el escribano originario de dicho pleito se dio testimonio de dicha apelación para / en su virtud ganar mejora y para que tenga efecto otorgamos desde luego por nos y en / nombre de esta dicha villa, su concejo y vecinos que damos todo nuestro poder cumplido el cual / por derecho se requiere mas puede y debe valer a don Manuel de San Pedro Ortiz, / vecino de la ciudad de Valladolid y procurador de su Real Chancillería, para que en nuestro nombre y representando / nuestras mismas personas y como nosotros mismos como tales capitula- / res de justicia lo pudiéramos hacer pueda parecer y parezca ante su majestad, que dios guarde, / presidente y oidores de dicha real chancillería y demás señores jueces y justicias / que con derecho pueda y deba y pida la dicha mejora ganando la provisión nece- / saria para que se remitan los autos de dicho pleito en cuya razón pue- / da presentar y presente peticiones, escritos, escrituras, testimonios / y probanzas haga pedimentos, requerimientos, ejecuciones, protestaciones (fol. 67 r. ) // juramentos, recusaciones y conclusiones oiga autos y sentencias, interponga apelaciones y / suplicaciones gane provisiones cédulas reales y otros cualesquier despachos y haga / re requiera con ellos a quien se dirigieren y todo cuanto nosotros hallamos en / nombre de esta dicha villa , y vecinos y pudiéramos hacer siendo presentes de forma que por fal- / ta de poder mi cláusula especial no deje de cobrar en todo lo que se ofreciere en es- / ta dependencia al dicho don Manuel de San Pedro hasta que se consiga la ultima a de- / terminación de dicho pleito y litigio porque se le damos y otorgamos con todas sus incidencias y dependencias, anexidades y conexidades con libre, franca / y general administración y relevación en forma y con cláusula de que le pue- / da sustituir en un procurador o mas revocar los sustitutos y nombrar otros de / nuevo que a todos y en nombre de esta dicha villa relevamos en forma y la firmeza de to- / do lo que dicho es obligamos nuestras personas y bienes muebles y raíces presentes / y futuro de los de los dichos vecinos y los propios y rentas del concejo de esta dicha / villa damos poder a los señores jueces y

justicias de su majestad de cualesquier par- / te que sean a cuyo fuero jurisdicción los sometemos y renunciamos el nuestro / propio fuero, jurisdicción y domicilio, y la ley sit comvenerit de yuristitio- / ne omnia un yudicum para que a lo que dicho es nos compelan y apremien por / todo rigor de derecho y vía ejecutiva como si fuera sentencia definitiva de juez compe- / tente dada, pronunciada y pasada en autoridad de cosa juzgada y por nos / consentida renunciamos todas las leyes de nuestro favor y las de dichos vecinos y toda / menoriedad y la general en forma en cuyo testimonio así lo otorgamos an- / te el presente escribano de su majestad público y testigos en la villa de Lagartera en ca- / torce días del mes de junio de mil setecientos y cincuenta años.

 

Siendo testigos Ga- / briel Arroyo, Antonio Arroyo y Fabián Martín Cofrade vecinos de esta villa y los se- / ñores otorgantes que yo el escribano doy fe conozco lo firmaron.

 

José Amor Alía /

 

Manuel Martín de la Iglesia.

 

Juan García de Francisco

 

Tomás Redondo.

 

Francisco / Moreno,

 

Ante mi Francisco Agustín Arroyo.

 

E yo el dicho Francisco Agustín Arroyo, / escribano del rey nuestro señor, público del número de ayuntamiento de esta villa de Lagartera / por merced del excelentísimo señor Marques de Villena, Duque de Escalona, Conde de San / Esteban de Gormaz y de Oropesa etc., mi señor presente fui al otorgamiento de / este poder y fice sacar y saqué este traslado de su original con quien es- / tá corregida y concertada y con el concuerda que queda en nuestro oficio / y poder a que me remito y en fe de ello lo signé y firmé en la villa de / Lagartera en diez y seis días del mes de junio de mil setecientos y cincuenta / años.

 

En testimonio de verdad.

 

Francisco Agustín Arroyo.

 

Por los otorga- / tes para lo contenido en el pedimento que con el se presenta es bastante. / Valladolid y junio, veinte y tres de mil setecientos y cincuenta.

 

Licenciado Castillo Rueda. /

 

Y visto por los dichos nuestro presidente y oidores por decreto que dieron en vein- / te y tres de junio del año pasado de mil setecientos cincuenta la hubieron por / presentado en dicho grado de apelación mandando se les despachase nuestra real / provisión de emplacamiento y compulsoria para traer un traslado de dicho pleito lo que / se le despachó en el citado día y en su consecuencia habiendo venido en traslado / de dicho pleito por parte de los alcaldes, regidor, concejo y vecinos del lugar de Herreruela y su procurador / y su nombre se presentó la petición y el poder del tenor siguiente.

 

Mi Poderosa Señoría

 

Bernardo de Leca y / Huerta en nombre del alcalde regidor, concejo y vecinos del lugar de Herreruela, jurisdicción / de la villa de Oropesa en el pleito con la justicia, regimiento, concejo y vecinos de la villa de Lagartera / digo que la sentencia en el dada en los veinte de diciembre del año pasado del setecientos y cuaren- / ta y nueve por el corregidor de dicha villa de Oropesa y su acompañado con acuer- / do de su asesor por la que estimando y declarando sin embargo del privi- / legio deserción de villazgo de dicha villa de Lagartera subsistir la comu- / nidad de pastos entre dicha villa y referido lugar mi parte se condena a dicha / villa de Lagartera a que en ningún tiempo ni con pretexto alguno im- / pida ni perturbe al referido lugar de Herreruela su concejo y vecinos, mis / partes la posesión y derecho en entrar libremente sus ganados y labor con / las correspondientes excusas en la dehesa boyal llamada de lagar- / tera en los tiempos oportunos estimados para el goce de sus aprovecha - / mientos y así mismo a que dentro del tercero día de y pague con apercivi- / miento de ejecución al referido concejo mi parte en importe de la séptima / parte de todos los frutos y aprovechamientos que había rendido la contra- / ria y penas exigidas de dicha dehesa desde el año pasado de setecientos veinte y uno / con diferentes declaraciones en punto de dicha liquidación y aprovechamientos / es buena justa y de confirmar vuestra alteza se ha de servir estimarlo así y declarar / que la restitución de dichos frutos y aprovechamientos de la referida dehesa boyal / de Lagartera y penas exigidas de esta debe ser lo que importare la quinta / parte de todos los dichos frutos y penas que se causaren en adelante de la re- / ferida dehesa de Lagartera condenando a la paga de uno y otro a la contraria / pues procede pido y debe hacerse por lo general mas favorable que de los mismos autos resulta hace y decirse puede a su favor que reproduzco doy por es- / preso y en que me afirmo lo uno.

 

Lo otro porque es constante público y / notorio haber sido dicha villa de Lagartera como al presente lo es el referido / lugar de Herreruela, su concejo y vecinos mis partes del suelo y tierra y juris- (fol. 67 v.) // dición de dicha villa de Oropesa, hasta que en el año pasado de mil seiscientos y cuarenta y dos / se eximió y hizo villa.

 

Lo otro porque siendo lo así mismo conforme a derecho y lo esta tejido / y dispuesto por vuestras leyes reales el que por dicho privilegio y excepción de villazgo los / aprovechamientos de pastos y comunidad de estos ni se alteran ni pierden legalmente se estima y / declara por dicha sentencia subsistir en dicha dehesa boyal intitulada y llamada de Lagar- / tera la comunidad recíproca de pastos y de todos los demás sus aprovechamientos / entre dicha villa de Lagartera y referido lugar de Herreruela su consejo y vecinos mis / partes lo otro porque antes de dicha exención de la contraria confiesa y no controvier- / temente puede el que dicho lugar de Herreruela tenía y gozaba dicha comunidad de pastos / y todos dos los demás aprovechamientos con dicha villa de Lagartera en dicha dehesa boyal / llamada Lagartera y por lo mismo en el pleito que la contraria y dicho lugar litigaron / con dicha villa de Oropesa por sentencia de vista y revista y sentencia en grado de mil y quinien- / tas se estimaron y declararon los aprovechamientos de pasto y roza y demás de / dicha dehesa boyal de Lagartera a favor de la contraria, y referido lugar su conse- / jo y vecinos mis partes.

 

Lo otro, porque en su virtud y atención no solo es consi- / guiente la confirmación de dicha villa en cuanto estimo y declaro subsistir dicha / comunidad de pastos en la referida dehesa boyal entre la contraria y referido / lugar su consejo y vecinos mis partes sino así mismo en cuanto estimo y mando / que la contraria en ningún tiempo ni con pretexto alguno no impidiese ni per- / turbare a las nuestras la posesión y derecho de entrar con todos sus ganados de labor / con las correspondientes excusas en la dicha dehesa en los tiempos oportunos / y determinados lo otro porque en estos términos y en los de costas y resultan co- / mo consta y resulta el que por ser cierta dicha mancomunidad en dicha dehesa / siempre y en todo tiempo de los frutos y aprovechamientos de esta como de las penas / que se han exigido apercibido su prorrata que ha pagado a la contraria como resulta / de sus cuentas y testimonios de estas puesto en autos legalmente por dicha sentencia y condena / a dicha villa de Lagartera haga la paga de lo que importa la séptima parte de todos los fru- / tos de aprovechamientos y penas exigidas de dicha dehesa desde dicho año pasado de setecientos / y veinte y uno lo que no solo sea y debe confirmar sino así mismo condenar a la / contraria a la paga de lo que importase la quinta parte de todos los frutos y aprove- / chamientos y penas exigidas de dicha dehesa boyal de lagartera sino así mismo de todo / el tiempo y años antes de dicho año de setecientos y veinte y uno hubiesen dejado de satis- / facer y pagar a la mía la referida quinta parte y así lo pide lo otro porque dicha / quinta parte es y ha sido la que la ha correspondido y corresponde en todos los frutos / aprovechamientos y penas de dicha dehesa como resulta y consta del libro de cau- / dales, positos, propios y rentas y vecinos de dicha villa de Oropesa, lugares de su suelo / tierra y jurisdicción en que como propia de dicho lugar de Herreruela y su / concejo se nota que está inventariada y puesta la quinta parte de dicha dehesa de / Lagartera.

 

Lo otro porque resultado esto mismo de diferentes testigos y que el / por la mucha mano y poder de la contraria y no tener dicho lugar de Herre- / ruela y sus vecinos como pobres que son y ansí los medios bastantes para / defenderse en justicia se ha denegado la contraria así a la comunicación de dicha / quinta parte como en muchos años a el todo no solo es consiguiente se condene a dicha / villa a la paga integra de dicha quinta parte de todos los frutos, aprovechamientos / y penas de dicha dehesa sino así mismo de todos los años que hubiese dejado de / contribuir y pagar a la mia dichos frutos, aprovechamientos y penas y así lo pi- / do lo otro porque uno y otro y todo en tanto mas legal y justa a vista de que dicho / vuestro real privilegio de exención de que se ha valido y vale es inconducente / para el caso impertinente todo lo demás que se deduce y alega que de el / todo convence la mala fe con que han seguido y sigue esta causa para lo que / no solo se debe confirmar dicha sentencia y demás pedido por las mías sino condenar / en costas a dicha villa de Lagartera y así lo pido y niego lo demás por ser incier- / to y sin fundamento, por tanto a vuestra alteza pido y suplico que confirmando dicha villa, se sir- / va además condenar a dicha villa de Lagartera a la paga del importe de la quinta / parte de todos los frutos, aprovechamientos y penas de dicha dehesa boyal como del tiempo / y años que antes del referido de setecientos y veinte y uno se hubiesen dejado de contribuir / y pagar haciendo a favor de la nuestra todos los demás pronunciamientos, que a su derecho / y justicia convenga pues es justicia y pido costas etc.

 

Licenciado Don Eugenio Antonio Junquitu y / Artara.

 

Leca.

 

Sea notorio a todos los que la presente escripturar de poder / vienen como nos el concejo alcalde, regidor y vecinos de este lugar de Herreruela, jurisdicción de la / villa de Oropesa. estando juntos y congregados en la plaza pública de el a son de / campana tañida que de haberla oído el presente escribano da fe como lo tenemos de uso / y costumbre para tratar y conferirlas cosas tocantes y pertenecientes al be- / neficio y por común de este pueblo su concejo y vecinos, conviene a saber Sebastian García. Alcalde, Alonso Estrada de Lucas regidor, Pablo Ramos, Juan González / de Pedro. Alonso Estrada el menor. Manuel Gómez Toribio. Bartolomé Cua- / drado. Juan Gómez Rubio. Tomas Ramos. Antonio Rodríguez Sarro. Manuel / Estrada. Sebastian Ayuso. Nicolás Martín. Jerónimo García. Pedro Sarro / Miguel Martín Bicario. Blas San Rafael, Juan Ramos y Manuel Caballero decimos / que atento a ser este dicho lugar interesado en la quinta parte del fruto de bellotas y hierbas (fol. 68 r.) // y demás aprovechamientos que produce y ha producido la dehesa boyal que se dice de / la villa de Lagartera por quien se pagó a este lugar la parte que le correspon- / dia con proporción al derecho que goza hasta el año pasado de mil setecientos y veinte / que con pretextos hiciolos y no quiso la dicha villa de Lagartera quiere pagar / a este lugar la parte que justamente debe percibir de los preferidos aprovecha- / mientos sobre cuyo asunto se ha seguido litis ante el señor corregidor de la / enunciada villa de Lagartera en virtud de la real comisión que para asistírsele con- / firió por los señores del real y supremo consejo de Castilla en cuya causa / se dio y pronunció sentencia por dicho señor juez de comisión de la cual por parte de la referida / villa de Lagartera se apeló para ante los señores presidente y oidores de la real / Chancillería de Valladolid la que parece fue admitida y en esta virtud se ganó provisión real / de dichos señores compulsoria por parte de la referida villa de Lagartera y en fuerza de / ella parece se está compulsando los autos en cuya virtud y siendo como de / expresivo dar poder a procurador de la nominada real audiencia para el seguimiento / de dicho litis para que exponga los justos motivos y derechos que a este el referido / lugar asiste otorgamos que por nosotros mismos en voz y en nombre de es- / te dicho concejo y demás vecinos de este lugar que se hallan enfermos y ausentes / por quienes en caso necesario prestamos voz y caución de grato, yudi- / catum solbendo para que estarán y pasarán por lo que en este instrumento / será contenido su expresa obligación demás personas y bienes de los / propios rentas y efectos de este consejo quedamos todos nuestro poder cum- / plido el que es necesario y por derecho se requiere mas puede y debe valer / conviene a saber a Don Bernardo de Leca y Huerta procurador del numero y causas / de la precitada Real Chancillería especial y señaladamente para que en nuestro nombre en el / de derecho consejo y de mas ver, pueda aparecer y parezca ante los señores / de ella alegando de nuestra justicia y derecho y para ello presente escritos y escripturar / y probanzas haga pedimentos, requerimientos, protestas, juramentos de / calumnia y decisorio real de jueces abogados escribanos y notarios que expresen / las causas de las recusaciones y las jure y pruebe y se aporte de ellas sien- / do conveniente oiga autos y sentencias interlocutorios definitivas consien- / tan lo favorable y de lo contrario apele y suplique y sigua las tales apelaciones / y suplicaciones ante quien con derecho pueda y deba gane provisiones, cedu- / las reales, buletus, requisitorias y mandamientos y los presente y haga intimar / donde y ante quien se dirigiere que el poder que para todo ello cada cosa y parte / se requiere ese mismo le damos con todas sus incidencias y dependencias / anexidades y conexidades de tal forma que por defeco de otro mas / especial cláusula o narrativa aunque por derecho se requiere no deje cosa / de cobrar porque se le damos amplio y cumplido como le haya menester / y con facultad de que le pueda sustituir en quien y las veces que le pare- / ciere revocar los sustitutos y crear otros de nuevo y quedando siempre / en el expresado Don Bernardo de Leca y Huerta a quien y a los en quien / les sustituyere, le relevamos en forma a la firmeza, seguridad y cumpli- / miento de la que en virtud de este poder por el nominado Don Bernardo y sus sus- / titutos se hiciere, obrare y ejecutare obligamos nuestras personas y bienes / muebles y raíces, presentes y futuros con los de los demás decimos de este lugar / y los propios rentas y efectos de su concejo y damos poder cumplido a las / justicias y jueces de su majestad, que nos sean competentes para que a ello nos / compelan y apremien y por todo rigor de derecho y vía ejecutiva como por / sentencia definitiva de juez competente.

 

Dada y pasada notoriedad de cosa / juzgada renunciamos todas las leyes, fueros y derechos de nuestro favor de los / demás vecinos y concejo con las de minoridad y el beneficio de resti- / tución integrum y la general y derecho que a esta prohíbe en forma en / cuyo testimonio así lo otorgamos ante el presente escribano público y testigos de (fol. 68 v.) // este lugar de Herreruela a seis días del mes de diciembre de mil setecientos y cincuenta años, siendo testigos / Simón García Eugenio y Juan Martín de Juan vecinos de la villa de la Calzada y Francisco / Calderón que lo es de la de el Torrico y de los otorgantes a quienes yo el escribano doy fe que conozco / firmado por los que supieron y por los que no uno de dicho testigos a su ruego.

 

Alonso Estrada / de Lucas.

 

Pablo Ramos,

 

Manuel Gómez Toribio,

 

Antonio Rodríguez Sarro,

 

Geró- / nimo García,

 

Manuel Caballero,

 

Alonso Estrada,

 

Juan González de Pedro /

 

Juan Gómez Rubio,

 

Miguel Martín Bicario Hidalgo,

 

Don Francisco Calderón.

 

Ante mi José / Martín de la Plaza , escribano de su majestad, que dios guarde, público del numero y ayuntamiento de esta villa de Oro- / pesa y su tierra a merced del excelentísimo señor marques de Villena, duque de Es- / calona y conde de esta dicha villa de Oropesa etc. mi señor presente fui a la otorgación de es- / te poder con los otorgantes y testigos que en el se enuncian y en su traslado hice sacar de / su original con el que concuerda y a el me remito que queda en mi poder y oficio y en fe de / ello lo signo y firmo en esta dicha villa a siete días del mes de diciembre de mil setecientos y cincuenta años. /

 

En testimonio de verdad.

 

José Martín de la Plaza

 

Y vista por los dichos nuestro presidente y / oidores por decreto que dieron el seis de octubre del año pasado de mil setecientos cincuenta / y uno de ella mandaron dar traslado a la dicha justicia y regimiento, concejo y vecinos de la villa de Lagar- / tera por quien y su procurador y su nombre se presentó la petición del tenor siguiente:

 

Muy poderosa señoría.

 

Manuel / de San Pedro Ortiz, en nombre de la justicia y regimiento, concejo y vecinos de la villa de Lagartera en el pleito con la justicia, concejo y vecinos del lugar / de Herreruela, jurisdicción de la villa de Oropesa digo que la sentencia en el dada por el corregidor de esta dicha villa y su acom- / pañado con acuerdo de asesor en veinte de diciembre del año pasado de setecientos y cuarenta y nueve por la cual / declararon que sin embargo a el privilegio de exención obtenido por mi parte debe subsistir entre / la contraria y la mía, la comunidad de pastos determinada en la ejecutoria que obtuvieron contra la villa de / Oropesa y mandaron que ni parte ningún tiempo ni con pretexto alguno impidiese ni perturbase / a la contraria y sus vecinos la posesión y derecho de entrar libremente sus ganados de labor con las correspondientes / excusas en dehesa boyal litigiosa en los tiempos destinados para el goce de ella pena de cincuenta ducados / y condeno a mi parte a que dentro de tercero día con apercibimiento de ejecución décima y costas pagase / a la contaduría y a su mayordomo de propios el importe de la séptima parte de los frutos y apro- / vechamientos que había vendido y penas exigidas de la referida dehesa desde el año pasado de mil setecientos / y veinte y uno en que se contestó la demanda puesta por la contraria cuya liquidación se forma- / lizase por el escribano originario de estos autos por los testimonios puestos en ellos incluyendo en ella / el que correspondía a los ganados acogidos del abasto de carnes de dicha villa mi parte en la mencionada / dehesa por los años que resultaba haberse introducido los ganados y que en lo sucesivo comunica- / se mi parte a la contraria la misma séptima parte de todos los aprovechamientos que produjese dicha de- / hesa subastándola la forma de vida estando para ello y su remate con señalamiento de día y hora a la / contraria bajo la multa impuesta es nula y cuando alguna injusta y de revocar y vuestra alteza se ha de ser- / vir estimarlo así absorbiendo y dando por libre de mi parte de la pretensión y demanda introducida / por la contraria la referida dehesa boyal y su territorio por propio privativo de dicha villa mi parte / su uso, goce y omnímodo aprovechamiento alguno ni otro emolumento condenándola en costa que así prece- / de lo pido y se debe hacer lo uno por lo general y mas favorable que de los autos resulta dicho y alegado / a favor de mi parte en que me afirmo, reproduzco y doy por expreso lo otro porque es constante y no se ten- / ga que así la dicha villa mi parte como el referido lugar de Herreruela, parte contraria fueron aldeas / sujetas a la jurisdicción de la expresada villa de Oropesa sobre la propiedad, uso y aprovechamiento de la / mencionada litigiosa dehesa boyal en la que uno y otro pueblo tuvieron carta ejecutoria en esta vuestra real / audiencia declarándola propiedad de ella a favor de dicha villa y el uso y aprovechamiento a favor de mi parte / y la contraria lo otro porque lo decisivo de dicha sentencias y carta ejecutoria librada de ellas se man- / tuvieron dichas dos aldeas en el referido uso y aprovechamiento de dicha dehesa boyal mientras una / y otra se mantuvieron en el concepto de tales aldeas gozando la correspondencia de sus vecin- / dades y ganados junto lo otro porque habiendo obtenido mi parte ante vuestro real privilegio de exención de la referida / villa de Oropesa y villazgo sobre ir independiente con plena y absoluta jurisdicción en el año pasado de mil se- / tecientos cuarenta y dos en conformidad de dicho real privilegio, derechos y preeminencias en el conce- / didios a mi parte se mandó asignarle los correspondientes testimonios para ejercer en su comprensión / los que se le franqueaban por dicha exención.

 

Lo otro porque en su consecuencia se conformaron los in- / teresados en la división y demarcación en la persona que señalaron quien la hizo arreglándose al / número de vecinos de cada uno de los pueblos.

 

Lo otro porque en la demarcación y asignamiento echo a mi / parte se comprendió la expresada dehesa boyal en que se le dio el pleno dominio con el mismo uso y / aprovechamiento de todo sus emolumentos sin que dicha villa ni demás interesados en la division pudiesen / entrometerse en lo dispositivo de dicha dehesa boyal por prohibir así literalmente en el derecho real privilegio. / Lo otro porque echa al división mencionada por el juez que entendió en dicha comisión se dio la dicha por mi parte quie- / ta y pacíficamente de dicha dehesa y demás terreno que se le asignó por probatorio y jurisdiccional.

 

Lo otro porque / aunque aparece que a la posesión que se dio a mi parte de la litigiosa dehesa se protesto por dicha villa de Oropesa y / lugares de su jurisdicción dicha contradicción no puede sufragar a la contraria ni impedir el dominio de propiedad / y absoluto aprovechamiento de la mía por dos razones la primera porque dicha villa de Oropesa y demás lugares / protestantes no fueron partes formales para dicha contradicción mediante no tener interés en dicha dehesa / la segunda porque la contraria no hizo semejante protesta y cuando las hubiese echo debió haberse ido desde luego / la instancia y derecho a que pudiese apelar y de su aquitación por el transcurso de un sigilo se infiere el / ningun derecho que le compete en dicha dehesa.

 

Lo otro porque lo referido se hace mas preciso teniendo presente la / escritura de concordia otorgada por las partes interesadas en la referida división de términos ju- / risdiccionales por la que se pactó ciertas y pasar en las dudas que sobrevinienes por lo que se hiciese los (fol. 69 r.) // los jueces nombrados ante quienes debió la contraria haber ocurrido en razón de la protesta y per- / juicio que hoy deduce son fundamento recusando derecho, que no tiene.

 

Lo otro porque tampoco obsta a mi parte / y la reflexión que se requiere hacer de que el dicho privilegio previene que la división de terrazgo / se haya de hacer sin perjuicio de interesado porque este se entiende en cuanto en lo com- / prensivo de términos con respecto a sus vecindades de lo que se haya practicado parte / contraria los algunos derechos con la séptima parte de emolumentos porque este echo / no puede perjudicar lo primero por haberse ejecutado en los principios con error y / falsa causa que no puedo obstarles lo segundo porque lo que ejecutaron en ningún caso / pudieron perjudicar a los futuros y mas principal porque lo ejecutaron por compla- / cencia, miedo y temor del dueño de dicha villa, mi parte que se interesó a beneficio de / la contraria como lo acreditan los autos obrados en el tribunal de Oropesa y carta / de dicho dueño.

 

Lo otro porque siendo como es dicha villa mi parte de populosa vecindad / resulta justificado de bien estrecha dicha dehesa para la manutención los gana- / dos de sus vecinos y moradores que por derecho tienen este privilegio.

 

Lo otro porque / hallándose el referido privilegio de villazgo y posesión en territorio asignado a / mi parte aprobado y confirmado por vuestra alteza en el año de seiscientos y cuarenta y ocho años vis- / to que dar la contraria desde entonces destituida del que le correspondía has- / ta dicha división.

 

Lo otro porque con superior razón habiéndole asignado a la / villa de Oropesa los términos correspondientes, pastos, dehesas y demás e- / molumentos a su vecindad y a la de los pueblos y aldeas de su territorios / y jurisdicción por igual dote que los asignados a mi parte y riesgo todo / lo demás en contrario se dice y alega por ser incierto por tanto a vuestra alteza / suplico se sirva revocar dicha sentencia y hacer en todo según y como llevo pedido / en esta petición y su cabeza y cada uno de sus capítulos se contiene que re- / pito por conclusión pido justicia, costas y ofrézcame a probar lo necesario etc.

 

Licenciado / Don Tomás Jiménez de Ocón.

 

Licenciado don Joaquín Antonio Brañas de Olmedo / San Pedro.

 

Y vista por lo dicho nuestro presidente y oidores por decreto que / dieron en primero de diciembre de dicho año de ella mandaron dar traslado a / dicho concejo y vecinos de lugar de Herreruela de que se dio por notificado / su procurador diciendo que sin embargo de cuanto en ella se dice y alegaba que / no tenia fundamento se había de hacer en todo según y como por su parte esta- / ba pedido y que para ello concluía consintiendo la prueba que en contrario se ofrecía y visto por los dichos nuestro presidente y oidores por auto que die- / ron dicho pleito aprueban con el término de la ley cometiendo sus proban- / zas a receptor de esta nuestra audiencia de que se dieron por notificados / los procuradores de una y otra parte en seis del citado mes y año. Y así mismo / por los dichos nuestro presidente y oidores a pedimento de dicho concejo y vecinos / de la villa de Lagartera se recibió dicho pleito a prueba en restitución / con la mitad del término en que lo había sido en lo principal cometiendo / así mismo las probanzas a receptor de esta nuestra audiencia y dentro de dicho / término de probanza por ninguna de las partes se hicieron probanzas / y se concluyó dicho pleito y estando lo visto por los dichos nuestro presidente y / oidores dieron en el la sentencia definitiva del tenor siguiente:

 

En el pleito que es / entre los alcaldes, regidores y procurador sindico general de la villa de Lagartera / y Manuel de San Pedro Ortiz, su procurador de una parte el concejo y ve- / cinos del lugar de Herreruela, jurisdicción de la villa de Oropesa / y Bernardo de Leca y Huerta, su procurador de la otra

 

Fallamos que el licenciado / Don Baltasar Fernández de Alba Ruiz, abogado de los reales consejos, alcalde / mayor de la villa de Oropesa y su tierra que de este pleito y causa co- / noció en la sentencia definitiva que el dio y pronunció en nueve de / abril del año pasado de mil setecientos y cincuenta de que por parte de los dichos / alcaldes, regidor y procurador sindico general de la villa de Lagartera vino apelado / juzgo y pronunció bien por ende debemos confirmar y confirmamos su / juicio y sentencia del alcalde mayor y su acompañado en todo y por todo se- / gún como en ella se contiene esta cual mandamos sea llevada a pura y debi- /da ejecución con efecto y no hacemos condenación de costas y por esta nuestra / sentencia definitiva así lo pronunciamos y mandamos.

 

Don Francisco Antonio Sánchez / Salvador.

 

Don Isidro de la Hoz.

 

Don Luis del Valle Salazar.

 

Pronunciose / la sentencia antecedente por los señores presidente y oidores de esta / real audiencia y chancillería, del rey, nuestro señor, estando haciendo / la pública, en Valladolid, a diez y seis de febrero de mil setecientos y cincuenta / y tres de que certifico.

 

Cos

 

De a vuestra sentencia se dieron por notificados los procuradores / de una y otra parte en el mismo día de su pronunciación y de ella por / parte de dicha justicia y regimiento, concejo y vecinos de la villa de Lagartera y su procurador / a su nombre se suplicó por la petición siguiente:

 

Muy poderoso señor

 

Manuel de San Pedro (fol. 69 v.) // Ortiz, en nombre de la justicia y regimiento, concejo y vecinos de la villa de Lagartera en el pleito / con la justicia, concejo y vecinos de lugar de Herreruela, jurisdicción de la villa de / Oropesa.

 

Digo que suplico de la sentencia en el dada por alguno de los vuestros oidores por la / que confirmaron la del alcalde mayor de la villa de Oropesa y hablando con el respeto y ve- / neración que debo la digo digna de suplir, enmendar y revocar y vuestra alteza se ha de ser- / vir estimarlo así declarando que la dehesa boyal de dicha villa de Lagartera mi parte / es propia y privativa jura todos sus aprovechamientos y que el mencionado lugar de / Herreruela parte contraria no tiene derecho alguno a la séptima parte de sus emolumen- / tos condenándola en las costas pues como lo pido así procede y es de hacer lo uno por / lo general y mas favorable que de los autos resulta dicho y alegado a favor de / mi parte en que me afirmo, reproduzgo y doy por expreso.

 

Lo otro porque no obs- / ta a la pretensión de mi parte la carta ejecutoria que se libró en el año de / mil seiscientos y diez y ocho por la que se declaró la propiedad de dicha dehesa / boyal a favor de la expresada villa de Oropesa y el uso y aprovechamiento a favor de / mi parte y la contraria porque entonces ambos pueblos eran aldeas su- / jetas a la jurisdicción de Oropesa.

 

Lo otro porque tampoco consta en que en virtud / de dicha ejecutoria se haya mantenido mi parte y la contraria en el referido uso / y aprovechamiento de la expresada dehesa boyal gozando la correspondencia / de sus vecindades y ganados en el concepto de tales aldeas.

 

Lo otro porque / en el año de mil seiscientos y cuarenta y dos obtuvo mi parte vuestro real privilegio de / exención de la referida villa de Oropesa con omnímoda y absoluta jurisdi- / cción y se le mandaron asignar los términos correspondientes para que pu- / diese mantener sus ganados con total independencia de dicha villa de Oro- / pesa.

 

Lo otro porque en observancia de dicho vuestro real privilegio se hizo rigu- / rosa medida del terrazgo de todo el estado de Oropesa y se adjudicó a cada una / de las villas la parte correspondiente a sus vecindades quedando inclusa dicha / dehesa boyal dentro de la jurisdicción y términos propios de la mencionada villa de / Lagartera, mi parte.

 

Lo otro porque desde que se hizo dicha división ha pagado / mi parte íntegramente todos los arbitrios y otras pensiones que se le impu- / sieron por razón del terrazgo que comprende su jurisdicción sin que la / contraria hubiese jamás contribuido con parte alguna siendo así que en / el caso que la contraria tuviera derecho a la séptima parte de la dicha dehesa debie- / re pagar a proporción.

 

Lo otro porque tampoco consta de las cuentas de efectos de propios de dicha villa de Oropesa el que la contraria tenga derecho alguno a la referi- / da séptima parte de los aprovechamientos de dicha dehesa pues si lo tuviere era precio que / estuviese apuntado en dichas cuentas.

 

Lo otro porque habiendo mi parte adquirido / la propiedad de dicha dehesa con el motivo del privilegio de exención resulta por / consiguiente en que desde entonces debió cesar el uso y aprovechó que tuvo la contraria. Lo otro porque así en dicho vuestro real privilegio como en las constitucio- / nes que pacto la villa con el señor en cláusula expresa que Oropesa y por con- / siguiente sus aldeas no puedan entrometerse a pedir cosa alguna sobre dicha dehe- / sa y que la villa de lagartera, mi parte puédese hipotecarla sin necesitase tomar / algún censo para la paga de los once mil ducados que estipuló dar el conde / por la exención y términos que de la adjudicación.

 

Lo otro porque aunque mi / parte ha contribuido en algunos años con la contraria a la séptima parte con emo- / lumentos ha sido por complacencia, miedo y temor al dueño de dicha villa que / se interesó a beneficio de la contraria y niego lo demás por ser incierto / y sin fundamento.

 

Por tanto a vuestra alteza pido y suplico servirá hacer según y como / en esta petición su cabeza y capítulos se contiene que repito por conclusión / pido justicia, costas y ofrézcame a probar lo necesario.

 

Licenciado Don Joaquín Antonio / Brañas de Olmedo San Pedro

 

Y vista por los dichos nuestro presidente y / oidores por decreto que dieron en diez de marzo del año pasado de mil / setecientos y cincuenta y tres de ella mandaron dar traslado al dicho con- / cejo y vecinos del lugar de Herreruela de que se dio por notificado, su procurador en / el mismo día y presento la petición siguiente:

 

Muy poderoso señor.

 

Bernardo de Leca y Huerta / en nombre del alcalde, regidor, concejo y vecinos del lugar de Herreruela, jurisdicción / de la villa de Oropesa en el pleito con la justicia, regimiento, concejo y vecinos de la villa de Lagartera.

 

Digo que la sentencia en el dada por alguno de los vuestros oidores de esta real audien- / cia y chancillería por la que confirmaron la dada por el alcalde mayor de la villa de Oropesa en / todo lo que es o pueda ser a favor de dicho su concejo y vecinos, mis partes es bue- / na, justa y de confirmar pero otrosí en no haber estimado y declarado / que la restitución de frutos y aprovechamientos de la dehesa de Lagartera y penas / erigidas de esta mandadas pagar a mi parte de tener la quinta parte de todos / los frutos, aprovechamientos y penas y la referida quinta parte, la que debe percibirse / de uno y de otro de dicha dehesa en adelante condenando a pagar a la contra- / ria de uno y otro es de suplir y enmendar para lo cual hablando con el respeto debido (fol. 70 r.) // me arrimo a la apelación en contrario interpuesta y siendo necesario la interpongo / de nuevo vuestra alteza se ha de servir estimarlo así y hacer en todo de como por mis partes esta pedido antes / de ahora pues procede pido y debe hacerse sin que lo impida lo en contrario alegado a que se satis- / face responde por lo general favor a bien y siguiente lo uno lo otro porque no se controvier- / te ni niega la comunidad y aprovechamientos de pastos en dicha dehesa de Lagartera / a el referido concejo y vecinos de dicho lugar de Herreruela, mi parte antes bien se con- / fiesa por dicha villa de Lagartera, su concejo y vecinos.

 

Lo otro porque estando además / autorizados y canonizada con vuestra real carta ejecutoria es mi fundamento y / notoriamente desestimable la exención de villazgo que se excepciona con- / tra dicha mancomunidad y aprovechamientos de pastos confesado y ejecuto- / riado.

 

Lo otro porque la referida exención de villazgo obtenida por la contra- / ria sin embargo de la rigurosa medida de terrazgo y adjudicación a la contraria / no se alteró dicha mancomunidad y aprovechamientos de pastos por ser / uno y otro como fue respectivo a la jurisdicción y sin perjuicio alguno de / dicha mancomunidad y perjuicio de pastos.

 

Lo otro porque conforme a derecho / y lo establecido y dispuesto por vuestras leyes reales dichas exenciones de villazgo / siempre se han entendido y entienden sin alteración ni novedad / en aprovechamiento de pastos y mancomunidad antes observada.

 

Lo otro porque / en esta atención y la de corresponden en virtud de dicha mancomuni- / dad y aprovechamientos de pastos la quinta parte de todos los aprovecha- / mientos de dicha dehesa de Lagartera como de las penas que se han exigido / de ella no solo es consiguiente la confirmación de dicha sentencia, sino así mismo / también el que se estime y declare tocar y corresponder a la mía dicha quin- / ta parte de los referidos aprovechamientos y penas condenando a la contraria / como por la mía está pedido a la paga de uno y otro y así lo pido.

 

Lo otro porque / por instrumentos y testigos está y se haya plenamente acreditada y probada / la pertenencia de la referida quinta parte y que maliciosamente las contrarias / por su mucha mano y poder solo han contribuido en algunos años al referi- / do lugar de Herreruela, mi parte con la séptima parte.

 

Lo otro porque no debien- / do sufragar ni aprovechar lo referido a la contraria se han y deben todo / confirmando dicha sentencia hacer como antes de ahora tengo pedido y niego / que confirmado dicha sentencia se sirva hacer y hagan todo según y como / antes de ahora por mi parte está pedido y en esta petición, su cabeza y capítulos se contiene que reproduzgo por conclusión pido justicia, costas.

 

Licenciado Don / Eugenio Antonio Juquito y Artara Leca.

 

Y vista por los dichos nuestro / presidente y oidores por decreto que dieron en trece de abril de dicho / año de ella mandaron dar traslado a dicha justicia y regimiento, concejo y vecinos de la / villa de Lagartera por quien y su procurador en su nombre se presentó la petición siguiente:

 

Muy poderosa señoría

 

Manuel de San Pedro Ortiz, en nombre de la justicia, regi- / miento concejo y vecinos de la villa de Lagartera en el pleito con la justicia / concejo y vecinos del lugar de Herreruela, jurisdicción de la villa de Oro- / pesa respondiendo al traslado que se me ha conferido digo que vuestra alteza y / en méritos de justicia se ha de servir desestimar la pretensión contraria / absolviendo y dando por libre a mi parte de ella y hacer a su favor / como antes de ahora tengo pedido declarando la dehesa boyal de La- / gartera por propia y privativa de dicha villa mi parte sin que la / contraria tenga en ella aprovechamiento alguno condenándola en costas / que así procede lo pido y se debe hacer lo uno por lo general y mas favorable / que de los autos resulta dicho y alegado en que me afirmo y me reproduzgo to- / dos por expreso.

 

Lo otro por que nada conduce a la contraria el que haya / percibido y gozado las séptima parte de emolumentos de la referida dehesa / cuando esta está en dominio y propiedad de la universidad de Oropesa (fol. 70 v.) // del mismo modo que todo lo demás terrazgo de aquel estado y jurisdicción.

 

Lo otro porque todo esto ha cesado y debo cesar después e que con el mo- / tivo de la concepción de villazgo que obtuvo mi parte y otros cinco lugares que eran de la dicha universidad de Oro- / pesa se ha mandado por vuestra real cedula que el terrazgo de dicho estado así en campos como en montes / se dividiese y separase a proporción de la vecindad, y en esta forma se adjudicase respectivamente y / con separación así a la antigua villa de Oropesa y aldeas que la guardaban como a las otras seis villas / que entonces se termina.

 

Lo otro porque en cumplimiento de lo dicho se comprometieron toda / la referida villas en cierto medida, y en los fueros de Oropesa para quien e dado todo rigurosa- / mente se confiere y adjudicase a cada una lo correspondiente al número de sus vecinos.

 

Lo otro porque / en su consecuencia, y visto que la villa de Oropesa y lugares de su jurisdicción componían la vecindad / de seiscientos ochenta y dos vecinos la señalaron y dieron catorce mil y cincuenta y nueve fanegas de tierra / en campos, dehesas boyales y montes.

 

Lo otro porque habiendo reconocido / que la villa de Lagartera, mi parte, tenia el número de trescientos cuarenta y un vecinos / adjudicaron de la misma forma seis mil quinientas ochenta y cinco de tierra / observando dicha proporción con las demás villas.

 

Lo otro porque la referida separación / de términos dotales fue legal y necesariamente que antes de ellas, mi parte y demás villas exen- / tas cuando eran aldeas suburbios de Oropesa eran con dueños de terrazgo en todo el / dicho estado de Oropesa y como tales se les repartía anualmente y por vecindad los in- / tereses que producía.

 

Lo otro porque deseando mi parte separarse de la precitada villa de / Oropesa en un todo no solo pretendió y logró la sección de villazgo y por consiguiente / términos jurisdiccionales sino que también obtuvo el que se la señalase y adjudicacio- / nes términos dotales para que pudiere vivir en adelante con tan independencia de ella / y a mayor abundamientos compró dichos términos dotales en doce mil ducados.

 

Lo otro por / que en el año pasado de mil seiscientos cuarenta y nueve se las dio posesión de las dichas / seis mil quinientas ochenta y cinco fanegas de tierra en la que ha quedado inclusa toda / la referida dehesa boyal en cuyo tiempo bien conoció la contraria y su capitán que se les / excluía respectivamente del dominio y goce de dicha dehesa y por tanto comenzaron a pro- / testar la referida posesión pero no ante los jueces de Oropesa a quienes privativamen- / te se habían sometido en la escritura de compromiso y no siguieron dicha protesta / porque se vieron destituidos derivaron mediante que la adjudicación que se sirva a la / contraria y su capital y demás lugares de la universidad era y fue excesiva a la / proporción de su vecindad como fielmente se puede regular y debe cercenar aumen- / tando a mi parte la tierra que todavía le falta.

 

Lo otro porque cada una de las villas / están gozando privativamente de los términos que también entonces se les adjudicó / con la misma proporción sin que admitan a lugar alguno de la universidad a man- / comunidad e reparó en los montes y para que estos quedasen promigüalmente co- / munes en los diez meses del año fue necesario condicionarlo expresamente cuando / se pidió dicha separación que a no ser eso también quedarán privativos como todo / lo demás.

 

Lo otro que por lo mismo es muy verosímil y preciso que de dicho año de cua- / renta y nueve se negase mi parte a contribuir a la contraria con la referida sép- / tima parte de aprovechamientos que antes gozaba en dicha dehesa como con efecto / se negó y sobre ellos se principiaron dos pleitos el uno en el año de mil seiscientos / cincuenta y el otro en el de mil seiscientos setenta y ocho y no se concluyeron / por complacencia, miedo y temor al dueño de dicha villa y estado sustentándose con to- / da repugnancia y grabe perjuicio a sus ganados a que la contraria percibiese en algu- / nos años la misma séptima parte de aprovechamientos cuya tolerancia de se- / gun modo pudo perjudicar a los futuros vecinos en la propiedad que presentemente / se disputa.

 

Lo otro porque vuestra real carta ejecutoria quedó homologada y sin efec- / to con la novedad de haberse expedido posteriormente vuestra real cédula / para dicha separación y división de términos en dominio, propiedad y usufructo pues / así como desde entonces cesó el dominio propiedad y usufructo pues así como desde / entonces cesó el dominio que por la referida ejecutoria se concedió a Oropesa debe (fol. 71 r.) // también cesan la parte de aprovechamientos que también por ella se lo medió / a la contraria.

 

Lo otro porque por la misma razón no se expresa en vuestro / Real Privilegio la cláusula que frecuentemente se suele poner en las esen- / iones de villazgo según se previene por vuestras leyes reales en cuanto a subsis- / tir la comunidad como subsistía antes y al tiempo de la exención porque / dicha cláusula solo tiene lugar cuando por el privilegio de exención se lo ganan / solamente términos jurisdiccionales pero no cuando también se lo ganan / términos totales por que en este caso fuera implicatorio y repugnante. /

 

Lo otro porque en estos términos y en los de que dicha villa ni parece y no tiene ni / pretende más de lo que se le adjudica en lo cual está compra vendida toda la dicha / dehesa resulta por consiguiente el que se debía declarar por propia y priva- / tiva con omnímodo aprovechamiento sin que haya se contra- / ria la séptima parte de emolumentos que se pretende; y niego la demás por / ser incierto y sin fundamento por tanto a vuestra alteza pido y suplico / se sirva hacer según y como en carta petición su cabeza y capítulos se contiene que repito / por conclusión y nuevamente insisto en que me ofrezco a probar lo necesario en justicia / que pido con tal fecha.

 

Licenciado Don Joaquín Antonio Brañas de Olmedo.

 

San Pedro. /

 

Y vista por los dichos nuestro presidente y oidores por decreto que dieron en diez y / nueve de junio de dicho año y de ella mandaron traslado a dicho concejo y vecinos / del lugar de Herreruela de que e dio por notificado su procurador por la respuesta / siguiente:

 

 

Doy me por notificado de esta petición, y sin embargo de lo que / en ella se dijo y alega que es incierto y carece de todo fundamento se hace ha- / cer según y como por mi parte se halla pedido y contraigo la prueba que en / contrario se ofrece por ser maliciosa y a fin de a dilatar hallarse mis partes / han poseído de lo que se disputa y haberse recibido en la instancia de vista con / el término ordinario y el de restitución sin haberse echo probanza por / no poderse ejecutar ni haber de que hacer las en el pleito que se disputa y / para que se desestime dicha prueba negando y contradiciendo lo perjudicial / concluyo.

 

Rúbrica Leca.

 

Y en vista de dicha respuesta por los dichos nuestro presiden- / te y oidores sobre auto en tres de julio de dicho año de mil setecientos y cincu- / enta y tres resultando la prueba para definitiva mandando se llevase el / pleito a la sala estando enterado y habiéndose llevado y visto por los di- / chos nuestro presidente y oidores e a una sala entera y asistencia del nuestro / presidente en virtud de una nuestra Real cédula ganada a pedimento de dicho / concejo y vecinos de la villa de Lagartera dieron la sentencia de revista del / tenor siguiente:

 

 

En el pleito que es entre los alcaldes, regidores y procura- / dor síndico general de la villa e Lagartera y Manuel de San Pedro Ortiz / procurador de la una parte, el concejo y vecinos del lugar de Herreruela, jurisdicción / de la villa de Oropesa, y Bernardo de la Oca y Huerta, su procurador de la otra:

 

Falla- / mos que la sentencia definitoria que en su dicho pleito y causa dada y pronun- / ciada por algunos de los oidores de esta Real Audiencia y Chancillería del Rey, / nuestro señor, de que por parte de dichos alcaldes, regidores y procuradores, sin- / dico general de la villa de Lagartera fue suplicado fue y es buena, justa / y derechamente dada y pronunciada y sin embargo de las razones a mane- / ra de agravios contra ella dichas y alegadas la debemos de confirmar e con- / firmamos en todo y por todo según como en ella se contiene. La cual man- / damos sea llevada a pura y debida ejecución con efecto y no hacemos con- / denación de costas y por esta nuestra sentencia definitoria en grado de / revista así lo pronunciamos y mandamos, sin embargo de la prueba / ofrecida por dichos alcaldes, regidores y procurador general de la villa / de Lagartera reservada por definitoria.

 

Don Francisco José de la Infantas.

 

Don Francisco Antonio Sánchez Salvador.

 

Don Isidro de la Hoz.

 

Don Luis / de Valle Salazar.

 

 

Pronunciose esta sentencia por los señores Presidente / y oidores de esta Real Audiencia y Chancillería del Rey, nuestro señor, en Va- / lladolid estando haciendo la pública en diez y nueve de marzo de mil sete- / cientos y cincuenta y cuatro de que verifico;

 

En gracia

 

Y a otra parte (fol. 71 v.) // cio a menos la parte del concejo y vecinos del lugar de Herreruela, jurisdicción de la villa de / Oropesa y nos pidió y suplicó le mandásemos despachar nuestra real carta ejecutoria de las dichas sen- / tencias de vista y revista para que lo en ellas contenido y declarado les fuera guardado, cun- / plido y ejecutado en forma y que sobre ello proveyésemos con nuestra merced fuese.

 

Lo cual e / visto por los dichos nuestros presidente y oidores fue acordado que debíamos mandar dar esta / nuestra real carta ejecutoria, para vos los dichos jueces y justicias en la dicha razón.

 

Y habiéndola tenido / por bien os mandamos que siendo con ello o con el dicho su traslado sacado según dicho es por notario que- / ridos y cualquier de vos en vuestros lugares y jurisdicciones por parte del dicho concejo, / justicia y regimiento al dicho lugar de Herreruela veáis las dichas sentencias de vista y revista / por los dichos nuestros presidente y oidores, dadas y pronunciadas que de Yuso van insertas e in- / corporadas, y las guardéis, cumpláis, ejecutéis, hagáis y mandéis guardar y cumplir y / ejecutar llevad y llevéis y haced que sean llevadas a pura y debida ejecución en / todo y por todo según en ellas se contiene por manera que lo en ella contenido y / declarado hayo y tenga entero y cumplido efecto y contra su tenor y forma no vayáis / ni paséis ni consintáis ir ni pasar ni que vaya ni en tiempo alguno ni / por alguna manera, pena de la nuestra merced y de cincuenta mil maravedíes para la nuestra Cámara / bajo de la cual, mandamos a cualquier nuestro escribano público real que con ello sea requerido por parte del dicho / concejo y vecinos os la notifique y de allí de testimonio para que nos sepamos como se cumplen / nuestras reales órdenes y mandatos.

 

Dada en la ciudad de Valladolid a veinte y cuatro de / mayo de mil setecientos y cincuenta y cuatro años.

 

Don Francisco Fernández Jumilla.

 

Don Francisco Antonio Sánchez Salvador /

 

Don Isidro de la Hoz.

 

Licenciado Don José de Engracia, secretario de Cámara del rey / nuestro señor la hice escribir por su mandado.

 

Conformado de los oidores de su real Audiencia en mil / ciento y veinte y seis hojas. (fol. 72 r.) //